Escuelas del pensamiento administrativo

De la revolución industrial a la actualidad; Fayol y Taylor una vigencia necesaria

Desde el inicio de su existencia, el ser humano ha sentido la necesidad de ejecutar alguna tarea que le permita sentirse realizado, productivo, capaz, y por consiguiente en constante movimiento. Esta especie debía realizar la misma con la finalidad de mantener su subsistencia y la de su entorno, destacando el constante traslado de un lugar a otro, bajo condiciones míseras de vivienda, clima, alimentación, transporte, en la cual no existía intercambio, pues se producía solo lo que se consumía.

Posteriormente, como elemento natural del ser humano, surgieron nuevos métodos, tal como en la época del neolítico, apareció una técnica innovadora conocida como trueque.

Dicha técnica trajo consigo nuevas conductas en las partes involucradas, ya que el que producía alimentos y vestidos en excedentes, quería darlo a cambio de conservar y resguardar lo del otro, lo que por motivación lo hacía cada vez más productivo, y sin darse cuenta un gran planificador. Muchos investigadores coinciden en que desde este momento, la agricultura y la ganadería iniciaron la verdadera actividad económica real de la humanidad, pues desde allí aparecieron términos como la propiedad privada y el concepto de riqueza.

Producto de varios siglos, se fue manteniendo la agricultura y ganadería como actividades económicas de primer orden. Es pues a partir del año 1650 que se da inicio a la Revolución Industrial como brusca expansión de la economía, producto de un conjunto de transformaciones técnicas y económicas que caracterizaban a la sustitución de la energía física por la energía mecánica de las máquinas, el cambio a la producción manufacturera por la fabril en el proceso de producción capitalista. Siendo la causa más importante para su desarrollo la aparición de máquinas de vapor, el telar mecánico, las máquinas de hilar que revolucionaron el siglo XVIII las técnicas de producción industrial.

Pues a partir de esta época surgieron pensadores y observadores de la talla de Frederick Taylor y Henry Fayol, los cuales evaluaron los métodos de trabajo, tareas, normas, entre otros elementos, que eran determinantes en la eficiencia de los procesos productivos de la organización y por ende en su subsistencia y crecimiento.

El primero de ellos, creador de la Administración Científica, siendo preciso en la observación y evaluación de los tiempos en la ejecución de tareas, remuneración, estándares, donde los mismos trabajadores eran responsables de planear y ejecutar sus labores, asumiendo métodos que consideraban correctos, todo desde una óptica desde los niveles más altos hacia los más bajos de la organización.

El otro, precursor de la Teoría Clásica, con gran preocupación en aumentar la eficiencia de las empresas a través de la reestructuración de sus departamentos y sus relaciones entre sí, con una percepción inversa a la teoría científica.

Pues estos ilustres hombres, han aportado hasta el momento más de cien (100) años de administración, en los cuales sus procesos, técnicas y principios, son de obligatorio estudio y aplicación en toda actividad gerencial en cualquier parte del mundo.

Siendo oportuno indicar que, producto de los aportes antes descritos, los avances tecnológicos, la abolición del racismo y el reconocimiento de la importancia de la fuerza laboral, surgieron otras teorías como la de los recursos humanos, de la motivación, de la burocracia, de la eficiencia, teoría X y Y, teoría Z, entre otras, las cuales han contribuido al incremento de la apropiación y amor del empleado por la compañía, a través de la estabilidad laboral de por vida, beneficios salariales, capacitaciones, ascensos, reconocimiento por su eficacia, incluyendo su bienestar familiar tanto dentro como fuera de su espacio laboral.

Hoy en día se habla de Empowerment, Outsourcing, Benchmarking, la Reingeniería, entre otras, en términos generales como técnicas capaces de lograr el empoderamiento como el hecho de facultar, habilitar, capacitar, autorizar, dar poder y autoridad a los subordinados y de conferirles el sentimiento que son dueños de su propio trabajo, también como una forma en que la empresa reconoce que hay otra empresa que es más eficiente en la ejecución de determinada tarea, por tanto al otorgárselas implica menores costos y por último con capacidad de evaluar los productos, servicios y procesos de las empresas más eficientes en el ramo y tratar de mejorar.

Finalmente, se puede decir que la actividad administrativa, es sin duda, el aspecto más importante de la vida de las organizaciones. Vale destacar que las grandes empresas del mundo no han logrado el éxito solo porque producen más o sus costos y gastos son cada día menores, ni porque son monopólicas.

Pues de nada vale que la gerencia tenga grandes cuentas en dólares y la empresa gran capital cuando el talento humano que forma parte del nivel operacional de la organización se encuentra en pobreza extrema desde el punto de vista intelectual, financiero y por encima de todo moral, esto se traduce a largo plazo en empresa con grades pérdidas, a la quiebra o en atraso.

De allí el gran reto que tienen los gerentes del siglo XXI, en cuanto a seguir la tarea de los grandes pensadores antes citados, quienes deben aprender y enseñar como mínimo sobre: innovar, definir, crear, aceptar, estudiar, planificar, organizar, controlar, tomar decisiones, asumir riesgos, motivar, comunicar, valorar, afecto mutuo, respeto, disciplina, entre otros factores, sin perder la cordura y siempre enmarcado dentro de los objetivos de la Organización. Sin duda, es aquí donde está la clave para lograr la verdadera productividad, satisfacción, transformación y crecimiento de la economía de los países.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Ávila Jóhnatan. (2014, julio 7). Escuelas del pensamiento administrativo. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/escuelas-del-pensamiento-administrativo/
Ávila, Jóhnatan. "Escuelas del pensamiento administrativo". GestioPolis. 7 julio 2014. Web. <http://www.gestiopolis.com/escuelas-del-pensamiento-administrativo/>.
Ávila, Jóhnatan. "Escuelas del pensamiento administrativo". GestioPolis. julio 7, 2014. Consultado el 4 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/escuelas-del-pensamiento-administrativo/.
Ávila, Jóhnatan. Escuelas del pensamiento administrativo [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/escuelas-del-pensamiento-administrativo/> [Citado el 4 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de worldeconomicforum en Flickr