La práctica laboral: su papel en la formación integral del licenciado en contabilidad y finanzas

Autor: Lic. Lisbel Valera Fernández

Otros conceptos de finanzas

06-06-2008

Teniendo en cuenta que la orientación educativa está encaminada, fundamentalmente, a la formación integral del estudiante, el objetivo de este trabajo es fundamentar el rol que desempeña la Práctica Laboral en la formación integral del estudiante de la carrera de Contabilidad y Finanzas del Centro Universitario de Las Tunas. Para ello analizamos diferentes criterios y aspectos sobre la formación de profesionales, sobre la flexibilidad curricular y a importancia de la práctica laboral para la formación integral del futuro profesional de las ciencias contables y financieras.

Introducción

Los retos que impone la sociedad del conocimiento requieren que los futuros profesionales tengan una formación integral, la que tiene bases teórico conceptuales como el conductismo, que parte de reconocer el proceso de formación por objetivos y se basa en el análisis del educando y su comportamiento; y el humanismo, que rescata el lugar del sujeto en la regulación de su conducta.

La formación puede definirse como un proceso de desarrollo individual que tiene su existencia real y está definida por referentes psicológicos, sociológicos y didácticos. El proceso educativo se constituye en la base de la formación, que a su vez contribuye al desarrollo de las capacidades del sujeto a través del aprendizaje como mecanismo esencial.

Los principios de la formación son:

1. continuidad: sucesión de experiencias profesionales que deben representar el desarrollo cognitivo, personal y moral del sujeto.
2. interacción: se da en las situaciones prácticas donde se vinculan los contenidos conceptuales y metodológicos.
3. reflexión: trata sobre lo que se hace y porqué se hace, es para tomar conciencia del trabajo profesional.

Las condiciones a las que está sujeta la formación son:

1. tiempo formativo: vivencia de la sucesión de los eventos formativos (la reflexión en la acción y la reflexión desde la acción).
2. espacio de la formación: representación personalizada del sujeto de la formación acerca del lugar que ocupa en el sistema de interacciones y relaciones que establece con intenciones formativas.
3. distancia formativa: responde a la toma de distancia en los eventos formativos que posibilita al sujeto en formación una relación con lo que ocurre, al valorar el propio proceso en cuestión, sobre todo la repercusión que en su formación han tenido las situaciones de los diferentes eventos formativos.

El propósito de este trabajo es fundamentar el rol que desempeña la Práctica Laboral en la formación integral del estudiante de la carrera de Contabilidad y Finanzas del Centro Universitario de Las Tunas.

Desarrollo

El proceso educativo es inherente al desrrollo humano, genera el aprendizaje y este, a su vez, el desarrollo. El proceso de enseñanza aprendizaje constituye un fenómeno de transmisión cultural que prepara al individuo para participar y actuar sobre la cultura, de esta manera está en condiciones de producir en el sentido cultural.

Actualmente se comparte la idea de que más allá de propiciar procesos de aprendizaje de conocimientos, el desarrollo de habilidades y de formaciones afectivo motivacionales y valorativas aisladas, se debe contribuir al desarrollo de un sujeto integral, identificado con su cultura y con el necesario nivel de reflexión y conciencia de que su acción, por individual que parezca, se inscribe en un universo cultural que la trasciende.

La formación de profesionales de la Contabilidad y las Finanzas tiene sus inicios en los siglos XVII y XVIII, alcanzando pleno desarrollo en el XX. En Cuba, después del triunfo revolucionario, aunque ha tenido sus altas y bajas, se ha convertido en una vía para que los servicios y bienes que se prestan y producen satisfagan las necesidades de la población., y se forman profesionales de esta ram en aras de que estén aptos para un mundo laboral en continuo cambio, donde se requiere periódicamente rerciclar, reconvertir o actualizar las habilidades profesionales que demanda el desarrollo socioeconómico del país.

En los diferentes Planes de Estudio por los que ha atravesado la carrera se han incluido contenidos en las diferentes asignaturas y disciplinas que responden a los requerimientos del país, de la sociedad y de los territorios. Con cada uno de estos Planes de Estudio se ha pretendido formar un profesional que responda alas necesidads de su tiempo, por ello se introdujo la Práctica Preprofesional del Contador, que se convirtió en la Disciplina Principal Integradora de la carrera, con el objetivo de dotar a los estudiantes de habilidades, conocimientos y valores profesionales, que unidos a una cultura general y de su profesión, contribuyan a su formación integral, que se facilita debido a la flexibilidad del currículo de los Planes de Estudio por los que transita la carrera y sus modadlidades de estudio.

La propuesta de un currículo flexible constituye una clave de la formación integral del estudiante universitario. Esta flexibilidad está dada en la adopción de los cambios necesarios para enfrentar las nuevas situaciones y la capacidad de cambiar disposiciones y patrones existentes; hace énfasis en formas alternativas de producción del conocimiento, en la capacidad para producir nuevas ideas y modos de análisis.

La tendencia de establecer un currículo flexible está influida por condiciones inherentes al propio proceso formativo, teniendo como premisas:

1. la necesidad de la transición del estudiante a través de diferentes instituciones educativas para conformar un plan de estudios que responda a una nueva forma de relacionar la educación con la sociedad.

2. la actualización del currículo que brinda la posibilidad de modificar el programa de estudios en correspondencia con las tendencias del contexto donde se forma el profesional.
3. la necesidad de configurar el contenido del currículo a partir de sus claves esenciales, que trasciendan lo puramente informativo y contribuyan ala construcción de significados y a la constitución de sentidos.

Cada entidad, dentro de la sociedad en general, cumple con una función social, que consiste en combinar recursos para la producción de bienes y servicios que satisfagan las diversas e incuantificables necesidades humanas.

En la formación integral se pone en relación el proceso de socialización de la cultura como proceso que ocurre en el plano social que se interioriza a través del aprendizaje y en el plano individual, de manera que se identifica una regularidad en el proceso individual de la formación entre el tiempo formativo y el espacio, sintetizada en la distancia formativa como premisa que la configura.

El proceso de formación en el marco de un programa social da origen a relaciones entre las necesidades sociales particulares contenidas en este, en el que se reflejan las necesidades sociales generalizadas y las necesidades profesionales formativas de los estudiantes; esto implica un movimiento dialéctico que parte de lo macrosocial, representado por el programa social, hasta lo microsocial, concretado en la práctica profesional.

Los programas sociales se derivan de las políticas establecidas desde el proyecto social a partir del cual se diseñan programas sectoriales en función de las necesidades generalizadas su aplicación, y se hacen particulares en las diferentes instituciones. Estos programas al ser desarrollados por la Universidad expresan el vínculo de esta con la sociedad, lo que convoca a la participación social, favorece la concientización de las necesidades y la formación de capacidades, habilidades y valores profesionales.

Los programas sociales responden a una dinámica microsocial que va de las necesidades particulares de las instituciones, buscando un enmarque en las necesidades generalizadas para contribuir a su satisfacción.

El proceso formativo se sustenta en las relaciones de la Universidad con la sociedad. Se observa una creciente orientación de la Universidad por parte de las instituciones, las tendencias que se observan al respecto son varias: la enseñanza se modifica para adaptarse a las necesidades de las instituciones, proliferan los acuerdos Universidad – Empresa, los directivos de estas están participando cada vez más en los órganos de asesoramiento, gestión y control de las Universidades.

Al interiorizar la Universidad el compromiso socioeconómico como inherente a sus funciones, transita hacia lo que se ha dado a llamar una industria de producción y transferencia de conocimientos, rasgo en el cual se quiere captar la novedad principal que modifica la vida universitaria, reorganiza su vida académica y sus componentes fundamentales: currículo, proyectos de investigación y prácticas pedagógicas.

Un modelo de Universidad que se vincule efectivamente a las empresas exige el desarrollo de la investigación científica y tecnológica, y la articulación estrecha de estos proyectos con diversos agentes económicos y sociales. La Práctica Laboral es la vía principal para fomentar y estrechar las relaciones entre la Universidad y las empresas, pues contribuye ala formación de habilidades para el desarrollo de la investigación en cualquiera de las esferas de actuación del contador, como requisito indispensable para lograr un graduado capaz de analizar, interpretar y dar solución a las distintas situaciones que se deriven de un problema resolver o una situación novedosa que requiera distintas alternativas.

En la formación del estudiante universitario de Contabilidad y Finanzas, en la medida en que se acerca a la vida profesional, esencialmente a través de principios de carácter laboral, logra palpar con más fidelidad la formación académica que cada año de la carrera le ha aportado, al mismo tiempo en que se convierte en investigador de su ciencia, vinculado a los problemas de su profesión.

A través de esta disciplina el estudiante adquiere y desarrolla un carácter científico investigativo, que se forma en la medida que sea promotor activo de su formación, esto se manifiesta en la flexibilidad de gestión que posee la disciplina, al ser instrumento de innovación de los estudiantes y apoyar su formación científica.

Se considera la formación científico - profesional como una dimensión del proceso de formación integral del profesional en tanto expresa unas cualidades importantes del proceso como totalidad: la cientificidad y la eticidad. La cientificidad da cuenta del análisis de las situaciones y la solución de los problemas desde los argumentos de la ciencia y mediante la realización de investigaciones, por lo que supone trascender el conocimiento de la información científica y sustentarla en la investigación. Tiene en su base la formación para la investigación, es decir, la preparación crítica de los profesionales para la producción científica de conocimientos transformando o creando determinadas prácticas y concepciones acerca de los fenómenos subjetivos. Supone rigurosidad, sistematicidad y criticidad ante la producción del conocimiento

El carácter de la formación científico - profesional expresa no sólo el dominio de las habilidades y de los conocimientos necesarios para el desempeño competente en una profesión; connota, además, la formación investigativa básica para enriquecer la práctica profesional, desarrollar la ciencia y trascender el empirismo. Posibilita a los futuros profesionales desarrollar un conjunto de capacidades, que al corresponder a las demandadas por el progreso social, los prepara mejor para responder a las transformaciones culturales que se están sucediendo.

En este sentido, la formación se ubica en la relación esencial que se establece entre la cultura, la educación y el desarrollo. La formación es resultado de la educación, proceso en el cual el sujeto se apropia de la cultura en un contexto socio - histórico concreto y a través del aprendizaje, como mecanismo de la educación.

Como objeto y como fuente de contenido, la formación científico - profesional toma el conjunto de saberes que sintetizan la cultura científica (cultura psicológica) lo que no sólo sitúa al estudiante ante la perspectiva de la asimilación de los adelantos de la ciencia sino que lo forma como un conocedor crítico y reflexivo de esa propia práctica científica, que en general, lo hace trascender la mera preparación para el desempeño profesional.

Conclusiones

Además de contribuir a formar al alumno como investigador, la Práctica Laboral contribuye a crear y consolidar en él valores éticos profesionales, que permitirán que, una vez graduado, ponga en los más altos niveles su profesión y la calidad de la formación recibida en la institución de donde egresó.

La educación científica promueve en los estudiantes una postura valorativa, que garantiza una actitud comprometida, honesta, responsable y crítica.

Bibliografía

1. Del Toro Sánchez, María; Dussú Contreras, Rayda y Suárez Rodríguez, Clara O: La formación científico profesional de los estudiantes universitarios.

2. Jiménez M. Estrategia Educativa para la formación de valores ético profesionales en los estudiantes de la Licenciatura en contabilidad. Tesis Doctoral en Ciencias Pedagógica.

3. Selección de lecturas. Centro de estudios de la educación superior Manuel F. Gran. Universidad de oriente: formación integral en la educación superior
4. Suárez Rodríguez, Clara O.; Rojas Rivera Rosa María y del Toro Sánchez, María: Bases teórico conceptuales para la formación integral.

5. Suárez Rodríguez, Clara O: Enfoque integral de la formación del profesional en la educación superior de cara a los desafíos del siglo XXI.

Lic. Lisbel Valera Fernández

Licenciada en Contabilidad y Finanzas.

La autora es profesora de la carrera de Contabilidad y Finanzas del Centro Universitario de Las Tunas, Cuba; se desempeña como profesora de Auditoría y es jefa de la disciplina integradora de la carrera, disciplina que está integrada por las asignaturas Práctica Pre-profesional del contador 1 hasta la 5. Actualmente cursa un Doctorado Curricular en Ciencias Pedagógicas.

lvaleraarrobault.edu.cu

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.