Gestión del conocimiento y desarrollo regional en Perú

GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO Y DESARROLLO REGIONAL
Resumen.
En un contexto global cambiante donde la globalización ha significado el resurgir
de las regiones como elementos fundamentales en la generación del conocimiento
que caracteriza a la nueva economía se hace cada vez mas necesario el contar
con herramientas para analizar esta problemática. En particular en el Peru, donde
se ha iniciado un proceso de regionalización reciente se hace oportuno contar con
este tipo de modelos.
En particular y para tal fin es presentado un modelo teórico para el abordaje del
conocimiento en espacios regionales, teniendo en consideración sus dimensiones
presente y futura. Para la determinación de las variables oferta y demanda futura
de conocimiento son propuestos y problematizados estudios de prospectiva que
son incluidos en este modelo.
El modelo servirá para el estudio de desarrollo regional y también como elemento
para el proyecto de mecanismos de desarrollo regional.
Se espera, continuando con el estudio, aplicar el modelo a estudios de caso en
regiones específicas y en determinados sectores.
Palabras claves: prospectiva tecnológica, gestión del conocimiento, desarrollo
regional.
Introducción.
En los próximos años, el éxito de las políticas regionales de desarrollo dependerá
de las acciones a ser implementadas, apoyadas por todos los agentes implicados,
capaces de orientar el efecto de la innovación para el largo plazo.
Los procesos de innovación, constituye una oportunidad para que las regiones de
los países emergentes puedan desarrollarse. A su vez, estos procesos
representan una amenaza, ya que pueden incrementar la distancia con respecto a
las regiones que han alcanzado un mayor nivel de desarrollo. Esto lleva a tales
países a replantear sus políticas de desarrollo, específicamente sus políticas de
desarrollo regional.
Por otro lado, se ve la intención de emprender estudios relacionados a la gestión
del conocimiento e innovación de proyectos dirigidos al desarrollo regional en
países de América latina, así como la búsqueda de modelos de proyección y
conformación de las posibilidades y mecanismos de transferencia del
conocimiento necesario para coadyuvar las innovaciones en una región
determinada.
En este contexto se presenta, un modelo teórico de manejo del desarrollo válido
para varios sectores en una región determinada. Este modelo teórico de gestión
del conocimiento, establecido en las redes construidas entre los agentes (nudos)
implicados en los proyectos interactivos desarrollados por las organizaciones de
I&D de un sector determinado. El modelo tiene que ser finalmente útil, para que se
analice la transferencia del conocimiento - y su mejor uso, privilegiando los
espacios regionales - y para la proyección de redes regionales del conocimiento.
Para tal fin, son presentadas las diversas formas de conglomerados regionales,
tales como polos, parques tecnológicos, clusters, redes de empresas,
conglomerados. Consecuentemente, se presenta algunos conceptos relativos a la
transferencia del conocimiento. Seguidamente, se presentará un modelo regional
de aplicación en un contexto determinado.
fig.1 .- Modelo de desarrollo regional/sectorial activado por la demanda del
conocimiento.
Demanda de
conocimiento
Presente
Futuro
Fuente. Elaboración propia.
Redes de
conocimiento
Transferencia de
conocimiento
Oferta de
conocimiento
Presente Futuro
Cadena productiva
Innovación y desarrollo de
nuevos productos
Ventaja competitiva regional
sectorial
Presente Furturo
Mapeamiento“Mapeamiento
Búsqueda Búsqueda
1 Desarrollo Regional y Ventaja Competitiva.
El nuevo concepto de la Ventaja Competitiva hace énfasis en los espacios
regionales como los nuevos protagonistas del desarrollo, lo cual motiva su
estudio por medio de abordajes como sistemas regionales de innovación,
redes de innovación, redes de conocimiento, hélice triple, entre otros.
Se ha re-configurado un nuevo modelo productivo, pasándose de un modelo
basado en la producción y economías de escala, a otro que se basa en la
distribución y economías de amplitud según los requerimientos de un mercado con
exigencias crecientes.
Esta tendencia, se ha visto reflejada en la formación de diversos conglomerados
de empresas espontáneas o inducidas que fomentan las economías de
aglomeración y la intensidad de las interacciones. Dentro de estas interacciones,
se hará énfasis en aquellas que procuran y/o facilitan el flujo del conocimiento, ya
que el conocimiento, conjuntamente con la creatividad, es el mayor insumo para la
innovación y el desarrollo de nuevos productos.
La nueva ventaja competitiva de una región es el conocimiento disponible en la
misma, las formas en las que se facilite el intercambio de conocimiento,
capacitación y aprendizaje regional, cadenas productivas (en algunos sectores),
financiamiento disponible, infraestructura y telecomunicaciones. Se espera
también que exista una visión de futuro compartida por los actores. Para que las
estrategias de desarrollo sean sostenibles en el tiempo .
Es percibida una tendencia a una mayor participación de las regiones en el diseño
de su propio desarrollo. Esto se debe a que la mayor integración que se genera,
en la base coincidiendo con lo que Cooke et (1997) llaman el "desarrollo de abajo
hacia arriba". El desarrollo regional es objeto de muchos estudios en sus formas
más diversas. Entre estos pueden ser identificadas: redes de innovación, redes
de conocimiento, polos tecnológicos, polos de modernización, parques e
incubadoras de empresas. Todos se caracterizan por la existencia de
concentración regional y por la ocurrencia de intercambios, los resultados de un
contacto más grande inscriben a participantes del mismo sector y espacio.
Por otro lado Cooke (1999) ha identificado algunas características comunes a
todas las economías regionales: economías de aglomeración, de aprendizaje
institucional, gobierno asociativo, proximidad interactiva y la innovación.
Y son principalmente las pequeñas y medianas empresas las que buscan el
conocimiento mediante su interacción con la universidad.
Economías de aglomeración.
Las economías de aglomeración se establecen en la proximidad de los agentes de
una determinada región y determinan los sectores complementarios. Tal
proximidad estimula intercambios de conocimiento.
El Aprendizaje institucional.
El aprendizaje institucional se refleja en la "organización que aprende", en el modo
como las empresas u organizaciones se organizan para captar los conocimientos
exógenos necesarios para su funcionamiento, así como las formas para dar
aprendido, en el ámbito local.
1.1 Formas de aglomeración regional.
Polo tecnológico.
Un polo tecnológico consiste en un conglomerado de empresas especializadas
ubicadas en una determinada región.
Parque tecnológico.
Un parque tecnológico se constituye en un conglomerado de empresas de
diferentes sectores planeado con anterioridad y con el desarrollo de un proyecto
arquitectónico, una orientación y caracterización del parque previos. Se puede
citar como ejemplo, Tromso Science ParK, situado en Noruega, que cuenta con
por lo menos tres áreas de interés.
Cluster
Los clúster son aglomeraciones formadas de manera espontanea por empresas
de un determinado sector económico. En relación a los clusters Porter (1998)
sostiene coincidiendo con Altenburg & Meyer Staner (1999) son comunes entre
empresas pequeñas tradicionales y en actividades intensivas en mano de obra.
Se trata de una fabrica social basada en los valores compartidos mediante
interacciones, donde se facilita la difusión del conocimiento e inovación. Ha sido
identificada la escases de espíritu emprendedor, falta de confianza y barreras de la
información compartida, como los mayores cuellos de botella de un clúster.
2 Innovación, creatividad y conocimiento.
La innovación está cada vez mas vista como un proceso sistémico en el cual
participan múltiples agentes. Así la empresa para buscar el conocimiento
necesario para el desarrollo de nuevos productos recurre a interacciones con otras
empresas, proveedores, universidades, instituciones de investigación, entre otras.
Peters (1997) resalta la importancia que tiene para la sobrevivencia de las
empresas, alejarse de "commodities", por medio de adición de valor mediante los
procesos de innovación continua.
El conocimiento obtenido por las empresas a través de sus interacciones con
organizaciones de su entorno se constituye en el elemento crucial para la
innovación de servicios, procesos y productos. Según Cooke et (1997), la
innovación es cada vez vista como un proceso sistémico con flujos diversos y
direcciones de circulación de la información y con la participación de mútiples
agentes. Para ellos, un cambio institucional en el campo de la producción, en el
consumo y en la sociedad se considera innovación. En una era donde el
conocimiento consiste en el mayor activo, el capital intelectual de las
organizaciones es el elemento básico de sus estrategias competitivas. De esto se
deduce que existe una relación estrecha entre el conocimiento y la innovación.
Así Merino (2003) tiene en la creatividad es un elemento que, según su relación
permite la vinculación entre el conocimiento y la innovación: conocimiento +
creatividad = innovación. Este foco coincide en parte con el modelo de Rutten &
Oosten (1999) que establecen vínculos en la forma de tres círculos con sus
interfaces respectivas: generación del conocimiento, desarrollo de capacidades y
de la tecnología, e innovación.
3 Demanda y transferencia del Conocimiento.
Teniendo en cuenta que lo que circula por tales redes es algo tan sutil y tan
intangible como lo es el conocimiento, es imprescindible tipificarlo. Haciendo esto
se tiene materias para estudiar los mecanismos bilaterales de la transferencia del
conocimiento que, en su crecimiento e integración reticular, forman las redes del
conocimiento y de la innovación. Es también importante identificar las formas
como se conforman y desarrollan las redes del conocimiento en el tiempo. En
relación al tiempo Bloedon & Stocks (1997) presentan un modelo de crecimiento
"cónico" de interacción que es válido para el caso particular de la interacción
universidad-empresa. Finalmente se presenta una metodología de evaluación y
proyección de las redes del conocimiento.
* También es importante resaltar que son considerados artefactos característicos
de la sociedad del conocimiento el computador y la microelectrónica, elementos
que se encuentran o tienen aplicación en cualquier industria o servicio diluyendo
de esta forma la diferenciación entre "nigh tech y low tech".
3.1 Tipos de conocimiento.
Principalmente lo que fluye entre los agentes (los nodos) por medio de tales redes
es el conocimiento, que ha comenzado a convertirse en un insumo fundamental
para la innovación y la generación de productos nuevos, de procesos y de
servicios en una determinada región. La necesidad de tipificar este conocimiento,
aparece, para poder identificarlo adecuadamente en el curso de los procesos y
para su intercambio. Es percibido que diversos tipos de conocimiento requieren
diversos canales y procesos de aprendizaje y transferencia.
Conocimiento tácito y conocimiento articulado.
El conocimiento tácito es el que se ha acumulado durante un tiempo y es resultado
de las practicas llevadas a cabo en una empresa o en una organización de I&D,
este conocimiento se embute generalmente en las personas solo se puede
transferir por medio de la interacción personal entre el "maestro y el aprendiz ".
Tal conocimiento se da por medio de lecciones: es práctico y es adquirido en el
que hacer diario (learning by doing). Merino (1998) presenta un caso de
interacción universidad-empresa, donde un laboratorio desarrolla un sistema
"FRAES" que incorpora información de expertos sobre el tema de diseño y
selección automática de los ductos para el transporte del petróleo desde el fondo
del mar hasta la superficie en una práctica de interacción universidad-empresa.
El conocimiento articulado o explicito es el disponible en manuales, en los
documentos de las organizaciones, en los textos. Es susceptible de adquisición
por medio de la lectura y análisis de documentos. También se puede colocar en
archivos disponibles en la red interna de las computadoras (intranets). Es
importante, señalar que es la naturaleza del conocimiento lo importante y no la
forma como es disponibilizado o archivado.
Nonaka (1997) resalta la importancia de la conversión del conocimiento tácito en
otras formas de conocimiento articulado y tácito, así como también de formas de
conversión de conocimiento articulado en conocimiento tácito y articulado. Según
este autor, el conocimiento está presente en estas dos formas y el éxito de la
innovación es altamente determinado por la capacidad de establecer vínculos
incorporando estos dos tipos de conocimiento en una forma clara en sus procesos
de conversión.
3.2Transferencia y mapeamiento del conocimiento.
El conocimiento por medio de sus movimientos a través de las redes, hace
aparecer espacios de conocimiento, por medio de un sistema de interacciones
(zetas) entre los agentes principales (nudos). Para identificar la dinámica que se
da en la generación, la transmisión, y la difusión del conocimiento por medio de
diversos canales, y evaluar mejor la transferencia se puede considerar algunos
proyectos o interacciones desarrollados por organizaciones ancla, llamadas así las
organizaciones principales de I&D o universidades que generan el conocimiento a
ser transferido.
La transferencia del conocimiento se caracteriza por la multidirecionalidad de sus
orientaciones y la variación de éstas en el tiempo. Sin embargo, para fines de
simplificación del análisis aquí emprendido, al estudio de transferencia se
incorporan dos nudos (organizaciones) de la red, el proceso así, en concordancia
con Bonaccorsi & Piccaluga (1997) puede ser analizado según tres etapas:
a) La generación - etapa que se da en la organización fuente de conocimiento y
donde se tiene como objetivo identificar el potencial del conocimiento a ser
transferido y del conocimiento disponible propio que se transferirá.
b) Transmisión - ocurren en la interface entre dos organizaciones. Tan pronto se
identificaron las características del conocimiento, las mejores medidas para su
transmisión son definidas.
c) Propagación - se da en la organización receptora del conocimiento y tiene
como objetivo determinar cuál es el impacto del conocimiento adquirido en el
núcleo tecnológico o "court business" de la empresa.
Rutten & Oosten (1999) consideran, alternativamente, las etapas siguientes:
desarrollo del conocimiento, incluyendo la investigación básica, la estrategia y la
investigación aplicada, trabajo de desarrollo y la investigación práctica; la
diseminación del conocimiento, llamada de extensión y educación; y el uso del
conocimiento, llamado la introducción de nuevas practicas de trabajo, de técnicas
y de tecnologías.
Para supervisar la transferencia del conocimiento en el contexto regional, conviene
hacer uso de un mapa de conocimiento, una vez estructurado este elemento
permitirá identificar el conocimiento disponible en una región o un sector definido.
Un mapa del conocimiento presenta una visión holística según áreas y expertos en
cada área.
Teniendo la metodología para la elaboración de un mapa de conocimiento se debe
identificar la disponibilidad de conocimiento al interior de un sector o de una
región. Al interior de una región y de un determinado sector, va a ser de gran
utilidad el diseño participativo de una política de desarrollo sectorial en dicha
región. Al identificar la disponibilidad del conocimiento claramente se puede
determinar su grado de utilización; para evaluar su impacto en el núcleo
tecnológico de la región por medio de mejoras en productos, servicios y de los
procesos; para diseñar mecanismos de transferencia y de la difusión de este
conocimiento, y así detectar la necesidad de nuevo conocimiento.
Tiene esto la intención de relacionar el conocimiento disponible u ofrecido con el
exigido en el futuro.
Fig. 2 temporalidad de los mapas del conocimiento.
Presente Futuro
Oferta del conocimiento Diagrama esquemático Prospectiva tecnológica
Demanda del
Conocimiento Diagnóstico Prospectiva tecnológica
Fuente: elaboración propia.
Los mapas de conocimiento tienen también un carácter dinámico, variable en el
tiempo; siendo las etapas para su elaboración los siguientes:
a) determinar el conocimiento existente en un sector en una región.
b) identificar el núcleo tecnológico regional o sectorial, esto es, determinar cuál es
la tecnología preeminente en la región. El núcleo tecnológico se relaciona con la
ventaja competitiva. Aquí, uno identificará en la región y el sector bajo análisis
cuales son los productos y los procesos donde se tiene una trayectoria tecnológica
y en el cual se tendría una ventaja competitiva.
c) elaborar una taxonomía del conocimiento existente en la región con relación al
núcleo tecnológico. Aquí, se clasifica el conocimiento por áreas, estableciéndose
un indicador de la proximidad al núcleo tecnológico;
d) En cada área se comienza a identificar a los que participan de este
conocimiento, publicados y llevados a través de los cursos efectuados, las
patentes si los hubiera, líneas de la investigación, los procedimientos
desarrollados. Importante es percibir que se tiene conocimiento tácito y
codificado;
e) el conocimiento disgregado según las áreas es sistematizado por medio de los
indicadores de su acumulación y registrados en base de datos. Tanto para esta
etapa como para la anterior se dispone de varias aplicaciones de la informática -
como el Leximappe.
f) los mapas del conocimiento por medio de diagramas esquemáticos formados
por cuatro cuadrantes pueden ser presentados: el primero representa los temas
centrales del núcleo estratégico del sistema, después se encuentren los temas
que gradualmente están dejando de ser centrales; en el tercero, temas
periféricos y poco desarrollados; en el cuarto cuadrante, los relacionados a temas
con nuevas líneas prometedoras de investigación.
Fig. 3 Diagrama esquemático del conocimiento.
2
Temas dejando de ser
centrales
Densidad
1
Temas centrales
Centralidad
3
Temas periféricos y poco
desarrollados
4
Temas prometedores
Fuente: (callón et al, 1991)
Satisfecha estas seis (06) etapas, el diagrama estratégico podrá ser finalizado,
determinándose la oferta del conocimiento en una región o sector.
Continuando por medio de un diagnóstico y una metodología Delphi se caracteriza
la demanda del conocimiento según temas específicos. Después de ésto, se
espera una oscilación equilibrada entre la oferta y la demanda de conocimiento.
Fig. 4 equilibrio entre las ofertas y la demanda del conocimiento
Fuente: elaboración propia.
Esta comparación permite establecer y mejorar los mecanismos de transferencia y
difusión del conocimiento en un determinado contexto. Para realizarla, puede ser
previsto el siguiente cuadro:
Fig. 5 Demanda y oferta presente del conocimiento según temas
Temas Oferta Demanda Acciones
Centrales
Dejando de ser
centrales
Oferta del
conocimiento
Demanda del
conocimiento
Periféricos
Prometedores
Fuente: elaboración propia.
En la columna de acciones se encuentran las decisiones a tomar. Asimismo, en la
hipótesis de que la oferta sobrepase a la demanda, podría excitar una demanda
más grande para estos conocimientos por medio de la transferencia de tecnología
o de mini-plantas, de ser posible; en la hipótesis opuesta, la oferta tendría que ser
extendida, por medio de la generación del conocimiento, o tendría que ser desde
fuentes externas de conocimiento identificadas.
También es necesario identificar los procesos de transferencia del conocimiento
que han ocurrido o están ocurriendo según cada tema, tal como aparece a
continuación.
Fig. 6 Transferencia de conocimiento según los temas.
Temas Emisor Receptor Proyecto o
marco
Centrales
Dejando de ser
centrales
Periféricos
Prometedores
Fuente: elaboración propia.
4.- Dimensión de futuro y prospectiva.
El mapa del conocimiento, además de su dimensión presente, también presenta
una dimensión futura, en la cual la proyección de la demanda y oferta del
conocimiento se realiza por medio del planeamiento de los escenarios futuros en
relación a: trayectorias tecnológicas, tendencias globales y locales y
consolidación de ventajas competitivas.
Para la obtención y el tratamiento adecuado de información externa a su ambiente
de negocios, las compañías estructuran sus sistemas propios de Inteligencia
Competitiva (SIC) - un sistema de actividades del control del ambiente externo de
una compañía, este recoge y analiza la información en el mercado, tecnológico, de
clientes externos y competidores, las tendencias, política y socioeconómicas- útil
para la definición de sus estrategias de evolución. La literatura presenta otros
términos con pequeñas variaciones, entre éstos: Inteligencia competitiva,
Inteligencia de Negocios, Inteligencia Económica, Monitoreo tecnológico,
Vigilancia tecnológica, Vigilancia y Técnica científica, Vigilancia concurrencial y
Comercial, prospectiva tecnológica (Pozzebon et al. ,1997).
En el momento de la proyección de una red regional de conocimiento en una
región determinada, será necesario facilitar la formación de un centro de
prospectiva tecnológica, que llevará a cabo el monitoreamiento de los mercados y
de las nuevas tecnologías en los sectores de especialización de la región.
No se puede olvidar la necesidad permanente de buscar información y darle el
tratamiento adecuado para las características de pequeñas y medias empresas -
PYMES. Las fuentes diversas de información especializada (Campello & Campos,
1993) permiten identificar el estado del arte, ajustándolas a sus particularidades.
Los servicios especializados obtienen la información del proveedor adecuado con
alto valor agregado o desarrollaron una interactividad de posible generación de
inteligencia o de conocimiento. En el Brasil, el brote reciente de redes de
información, como la red de la Información para pequeña empresa y
Microempresas del Mercosur - de Redsur- (Barreto, 1996), el sistema de
Promoción tecnológico y de Información empresarial. (Valenti, 1996), la
Organización Latinoamericana de la micro, media y pequeña empresa - Olamp, la
red de Sebrae (servicio de la ayuda a la Micro y Pequeña Empresa) y la red de
Núcleos de Tecnologías de Información (coordinada por el instituto brasileño de
Información en Ciencia y Tecnología), entre otros, ha contribuido a la
diseminación, principalmente, de la cultura del uso de la información entre
empresarios micro, pequeños y de los medios.
Algunas características parecen particularmente apropiado a contribuir para un
proceso más eficaz del planeamiento concentrado en escala regional. Así, es
necesario pensar con foco en el largo plazo. Se tiene que dar a los agentes
implicados información de los posibles escenarios para la evolución social, las
económicas y las tecnologías y las cuestiones ambientales que normalmente no
se consideran en las actuales practicas de económica y del planeamiento
territorial. Además de esto, énfasis en los objetivos largo plazo largo favorece la
colaboración y una actitud positiva, reduciendo los conflictos típicos de las
operaciones diarias.
Es necesario, también, incidir en la multidisciplinariedad. Ejercicios como los de
prospectiva tecnológica promueven la participación de agentes con diferente
puntos de vista, diversas competencias y bases culturales, para facilitar el
enriquecimiento recíproco, agregando valor al proceso de identificación de
objetivos y de prioridades.
Satisface para dar más atención al proceso que al resultado, que el ejercicio de la
construcción de visiones se transforma en un proceso de aprender colectivo y
participativo capaz de alimentar y ser alimentado desde la posición de diversas
competencias institucionales de los agentes, económicos y sociales. Por otra
parte, puede ser necesario un considerable tiempo de hasta dos o tres años -
haber asegurado un grado de la continuidad que un análisis profundo de intentos
de análisis de las cuestiones y al debatir los resultados. De esta manera, un
proceso del planeamiento puede ser convertido en una ocasión para inducir a un
cambio en el comportamiento de los agentes, en lugar de identificar solamente a
las prioridades y a los objetivos.
Importa tener convergencia para uno o más de los escenarios posibles del
objetivo. La prospectiva consiste en un proceso interactivo que debe definir un
objetivo y se proponga conformar las acciones y utilizar recursos para trabajar
hasta su realización. Así la fabricación, planificación y visión compartida, previene
la formación de las asociaciones simples centradas en intereses específicos y se
convierte en una ocasión de aprender y de aumentar el conocimiento colectivo y el
capital intelectual en escala local. Estas características parecen proporcionar una
alternativa a los límites identificados en los sistemas de planear tradicionales.
El desarrollo de los sistemas locales de innovación depende de la calidad de la
interacción entre sus agentes (fig 1). En el sistema tradicional, las asociaciones
de empresas, las uniones, las instituciones locales, las universidades, las PYME, y
las grandes compañías obran recíprocamente en la búsqueda de objetivos
comunes y las políticas al formular que definen sus intereses particulares. Este
foco conduce la política regional en la vista de los objetivos a corto plazo, de
contenido estratégico escaso y la dispersión consiguiente de recursos.
La ampliación de la perspectiva a que los resultados de un ejercicio de la
construcción de escenarios parece contribuir lleva a un consenso más grande en
la necesidad de las opciones para una comunidad y también a una mayor
concientización en los futuros desafíos a hacer frente; sobre todo, lo que es más
importante, induce el proceso de la asociación a un plan mayor para la
planificación de la generalidad dirigido mejor para los aspectos operacionales que
suceden en la práctica.
Una diversa manera de hacer política regional se puede derivar, así, la
discusión entre los agentes locales en un plan mayor. Esto puede facilitar
una común visión del futuro y, por lo tanto, la identificación de la política y
de las estrategias capaces de hacer aparecer las soluciones para los
problemas estructurales más que a los coyunturales y poder así los recursos
focar concentrar en objetivos claros.
Las prioridades definidas por la construcción de un espacio común para los
visiones de futuro. Por lo tanto, se busca estimular el desarrollo de una comunidad
que aprende y transformar a los agentes que defienden intereses en agentes
conscientes del desarrollo local.
De esta manera, con la discusión entre los agentes locales, se espera que formas
diferentes de hacer política regional aparecen.
Del resultado de la prospectiva en el nivel regional se ajustara el determinarse,
tanto la demanda futura como la oferta futura del conocimiento. Para realizar
prospectiva se puede seguir algunos de las metodologías presentadas en la
siguiente tabla:
Fig. 7. Metodologías de prospectiva:
Método. Enfoque Ventajas Limitaciones Uso apropiado
Encuesta
Delphi.
Busca la opinión
de un gran
número de
personas
Proceso libre de
influencias
individuales
Intensivo en
recursos
Prueba y
confirmación,
estimula el
debate,
involucra a
masas.
Construcció
n de
escenarios
Construcción de
posibles futuros
alternativos.
Explora la
incertidumbre,
guía las
decisiones “sin
pronósticos”
Imaginación,
destaca el
punto de vista
de sus
creadores.
Contextos
estratégicos
para
organizaciones
sensibles a
factores
externos,
identifica
interconexiones
.
Análisis
morfológico
Analiza los
componentes de
un sistema
Puede encontrar
nuevas
combinaciones y
posibilidades,
compara y
contrasta.
Mira las partes
individuales en
paralelo, no se
puede realizar
un análisis
exhaustivo de
cada parte.
Estructura el
pensamiento
acerca de un
problema,
busca nuevas
soluciones.
Fuente: adaptado de Ortega (2003)
La metodología de construcción de escenarios consiste en la construcción de un
número de visiones internamente constantes de futuros posibles, combinando lo
disponible de la información y los factores del cambio (drivers), y expresados en
este caso como en una narración.
Esta metodología, identifica los posibles futuros, toma en perspectiva la
consideración cualitativa, toma en cuenta las discontinuidades que pueden ser
presentadas, y toma la forma de historias de la perspectiva que puedan los
múltiples actores expresar en acontecimientos complejos.
La medida de un buen escenario es que correctamente los estemos identificando
en el futuro y que permitiran a la empresa tomar las mejores decisiones en el
presente suposiciones que presuponen, nuevas ideas que se convierten,
desarrollando un acuerdo compartido, respuestas, estrategias eficaces aún ante
circunstancias cambiantes.
La clave de los puntos del planeamiento de escenarios sería: el número de
escenarios identificados, diferenciación de los escenarios, identificación de los
posibles escenarios, diferenciación clara de los escenarios deseables de los
probables extensión de los escenariosel enfasis de la narración.
Para tal fin, el análisis de los escenarios consiste en:
Etapa 1: identificación del tema focal, los objetivo del ejercicio, horizonte secular y
adecuación del participante.
Etapa 2: análisis del entorno.
Etapa 3: caracterización de la identificación y de los factores de cambio
Etapa 4: validación de los factores (drivers).
Etapa 5: intercambio (drivers) graduación función de la importancia de los factores
(drivers).
Etapa 6: graduación de la función del intercambio de los factores (drivers)
incertidumbres criticas.
Etapa 7: selección de los escenarios; etapa 8: desarrollo de los escenarios
etapa 9: evaluación de la coherencia de los escenarios .
Etapa 10 de los escenarios: evaluación de las implicancias del planeamiento
respecto a los escenarios estratégicos.
Antes de proceder a la respectiva narración, los escenarios se gráfican y agrupan
según los drivers. Crece verticalmente la importancia del tema; mientras que en
la orientación de la derecha a izquierda aumenta la incertidumbre.
Tabla 1: Agrupamiento de los drivers
Más importante
BASE
Los elementos en este cuadrante
aparecen en todos los escenarios
(elementos predeterminados)
DIVERSIDAD
Los elementos en este cuadrante crean
las diferencias entre los escenarios
( incertidumbres críticas)
ENTORNO
Los elementos en este cuadrante
proporcionan el trasfondo en todos los
escenarios
DETALLES
Los elementos en este cuadrante
proporcionan el trasfondo en alguno de
los escenarios
Menos importante
Fuente: Ortega (2003)
5. Redes de conocimiento en espacios regionales.
El foco regional, tanto de la innovación como del conocimiento, tiene una
importancia en aumento. Porque en medida que la globalización continúa y la
desintegración nacional ocurre, la importancia de los componentes locales /
regionales se hace mayor. Según Quandt (2000), la división entre las áreas más y
menos desarrolladas es cada vez resultado de la capacidad relativa de innovar, a
la extensión hacia fuera y de aplicar el conocimiento.
En este contexto, la difusión del conocimiento por medio de redes formales e
informales es tan importante para el desarrollo económico como la generación del
mismo. Por esta razón, los agentes locales y su acción, las estructuras que
apoyan el uso y extensión del conocimiento en la economía y los vínculos
regionales (zetas) entre ellas son básicos para la existencia de una capacidad
local de generar y de generar hacia a fuera innovaciones, de absorber y de
maximizar el uso de la tecnología relativa de los productos y los procesos y,
finalmente, de consolidar una cultura común basada en intercambios del
conocimiento. Estos mecanismos se caracterizan por ser plural, merced de una
valorización de las organizaciones de base de las regiones.
La ocurrencia del consenso para el desarrollo de este tipo de mecanismos es
básica, sobre todo cuando en algunos países de América latina donde los rastros
atávicos de las subsistencias de un centralismo - particularmente en los países
andinos tiende a inmovilizar los potenciales del conocimiento regional y de tomar
decisión mientras que una iniciativa de los órganos de un gobierno central se
retrasa. Para el estudio de estos diversos elementos descritos de las
interacciones en literatura especializada existe, por ejemplo la teoría del actor, de
la hélice triple, de los sistemas regionales/nacionales de la innovación, de las
redes de la innovación y del conocimiento. En un contexto según lo presentado, el
foco de las redes de innovación y conocimiento es al que mejor se adapta al
análisis de este problema y de las tentativas del desarrollo regional como
construcción de redes de múltiples actores.
Esto resalta la importancia a nivel regional de los intercambios del conocimiento,
que va a tener un carácter creciente en una región determinada, en la medida que
las interacciones se consoliden en una extrapolación reticular e irregular del
modelo de Bloedon & Stocks (1995) del crecimiento de las interacciones
bilaterales entre dos agentes (nudos). Los agentes locales y regionales son
activos y promocionan las acciones establecidas del desarrollo tecnológico basado
en conocimiento. En medida que la decisión para la formación de una red sea
discutida y analizada por agentes locales, tendrá mayores posibilidades de
aceptación.
Las redes son estructuras caóticas y simétricas que consisten en nudos y zetas
que facilitan el aprendizaje tecnológico y que apoyan la socialización y la
democratización del conocimiento que, a su vez, conduce a la innovación y reduce
la incertidumbre en el ambiente donde los agentes innovadores actúan.
Las redes de innovación y de conocimiento son precursoras de un sistema
Regional/Nacional de Innovación. Este todavía estaría en la fase de la
construcción en países emergentes en América latina, hecho que concuerda con
el pensamiento de Cooke et al (1997). Para Casas et el al. (2000) las redes del
conocimiento serían un acercamiento alternativo al de los sistemas regionales de
la innovación.
Las redes del conocimiento facilitan las interacciones y transferencia del
conocimiento entre los agentes múltiples (nudos) en un determinado contexto
regional y sectorial. En una determinada región, el flujo del conocimiento entre la
universidad y los centros de I&D contribuyen para la formación de una masa critica
de investigadores, para la existencia de los procesos de aprendizaje, y para la
democratización y la socialización del conocimiento.
En una representación gráfica, podemos identificar a los nudos como las
organizaciones o la recepción de generación del conocimiento unido por las zetas,
constantes en los canales a través de los cuales fluye el conocimiento. La red
sería conformada por la estructuración en una forma reticular del sistema de estas
relaciones bilaterales
Tales redes informales abarcan un espacio regional y son originados por la
organización-ancla, de generación del conocimiento. El espacio regional referido
puede alcanzar el desarrollo tecnológico según lo resultado de la acumulación
local del conocimiento y de la conformación de las redes.
Las redes tienen una evolución en el tiempo donde se consolidan las interacciones
y se integran a nuevos agentes. Es equivalente decir que tiene carácter dinámico.
En su evolución, las redes del conocimiento se convierten en redes de innovación
para la generación de sistemas regionales de innovación, como parte integrante
de los sistemas nacionales de innovación.
Según DeBresson & Amesse (1991), las redes apoyadas por una identidad
regional común, por lo general son más duraderas que las alianzas estratégicas,
se toman la ventaja de la proximidad local y la cultura común, facilitando los
factores de la transferencia del conocimiento tácito.
El estudio de las redes del conocimiento y de la innovación tiene como objetivo
percibir los agentes (nudos), los flujos (zetas), el crecimiento y/o la extensión de
ellas, y las estructuras de poder.
El estudio de las redes también tiene como objetivo identificar a las mejoras en los
servicios y los productos ofrecidos para las compañías que exigen la tecnología,
los procesos de aprendizaje, los problemas decididos en las organizaciones según
lo resultado de la interacción, el aumento del conocimiento y de las capacidades
tecnológicas acumuladas en las organizaciones de la red, la asimilación y la
propagación del conocimiento en el ámbito de las organizaciones receptoras.
La conformación de las redes de innovación y de conocimiento puede
formar parte de la agenda de la política pública en las estrategias de
desarrollo regional. En determinados sectores con ventajas competitivas
potenciales se eligen, las mismas que se concentraran en regiones donde se
especifica la generación de los espacios del conocimiento que excitan
innovaciones y el desarrollo regional. Las redes regionales están orientadas
más hacia las externalidades tecnológicas y económicas que benefician a
los actores de una región.
El desarrollo de regiones innovadoras es uno de los desafíos para América Latina.
La intención de la movilización de capacidades locales de construir sinergias y de
alcanzar ventajas competitivas regionales tendría que ser extensamente
analizada, en lo concerniente a la capacidad de dinamizar el crecimiento regional y
de desarrollar alianzas, sociedades y acuerdos tecnológicos con externos,
invirtiendo en redes, parques, incubadoras, la universidad y organismos de I&D.
También es importante considerar la posibilidad de contar con la cooperación
internacional destinada a los países en desarrollo.
Por otra parte, la conformación de una red se justifica cuando se identifica un
conocimiento acumulado disponible en las universidades, en organismos de I&D y
cuando ésta existe y puede ser generada dirigir la demanda para el uso de tal
conocimiento en productos a fin de mantener y consolidar los mercados internos y
externos. Según de Johnson & Lundvall (1992) el proceso interactivo implica un
proceso social complejo de aprendizaje, qué requiere interacciones seguidas. Por
otra parte, el profundizar en las interacciones requiere una mejora continúa de los
códigos de la intercomunicación. Consecuentemente, la identificación cooperativa
de preexistentes vínculos entre los actores con capacidades complementarías se
constituye en una ventaja importante. El carácter interactivo del proceso de
aprendizaje también se relaciona con la proximidad del espacio.
Además, y en concordancia con el pensamiento de Cooke et del al (1997), es
importante identificar la propensión de los agentes regionales a confiar en el
proceso de la conformación de una red sectorial de innovación y de conocimiento.
Las decisiones aparecen en una dirección horizontal y ascendente, pero ésta no
limita la existencia y la elaboración de ofertas actuales.
El proyecto de una red tendría que también considerar su sustentabilidad en el
tiempo porqué será necesario preservar el capital social, y el natural, de acuerdo
con lo tipificado por Johnson & Lundval (2000) para los recursos disponibles para
el desarrollo tecnológico regional.
Tabla 2: Recursos disponibles para el desarrollo tecnológico regional.
Recursos fácilmente
renovables
Recursos difícilmente
renovables
Recursos Intangibles Conocimiento Capital social
Recursos Tangibles Activos de producción Recursos naturales
Fonte: Johnson & Lundvall (2000)
La conformación de las redes de conocimiento y de innovación como sugerido en
este libro debe tener dos puntos de salida. Se tiene para eso que trabajar
paralelamente a las organizaciones locales para motivarlas y para conseguir su
participación en un proyecto que traería las ventajas para la comunidad y el
desarrollo local. De otro lado, en los países de América latina, en donde la
burocracia y el conjunto de las organizaciones públicas y privadas hace lento y
difícil cualquier iniciativa de este tipo; éstos tienen que presentarse a los
organismos del gobierno que tiene como objetivo su inscripción en la proyección
del mecanismo citado.
La forma de gerenciar y de administrar para garantizar el éxito de una empresa de
este tipo tiene que contar con unidades con cierta autonomía.
BIBLIOGRAFIA
ACS, Z. (2000). Regional Innovation, Knowledge, and Global Change. (ed.)
London, Pinter
ALVAREZ, J.C. (2002) “Gestión de Empresas en la Sociedad del conocimiento” en
industrial Data 2002 (5) 2; revista UNMSM. Lima – Perú.
AUDRETSCH, D. (2000) “Knowledge, Globalisation and Regions: An Economists
perspective”, in Dunning, J. (ed) Regions, Globalisation, and the knowledge-based
Economy”, Oxford, Oxford University Press.
BENKO, G. (1996). “Novos Espaços Industriais e Tecnopolos: algumas reflexoes”
capítulo 7 in Economia, espaço e globalização na aurora do século XXI, São
Paulo, Nobel.
DAVENPORT, T & PRUSAK, L. (1995) Working Knowledge, Hardvard Business
School Press.
EDVINSSON, L. & MALONE, M. (1996) El capital Intelectual, Editorial Norma.
GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO Y DESARROLLO REGIONAL.
Ing. José Carlos Alvarez Merino.
MsC. en Ingeniería de Producción.

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Alvarez M. José Carlos. (2003, agosto 2). Gestión del conocimiento y desarrollo regional en Perú. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/gestion-del-conocimiento-y-desarrollo-regional-en-peru/
Alvarez M., José Carlos. "Gestión del conocimiento y desarrollo regional en Perú". GestioPolis. 2 agosto 2003. Web. <http://www.gestiopolis.com/gestion-del-conocimiento-y-desarrollo-regional-en-peru/>.
Alvarez M., José Carlos. "Gestión del conocimiento y desarrollo regional en Perú". GestioPolis. agosto 2, 2003. Consultado el 4 de Agosto de 2015. http://www.gestiopolis.com/gestion-del-conocimiento-y-desarrollo-regional-en-peru/.
Alvarez M., José Carlos. Gestión del conocimiento y desarrollo regional en Perú [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/gestion-del-conocimiento-y-desarrollo-regional-en-peru/> [Citado el 4 de Agosto de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de quinn en Flickr