España, un país de chinos caros

Autor: Eduardo Navarro

Otros conceptos de finanzas

16-12-2009

No, la crisis no nos ha vuelto amarillos ni nos ha hecho comer más arroz. Al menos, de momento. Sin embargo, cuando pensamos en España a nivel de competitividad internacional, el posicionamiento no parece demasiado claro. Es decir, somos caros para dar el nivel de producto/servicio que hacemos y tenemos poca tecnología para poder plantearnos hacer otro perfil de producto/servicio.

Aunque claramente tenemos sectores donde somos competitivos a nivel internacional como por ejemplo banca o energía, estamos presentes en otros muchos sectores que presentan muchas dudas estratégicas como la industria, automoción o el sector inmobiliario y que son una parte importante de nuestro PIB.

En los últimos meses hemos vivido la caída dramática del sector inmobiliario y ahora parece que está empezando una caída –que me temo que acabará siendo también dramática- del sector del automóvil que está afectando tanto a los fabricantes, sus empresas auxiliares y a todo el sector de concesionarios.

Cuando las ventas al cliente final caen con la crudeza que están cayendo a nivel internacional en general pero particularmente en España, la industria en general tiene una posición complicada.

Cuando miramos a nuestro entorno, nos encontramos distintos modelos como por ejemplo países desarrollados donde el coste de mano de obra es alto pero que hacen productos/servicios de alto valor añadido. Un ejemplo claro de este posicionamiento es Alemania. Otro modelo podrían ser países emergentes con bajo coste de mano de obra y muchas veces de materia prima y energía.

Ejemplos pueden ser los BRIC: Brasil, Rusia y Países del Este de Europa, India y China (y otros países asiáticos). También habría otro modelo que son países que tienen un posicionamiento destacado en un sector por recursos naturales o por un cluster bien desarrollado como por ejemplo Emiratos Árabes.

Pero, ¿dónde encontramos a España? Pues claramente no podemos competir a nivel I+D con los países punteros a nivel internacional y tampoco claramente podemos competir con los BRIC a nivel de costes (habiendo países donde los costes de mano de obra son inferiores a la décima parte que los de España), por lo que debemos buscar un camino estratégico y definir un posicionamiento que nos haga competitivo como país.

Además, todo esto tiene un problema adicional y es que si no tenemos un país competitivo, perderemos los dos recursos más importantes: el talento y la inversión internacional por lo que entraremos a una espiral de pérdida de competitividad altamente peligrosa.

Queda bastante claro que no tenemos un posicionamiento claro como país. Buscar un hueco en el posicionamiento de los costes bajos no es la solución, pues está muy relacionado con el nivel de desarrollo del país y por tanto es muy cíclico.

Entonces, partiendo de que nuestro posicionamiento tiene que ser coherente con ser un país con costes altos, debemos posicionarnos en un país desarrollado de alto valor añadido y tenemos muchas cosas por hacer. Las más importantes a nivel empresarial son (las relacionadas con la Administración las dejamos para otro artículo):

- Mejora del nivel de productividad tanto a nivel empresarial, como personal y de la Administración. El concepto productividad es indispensable a todos los niveles para conseguir organizaciones más competitivas con personas más felices trabajando en ellas. Además, la productividad de la Administración es indispensable para darle servicio a todos los ciudadanos.

- Innovación como una manera de entender el mundo buscando continuamente como hacer las cosas de una manera mejor.

- Internacionalización. En el que nuestras compañías entiendan que su mercado es el mundo.

- Cultura. Debemos inculcar todos los elementos que hemos comentado en nuestros valores a nivel país: productividad, innovación y formación.

- Una estrategia sectorial clara. Hay que reflexionar sobre los sectores en su conjunto y no invertir recursos en industrias/servicios de bajo valor añadido y concentrarnos en donde podamos aportar valor.

Como conclusión, a nivel país tenemos un mal posicionamiento pero con muchas oportunidades de mejora por lo que deberíamos empezar entre todos a trabajarlas a partir de mañana… Y como decía Kennedy, no te preguntes qué puede hacer tu nación por ti sino que puedes hacer tú por tu nación.

 

Eduardo Navarro

Director – Managing Partner
www.improven.com
enavarroarrobaimproven.com
www.eduardonavarro.net

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.