Infidelidad, problemas de pareja y rendimiento laboral

Infidelidad y relación laboral. Una tendencia creciente.

Uno de los problemas de pareja más comunes, recurrentes y lamentables hoy en día, es la infidelidad.

Vivimos en una sociedad en que el estrés y ritmo ajetreado, nos origina problemas directamente con la pareja.

Si tomamos en cuenta que la infidelidad es el acto de desapartarnos ya sea física o mentalmente, con el propósito de suplir carencias afectivas o bien emocionales y hasta sexuales, debemos hacer referencia directa en que la infidelidad surge debido a un proceso desencadenado por la falta de comunicación directa y una identificación plena en el entorno matrimonial.

Al respecto, una tendencia muy común, es la de el traslado de problemas familiares a las oficinas y áreas de trabajo, pues hoy en día, nuestra sociedad se encuentra totalmente estresada.

En estudios recientes, se ha comprobado que las parejas de adultos entre 25-55 años pasan un promedio de 4-5 horas diarias, y que de ese tiempo, más del 50% lo dedican a atender problemas domésticos o financieros.

La sensación de desaparto o soledad, es en muchas ocasiones un factor determinante para que se suscite una infidelidad, sin embargo, dentro de las empresas también se suscita un fenómeno interesante.

Según el estudio británico “Couples” el 68% de las infidelidades matrimoniales entre parejas de 25-55 años se da dentro del entorno laboral, y contrario a lo que se pensaba, la relación entre hombres y mujeres que cometen infidelidad es asombrosamente pareja.

En México, y sobre todo en ciudades céntricas como el Distrito Federal y área metropolitana, existe un ritmo de vida tan apresurada y estresante, que muchas veces nos encontramos con matrimonios en donde el principal problema es la falta de comunicación, entendimiento de necesidades básicas y afectivas y un fenómeno muy interesante, la desvalorización entre uno y otro de los miembros de la pareja.

Actualmente, existe un índice creciente de divorcios a causa de la infidelidad, y entre los problemas humanos más relacionados entre sí, según la Organización Mundial de la salud, el primer lugar precisamente es la causa “divorcio – infidelidad”.

El ser humano es un organismo complejo, pero ciertamente vulnerable, y uno de esos puntos lo origina el sentimiento de culpa, traición e infidelidad.

Al respecto existe un fenómeno extraño. Podemos ser infieles, pero no perdonar nuestra infidelidad.

Claro está que este apelativo no es un caso atribuible a todos, sin embargo, si determina muchos aspectos del cómo nos relacionamos en sociedad, y más aún en pareja.

La relación entre actividad laboral, comunicación de pareja, y eficiencia profesional, están cada vez más relacionadas, es por eso que algunas empresas (FEMSA, BIMBO, HP, SAMSUNG, TOYOTA, por citar algunas), han implementado dentro de sus esquemas de capacitación y actualización, algunos cursos o trainings sobre el adecuado funcionamiento familiar, liderazgo familiar y hasta algunas terapias para ejecutivos y sus parejas.

Esto es una tendencia creciente debido a que en los últimos 20 años, el índice de desintegración familiar ha aumentado dramáticamente, y según muchos expertos en coaching y consultores de grandes corporaciones, atribuyen el problema, en gran medida, a la falta de tiempo dedicado a la familia y la misma desintegración familiar

Cómo detectar la infidelidad.

Detectar síntomas de infidelidad es de lo más fácil. Simplemente se tiene que ser muy sincero (a) al respecto de la situación matrimonial actual.

Uno de los síntomas más recurrentes es el alejamiento parcial o total, sobre todo en las actividades más íntimas, como son el platicar de sentimientos o hasta llegar a la interrupción de la intimidad sexual.

Un segundo síntoma frecuente que indica infidelidad es la adopción del hábito de llegar tarde a casa con pretextos irreales a causa de exceso de trabajo actividades laborales o profesionales.

Un tercer síntoma e indicador fiel de infidelidad es el arreglo personal excesivo de la pareja para cuando sale fuera de casa, y la desfachatez total cuando se está al lado de la pareja. Y no es sólo el hecho de que existe potencialmente la infidelidad, sino que en efecto, se ha llegado a un grado tal que a la persona ya no le interesan los sentimientos de su pareja y se ha perdido por completo un vínculo de comunicación.

Divorcio e infidelidad

Un dato interesante del INEGI, arroja que el 40% de divorcios en México tiene que ver directa o indirectamente con la infidelidad de pareja, y que cada vez más creciente es la tendencia entre parejas, a permitir (haciendo ojos ciegos) infidelidad de uno o ambos miembros.

Generalmente, un divorcio a causa de infidelidad es doloroso, sin embargo las consecuencias directas recaen en los hijos, o en las constantes pugnas por objetos materiales y bienes patrimoniales.

Al respecto, es muy necesario pensar en algo antes de tomar la decisión de divorcio o simplemente permitir que la infidelidad siga deteriorando nuestro espacio y bienestar emocional y familiar.
Una relación depareja debe forzosamente de contener comunicación, afecto y renovación.

Evitar la infidelidad

No existe hoy en día una receta para evitar la infidelidad, sin embargo, un relación sustentada en mentiras o en rutinas extenuantes no puede ser sana.

Las mayores causas de infidelidad siempre se basan en la mentira, es por eso que si en la pareja existe comunicación y se renueva constantemente, con dificultad se necesitará de suplir carencias o recurrir en actos de infidelidad.

Los sentimientos y necesidades también son importante descubrirlos y platicarlos, pues con ello se generan acuerdos y afecto, y si bien la relación de pareja se ha desquebrajado, se pueden reinventar la comunicación de pareja.

Infidelidad en las mujeres

Nuestra sociedad hoy, está llena de contrastes. Y ha terminado el mito de que los hombres en su mayoría eran infieles. Por igual, hombres y mujeres recurren en infidelidad. Es por eso que se debe crear una cultura social para que esta práctica o alternativa fuera de matrimonio, deje de ser la salida falsa a nuestras carencias emocionales, afectivas, de comunicación y psicológicas. Y precisamente según psicólogos la infidelidad en pocas ocasiones corrige estos problemas.
Las mujeres infieles tampoco suplen esa soledad y vacío que les provoca el acto de infidelidad.

Cómo perdonar la infidelidad

El acto de perdonar surge de decidir perdonar. Generalmente esto conlleva un proceso largo y en donde se necesita de la autoexploración de emociones.

Perdonar una infidelidad no es fácil, sin embargo muchas veces es el primer paso para resolver los problemas que aquejan al matrimonio. Es necesario considerar una ayuda terapéutica al respecto y poner las cosas en claro.

En Investigaciones Privadas México nos respaldan 23 años de entender de lleno temas como infidelidad matrimonial, divorcios a causa de infidelidad y muchos temas surgidos de las relaciones humanas.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Fernández Viviana. (2008, junio 4). Infidelidad, problemas de pareja y rendimiento laboral. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/infidelidad-problemas-de-pareja-y-rendimiento-laboral/
Fernández, Viviana. "Infidelidad, problemas de pareja y rendimiento laboral". GestioPolis. 4 junio 2008. Web. <http://www.gestiopolis.com/infidelidad-problemas-de-pareja-y-rendimiento-laboral/>.
Fernández, Viviana. "Infidelidad, problemas de pareja y rendimiento laboral". GestioPolis. junio 4, 2008. Consultado el 3 de Septiembre de 2015. http://www.gestiopolis.com/infidelidad-problemas-de-pareja-y-rendimiento-laboral/.
Fernández, Viviana. Infidelidad, problemas de pareja y rendimiento laboral [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/infidelidad-problemas-de-pareja-y-rendimiento-laboral/> [Citado el 3 de Septiembre de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de carbonnyc en Flickr