_ap_ufes{"success":true,"siteUrl":"www.gestiopolis.com","urls":{"Home":"http://www.gestiopolis.com","Category":"http://www.gestiopolis.com/tema/administracion/","Archive":"http://www.gestiopolis.com/2015/05/","Post":"http://www.gestiopolis.com/recuperacion-de-caucho-a-partir-de-neumaticos-fuera-de-uso-proyecto-empresarial/","Page":"http://www.gestiopolis.com/archivo/","Attachment":"http://www.gestiopolis.com/costeo-por-ordenes-de-fabricacion-y-produccion/pdf-costeo-por-ordenes-de-fabricacion-y-produccion/","Wpcf7_contact_form":"http://www.gestiopolis.com/?post_type=wpcf7_contact_form&p=325591"}}_ap_ufee

Evaluación de las necesidades de capacitación organizacional

  • Talento
  • 3 minutos de lectura

Comenzando por un análisis poco profundo, podemos afirmar que en todas las organizaciones existen necesidades de capacitación. El por qué de esta aseveración es muy sencillo: siempre hay alguien que no hace algo porque no sabe cómo hacerlo.

Partiendo de este punto podría considerarse muy simple la tarea de detectar cuáles son las necesidades de capacitación, pero la compleja realidad de las personas insertas en un ámbito organizacional, hace que este proceso requiera un análisis de gran profundidad.

La primera premisa y quizá, la mas importante es poder detectar, evaluar y separar las necesidades de capacitación de aquellas que no lo son.

Este punto es de gran importancia ya que, establecer problemáticas que pueden ser resueltas con capacitación, y que esto no coincida con la realidad, es efectuar mal el diagnóstico y partir de un punto equivocado.

Si esta situación no se corrige y se realiza un plan de capacitación basado en un diagnóstico erróneo, tendrá como resultado: el reclamo de la organización, la frustración de los participantes y el descrédito del área de capacitación.

Teniendo en cuenta estas posibles consecuencias se hace sumamente importante evaluar qué problemáticas “no se solucionan con capacitación“.

El comienzo del análisis debe orientarse, no solo por la descripción de cuales son las necesidades existentes, que puedan brindar quienes solicitan la evaluación, sino que es necesario un meticuloso y pormenorizado trabajo de campo con quienes están involucrados en el proceso.

Este análisis mostrará a quienes presentan necesidades de capacitación por falta de conocimientos, habilidades o actitudes para determinada labor. Pero, también surgirán, quienes, estando en condiciones de hacerlo ( contando con los conocimientos habilidades y actitudes) no lo hacen.

Esta será la primer gran división del diagnóstico, donde se deberán dejar sentadas qué problemas aparecieron cuya solución no depende de la implementación de programas de capacitación y sí, deberán ser motivo de estudio del análisis organizacional.

Igualmente importante, es analizar y definir la cultura de la organización que solicita el proceso y su comportamiento histórico y actual, en relación a hábitos vinculados a la capacitación.

Es necesario establecer si esa cultura previa permite que se perciban y se manifiesten problemas de capacitación o si acostumbran a relacionar sus problemas con otros factores.

Si este análisis, no es correctamente realizado, aun efectuando un trabajo de campo muy detallado, no surgirán necesidades de capacitación , ya que los involucrados no las verán como tales.

En este punto podemos adentrarnos más en el análisis , y establecer quiénes son los que se deben dar cuenta de que realmente, existe una necesidad de capacitación.

En primer lugar, podríamos ubicar al capacitador, ya que por ser un profesional con autonomía e independencia dentro de la empresa, es quien primero las verá, por no estar condicionado por la cultura de la misma.

Luego el sistema de poder de la organización que es quien requiere algo, que no puede ser realizado en las condiciones actuales, está exponiendo una necesidad.

También los jefes o supervisores directos de los involucrados tienen que comprender ese “algo” que la organización necesita y no se puede llevar a cabo, tiene un por qué relacionado con la falta de alguna aptitud para realizarlo. Ellos, deberán comunicar con claridad qué necesita la organización de las personas involucradas, motivar para solucionar esa situación por medio del aprendizaje y estimular, durante el proceso de implementación de lo aprendido.

Por último, es fundamental que la propia persona perciba la necesidad de modificar o incorporar conocimientos , habilidades o actitudes que permitan llevar a la práctica lo que la organización le requiere y no puede hacer por desconocimiento.

Debemos destacar que no siempre es sencillo que quien realiza una tarea pueda reconocer que la tarea está mal realizada o que puede ser mejorada. Estas necesidades por discrepancia, son sin duda, las mas difíciles de establecer.

En cuanto a aquellas necesidades que surgen por cambios en la organización o incorporaciones, llevan en si mismas la importancia de ser materia de aprendizaje. De todas formas y sin entrar en contradicciones con todo lo dicho anteriormente no debemos olvidar que una necesidad de capacitación no es importante por si misma sino que, lo que le asigna valor es lo que posibilitará hacer.

Es en este punto donde nos acercamos a nuestra conclusión, afirmando que, cualquier aprendizaje dentro del ámbito organizacional, tiene no solo un valor intrínseco, sino que se transforma en un recurso estratégico de la gestión empresaria. Mucho más en aquellas organizaciones que basen el crecimiento en el desarrollo de su capital intelectual.

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Su primera profesión es el Turismo, es Licenciada en Turismo de la Universidad del Salvador, de Buenos Aires. Ha realizado cursos de posgrado en marketing, calidad de servicio y ventas, también en Consultoría de Empresas. Trabajó en ventas, atención al cliente y capacitación. En la Actualidad trabaja en una empresa de Software para Empresas de Turismo y está a cargo del departamento de Capacitación, paralelamente adelanta la carrera de Analista en Capacitación y Desarrollo Laboral

Cita esta página
Buenaventura Gabriela. (2001, septiembre 20). Evaluación de las necesidades de capacitación organizacional. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/evaluacion-de-las-necesidades-de-capacitacion-organizacional/
Buenaventura, Gabriela. "Evaluación de las necesidades de capacitación organizacional". GestioPolis. 20 septiembre 2001. Web. <http://www.gestiopolis.com/evaluacion-de-las-necesidades-de-capacitacion-organizacional/>.
Buenaventura, Gabriela. "Evaluación de las necesidades de capacitación organizacional". GestioPolis. septiembre 20, 2001. Consultado el 24 de Mayo de 2015. http://www.gestiopolis.com/evaluacion-de-las-necesidades-de-capacitacion-organizacional/.
Buenaventura, Gabriela. Evaluación de las necesidades de capacitación organizacional [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/evaluacion-de-las-necesidades-de-capacitacion-organizacional/> [Citado el 24 de Mayo de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de highwaysagency en Flickr

También en Talento