Validación de un diseño de metodología de gestión del riesgo de impago en entidades hoteleras cubanas

Autor: DrC. Gastón Rodríguez

Otros conceptos de finanzas

14-11-2008

Descargar Original

El presente trabajo se propone como objetivo realizar una breve reseña sobre los principales problemas que confronta en la actualidad el análisis del riesgo de impago en el MINTUR.

Se esboza metodológico – filosóficamente como enfocar el análisis de la metodología existente, y se describe un proyecto investigativo de esta problemática.

Se señala el problema principal, así como la hipótesis que presuponen la solución al problema.

Las variables sobre las que se propone incidir son la antigüedad de la deuda y el promedio de días de cobro.

Se ofrece una metodología alternativa.

Se valida la metodología de gestión propuesta a tales efectos en Ibergecyt 2006.

Según el informe sobre el desarrollo, 2002 del Banco Mundial, se define que instituciones eficaces son aquellas que cumplen con las siguientes funciones:

§ Encausar la información sobre la situación del mercado, sus bienes y participantes.
§ Definir y hacer observar los derechos de propiedad y los contratos, determinando quien consigue que cosa y en que momento.
§ Intensificar o reducir la competencia en los mercados.

Continúa mas adelante señalando que: “gracias a estas tres funciones, todas las estructuras institucionales repercuten en la distribución de los activos, ingresos y costos, así como en los incentivos de los participantes en el mercado y en la eficiencia de sus transacciones”.

Ahora bien,: ¿Quién construye estas instituciones?. Ante el desarrollo de las economías y la creciente complejidad de las transacciones, las instituciones deben también evolucionar. Esta evolución puede ser resultado de los cambios ocurridos en las instituciones existentes, pero puede deberse también a la construcción o transplante de otras nuevas. ¿Quién construye estas instituciones? El estado, pero también las empresas y los representantes de la comunidad y los agentes de los mercados internacionales.

Las autoridades públicas que desean establecer instituciones, conscientes del contexto de información, observancia y competencia, deben evaluar que es lo que inhibe el desarrollo del mercado o que da lugar a los resultados concretos en este terreno. La clave es identificar que tipos de instituciones se necesita, en vez de dar por supuesto que lo que hace falta es una estructura concreta. Los responsables de las políticas deben preguntarse:

§ ¿Quién necesita información y sobre que?
§ ¿Están claramente definidos y protegidos los derechos de propiedad, y los contratos?
§ ¿La competencia es suficiente o excesiva?

Además, cuatro planteamientos básicos en el desarrollo institucional son validos para todos los sectores y piases: complementar lo que existe, innovar para identificar instituciones que funcionan, conectar a las comunidades a través de flujos de información, y promover la competencia.

De todo esto se desprende que después de implementar el mecanismo capaz de lograr el perfeccionamiento y desarrollo de las instituciones financieras que garanticen un desarrollo sostenido y sostenible tanto a nivel macro, como micro económico el mercado se vera expuesto a un sinnúmero de riesgos, entre el que se destaca el riesgo de impago.

Precisamente el presente trabajo se propone como objetivos el esbozar el problema fundamental de la gestión de riesgo de impago, como la falta de metodología de gestión de este riesgo en el turismo en Cuba, y a partir de ahí, sugerir un esbozo filosófico- metodológico de una variante alternativa.

La humanidad siempre se ha debatido entre el ser y el saber, entre el hecho real y el hecho imaginativo, entre la eutopía y la distopía. Hoy día, cuando los avances de la ciencia y la tecnología han alcanzado niveles escandalosamente profundos y complejos, las relaciones entre el ser, el saber y el deber ser, han entrado en una suerte de laberinto de luces y de sombras continuas y discontinuas, en la cual la epistemología parece tener un papel protagónico.

Si observamos los saberes epistémicos (*) en los diferentes campos de las preocupaciones humanas, podemos comprobar cuan proliferas están siendo las lecturas y explicaciones, que desde la ciencia, se dan a las múltiples y contradictorias consecuencias que para los hombres y la sociedad, ha traído el desarrollo de la ciencia y de las llamadas nuevas tecnologías de la información; tanto es así que de algún tiempo acá se habla con frecuencia, por ejemplo, de la nueva economía, de la ciencia postnormal, así como de otros tantos tipos de ciencias; lo cual está implicando ciertas rupturas (reales o imaginarias) con los paradigmas científicos tradicionales, pues casi siempre se parte del presupuesto de que la tecnología ha cambiado tanto el mundo, que éste ya no puede ser explicado suficientemente por la “ciencia convencional”. (1)

Ahora bien, según el Diccionario Filosófico:

Ciencia: Forma de la conciencia social; constituye un sistema históricamente formado, de conocimientos ordenados cuya veracidad se comprueba y se puntualiza constantemente en el uso de la práctica social. La ciencia al aproximarse a la producción (...) se convierte en una fuerza productiva más. (2)

Considerando los dos planteamientos anteriores, se puede arribar a la conclusión de que las ciencias económicas no están exentas de estas contradicciones que son causa y efecto del propio desarrollo. Aun y clasificando entre la llamada "ciencia convencional", con el vertiginoso desarrollo alcanzado por la "nueva economía", se hace imprescindible la conceptualización y desarrollo de nuevas metodologías.

La Economía, como ciencia, no ha sido ajena a estos modos y modas. Este campo del saber humano no solo ha sido invadido por nuevos términos y conceptos, muchos de ellos arrastrados desde otras ciencias, sino sobre todo por una gran avalancha de modelos econométricos tan abstractos e ideales, que muchas veces resultan monstruosos ejercicios intelectuales, construcciones lógicas sorprendentes, pero que frecuentemente nada o poco tienen que ver con la lógica social, con la racionalidad “real” de la sociedad o de la parte de ella que se modela.

Sobre la ciencia

• La ciencia puede considerarse como aquel sistema de conocimientos que modifica nuestra visión del mundo real y enriquece nuestros conocimientos sobre el cosmos, nuestra cultura y nuestra imaginación.

• Es por tanto también el proceso de investigación que permite obtener nuevos conocimientos, los que a su vez ofrecen mayores posibilidades de operación y manipulación de los fenómenos.

• Además la ciencia ha sido considerada como fuerza productiva que propicia la transformación del mundo y por tanto como fuente de riqueza, como profesión debidamente institucionalizada, portadora de su propia cultura y con funciones sociales bien identificadas.

• Por todas las razones anteriores, es un fenómeno complejo cuyas expresiones históricas han variado considerablemente.

Es función de la ciencia la adquisición de conocimientos, la búsqueda de la verdad o de la teoría científica verdadera, con objetividad y rigor. El carácter verdadero o falso de las teorías científicas depende de su capacidad para descifrar el mundo en toda su dialéctica contradictoria, en toda su diversidad y siempre bajo el presupuesto del carácter relativo de los propios saberes que nos va aportando la propia ciencia.

Todo esfuerzo por formular una teoría de la ciencia tiene que subrayar la naturaleza social del trabajo científico. Esa es la orientación del enfoque dialéctico materialista de la ciencia. (1)

Vinculada estrechamente a la ciencia esta el desarrollo alcanzado por las fuerzas productivas, el cual ha tomado un ímpetu vertiginoso, considerando en lo fundamental el acortamiento de las distancias a través del perfeccionamiento de las comunicaciones (Internet, etc.), y el proceso irreversible de globalización mundial.

Si definimos desarrollo como:

Desarrollo: Proceso de automovimiento desde lo inferior (desde lo simple) a lo superior (a lo complejo), que pone de manifiesto y realiza las tendencias internas y la esencia de los fenómenos, las cuales conducen a la aparición de lo nuevo(Nuevo (lo) lo viejo). Diccionario filosófico. M.Rosental y P. Iudin. Editora Política. 1981-Pag.173 (2)

También nos parece prudente tener en cuenta la consideración de la ciencia como una fuerza productiva directa en las condiciones actuales de la producción.

Se habla de sustituir las "imágenes caducas de la ciencia y la tecnología", y lograr "imágenes alternativas más actualizadas." En Cuba se necesitan "marcos conceptuales renovados ", los cuales, añadimos, bien pueden encontrarse en las ideas y principios filosóficos desarrollados entre los filósofos cubanos desde perspectivas no dogmáticas e "incorporadas a la cultura y al pensamiento social cubano".

Si bien la reflexión sobre la ciencia y la tecnología como fenómeno social, y la reflexión sobre su uso, su institucionalización, sus consecuencias buenas o malas, sobre las políticas científicas y la necesidad de puntos de vista que partan no de posiciones en que la ciencia y la tecnología por si sola garantizan el desarrollo social y el progreso y que en las condiciones actuales el límite de una relación tradicional hacia la tecnología y hacia el entorno en las condiciones de la producción capitalista actual con implicaciones globales compromete a la humanidad entera, son necesarias y perentorias, ello no excluye que estas reflexiones omitan puntos de vista que pueden enriquecer los debates más que impedirlo, ni tampoco indica que la filosofía como saber del presente y desde el presente no sea quien deba asumir esta función. (3)

En fin, que considerando el desarrollo como causa y consecuencia del avance alcanzado por la ciencia y la tecnología, así como la influencia que todo esto ejerce sobre las ciencias económicas, como eslabón importante dentro de la ciencia, detengámonos un instante en este asunto.

Comencemos esta reflexión con una afirmación que a primera vista pudiera parecer una perogrullada para no pocos especialistas que se mueven en el campo de las ciencias económicas, y es la siguiente: la economía política es una ciencia social, precisamente porque se encarga de estudiar el conjunto de relaciones que establecen los hombres en el proceso de producción, distribución, cambio y consumo de unos recursos siempre escasos, así como el sistema de leyes y contradicciones que son consustanciales a tales relaciones y procesos.

Entonces podemos decir que entre las relaciones que se establecen en dicho proceso, se encuentran las relaciones financieras, y es ahí donde se centra la esencia del presente trabajo, en la concepción, por así llamarlo de una metodología de gestión del riesgo de impago, como elemento importante dentro del contexto de las relaciones financieras como eslabón de las relaciones de producción.

Recapitulando lo analizado hasta este momento, podemos decir que el desarrollo alcanzado por la ciencia y la técnica, que hace convertirse a estas ultimas en una fuerza productiva más, tiene un impacto enorme en la sociedad; este impacto tiene diferentes aristas, pero en este caso concreto que nos ocupa nos detendremos en el impacto económico en general, y en particular en las relaciones financieras como ente de las relaciones de producción objeto de estudio de las ciencias económicas. Dentro de las relaciones financieras, la gestión del riesgo de impago es un elemento a tener en cuenta, de ahí que la elaboración de una metodología para este proceso, es a la vez de una necesidad por todo lo explicado hasta aquí, el problema a resolver, objeto del presente trabajo.

Si esquematizamos esto, quedaría de la siguiente manera:

Figura 1- Interrelación Ciencia y tecnología – Desarrollo y sociedad en la gestión del riesgo de impago. Fuente: elaboración propia.

Dentro de las relaciones financieras, un lugar cimero lo ocupa la metodología de riesgo de impago, la que esta conformada por los tres aspectos siguientes:

1. Objetivo general.
2. Estructura organizacional
3. Procedimientos de análisis del riego de impago.

¿Por qué?. Pues una correcta metodología consecuentemente aplicada en la gestión de este riesgo de impago concluye el ciclo D...M...D´ en el menor tiempo posible, garantizando el proceso de reproducción ampliada en general y en el caso del turismo en particular, garantiza la captación de divisas frescas para el país y su empleo en el perfeccionamiento tecnológico (desarrollo) y la compra de mercancías necesarias para el bienestar social (sociedad).

En la actualidad no existe una metodología a tales efectos, poniéndose de manifiesto la falta de cohesión y errores de procedimientos con el consiguiente perjuicio financiero para empresas, grupos empresariales y en general el país.

En algunos casos se duplican gestiones de análisis y / o solución del riesgo financiero, sobre todo en lo referente política de créditos, o falta la gestión decisiva de un eslabón determinante, o la gestión no se lleva a cabo por el eslabón primario que conoce los detalles perdiéndose además de tiempo, dinero y posibilidades financieras.

Aun cuando esta claramente definido para todos cual es el objetivo general de la política de riesgo: “cobrar todo lo vendido” en el palzo de pago acordado, existen muchas indefiniciones en cuanto a estructura organizacional de la gestión de riesgo y procedimientos de análisis del riesgo de impago, trayendo como consecuencia deterioro de la deuda manifiesto en incremento del ciclo de cobro y la deuda envejecida. Las causas fundamentales de esta situación se determinaron a través del diagrama de Ichikawa.

Figura 2 Diagrama de Ishikawa para determinar las causas del incremento del ciclo de cobro y la deuda envejecida con el consecuente incremento del riesgo de impago. Fuente: elaboración propia.

De ahí que el problema a resolver fuese el alto porciento de deuda envejecida y un elevado período de días de cobro. Esto en las condiciones de Cuba alcanza una importancia extraordinaria.

En consecuencia, la hipótesis de solución del problema planteado consiste en afirmar que de definirse una metodología de gestión de riesgo de impago adecuada, se logran disminuir los ciclos de cobro y la antigüedad de la deuda, con toda la salud financiera que esto reporta a todos los niveles, desde la empresa, sector y país. Para esto se estructura la estrategia a seguir de acuerdo con el siguiente gráfico:

Cuadro 1 – Estrategia del proceso de gestión del riesgo de impago.

Objetivo general estratégico: Disminución del ciclo de cobro y la deuda envejecida y los incobrables. Disminución del riesgo de impago.

Indicadores de resultado estratégico

Inductor de la actuación

Iniciativas estratégicas

·         Ciclo de cobro

·         Composición de la deuda por edades.

·         Gestión del riesgo de impago

·         Diseñar los procedimientos para esta gestión.

(estructura organizacional y procedimientos)

Objetivo general estratégico: Disminución del ciclo de cobro y la deuda envejecida y los incobrables. Disminución del riesgo de impago.

Indicadores de resultado estratégico Inductor de la actuación Iniciativas estratégicas
• Ciclo de cobro
• Composición de la deuda por edades. • Gestión del riesgo de impago • Diseñar los procedimientos para esta gestión.
(estructura organizacional y procedimientos)
Fuente: elaboración propia en aproximación a Robert S. Kaplan & David P.Norton.

Esto permite identificar dos secciones en las que trabajar para conformar la metodología de gestión del riesgo de impago: la primera es la estructura organizativa de este proceso y la segunda los procedimientos de análisis de este riesgo. Con relación a la estructura organizacional, se propone para el MINTUR la que muestra la figura 3.

Con relación a los procedimientos para el análisis del riesgo de impago, el enfoque estratégico que se utiliza es el de la valoración del riego ex ante y ex post en el entorno de los clientes con que se tiene relación comercial que conforma la cartera de crédito y después con este mismo enfoque analizar cada cliente puntualmente. Las figuras 4 y 5 resumen estos procedimientos.

Cuadro 4 – Procedimientos para el análisis del riesgo de impago del entorno. Fuente: elaboración propia.

Cuadro 5 – Procedimientos para el análisis del riesgo de impago del cliente. Fuente: elaboración propia.

La validez de esta propuesta de metodología esta avalada por los resultados obtenidos en la aplicación de la misma en los hoteles Sol Meliá División Cuba. La misma comenzó a aplicarse generalizadamente a partir del 2003, con una disminución continua de la deuda envejecida y el promedio de días de cobro que se muestra a continuación.

Gráfico 1 Comportamiento del porciento de la deuda envejecida (mayor de 60 días y 90 días de pago). Hoteles Sol Meliá Cuba (2001-2006).Fuente: datos del corporativo Sol Meliá Cuba.

Como se puede apreciar en el año 2001, aun cuando en algunos hoteles ya se habían implantado estos procedimientos, la deuda envejecida estaba totalmente fuera de control, casi el 40% de su importe estaba a más de 60 días, con la consecuente afectación al flujo de caja que esto representa. A partir del 2003. como se ha venido explicando, se sistematiza el uso de los procedimientos de gestión del riesgo de impago en todos los hoteles Sol Meliá Cuba, de ahí que a partir de este año, se observe un decrecimiento sostenido del monto de la deuda envejecida, llegando a representar solo el 5% en el año 2006.

Para complementar este análisis que valora el indicador relativamente (en porciento), se muestra a continuación el comportamiento absoluto del mismo en los años analizados.

Gráfico 3.2 Comportamiento en valores absolutos de la deuda envejecida (mayor de 60 días y 90 días de pago). Hoteles Sol Meliá Cuba (2001-Junio/2007).Fuente: datos del corporativo Sol Meliá Cuba.

En valores absolutos, entre los años 2001 y 2003, el monto de la deuda superior a los 60 días de antigüedad osciló entre 4 y 8 millones de dólares, mientras que a partir de la sistematización de la aplicación de los procedimientos propuestos, comienza a disminuir este importe, quedando por debajo de los 4 millones hasta que en el primer semestre del 2007 se logra reducir este importe hasta aproximadamente dos millones, que considerando una producción habitación pensión promedio anual superior a los 250 millones es un resultado muy favorable.

El otro indicador a valorar es el promedio de días de cobro, del cual se muestra su comportamiento en el gráfico siguiente.

Gráfico 3.3 Comportamiento del promedio de días de cobro). Hoteles Sol Meliá Cuba (2001-Junio/2007).Fuente: datos del corporativo Sol Meliá Cuba.

Entonces, los hoteles en administración por Sol Melia Cuba, que en los primeros años de trabajo también mostraban deterioro en los indicadores ciclo de cobro y deuda envejecida, resolvieron el problema enunciado a través del establecimiento y correcta implementación de una metodología de gestión del riesgo de impago, logrando la coherencia interna manifiesta en la eficiencia alcanzada en la gestión del riesgo de impago, y un carácter relevante en su correspondencia con el contexto MINTUR.

En conclusión, existe una innovación en la gestión de riesgo de impago en los hoteles Sol Melia que de generalizarse al resto de entidades hoteleras, da pasos en la superación de la vulnerabilidad que existe en este sentido.

Siguiendo a De Souza, la sostenibilidad institucional es un estado de reconocimiento social y de apoyo político, institucional y financiero logrado por una organización, como resultado de un proceso de interacción y negociación permanente con los actores claves de su entorno relevante. A partir de este concepto se puede aseverar que los resultados obtenidos por los hoteles Sol Melia Cuba en materia de gestión del riesgo de impago le han garantizado un reconocimiento económico y social en el proceso de interacción con los deudores y el resto de actores claves del entorno, de manera coherente y relevante. Queda entonces obtener el apoyo político, institucional y financiero para lograr la generalización de esta innovación.

Considerando el esquema de los niveles de interpretación e intervención en la gestión de la innovación elaborado por De Souza quedaría de la manera siguiente:

Figura 6- Niveles de intervención en la gestión del riesgo de impago en entidades hoteleras cubanas. Fuente: Elaboración propia en aproximación a De Souza.

Todo esto corrobora lo planteado en el trabajo: La gestión del riesgo de impago en entidades hoteleras cubanas, presentado por el autor en IBERGECYT 2006.

BIBLIOGRAFÍA

1. Alan Sokal. Contra las imposturas intelectuales. Revista Herramienta # 7, pag. 147. 1998. Buenos Aires. Argentina
2. Introducción a la Ciencia del Espíritu. Revista de Occidente. 1956, pag 125.
3. Weber, Max. Economía y Sociedad. Prologo a la Edición Cubana. Pag. XXXVI. Editorial Ciencias Sociales. La Habana. 1971.
4. Baran, Paul & Sweezy Paul M.-Artículo: Economía de dos mundos.Revista Pensamiento Crítuco No. 11. Pag. 40. Editor: Centro de Estudios Latinoamericano. La Habana. 1967
5. Gónzalez Casanova, Pablo. Artículo: Sociología y Economía. Referencia a: Vilfredo Pareto. Traité de SociologieGénérale. Paris 1919. Revista: Investigación Económica. Volúmen XV. Número 3 . 3er Trimestre. Pag.294-295. México. 1955
6. El Capital. Tomo I. Prólogo de Marx a la Primera Edición, pag IX,Edit. Ciencias Sociales. Habana. 1973.
7. Carlos Marx. Fundamentos de la Crítica de la Economía Política. Tomo I, Edit. Ciencias Sociales. La Habana. 1970, pag 38.
8. J.R Nuñez Tenorio, El Método de la Economía Política. Edit. Panapo. Caracas. Venezuela. 1985, pag 19.
9. Silva Herzog, Jesús.-Artículo: Homiliá para futuros economistas.Revista Investigación Económica. Vol. XVI. No.1-Primer Trimestre # 1. Pag. 56. México 1956.
10. Enrique Leff 1994 “Sociología y Ambiente: Formación socioeconómica, racionalidad ambiental y transformaciones del conocimiento. En “Ciencias Sociales y Formación Ambiental” Editorial GEDISA, Barcelona España.
11. Loring,Jaime - La Gestión Financiera. Editorial Deusto España. 2001 -Pag. 312-330; 355-370.
12. Hermida, José M. - Cómo leer y entender la prensa económica.- Ediciones temas de hoy. España 2000. Pag.-59-103.
13. Márquez Narváez, José M.- Medios de pago en compra venta internacional - Editorial ESIC. España 2001. Pag.11-186.
14. Grandío Dopico, Antonio (Coordinador) - Mercados Financieros. Editorial Mc Graw Hill. 1998.
15. Santandreu, Eliseu - Manual del Gerente de créditos. Editorial McGraw Hill. 2000.
16. Vaitilingam, Romesh - La Guía Financial Times para entender las páginas financieras. Editorial Prentice Hall. 2001.

Nota: Es probable que en esta página web no aparezcan todos los elementos del presente documento.  Para tenerlo completo y en su formato original recomendamos descargarlo desde el menú en la parte superior

DrC. Gastón Rodríguez

Universidad de Matanzas “Camilo Cienfuegos”.

Cuba.

jefe.riesgos.cscarrobasolmeliacuba.net

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.