Estrategias competitivas y su importancia en la gestión de las empresas

Introducción

En el mundo actual de los negocios, las empresas deben ser competitivas, solo así lograran establecer en los mercados actuales donde existe gran rivalidad  competitiva entre las empresas. Es por ello que al fundar una organización o empresa, se debe elegir la mejor estrategia empresarial a seguir ya que esta es de suma importancia para, alcanzar el éxito ya que ninguna empresa puede estar compitiendo sin misión, sin objetivos, sin metas y sin las estrategias necesarias para poder lograr esos objetivos, por lo que es de suma importancia de que dicha decisión sea minuciosamente analizada. La estrategia debe ser real y alcanzable de lo contrario la empresa no podrá llevarla a cabo.

En este trabajo se dará a conocer que la estrategia dentro de la organización comprende todos los niveles: corporativo, negocio o competitivo y funcional. Así como también se analizará y se enfatizará sobre el segundo nivel que tiene que ver con lo competitivo y  es así como, se pretende dar a conocer estas tipologías, sus similitudes, diferencias y conceptos básicos que brinden al empresario la idea fundamental de hacia dónde deber ir su empresa y en que tipología se puede enmarcar su estrategia para lograr el éxito empresarial.

Desarrollo

Para Johnson y Scholes (1993), la estrategia es la dirección y el alcance de una organización a largo plazo, la cual conseguirá ventajas para la organización a través de su configuración de los recursos en un entorno cambiante, para hacer frente a las necesidades de los mercados y cumplir las expectativas de los accionistas. Esta estrategia trata sobre las decisiones acerca de negocios que compite, delimitan el entorno específico de la empresa y fijan los límites de la misma; y persigue adaptar la empresa a su entorno.

Es por ello que la estrategia comprende todos los niveles de la organización: corporativo, negocio o competitivo y funcional (Hax y Majluf, 1991) y a continuación se mencionarán cada una de estas.

El nivel corporativo a su vez se divide en tres ámbitos: a) ámbito de producto: en el se determinan los productos en los que se compite-, b) el ámbito geográfico: decide si se compite a nivel local, nacional o internacional- y c) el ámbito vertical señalan las actividades verticales en que participará la organización.

El segundo nivel de la estrategia es el competitivo o de negocio este nivel hace referencia a las líneas de acción a seguir para mejorar el posicionamiento competitivo de cada una de las unidades de negocio de la empresa en sus respectivos sectores es decir que ayuda a alcanzar mayores ventajas competitivas sostenibles a largo plazo.

Por último, existe un nivel funcional que representa un componente importante de la estrategia de negocio, centrándose en las acciones llevadas a cabo en las diferentes áreas funcionales. Es en este nivel donde se produce la vinculación más significativa entre la dirección estratégica y otras disciplinas del campo de la dirección de empresas como el marketing, las finanzas, los recursos humanos o los sistemas de información, además de suponer el nexo de unión entre la planificación y la implementación.

Por ello es importante que las empresas antes de definir las estrategias deben saber cuál es su conducta competitiva que las rodea. La unidad central de análisis es la que la ayudará a describir la conducta competitiva de una empresa. Por lo que se considera competitivo a todo movimiento directo, específico y directamente observable en el mercado, iniciada por una empresa para mejorar su posición en el mercado. Algunos ejemplos de acciones competitivas son bajadas de tarifas, mejoras de los productos actuales o el lanzamiento de nuevas campañas de promoción.

Por otro lado la conducta competitiva de las empresas tiene en cuenta tres dimensiones: la intensidad, la simplicidad y la heterogeneidad competitiva vinculadas con el número y variedad de las acciones competitivas, las cuales mencionaremos a continuación con sus respectivas definiciones. En primer lugar encontramos la intensidad competitiva la cual se define como la cantidad total de acciones que una empresa ha realizado en un período determinado es decir  cuando una empresa realiza numerosos movimientos competitivos, o responde a las acciones de sus rivales, se dedica a competir de forma activa.

En segundo lugar encontramos la simplicidad competitiva esta se refiere a la variedad en el conjunto de acciones que una empresa lleva a cabo en pocas palabras es cuando las organizaciones pueden elegir entre implantar muchos o pocos cambios en su secuencia competitiva.

Finalmente, encontramos la heterogeneidad competitiva esta hace referencia a las diferencias existentes entre la conducta competitiva de una empresa número y tipos de acciones y la de sus rivales.

Ahora bien la estrategia competitiva implica posicionar a una empresa para maximizar el valor de las capacidades que la distinguen de sus competidores, a la vez el objetivo de cualquier estrategia genérica es “crear valor para los compradores” (Porter, 1985). Esto quiere decir  que la organización busca una posición competitiva favorable en un sector industrial así como también  trata de establecer una posición provechosa y sostenible contra las fuerzas que determinan la competencia en el sector industrial.

Por otro lado la estrategia competitiva de la empresa sea ampliamente entendida, se debe considerar su análisis desde una perspectiva integradora, considerando, por un lado, la forma de competir que analiza los movimientos competitivos de la empresa en su conjunto, examinando con intensidad cómo va compitiendo en un determinado periodo de tiempo.

Conclusión

Para finalizar puedo decir que es de suma importancia que las empresas definan la estrategia competitiva que llevarán a cabo para competir eficientemente en los mercados. Y si la empresa pretende lograr sus objetivos debe tener muy claro cuál es su estrategia de negocio y a que segmento dirigirá su oferta ya que no todos los sectores industriales ofrecen las mismas oportunidades, de ahí la importancia de poder tomar en cuenta todos los elementos estratégicos básicos para poder establecer una estrategia coherente y alcanzable.

Por ello es de vital importancia que al realizar investigaciones sobre estrategia empresarial es necesario realizar un agrupamiento de acuerdo al grado de similitud de las estrategias elegidas por las empresas. Ya que todas las empresas tienen características recursos y capacidades diferentes por lo que no podrá haber una coincidencia total, pero las tipologías permiten crear teoría que guía a las empresas en la definición de la estrategia. Es una realidad entonces, la importancia de elegir una buena estrategia competitiva que pueda dirigir a la empresa hacia un futuro con  éxito.

Referencias bibliográficas

  • Johnson, G. y Scholes, K. (1993): “Exploring Corporate Strategy. Text and cases”. Prentice Hall Internancional, tercera edición.
  • Hax, A. y Majluf, N. (1984): “Strategic Management: An Integrative Perspective. Prentice-Hall, Inc. Englewood Cliffs. New Jersey.
  • Porter, M. (1985): “Estrategia Competitiva: Técnicas para el análisis de los sectores industriales y de la competencia. Editorial Continental, México DF.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Cortés Hernández Fátima. (2013, abril 18). Estrategias competitivas y su importancia en la gestión de las empresas. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/estrategias-competitivas-y-su-importancia-en-la-gestion-de-las-empresas/
Cortés Hernández, Fátima. "Estrategias competitivas y su importancia en la gestión de las empresas". GestioPolis. 18 abril 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/estrategias-competitivas-y-su-importancia-en-la-gestion-de-las-empresas/>.
Cortés Hernández, Fátima. "Estrategias competitivas y su importancia en la gestión de las empresas". GestioPolis. abril 18, 2013. Consultado el 11 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/estrategias-competitivas-y-su-importancia-en-la-gestion-de-las-empresas/.
Cortés Hernández, Fátima. Estrategias competitivas y su importancia en la gestión de las empresas [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/estrategias-competitivas-y-su-importancia-en-la-gestion-de-las-empresas/> [Citado el 11 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de galeria_miradas en Flickr