Incidencia de la nutrición escolar en la reducción del ausentismo en República Dominicana

  • Otros
  • 2 horas de lectura
1
Incidencia de la Nutrición Escolar en la Reducción del
Ausentismo en los Escolares de la Educación Básica
Resumen
Incidencia de la Nutrición Escolar en la Reducción del Ausentismo en los Escolares de la
Educación Básica. Valenzuela Cabral, José María: 2009. Disertación Aplicada, Nova
Southeastern University, Fischler School of Education and Human Services. Truancy/
Malnutrition/Hunger/School Attendance
La problemática investigada está vinculada con la insuficiencia de información para
determinar si el Programa de Alimentación Escolar, Raciones Escolares con Alimentos
Locales (PAE REAL) estaba o no logrando los objetivos propuestos, porque la situación
que se confrontaba involucraba una actividad que no parecía estar produciendo
resultados de acuerdo a las expectativas. El estudio utilizó los datos aportados por las
encuestas aplicadas a directores/as, maestros/as y presidentes de la Asociación de
Padres, Madres y Amigos de la Escuela (APMAE). En total 125 sujetos fueron
entrevistados.
Los métodos utilizados fueron el probabilístico y el no probabilístico. En el primero, el
muestreo aleatorio simple, el segundo, corresponde al tipo por conveniencia, puesto que
se seleccionaron las escuelas partiendo de su condición de nuevas para el programa y
por ser las que ofrecieron mejor posibilidad para la implementación. Se aplicó un
cuestionario y la ficha. El diseño usado fue el no experimental de tipo transversal ya que
se recolectaron datos en un solo momento y su propósito fue describir variables y analizar
su incidencia y su interrelación en un momento dado respecto a la problemática que se
desea estudiar.
Los resultados del estudio indican que el programa esta incidiendo significativamente en
la reducción del ausentismo de los y las escolares de los niveles inicial y básico. Por lo
que se recomienda: Ampliar la cobertura del programa a todas aquellas escuelas de la
zona rural con alto niveles de pobreza, distantes y con dificultad de acceso a las mismas;
2
transferir la responsabilidad de la supervisión y monitoreo del Programa de Alimentación
Escolar (PAE) a la Dirección General de Supervisión Educativa; implementar un currículo
escolar que incluya la educación en nutrición como parte de un programa secuencial e
integral de educación para la salud; un sistema de estímulos a los docentes (directivos y
maestros) para lograr que se interesen por el llenado de los registro de grado que
suministra la Secretaría de Estado de Educación (SEE) para el registro fiel de los datos
relativos a los/as estudiantes, su asistencia diaria, se asienten las informaciones de
manera sistemática y organizada, controlar y valorar en rendimiento de los/las
alumnos/as.
Este estudio abre la puerta a otras investigaciones futuras, entre otras: evaluar de manera
global e integral si el Programa de Alimentación Escolar (PAE) está siendo
verdaderamente efectivo, si está ciertamente incidiendo o no en la reducción de la
desnutrición en los/las escolares. Es de rigor evaluar si los alimentos que se están
supliendo aportan los componentes nutricionales que requieren los niños y las niñas, y si
esos alimentos son los preferidos por los/las estudiantes. Se debe investigar sobre la
preferencia alimentaria de los beneficiarios del Programa de Alimentación Escolar (PAE)
en sus tres modalidades.
Capítulo 1: Introducción
Introducción
En la República Dominicana el Programa de Alimentación Escolar (PAE) es ejecutado por
la Dirección General de Bienestar Estudiantil (DGBE), dependencia de la Secretaría de
Estado de Educación (SEE). El PAE se implementa a través de tres modalidades con
características diferentes que son las siguientes: a) PAE Urbano Marginal, b) PAE
Fronterizo, y c) PAE REAL. El estudio se llevó a cabo en el PAE REAL, el que se enmarca
dentro de las acciones generales que desarrolla la SEE para contribuir a mejorar las
condiciones generales de nutrición de los y las escolares, la permanencia de los alumnos
y las alumnas en clases, disminuir la desnutrición, la deserción y el ausentismo escolar. El
PAE REAL se convierte además, en una estrategia de promoción para la integración, la
acción y participación activa de las comunidades beneficiarias, de las autoridades
provinciales y municipales en todo el ámbito escolar; de tal manera que las escuelas se
3
constituyan en entes promotores y dinamizadores de las acciones comunitarias.
Los propósitos fundamentales que se están pretendiendo lograr a través del PAE REAL
son, entre otros, los siguientes: a) mejorar las condiciones generales de salud y, por tanto,
la capacidad de atención y aprendizaje de los/as escolares; y b) establecer un sistema de
vigilancia nutricional y monitoreo del crecimiento de la población escolar, tendente a
aumentar las posibilidades de rendimiento escolar y calidad del aprendizaje. De igual
manera, los propósitos buscan ampliar el acceso a la educación, en los niveles de Inicial y
Básica, en las zonas rurales pobres y apartadas del país; elevar la asistencia a clases y la
permanencia de los escolares en las aulas de las escuelas públicas a fin de disminuir en
los Niveles Inicial y Básico la desnutrición, la deserción y el ausentismo escolar; así como
también promover la integración y participación comunitaria en la búsqueda de soluciones
a las problemáticas alimentaria escolar (SEE, 2005).
El Programa de Alimentación Escolar, Raciones Escolares con Alimentos Locales (PAE
REAL) se caracteriza por utilizar alimentos crudos (víveres, huevos, salami, queso
amarillo, margarina, leche (entera y saborizada), arroz, aceite, harina de maíz, avena,
azúcar crema, canela, pan, cebolla, sal refinada yodada), preferiblemente de producción
local, para su cocción en las escuelas con el apoyo de los miembros del Comité de
Nutrición Escolar constituido (de 4 a 5 padres y madres de los estudiantes) en cada
escuela PAE REAL para esos fines. Esta estrategia permite incentivar favorablemente el
aumento de la producción local, dinamizando el proceso de desarrollo de la comunidad en
torno a la escuela; al tiempo que promueve la participación y colaboración activa de las
comunidades beneficiarias.
Esta modalidad contribuye a mejorar las condiciones físicas, de salud e higiénicas de la
escuela y su entorno, y retiene en los centros escolares y comunidades a los alumnos y
sus familiares, reduciendo así la emigración interna. El propósito de esta investigación
consistió en una evaluación de la incidencia de la nutrición escolar en la reducción del
ausentismo en los y las escolares de la educación inicial y básica de las escuelas
atendidas por este Programa.
El Programa de Alimentación Escolar Dominicano distribuye alimentos en 5,090 escuelas,
beneficiando la población escolar de los niveles de educación Inicial y Básica
responsabilidad del sector oficial, del sistema educativo nacional. Actualmente tiene una
cobertura de 1, 567,533 niños y niñas con edades comprendidas básicamente entre 5 y
14 años de edad. De ellos, el PAE urbano marginal cuenta con 1,407,419 escolares en
3,891 escuelas, el PAE fronterizo alimenta a 50,153 escolares en 505 escuelas, mientras
4
que PAE REAL llega a una población de 80,057 beneficiarios(as) en 694 escuelas
(Apéndice A). La asistencia tiene una cobertura de casi el 100% de todas las escuelas
públicas, a través de todas las modalidades del PAE en ejecución.
De la población atendida por el PAE REAL, 41,330 participantes son beneficiados con la
modalidad de desayuno escolar, esto es plátano verde con huevos revueltos y un vaso
con leche (lunes); pan con queso amarillo y un vaso con leche saborizada o jugo (martes);
plátano verde con salami frito ó guisado y un vaso con leche (miércoles); bollitos de harina
de maíz con huevos revueltos y un vaso con leche (jueves), arroz con leche y azúcar
(viernes). En tanto que 38,727 reciben una merienda fuerte. Entiéndase avena con leche
y dulce (lunes); pan con queso amarillo y un vaso con leche saborizada o jugo (martes);
arroz con leche y azúcar (miércoles); arepitas de maíz fritas y un vaso con leche
saborizada (jueves) y plátano maduro con salami frito o guisado y un vaso con leche
saborizada los viernes en la tarde.
Planteamiento del Problema
La problemática es que no se tenía suficiente información para determinar si el PAE REAL
estaba logrando sus objetivos, si había algo que necesitaba mejorarse. En realidad, lo que
parecía ser era que el Programa no estaba teniendo los resultados esperados en torno a
la reducción de la desnutrición, el ausentismo y la deserción de los y las escolares de los
niveles inicial y básico. Por lo que se hizo necesaria una evaluación a fin de verificar la
pertinencia o no del mismo. En este contexto, se trató de saber si el Programa era
efectivo, es decir, si se estaban logrando los objetivos propuestos, porque la situación que
se confrontaba involucraba una actividad que no parecía estar produciendo resultados de
acuerdo a las expectativas.
Si bien en términos generales, se recogió que en ocasiones anteriores se habían
desarrollado algunas iniciativas de evaluación del PAE a través de grupos focales,
orientados más bien a recoger la opinión de la comunidad educativa sobre algunos
aspectos cualitativos: beneficios a partir de la presencia del programa, preferencia de
raciones, receptividad, aspectos mejorables, entre otros. Sin embargo, se considera que
esta evaluación resulto de mayor dimensión, profundidad y más significativa tomando en
cuenta la situación actual, la cobertura vigente de beneficiarios, su sostenibilidad, los
requerimientos de mejora cualitativa y los mecanismos de control. Sobre todo, porque
este estudio se concentró específicamente en la modalidad PAE REAL, por ser ésta la
que ofrece asistencia a la población más desprotegida y vulnerable; y de combate a la
pobreza.
5
Se han presentado situaciones circunstanciales por parte del alumnado caracterizada por
una frecuente o permanente ausencia a la enseñanza sistemática que obstaculiza el
desarrollo educativo normal del joven. En el proceso educativo de nuestra sociedad, el
individuo desde su nacimiento se relaciona con otros seres, principalmente con su familia,
más tarde con la escuela y sus integrantes y en general, con todas las personas que le
rodean. Estas relaciones pueden desarrollarse en forma normal, o pueden surgir
problemas de tipo social, económico y cultural, los que afectan en alguna medida al
sujeto, distorsionándole o limitándole su desarrollo o crecimiento integral. Entre las
consecuencias que podrían ocasionar estos problemas se tiene el ausentismo escolar
(Brunner, 2003). El educando al incurrir en frecuentes inasistencia disminuye su
rendimiento y además cae en la sanción del Artículo 48 de la Ordenanza 1´96 que
establece el sistema de evaluación del currículum de la educación Inicial, Básica, Media,
Especial y de Adultos sobre la promoción de alumnos emanada del Ministerio de
Educación de la República Dominicana, que establece el 80% de la asistencia obligatoria
a clases para el año escolar (SEE, 1996).
Considerando lo anterior, el educando puede convertirse en analfabeto o semi-
analfabeto reduciendo así su campo de acción en el futuro. Esta situación en el individuo
limita el desarrollo de las capacidades intelectuales, creativas, manuales, entre otras. Lo
que significa una desventaja frente a sus compañeros de estudios que completan su
enseñanza sistemática y que por lo tanto tienen posibilidades de desarrollar todas sus
capacidades propias del ser humano. El ausentismo escolar origina problemas
pedagógicos en el alumno ausentista debido a que éste queda atrasado en las materias y
en general en la enseñanza sistemática que entrega el profesor de acuerdo a los
programas establecidos por el Ministerio de Educación. Queda, por lo tanto, en
desventaja, en cuanto a preparación y promedio de notas con los demás compañeros de
curso, lo que le impedirá en algunos casos rendir satisfactoriamente el año escolar.
La SEE (2007b), a través de la Dirección General de Educación Básica, concibe y elabora
el registro de grado que regula el funcionamiento del centro educativo, del personal
administrativo/docente, del alumno y mantiene actualizada la relación escuela, padres,
madres, tutores y tutrices. El manejo de este material se facilita, ya que se planificó la
primera parte del mismo para asentar datos estadísticos relativos al centro educativo, a
los educadores/as, alumnos/as, padres, madres, tutores y tutrices. La segunda parte fue
para registrar el grado de avance de los/as estudiantes en las distintas áreas del saber
durante el año lectivo.
6
La SEE también provee a las escuelas de un calendario escolar. Este es un documento
normativo cuyo objetivo es contribuir a la organización del trabajo escolar en el marco del
modelo de gestión de calidad de los centros educativos. El mismo orienta para la
adecuada utilización del horario y el cumplimiento de los tiempos y las actividades
programadas en las políticas y los objetivos de la gestión. El calendario escolar se
constituye en una herramienta de desarrollo curricular explícitamente formulada y
contiene las principales actividades que sirvieron de base para la planificación y la
programación del año escolar 2007-2008, incorporando a su vez las fechas, celebraciones
y conmemoraciones que por su relevancia historia, social y cultural, deben ser tomadas
en cuenta en la agenda educativa de cada docente (SEE, 2007a).
Mediante el cumplimiento del calendario escolar establecido por la Resolución No.1279-
2007, se facilita la incorporación de los valores históricos, patrióticos, cívicos, afectivos,
ecológicos y religiosos, ya que se precisan las fechas que deberán ser tomadas en cuenta
y se sugieren los valores que deben ser promovidos cada mes. De esta forma el
calendario escolar contribuye al fortalecimiento de los vínculos de la escuela con la
comunidad y estimula la promoción de valores éticos que hacen posible un mayor
desarrollo humano en nuestra sociedad. Es por ello que en este estudio se usó este
documento para obtener la cantidad de días establecidos como laborables y feriados, lo
que apoyo en el establecimiento de los parámetros diferenciadores con relación a las
variables medidas (SEE, 2007a).
El estudio se enfocó en identificar y conocer cómo ha incidido la nutrición escolar en la
reducción del ausentismo escolar en escolares de las escuelas básicas atendidas por el
PAE REAL. Se consideró a los directores/as y maestros/as como los primero y más
importantes agentes socializadores del individuo, ya que son las primeras unidades
escolares con las que el niño y la niña tienen contacto continuo y son el primer contexto
formal en el que se desarrollan las experiencias de socialización. Otra persona
considerada fue el presidente/a de la Asociación de Padres, Madres y Amigos de la
Escuela (APMAE), puesto que, ninguno de estos actores están ajenos a la vida del
educando y sus influencias juegan un papel preponderante, no sólo en impartir
conocimientos sistemáticos, sino en el desarrollo de la personalidad del escolar. A cada
uno de esos sujetos se le aplico una entrevista a los fines de recoger sus percepciones
respecto al programa.
Propósito de la Investigación
El propósito fundamental de este estudio fue recolectar información sobre la efectividad
7
de la nutrición escolar en las escuelas atendidas por el PAE REAL a fin de determinar el
grado en que se están realmente alcanzando los objetivos deseados o si se desarrollan
conforme a los criterios establecidos, para luego incluirlo en una plataforma regional de
divulgación y gestión de conocimientos que fungirá como base de datos del Programa de
Alimentación Escolar (PAE) en el contexto nacional de alimentación y nutrición, que nos
permita presentar propuesta de aplicación de solución de problemas. Se asumió también
como propósito contribuir a disminuir el ausentismo de la población escolar de los niveles
inicial y básico del sistema educativo público. Así como establecer los elementos bases
para un mayor conocimiento de la realidad existente sobre la incidencia de la nutrición
escolar en la reducción del ausentismo escolar en los estudiantes de la educación básica.
A través de esta investigación se estudió y analizó la incidencia de la nutrición escolar en
la reducción del ausentismo en escuelas básicas. Una vez realizada la investigación y el
análisis de los datos obtenidos se proponen posibles soluciones para prevenir los
problemas que les competen a los profesionales de servicio social en el área de la
educación. Es decir, se analizó la incidencia de la nutrición escolar en la reducción del
ausentismo escolar en los estudiantes de la educación básica en 44 de las 54 escuelas
nuevas que pasaron a ser atendidas por el PAE REAL a partir del mes de enero del año
2008, en los Distritos Educativos 05-04 de Hato mayor (12 escuelas), 05-07 de San José
de los Llanos (siete escuelas), 08-02 de Jánico (12 escuelas), 14-01 de Nagua (15
escuelas) y en el 17-02 de Monte Plata (cuatro escuelas).
Al realizar este estudio se trató de saber si la nutrición escolar estaba incidiendo o no en
la reducción del ausentismo en las escuelas básicas del sistema educativo dominicano,
específicamente en las comunidades donde tiene incidencia el PAE REAL. También
conocer cuál era la percepción que tenían los padres y madres de los niños y niñas
beneficiarios/as; si hay algún aspecto que necesitase mejorarse. En fin, si se están
logrando los objetivos propuestos.
Pregunta de Investigación
Las preguntas a las que se les buscaron respuesta a través de la investigación, son las
siguientes:
1. ¿En qué medida la nutrición escolar está incidiendo en la reducción del ausentismo en
los y las escolares de los niveles inicial y básico de las escuelas atendidas por el PAE
REAL?
2. ¿Cuáles son los logros obtenidos a través de la Nutrición Escolar en el PAE REAL?
3. ¿Cuál es la percepción que tienen los padres, los directivos, los maestros/as sobre la
8
Nutrición Escolar?
4. ¿Existe diferencia significativa en torno al ausentismo de los escolares en las escuelas
antes de la aplicación de la nutrición escolar y después de la aplicación de ésta?
5. ¿Se está percibiendo aumento significativo en la matrícula escolar luego de la
inserción de la nutrición escolar que aporta el PAE REAL en la escuela?
Definición de los Términos Utilizados
A fin de tener un lenguaje común los términos nutrición, nutrición escolar, estado nutritivo,
nutrición saludable, ausentismo, ausentismo escolar, gestión comunitaria y malnutrición,
están definidos de conformidad con este estudio.
Nutrición. Se asumió como el conjunto de funciones orgánicas por las que los alimentos
son transformados y hechos aptos para la actividad de un ser humano.
Nutrición viene del latín Nutrire, nutrir. Hace referencia a la propiedad principal de la
materia viva, al tiempo que comprende dos clases de fenómenos, la asimilación y la
desasimilación.
Nutrición escolar. Entendida como la alimentación que reciben los niños y las niñas en
edad escolar que asisten sistemáticamente a las escuelas públicas dominicanas. Este
tiene dos categorías que son desayuno para los que asisten en la tanda matutina, y
merienda para los que asisten en la tanda vespertina.
Estado Nutritivo. Se entendió como el resultado del balance entre el ingreso de nutrientes,
la excreción y la utilización de los mismos (Olivares, 2004).
Nutrición saludable. Puede tomar distintas formas y ser percibida de diversas maneras en
los distintos países y entre las distintas culturas. En términos generales, la nutrición
saludable debe ser una parte integral de la vida diaria de las personas y contribuir a su
bienestar fisiológico, mental y social. Una alimentación saludable es indispensable para el
buen desempeño escolar puesto que la nutrición afecta el desarrollo intelectual y la
capacidad de aprendizaje.
Ausentismo. Se definió como la abstención deliberada de acudir al centro educativo,
fenómeno que se presenta día a día. El complemento del ausentismo escolar es la
asistencia escolar, que algunas instituciones e investigadores confunden con cobertura
escolar (Pascual, 2007).
Ausentismo Escolar. Entendido como el ausentarse de manera periódica a la jornada
escolar por diversos motivos, ya sean éstos salud, familiares y/o económicos (Brunner,
2003).
Malnutrición. Engloba etimológicamente cualquier alteración del estado nutritivo, tanto
9
que exprese sobre nutrición, como por deficiencia hipo, de subnutrición o por desequilibrio
(desnutrición).
Capítulo 2: Revisión de la Literatura
Nutrición y Desnutrición en Sentido General
La alimentación constituye el factor externo más importante para el crecimiento y
desarrollo, siendo la edad escolar un periodo de gran trascendencia. Así, se sabe que la
inadecuada alimentación afecta a su rendimiento académico y que los hábitos
alimentarios adquiridos durante la infancia perduran en la edad adulta. El colegio es un
recurso extraordinario para favorecer la adquisición de estilos de vidas saludables por
medio de normas que regulen en el entorno escolar la disponibilidad y acceso a alimentos
y bebidas de manera que las opciones más saludables sean las más fáciles y asequibles
a través del comedor escolar y otras medidas. Los cambios sociales de los últimos años
han conllevado un aumento en la demanda del servicio de comedor escolar, habiéndose
convertido en un recurso decisivo para la conciliación de la vida familiar y laboral
(Martínez & Polanco, 2007).
Para mejorar la salud de nuestra sociedad es imprescindible que todos los sectores
implicados (la comunidad escolar y la familia, los gobiernos y autoridades sanitarias, la
industria de la alimentación, etc.) contribuyan a favorecer una dieta más saludable, que
evite deficiencias y desequilibrios y que, en definitiva, ayude a reducir los factores de
riesgo de numerosas patologías. En este contexto, el comedor escolar constituye una
herramienta y un recurso imprescindible que es necesario gestionar de la manera más
adecuada (Martínez & Polanco, 2007).
La experiencia indica que no puede pensarse en mejores logros educativos sin generar
condiciones de una mayor equidad en las sociedades. Todo esfuerzo de las instituciones
educativas será reducido en su posible impacto y hasta anulado con alumnos que no han
tenido estimulación temprana en sus primeros años de vida y carecen en sus hogares de
alimentación y sanidad básicas. De allí la urgencia de una inclusión más justa y equitativa
de oportunidades, de un crecimiento económico más veloz y una distribución más amplia
de sus beneficios, para poder llegar a constituir parte de un nuevo círculo virtuoso que
aliente sociedades con rostro más humano. Los ámbitos de la nutrición y salud son
indispensables en esta opción. La mejoría de las condiciones de alimentación de niños
pobres, sus controles de salud y procurar mayores niveles educativos y acceso al trabajo
10
de sus padres, darán a la educación una base más equitativa y sólida (Rivero, 1999).
Olivares (2004) indica que la nutrición es un tema capital en la infancia, ya que los
nutrientes aportan la energía y las sustancias para el funcionamiento del organismo y
reparación de los tejidos, pero además son necesarios para el incremento de la masa
orgánica (crecimiento) a través de aumento del número de células (hiperplasia), del
tamaño celular (hipertrofia) y de la sustancia intracelular, progresando su complejidad
estructural y funcional (maduración) a medida que se constituye el organismo adulto.
Aunque clásicamente se ha considerado la tasa de mortalidad infantil como el índice más
objetivo del nivel sanitario, en países en que la misma no es elevada, el grado de
desarrollo y estado nutritivo constituye, un parámetro más fiable del estado de salud
individual y colectiva. (Olivares, 2004, p. 1)
Por lo tanto, resulta imprescindible, en la asistencia del niño sano o enfermo, evaluar el
estado nutricional de manera objetiva y comprensible, con lo que se pueda detectar de
manera precoz las variantes de la normalidad y las desviaciones patológicas de la misma
o malnutrición. Por lo tanto, resulta imprescindible, en la asistencia del niño sano o
enfermo, evaluar el estado nutricional de manera objetiva y comprensible, con lo que se
pueda detectar de manera precoz las variantes de la normalidad y las desviaciones
patológicas de la misma o malnutrición. Malnutrición engloba etimológicamente cualquier
alteración del estado nutritivo, tanto que exprese sobre nutrición, como por deficiencia
hipo, o subnutrición) o por desequilibrio (desnutrición). En la evaluación del estado
nutricional de un niño, el crecimiento, la ganancia de peso y la maduración de este, son
los parámetros objetivos que nos estarán reflejando la buena interacción de los factores
intrínsecos y extrínsecos que se combinan a favor de la salud del niño, en donde la
nutrición juega un papel muy importante.
Para la Organización Mundial de la Salud (2005) la desnutrición, especialmente en la
infancia, es un obstáculo que impide que los individuos, e incluso las sociedades,
desarrollen todo su potencial. Los niños y niñas desnutridos tienen menos resistencia a
las infecciones y más probabilidades de morir a causa de dolencias comunes de la
infancia, como las enfermedades diarreicas y las infecciones de las vías respiratorias.
Los que sobreviven pueden quedar atrapados en un círculo vicioso de enfermedades
recurrentes y alteración del crecimiento, a menudo con daños irreversibles en su
desarrollo cognitivo y social. La buena nutrición conlleva también importantes
repercusiones económicas. Cuando una población está bien nutrida, la productividad
11
individual es más alta, los costos de atención en salud son más bajos y el rendimiento
económico es mayor.
La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (2004)
establece que la nutrición saludable puede tomar distintas formas y ser percibida de
diversas maneras en los distintos países y entre las distintas culturas. En términos
generales, la nutrición saludable debe ser una parte integral de la vida diaria de las
personas y contribuir a su bienestar fisiológico, mental y social. Una alimentación
saludable es indispensable para el buen desempeño escolar puesto que la desnutrición
afecta el desarrollo intelectual y la capacidad de aprendizaje.
Para Burgués y Glasauer (2005) la desnutrición, especialmente en la infancia, es un
obstáculo que impide que los individuos e incluso las sociedades, desarrollen todo su
potencial. Los niños y niñas desnutridos tienen menos resistencia a las infecciones y más
probabilidades de morir a causa de dolencias comunes de la infancia, como las
enfermedades diarreicas y las infecciones de las vías respiratorias. Los que sobreviven
pueden quedar atrapados en un círculo vicioso de enfermedades recurrentes y alteración
del crecimiento, a menudo con daños irreversibles en su desarrollo cognitivo y social. La
desnutrición afecta el rendimiento escolar y la asistencia de los niños y niñas a la escuela,
y refleja prejuicios en el acceso a los alimentos y a los servicios de salud, aspectos en los
que las mujeres desempeñan un papel central dentro de la familia. Así pues, si no se
encuentra una solución al problema de la desnutrición, es poco probable que se puedan
cumplir los objetivos sobre educación y sobre paridad entre los géneros.
La Nutrición en el Contexto Escolar
Gran parte de los estudios sobre desnutrición y retardo mental se han realizado en niños
de edad preescolar, al reconocerse el papel esencial de la nutrición en el crecimiento y
desarrollo físico del niño. Sirven de factor motivacional para que los y las estudiantes se
interesen por reducir sus inasistencias en las escuelas públicas. Berg (1991) establece
que causa preocupación algunos descubrimientos inquietantes acerca de los efectos
que tiene la desnutrición sobre la tasa de mortalidad en la niñez, la frecuencia y la
gravedad de las enfermedades, el crecimiento físico, la productividad y el crecimiento
mental“ (p. 11).
También señala Berg (1991) que durante años se pensó que, dadas las oportunidades
educativas, el crecimiento y otras ventajas ambientales, cada niño o niña tenía todo para
ser brillante, creativo y productivo como los demás niños de su edad. Según Berg, las
diferencias más graves y generalizadas con respecto a la nutrición, en especial entre los
12
niños, son producto de la falta de proteínas y calorías; esto resulta tanto de la insuficiente
ingestión de alimentos como de la mala absorción de los nutrientes que se ingieren. Dice,
además, que debido a las deficiencias graves, los niños pueden sufrir marasmo-
pronunciada carencia de proteínas y calorías -o Kwashiorkor- principalmente carencias de
proteínas. “El marasmo se caracteriza por la cara arrugada y marchita y el marcado
retraso físico del niño. El Kwashiorkor, con sus distintivos de vientre henchidos y miradas
vidriosas” (p. 11).
Leme (2006) encontró que las personas que toman un buen desayuno tienen menos
accidentes en el transito, en el trabajo, en la casa, entre otros. De igual manera este autor
verificó que en las fábricas, los trabajadores presentan un mayor grado de eficacia en las
pruebas de producción; los estudiantes alcanzan mejores notas y un desempeño más
completo; hay una notable mejoría en lo relacionado con malentendidos, peleas, accesos
de rabia, desobediencia; mejora el nivel de cooperación alegría y suavidad en todos los
ámbitos.
El impacto que tienen los primeros años de vida en el desarrollo del ser humano ha sido
demostrado en diversos estudios (Myers, Marcon, High Scope & Fujimoto, citados en
Reveco & Mella, 1994) cuyos resultados muestran que los primeros años de vida del niño
tienen un impacto central en el desarrollo de la inteligencia, de la personalidad y del
comportamiento social del ser humano en sus años posteriores. El desarrollo inicial del(a)
niño(a) y sus aprendizajes están a su vez condicionados por factores que contribuyen a
explicar su nivel de desarrollo psicosocial y social. Myers et al., citados por Reveco &
Mella, concluye que estos programas pueden afectar el desarrollo del niño y su
preparación para la escuela influyendo la asistencia, la repetición, la deserción y el
rendimiento en la escuela. Los efectos serían mayores para niños desfavorecidos en
términos económicos, sociales y de género.
Ivanovic (1996) analizó el impacto de la nutrición escolar en el rendimiento escolar en
Chile y encontró que los niños desnutridos muestran 25 puntos menos de coeficiente
intelectual (CI), es decir, 85 contra 110. Además, su rendimiento escolar es un tercio del
rendimiento escolar normal. Ivanovic destaca que los resultados de su investigación
pueden ser útiles para la formulación de políticas nutricionales y educacionales, al poner
de manifiesto que la reversión de la desnutrición, educando principalmente a la madre y a
las futuras madres, puede tener un claro beneficio económico para aumentar la
productividad y, en definitiva, la calidad de vida de los chilenos.
Con Vergara (2004) nace El Vaso de Leche Escolar, que se inicia en el año 1991 como
13
proyecto piloto desarrollado en algunos corregimientos del área metropolitana de la
ciudad de Panamá comprendiendo 28 escuelas con 14,700 estudiantes a los cuales se
les brindaba un vaso de leche con la galleta nutricionalmente mejorada. De la experiencia
surge en el Parlamento panameño la idea de proponer una ley que pudiese crear un
programa para ofrecer de manera permanente una merienda a base de leche a la
población estudiantil. Todo este esfuerzo da como resultado la promulgación de la Ley
No.35 del 26 de julio de 1995 que establece de manera gratuita y permanente la
distribución de ocho onzas de leche fluida íntegra con galleta nutricionalmente mejorada o
cremas nutritivas enriquecidas o un sustituto de igual o superior valor nutritivo a todos los
estudiantes de los niveles preescolar y primario de las escuelas oficiales del país.
Según informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (2004), USDA por
sus siglas en inglés, hay unos 120 millones de niños en el mundo, en su mayoría niñas,
que no asisten a la escuela, en parte debido al hambre o la malnutrición. La educación es
una ruta para mejorar el nivel de vida de los niños y para ayudar a las naciones pobres a
desarrollar economías más productivas y autosuficientes. Investigaciones recientes
indican que la alimentación escolar trae más niños y niñas a la escuela, y asegura que
vuelven todos los días y estudian bajo condiciones que facilitan el aprendizaje. Por
muchos años, los Estados Unidos ha asumido la responsabilidad de proveer alimentación
escolar a los niños de familias norteamericanas de bajos ingresos, y con el programa
piloto Alimentación Global para Educación (GFE) este compromiso se extendió a millones
de niños en África, el Medio Oriente, Asia, América Latina y Europa del Este (USDA,
2004).
Los resultados muestran mejoras cuantificables en la matrícula de los estudiantes,
incluyendo mayor acceso a la educación por parte de las niñas. En los proyectos que
envuelven aproximadamente 4,000 de las escuelas participantes en el programa GFE, el
Programa Mundial de Alimentos (PMA) reporta un aumento de matricula total de 10.4 por
ciento, y un incremento en la matricula de niñas de 11.7 por ciento. Los programas
administrados por ONGs reportan un aumento total de matricula de 6.04 por ciento en
escuelas que participan en el GFE. En algunos proyectos, el aumento en la matricula
alcanzó 32 por ciento comparado con los niveles de matricula en los tres años previos
(USDA, 2004).
Según los informes de maestros y administradores, la asistencia escolar ha aumentado en
los proyectos GFE de alimentación escolar. Debido a diferencias en la manera que las
escuelas definen y documentan la asistencia, no hay datos precisos y consistentes de
14
asistencia. Por lo tanto, asistencia a la escuela fue el indicador GFE más difícil de medir y
documentar de forma confiable. Sin embargo, aunque la mejoría en asistencia y
desempeño no pudieran ser documentados de forma cuantitativa, los monitores del
programa han recibido información mediante reuniones con grupos y a través de
comentarios hechos por maestros, administradores de escuelas, padres, y estudiantes.
Todos los proyectos confirman que los porcentajes de asistencia aumentaban después de
comenzar el programa de alimentación. Los administradores de escuelas y monitores del
programa encontraron que esta evidencia de calidad era significativa y convincente. Esta
observación es consistente con los resultados de estudios rigurosos sobre la relación
entre la alimentación escolar y la asistencia (USDA, 2004).
Hernán (1997), en lo que respecta a nutrición y rendimiento intelectual del niño escolar,
refiere que todavía existen grandes vacíos de conocimiento, debido quizá a la complejidad
de los factores comprometidos (genéticos, hereditarios, ambientales, psicosociales,
educativos y nutricionales), que dificultan su evaluación e interpretación y, por tanto, el
diseño de investigaciones relevantes sobre el tema. Por esta razón, y en un intento de
aproximar la revisión de estas complejas interrelaciones, se puede asumir que la función
cognoscitiva del escolar está influida por su estado nutricional previo y el ambiente
psicosocial que enmarcan su crecimiento y desarrollo. Por tanto, todas las acciones del
estado y la sociedad para mejorar la nutrición de madres y niños, redundarán
ulteriormente en la salud y el comportamiento del niño en la escuela.
El conocimiento que se tenga sobre la interrelación de nutrición, salud y desarrollo
intelectual, tanto a nivel de la familia como de las instituciones responsables de la salud
de madres y niños, será factor básico para asegurar la incorporación normal del niño a la
escuela. Asimismo, el rendimiento del niño en la escuela dependerá en grado sumo de las
facilidades físicas existentes (de la alimentación proporcionada) y de la capacidad
pedagógica e interés de los maestros por desarrollar en sus educandos todo su potencial
intelectivo (Hernán, 1997).
Se tiene, entonces, que un buen ambiente escolar, unido a condiciones mínimas de
bienestar económico y psicosocial en la familia, que incluya una alimentación saludable
para el niño (nutrición escolar garantizada), son elementos indispensables para el éxito
del niño en la escuela. Por otra parte, los servicios de salud escolar pueden jugar un papel
importante en la realización de estudios que permitan avanzar el conocimiento sobre las
relaciones que existen entre nutrición, salud y rendimiento escolar. Es un campo abierto
para la investigación epidemiológica de los factores implicados en estos procesos
15
(Hernán, 1997).
Como señala Gómez, citado en Calleja (1997), es muy importante que los niños se
habitúen a comer saludablemente y para ello “es esencial que conozcan el valor de los
alimentos y la necesidad de que su dieta sea variada y equilibrada” (p. 6). Esta experta
considera que los alumnos deben aprender que todos los alimentos son buenos, si se
toman en las proporciones adecuadas, y pone el ejemplo del azúcar y los dulces, que
deben formar parte de la alimentación de los niños y no hay que penalizarlos en la dieta,
si se consumen con moderación.
En Guatemala se da un quetzal por niño/a a las Juntas Escolares y ellas pueden decidir
cómo lo invierten de la mejor manera. Sin embargo, este logro es relativo ya que un
estudio del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN) revela que el
Programa de Alimentación Escolar está lejos de cumplir con su objetivo de dar comida
gratuita en las escuelas de preprimaria y primaria de este país. Sólo el 61% de las
escuelas monitoreadas por esa institución provee de alguna forma de alimentación. Es
mayor la cobertura en las escuelas de baja o moderada vulnerabilidad mientras los más
pobres enfrentan mayores problemas (Gauster & Vecchi, 2003).
La buena nutrición es la piedra angular de la supervivencia, la salud y el desarrollo no sólo
de las generaciones actuales, sino también de las venideras. Los niños y niñas bien
alimentados se desempeñan mejor en la escuela, llegan más sanos a la edad adulta y
pueden ofrecer a sus propios hijos un mejor comienzo en la vida. La buena nutrición
conlleva también importantes repercusiones económicas. Cuando una población está bien
nutrida, la productividad individual es más alta, los costos de atención en salud son más
bajos y el rendimiento económico es mayor (Burgués & Glasauer, 2005). En cambio,
sostiene Burgués (2006), los niños que no reciben una alimentación adecuada tienen una
menor probabilidad de exhibir un buen desempeño en la escuela y una mayor
probabilidad de contraer enfermedades y faltar a clases. Por consiguiente, las escuelas
deberían ofrecer una amplia gama de estrategias promotoras de la salud que integre
todos los esfuerzos orientados a garantizar la adecuada nutrición de sus estudiantes.
En Argentina, el Programa de Becas de Integración del Banco Francés (2007) tiene como
objetivo abordar el problema entre educación y pobreza, fortaleciendo la integración y la
permanencia en el sistema educativo de los jóvenes de familias de bajos ingresos, a partir
de lo siguiente: a) disminuir la deserción escolar, el ausentismo a clases y el índice de
repitencia; b) elevar el rendimiento académico de los jóvenes; c) integrar a los jóvenes
que quedaron fuera del sistema educativo facilitándoles el desarrollo de habilidades
16
técnicas; d) estimular la formación integral de los jóvenes, acompañar a las familias de
los jóvenes en el proceso de escolarización; y e) fomentar los valores fundamentales de la
educación y el esfuerzo personal.
Según el Banco Mundial (2007) se incorporan otras dimensiones de la pobreza, es similar
al método de la Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI). El mismo consiste en
seleccionar un conjunto de necesidades básicas y calificar como pobre aquellos hogares
que no satisfagan una de ellas, y como pobres extremos aquellos que no satisfagan más
de una de ellas. En el Informe de Desarrollo Humano en Venezuela 2000 se utilizaron seis
carencias básicas: la carencia de una vivienda adecuada, la carencia de servicios básicos
de agua corriente y eliminación de excretas, el ausentismo escolar en menores entre 7 y
12 años, la vida en condiciones de hacinamiento crítico (más de tres personas por cuarto),
una escolaridad muy baja del jefe del hogar (menos de tres grados de escolaridad) y una
alta dependencia económica (más de tres personas por cada persona ocupada).
Para Pascual (2007) el ausentismo escolar está definido como la abstención deliberada
de acudir al centro educativo, fenómeno que se presenta día a día. El complemento del
ausentismo escolar es la asistencia escolar, que algunas instituciones e investigadores
confunden con cobertura escolar. Evaluados estos tres hechos al término del ejercicio
educativo anual, de acuerdo a su volumen, comportan la siguiente desigualdad:
Ausentismo escolar > retiro escolar > deserción escolar. De ahí que la nutrición escolar
podría resultar un aspecto influyente para la asistencia y la permanencia de los niños en
edad escolar a la escuela y, en consecuencia, controlar el ausentismo en los escolares de
las escuelas dominicanas. Por lo que una evaluación de su impacto nos permitirá describir
o determinar su eficacia o valor, pero también contrastar los resultados obtenidos por el
grupo que recibe la nutrición escolar a través del PAE REAL, con los de un grupo de
comparación que no lo recibe, si fuera el caso.
En Panamá, ciudades de América Latina convirtieron en un éxito la jornada de El Mundo
en Marcha Contra el Hambre, que se celebró para apoyar iniciativa del Programa Mundial
de Alimentos (Morris, 2005). Capitales del mundo, comunidades rurales, vecindarios y
sitios históricos sirvieron como imágenes de fondo para las caminatas que variaron en
tamaño y estilo. En Sierra Leona y Liberia se hicieron las primeras caminatas de la post-
guerra mientras que en Malawi, cientos de miles de niños (beneficiarios directos de los
programas de alimentación escolar del PMA) salieron a caminar por sus villas en
compañía de familiares y amigos. Artistas, intelectuales, líderes políticos y destacados
deportistas salieron a llamar la atención sobre el hecho de que el hambre mata a un niño
17
cada cinco segundos en un mundo que produce suficiente comida para todos. Dijo Morris
que los dineros recaudados a través de El Mundo en Marcha Contra el Hambre irán
directamente a los programas de alimentación escolar del PMA. Esta iniciativa establece
un vínculo entre los alimentos y la educación al ofrecer comidas gratuitas en las escuelas
a los niños más vulnerables del mundo.
“Un niño bien alimentado, bien nutrido es un niño que puede desplegar con mayor certeza
todo su potencial de crecimiento y de inteligencia” (Muñoz, 2008, p. 1). Esta fue
organizada por la Red de Alimentación Escolar para América Latina y el Caribe, con el
objetivo de reunir a empresas proveedoras, concesionarias y distribuidoras de
alimentación escolar masiva, en un espacio estratégico de encuentro que les permita
concretar nuevas opciones para los menús escolares.
Muñoz (2008) aseveró que no es casualidad que la Red de Alimentación Escolar para
América Latina y el Caribe sea liderada por Brasil y Chile, ya que los brasileños realizan la
mayor inversión de Latinoamérica en programas de alimentación escolar, con un
presupuesto del orden de los mil millones de dólares, cifra que supera ampliamente el
presupuesto chileno de 450 millones de dólares. Muñoz agregó que si se mira desde el
punto de vista de la inversión per cápita, Chile es el país que va en la delantera en los
programas de alimentación escolar en la región, lo que explica el liderazgo que ejercen
nuestro país y Brasil en la Red de Alimentación Escolar para América Latina y el Caribe.
Recoge Santibáñez (2002) que en diversos estudios realizados durante las décadas de
los 1980 y 1990 en México, encontraron que las escuelas rurales, urbano-marginales e
indígenas sufrían, entre otras cosas, de importantes deficiencias que afectaban la calidad
educativa, como altos niveles de ausentismo docente (algunos estudios estiman que de
200 días del calendario escolar, los docentes rurales en promedio asisten únicamente
100), deficiente infraestructura escolar, y altos índices de rezago educativo. Los
programas compensatorios buscaron atacar esta problemática fortaleciendo la oferta
educativa y ayudando a abatir las causas del rezago educativo. En México se otorgan
fondos de $500 dólares anuales para que las Asociaciones de Padres de Familia (APF)
los destinen a la adquisición de material y el mejoramiento de la infraestructura escolar.
Además, se involucra a las APF en la gestión al hacerlos responsables de controlar la
asistencia de los docentes y administrar los estímulos económicos, según Santibáñez.
Los programas compensatorios han gozado, en términos generales, de buenos resultados
dice Santibáñez (2002). En la actualidad atienden a más de cuatro millones de alumnos
todo el país. Esto ha significado un incremento de más del 325% en la población atendida
18
desde 1992. En términos de eficiencia terminal, repetición y reprobación, los programas
compensatorios están asociados con mejoras considerables en todos los indicadores. Se
piensa también que los estímulos docentes otorgados, han logrado una importante
reducción en el ausentismo y la rotación docente en las escuelas que los reciben. El
programa dirigido a fortalecer la participación de las APF pasó de otorgar fondos a 5,200
APF en 1996, a casi 45,000 en el 2000. Por ejemplo, en el caso del desempeño de las
APF, una evaluación cualitativa encontró que las escuelas donde la los estímulos
docentes lograban reducir el ausentismo, eran aquellas que contaban con APF y
directivos fuertes así como aquellas que desde antes tenían mejores índices de
asistencia.
En un estudio de evaluación de impacto de la distribución de programas de alimentación
escolar realizado por Lindert (1999) se obtuvo que los niños panameños de las escuelas
oficiales se benefician de dos programas de alimentación escolar: una merienda temprano
en la mañana auspiciada por el Ministerio de Educación y un programa de almuerzo
escolar para 12 distritos de difícil acceso financiado por el Fondo de Emergencia Social
(FES). Los miembros de la comunidad, padres y maestros están muy involucrados en la
implementación de estos programas, lo que parece haber contribuido en gran medida a su
éxito. Ambos programas contienen un componente implícito de auto-selección, debido al
uso de las escuelas primarias públicas como vehículo para canalizar las transferencias
hacia los pobres (los niños de más recursos suelen matricularse en escuelas privadas).
El programa de almuerzo escolar del FES además está focalizado geográficamente, ya
que se basa en los indicadores de pobreza y nutrición para elegir a los distritos escolares
que se beneficiarán de él. Ambos programas parecen haber tenido un leve impacto en
reducir la proporción de la población que vive por debajo de la línea de pobreza. También
hay un probable impacto sobre el nivel de instrucción alcanzado, ya que las
transferencias en especie que generó el programa están vinculadas a la asistencia a la
escuela de los niños (Lindert, 1999).
La Nutrición Escolar en el Contexto Dominicano
Cercado Abajo es una escuela pequeña sin ventanas, con pocas puertas y situada en una
inaccesible área montañosa en el borde con Haití. USDA (2004) presenta el siguiente
relato:
Melvin Ogando, un estudiante de 12 años, vive a 20 kilómetros de la escuela. Cada día,
Melvin se levanta a las 6:00 a.m., para llegar a la escuela a tiempo, y cruza un río en el
camino. Cuando el río esta crecido durante la época de lluvia, él trae un burro. En varias
19
ocasiones él se ha caído del burro y llegado a la escuela todo mojado. El no quiere
ausentarse ni un día porque la comida que recibe en la escuela es probablemente la única
comida del día. (p. 14).
Relato como este hay muchos, tanto en el caso de la República Dominicana, como en
toda América Latina y el Caribe. En un estudio presentado por la Comisión Económica
Para América Latina y el Programa Mundial de Alimentos (CEPAL & PMA, 2006), la
República Dominicana forma parte del grupo de países que presenta una baja prevalencia
de desnutrición en la región de América Latina y el Caribe, con un déficit ponderal que
alcanza a uno de cada 19 niños y niñas menores de cinco años y una cortedad de talla
que llega a 1/11 de dicha población. Esto se presenta en un país que tiene una de las
más altas tasas de subnutrición en la subregión y con una indigencia que afecta a uno de
cada cinco personas.
Por otra parte, el análisis del grado de avance en el logro de la meta nutricional
establecida en los Objetivos de Desarrollo del Milenio, entre 1990/1992 y 2000/2002
refleja una situación dispar: habiendo ya alcanzado la meta en desnutrición global, la
velocidad en subnutrición equivale a sólo un tercio del necesario. Para la CEPAL y el PMA
(2006), uno de los fenómenos que afectan negativamente a la educación es el
ausentismo, o sea, las frecuentes inasistencias a clases, que innegablemente provocan
situaciones análogas en relación a la deserción, si bien no en toda su magnitud y alcance.
Entre las consecuencias se pueden señalar la formación del hábito de faltar
periódicamente a clases, cimarras (faltar a clase los muchachos), indisciplina escolar, que
pueden inducirlos a mentiras reiteradas ante los padres y profesores. Cuando la escuela
cuenta con el programa de alimentación escolar reduce enormemente la posibilidad de
que los padres y madres dejen de enviar sus hijos a la escuela por falta de recurso
económico para alimentarlos previos a su jornada escolar y le ofrece al niño y a la niña
directamente la oportunidad de integrarse en mejor condición al proceso de aprendizaje
(CEPAL & PMA, 2006).
Algunas de las consecuencias particularmente importantes que esta situación provoca
son el retraso en las materias en relación a sus compañeros de curso y por consiguiente,
un bajo rendimiento escolar, lo que implicaría en algunos casos la repitencia. El resultado
casi evidente es un retraso pedagógico que hace posible predecir algunas veces al
alumno como un futuro desertor. No se puede sin embargo, dejar a un lado los
considerables esfuerzos realizados en nuestro país por incrementar las políticas de
20
educación, las que en la actualidad otorgan como un derecho a todos los niños y
adolescentes a acceder a un sistema de educación sistemática que abarca un total de
doce años de estudio incluyendo a la Enseñanza Básica y Media de manera totalmente
gratuita para ellos y su familia (CEPAL & PMA, 2006).
El marco legal vigente con que cuenta la República Dominicana, en lo relacionado a
alimentación y nutrición que se enmarca en la ley general de salud 42 del 2001 y el
reglamento general para control de riesgos en alimentos y bebidas de la Secretaría de
Estado de Salud Pública y Asistencia Social, y en la ley orgánica de la Secretaria de
Agricultura, la Dirección de General de Normas y Sistema de Industria y Comercio y el
Instituto Dominicano de Alimentación y Nutrición. Mediante el Decreto 69-94 se crea la
Comisión Nacional de Formulación del Plan Nacional para la Alimentación y la Nutrición
(PLANAN), la cual se realizó en coordinación con un grupo de instituciones en su
segunda formulación para el período 1995-2001, dividido en tres partes, la primera una
síntesis analítica de la situación alimentación nutricional, la segunda parte los objetivos,
metas, planes de acción y estrategias de ejecución y la tercera parte sobre la prevención
y control de deficiencia de micronutrientes, con sus cuatro programas vitamina A, hierro,
yodo y fluor.
Para establecer si el PAE REAL estaba incidiendo en la reducción del ausentismo en los
alumnos y las alumnas de las escuelas que cubre este estudio, se tomó como fuente de
datos, en lo que al control de asistencia e inasistencia se refiere, los Registros de Grado
que suministra la SEE a las escuelas públicas. En el marco de las instrucciones que
incluye este documento en lo relativo al control de asistencia e inasistencia establece lo
siguiente:
1. Se debe llenar diariamente la columna del formulario mensual correspondiente al año
lectivo y especificar en el extremo superior de la página la cantidad de días laborados por
mes.
2. Se debe utilizar la leyenda P (presente), A (ausente), T (tardanza), E (excusa), según
corresponda.
3. Se debe subrayar con lápiz rojo el nombre del/de la alumno/a que se retira de la
sección durante el transcurso del año lectivo.
Del documento antes mencionado, se usó el apartado sobre resumen mensual por
alumno/a. Las instrucciones aquí son las siguientes:
1. Se debe anotar, al final de cada formulario mensual, la cantidad de días presentes, de
ausencias, de excusas, de tardanza de cada alumno/a.
21
2. Se debe anotar diariamente, al pie del formulario, la cantidad de alumnos/as presentes.
3. Se debe sumar la cantidad de asistentes, más los ausentes y el total debe ser igual a la
cantidad de días laborados por mes.
4. Se debe contar la cantidad de excusas, es decir, de inasistencias justificadas según lo
establece la ordenanza 1’96.
5. Se debe contar la cantidad de tardanzas por cada alumno/a.
El tercer componente del Registro de Grado de interés para la investigación lo fue el
resumen anual de asistencia e inasistencia de los alumnos y alumnas para el cual las
instrucciones sobre su llenado dicen lo siguiente:
1. Se debe transcribir por mes el resumen de la asistencia, ausencia y excusas
(inasistencias justificadas) para cada alumno/a.
2. Se debe obtener la suma de los datos mensuales en el resumen anual de asistencia,
inasistencia y excusa.
3. Se debe calcular el porcentaje anual de asistencia, inasistencia y excusa de la manera
siguiente: se obtiene el porcentaje anual de asistencia al dividir el total anual de asistencia
entre el total de días trabajados en el año y el cociente multiplicado por 100, se obtiene el
porcentaje anual de inasistencia al dividir el total anual de inasistencias entre el total de
días trabajados en el año y el cociente se multiplica por 100, se obtiene el porcentaje
anual de excusa al dividir el total anual de excusas entre el total de días trabajados en el
año y el cociente multiplicado por 100, y se debe obtener el total de 100 puntos al sumar
el porcentaje anual de asistencia y el de inasistencia de cada alumno/a.
Este procedimiento (o fórmula) fue el utilizado para calcular el total y porcentaje de
asistencia e inasistencia de los alumnos y las alumnas tomados como muestra para este
estudio. En el caso de la investigación descriptiva, Borderleau, citado por Hurtado (2003)
indica que la misma va dirigida a responder a las preguntas quién, qué, dónde y cuándo,
cuántos. Trabajan con uno o con varios eventos de estudio en un contexto determinado,
pero su intención no es establecer relaciones de causalidad entre ellos, por tal razón no
ameritan de la formulación de hipótesis. Según Weiss, también citado por Hurtado, la
intención de la investigación evaluativa es medir los efectos de un programa por
comparación con las metas que se propuso lograr, a fin de tomar decisiones
subsiguientes acerca de dicho programa, para mejorar la ejecución futura.
McMillan y Schumacher (2005) plantean que un diseño se refiere a un plan para la
selección de sujetos, de escenarios de investigación y de procedimientos de recogidas de
datos que respondan a las preguntas de investigación. El diseño expone que los
22
individuos serán estudiados, cuándo, dónde y bajo qué circunstancias. En torno a las
técnicas de investigación, estos autores señalan que “al igual que las modalidades de
investigación, las técnicas pueden clasificarse como cuantitativas o cualitativas” (p. 130).
Hernández, Fernández y Baptista (1998) señalan que los diseños de investigación
transeccional o transversal “recolectan datos en un solo momento, en un tiempo único.
Su propósito es describir variables, y analizar su incidencia e interrelación en un
momento dado. Es como tomar una fotografía de algo que sucede” (p. 186). Los diseños
transeccional descriptivos, según Hernández et al. “tienen como objetivo indagar la
incidencia y los valores en que se manifiesta una o más variables” (p. 187). En torno a los
cuestionarios, estos autores sostienen que los de nivel de medición ordinal y de escala
tipo likert, consiste en un conjunto de ítems presentados en forma de afirmaciones o
juicios antes los cuales se pide la reacción de los sujetos” (p. 256).
En el empleo del muestreo no probabilístico el investigador toma sujetos que resultan
accesibles o que pueden representar ciertos tipos de características. Se consideran tres
tipos de muestreo no probabilístico. El primero es muestreo por conveniencia, que es un
grupo de sujetos seleccionados sobre la base de ser accesibles o adecuados; el segundo
es muestreo intencionado, en donde el investigador selecciona elementos particulares a
partir de la población que será representativa o proporcionará información sobre el
elemento de interés; el tercero es muestra por cuotas, la que se emplea cuando el
investigador no puede utilizar el muestreo probabilístico, pero todavía es capaz de
seleccionar sujetos sobre la base de las características de la población (McMillan &
Schumacher, 2005).
23
Capítulo 3: Metodología
Métodos
Los métodos utilizados para la selección de los participantes fueron el probabilístico y el
no probabilístico. En el primero, el muestreo aleatorio simple, el segundo método,
corresponde al tipo por conveniencia, puesto que se seleccionaron las escuelas partiendo
de su condición de nuevas para el programa y de ser las que ofrecieron mejor posibilidad
para la implementación. Es decir, las escuelas que pasaron a ser atendidas por el PAE
REAL a partir del mes de enero del Año 2008. Esto permitió, comparar los niveles de
ausentismo y asistencia entre un semestre y otro del mismo año lectivo.
Participantes
El estudio utilizó los datos aportados por las encuestas aplicadas a directores/as,
maestros/as y presidentes de la Asociación de Padres, Madres y Amigos de la Escuela
(APMAE) de educación básica en el año 2008. En total son 54 directores, 71 maestros/as
y 54 presidentes de APMAE que conformaban el total de escuelas básicas que pasaron a
ser atendidas por el programa. Se utilizaron pruebas simples de análisis, pues se buscaba
investigar el impacto de la nutrición escolar en la reducción del ausentismo de los
escolares de esas escuelas.
Para obtener los datos del estudio se visitaron las escuelas siguientes: Las Agustinas,
Loma de Consuelo, Capote, El Coco, Mirador, La Trepada, La Jagua, Batey Altagracia,
Hoyón, Los Ranchos, Batey Alemán, Higuamo y las Guajabas, del Distrito Educativo 05-
04 de Hato Mayor del Rey. Cánepa, Contador, Brujuela Sur, Los Jíbaros, Los Capaces, El
Rancho y Batey Nuevo, del Distrito Educativo 05-07 de San José de los Llanos. Así como
también, Cebú, Llano Grande, Bao, Dicayagua Abajo, Boca de Bao, La Guama, Babosito,
La Cuchilla, Los Ranchos Abajo, La barranca, La Galeta, Calaverna, El Higüero, del
Distrito Educativo 08-02 de Jánico. La Placeta, Higüero, Caya Clara, Majagual, Los
Indios, El Picado de Luís, Tizón, Mata del Agua, Los Jengibres, Mata Bonita, Vuelta Larga,
El Gurapo, Alemania, Los Pontones, Candela, El Yayal y Quebrada Amarilla, del Distrito
Educativo 14-01 de Nagua. Casueza, Batey San José, San Juan de Buena Vista y Cruz
Verde, del Distrito Educativo 17-02 de Monte Plata.
Esto es, que la investigación se realiza en cinco (19%) de los 27 Distritos Educativos que
cubre el programa. Se aplicó la encuesta a una muestra de 44 escuelas que es el 81% de
las (54) escuelas nuevas que inician en el PAE REAL a partir de enero del 2008, lo que
representa un 6% de la cobertura total (694) de las escuelas atendidas para enero del
2008. Los sujetos entrevistados fueron 44 directivos, que comprende el 81% de los
24
nuevos directores/as en el programa y un 6% de la población total (694). También se
entrevistaron 45 maestros/as, que es equivalente a un 48% de la población total de los
nuevos beneficiarios/as (94). Se encuestaron 36 presidentes/as de los 54 nuevos
presidentes/as de la APMAE, que constituyen el 67% de las nuevas asociaciones y un 5%
de las 694 APMAEs con que cuenta el programa.
Instrumentos
Los instrumentos que se aplicaron a los sujetos del estudio fueron el cuestionario y la
ficha, el lugar de aplicación fue en las aulas de clases o entorno del establecimiento
educacional. Los cuestionarios fueron diseñados para este estudio por el doctorante
(Apéndices C, D y E), el tipo de preguntas que se elaboraron son cerradas, en escala
ordinal de Lickert, dado que el propósito fue medir variables objetivas tales como datos
estadísticos o de información directa por lo que se diseñaron y aplicaron los cuestionarios
de nivel de medición ordinal. La segunda, las fichas, se usaron para el registro de
información que pertenece a la SEE y se denomina Registro de Grado para el control de
asistencia e inasistencia de los alumnos/as. En cuanto a las fichas se usó la de datos
generales del centro educativo, datos personales de los alumnos y las alumnas, control de
asistencia e inasistencia de estudiantes, de resumen anual de asistencia e inasistencia,
resumen de inscritos e inscritas de la sección, ambas incluidas en el Registro de Grado de
la Educación Básica suministrado por la SEE a las escuelas para llevar el Control de
Asistencia e Inasistencia de los y las alumnos/as.
El tipo de diseño usado fue el no experimental de tipo transversal ya que se recolectaron
datos en un solo momento y su propósito es describir variables y analizar su incidencia y
su interrelación en un momento dado respecto a la problemática que se desea estudiar.
Se diseñó la metodología de una forma que permitiese asegurar que todas las
condiciones fueran lo más semejantes posibles. De modo que se pudo evaluar la
incidencia de la nutrición escolar en la reducción del ausentismo escolar; esto es, que la
validez interna se controló con éxito para todas las variables externas, de tal manera que
se pudiese estar seguro de que, por ejemplo, la nutrición escolar causó cambios en el
ausentismo de los escolares. Por ello, uno de los primeros pasos dados en el diseño fue
elegir los sujetos, identificados como los individuos que participan en el estudio, a partir de
los que se recogieron los datos.
Respecto a la fundamentación del método de investigación, la técnica que se empleó fue
la de la encuesta, la que se aplicó a los directivos, maestros/as, y presidentes/as de las
APMAEs de las escuelas visitadas. Las entrevistas fueron estructuradas e individuales.
25
Se utilizaron pruebas simples de análisis. La adaptabilidad de los métodos permitió dar
respuestas a las preguntas de la investigación.
El estudio fue de tipo exploratorio, descriptivo y correlacional. Exploratorio porque el
estado de conocimiento del tema de investigación mostró a partir de la revisión de la
literatura que el problema había sido poco estudiado o abordado, lo que implicó que nos
daría la posibilidad de llevar a cabo una investigación más completa; descriptiva, porque
se midió de manera más bien independiente las variables a las que se refiere el estudio.
Fue también correlacional, en razón a que se respondieron preguntas de investigación
tales como ¿si está relacionada la nutrición escolar con la reducción del ausentismo en
los escolares de la educación básica?, ¿en qué medida la nutrición escolar está
incidiendo en la reducción del ausentismo en los y las escolares de los niveles inicial y
básico?, ¿cuáles logros obtenidos a través de la nutrición escolar?, ¿cuál la percepción de
padres, directivos, maestros/as sobre la nutrición escolar?
Procedimientos
Para la implementación de la propuesta de investigación se visitaron directamente las
escuelas, acompañado de los técnicos del Programa de Alimentación Escolar de cada
Distrito Educativo objeto de estudio, aplicándose las entrevistas en 44 de las 54 escuelas
que pretendió cubrir el estudio. Se aplicaron entrevista a directores/as, maestros/as y
presidentes de la APMAE que pudieron ser localizados en sus escuelas o entorno. Para
los datos personales y relativos al control de asistencia e inasistencia de los alumnos y las
alumnas, se tomo prestado a la dirección de cada escuela los Registros de Grado de los
Años Escolares 2006-2007 y 2007-2008 a los fines de sacar fotocopia, y poder realizar el
registro de los datos de interés para el estudio, esto como una forma de optimizar tiempo
y recurso. Se diseñó una ficha para el control de las visitas a las escuelas objeto del
estudio (Apéndice F).
Con las fotocopias extraídas de los Registros de Grados antes señalados se procedió a
sacar el número de asistencia, inasistencia y excusa de los estudiantes. Para este
proceso se opto por escoger el curso o grado de mayor escolaridad de cada escuela y,
en aquellos casos en que la población estudiantil resultó mayor a los 15 estudiantes, se
digitaron los cinco primeros para ser tomados como muestra en la medición de las
asistencia e inasistencia de la escuela. Para las entrevistas y uso de los Registros de
Grado, previamente se habían instruidos a los directivos y maestros/as de esas escuelas
a poner especial atención en el control de asistencia desde que comenzaron a recibir los
alimentos suplidos por el programa, a fin de obtener datos confiables y precisos.
26
Se obtuvo del Calendario Escolar 2007-2008 que ese año lectivo tuvo 216 días laborables
para los niveles educativos Inicial, Básica, Media y Adultos, los cuales se distribuyen de la
manera siguiente: Agosto del 2007, 10 días / 22 días para Educación Técnico Profesional,
septiembre 19 días, octubre 23 días, noviembre 21 días y diciembre 15 días; enero del
2008, 18 días, febrero 20 días, marzo 16, abril 22, mayo 21, 21 y julio 10 días laborables.
También se recoge del mismo documento un total de cuatro días feriados (de agosto a
diciembre del 2007) y 10 días que van de enero a julio del 2008. Como este estudio se
enfoca desde el mes de septiembre del 2007 a mayo del 2008, se tienen tres días
feriados para el período septiembre-diciembre y nueve para el período enero mayo del
2008. Asimismo, los días laborables que aplican para el período septiembre-diciembre
2007 son 78, mientras que para enero -mayo corresponden a 97 días laborables para un
total de 175 (81%) que entran en la cobertura del estudio.
El procedimiento utilizado para calcular el total y porcentaje de asistencia e inasistencia
de los alumnos y las alumnas fue como sigue: Se obtuvo el porcentaje anual de asistencia
al dividir el total anual de asistencia entre el total de días trabajados en el año y el
cociente multiplicado por 100; el porcentaje anual de inasistencia al dividir el total anual de
inasistencias entre el total de días trabajados en el año y el cociente se multiplica por 100;
y el porcentaje anual de excusa al dividir el total anual de excusas entre el total de días
trabajados en el año y el cociente multiplicado por 100. Se usó el Registro de Grado del
Nivel Básico y el Calendario Escolar, ambos documentos suministrados por la SEE a las
escuelas. Del primero se registraron los datos relativo a la asistencia e inasistencia de los
alumnos y alumnos, en tanto que del segundo se obtuvo los días laborables total y
mensual del año lectivo 2007-2008; así como los días feriados, lo que a su vez facilitó la
verificación de la situación de cada escuela al respecto.
27
Capítulo 4: Resultados
Introducción
Durante los días 18, 19, 25, 26, 29 y 30 de septiembre; 2, 3, 7 y 8 de octubre del 2008, se
realizaron visitas a 44 escuelas de las 54 contempladas para el estudio, en las que se
aplicó una encuesta para conocer sobre la incidencia de la nutrición escolar en la
reducción del ausentismo en los escolares de la educación básica. La muestra
entrevistada fue de 125 sujetos equivalente al 62% de la población total (202), de los
cuales 44 (81%) son directivos, 45 (48%) maestros/as y 36 (67%) presidentes de las
asociación de padres, madres y amigos de la escuelas.
El propósito de este capítulo es presentar los resultados que ocurrieron en la fase de la
puesta en práctica de la disertación aplicada. Esto es, un resumen de los datos reales
recogidos y de los resultados del análisis conducido para cada una de las preguntas de la
investigación. Los datos cuantitativos se presentan en tablas y gráficos titulados y
etiquetados, discutidos en texto narrativo precedente para ser entendidas y replegado el
estudio por alguien que se pueda interesar; mientras que los datos cualitativos se
presentan como patrones. Es decir, que se siguen los estándares apropiados (cuantitativo
o cualitativo) que se deben observar para el estudio.
Para el año escolar objeto de estudio la cobertura del PAE REAL tuvo un promedio de 359
escuelas que reciben la modalidad de desayuno, en la que se atiende una población de
41,330 beneficiarios/as para un 52%; un promedio de 335 escuelas tienen la modalidad
de merienda, en las que llegan raciones para 38,727 beneficiarios/as, que representan el
48% de la población total atendidas. De esta población, el estudio cubre 4,153 (5.18%)
que son los beneficiarios/as que corresponden a las escuelas objeto de estudio (Tabla 1).
Tabla 1
Cobertura del PAE REAL año escolar 2007-2008 según modalidad
Modalidades Escuelas
atendidas Población atendida Población estudio %
Desayuno 359 41,330 2,243 5.42
Merienda 335 38,727 1,910 4.93
Los Distritos Educativos participantes en el estudio son el 05-04 de Hato Mayor, con 13
escuelas, una población de 439 beneficiarios que reciben desayuno y 350 que reciben
merienda; el 05-07 de San José de Los Llanos, con siete escuelas, una población de 250
que reciben la modalidad de desayuno y 137 que reciben merienda; 08-02 de Jánico, que
28
incluye 13 escuelas, de esas 659 beneficiarios/s consumen desayuno y 544 merienda.
También en el estudio entran el 14-01 de Nagua, con 17 escuelas, 748 beneficiarios/as
desayunan y 732 que meriendan, por ultimo el 17-02 de Monte Plata, con cuatro escuelas,
en las cuales 147 desayuna e igual población tiene merienda (Tabla 2). Esta población no
incluye los comunitarios (dos por escuelas) que van en cada tanda a preparar y cocinar
los alimentos.
Tabla 2
Participantes en el estudio según distrito educativo
Desayuno Meriendas
Distrito
Educativo
Estudiant
es
Dir/Pr
of
Tota
l
Estudiant
es Dir/Prof Tota
l
Total
gener
al
Es
c.
M F M F
05-04 Hato
Mayor 13
23
3 181 25 439 173 153 24 350 789
05-07 Los
Llanos
7 13
8
102 10 250 73 56 8 137 387
08-02 Jánico 13 35
4
274 31 659 286 226 32 544 1,203
14-01 Nagua 17 37
8
335 35 748 379 320 33 732 1,480
17-02 Monte
Plata
4 6
4
77 6 147 79 61 7 147 294
Nota. Esc. = escuela, Dir/Prof = directores/as y profesores/as.
En cuanto a la distribución de la muestra de estudio se tiene que se entrevistaron 44 (81%
de la población) directivos, de los cuales el 59% (26) corresponde al sexo femenino; 45
(48% de la población) de maestros/as, entre quienes el 60% (27) es del sexo femenino.
Para el caso de los presidentes de las APMAEs, la muestra encuestada es del 67% (36)
con relación a la población, resultando que un 56% (20) son varones (Tabla 3). Es
importante aclarar que 54 docentes se repiten en la tanda vespertina.
Tabla 3
Distribución de la muestra objeto de estudio
Población por sexo
Categoría Población Muestra Porcentaje Masculino % Femenino %
Directivos 54 44 81 18 41 26 59
29
Docentes 94 45 48 18 40 27 60
APMAE 54 36 67 20 56 16 44
Presentación de Resultados y Respuestas que da el Estudio
A continuación se procede a analizar las respuestas que el estudio da a las preguntas de
la disertación, en primer orden, la que responde a la cuestionante ¿en qué medida la
nutrición escolar está incidiendo en la reducción del ausentismo en los y las escolares de
los niveles inicial y básico de las escuelas atendidas por el PAE REAL?, para la cual se
usa como referente el resumen anual de asistencia e inasistencia de los alumnos y las
alumnas (Año Escolar 2007-2008), del que se recoge que para el periodo septiembre
diciembre del 2007, el porcentaje de asistencia fue de un 90% (57) de los 63 días
laborados, que a su vez equivale al 81% de los días laborables para este cuatrimestre
(78). Mientras que para el período enero-mayo 2008 el porcentaje de asistencia que se
registra es de un 89% (71) de los 80 días laborados, que equivale al 82% de los días (97)
establecidos en el calendario escolar como laborables para este ciclo (Tabla 4).
Tabla 4
Resumen anual de asistencia e inasistencia de los/las alumnos, año escolar 2007-2008
Períodos
Distrito Sept.-Dic. 2007 Enero-Mayo 2008
Resumen
anual
% anual
Educativo A I E % A I E % A I E A I E
05-04
Hato
Mayor 57 5 18 92 70 9 4 89
12
7
1
4
2
2 90 10 16
05-07 Los
Llanos 55 7 5 89 64 16 6 83
11
9
2
3
1
1 84 16 8
08-02
Jánico 58 5 6 92 73 5 15 93
13
1
1
0
2
1 93 7 15
14-01
Nagua 56 6 10 90 71 6 26 92
12
7
1
2
3
6 91 9 26
17-02
Monte
Plata 59 5 4 92 76 8 3 90
13
5
1
3 7 91 9 5
30
Nota. A = asistencia, I = inasistencia, E = excusa; Sept.-Dic. =septiembre-diciembre.
Como se muestra en la Tabla 4, el Distrito Educativo 17-02 de Monte Plata es el que
refleja el mayor porcentaje en asistencia de sus alumnos/as a clases (59), que resulta ser
el 92% de los días que laboró (65) para el período septiembre-diciembre del 2007, y un
83% de los días laborables (78) para ese mismo ciclo (Tabla 5). También se mantiene por
encima de los demás Distritos del estudio en cuanto a la asistencia para el período
enero-mayo del 2008, donde alcanza un 90% (76) de asistencia y un 87% (84) de los
días laborables (97) para este ciclo (Tabla 5). En relación a los días laborados por las
escuelas, se encontró que para el primer período sólo se registran (63) días laborados de
los (78) establecidos como laborables para este cuatrimestre. El estudio mostró, además,
que en esos Distritos Educativos objetos de estudio se laboró el 85% (82 días) de los (97)
días laborables establecido en el Calendario Escolar (Tabla 5). En los días laborables de
septiembre a diciembre 2007, se tomaron en cuenta los que cubre ese período.
Tabla 5
Resumen anual días laborables, feriados y laborados por las escuelas objeto estudio
Períodos
Sept.-dic. 2007
Enero-mayo
2008
Resumen
anual
Distritos
Educativos DL F L % DL F L % DL F L % anual
05-04 Hato
Mayor 78 3 62 79 97 9 81 84
17
5 12
14
3 82
05-07 Los Llanos 78 3 61 78 97 9 82 85 17
5
12 14
3
82
08-02 Jánico 78 3 66 85 97 9 80 82 17
5
12 14
6
83
14-01 Nagua 78 3 60 77 97 9 82 85 17
5
12 14
2
81
17-02 Monte
Plata
78 3 65 83 97 9 84 87 17
5
12 14
9
85
Nota. DL = días laborales, F = feriados, L = laborados.
Como respuestas a la pregunta ¿en qué medida el PAE REAL está incidiendo en la
reducción del ausentismo en los escolares de su escuela?, los datos indican que el 89%
(39) de los directores/as, un 82% (37) de los maestros/as y el 66% (24) de los presidentes
de las APMAEs, opinan que el PAE REAL está incidiendo en gran medida en la reducción
31
del ausentismo en los escolares de sus escuelas. De acuerdo con los datos levantados, el
74% (100) de los entrevistados valora que el programa está siendo efectivo (Tabla 6).
Tabla 6
Medida en que el PAE REAL está incidiendo en la reducción del ausentismo en los
escolares
Categoría
Directores/as Maestros/as Presidentes
APMAEs
Frecuencia % Frecuencia % Frecuencia %
En gran medida 39 89 37 82 24 66
En menor medida 1 2 5 11 6 17
En ninguna medida 4 9 3 7 6 17
En cuanto a la pregunta ¿cuáles son los logros obtenidos a través de la nutrición escolar
en el PAE REAL?, formulada a los directivos por se esto quienes llevan el control del
proceso educativo en la escuela, se obtuvo que el 77% de los directores/as, contesto que
la nutrición escolar en este programa había logrado aumento de la asistencia y
permanencia en clases, el 73% de esos directores/as dijo que se había registrado una
disminución de la deserción escolar, y el 95% señaló que los alumnos/as se muestran
más activos, entusiastas y con mayor rendimiento, luego de que sus escuelas pasaron a
ser atendidas por el PAE REAL (Tabla 7).
Tabla 7
Logros obtenidos a través del programa
Indicadores No %
Aumento de la asistencia y permanencia en clases 34 10 77
Disminución de la deserción escolar 32 12 73
Los/as alumnos/as se muestran más activos, entusiastas y
con mayor rendimiento
42 2 95
En relación a la participación comunitaria, el 82% de los directores/as opina que el
proceso de cocción de los alimentos es realizado por madres y padres voluntarias,
verificándose que en un 18% (8) de las escuelas que cubre la investigación los padres y
madres pagan a una persona (de la APMAE o particular) para que prepare los alimentos a
32
los estudiantes. Se da la misma valoración porcentual al indicador que procura conocer si
el proceso de higienización de la cocina es realizado por madres voluntarias. Se registra
que 27 (61%) de los directores/as opto por la categoría en la medición de la variable
que mide si los padres y madres aportan los recursos para compra de combustible (GLP)
que se usa para la cocción de los alimentos; los directores/as de las 17 (39%) escuelas en
que los padres/madres no aportan recursos económicos para la compra del GLP
presentan como excusa que son comunidades muy pobre o que han gestionado el apoyo
con alguna institución, persona o empresa para adquirir el llenado de sus tanques de gas
(Tabla 8).
Tabla 8
Participación comunitaria en los procesos del programa
Indicadores No Pagan %
Proceso de cocción de alimentos realizado por madres y padres
voluntarias 36 0 8 82
El proceso de higienización de la cocina es realizado por madres
voluntarias 36 0 8 82
Los padres /madres aportan los recursos para compra de
combustible (GLP) 27 17 0 61
La APMAE participa en la administración y vigilancia de los
Alimentos 37 7 0 84
Respecto a si ¿se observa un mayor apoyo y presencia de la comunidad en la escuela
después del programa? Se obtuvo que el 64% (28) de los directores/as, un 58% (26) de
los maestros/as y el 42% (15) de los presidentes de las APMAEs, contestaron que
definitivamente mientras que el 30% (13) de los primeros, un 36% (16) de los segundo,
y el 50% (18) de los tercero, optaron por la categoría sí. Sobre esta misma pregunta, se
recoge que solamente un 6% (3) de los directivos, un 2% (1) de los maestros/as, y un 8%
(3) de los/as presidentes de las Asociación de Padres, Madres y Amigos de la Escuela
objetaron que se esté observando un mayor apoyo y presencia de la comunidad en la
escuela después del programa. Porcentaje que resulta insignificante, toda vez que 118
33
(87%) de los 125 sujetos entrevistados valora como positivo que el programa haya
producido un mayor apoyo y presencia de la comunidad en la escuela (Tabla 9).
Tabla 9
Nivel de apoyo y presencia de la comunidad en la escuela después del programa
Categoría
Directores Maestros Presidentes
APMAEs
Frecuenci
a%Frecuenci
a%Frecuenci
a%
Definitivamente sí 28 64 26 58 15 42
13 3
0
16 36 18 50
Definitivamente no 0 0.0 2 4 0 0
No 3
6
1 2 3 8
Se cuestionó también a los sujetos del estudio respecto a si ha logrado el Programa los
resultados esperados en torno a la reducción del ausentismo y la deserción de los
escolares de los niveles inicial y básico. En este contexto se recoge que un 57% (25) de
los directores/as, y el 62% (28) de los maestros/as contestaron definitivamente sí; en
tanto que el 36% (16) y otro 36% (16) de los maestros/as encontró que la categoría se
correspondía más con la realidad.
Empero, también se recoge que para un 7% (3) de los directores y un 2% (1) de los
maestros/as, el programa no has logrado en sus escuelas los resultados esperados en
torno a la reducción del ausentismo y la decersión en los escolares. Unificándose las
categorías a y b se tendría que el 96% (85) de esos dos grupos de sujetos está de
acuerdo en que ha logrado el programa los resultados esperados (Tabla 10). Los
directores/s y maestros/as consultado en el sentido de si ha logrado el programa una
efectiva integración y participación de los comunitarios en la búsqueda de soluciones a las
problemáticas alimentaria escolar, se obtuvo que para el 57% (25) de los primeros y el
62% (28) escogen la categoría definitivamente sí; a diferencia de un 36% (16) de los
directivos e igual porcentaje de los maestros/s que ubican en la integración y
participación de la comunidad en sus escuelas como resultado de la llegada del
programa. Mientras que, aparece un 7% (3) de los directores/as y un 2% (1) de los
maestros/as que expresaron que el programa no ha logrado una efectiva integración y
34
participación de los comunitarios en la búsqueda de soluciones a las problemáticas
alimentaria escolar (Tabla 10).
Tabla 10
Reducción del ausentismo y deserción de los escolares de los niveles inicial y básico,
efectiva integración y participación de los comunitarios solucionando problemáticas
alimentarias
Directores Maestros
Categoría Frecuenci
a% Frecuencia %
Reducción de ausentismo y deserción escolar de los niveles inicial y básico
Definitivamente sí 25 57 28 62
16 36 16 36
Definitivamente no 0 0 0 0
No 3 7 1 2
Integración y participación de los comunitarios en busca de solución a problemáticas
alimenticias
Definitivamente sí 25 57 28 62
16 36 16 36
Definitivamente no 0 0 0 0
No 3 7 1 2
Según se registra, a la pregunta ¿cuál es la percepción que tienen los padres, los
maestros/as y los alumnos/as respecto al programa?, se recoge que un 80% (35) de los
directores/as y el 87% (39) de los maestros/as enunciaron tener la percepción de que han
mejorado las condiciones generales de nutrición de los escolares después que sus
escuelas pasaron a ser atendida por el PAE REAL. Se tiene, además, que para el 64%
(28) de los directivos y el 73% (33) de los maestros/as el programa ha servido como una
estrategia de promoción para la integración, la acción y participación activa de la
comunidad en todo el ámbito escolar; también expresó el 77% (34) de los directores/as y
un 73 (33) de los maestros/s que ha aumento las posibilidades de rendimiento escolar y
calidad del aprendizaje. En el mismo sentido respondió el 59% (26) de los directivos y el
64% (26) de los maestros y las maestras encuestados que la llegada del programa a sus
escuelas ha contribuido a elevar la asistencia a clases y la permanencia de los escolares
en las aulas (Tabla 11).
Tabla 11
35
Percepción que tienen directores y maestros/as respecto al programa
Categoría
Directores/as Maestros/as
Frecuencia % Frecuencia %
Que ha mejorado las condiciones generales de
nutrición de los escolares 35 80 39 87
Que éste ha servido como una estrategia de
promoción para la integración, la acción y
participación activa de la comunidad en todo el
ámbito escolar 28 64 33 73
Que la escuela se ha constituido en entes
promotor y dinamizador de las acciones
comunitarias. 21 48 21 47
Que han mejorado las condiciones generales de
salud y la capacidad de atención y aprendizaje de
los/as escolares 28 64 30 67
Que ha aumento las posibilidades de rendimiento
escolar y calidad del aprendizaje 34 77 33 73
Que ha contribuido a elevar la asistencia a clases y
la permanencia de los escolares en las aulas 26 59 29 64
En el marco de la percepción que se tiene sobre el programa se le preguntó a los
presidentes/as de las APMAEs ¿piensa usted que la nutrición escolar ha incidido en la
reducción del ausentismo de los escolares de la escuela? Un 39% (14) de los/as
presidentes señaló definitivamente si, un 47% (17) expresó que sí y un 14% (5) respondió
que no. Para el 86% (31) de esos presidentes la nutrición escolar incide de manera
significativa en la reducción del ausentismo de los escolares de sus escuelas (Tabla 12).
Tabla 12
Opinión de los presidentes de las APMAEs sobre la incidencia de la nutrición escolar en la
reducción del ausentismo de los escolares
36
Categoría Frecuencia %
Definitivamente sí 14 39
17 47
Definitivamente no 0 0
No 5 14
Los directores y directoras en un 80% (35) y los maestros y las maestras en un 57% (25)
a la pregunta si ¿existe diferencia significativa en torno al ausentismo de los escolares en
las escuelas antes de la aplicación de la nutrición escolar y después de la aplicación de
ésta? contestaron definitivamente sí; se registra que el 18% (8) de los directivos y el 42%
(19) de los maestros/as, entienden que sí, que se aprecia una diferencia significativa en
torno a la reducción del ausentismo de los escolares en sus escuelas luego de que se
produjo el cambio de programa. Contrariamente, el 2% (1) de los directores e igual
porcentaje de los maestros, entender que no existe diferencia significativa en torno al
ausentismo de los escolares en la escuela antes de la aplicación del programa y después
de la aplicación (Tabla 13).
Tabla 13
Diferencia significativa en torno al ausentismo de los escolares en la escuela y aumento
de la matrícula después de la inserción del programa
Categoría
Directores/as Maestros/as
Frecuencia % Frecuencia %
Diferencia significativa entorno al ausentismo de los escolares después de la
implementación
Definitivamente sí 35 80 25 56
8 18 19 42
Definitivamente no 0 0 1 2
No 1 2 0 0
Aumento significativo de la matrícula con la inserción del programa
Definitivamente sí 24 55 26 58
16 36 16 36
Definitivamente no 0 0 0 0
No 4 9 3 7
A la pregunta sobre si ¿se está percibiendo aumento significativo en la matricula escolar
luego de la inserción de la nutrición escolar que aporta el PAE REAL en la escuela? Los
directores, en un 55% (24) y los maestros/as en un 58% (26) contestaron que
37
definitivamente sí; el siguiente 36% (16) de los directores y un 35% (16) de los
maestros/as, dieron como respuestas a esta misma pregunta que sí. Posición contraria
tiene el grupo restante de los entrevistados, pues un 9% (4) de los directivos y un 7% (3)
de los maestros entiende que no se está percibiendo aumento significativo en la matrícula
luego de la inserción del programa en la escuela, sino que la matricula en sus escuelas se
mantiene en el estado en que se encontraba al momento de producirse el cambio de
programa (Tabla 13).
38
Capítulo 5: Discusión
Introducción de la Disertación
La problemática investigada está vinculada con la insuficiencia de información para
determinar si el PAE REAL estaba logrando los objetivos propuestos, porque la situación
que se confrontaba involucraba una actividad que no parecía estar produciendo
resultados de acuerdo a las expectativas. Es decir, que lo que en realidad parecía ser era
que el programa no estaba teniendo los resultados esperados en torno a la reducción de
la desnutrición, el ausentismo y la deserción de los y las escolares de los niveles inicial y
básico. Por lo que el propósito fundamental del estudio fue recolectar información sobre la
efectividad de la nutrición escolar en las escuelas atendidas por el PAE REAL a fin de
determinar el grado en que se están realmente alcanzando los objetivos deseados o si se
desarrollan conforme a los criterios establecidos, para luego incluirlo en una plataforma
regional de divulgación y gestión de conocimientos que fungirá como base de datos del
PAE en el contexto nacional de alimentación y nutrición, que nos permita presentar
propuesta de aplicación de solución de problemas.
El estudio se enfocó, en primer lugar, en identificar y conocer cómo ha incidido la nutrición
escolar en la reducción del ausentismo en escolares de las escuelas básicas atendidas
por el PAE REAL. Para ello se consideraron a los directores/as y los maestros/as como
sujetos de estudio, ya que son las primeras unidades escolares con la que el niño y la
niña tienen contacto continuo y a los/las presidentes de la APMAE, por su vinculación con
la escuela y la familia.
Los resultados del estudio demuestran que, en cuanto al registro de asistencia e
inasistencia de los alumnos/as, el programa no ha logrado los resultados esperado en
torno a la reducción del ausentismo en los escolares de las escuelas básicas. Como se
expone más arriba, los datos que se recogen de las entrevistas aplicadas ponderan que
directivos, maestros/as y presidentes de la APMAEs, opinan que el PAE REAL está
incidiendo en gran medida en la reducción del ausentismo en los escolares de sus
escuelas. Esto es, que el 74% (100) de los entrevistados valora que el programa está
siendo efectivo.
Implicaciones de los Resultados
A cada uno los sujetos objeto de estudio se consideró importante preguntar sobre la
medida en que la nutrición escolar estaba incidiendo en la reducción del ausentismo en
los y las escolares de los niveles inicial y básico de las escuelas atendidas; cuáles son los
logros obtenidos a través de la nutrición escolar; cuál la percepción que tienen los padres,
39
los directivos, los maestros/as sobre la nutrición escolar; si existe diferencia significativa
en torno al ausentismo de los escolares en las escuelas antes de la aplicación de la
nutrición escolar y después de la aplicación de ésta, y si se está percibiendo aumento
significativo en la matrícula escolar luego de la inserción de la nutrición escolar que aporta
el PAE REAL en la escuela.
En este contexto, hay que señalar que en muy poco de los registros utilizados para
recoger parte de los datos para este estudio se encontró un seguimiento riguroso y
cuidadoso por parte de los responsables (los maestros y las maestras). No obstante ser
clara y precisa las instrucciones en éste y los demás apartados de ese documento, lo que
da la impresión de que no se dedica el tiempo requerido para el registro de las
informaciones referidas y que son de suma importancia por su utilidad estadística para el
sistema educativo como para otros aspectos de la nación.
Apoyándose en los datos que resultan del control de asistencia e inasistencia de los
alumnos/as llevado en las escuelas, se puede colegir que, o los responsables de llenar el
Registro de Grado (maestros/as) no cumplen con este requerimiento (como en realidad se
apreció) o el PAE REAL no está logrando los resultados esperados en torno a la reducción
del ausentismo en los escolares de las escuelas básicas que pasaron a ser atendidas a
partir del mes de enero del 2008 por esta modalidad. Aunque, por el lado de la escuela, se
tiene que sólo se cubrió el 80% (63) del Calendario Escolar para el ciclo septiembre-
diciembre, y el 85% (82) de los días laborables durante el período enero- mayo
del 2008. Esto es, que de los 175 días que suman los meses establecidos por el estudio,
sólo se laboraron 145, lo que equivalente al 83% para el resumen anual.
Como es natural, entre las anotaciones que se extraen de los registros de grado como
justificación de los días no laborados (suspensión de clases) por las escuelas están, en el
orden de su frecuencia: reuniones y paro convocado por la Asociación Dominicana de
Profesores (ADP), huelga general, reunión de cooperativa. También se registra la
tormenta Noel, celebración constitución, elecciones, semana santa, fiesta patronales,
reunión en el distrito educativo, talleres capacitación, entre otras. Se excluye de esta lista
los días feriados establecidos como no laborables por la SEE, que suman tres de
septiembre a diciembre y nueve en los meses enero a mayo de este año escolar.
El comportamiento observado a partir de los datos extraídos de los Registros de Grado,
permite asumir que prácticamente es insignificante la incidencia del programa en torno a
la reducción del ausentismo de los escolares para las escuelas de los Distritos Educativos
que cubre el estudio. Para mayor comprensión de esta situación, es importante señalar
40
que esas escuelas fueron cambiadas de programa a partir de enero del 2008, por
exigencia de las comunidades, pasando de la modalidad PAE Urbano Marginal (que suple
diariamente bizcocho, pan, leche y jugo) a la modalidad Real (que suple semanalmente
plátano, queso, salami, huevo, arroz, avena, aceite, sal molida y yodada, azúcar, leche
entera y saborizada, harina de maíz, cebolla, canela y margarina), lo que es un indicador
de que da igual cual modalidad tenga la escuela para tener presencia de los alumnos y
las alumnas en la escuela.
Se obliga aquí a la pregunta siguiente: ¿Están ciertamente llevando los maestros y
maestras rigurosamente el control de asistencia e inasistencia de los alumnos y las
alumnas tal cual manda la ordenanza 1’96? La verdad es que en muy pocos registros se
observaron variedad en la escritura y color de tinta de lapicero, que son indicares de una
actividad que se realiza en momentos diferentes, como resulta ser el llenado de los
registros de grados llevados en las escuelas públicas, cuya instrucciones en este sentido
son, entre otras, que se deben llenar diariamente la columna del formulario mensual
correspondiente al año lectivo y especificar en el extremo superior de la página la
cantidad de días laborados por mes. Lo que parece indicar es que los maestros/as toman
un día cualquiera para realizar esas anotaciones.
En México, por ejemplo, se encontró que las escuelas rurales, urbano-marginales e
indígenas sufrían de altos niveles de ausentismo docente (algunos estudios estiman que
de 200 días del calendario escolar, los docentes rurales en promedio asisten únicamente
100). En este país se involucran las APF en la gestión al hacerlos responsables de
controlar la asistencia de los docentes y administrar los estímulos económicos. Se piensa
también, que los estímulos docentes otorgados, han logrado una importante reducción en
el ausentismo y la rotación docente en las escuelas que los reciben (Santibáñez, 2002).
El panorama antes presentado cambia cuando se analizan los datos que resultan de las
entrevistas aplicadas a los directores/as, maestros/as y a los presidentes/as de las
asociaciones de padres, madres y amigos de las escuelas objeto de estudio; sobre a la
pregunta ¿en qué medida el PAE REAL está incidiendo en la reducción del ausentismo en
los escolares de su escuela?, varones y mujeres opinaron que el PAE REAL está
incidiendo en gran medida en la reducción del ausentismo en los escolares de sus
escuelas. Lo que nos lleva a aseverar, de nuevo que, o no se están llevando en las
escuelas los controles estadísticos requeridos por la SEE a través de los Registros de
Grado, o estos sujetos no nos respondieron sinceramente a la pregunta formulada en este
sentido. Lo cual es descartable, debido a que la investigación se desarrolló en un
41
ambiente de plena libertad de opinión de parte de los sujetos entrevistados y sin coerción
o inducción de respuestas por parte de los entrevistadores.
Consecuentemente, directores/as, maestros/as y presidentes de las APMAEs en un
elevado porcentaje enunciaron tener la percepción de que han mejorado las condiciones
generales de nutrición de los escolares después que sus escuelas pasaron a ser atendida
por el PAE REAL. Se tiene, además, que el programa ha servido como una estrategia de
promoción para la integración, la acción y participación activa de la comunidad en todo el
ámbito escolar. También, que ha aumento las posibilidades de rendimiento escolar y
calidad del aprendizaje. En este mismo orden, directores/as y maestros/as dicen percibir
que la llegada del programa a sus escuelas ha contribuido a elevar la asistencia a clases
y la permanencia de los escolares en las aulas. En el marco de la percepción que sobre el
programa tienen los/las presidentes de las APMAEs de las escuelas que fueron visitadas
para la recolección de los datos que permiten hacer una evaluación de la nutrición
escolar, se puede afirmar que la nutrición escolar ha impactado significativamente en la
reducción del ausentismo de los escolares de sus escuelas.
Respecto a si existe o no diferencia significativa en torno al ausentismo de los escolares
de las escuelas del estudio, comparándola con antes de la aplicación del programa y el
después de la inserción de éste. De un alto porcentaje de directores/as y maestros/as se
recogió como respuestas que existe una diferencia significativa en torno a la reducción del
ausentismo de los escolares en sus escuelas luego de que se produjo el cambio de
programa. Asimismo, se obtuvo de los sujetos que se está percibiendo aumento
significativo en la matrícula luego de que el programa haya entrado en esas escuelas.
Contrariamente, responde 9% (4) de los directivos y un 7% (3) de los maestros, quienes
entienden que no se está percibiendo aumento significativo en la matricula de sus
escuelas, sino que la mismas se mantiene en el estado en que se encontraba al momento
de producirse el cambio de programa. Los datos de la encuesta revelan que para el 91%
(40) de las escuelas que fueron visitadas al comparar la situación en que se encontraban
con la modalidad (Urbano Marginal) que tenían cuando pasaron a ser atendidas por el
PAE REAL, se ha estado percibiendo aumento significativo en la matrícula.
En sentido general se puede señalar, que por los porcentajes que resultan del estudio es
evidente que el programa que se evalúa está logrando los objetivos para los cuales se
puso en funcionamiento. Entre otros: mejorar las condiciones generales de salud, la
capacidad de atención y aprendizaje de los/as escolares; aumento de las posibilidades de
rendimiento escolar y calidad del aprendizaje. Igualmente, elevar la asistencia a clases y
42
la permanencia de los escolares en las aulas de las escuelas públicas en procura de
disminuir la desnutrición, la deserción y el ausentismo escolar en los Niveles Inicial y
Básico del sistema educativo dominicano.
Limitaciones del Estudio
Las limitaciones mayores de este estudio fueron, por un lado, de carácter político, en el
sentido del cambio en la estructura administrativa de la Secretaría de Estado de
Educación. Es decir, que al producirse cambio de las autoridades de la institución
educativa, este trajo consigo cambio de autoridades en la Dirección General de Bienestar
Estudiantil y, por consiguiente, la propuesta investigación resultó afectada en su ejecución
debido a que dichas autoridades produjeron a su vez cambio interno, y no dieron la
importancia requerida al estudio. Por el otro lado, también se registraron limitaciones en el
orden presupuestal, como consecuencia de la situación anterior.
El estudio estaba contemplado realizarse en tres momento: Una primera visita (dos días)
con el objetivo de recoger los datos sobre asistencia e inasistencia de los/as estudiantes
del control de asistencia e inasistencia que se lleva en las escuelas a través del Registro
de Grado que suministra la SEE para esos fines, año escolar anteriores al 2008-
2009; segunda visita (dos días) con el objetivo, aplicar las entrevistas a directivos,
maestros/as y presidentes de las APMAEs, respecto a la percepción sobre el programa y
una tercera visita (dos días), cuyo objetivo era registrar las ausencias e inasistencias de
los grupos de estudiantes a través del Registro de Grado, año escolar 2008-2009. Fue
necesario ajustar las visitas a una sola y, en ella, aplicar las entrevistas, tomar los
registros prestados a los directores para sacarles fotocopias para poder obtener los datos
relativos a la asistencia en inasistencia de los alumnos y alumnas para el año escolar
2007-2008. Esto debido a que las nuevas autoridades de la Dirección General de
Bienestar Estudiantil bloquearon todo tipo de facilidades, presupuestos y demás vías para
completar el proceso de recolección de los datos para el estudio.
Algunas limitaciones son producto del proceso mismo de implementación, como por
ejemplo, escuelas que fueron encontradas cerradas en horarios laborables, registros
incompletos, sin los datos de asistencia e inasistencia de los alumnos/as, escuelas sin sus
registro de grado, inadecuado proceso de preparación y cocción de los alimentos, lo que
podría estarse produciendo por la falta de una supervisión sistemática. Una enorme falta
de disposición de los maestros/as se aprecia en los registros: tanto en el control de
asistencia e inasistencia, como en el resumen mensual y anual. En los casos en los que
se colocaron los días laborados por la escuela en el Registro de Grado, esto casi nunca
43
coincidía con las anotaciones en el mismo documento en la parte de la asistencia e
inasistencia. Es decir, que siempre era mayor la cantidad de días colocados como
laborados que la cantidad de asistencia e inasistencia colocada a los alumnos/as. Para
tener datos más preciso y confiable fue necesario contar uno por uno los símbolos
colocados en el control de asistencia, en los registros que fueron llenados.
Todo da a indicar que los maestros tienen resistencia al llenado del Registro de Grado; no
obstante su importancia como control estadístico de la escuela. Fueron muy pocos los
casos encontrados donde no se notara la dejadez en el llenado de este formulario. En la
mayoría se omiten, no sólo los datos personales de los estudiantes, el control de
asistencia e inasistencia, totales al pie de pagina, resumen mensual y anual; sino también
aquellas informaciones que tienen que ver con el año escolar, nombre del grado, mes,
curso, entre otros. Se encontraron casos en que el control de asistencia e inasistencia se
estaban registrando en una mascota vieja, a pesar de tener los registros nuevos en la
escuela. Esta limitación incidió fuertemente en el retrazo de la fabulación de los datos y en
el proceso de análisis de los mismos.
Otras limitaciones del estudio se produjeron en el sentido de que los muestreos no
probabilísticos, tienen dos limitaciones importantes. Primero, que la muestra no es
representativa de una población numerosa, por lo que la generalización es más restrictiva.
La generalización de los resultados está limitada a las características de los sujetos.
Aunque, esto no quiere decir que los resultados no sean útiles, simplemente significa que
se necesita cautela al realizar divulgaciones. Una segunda limitación es, que una muestra
no probabilística puede estar sesgada. Esto es, para las muestras voluntarias, en las que
los sujetos participan de forma voluntaria en la investigación.
Las limitaciones financieras hicieron presencia fuerte en esta investigación, puesto que el
costo de realizar un estudio limitó el número de sujetos incluidos en la muestra. El tiempo
también resultó otra limitación poderosa, por ser este un factor muy imponente para
conseguir los resultados deseados. Como para una investigación cuantitativa el concepto
de validez interna describe la eficacia con la que se han controlado las variables externas,
la preocupación aquí consistió en el modo en que el procedimiento, el muestreo de
sujetos y las pruebas afectaron al grado en que las variables externas están presentes
para complicar la interpretación de los resultados.
Recomendaciones
Este estudio abre la puerta a otras investigaciones futuras. Puesto que se hace necesario
lo siguiente:
44
1. Evaluar de manera global e integral si el Programa de Alimentación Escolar
Dominicano (PAE) está siendo verdaderamente efectivo, si está ciertamente incidiendo o
no en la reducción de la desnutrición en los y las escolares de las escuelas que lo reciben.
2. También es de rigor que se realicen estudios que evalúen si los alimentos que se están
supliéndose a las escuelas aportan ciertamente los componentes nutricionales que
requieren los niños y las niñas de las edades comprendidas entre cuatro y 14 años, y si
esos alimentos son los preferidos por los/las estudiantes. Esto así porque de nada sirve
que el Estado continúe haciendo inversión en la alimentación de los escolares cuando
estos programas no estén cubriendo los objetivos establecidos.
3. Se debe investigar sobre la preferencia alimentaria de los beneficiarios del PAE en sus
tres modalidades, para evitar desperdicios de alimentos, rompimiento en el orden y
seguimiento del menú suplido. Se han encontrado escuelas en las que preparan los
alimentos en el orden de su preferencia o apetitos, no en correspondencia con las
indicaciones establecidas por el programa. Esta es una situación observadas en escuelas
atendidas por el PAE REAL; ejemplo de esos casos se localizaron en Moca, Jánico, entre
otros Distritos Educativos. Es normal encontrar zonas donde no les guste la avena, otra la
harina, otras que producen los víveres (plátano o guineo) por lo que no les resulta
atractivo a los niños y niñas consumirlos en la escuela si tienen que hacerlo también en la
casa.
4. Dada las limitaciones que tuvo el estudio en su implementación debido a los cambios
en la institución, se recomienda a futuros investigadores tener cuidado en asumir temas
que estén estrechamente vinculados con la institución o el área donde ejerzan su
liderazgo. Para evitar poner en peligro la implementación de su propuesta y por
consecuencia sufrir retrazo en la preparación y presentación la disertación.
En fin, los resultados emanados del estudio en cuestión, permiten al investigador,
recomendar a la SEE, las siguientes políticas escolares de apoyo:
1. La activa participación de estudiantes, padres, maestros y otros integrantes del
personal de la escuela como miembros de un equipo de salud escolar responsable por
planificar e implementar medidas de nutrición y de promoción de la salud. Se ha
constatado que se obtienen mejores resultados cuando el entorno físico y psicosocial de
la escuela es consistente con otras iniciativas de promoción de la salud y adicionalmente
contribuye a reforzarlas. Los maestros/as cumplen un importante rol como modelo de
adultos y como orientadores. Ellos pueden alentar a sus estudiantes a adoptar un modo
de vida saludable siguiendo, a través de su ejemplo, buenos hábitos de alimentación. Los
45
propios estudiantes pueden influir positivamente sobre sus compañeros/s aconsejándolos
a mantener hábitos saludables de alimentación y recordándose mutuamente la necesidad
de hacerlo; los padres y madres de los estudiantes pueden inculcar en sus hijos normas
básicas de higiene, actitudes positivas de respecto hacia sus compañeros, acatamiento
de las directrices de los sus maestros/as y demás actores de la escuela.
2. Implementar proyectos de huertos escolares, en los que se involucren todos los
actores de la comunidad escolar, fundamentalmente los/s estudiantes. Las escuelas
pueden producir verduras, frutas y huevos producidos en los huertos escolares y
consumidos por los escolares en las escuelas. Esta actividad debe ir acompañada de
orientaciones sobre la importancia del consumo de hortaliza para el organismo humano,
actividad que pueden llevar a cabo los propios estudiantes de la escuela.
3. La existencia de un Comité Asesor Comunitario que celebre reuniones periódicas con
el propósito de coordinar las actividades programadas por las escuelas y la comunidad.
Actualmente existen en las escuelas PAE REAL los Comités de Nutrición Escolar, pero su
funcionamiento se reduce en la preparación, cocción y consumo de los alimentos;
actividad que se realiza dentro de un marco de descontento por parte de esos padres,
toda vez que la mayoría de las escuelas entiende que el gobierno debe nombrar un
personal para realizar esas funciones. Incluso, algunas escuelas han logrado el pago de
una o dos madres a través de instituciones estatales, empresas o individuos.
4. Un currículo escolar que incluya la educación en nutrición como parte de un programa
secuencial e integral de educación para la salud. Los niños que no reciben una
alimentación adecuada tienen una menor probabilidad de exhibir un buen desempeño en
la escuela y una mayor probabilidad de contraer enfermedades y faltar a clases. Por
consiguiente, las escuelas deben ofrecer una amplia gama de estrategias promotoras de
la salud que integre todos los esfuerzos orientados a garantizar la adecuada nutrición de
sus estudiantes.
5. Se verificó con las visitas a las escuelas del estudio una profunda libertad en los
directores/as en ausentarse de las escuelas en horario laborables; despachar antes de la
hora establecida, y una falta de dedicación al llenado de los Registros de Grados por
parte de los maestros/as. Ambas realidades se convirtieron en limitaciones graves para el
estudio. Por lo que se recomienda, implementar un sistema de estímulos a los docentes
(directivos y maestros) para lograr que se interesen por el llenado de los Registro de
Grado que suministra la SEE para el registro fiel de los datos relativos a los/as
estudiantes, a su asistencia diaria, se asienten las informaciones de manera sistemática y
46
organizada, controlar y valorar en rendimiento de los/las alumnos/as. Para ello, se pueden
involucrar a las APMAEs en la gestión al hacerlos responsables de controlar la asistencia
de los docentes a las escuelas y a las clases y administrar los estímulos docentes, a fin
de lograr una importante reducción en el ausentismo y la rotación docente en las
escuelas.
6. Resulta una necesidad social, que la SEE, por vía de la Dirección General de
Bienestar Estudiantil (DGBE), amplié la cobertura del PAE REAL a todas aquellas
escuelas de la zona rural con alto niveles de pobreza. Recoger las opiniones de los
escolares en torno a su preferencia alimentaria, verificar si los alimentos que están siendo
suplidos son asimilados ampliamente por los beneficiarios/as; ampliar los niveles de
control de conservación y consumo de los alimentos en las escuelas, a través de la
supervisión directa y monitorio sistemático a los fines de reducir el dispendio y la mala
administración.
7. Dado que a través de las visitas a las escuelas se pudo también apreciar un
inadecuado proceso de almacenamiento, administración, preparación y consumo de los
alimentos, se recomienda que la SEE transfiera la responsabilidad de la supervisión y
monitoreo del PAE a la Dirección General de Supervisión Educativa. Esto va a permitir
optimizar recursos, eficientizar los servicios. Favorece, además, un más amplio criterio de
previsión y control de todo el proceso en que se desarrolla el programa. La DGBE no
debe continuar siendo juez y parte en la administración y control del Programa de
Alimentación Escolar.
47
Referencias
Banco Francés. (2007). Programa becas de integración BBVA. (2007). Recuperado el 03
de enero de 2008, de http://www.bancofrances.com.ar/tlal/jsp/ar/esp/institu/
respsoci/programadebecas/index.jsp#4
Banco Mundial. (2007). Definición y medición de la pobreza. Recuperado el 03 de enero
del 2008, de http://www.eumed.net/tesis/amc/11.htm
Berg, A. (1991). Estudios sobre nutrición: Su importancia en el desarrollo socioeconómico
(4a. ed.). Distrito Federal, México: Noriega Limusa.
Brunner, J. J. (2003). Ausentismo: Informe educacional 1986 de la Escuela D-24 Gabriela
Mistral. Recuperado el 27 de diciembre del 2007 de http://www
.rincondelvago.com/ausentismo.html
Burgués, A. & Glasauer, P. (2005). Guía de nutrición de la familia de la Organización de
las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Recuperado el 7 de julio del
2007 de http://www.baby2mil.com.ar/nutricion_cont.htm
Burgués, A. (2006). Un balance sobre la nutrición. Recuperado el 7 de julio del 2007 de
http://www.unicef.org/spanish/progressforchildren/2006n4/
Calleja, R. (1997). Un programa educativo para chuparse los dedos. Recuperado el 7 de
julio de http://comunidadescolar.pntic.mec.es/766/report1.html
Comisión Económica para América Latina & Programa Mundial de Alimentos. (2006). El
costo del hambre: Impacto económico y social de la desnutrición infantil. Santiago de
Chile: Autor.
Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. (2004). Programa alimentación
global para educación: Relatos de impacto personal. Santo Domingo, República
Dominicana: Autor.
Gauster, S. & Vecchi, A. (2003). La situación actual de los derechos económicos sociales
48
y culturales en Guatemala. Recuperado el 28 de diciembre del 2007 de
http://www.derechos.org/nizkor/guatemala/doc/descgtm.html
Hernán, D. C. (1997, Agosto). Nutrición infantil y rendimiento escolar. Documento
presentado en el VIII Congreso Nacional de Nutrición y Dietética en Cali, Colombia.
Recuperado el 29 de junio del 2007 de http://colombiamedica.univalle
.edu.co/VOL28NO2/nutricion.html
Hernández, S. R., Fernández, C. C. & Baptista, L. P. (1998). Metodología de la
investigación. (2a. ed.). Distrito Federal, México: McGraw-Hill.
Hurtado, B. J. (2003). El proyecto de investigación: Metodología de la investigación
holística (2a. ed.). Caracas, Venezuela: Quirón.
Ivanovic. D. (1996). Impacto de la nutrición en el rendimiento escolar. Recuperado el 10
de abril del 2007 de http://www.vie.cl/internas/sabias/impacto_nutricion.htm
Leme, V. E. (2006). El placer de comer bien: Alimentos para prevenir y curar. Buenos
Aires, Argentina: Asociación Casa Editorial Sudamericana.
Lindert, K. (1999). La incidencia distributiva de los programas de alimentación escolar.
Reuperado el 17 de diciembre del 2008 de http://info.worldbank.org/etools/
docs/library/79020/Fall%202001/elearning/fall2001/readings/pdfpapers/panama .pdf
Martínez, J. M. & Polanco, A, I. (2007). El libro blanco de la alimentación escolar. Madrid,
España: McGraw-Hill.
McMillan, J. & Schumacher, R. (2005). Investigación educativa (5a. ed.). Madrid, España:
Pearson Educación.
Morris, J. (2005). El mundo marcha contra el hambre: América Latina también marchó
contra el hambre. Recuperado el 11 de diciembre del 2008 de http://www.wfp
.org/spanish/?m=118&k=49
Muñoz, G. (2008). III feria internacional de alimentación ALIMEN-RED 2008. Recuperado
49
el 11 de diciembre 2008 de http://www.junaeb.cl/noticias/269.htm
Olivares, G. N. (2004). Alimentación durante la edad preescolar y escolar. Recuperado el
7 de julio del 2007 de http://www.cpnlac.org/temas_cpnl/Tema_Nutric.htm
Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. (2004).
Recursos efectivos en salud escolar. Recuperado el 7 de julio, 2007 de http://www
.portal.unesco.org/education/es/ev.phpURL_ID=36688&URL_DO=DO_TOPIC&
URL_SECTION=201.html
Organización Mundial de la Salud. (2005). Informe mundial sobre la salud: ¡Cada madre y
cada niño contarán!. Recuperado el 7 de julio del 2007 de http://www.unicef
.org/spanish/progressforchildren/2006n4/indexsurvivalanddevelopment.html
Pascual, O. P. (2007). Causas de la baja producción escolar y el caso de la deserción
escolar. Recuperado el 27 de diciembre del 2007 de http://www.educared.edu.pe/
modulo/upload/68389609.doc
Reveco, O. & Mella, O. (1994). Impacto de la educación parvularia en la educación
básica: Fortalezas institucionales de la educación de párvulos para enfrentar los desafíos
de calidad, equidad y cobertura. Ponencia presentada IV Simposium JUNJI. Santiago,
Chile. Recuperado el 7 de julio del 2007 de http://www.oei
.es/inicial/articulos/desafio_educacion_infantil.pdf
Rivero, J. (1999). Educación y pobreza: Políticas, estrategias y desafíos. (Boletín del
Proyecto Principal de Educación en América Latina y el Caribe, No. 48). Recuperado el 28
de diciembre del 2007 de http://www.oei.es/administracion/ rivero.htm
Santibáñez, L. (2002). Equidad en la educación: La experiencia de los programas
compensatorios en México. Recuperado el 17 de diciembre del año 2008 de
http://www.equip123.net/equip1/excell/esp/docs/Equidad%20y%20Calidad%20Educativa
%20Compensatorios%20ponencia.pdf
Secretaria de Estado de Educación y Cultura. (1996). Ordenanza 1´96 que establece el
sistema de evaluación del curriculum de la educación inicial, básica, media, especial y de
50
adultos. Santo Domingo, República Dominicana: Alfa & Omega.
Secretaria de Estado de Educación. (2005). Manual de normas y procedimientos del
programa de alimentación escolar, raciones escolares con alimentos locales. Santo
Domingo, República Dominicana: Autor.
Secretaria de Estado de Educación. (2007a). Calendario escolar 2007-2008. Santo
Domingo, República Dominicana: Autor.
Secretaria de Estado de Educación. (2007b). Registro de grado para el nivel básico de la
Dirección General de Educación Básica. Santo Domingo, República Dominicana: Alfa &
Omega.
Vergara, C. E. (2004). Panamá: Informe sobre el programa de merienda escolar del
ministerio de educación. Revista MLMS, 2. Recuperado el 7 de julio del 2007 de
www.infoleche.com/fepale/fepale/lechesalud/Revista%20MLMS%20html/index .htm
51
Apéndice A
Cantidad de Escuelas y Beneficiarios/as del PAE-REAL, Según Distritos Educativos,
Correspondiente a Enero del 2008
Programa de Alimentación Escolar, Raciones Escolares con Alimentos Locales
PAE-REAL
Secretaría de Estado de Educación
Dirección General de Bienestar Estudiantil
Cantidad de Escuelas y Beneficiarios/as del PAE-REAL, Según Distritos Educativos,
Correspondiente a Enero del 2008
Regionales
Educación Distritos Educativos
Cant.
Escuelas
Beneficiarios/as por tanda
Matutina Vespertina Total
(03) Azua
03-01 Azua 46 4,645 4,736 9,381
03-02 Padre Las
Casas
40 1,799 1,770 3,569
03-03 San José de
Ocoa
54 2,206 1,977 4,183
Subtotal 3 140 8,650 8,483 17,133
(04) San
Cristóbal
04-01 Cambita 12 577 501 1,078
04-04 Villa Altagracia 7 445 412 857
Subtotal 2 38 3,189 3,083 6,272
(05) San
Pedro de
Macorís
05-01 San Pedro
Macorís
10 641 448 1,089
05-04 Hato Mayor 35 2,956 2,671 5,627
05-05 Sabana La Mar 8 324 395 719
05-06 Consuelo 13 804 574 1,378
05-07 Los Llanos 10 276 231 507
05-09 El Valle 13 345 461 806
Subtotal 5 89 5,346 4,780 10,126
(06) La Vega
06-01 José Contreras 20 446 388 834
06-06 Moca 33 3,929 3,956 7,885
Subtotal 2 53 4,375 4,344 8,719
(07) San
Francisco de
Macorís
07-01 Tenares 30 2,070 1,835 3,905
07-02 Salcedo 26 1,778 1,660 3,438
07-07 Villa Tapia 21 1,882 1,820 3,702
Subtotal 3 77 5,730 5,315 11,045
(12) Higuey 12-03 El Seibo 82 3,596 3,469 7,065
Subtotal 1 82 3,596 3,469 7,065
(08) Santiago 08-01 Jánico 13 687 671 1,358
52
Subtotal 1 13 687 671 1,358
(14) Nagua
14-01 Nagua 20 950 983 1,933
14-04 Samaná 19 728 672 1,400
14-05 Sánchez 15 673 813 1,486
Subtotal 3 54 2,351 2,468 4,819
(16) Cotuí
16-04 Bonao 18 558 506 1,064
16-05 Piedra Blanca 12 413 249 662
16-06 Bonao 18 1,913 1,467 3,380
Subtotal 2 48 2,884 2,222 5,106
(17) Monte
Plata
17-01 Yamasa 29 2,677 2,668 5,345
17-02 Monte Plata 17 1,006 804 1,810
17-03 Bayaguana 20 1,097 1,026 2,123
17-04 Sabana G Boya 23 780 369 1,149
17-05 Peralvillo 30 1,129 1,195 2,324
Subtotal 5 119 6,689 6,062 12,751
10 27 694 41,330 38,727 80,057
Nota. Incluye los nuevos distritos educativos y escuelas.
Apéndice B
Menú Programa de Alimentación Escolar, Raciones Escolares con Alimentos Locales
(PAE - REAL)
Menú Programa de Alimentación Escolar, Raciones Escolares con Alimentos Locales
(PAE - REAL)
Secretaría de Estado de Educación
Dirección General de Bienestar Estudiantil
Departamento de Nutrición
Menú del PAE-REAL
53
Tanda Matutina
LUNES Plátano Verde con huevos revueltos y un vaso con leche
Alimento Cantidad en
gramos
Energía
kcal.
Proteína
gramos
Carbohidratos
gramos
Grasa
gramos
Plátano
verde
200 grs. ( 1 unidad) 280 5.8 71 0.4
Huevos 50 grs. (1 unidad) 74 5.6 1.4 4.9
Aceite 10 grs. 88.4 - - 10
Leche 235 ml (8 onzas aprox.) 217.7 11.7 16.7 11.7
Cebolla 10 grs. 3 - - -
Sal
yodada
3 grs. (1 gr. huevo y 2
grs. plátano)
- - - -
MARTES Pan con queso amarillo y un vaso con leche
Alimento Cantidad en
gramos
Energía
kcal.
Proteína
gramos
Carbohidratos
gramos
Grasa
gramos
Pan 57 grs. ( 2 onzas) 189 7.5 35.5 1.6
Queso
Amarillo
56 grs. ( 2 onzas) 205.7 13.3 0.7 16.6
La Nutre 200 ml 190.5 7.5 36 1.95
MIÉRCOLES Plátano Verde con salami frito ó guisado y un vaso con leche
Alimento Cantidad en
gramos
Energía
kcal.
Proteína
gramos
Carbohidratos
gramos
Grasa
gramos
Plátano
Verde
200 grs. ( 1
unidad)
280 6.3 71 0.4
Salami 56 grs. ( 2 onzas) 232 7 0.6 22
Aceite 10 grs. 88.4 - - 10
Leche 235 ml (8 onzas) 217.7 11.7 16.7 11.7
Cebolla 10 grs. 3 - - -
Sal yodada 2 grs. Para el
Plátano
- - - -
54
55
JUEVES Bollitos de harina de maíz con huevos revueltos y un vaso con leche
Alimento Cantidad en
gramos
Energía
kcal.
Proteína
gramos
Carbohidratos
gramos
Grasa
gramos
Harina de
maíz
57 grs. ( 2
onzas )
207 3.7 45.2 0.6
Huevos 50 grs. (1
unidad)
74 5.6 1.4 4.9
Leche 120ml(4 onzas) 78 4.2 6 4.2
Azúcar
Crema
7grs ( ) 27 - 6.9 -
Harina de
trigo
28 grs. (1
onzas)
102 2.9 21.3 0.28
Aceite 10 grs. 88.4 10 - -
Cebolla 10gr 3 - - -
Margarina 5gr 34 - - 3.8
Sal Yodada 5gr - - - -
La Nutre 200 ml 190.5 7.5 36 1.95
VIERNES Arroz con leche y dulce
Alimento Cantidad en
gramos
Energía
kcal.
Proteína
gramos
Carbohidratos
gramos
Grasa
gramos
Arroz 57 grs. ( 2
onzas)
206 4 45 0.3
Leche 120 ml ( 4
onzas)
78 4.2 6 4.2
Azúcar
Crema
57 grs. ( 2
onzas)
218 - 56.4 -
Canela 0.5 gr. - - - -
Sal Yodada 0.5 gr. - - - -
Margarina 5 grs. 34 - - 3.8
TANDA VESPERTINA
LUNES Avena con leche y dulce
56
Alimento Cantidad en
gramos
Energía
kcal.
Proteína
gramos
Carbohidratos
gramos
Grasa
gramos
Avena 55 grs. 214 7.8 37 4
Leche 120 ml (4
onzas)
80 4.2 6 4.2
Azúcar
Crema
57 grs. ( 2
onzas)
218 - 56.4 -
Canela 0.5 grs. - - - -
Sal Yodada 0.5 grs.
Margarina 5 grs. 34 - - 3.8
MARTES Pan con queso amarillo y un vaso con leche
Alimento Cantidad en
gramos
Energía
kcal.
Proteína
gramos
Carbohidratos
gramos
Grasa
gramos
Pan 57 grs. ( 2
onzas)
189 7.5 35.5 1.6
Queso 56 grs. ( 2
onzas)
205.7 13.3 0.7 16.6
La Nutre 200 ml 190.5 7.5 36 1.95
MIÉRCOLES Arroz con leche y dulce
Alimento Cantidad en
gramos
Energía
kcal.
Proteína
gramos
Carbohidratos
gramos
Grasa
gramos
Arroz 57 grs. (2
onzas)
206 4 45 0.3
Leche 120 ml ( 4
onzas)
78 4.2 6 4.2
Azúcar Crema 57 grs. ( 2
onzas)
218 - 56 -
Canela 0.5 gr. - - - -
Sal yodada 0.5 gr. - - - -
Margarina 5 grs. 34 - - 3.8
57
JUEVES Arepitas de maíz fritas y un vaso con leche
Alimento Cantidad en
gramos
Energía
kcal.
Proteína
gramos
Carbohidratos
gramos
Grasa
gramos
Harina de
maíz
57 grs. ( 2
onzas)
207 3.7 45.2 0.6
Aceite 15 grs. 132.6 - - 15
Huevo 12.5 grs. ( ¼ de
huevo)
18.5 1.4 - 1.4
Azúcar Crema 7 grs. 26.8 - 6.9 -
Sal yodada 0.5 gr. - - - -
Margarita 34 - - 3.8
La Nutre 200 ml 190.5 7.5 36 1.95
VIERNES Plátano Maduro con salami frito o guisado y un vaso con leche
Alimento Cantidad en
gramos
Energía
kcal.
Proteína
gramos
Carbohidratos
gramos
Grasa
gramos
Plátano
Maduro
200 grs.
(1unidad)
280 5.6 69.6 0.6
Salami 56 grs. (2onzas) 232 7 0.6 22
Leche 236Ml ( 8 onzas
)
417.7 11.7 16.7 11.7
Aceite 5 grs. 44.2 - - 5
Cebolla 10 grs. 3 - - -
Sal
yodada
2 grs. Para
Plátanos
- - - -
Promedio de los requerimientos nutricionales para un desayuno escolar para edades
comprendidas entre 4 y 14 años.
Nutrientes Cantidad
Energía 500 KCAL
Proteina 18 GR
Carbohidrato 56 GR
Grasa 16 GR
Promedio semanal de las raciones
58
Alimento Cantidad
gramos
Energía
kcal.
Proteína
gramos
Carbohidratos
gramos
Grasa
gramos
Alimento Cantidad
en
gramos
Energía
kcal.
Matutina 681 136 24 130 95 170 23 144
Vespertina 587 117 18 99 82 146 22 138
Total del promedio semanal de las raciones de ambas tandas
Energía
Kcal.
% Proteína
Gramos
% Carbohidratos
Gramos
% Grasa
Gramos
%
634 127 21 115 88 158 23 141
Los valores nutricionales de este menú fueron extraídos de la tabla de composición de
alimentos para uso en la República Dominicana 1985. Por la Dra. Brigitte Mussgay.
Los aportes nutricionales de este menú sobrepasan en más de un 100 % las necesidades
diarias de Kilocalorías, proteínas, carbohidratos y grasas correspondientes a un desayuno
escolar.
Apéndice C
Instrumentos de Recolección de la Información Para Directivo
Instrumentos de Recolección de la Información Para Directivo
Investigación Sobre Incidencia de la Nutrición Escolar en la Reducción del Ausentismo en
los Escolares de la Educación Básica
Nota. Este es un estudio que se realiza con el propósito de evaluar el impacto de la
nutrición escolar en la reducción del ausentismo en los escolares de las escuelas
atendidas por el PAE REAL. Por lo que es necesario que nos de sus respuestas
sinceramente.
I. Datos del Centro Educativo:
Nombre de la Escuela: __________________________ Código _____ _________
59
Regional Educación No.___De_________ Distrito Educativo No.___ De _______
Fecha de la recolección de los datos: Día ____ Mes _______________ Año_2008_
II. Datos del/a Director/a (favor marcar dentro del paréntesis o sobre la raya):
2.1. Sexo: 1. - Masculino ( ), 2. - Femenino ( ).
2.2 Escolaridad de la escuela: Inicial_; 1º _, 2º __, 3º __, 4º __, 5º__, 6º _, 7º___, 8º /.
2.3. ¿Cuenta la Escuela con la APMAE? 1) Si, y funcionando ( ), 2) Si, pero no funciona
( ), 3) No ( ).
2.4. ¿Cuál PAE tenía su escuela antes del PAE REAL?: a) Urbano Marg ( ),
b) Fronterizo ( ), c) Ninguno ( ).
III. Datos requeridos relacionadas con la investigación:
3.1.- Participantes según tanda y sexo (Información para el cálculo de raciones)
Beneficiarios /as
Tandas Total /tandas Total
Gen
eral
Matutina Vespertina
Matutina Vespertina
F M F M
Alumnos /as
Maestros /as
Comunitarios /as que
apoyan
Personal Adm./apoyo o
servicio
Totales
3.2.- Promedio de asistencia mensual de alumnos/as, según tanda, sexo y tendencia
Tandas
Sexo Total ¿Cuál es la tendencia?
Femenino Masculino Aumento Estable Disminución
Matutina
Vespertina
Totales
60
3.3.- Logros obtenidos a través del programa.
Indicadores
Respuestas
Sí No
1. Aumento de la asistencia y permanencia en clases
2. Disminución de la deserción escolar
3. Los /as alumnos /as se muestran más activos, entusiastas y con
mayor rendimiento
Totales
3.4. Consumo de alimentos.
No.
Indicadores Respuestas
Sí No
1 Los alimentos preparados son consumidos antes del recreo
2 Los /as alumnos /as consumen los alimentos totalmente en la
escuela
3 Los /as alumnos /as indican que les gustan los alimentos
preparados
4 Los /as alumnos /as se ausentan de la escuela cuando no
hay alimentos
Total (SI)
3.5. Participación comunitaria.
No. Indicadores
Respuestas
No Pagan
1 El proceso de cocción de alimentos es realizado por madres y padres
voluntarias
2 El proceso de higienización de la cocina es realizado por madres
voluntarias
3 Los padres /madres aportan los recursos para compra de combustible
(GLP)
4 La APMAE participa en la administración y vigilancia de los alimentos
Total ( SI )
En su opinión, díganos:
1. ¿Está el PAE REAL incidiendo en la reducción del ausentismo de los escolares de su
escuela?
a) Definitivamente sí ( ), b) Sí ( ), c) Definitivamente no ( ); d) No ( ).
61
2. ¿Existe diferencia significativa en torno al ausentismo de los escolares en la escuela
antes de la aplicación del programa y después de la aplicación?
a) Definitivamente sí ( ), b) Sí ( ), c) Definitivamente no ( ); d) No ( ).
3. ¿Cuál es la percepción que tienen los padres, los maestros/as y los alumnos/as
respecto al Programa?
1. Que ha mejorado las condiciones generales de nutrición de escolares ( );
2. Que ha servido como una estrategia de promoción para la integración, la acción y
participación activa de las comunidad en todo el ámbito escolar ( );
3. Que la escuela se ha constituido en entes promotor y dinamizador de las acciones
comunitarias ( );
4. Que ha mejorado las condiciones generales de salud y la capacidad de atención y
aprendizaje de los/as escolares ( );
5. Que ha aumentado las posibilidades de rendimiento escolar y calidad del aprendizaje (
);
6. Que ha contribuido a elevar la asistencia a clases y la permanencia de los escolares en
las aulas ( );
7. Que no ha tenido los resultados esperados en torno a la reducción del ausentismo y la
deserción de los y las escolares de los niveles inicial y básico ( );
8. Que tampoco ha logrado una efectiva integración y participación de los comunitarios en
la búsqueda de soluciones a las problemáticas alimentaria escolar ( ).
4. ¿Se está percibiendo aumento significativo en la matricula luego de la