Evolución histórica de la administración

La Administración de Empresas, por años, se ha sustentado sobre la base de Taylor y Fayol, quienes para todos nosotros los Administradores, son una especie de columna que sostienen el edificio de conocimiento que vamos construyendo sobre las diferentes prácticas y acciones que deben adoptarse al momento de ejercer la administración.

Taylor con su “teoría de organización científica del trabajo” llego a ser considerado como el padre de la Administración Científica. Sus aportes principales fueron: la división del trabajo, la estandarización de las herramientas, estudios de movimientos, entre otros.

Fayol por su parte, estudia la obra de Taylor, y con sus experiencias como administrador, realiza aportes sustanciales al pensamiento administrativo. Definió tres aspectos fundamentales para el buen desenvolvimiento de la administración, los cuales son: La división del trabajo (adoptada del pensamiento de Taylor), el proceso administrativo y formulación de criterios técnicos.

Estos aportes hechos por Fayol, evidencian que tras el paso del tiempo, el medio que nos rodea cambia, y por tanto las condiciones en que se debe dirigir una empresa también.

Es por esto que en el devenir de los tiempos el mundo de la administración ha encontrado otros grandes aportes, entre los cuales quiero resaltar el de Peter Drucker, un austríaco que decidió  hacer aportes a la Administración y adecuar su orientación a la realidad del siglo XXI.

Drucker ha hecho grandes aportes en el mundo del managment, entre los que se encuentran los conceptos  de “privatización”, “emprendimiento”, “objetivos”, “sociedad del conocimiento” o “postmodernidad” que fueron desarrollados de forma magistral por el autor.

Drucker, nos define con gran asertividad los preceptos que hacen de la administración moderna una actividad más compleja, pero a su vez, mas fascinante y mucho más importante.

Pero, ¿Si el mundo a cambiado, porque no ha cambiado la filosofía de la administración? ¿Es factible para las empresas, trabajar bajo los argumentos de la ya, vieja filosofía de la administración?

En su libro, La sociedad postcapitalista, Peter Drucker hace una afirmación que me gustaría compartir con ustedes:

Las industrias que en los últimos 50 años han pasado a ocupar el centro de la economía son aquellas cuyo negocio es la producción y distribución de conocimientos, y no la producción y la distribución de objetos.

Esta afirmación de Drucker es, sin temor a equivocarme, una radiografía de la realidad que existe hoy en día en el mundo de los negocios, la mayoría de las empresas con dominio internacional, son compañías dedicadas al conocimiento, tenemos el caso de Carlos Slim y sus empresas de comunicaciones, o el caso Bill Gates y Windows, también el fenecido Steve Jobs y Apple, todos son dueños de empresas ligadas al conocimiento y que juegan un rol dominante en la nueva era de los negocios.

Ante esta situación, tenemos que preguntarnos: ¿Debe la Administración de empresas seguir su filosofía de “minimizar costos y maximizar beneficios”?

El mundo contemporáneo golpea cada día esta filosofía que se les enseña a los administradores como ley de vida. Imagínense que Carlos Slim hubiese aplicado esta filosofía, ¿Seria hoy el hombre más rico del mundo?, claro que no, porque el mundo de hoy exige de grandes inversiones en Investigación, Capacitación y en la gestión o puesta en marcha de las innovaciones hechas por los investigadores.

La administración debe seguir cambiando, debe seguir adecuándose a la realidad, no podemos seguir pensando en que gastando poco obtendremos muchos beneficios, en la sociedad del conocimiento, la calidad cuesta dinero, los recursos humanos, no son como antes, son gestores del conocimiento y por tanto saben lo que valen, de manera que, si queremos tener éxito como administradores, hay que, como dice Drucker en su libro La Gerencia en la Sociedad Futura “Combinar tres cosas de manera simultánea: Mejorar, Extender e Innovar” y para cumplir con esto hay que invertir con una amplia visión.

La disyuntiva actual de los administradores es lograr que las empresas que dirigen sean competitivas. El término “competitividad” que se ha puesto de moda en el mundo globalizado, significa lo siguiente: “capacidad que tiene una empresa o país de obtener rentabilidad en el mercado en relación a sus competidores”, visto desde ese punto de vista el termino no aportaría nada nuevo a la vida de los administradores. Este término toma valor cuando el mercado se hace muy competitivo, que es lo que está pasando.

El hecho de vivir en un mundo globalizado donde el conocimiento se ha democratizado y donde las barreras arancelarias se eliminan a través de los tratados comerciales, lleva a muchas empresas a perder competitividad, esto pasa porque no se prepararon para la realidad del mundo globalizado.

¿Por qué no se prepararon?

Pienso que muchos no se prepararon porque esto ameritaba una inversión que no daría resultados a corto plazo, por lo que decidieron seguir obteniendo utilidades sin aumentar el costo de sus operaciones y dejaron de lado las inversiones en nuevas tecnologías y en investigación.

¿Pero, quiénes estuvieron errados? ¿Eso no fue lo que se les enseñó como principios de administración? ¿No estaban ellos maximizando beneficios y minimizando costos?

Es evidente que ellos pensaron que hacían lo correcto, y si lo pensaron, lo hicieron sobre la base de lo aprendido, y es importante señalar que en otros tiempos, quizás le hubiera dado resultado, pero como ya he dicho en otras ocasiones, al igual que la vida, la administración también evoluciona y cambia de realidad.

La realidad de Fayol, no era la de Taylor, la de Drucker no era la Fayol y la de los autores y administradores de estos tiempos tampoco es la de Drucker, el mundo cambia de forma constante y mientras más pasa el tiempo, menor es el lapso en que las realidades cambian.

El reto que tienen los administradores del presente es el de tener una visión amplia de la realidad del mundo en que se desenvuelven, esto les va a permitir tener un mayor grado de competitividad en este mundo donde las barreras se eliminan cada vez mas.

Para lograr la competitividad y por ende la permanencia en el mundo de los negocios, hay que invertir pero invertir con amplia visión.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
García Pichardo Mihail. (2013, marzo 11). Evolución histórica de la administración. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/evolucion-historica-de-la-administracion/
García Pichardo, Mihail. "Evolución histórica de la administración". GestioPolis. 11 marzo 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/evolucion-historica-de-la-administracion/>.
García Pichardo, Mihail. "Evolución histórica de la administración". GestioPolis. marzo 11, 2013. Consultado el 11 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/evolucion-historica-de-la-administracion/.
García Pichardo, Mihail. Evolución histórica de la administración [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/evolucion-historica-de-la-administracion/> [Citado el 11 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de squeaks2569 en Flickr