Tarjetas de crédito. Consejos para utilizarlas correctamente

Autor: Miguel Ceballos

Otros conceptos de finanzas

23-08-2012

Esta es una pregunta que se hacen muchas personas. Muchos dan un sí rotundo y otros dan un no rotundo. Muchos dicen que endeudarse es normal (justificándose ellos mismos) y otros que las tarjetas de crédito son instrumentos del ‘mal’. Y la verdad es que estas no son ni buenas ni malas, todo depende de que tanto la persona conozca los temas del dinero.

Primero miremos un poco sobre cómo funcionan los bancos. Los bancos ganan dinero con los intereses que pagan y pierden con los intereses que ellos tienen que pagarte. Resulta obvio que por eso pagan muy poco cuando tú depositas y tienes que pagar mucho cuando pides prestado. Desde un punto de vista de negocios, al banco le conviene que la gente se endeude y les pague intereses. Es por eso que a prácticamente cualquier persona hoy en día le dan una tarjeta de crédito, en especial en países como Republica Dominicana donde los intereses son altísimos (hasta cerca de un 9%) y se capitalizan mensualmente (es como si fuese a propósito)

Ahora bien, el que entiende eso aparentemente tan sencillo, esta un escalón por encima que la gran mayoría de las personas. Ahora bien, al usar una tarjeta de crédito, hay algunas cosas importantes que debes de saber.

1. Las tarjetas de crédito son para gastar el dinero que sabes que vas a cobrar, NO son para gastar y luego rezar para que Dios te mande el dinero. Por eso es que hay personas que dicen que las tarjetas son instrumentos del ‘mal’.

2. Las tarjetas son para pagar necesidades, NO lujos. Si usted tiene que pagar la electricidad y el agua, y sabe que ese dinero va a llegar pero no lo tiene en el momento), entonces use su tarjeta. Si va a pagar un lujo prefiera el efectivo.

3. Revise la fecha de corte: Si sabe en qué fecha la tarjeta corta, no la use cerca de esa fecha salvo que tenga el dinero para pagarlo rápido.

4. NO se atrase en las fechas de pago. La mayoría de las personas no conocen el poder del interés compuesto. No es multiplicar por ejemplo 7% de interés por 12 meses para saber lo que se paga al final de año, es mucho más de ahí debido al poder del interés compuesto.

Hay por supuesto muchísimas medidas más, pero hay que citar el gran problema de la mentalidad de pobreza al usar una tarjeta de crédito y es que: “La gran mayoría de las personas usan las tarjetas de crédito para resolver sus problemas de dinero, y esa es la misma razón por la que se endeudan. El mismo ingreso que hizo que una persona se endeudada, no es el mismo que va a sacarla de la deuda

Aquí voy a ser un poquito duro. No me venga diciendo que lo que pasa es que el dinero no les alcanza, que su jefe no le paga bien, que hay crisis, que los precios han subido, bla bla bla. Recuerde que mientras usted está en ‘crisis’ otros están en el mejor momento de su vida. En vez de quejarnos de la escasez, investiguemos que hacen y como piensan los que están en abundancia.

En conclusión, ¿debo o no debo usar tarjetas de crédito? Si piensa como rico, SI, pero si piensa como pobre NO. Si piensas como rico puedes apalancarte con una tarjeta para ganar dinero, pero si piensas como pobre solo la usarás para endeudarte. Espero que esta información les sirva para reflexionar y sacar nuevas ideas para generar ingresos.

Miguel Ceballos - miguelacp89arrobagmail.com

Ingeniero civil. Republica Dominicana. Propietario del Blog sobre emprendimiento: http://www.mceballos.com.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.