Algunos errores que cometen los emprendedores

Autor: Ing. Carlos Mora Vanegas

Herramientas para emprendedores

25-03-2008

No todo se manifiesta correctamente en todo aquello que emprenden los emprendedores, en sus negocios, empresas, es muy frecuente que cometan, se den algunos errores, que quienes los han estudiado los han dado a conocer, además de otros que nuestra vivencia profesional ha recogido. Mediante este escrito, se recolectan los más frecuentes, a fin de que los interesados en el tema los tomen en cuenta, los eviten y ayuden a otros a que esto no se de.

Se ha respetado la opinión de algunos seleccionados y hemos agregado otros personales, confiando que ello permitirá tomar las acciones correctivas que garanticen un buen desempeño, logros.

Alberto Núñez, sobre ello comenta, que en la actualidad la mayoría de propietarios de micro y pequeños negocios ya conocen sobre la ineludible necesidad de dedicarse a hacer lo importante, antes de que los asuntos lleguen a convertirse en algo urgente, tratando de centrarse en aquellas actividades relacionadas con el cumplimiento de los objetivos y el propósito o misión de la empresa y están convencidos que su trabajo como lideres de su organización consistirá en tomar las decisiones estratégicas, diseñar las estrategias que se adoptarán y administrar los procesos, recursos y esfuerzos de las personas. Que es necesario estar atento para no cometer errores.

De él, hemos seleccionado algunos que consideramos frecuentes y que requieren ser tomados muy en cuentas a saber:

• El no contar con planes del negocio puede impedir conocer sobre nuevas y diferentes formas de producir a menores costos o atraer la atención necesaria para contactar a las personas y empresas que interesa conocer, para distribuir el producto de manera efectiva y eficiente. Un buen plan, por otra parte, puede ayudar inclusive, a eliminar la necesidad de llamar por teléfono a los clientes sin previa cita, causando una mejor impresión.

• No conocer bien a los clientes frente a los incesantes cambios en las preferencias de los consumidores y en los productos y servicios de los competidores puede dejar “mordiendo el polvo”. Más aún, no conocer bien a los clientes y competidores impide conocer lo que están demandando y los productos que necesitarán en el futuro en base a las tendencias de compra.

• Ignorar la posición financiera de la empresa, negocio, impedirá sostenerla durante los meses de bajos ingresos, cuando los consumidores no están respondiendo, aún a los mejores productos, con la rapidez que deberían.

• Ignorar las necesidades de los empleados impide diseñar estrategias efectivas para motivarlos, orientarlos y dirigir sus esfuerzos, sin duda uno de los retos más difíciles a lo que hay que enfrentar, ejerciendo paciencia, persistencia, y demandando habilidades de dirección, especialmente cuando surgen problemas y la moral, productividad e ingresos se vean rápidamente disminuidos.

• Confundir la realidad con lo que “debería ser”, sin tomar conciencia de que en la calidad de emprendedor, siempre se ve obligado a vivir dentro un mundo de supuestos, pero que el dinero se gasta en el mundo real.

• No contar con un pronóstico de las ventas que impide contar con un mapa real que permita saber de qué productos provienen las mejores ventas, hacia dónde irán en el futuro y a medir de manera seria los avances financieros y el progreso global del negocio.

• No contratar a los mejores empleados, compartiendo con ellos la responsabilidad y delegando la suficiente autoridad obstaculiza la búsqueda de un mayor crecimiento de la empresa. Quizás el deseo al iniciar el negocio propio era convertirte en una especie de Superhéroe y ser la clave de todo lo que sucediera dentro de él, pero pronto se da cuenta de que no se puede hacerlo todo, y que aún con pequeños niveles de crecimiento se empieza a sentir completamente abrumado.

La revista Dinero agrega varios, de los cuales consideramos relevantes:

• Incapacidad para afrontar el cambio: El mundo de los negocios está lleno de ejemplos de éxito empresarial de personas que han retomado ideas que otros han desechado. La poca capacidad de algunos para encontrar caminos distintos para superar las dificultades es una de sus principales causas de fracaso. A medida que las compañías evolucionan, las estrategias se deben ir acoplando a los nuevos requerimientos. Pocos empresarios comprenden que los planes de contingencia son claves para crecer.

• Exceso de optimismo: Por definición, los emprendedores son personas optimistas. Así debe ser, pues de otra forma no sacarían adelante sus proyectos ni convencerían a otros de acompañarlos con recursos y trabajo. Sin embargo, la mayor queja de los inversionistas en el mundo es que les falta realismo en sus proyecciones. Sobrestimar los ingresos y subestimar los costos es causa muy frecuente del fracaso empresarial. Además es usual que los emprendedores cometan el error de empezar a gastar lo que aún no han ganado.

• Falta de conocimiento de sí mismo: Todo emprendedor antes de montar empresa debe contestarse unas preguntas básicas: ¿Tengo claridad en mis metas? ¿Estoy pensando en la estrategia correcta.

¿Puedo ejecutarla? La relación entre los intereses personales del emprendedor y la operación de las empresas es fundamental para el éxito, argumenta Bhide. Por ejemplo, no es lo mismo pensar en crear empresas para que perduren, o crear empresas para luego venderlas o para enriquecerse. Si los resultados de la empresa al final no coinciden con las expectativas del emprendedor, esto la puede hacer fracasar.

• No formar buenos equipos; Uno de los errores más comunes de los emprendedores es creer que pueden sacar adelante sus proyectos solos. Por el temor a compartir conocimiento, o por el amor que les tienen a sus empresas, tienden a no unirse a otras personas y por falta de experiencia pueden fracasar. Amar Bhide, profesor de la Universidad de Harvard, encontró que otro error es juntarse, por comodidad, con gente de conocimientos similares o sin preparación. Además, dice, un aspecto que genera una gran proporción de los fracasos es no poder manejar las dificultades de trabajar con familiares y allegados.

A todo ellos se pueden agregar otros, como desconocimiento de los tópicos gerenciales modernos, fundamentos básicos de la ciencia administrativa; uso de las investigaciones, especialmente la de mercadeo que genera factibilidad de la realización y éxito del negocio; sistemas de control administrativos adecuados: manejo de las interrelaciones humanas; manejo de los conflictos; no manejar adecuadamente sus activos; estar atento a lo que los consumidores demandan; preocuparse por la calidad y productividad; ausencia de liderazgo.

Ing. Carlos Mora Vanegas

El Dr. Mora es Ingeniero - Administrador, Profesor Titular en el Área de estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo (Venezuela)

cmoraarrobapostgrado.uc.edu.ve

camv12arrobahotmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.