Cómo ser feliz en momentos turbulentos?

Autor: Eduardo Navarro

Herramientas para emprendedores

14-07-2008

La verdad es que la vuelta de verano ha sido muy “movida” y parece que estamos en una situación altamente turbulenta en algunos sectores: inmobiliario, financiero, etc.

El objetivo de este artículo no es vaticinar si estamos o no en crisis, hablar de las subprime, de los problemas de financiación o del descenso en las ventas de viviendas… sino ofrecer una visión práctica de cómo aprovechar los tiempos turbulentos, sus ventajas y recomendaciones.

Queremos dar una visión realista sobre lo que ha sucedido en otras situaciones similares y que no es una mala situación ni como inversor, ni como gestor, ni como accionista… Porque en estas situaciones, una parte de las empresas mejora exponencialmente sus resultados. Por tanto, lo importante es encontrarse entre la minoría que sabe aprovechar la situación y que consigue mejores resultados que en tiempos de bonanza.

Por todo esto, y analizando situaciones anteriores similares, tanto globales como sectoriales, planteamos el siguiente decálogo:

1.- Tenga un plan estratégico y sígalo a rajatabla. Como me gusta decir en estas situaciones, lo importante es “ver la luz al final del túnel” y eso es precisamente lo que nos debe dar el plan estratégico porque aunque haya muchas “piedras en el camino”, un plan nos da tranquilidad de que al final los resultados serán buenos. Se debe conocer donde está la organización y hacia donde se dirige, haciendo partícipe de ello a todo el equipo.

2.- ¡Que no cunda el pánico! Es muy habitual en estas situaciones entrar a una situación de psicosis, en la que en lugar de buscar soluciones, uno empieza a quejarse por lo que sucede en lugar de buscar situaciones… Escape de esa situación.

3.- Sea optimista. Aunque parezca mentira, en las organizaciones también se da la situación de que el optimista es más “sano” que el pesimista. Que la organización tenga un líder optimista y con las ideas claras se contagia y multiplica los resultados.

4.- Sea más analítico. En situaciones de cambio, es bueno cuestionarse lo que hacemos y como lo hacemos, pero siempre refrendado en análisis y en datos para poder tomar las mejores decisiones y no dejarse llevar por las “sensaciones del mercado”.

5.- Analice los negocios en los que está, y estudie oportunidades de inversión de negocios interesantes en momentos turbulentos. Los momentos turbulentos son un buen momento para replantearse en qué negocios estamos y en cuales no, así como sus fortalezas y debilidades a corto, medio y largo plazo. En este sentido, tomar decisiones de salida de algún negocio suele ser habitual y sano e incluso entrar a negocios en los que no estamos y que se comporten bien en negocios turbulentos.

6.- Focalice en sus mejores clientes. Según nuestras experiencias, en empresas, aproximadamente el 30% de los clientes no son rentables con lo que identificarlos y replantear las condiciones con ellos es una fuente impresionante de rentabilidad.

7.- Identifique riesgos y oportunidades en las relaciones con los jugadores clave: proveedores, banca, clientes… En momentos turbulentos, hemos de tener en cuenta también el impacto que puede tener la situación sobre las políticas de clientes o proveedores clave así como la banca, con lo que en todos nuestros análisis debemos tener estas situaciones en cuenta. Un ejemplo claro es que en tiempos turbulentos, las políticas de financiación cambian radicalmente.

8.- Recorte costes radicalmente, pero no en actividades estratégicas. Es importante que esta reducción se haga con una clara visión en el largo plazo y valorando siempre el valor percibido por el cliente. Los costes "recortables" son los que aportan poco valor al cliente y nunca debemos recortar en marketing, formación, etc.

9.- Retenga al mejor talento. En momentos turbulentos es indispensable contar con los mejores y que tengan unas condiciones muy competitivas, y sólo los podremos conservar si ven un plan claro y bien comunicado.

10.- ¡Ejecute, ejecute y ejecute! Esto suena sencillo, pero sigue siendo el gran desafío en las empresas actuales por lo que tras haber pensado en los otros 9 puntos de este decálogo, sólo falta ponerlas en marcha.

Por nuestra amplia experiencia en estas situaciones, si sigue estas recomendaciones estará en el grupo de los afortunados que mejoran sus resultados en momentos turbulentos… ¡Ahora sólo falta hacerlo!.

 

David Fernández

Director de Proyectos Tecnologías de Información

dfernandezarrobaimproven.com

Eduardo Navarro

Director – Managing Partner
www.improven.com
www.eduardonavarro.net

enavarroarrobaimproven.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.