Como reflejar los efectos de un terremoto en los registros contables, de acuerdo a la teoría del vapor y tomando en cuenta las NIC/NIIF

Autor: Lic. Kenneth Jiménez Otárola

Contabilidad

06-02-2009

“Dios no sólo juega a los dados. A veces también echa los dados donde no pueden ser vistos “. Stephen Hawking.

En vista del últimos acontecimientos y eventos sísmicos que ha experimentado nuestro país, he recibido correos de mis colegas solicitándome criterio técnico geofísico-contable y que se encuentre apegado a la Norma Internacional de Información Financiera, (NIC/NIIF) para que les sugiera un posible registro en la cuenta de terrenos afectados por estos sismos, en virtud de que la teoría que he desarrollado enfoca precisamente este problema, con mucho gusto doy respuesta en general a las dudas planteada sin embargo no creo que en una entrega se pueda considerar todos los aspectos, haré un esfuerzo para contener los elementos más importantes en el registro, pero creo que requiero de al menos dos entregas. Primero, quisiera decirles a los colegas que en alguna ocasión en mis charlas se cuestionaron el conceptos de porque reflejaba el terreno como activo móvil en vez de un activo fijo –como lo hace la contabilidad tradicional-hoy desde que se experimento el evento –sismo-en Poas, me dan la razón la tierra se mueve es un activo móvil y podría afectar el principio de continuidad de no verse de esa forma como un activo móvil, lo anterior cambia todo el enfoque contable que podamos darle a esa cuenta, y nos sugiere un cambio en la revelación de la ecuación contable, la pregunta que debemos respondernos es ¿ si el valor que hemos registrado, es lo que vagamente comprendemos como valores intangibles o tangibles?,esa pregunta me llevo a desarrollar lo que he denominada como la Teoría del VaPoR y propone cambios fundamentales en la ecuación contable afectando el concepto de plusvalía y permitiendo dar un crédito científico-contable a esta cuenta, la cual afecta a la parte fiscal de las empresas y por ende de la hacienda pública creando beneficios a largo plazo por la posibilidad de generar un flujos de efectivo, por otra parte afectará el registro de las demás cuentas del balance de situación, sea que las registre a través de las normas Internacionales de Información financiera o utilice otra base como la Norteamericana.

Me explico, con relación a la NIC16 en el párrafo 7 hace alusión a dos aspectos en particular los cuales son:

(a) es probable que la empresa obtenga los beneficios económicos futuros derivados del mismo.

(b) El costo del activo para la empresa pueda ser medido con suficiente fiabilidad.

Aquí empezamos a encontrar criterios que nos permiten registrar a través de la teoría del VaPoR y con sustento en la NIFF y nos acerca a la situación establecida en teorías de lo complejo, en vista de que la ley de la termodinámica no la podemos cambiar, debemos como contadores variar nuestra forma de ver la cuenta de terreno, en virtud de que la materia no se crea ni se destruye solo se trasforma y esto es lo que hace diferente el registro de los terrenos en los estados financieros, a los otros activos considerados como activos fijos. –No voy a entrar a considera toda la temática que hace la teoría respecto que el terreno se tenga que considerar como activo móvil- sin embargo para efecto del registro contable que se propone, el contador deberá reflejar y valorar este activo a través de ese concepto activo móvil. Para contestar a esta pregunta, nos obligan entonces asumir que la tierra es más de lo que podemos ver, (NICSP 1 Párrafo 23 principio de continuidad) entonces establecer hechos concretos y científicos sobre ella, que la definen más allá de lo que las ciencias contables, la economía, han podido precisarla, y que la han enmarcado como un activo fijo cuando en realidad la tierra no lo es, en virtud de que la tierra es un bien que se nos fue dado y genera vida y en vista de que el hombre no la ha construido, y que la misma está sujeta a leyes y principios físicos y no sobre base de principio contable, Como contadores debemos hacernos a la evidencia que muestra la NIIF 16 en el párrafo 7, tanto el primer criterio como el segundo criterio para el reconocimiento del valor del terreno , y tomar en cuenta así lo establecido en párrafo 9 de la citada Norma Internacional, en cuanto a la evidencia de los riesgos asociados a la propiedad, esto nos acerca a la evidencia de que el terreno no está claramente bien registrado actualmente, aún las Norma internacional de Información Financiera NIC/NNIF no aclara de forma adecuada, sin embargo identifica hechos que debemos considerar y registrar, consecuente aspectos relacionados con el valor de la tierra-en el tanto no tengamos conciencia de ello, esta realidad es una evidencia irrevocable de plantear nuevas definiciones a la cuenta de terrenos, como la que describo en la teoría, y que evidencia espacios científicos-contables más acordes con las hipótesis contables de funcionamiento devengo de prudencia, y sobre bases cualitativas de la información contable primarias-relevantes y comprensible y secundarias-fiables y comparables. Examinemos dichas bases para que ustedes puedan registrar con toda certeza, primero analicemos la definición de terrenos que propone la teoría del VaPoR y relacionémosla con conceptos como valor razonable, y concepto de riesgos que como contadores y auditores debemos considerar en los declaración y registro de los estados financieros que auditamos y que revisamos.

Definición propuesta por la Teoría

El terreno es todo aquel bien que por sus características geológicas sufre transformaciones internas, provocando riqueza o pérdida expresado en función de su valor geotécnico en virtud de su vida útil indefinida. Definición establecida en la teoría del VaPoR.

Si notan con cuidado existe elementos en la nueva definición, que merecen análisis estoy definiendo por aspectos geofísicos transformaciones que el mismo activo realiza por su condición de ser un ente vivo,-a diferencia de los demás activos- y esto genera riqueza o pérdida en función a un aspecto científico denominado geotécnico en virtud de su vida útil indefinida.-No voy a comentar los aspectos ligados a la teoría de lo complejo que están intrínsecas en la valoraciones de los especialistas y que debemos conocer.

Ante esta definición la ecuación contable tradicional nada puede hacer, para darnos respuesta científica de cómo registrar y revelar los terrenos en los estados financieros y los contadores estarían ayunos de un planteamiento científico contable, que sustente el registro, en ese sentido he desarrollado a través de la teoría una ampliación que permita estar a tono con la nueva definición, así como con evidencia contable, y de acuerdo con Norma Internacional NIC/NIFF tal y como la describo:

A+AM(%PG*%FME)=P+P

en donde: A = Activo Corriente AM = Activo Móvil -Análisis de riesgo aplicado en la ecuación contable.- %PG = Porcentaje de Ponderación Geológica. % FME = Porcentaje de Factor medio de evento. P = Pasivo. C = Capital

Consideremos a la luz de lo anterior y comparémosla con la actual definición de terrenos y preguntémonos, si realmente al valorar de acuerdo a esta ecuación que se propone podríamos garantizar el primer criterio y el segundo de la norma, NIC 16 párrafo 7 y someter al registro a la valoración del grado de certidumbre relativo a los flujos de efectivo esperados por este activo, creo que con toda propiedad la respuesta es positiva, ahora si considero que el terreno esta en una zona de alto riesgo sísmico, de deslizamientos o de hundimientos aspectos que forman parte de la vida de la tierra ¿Tendríamos certeza de que podemos en el tiempo recibir flujos relativos de efectivo producto de la estabilidad del terreno donde se encuentra la empresa? ¿Podríamos considerar con mediana seguridad que la empresa obtendrá beneficios económicos derivados de la propiedad, considerando los riesgos asociados a la propiedad como los mencionados? Estaríamos en posición como contadores y auditores de medir el costo con suficiente fiabilidad? ¿Podríamos considerar un valor razonable si no consideramos los factores de riesgo asociados al terreno? Creo que cada una de esas preguntas son contestadas científicamente a través de la ecuación propuesta. Ahora examinemos el mismo párrafo 9 de la NIC/NIFF 16 que indica:

(…) Esta constatación estará disponible sólo cuando los riesgos y las ventajas se hayan traspasado a la empresa (..).La pregunta que salta es ¿Cómo valorar esos riesgos y ventajas en los estados financieros antes de ser traspasada a la empresa, si la norma internacional los considera pero no da luz a dicha valorización?

Sin embargo la teoría si considera los riesgos y los valora antes de un evento durante el evento y después del evento situación que plantea el hecho irrevocable de dar un crédito a la cuenta de terrenos de acuerdo a Normativa internacional y a evidencia contable de acuerdo con la ampliación a la ecuación contable bajo criterios geofísicos.

Antes de responder a otras preguntas, que me han realizado mis estimables colegas, permítame decir que como contadores también debemos imaginarnos si esos factores-sismidad-hundimientos y deslizamientos, provocados por efectos geológicos y que son propios de los terrenos- los podríamos contemplar como intangibles a la propiedad y que vendrían hacer los que realmente le dan valor a la misma , en ese sentido tendríamos que traer a la memoria la definición de Intangible que se declara en la NIIF 38 y considerar el primer criterio y el segundo criterio de dicha norma así como el párrafo 24 en cuanto a la probabilidad de obtener beneficios económicos futuros utilizando hipótesis razonables y fundadas que representen las mejores estimaciones con lo expuesto en la teoría tendríamos la herramienta de considerar la contemplación de visualizar a los terrenos desde una perspectiva global entre las dos NIC.

Ahora bien, si consideramos, lo anterior pareciera que lo recomendable, sería registrar al terreno bajo criterios de intangibilidad, en virtud de que lo que estamos comprando es riesgo asociado intangible, y no tangibilidad- propiedad- sin embargo se mantendría el problema de su valoración y reconocimiento en los estados financieros porque ni la norma 16 ni la 38 así como la 36 y 41 indica como registrar y valorar dichos factores de riesgos, a un activo que crea valor como son los terrenos y que no transfiere valor como son los activos sujetos a creación del hombre, por eso la teoría lo describe como activo Móvil y hace uso de la herramienta de % FME para considerar aspectos inherentes al valor de los terrenos.

Debemos colegas de estar de acuerdo que desde la perspectiva de la teoría del VaPoR los terrenos y los edificios son activos independientes-revelamos al terreno como un activo móvil-por evidencia geofísica- indicando sus factores de %PG y %FME y a los edificios como activos fijos y se tratarán contablemente por separado,, incluso si han sido adquiridos conjuntamente, lo anterior esta de acuerdo a NIC/ NIFF. Es conveniente que recuerden que los terrenos tienen normalmente una vida ilimitada y por tanto no se deprecian, pero si pueden experimentar perdidas por tenencia de terrenos de acuerdo a la teoría, y esa es la forma de reflejar en el balance de situación y trasladar el registro al estado de resultados lo que implica afectar la utilidad-No comentaré los alcances fiscales que presume trasladar una pérdida y establecer un escudo fiscal tanto para la empresa como para el fisco entregaré este análisis posteriormente.

Las Construcciones tienen una vida limitada y por tanto son activos sujetos a deteriorarse, y depreciarse un eventual incremento en el valor de los terrenos en los que se asienta un edificio, no afectará a la determinación de la vida útil del edificio (...) El subrayado no es del original. Teoría Del VaPoR .Debo indicarles que algunos aspectos vertidos anteriormente están sostenidos en postulados de la teoría que se fundamentan aproximadamente en 10 postulados. Espero con lo anterior haber vertido un poco de luz a las dudas que se han suscitado alrededor del registro contable, es difícil en este espacio referirme a la totalidad de la teoría sobre estos eventos, sin embargo hoy podemos con toda propiedad indicarle a los estudiantes, empresarios, inversionistas y público en general que si se puede dar un crédito a la cuenta de terrenos contablemente y científicamente, a diferencia del siglo pasado cuando hacíamos esa pregunta a nuestros profesores y nos contestaban que no se daban créditos porque experimentaba efectos de plusvalía, consideración que esta lejos de la realidad geofísica-contable moderna.

Lic. Kenneth Jiménez Otárola

khconsultoresarrobayahoo.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.