Funciones del liderazgo

Las funciones que debe cumplir un dirigente están debidamente determinadas en los estatutos y reglamentos pertinentes, no obstante, en términos generales, dentro del liderazgo se identifican claramente seis funciones que debe cumplir el líder, independientemente de las características y tipo de asociación.

1. Función de dirigir y orientar

Consiste en el ejercicio de la dirección para encabezar los procesos, guiando al personal por el camino correcto y coordinando cada actividad a fin de que todos caminen por el rumbo trazado.

El líder orienta a los asociados para el trabajo en base a la línea de la organización, y para ello se mantiene en permanente comunicación y vinculación con los dirigidos. Así puede sugerir ideas para resolver los problemas y alcanzar el cumplimiento de los objetivos. En esta parte se debe tener presente que la orientación genera mejores resultados cuando se refiere a cuestiones que les interesa a las mayorías.

2. Función de participar y delegar

Se refiere al papel protagónico que juega el dirigente en el cumplimiento de la actividad, ya no sólo orientando al personal, sino cumpliendo con una parte del programa. Cuando el principal dirigente participa en las tareas, el grupo desarrolla un elevado nivel de motivación para el trabajo.

Este estilo de liderazgo, facilita las relaciones interpersonales y eleva el nivel de confianza entre los integrantes y el dirigente, sin embargo, sino distribuye equitativamente su tiempo, el líder encontrará limitaciones para atender las otras responsabilidades. Por lo tanto, es preciso contar con una buena planificación, estableciendo los momentos claves para su participación, puesto que no es necesario que el líder asista todo el tiempo al cumplimiento de la actividad.

En lo referente a la delegación, ésta constituye en elemento primordial de motivación, porque concede la posibilidad de tomar decisiones, de dirigir una tarea, de entablar contactos. Cuando se delega se descentraliza el poder, se demuestra confianza en las personas delegadas, las mismas que ponen a prueba sus conocimientos y demuestran emotivamente sus habilidades.

La delegación permite al líder renovar sus energías y concentrarse en otros proyectos ambiciosos, esto no significa que se delega solamente tareas menos importantes, algunos colaboradores deben tener la oportunidad de realizar grandes obras, así se sentirán más satisfechos. Es recomendable que el dirigente no delegue actividades que él mismo no le gustaría realizar, sino que deben ser discutidas en el grupo para tomar consensos.

La persona que delega, entiende que no necesariamente debe hacer y estar en todo, humanamente le resulta imposible, y si no aprende a distribuir las tareas, pronto se sentirá extremadamente cansado y evidentemente será la organización que soporte los efectos negativos de ese estilo de liderar. Y por supuesto que debe aprender a delegar, porque no se trata de asignar funciones sin tomar en cuenta algunos elementos como: las habilidades del delegado y sus intereses, su tiempo disponible, los resultados en otra responsabilidad anterior y las características de los colaboradores.

Al delegar, lo primero que debe hacer es constatar que el delegado ha entendido bien en que consiste su trabajo, si tiene algunas dudas, proceda a aclararlas todas, definiendo con precisión la actividad. Hay que establecer desde el principio, los mecanismos de seguimiento y acompañamiento ocasional, métodos de coordinación, plazos para la revisión periódica y la evaluación de los resultados. Los delegados no deben realizar por sí solos ajustes a los programas, deben contar con la aprobación de quien o quienes dieron la responsabilidad. Solamente así garantiza el cabal cumplimiento del objetivo.

Se podría cumplir un papel similar al que efectúa el director técnico de un equipo de fútbol, donde a cada jugador le confiere una función determinada, estableciendo con claridad la estrategia para el equipo y la tarea del jugador. Y pese a tomar todas las medidas para el juego, el director técnico está presente durante todo el partido y si observa que alguien falla lo motiva o caso contrario decide reemplazarlo. Sea entonces como un director técnico en búsqueda del triunfo.

3. Función de consultar y decidir

La decisión constituye una resolución que se adopta frente a otras posibles alternativas, una vez resuelto se dispone el cumplimiento efectivo, convirtiéndose para quienes deben ejecutar la resolución en un mandato. La consulta hace referencia a solicitar consejo, a investigar en documentos o examinar junto a otras personas un tema concreto para escoger la mejor decisión.

Toda decisión produce efectos sean positivos o negativos, de menor o mayor alcance, dependiendo del asunto que se resuelva, por lo tanto es imprescindible aprender a decidir. Una decisión errónea puede acarrear graves riesgos para quien la toma y para los involucrados, considerando que ciertos asuntos no son susceptibles de ser reparados después de realizar alguna acción. Entonces ¿qué hacer para adoptar una decisión correcta?

Para la toma de decisiones resulta determinante tener presente los principios de la organización, los objetivos y programas, como también las condiciones actuales en que se desenvuelve, así no causará afectos perjudiciales. Una vez considerados estos elementos fundamentales, tome en cuenta lo siguiente:

a) La consulta. Todo dirigente posee capacidad para decidir según las atribuciones establecidas, sin embargo, hay asuntos que requieren ser consultados, sea por su trascendencia o por su complejidad. Cuando el líder solicita opiniones, busca información o somete a consideración un tema, en ningún instante pierde autoridad, por el contrario gana credibilidad y respaldo. No podemos olvidar que cuanto la gente se siente involucrada y parte de la decisión, se compromete con mayor fuerza para hacer respetar y cumplir lo resuelto.

Para realizar una consulta idónea, no sugiera las alternativas que se podrían adoptar, sino que platee el asunto y busque las opiniones de aquellos de mayor experiencia, incluso de expertos en la materia de ser necesario, ellos garantizarían una información más acertada.

b) La investigación y la lectura. Son instrumentos que sirven para enriquecer los conocimientos, si ignora de ciertos aspectos, no cuenta con lo necesario para decidir, de tal forma que no deje pasar el tiempo en vano, desarrolle sus conocimientos a través de la investigación, pues “investigar es escudriñar a profundidad para conocer y proceder”.

c) La duda. Es posible que al instante de resolver tenga duda sobre cierta información y no esté seguro de la decisión a tomar, cuando ello suceda no se precipite resolviendo a la ligera, no se arriesgue, preferiblemente tómese su tiempo y asesórese realizando todas las preguntas posibles. Cuando quede completamente seguro, adopte la decisión correcta.

d) Resolver en grupos. Tomar decisiones en grupo tiene ciertas ventajas, se puede obtener información que desconocía y recibir diversos puntos de vista. Los participantes se sienten comprometidos para impulsar la disposición. Pero también se presentan algunas desventajas, en virtud que demandan más tiempo, se corre el riesgo de ser presionados o que algunos manipulen anticipadamente la opinión del resto.

Sin duda que cada dirigente seleccionará el camino más adecuado para cumplir esta función.

Para decidir no olvide tener presente:

  • La razón de ser de la organización;
  • Los antecedentes del problema a resolver;
  • Los intereses de las personas que facilitaron la información; y,
  • El beneficio a obtener y las posibles desventajas.

4. Función de prever y planificar

Prever significa ver con anticipación los acontecimientos venideros, para ello no requiere ser adivino ni consultar uno de ellos, lo que precisa es realizar un estudio histórico y luego un análisis de los sucesos actuales, juntando esto al proyecto de la organización y su capacidad visionaria como líder, podrá determinar lo que vendrá para los integrantes y la organización en el futuro. En la realidad se presentan diversas señales que por sí solas nos hablan de las amenazas futuras.

Desarrollada nuestra capacidad de prever, podemos entonces planificar lo que vamos a hacer y cómo hacerlo. Planificar no es otra cosa más que establecer los objetivos, las actividades, los mecanismos, los recursos y los plazos. Todo programa debe ser elaborado mirando hacia delante.

5. Función de rendir cuentas

La rendición de cuentas es un procedimiento con diferentes metodologías que nos sirve para poner en conocimiento de todos, las acciones y los resultados del cumplimiento de responsabilidades. No demuestra sumisión de una voluntad a otra, sino que manifiesta la transparencia con la que actuamos, y el respeto que tenemos al derecho de los otros para conocer y opinar.

La rendición de cuentas nos permite:

  • Hacer y demostrar que todo fue realizado con transparencia, sin caer en la demagogia;
  • Cumplir con las propuestas pregonadas y colocar los logros al cuidado de los demás; y,
  • Poner a juicio el trabajo realizado, asumiendo la crítica y los elogios.

Para hacer rendición de cuentas se recurre a instancias como la prensa, la radio, la televisión y los medios de información internos, aunque a través de estos espacios las personas para las cuales trabajamos muy escasamente tienen posibilidades de manifestar sus criterios. Existen otros medios como la asamblea general o representativa, así como las reuniones sectoriales; dichos mecanismos brindan oportunidades de debate directo entre el dirigente y los asociados, lo que resulta más efectivo para juzgar la labor cumplida.

6. Función de Gestión

Es la habilidad para buscar y obtener los recursos que necesita para cumplir con su papel. Para gestionar se requiere contar con cierto nivel de autoridad y de prestigio, esto predispone a las personas o instituciones que recibirán sus petitorios.

No confundir gestión con la concesión, pues existen personas que tienen la costumbre antiética de pedir algo a cambio cuando se les solicita algún tipo de ayuda. El líder no debe someterse a condicionamientos que atenten la autonomía de su organización y de sus dirigidos.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Maza López Ángel. (2014, junio 19). Funciones del liderazgo. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/funciones-del-liderazgo/
Maza López, Ángel. "Funciones del liderazgo". GestioPolis. 19 junio 2014. Web. <http://www.gestiopolis.com/funciones-del-liderazgo/>.
Maza López, Ángel. "Funciones del liderazgo". GestioPolis. junio 19, 2014. Consultado el 3 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/funciones-del-liderazgo/.
Maza López, Ángel. Funciones del liderazgo [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/funciones-del-liderazgo/> [Citado el 3 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de jixxer en Flickr