Florence Nightingale: la inspiradora de la Cruz Roja

Luchó por la salud pero, también, por los derechos de las mujeres. Un ejemplo de lo que somos capaces.

Florence Nightingale estudió estadísticas y fue enfermera. Parece común hoy en día pero, allá por 1840, eran tareas “inadecuadas” para una mujer, sobre todo en la alta sociedad. Ella luchó contra los preconceptos y priorizó sus ideales, aunque tuviera que pelearse con su familia y evitar el matrimonio.

Nació en Italia en 1820. Desde chica amó las matemáticas y quiso aprenderlas. Pero se encontró con la primera traba: su madre la obligó a estudiar temas “más apropiados” para una mujer. Después de muchas discusiones, finalmente ganó el permiso.

Su interés iba más allá de los números: quería aplicar métodos estadísticos a las ciencias sociales. Orientado a lo humanístico, se le ocurrió ganar experiencia en un hospital. Pero, una vez más, su familia se opuso. En esa época, las enfermeras tenían fama de ser ignorantes y promiscuas.

No se dió por vencida: se entrenó como enfermera en Egipto y en Alemania. Selló, así, la ruptura con su familia, que se oponía a su decisión. La soledad era su destino: aunque tuvo oportunidades, decidió no casarse. Creía que Dios la “había seleccionado para que fuera soltera”. Todo, para entregarse a su ideal: vivir al servicio de la humanidad.

Pasó a la historia como la fundadora de las escuelas de enfermeras profesionales y en 1883 la Reina Victoria le otorgó la Cruz Roja Real por su labor. Hasta que contrajo una enfermedad y quedó postrada en cama. Dejó su trabajo pero siguió mejorando el sistema de salud: publicó 200 libros, reportes y panfletos.

¿Qué aprendemos de Florence?

• Las mujeres somos fuertes. No hay actividades que no podamos hacer, no somos un sexo débil… Esos son preconceptos que la sociedad intentó inculcarnos. Florence lo demostró con su ayuda a los soldados en plena guerra. ¡Y somos capaces de mucho más!.

• Las mujeres tenemos derechos. Gracias a personas como Florence, hoy podemos estudiar y ser profesionales. Escribió: “se supone que las mujeres no deben tener una ocupación suficientemente importante… Ellas se han acostumbrado a considerar la ocupación intelectual como un pasatiempo egoísta…” Años más tarde, publicó un libro donde pedía eliminar las restricciones para que las mujeres tuvieran carreras.

• Podemos aplicar los conocimientos de un área sobre otra. Florence fue a cuidar a soldados en la guerra y se encontró con condiciones alarmantes. Entonces usó sus conocimientos de estadísticas: recolectó datos y sistematizó el control de registros. Esa información le sirvió para promover la reforma hospitalaria. Y tú, ¿qué conocimientos tienes? ¿Puedes mezclar el arte con el marketing y con el derecho? Por qué no… ¡De las interacciones salen buenos resultados!

• Hay que luchar por los ideales. Florence, como otras mujeres célebres, tuvo un llamado interior que le hizo conocer sus anhelos. Sabía lo que quería y dedicó toda su vida a eso, sin importar las consecuencias.

Y tú, ¿por qué piensas que vale la pena luchar?.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Langer Bárbara. (2010, junio 9). Florence Nightingale: la inspiradora de la Cruz Roja. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/florence-nightingale-la-inspiradora-de-la-cruz-roja/
Langer, Bárbara. "Florence Nightingale: la inspiradora de la Cruz Roja". GestioPolis. 9 junio 2010. Web. <http://www.gestiopolis.com/florence-nightingale-la-inspiradora-de-la-cruz-roja/>.
Langer, Bárbara. "Florence Nightingale: la inspiradora de la Cruz Roja". GestioPolis. junio 9, 2010. Consultado el 31 de Agosto de 2015. http://www.gestiopolis.com/florence-nightingale-la-inspiradora-de-la-cruz-roja/.
Langer, Bárbara. Florence Nightingale: la inspiradora de la Cruz Roja [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/florence-nightingale-la-inspiradora-de-la-cruz-roja/> [Citado el 31 de Agosto de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de afagen en Flickr