Benchmarking para la competitividad de la Banca Estatal del Perú

Autor: Domingo Hernández Celis

Otros conceptos de finanzas | Otros conceptos de administración

15-07-2011

Antecedentes de la investigación

La utilización de las estrategias, procesos y procedimientos que utilizan determinadas entidades, por parte de otras entidades de su mismo sector o sectores análogos, no es nuevo en el Perú ni mucho menos en el mundo. Lo que es nuevo es la creación del benchmarking, como herramienta técnica que permite tomar en cuenta las mejores prácticas de gobierno, gestión operativa y gestión estratégica de las entidades líderes de un determinado sector. Las entidades líderes para nuestro caso provienen del exterior.

Existen varios trabajos sobre la gestión financiera, control interno, auditoría interna y externa, proceso contable, normatividad y productos financieros de la banca estatal peruana; pero no se ha podido determinar trabajos relacionados con el benchmarking aplicado a la banca estatal peruana.

Planteamiento del problema

En la actualidad la banca estatal peruana es ejercida exclusivamente por el Banco de la Nación del Perú, el mismo que viene realizando una serie de esfuerzo, pero que todavía no cumple en estricto la misión para la cual fue creada. En este contexto encontramos, en un nivel más avanzado, las prácticas exitosas de la banca estatal internacional, como el caso de los países latinoamericanos siguientes: Chile, Argentina, Brasil, Cuba y México, los mismos que han desarrollado una serie de enfoques en el ámbito de la planeación, organización, dirección y control que les ha permitido disponer de altos indicadores de rentabilidad productos del desarrollo exitoso de buenas prácticos de gestión institucional.

El Banco de la Nación es una empresa de derecho público, integrante del Sector Economía y Finanzas, que opera con autonomía económica, financiera y administrativa. Sus actividades y estructura orgánica están normadas por su Estatuto, por la Ley de la Actividad Empresarial del Estado y supletoriamente por la Ley General de Instituciones bancarias, financieras y de Seguros.

El Estatuto del Banco de la Nación establece que es objeto de la entidad administrar por delegación las subcuentas del Tesoro Público y proporcionar al Gobierno Central, Regional y Local los servicios bancarios para la administración de los fondos públicos. Al respecto se ha determinado que existen algunos reclamos de los responsables de las subcuentas antes referidas por deficiencias en la administración de las indicadas subcuentas trayendo como consecuencia retrasos en los pagos de remuneraciones, proveedores, transferencias y otras obligaciones asumidas. Asimismo, la aplicación del benchmarking, ha permitido determinar que los servicios bancarios que proporciona la banca estatal a los gobiernos adolece de la eficiencia y competitividad que se encuentra en la banca privada.

El Estatuto, asimismo establece que el Banco recauda tributos y efectúa pagos por encargo del tesoro Público cuando medien convenios con los órganos de la administración Tributaria. Respecto al pago de tributos se ha determinado que los contribuyentes no han podido encontrar en esta entidad el servicio integral y eficiente que necesitan para cumplir con sus obligaciones. Al respecto tienen que afrontar largas y tediosas colas en las afueras de las dependencias (parados, sometidos al fuerte sol del verano, al frío inclemente y humedad del invierno), falta atención del personal (se ha determinado que cualquier momento cierran sus ventanillas, no orientan, no tienen carisma ni amabilidad para atender, se les nota cansados, aburridos, con falta de mística y espíritu de servicio). Precisamente éstos han sido algunos de los motivos para que la administración tributaria establezca convenios con la banca privada para el pago de tributos de los contribuyentes. Esta situación también ha llevado a las mismas entidades del Estado, a firmar convenios con entidades bancarias privadas para el pago de remuneraciones. Todo esto, se ha originado debido entre otros aspectos, a la falta de compromiso del personal, funcionarios y directivos de mejorar los servicios bancarios que presta el Banco de la Nación, todo lo cual se agudiza en provincias y especialmente en lugares alejados donde no existe competencia privada.

El Estatuto del Banco determina, que está facultado para realizar diversas funciones financieras, ninguna de las cuales será ejercida en exclusividad respecto de las empresas y entidades del sistema financiero; lo cual nos lleva a deducir que tiene que competir con sucursales de bancos extranjeros y la banca nacional privada, debiendo para ello contar con los mejores directivos, funcionarios y trabajadores; las mejores instalaciones y servicios; sin lo cual no puede enfrentar los retos de la competitividad. Al respecto se ha determinado que el Banco, tiene exclusividad en la administración de las subcuentas del tesoro Público, lo que contradice su norma institucional cuando se establece que no tendrá exclusividad, lo cual es una clara ventaja frente a otras entidades; sin embargo la entidad no viene explotando ventajosamente esta exclusividad.

La gestión institucional en el tercer milenio implica cambios y diversificación de productos; lo que no viene aplicándose como norma en la entidad. Se ha determinado que los responsables de la gestión no vienen revisando ni retroalimentando sus políticas de gestión, tácticas y estrategias operacionales; capacitación, entrenamiento y compromiso de sus trabajadores; lo que no facilita una gestión corporativa eficiente, eficaz y competitiva.

Se ha determinado que los responsables del órgano decisorio del Banco, trabajan para dos o tres entidades públicas y privadas, lo que no les permite tener un compromiso institucional con una entidad tan importante como es el Banco de la Nación. La misma figura se presenta en algunos funcionarios y trabajadores. El órgano responsable de las decisiones no realiza la convocatoria a los funcionarios y trabajadores para establecer las políticas, estrategias y actividades de la entidad; habiendo por tanto un divorcio entre los intereses de los directivos, funcionarios y trabajadores; lo que limita la competitividad de la entidad frente a la banca privada.

Por otro lado, si no existiera la exigencia legal para el gobierno central, regional y local de utilizar al Banco de la Nación para la administración de las subcuentas del Tesoro Público; los responsables de dichas subcuentas, ya hubieran recurrido a la banca privada por los mejores servicios, atención y beneficios que se puede obtener de este sector. Asimismo si en lugares alejados de nuestra costa, sierra y selva existiera banca privada, hace buen tiempo el Banco de la Nación se hubiera quedado sin usuarios en estos lugares.

Se ha determinado que cierto número de sucursales y agencias que prestaban servicios que competían directamente con la banca privada, se han visto obligadas a cerrar por que los usuarios del sistema han preferido a la banca privada; lo cual ha traído como consecuencia movimientos de personal de un lugar a otro y hasta despidos de los mismos, creando mayores conflictos entre directivos y trabajadores.

Otra situación problemática es la falta de una organización de la banca estatal que se comprometa a desarrollar un proceso de mejoramiento continuo, teniendo en cuenta la competitividad que representa la banca privada. Hoy por hoy, las tácticas y estrategias que se diseñen y apliquen no son para un día, ni para un mes, deben ser para aplicarlo continuamente, mediante permanentes evaluaciones y retroalimentaciones y esto es lo que debería hacerse en la banca estatal.

Otra situación es la falta de decisión para optimizar el aprovechamiento del know how que dispone la banca estatal, producto de sus años de permanencia en el mercado financiero.

Todos estos elementos configuran una deficiente planeación, organización, dirección y control de la institución bancaria del Estado; lo que origina deficiencias e ineficacia en los servicios que presta para sus diferentes usuarios; complicándose esta situación con la fuerte competencia que debe enfrentar la entidad con la banca internacional y nacional privada.

Problema general

¿De qué manera optimizar las estrategias y los procesos de la banca estatal peruana en base a las prácticas exitosas de la banca estatal internacional, hasta obtener los mejores estándares de productividad en el marco de la competitividad y la globalización?

Problemas específicos

1.- ¿Que enfoques de la gestión corporativa de la banca estatal internacional deben ser aplicados en la banca estatal peruana en el contexto del benchmarking, de tal modo que permitan obtener los mejores indicadores de productividad?

2.- ¿Por qué es necesario optimizar las decisiones de la banca estatal peruana en base a las prácticas exitosas de la banca estatal peruana?

Descargar Original

Descargar Original

Domingo Hernández Celis - domingo_hcarrobayahoo.com

Doctor en economía. Doctor en contabilidad. Magister en auditoria. Contador publico colegiado. Bachiller en ciencias contabilidad. Docente universitario de pregrado. Docente universitario de post grado. Docente de educación superior tecnológica. Docente de educación secundaria. Ex militar de la fuerza aérea del Perú. Ex dirigente cooperativista. Gerente de microconsult-dhc. Asesor de empresas. Consultor de empresas. Lima- Perú. Nuevas publicaciones Ver más publicaciones recientes... Masters en línea - ISEAD MBA Executive Program MBA - Master en Dirección y Administración de Empresas MDF - Executive Master en Dirección Financiera MTM - Master en Dirección y Gestión de Empresas Turísticas MCI - Master en Comercio Internacional MCM - Master en Dirección Comercial y Marketing MDL - Master en Dirección del Desarrollo y Liderazgo MBA - Presencial.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.