Qué es una ficha de costo?

Autor: Dra. Miriam López Rodríguez

Otros conceptos de finanzas

03-02-2008

El proceso de planeación reviste especial importancia para las organizaciones, constituyendo un poderoso instrumento de control que influye en la toma de decisiones.

La Contabilidad de Gestión está presente en este proceso dado que uno de sus propósitos fundamentales está vinculado al mismo mediante la elaboración de presupuestos de gastos y fichas de costo predeterminadas.

El presente trabajo aborda la problemática de las fichas de costo, donde se refleja el costo unitario de los productos o servicios, ya sea real o predeterminado, contribuyendo a medir la eficiencia en la utilización de los recursos.

Para garantizar la utilidad de este instrumento es fundamental poder contar con información actualizada referida a las normas de consumo y de trabajo, precios y tarifas, así como tasas de aplicación de los gastos indirectos de fabricación debidamente fundamentadas.

Es vital su adecuada elaboración, que recoja toda la información relacionada con el producto / servicio al que responde.

Introducción:

En la actualidad la calidad de la información destinada a la dirección de la empresa, es uno de los aspectos básicos, que determina que la organización consiga sus objetivos de corto y largo plazo, al garantizar una selección adecuada entre las posibles opciones de un determinado curso de acción.

La Contabilidad de Gestión como sistema informativo es la encargada de la acumulación y el análisis de la información para la toma de decisiones, lo cual se refleja en sus funciones básicas:

o Valuación de inventarios
o Planeación y control
o Toma de decisiones.

La integración de estos propósitos en los sistemas de costos permite obtener la información que garantiza el análisis más adecuado para alcanzar resultados más eficientes.

Cada una de estas funciones requiere de un conjunto de procedimientos que avalan la calidad de la información que se suministra como resultado del proceso y están en función de las particularidades de las organizaciones.

Este trabajo aborda uno de los procedimientos utilizados en el cálculo del costo de productos y/o servicios, la FICHA DE COSTO, elemento básico en el cálculo del costo unitario, por lo que es necesario tener claros sus objetivos y contenidos, para garantizar su correcta elaboración.
La Ficha de Costo

Con vista a asegurar el correcto análisis del comportamiento de la eficiencia productiva en cada unidad de producto elaborado o en proceso, es necesario el cálculo del costo unitario, mediante las normativas de consumo de fuerza de trabajo y otros gastos, de los productos o grupos de productos homogéneos producidos por la empresa.

El costo unitario constituye un indicador económico de vital importancia en el análisis de los resultados obtenidos, mostrando la efectividad alcanzada en el proceso y la eficiencia en la utilización de los recursos.

En la terminología básica del costo de producción se define como costo unitario a la relación entre el costo total y las unidades físicas, que pueden ser productos terminados, horas trabajadas o planificadas, y también pueden referirse a un área, departamento, fábrica, o sea, a unidades organizativas.

La complejidad del cálculo del costo unitario, dependerá del sistema de cálculo del costo que se adopte, ya que este es el encargado de la determinación del costo total de la producción y de las unidades físicas resultado de ese proceso productivo.

Es la ficha de costo el documento donde se refleja la información relacionada con los componentes del costo unitario de la producción o el servicio.

Las fichas de costo se pueden clasificar en atención al momento de confección de la misma, en función al criterio de los especialistas y a los fines que se persiguen, por tanto de acuerdo a los objetivos en el cálculo de producción pueden clasificarse de diferentes maneras, como se resume a continuación:

Ø Ficha de costo planificada: representa la magnitud máxima de los gastos esperados en la producción de una unidad de producto. Se confeccionan utilizando normas y normativas que garanticen la situación optima posible de la producción para el año que se planifica. Reflejará el costo planificado para una producción determinada, emitiéndose cada vez que sea necesario determinar un costo estimado, teniendo en cuenta las variaciones existentes de calidad, medidas y precios de los materiales y calificación de la fuerza de trabajo cuando sea necesario, así como las características concretas del taller que fabrica, pudiéndose dar el caso de una producción igual, tener costos diferentes dado el taller que los produzca o servicio que preste.
Ø Ficha de costo normativa: se calcula partiendo de las normas vigentes en una ficha determinada y caracteriza la situación técnica –organizativa y económica de la producción– su diferencia con las planificadas es que son mucho más dinámicas, esto es que cambian en la misma medida en que cambian las normas.
Ø Ficha de costo presupuestada: es una variante de la planificada y se confecciona para aquellos tipos de productos que su producción no es representativa y generalmente se coordina con el consumidor para la fundamentación de los cálculos de los gastos, por cuanto esta ficha es necesaria para establecer los precios de estos productos.
Ø Ficha de costo real: caracteriza el costo real de la producción elaborada en el periodo que se informa. Cuando se confecciona esta ficha es necesario tener en cuenta que los objetivos de cálculo, la unidad de cálculo y la clasificación de los gastos van a ser iguales a los que sirven de base para la ficha de costo planificada, lo que posibilita la marcha de cumplimiento del plan respecto a reducción del costo. La ficha de costo real constituye una fuente importante para el análisis económico y es contentiva de los indicadores que deben ser utilizados para la confección del plan de costo como es obvio. Las partidas contenidas en esta ficha de costo no son exactamente iguales a las contenidas en la ficha de costo planificada, en tanto la ficha real recoge pérdidas y gastos no previstos en la planificada, con lo cual no se altera el carácter de comprobación de la misma.

En el Manual Electrónico del Contador se plantea que las fichas de costo se elaboran por partidas y reflejan el costo unitario de cada producto o servicio y pueden elaborarse tanto para productos finales, como para intermedios o semielaborados, posibilitando de esta manera el establecimiento de precios mercantiles e internos según corresponda.

Mediante la determinación correcta del costo unitario se garantiza la comparación más adecuada de los costos reales de los distintos periodos al reducir los mismos a una unidad de medida común, con lo cual se eliminan las incidencias que introducen fluctuaciones en el volumen y la estructura de la producción.

El costo de la producción y la medición de los resultados tienen su base en la obtención del costo de cada unidad de producto, y por tanto, su determinación previa, asegura el posterior análisis del comportamiento de la eficiencia productiva por tipo de producción.

Este documento debe confeccionarse para cada producto que elabore la empresa y en el caso de que la complejidad y surtido de la producción sea significativa deberá formularse para los artículos más importantes o grupos homogéneos de productos.

La elaboración de la misma requiere:

ü El establecimiento de las normas de consumo material y de trabajo para los diferentes productos en sus fases o etapas de fabricación.
ü La delimitación correcta de los gastos directos e indirectos agrupados en las partidas de costo correspondientes.
ü La determinación de las cuotas de aplicación de los gastos indirectos de cada producto.
Su estructura y contenido muestran el desglose de los gastos por partida directa e indirecta del costo de producción de una unidad de producto, contemplándose las normas de consumo y de trabajo físico y valor para las partidas directas y las cuotas de aplicación y su base unitaria para las partidas indirectas.

Contendrá de igual manera, especificaciones técnicas de los materiales a utilizar y calificación de los trabajadores que deben participar y otras de acuerdo a los requerimientos de la producción para su ejecución.

Las alternativas estarán dadas por la calidad de los materiales, sus medidas, precio, cantidades a producir, calificación de la fuerza de trabajo, trabajo manual, equipos a utilizar, etc.

Igualmente servirá para el cálculo del precio de venta, una vez determinado el costo total y el porcentaje de ganancias que se quiere alcanzar.

Las fichas de costo se elaboran tanto para los productos finales como intermedios posibilitando el establecimiento de los precios mercantiles e internos según corresponda.
Procedimiento para la elaboración de las Fichas de Costo Planificado.

Un aspecto importante para el cálculo del costo lo constituye la identificación de los costos directos e indirectos. Esta clasificación de los gastos está muy vinculada al objeto de costo, o sea, estará en función de aquello a lo que se le calculará el costo, el producto, el servicio, el área, la actividad.

En Cuba, para el cálculo del costo se utiliza la clasificación en partidas de gastos, que agrupan los mismos atendiendo a su origen y destino.

A continuación se muestran los procedimientos a utilizar para el cálculo del costo unitario por partidas directas e indirectas.

Partidas Directas:

Las partidas directas agrupan generalmente gastos normales y variables en función de la producción principal de la empresa por lo que debe existir un riguroso trabajo en la determinación de las mismas garantizándose la máxima consideración de las reservas existentes y que la dirección disponga de un importante instrumento de medición de los resultados que ayude a obtener a la empresa un aprovechamiento óptimo de los recursos en su actividad económico- productiva

Su cálculo se efectúa de forma siguiente:

Las partidas del consumo material se obtienen por:

ü La multiplicación de la norma bruta de cada tipo de material por sus precios correspondientes, ofreciendo el costo de cada material por unidad de producto, cuya suma permitirá asociarlo a la partida de consumo material definida, o sea, materiales fundamentales.
Las partidas de salarios se determinan por:
ü La multiplicación de las normas de tiempo por las tarifas horarias correspondientes de las diferentes operaciones de trabajo que se contemplan en la fabricación del producto y cuyo resultado expresa el costo de salario básico por unidad de producto. La existencia de conceptos de pagos adicionales cuyo comportamiento de sus gastos responde al carácter directo y variable seguirá similar tratamiento e inclusión como salario básico.
ü Se incluirán los porcientos establecidos de salario complementario y seguridad social a las tarifas horarias del salario básico y total, respectivamente, obteniendo sus tarifas correspondientes, las que se multiplican por las normas de tiempo empleadas en el cálculo del salario básico y de esta forma se obtienen los costos unitarios.

De ambos conceptos, si desean mostrarse explícitamente en la ficha de costo, en caso de incluirse dentro de una misma partida, se adicionan sus cifras al costo unitario planificado de la partida de salario designada.

Partidas Indirectas:

Los gastos que incluyen estas partidas no están asociados a la producción, como es el caso de los materiales auxiliares, combustible, energía, salarios de los trabajadores no vinculados directamente a la producción, entre otros. Esta característica hace necesario que al elaborarse más de un producto se tenga que establecer tasas o cuotas de aplicación para cargar a cada producto la proporción de las partidas indirectas que le corresponde.

La determinación de la tasa o cuota de aplicación a incluir en la ficha de costo planificado, es predeterminada, mediante:

ü La relación entre el importe presupuestado de la partida indirecta con la base seleccionada (generalmente vinculada al trabajo, o sea, costo de la mano de obra directa u horas trabajadas).

Lo antes expuesto hace que sea necesario:

1. Elaborar los presupuestos de gastos indirectos referidos estos a todos aquellos gastos que se estiman para las áreas de servicios de producciones auxiliares, de dirección e incluso dentro de las áreas productivas básicas no asociadas directamente a su producción.
2. Efectuar la Distribución Secundaria de los gatos indirectos presupuestados, aplicando el método que se considere conveniente así como la selección de la base para el prorrateo de los gastos y el establecimiento del orden de distribución más lógico. En este sentido debe existir una correspondencia en la selección de estos aspectos y los procedimientos de la distribución de los gastos reales, pues precisamente así resultarán comparables las cifras de costos planificados y reales obtenidas para las partidas indirectas.
El resultado final de la distribución secundaria ofrece las cifras presupuestadas de las partidas indirectas que se conforman.
3. Calcular la tasa de aplicación de cada partida indirecta..
La obtención del costo de las partidas indirectas por unidad de producto se efectúa por la multiplicación de la tasa de aplicación predeterminada de cada partida correspondiente por la base unitaria seleccionada.
4. El costo unitario total de cada producto obtendrá mediante la suma de los costos unitarios seleccionados

Es necesario señalar que el procedimiento descrito es el utilizado tradicionalmente, pero en la actualidad hay que referirse a la existencia del costeo basado en las actividades (ABC) .

“El ABC es un nuevo modelo de costes que pretende asignar los costes directos y distribuir los costes indirectos sobre el coste de los productos, con la característica de que dichos costes deben ser distribuidos a través de las verdaderas causas que los generan, es decir, a través de las actividades necesarias para su elaboración y venta” (Carlos Mallo, 1993).

El objetivo fundamental de este sistema es hacer consciente a la Gerencia y en general a toda la organización del papel que desempeñan los costos indirectos dentro del proceso productivo, fundamentado en dos ideas, la primera es que no son los productos sino las actividades las que originan los costos; la segunda que son los productos los que consumen las actividades.

“Actividad es toda aquella actuación o conjunto de actuaciones que se realizan en la empresa, encaminadas a la obtención de un bien o servicio; describiendo, de esta forma, lo que se hace en la empresa, en qué se invierte el tiempo y los distintos inputs y outputs”.

El funcionamiento del sistema consiste en la asignación de los diferentes costos a las actividades y luego de éstas a los productos a través de los generadores o inductores de costos (cost-drivers). Se trata de reducir al mínimo los costos indirectos, identificándolos de forma directa con las actividades que los causan, evitando repartirlos entre todos los productos utilizando como base de reparto el volumen de actividad medido por las horas de mano de obra directa, como se ha hecho tradicionalmente.

En este sistema se desarrollan diferentes fases para poder llegar al cálculo del costo del producto o servicio, fase en la que se agregan los costos que se pueden asignar directamente al producto y los costos de las actividades, estos últimos mediante los generadores de costos.
Cualquiera que sea el sistema escogido para el cálculo del costo, la ficha juega el mismo papel, o sea, reflejar el costo por unidad de la producción, objetivo diferente al de la llamada “ficha de precios”, donde se reflejan todos los gastos dado que su objetivo es la formación del precio de un producto o servicio.

Otro aspecto a destacar es la necesidad de que los gastos se clasifiquen adecuadamente en Directos e Indirectos en función del objeto de costo, así como seleccionar el método para la distribución de los costos indirectos al producto.

Debido a la información que se refleja en las fichas y las bases que se toman para el cálculo de cada partida, es indispensable mantener esa información actualizada, realizándose revisiones periódicas con ese objetivo.

Conclusiones:

La vía fundamental para garantizar la elevación de la eficiencia de la producción social está dada por la reducción de los costos, lo que permite con los mismos recursos producir mayor cantidad de productos que satisfagan más plenamente las necesidades de la sociedad. Esto sólo es posible logrando una adecuada utilización de los recursos materiales, laborales y financieros y la explotación eficiente de los medios de producción, garantizando un adecuado control.

El costo unitario de la producción es el indicador que refleja la eficiencia en la utilización de los recursos, de ahí la importancia de su control y correcto cálculo.

La Ficha de Costo refleja el costo unitario de la producción, de su adecuada elaboración y de su actualización continua depende la veracidad de la información que se brinda a la gerencia para tomar decisiones.

Bibliografía

Ø ADELBERG, Arthur H., FABOZZI, Frank J., POLIMENI, Ralph S., “Contabilidad de Costes Conceptos y Aplicaciones para la Toma de Decisiones Gerenciales”, 3ra edición, D´Vinnni Editorial Ltda., 1999.
Ø BALADA ORTEGA, Tomas J., RIPOLL FELIU, Vicente M., “Manual de Costes”, Ediciones Gestión, 2000.
Ø BLANCO IBARRA, Felipe, “Contabilidad de Costes y Analítica de Gestión para las Decisiones Estratégicas”, 7ma edición, Ediciones Deustro S. A., España, 1999.
Ø CÁRDENAS NÁPOLES, C.P. Raúl, “Contabilidad de Costos I”, Instituto Mexicano de Contadores Públicos, A. C., 3ra edición, Federación de Colegios de Profesionistas, México, 2001.
Ø HORNGREN, Charles T., FOSTER, George, Datar, SRIKANT M., “Contabilidad de Costos un Enfoque Gerencial”, 8va edición, México, 1996.
Ø HORNGREN, Charles T., y otros, Introducción a la Contabilidad Administrativa ¨, undécima edición, México, 2001.
Ø MALLO RODRÍGUEZ, Carlos, y otros, ¨ Contabilidad de Costos y Estratégica de Gestión¨, Madrid, 2000.

Dra. Miriam López Rodríguez

Licenciada en Control Económico (1979) en la Universidad de la Habana y homologado al de Ciencias Económicas y Empresariales de España (1998), Doctora en Ciencias Económicas y Empresariales en la UNED de Madrid, España (2000), homologado al de Doctor en Ciencias Económicas de Cuba (2002). Es profesora de la Facultad de Contabilidad y Finanzas de la Universidad de la Habana desde 1979, profesora invitada de la Universidad Carlos III de Madrid, España de 1994 a 1998. También ha impartido clases en otras ciudades españolas, en Sao Tomé y Príncipe, en Angola, Bolivia, tanto de pregrado como de postgrado. Es Vicedecana de la Facultad de Contabilidad y Finanzas desde 1999, miembro de su Consejo Científico, miembro del Consejo Científico de la Cátedra de Administración Pública de la Universidad de la Habana, miembro de la Comisión de Grados Científicos de Economía y miembro del claustro de profesores de las Maestrías en Contabilidad, en Finanzas, en Auditoría y Control de Gestión y en Gestión Universitaria. Dirige en la Facultad el tema de Investigación de la Contabilidad de Gestión, desarrollando múltiples investigaciones y ha participado en asesorías y consultorías a empresas cubanas. Tiene una amplia participación en Eventos Científicos nacionales e internacionales y ha publicado libros y artículos en el país y en el extranjero.

miriamarrobafcf.uh.cu

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.