La vigilancia tecnológica. Un nuevo nombre para “copiar"

Autor: Innovacion7x24.com

Innovación y creatividad

04-11-2010

“La vigilancia es un soporte indispensable para la toma de decisiones a medio y largo plazo”. Robert J. Mockler.

Desde hace siglos, el llamado espionaje industrial ha sido y sigue siendo un instrumento fundamental para la consecución de estrategias empresariales. Ya en el siglo XVIII, Suecia, uno de los países pioneros en actividades de inteligencia, contaba con la revista “Den Goteborg Spionen” que suministraba información sobre las novedades en cuanto a las tecnologías foráneas.

Una empresa competitiva tiene hoy en día un marcado interés en lo que se refiere a mantenerse puntualmente informada de todo lo que sucede a su alrededor con el propósito de identificar aquellos puntos que supongan una fuente de amenaza o beneficio. En este contexto surgen los conceptos de vigilancia e inteligencia competitiva que se diferencian del espionaje industrial porque no sobrepasan los límites éticos y legales.

Un sistema de Vigilancia Tecnológica (VT) puede definirse como la búsqueda, detección, análisis y comunicación a los directivos de la empresa de informaciones orientadas a la toma de decisiones sobre amenazas y oportunidades externas en el ámbito de la ciencia y la tecnología (Escorsa, P. 1997). Según Morcillo, P. (1997), consiste en analizar el comportamiento innovador de los competidores directos e indirectos, explorar t odas las fuentes de información (libros, bases de datos, patentes, etc.), examinar los productos existentes en el mercado (tecnología incorporada) y asistir a ferias y congresos para posicionarse respecto a los demás competidores y tomar así conocimiento de las competencias tecnológicas que predominarán en un futuro más o menos próximo. Todo ello sin perder de vista la capacidad tecnológica presente y la que estará en condiciones de desarrollar la empresa para enfrentarse a nuevos retos.

La Vigilancia Tecnológica es la forma organizada, selectiva y permanente de captar información del exterior, analizarla y convertirla en conocimiento para poder anticiparse a los cambios y procurar la toma de decisiones con menor riesgo.

En lo que concierne a la Innovación Tecnológica podemos definirla como el conjunto de acciones coordinadas de búsqueda, distribución, comprensión, explotación y protección de la información obtenida de modo legal, útiles para el desarrollo de las estrategias individuales y colectivas de una organización. Comprende la introducción comercial de nuevos productos y procesos a partir de la creación de conocimiento sobre los medios empleados, pudiéndose clasificar, en f unción del objeto, en:

* Innovación de procesos, relativa a la instalación de nuevos procesos de producción que, generalmente, mejorarán la productividad, la racionalización de la fabricación y, por consiguiente, la estructura de costes.

* Innovación de productos, consistente en la fabricación y comercialización de nuevos productos (innovación radical) o productos ya existentes mejorados (innovación gradual).

A partir de los años 80, la Vigilancia Tecnológica y la Inteligencia Competitiva se han venido desarrollando en numerosos ámbitos empresariales. En 1986 se constituyó en Estados Unidos la Sociedad Profesional de Inteligencia Competitiva (Society of Competitive Intelligence Professionals), que cuenta actualmente con más de 5.500 miembros, entre ellos técnicos de buena parte de las empresas del “Fort une 500″ y con delegaciones en Europa y Japón. Concretamente se estima que Japón dedica al capítulo de VT un 1,5% de sus ventas.

La organización de la Vigilancia e Inteligencia Competitiva resulta una asignatura pendiente para numerosas empresas españolas, aunque algunas, especialmente de los sectores farmacéutico y químico, realizan desde hace años actividades de este tipo. En lo que se refiere al área de la evaluación de las actividades científicas es de obligada mención al equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), pionero en el uso de las técnicas bibliométricas que realiza trabajos que permiten detectar las relaciones entre las distintas líneas de trabajo o entre centros técnicos y empresas entre sí. Diversas universidades y cent ros nacionales como la Universidad Carlos III de Madrid, el Instituto Superior de Marketing (ISM), el Instituto Catalán de Tecnología (ICT ), la Universitat Obert a de Catalunya (UOC), la Universitat Pompeu Fabra (UPF) y la Universitat Politècnica de València (UPV), imparten módulos relativos a la vigilancia tecnológica y la inteligencia competitiva.

Recientemente, el Gobierno ha creado un Observatorio Tecnológico, un espacio de colaboración para el profesorado basado en la observación de la tecnología informática, tanto a nivel de hardware como de software, para, mediante su análisis y estudio, aplicarla en los niveles educativos no universitarios. Por otro lado, cada vez cuentan con más auge empresas consultoras en materia de vigilancia que se han percatado de la importancia que supone en la competencia así como en la productividad empresarial.

Podemos concluir que, tanto en nuestro país como en el resto del mundo, se hace cada vez más patente la frase pronunciada por Cartier ya en el año 1999: “Probablemente la vigilancia se convertirá en una actividad tan importante para la empresa como lo son hoy el marketing o la I+D”.

Innovacion7x24.com - asesoriaarrobainnovacion7x24.com

http://www.innovacion7x24.com/

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.