Escala de Likert e inteligencia emocional en estudiantes universitarios

EXPLORANDO UN NUEVO ENFOQUE: LA PRESENCIA DE
INDICADORES DE MAPAS DE COMPETENCIAS EMOCIONALES
ENTRE ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS
RESUMEN:
El presente estudio se realizo en el Estado de Nuevo León enfocado a los
estudiantes de nivel profesional del área medica ,se utilizo una escala tipo
Likert, que se aplico en dos fases; la primera consto de la aplicación de la
escala Likert a 10 estudiantes de la facultad de medicina, psicología,
odontología y nutrición para posteriormente diseñar y estructurar la misma
para la reaplicación a 70 estudiantes ,el objetivo primordial de la investigación
era conocer en base a la muestra el nivel de indicadores general de los mapas
de competencia emocional.
Palabras claves: Inteligencia Emocional, Conciencia en si mismo,
Autorregulación, Motivación, Empatia y Habilidades Sociales.
ABSTRACT:
The present study I am made in the State Leon again focused the students of
professional level of the medical area, I am used a scale Likert type, who I am
applied in two phases; first I consist of the application of the Likert scale to 10
students
of the medicine faculty, psychology, odontolgy and nutrition later to design and
to structure of the same one for the reapplication to 70 students, the
fundamental objective of the investigation was to know on the basis of the
sample the general level of indicators of the maps of emotional competition.
Introducción
1 Planteamiento del problema
¿En que medida se muestran los indicadores de mapas de competencias de
Inteligencia Emocional en estudiantes universitarios de ambos géneros?
2 Justificación
Elegimos este tema porque nos intereso conocer el desarrollo de la Inteligencia
Emocional de los jóvenes universitarios a nivel profesional. Ya que en esta
época de grandes y constantes cambios en todas las esferas de nuestra
existencia en la que se nos exige estar preparados para enfrentarlos, ya que
estos cambios cada día son mayores, máspidos, más violentos, mucho más
traumáticos, más ligados a un ambiente de gran incertidumbre, de una
competitividad que no se había tenido antes motivada a la globalización que le
impone todo tipo de exigencias a las organizaciones; ocasionando riesgo a su
personal a veces sin tomar conciencia de el, nuestra salud física y emocional,
recordando que ante todo somos seres humanos, que tenemos necesidades y
metas, las aceptemos, o no racionalmente. Una de las necesidades principales
es: el vació personal de emociones, sentimiento y caricias que deben ser
llenados, ya que esto determina y organiza todos los procesos mentales y
comportamiento total direccionado con motivación al logro.
Por otro lado leímos algunas investigaciones por expertos en la materia y
pudimos analizar que además de ser de gran importancia es en este tiempo de
crisis, violencia familiar, extrafamiliar, ciudadana y poblacional las emociones
son componentes del ser humano que nos permiten sentir que estamos vivos,
imaginémonos por un instante como seria nuestra vida sino tuviéramos
emociones, la personalidad no tendría sentido, seriamos seres vacíos. Mas sin
embargo hay estudios sobre los sentimientos y las emociones que han tomado
auge en la última década mediante el modelo de la inteligencia emocional. Los
científicos afirman que la verdadera medida de la inteligencia no es el
coeficiente intelectual sino las emociones dependiendo de estos un 80%.
(http://www.monografias.com/trabajos23/inteligencia-emocional-trabajo/inteligencia-emocional-
trabajo.shtml)
Las tensiones de la vida moderna, la hipercompetencia en el terreno individual
y empresario, la presión del reloj, la exigencia de un constante
perfeccionamiento profesional, etc., son situaciones que tienden a alterar el
estado emocional de la mayoría de las personas consideradas normales,
llevándolas al borde de sus propios límites físicos y psíquicos.
El resultado, a menudo, es el desequilibrio emocional. Este desequilibrio no
sólo afecta la vida más íntima de una persona, sino que afecta su trabajo y su
desarrollo profesional, porque las emociones desempeñan un papel importante
en el ámbito laboral. La clave está en utilizar las emociones de forma
inteligente, para que trabajen en beneficio propio, de modo que nos ayuden a
controlar nuestra conducta y nuestros pensamientos en pro de mejores
resultados.
3 Objetivos
Determinar en base a la muestra el nivel de indicadores general de los
mapas de competencia emocional.
Determinar el nivel de incidencia con base al número de elementos o
dimensiones de los mapas de competencia.
* Conciencia de si mismo
* Autorregulación
* Motivación
* Empatia
* Habilidades sociales
Marco Teórico
A) Historia de la Inteligencia Emocional
La historia de la inteligencia humana puede explicarse como el empeño
del cerebro humano en buscar formas eficientes de comunicarse consigo
mismo. Cuando el primer ser humano trazó la primera línea, precipitó una
revolución en la conciencia humana; una revolución cuyo estadio evolutivo más
reciente está constituido por el mapa mental .Una vez que los seres humanos
se dieron cuenta de que eran capaces de exteriorizar sus "imágenes mentales"
internas, la evolución fue más rápida.
Con las primeras representaciones hechas por los primitivos
australianos en las cavernas, los trazos iniciales se fueron convirtiendo
paulatinamente en pinturas. A medida que las civilizaciones evolucionaban, las
imágenes comenzaron a condensarse en símbolos y, más tarde, en alfabetos y
guiones. Con el desarrollo del pensamiento occidental y la creciente influencia
del imperio romano, se completó la transición de la imagen a la letra. Y
posteriormente, a lo largo de dos mil años de evolución, el poder nada
desdeñable de la letra adquirió primicia sobre la momentáneamente
escarnecida imagen. Así pues, los primeros seres humanos que hicieron
marcas estaban señalando, literalmente, un salto gigantesco en la evolución de
nuestra inteligencia, porque así exteriorizaban los primeros indicios de nuestro
mundo mental. Al hacerlo, no sólo fijaban sus pensamientos en el tiempo y en
el espacio, sino que además capacitaban el pensamiento para que pudiera
abarcar esas mismas dimensiones.
Entonces, la inteligencia humana ya pudo empezar a comunicarse
consigo misma a través de las extensiones infinitas del tiempo y del espacio.
En su evolución, los símbolos, las imágenes y los códigos terminaron por
configurar la escritura, y ese principalísimo avance fue la clave de la aparición y
de la evolución de civilizaciones destacadas.
(http://www.solomanuales.org/frame.cfm?
url_frame=http://www.monografias.com/trabajos10/inem/inem.shtml).
Más sin embargo el concepto de inteligencia emocional se produce
hasta la segunda mitad de los años noventa (siglo XX). Los principales autores
del tema relatan antecedentes del tema surgen de décadas anteriores.
Goleman menciona las investigaciones realizadas por David McClelland cuyas
investigaciones en los años 50-60 condujeron a la formulación de su teoría de
la motivación sobre “las tres necesidades: poder, logro y filiación”
Según Goleman, realizó hallazgos importantes en sus investigaciones,
que publicó a inicios de los años setenta, que cambiaron radicalmente los
enfoques que existían sobre los test de inteligencia como predictores del éxito
laboral, profesional, o en una carrera directiva. Entre los criterios que planteó
Mcclelland en aquellos años estaba que “Las aptitudes académicas
tradicionales-como las calificaciones y los títulos- no nos permiten predecir
adecuadamente el grado de desempeño laboral o el éxito en la vida”. En su
lugar, Mcclelland proponía que los rasgos que diferencian a los trabajadores
más sobresalientes de aquellos otros que simplemente hacen bien las cosas
había que buscarlos en competencias tales como la empatía, la autodisciplina y
la disciplina.
Weisinger señala que el término “inteligencia emocional” lo acuñaron en
1990 dos psicólogos de las universidades de New Hampshire, John Mayer; y
de Yale, Peter Salovey, que identificaron como los cuatro componentes y
habilidades básicas de la inteligencia emocional las siguientes:
1.- La capacidad de percibir, valorar y expresar emociones con precisión.
2.- La capacidad de poder experimentar, o de generarlos a voluntad,
determinados sentimientos, en la medida que faciliten el entendimiento de uno
mismo o de otra persona.
3.- La capacidad de comprender las emociones y el conocimiento que de ellas
se deriva.
4.- La capacidad de regular las emociones para fomentar un crecimiento
emocional e intelectual.
Ryback plantea que los antecedentes de la inteligencia emocional se
remontan a más de 60 años señalando que, después que Freud y Jung
sacaran a la luz el funcionamiento interno de la mente, quedó en manos de
pioneros tales como Carl Rogers, Maslow y Rollo May la tarea de sacar a la luz
la importancia de las emociones y la relevancia de la autenticidad, que es la
capacidad de ser sinceros y francos en la expresión de las emociones. No
obstante, coincide con Weisinger en que Mayer y Salovey fueron los que
acuñaron este término, pero que “sólo en la década actual encontró una
validación en el centro de trabajo el concepto de inteligencia emocional, gracias
a las investigaciones realizadas de Daniel Goleman en su libro “La Inteligencia
Emocional”.
Con independencia de los antecedentes y experiencias personales,
científicas o profesionales, que relatan diferentes autores, parece evidente que
dos factores han influido significativamente en el desarrollo que ha tenido el
tratamiento de la inteligencia emocional en los últimos años, que son:
1.- Los resultados de numerosas investigaciones sobre las prácticas y
comportamientos que han proporcionado a muchas personas resultados más
exitosos en diferentes esferas de la vida.
2.- Los hallazgos de investigaciones en la esfera de las neurociencias que han
permitido identificar procesos fisiológicos que se generan por las emociones,
cómo estos procesos inducen determinados comportamientos y cómo puede
ser posible controlarlos y utilizarlos, si tomamos conciencia de los estados que
se generan y aplicamos determinados enfoques, técnicas y formas de
comportamiento según el libro de Goleman, D. La Inteligencia Emocional. Por
qué es más importante que el cociente intelectual. Javier Vergara Editor,
Buenos Aires, 1996. (La edición en inglés fue e 1995).
A.1) La Inteligencia Emocional y la herencia genética
Cada persona hereda por el proceso genético ciertas características y
tendencias de sus padres biológicos. Algunas características están
completamente determinadas. Otras sólo reciben una influencia parcial. Por
ejemplo, la estatura máxima, el color del pelo y el color de los ojos están
completamente determinados. No obstante los rasgos de inteligencia
emocional, tales como laboriosidad, la hostilidad, el carácter amistoso o la
valentía sólo están influidos parcialmente por la herencia genética. La
inteligencia emocional de los padres de un niño se transmite a éste por los
cromosomas, del mismo modo que el color de los ojos. Los niños nacen con
determinadas tendencias de inteligencia emocional. Algunos son más activos
otros más pasivos. Algunos son irritables, mientras que otros tienen más
paciencia. Algunos son sumisos, otros más dominantes algunos niños son
cautos por naturaleza, mientras que otros exploran más.
Los trastornos tales como la depresión tienden a repetirse en los
miembros de una misma familia aún cuando los niños no han sido criados por
sus padres biológicos. Estas tendencias básicas e innatas de la inteligencia
emocional residen, al parecer en el sistema límbico. No son causadas por las
experiencias.
Con independencia de quienes son nuestros padres, todos heredamos
unas mismas necesidades humanas básicas. Abraham Maslow identificó en los
años 70 cinco necesidades humanas básicas. La primera es de tipo biológico.
Todos necesitamos alimentos, agua, etc. La segunda es la necesidad de
seguridad (un entorno estable, estructurado, previsible). En tercer lugar, todos
necesitamos sentirnos integrados y merecedores de amor. En cuarto lugar,
todos los seres humanos necesitamos sentirnos estimados, respetados. Por
último, tenemos la necesidad de hacer realidad todas nuestras posibilidades,
nuestras capacidades, y de ejercitar nuestros talentos. Los psicólogos suelen
llamarlo la necesidad de autorrealización. Estas necesidades nos motivan para
que desarrollemos nuestra inteligencia emocional. La inteligencia emocional se
desarrolla cuando encontramos modo de enfrentarnos a nuestro entorno para
cubrir estas necesidades básicas.
La inteligencia emocional es importante en la vida de las personas, ser
equilibrado en una reacción emocional, saber controlar las emociones y los
sentimientos, conocerse y auto-motivarse. Eso da a la persona la capacidad de
ser mejor persona, con mejores relaciones, lo que hará en su vida personal y
profesional. El fin el lograr una personalidad madura, que es el conjunto
existencial y dinámico de rasgos físicos, temperamentales, afectivos y volitivos
propios, que nos hacen ser únicos y originales. En la Inteligencia emocional ya
no depende del corazón depende de las capacidades intelectuales superiores
del hombre, ya que un cerebro primitivo como es el sistema límbico debe
supeditarse a un cerebro más avanzado, entre más control tengamos de
nuestro cerebro, entre más rápido sean nuestras conexiones entre el cerebro
primitivo y la corteza cerebral mucho mas inteligencia emotiva tendremos. Para
lograr las conexiones tendremos que crear hábitos positivos sobre las
emociones, lo que lograra que nuestras sinapsis sean mejores y más rápidas.
Desarrollar la inteligencia emocional nos hará mejores personas, y nos ayudará
a que los demás lo sean.
B) ¿Que es la Inteligencia Emocional?
Para hablar mejor acerca de la Inteligencia Emocional debemos empezar por
definirla y no solo basarnos en un solo concepto, sino enfocarnos a varios que
nos muestran diferentes autores, desde diferentes perspectivas.
Se emplea el termino Inteligencia Emocional para describir cualidades
emocionales que parecen tener importancia para el éxito. Estas pueden incluir:
* La empatía * La simpatía
* La independencia * La persistencia
* La capacidad para resolver problemas * La cordialidad
* La capacidad de adaptación * La amabilidad
* La expresión y comprensión de los
sentimientos
* El respeto
Se puede definir a la Inteligencia Emocional, como la capacidad para captar
las emociones de un grupo y conducirlas hacia un resultado positivo. También
cabe aclarar que este talento se puede aprender y cultivar en las
organizaciones y es tarea de cualquier persona, determinar si posee dichas
aptitudes.
(http://www.gestiopolis.com/canales/derrhh/articulos/No%203/InteligenciaEmocional.htm)
Mas sin embargo existen otras definiciones que nos explican que la
mejor manera de definir la Inteligencia Emocional es considerar que se trata de
la capacidad de aplicar la conciencia y la sensibilidad para discernir los
sentimientos que subyacen en la comunicación interpersonal, y para resistir la
tentación que nos mueve a reaccionar de una manera impulsiva e irreflexiva,
obrando en vez de ello con receptividad, con autenticidad y con sinceridad.
(http://www.inteligenciaemocional.org/articulos/lainteligenciaemocional.htm)
Pero Daniel Goleman definió la Inteligencia Emocional como la
capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de las personas
con las que nos relacionamos, para auto-motivarnos y para manejar bien
nuestras emociones y aquellas que tienen que ver con nuestras interacciones
humanas.
Desde el punto de vista laboral la inteligencia Emocional capacita
a los empleados a trabajar más efectivamente en estructuras organizacionales
complejas, por ejemplo, en organizaciones basadas en redes.
(http://www.haygroup.com.mx/portal/IE02.htm).
La Inteligencia Emocional es un conjunto de destrezas, actitudes,
habilidades y competencias que determinan la conducta de un individuo, sus
reacciones, estados mentales, etc., y que puede definirse como la capacidad
de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos
y de manejar adecuadamente las relaciones.
(http://www.gestiopolis.com/dirgp/rec/ie.htm).
C) Mapas de Competencia de Inteligencia Emocional
Los mapas de competencia emocional fueron establecidos gracias a una
investigación de Daniel Goleman y por el consorcio para la investigación sobre
inteligencia emocional en organizaciones.
Conciencia de uno mismo:
A veces nos cuesta ser honestos con nosotros mismos, en aspectos que
sabemos debemos mejorar y no lo reconocemos. Este punto por lo tanto, hace
referencia a la habilidad de reconocer y entender nuestros estados de ánimo,
nuestras emociones, y su efecto en las personas que nos rodean. Así mismo la
autoconciencia nos sirve para determinar hacia dónde vamos y qué metas
podemos cumplir siendo realistas. Además reconoceremos nuestros errores y
seremos más cautos al realizar determinada labor.
Autorregulación:
Como su nombre lo indica, esta habilidad nos permite controlar nuestros
impulsos y emociones y lógicamente a pensar antes de realizar cualquier cosa.
Este punto es de suma importancia ya que si en determinado momento nos
encontramos ante una situación desagradable donde la primera reacción sería
gritar o golpear cosas, la autorregulación hace que pensemos antes de actuar,
determinemos por qué se falló en esa situación, q factores pudieron incidir
para el fracaso y cómo se podría solucionar de la mejor manera. El miedo al
cambio no estaría presente en una persona con esta habilidad y la reflexión y el
pensamiento siempre estarán en primer lugar.
Motivación:
Aquí lo importante es trabajar y sentir satisfacción ante una meta finalizada, y
no sólo buscar recompensas en dinero o status. Las personas con esta
habilidad se apasionan por su trabajo, les gusta aprender siempre, son
creativos y muestran una energía y unos deseos impresionantes para culminar
de la mejor manera una actividad y llevan un registro del desempeño realizado.
Además de la capacidad de iniciativa e innovación. Así mismo ante el fracaso,
no ven nubes negras, sino una oportunidad para ser mejores y su compromiso
es cada día más fuerte y lo más importante para ellos es realizarse como
personas y crecer en el ambiente al cual están acostumbrados.
Empatia:
Esta habilidad hace que una persona considere los sentimientos de los demás
y sepa tratar a las personas, según las reacciones que estas puedan tener en
determinado momento, es saber cómo decir las cosas y cómo actuar al percibir
y entender el punto de vista de cada uno de los miembros de determinado
grupo, ante situaciones problemáticas. Además consiste en el reconocimiento
de las emociones y sentimientos ajenos, en saber detectar los problemas y las
necesidades de los demás y conectar con ellas. Esta capacidad tiene una
orientación vocacional y es de gran valía en profesionales de la docencia,
asistencia sanitaria y también en lo referente al trato con clientes y dirección de
empresas.
Habilidades Sociales:
Junto con la empatía, este componente hace referencia a la capacidad de las
personas para manejar las relaciones con los demás y conducirlos hacia la
dirección que se desee ya sea buscando un acuerdo o un entusiasmo frente a
un producto o servicio. (http://www.gestiopolis.com/canales/derrhh/articulos/No
%203/InteligenciaEmocional.htm)
D) Campos de Aplicación de la Inteligencia Emocional
En el presente apartado se mencionaran los diferentes campos de aplicación
en los cuales se emplea la inteligencia emocional. Entre los que se encuentran
son el de la Educación, Familia, Salud, Laboral así mismo como en los
cuidados médicos.
La Inteligencia Emocional en la Educación
El sistema educativo, una de las instituciones sociales por excelencia, se
encuentra inmerso en un proceso de cambios enmarcados en el conjunto de
transformaciones sociales propiciadas por la innovación tecnológica y, sobre
todo, por el desarrollo de las tecnologías de la información y de la
comunicación, por los grandes cambios que se producen en las relaciones
sociales, y por una nueva concepción de las relaciones tecnología-sociedad
que determinan las relaciones tecnología-educación. Cada época ha tenido sus
propias instituciones educativas, adaptando los procesos educativos a las
circunstancias. En la actualidad, esta adaptación supone cambios en los
modelos educativos, cambios en los usuarios de la formación y cambios en los
escenarios donde ocurre el aprendizaje.
Aunque el énfasis de los cambios educativos, lógicamente, está puesto
en el impacto que la tecnología está produciendo en nuestras vidas, una
corriente paralela y complementaria de la anterior rescata la importancia y la
urgencia de la educación de las emociones y los sentimientos. La experiencia
muestra que para facilitar el aprendizaje y la creatividad, es fundamental el
desarrollo de la tanto de la vida intelectual como de la emocional, porque no es
suficiente contar con las máquinas más modernas y las mejores instalaciones
(aun teniendo cierta capacidad intelectual), si falta la motivación, el
compromiso, y el espíritu de cooperación.
Cuando la educación no incluye los sentimientos, no pasa de ser una
simple instrucción. La ciencia actual refuerza aún s esta convicción de
tantos alumnos, padres y maestros.
En los laboratorios de psicología experimental se ha comprobado, desde
hace tiempo, el efecto positivo de las emociones, incluso en aspectos de
rendimiento académico, como en la consolidación de la memoria, por ejemplo.
Cuando leemos dos textos con una trama compleja, recordamos mejor aquél
que tiene un alto contenido emocional. De las invasiones inglesas narradas por
nuestras maestras lo que mejor hemos retenido es el episodio del aceite
hirviendo volcado sobre los atacantes desde las azoteas de las casas porteñas.
Por algo, en francés, se dice aprender "par coeur", de corazón, cuando
se memoriza algo. Las emociones y los sentimientos son esenciales en todo
aprendizaje. Lo sabíamos desde siempre, pero ahora hemos comenzado a
conocer mejor sus bases biológicas.
La Inteligencia Emocional parte de la convicción de que la escuela
debería promover situaciones que posibilitaran el desarrollo de la sensibilidad y
el carácter de los alumnos, sobre la base de que en el quehacer educativo se
involucra tanto el ser físico como el mental, el afectivo y el social, en un todo.
La Inteligencia Emocional es un concepto relativamente nuevo que introdujeron
Peter Salovey y J. Mayer en 1990. Estos psicólogos de Harvard forman parte
de la corriente crítica contra el concepto tradicional que considera la
inteligencia sólo desde el punto de vista lógico o lingüístico. Salovey organiza la
inteligencia en cinco competencias principales:
1.- Conocimiento de las propias emociones (autoconocimiento)
2.- Capacidad de manejarlas (control emocional)
3.- Capacidad de automotivarse
4.-Capacidad de reconocimiento de las emociones de los demás (empatía)
5.- Habilidad en las relaciones (habilidades sociales y liderazgo).
De todos modos, es el periodista y divulgador científico Daniel Goleman
el responsable de popularizar este concepto en el best-seller ‘La Inteligencia
emocional’ (1995). Por otro lado en el libro ‘Predicciones’, que reúne a 31
grandes pensadores de nuestro tiempo, en el que imaginan cómo será el siglo
XXI, Daniel Goleman escribe:
‘...Pronostico que las sociedades desarrolladas ampliarán las competencias de
los colegios para que incorporen la educación emocional.
Nuestras habilidades emocionales y sociales siempre se han transmitido de
forma vital: a través de los padres, familiares, vecinos y amigos... Pero los
niños de hoy pasan mucho tiempo solos.
Es obvio que esta transmisión de habilidades básicas no se está
produciendo tan bien como antes. Sin embargo, las escuelas proporcionan a la
sociedad un vehículo que garantiza que cada generación aprende las artes
vitales fundamentales: cómo controlar los impulsos y manejar la cólera, la
ansiedad, la motivación, la empatía y la colaboración, y también cómo
solucionar los desacuerdos de forma positiva. Ya hay escuelas cuyo programa
de estudios va más allá de lo básico para incorporar lecciones sobre estas
habilidades esenciales. Los resultados son bastante alentadores: los niños no
sólo mejoran en su autocontrol y en el manejo de sus relaciones, sino que
también tienen menos peleas e incidentes violentos, a la vez que aumentan su
puntuación en las pruebas académicas. Dicho en pocas palabras, mi predicción
es que habrá un día en el que todos los niños y niñas aprenderán en la
escuela, junto con los tradicionales rudimentos académicos, estas artes
pragmáticas necesarias para vivir mejor. En los programas escolares la
empatía se valorará tanto como el álgebra’.
Es evidente que la enseñanza colectiva y simultánea, orientada
exclusivamente al conocimiento, y que tradicionalmente ha venido aplicándose
desde el siglo XIX ha resuelto con cierto éxito la necesidad humana de
desarrollo intelectual, pero no ha encontrado muchas soluciones a los
problemas personales que el desarrollo intelectual conlleva, y ésta es la
carencia en la que se enfoca la Inteligencia Emocional, que a la vez puede
aportar otros principios -desde el mundo de las emociones y los sentimientos-
para mejorar el aprendizaje.
La Inteligencia Emocional en la Familia
Se ha demostrado cómo los niños podrían relacionarse en la escuela de una
manera social y emocional:
Los niños deberían estar motivados y seguros de sí mismos.
Deberían saber qué comportamiento se espera de ellos en la escuela y
hasta dónde pueden actuar cediendo a sus impulsos.
Deberían esperar antes de pedir ayuda y poder seguir unas
indicaciones.
Deberían mostrar sus propias necesidades y a su vez armonizarlas con
las de los otros niños.
El éxito escolar se puede predecir mejor mediante tests emocionales y
de integración social que a partir de tests de inteligencia. Incluso el clima
emocional en la familia es, según el investigador matrimonial John Gottman, de
la Universidad de Washington, más revelador que el propio CI de cada niño.
Los niños de familias en las que los padres discuten poco entre ellos son
más queridos por sus compañeros de colegio, más aceptados y respetados por
sus maestros, tienen menos problemas de comportamiento y aprenden con
mayor facilidad.
La Inteligencia Emocional en La Salud
Es innegable, tanto desde la antigua intuición de los fundadores
de la medicina, como desde las innumerables estadísticas de los últimos años,
la influencia que tienen las emociones en la salud humana. Las emociones
positivas previenen enfermedades, o una vez que éstas se han manifestado,
contribuyen a su curación, y las emociones negativas ayudan a contraer
enfermedades Los datos clínicos a nivel mundial confirman los beneficios
médicos de los sentimientos positivos y el poder curativo del apoyo emocional
proporcionado por las personas que rodean a un paciente, desde los familiares
más íntimos hasta los profesionales que trabajan en el área de la salud y tienen
contacto con él.
Sin embargo el descuido por la realidad emocional de la
enfermedad deja de lado un conjunto creciente de pruebas que demuestran
que los estados emocionales de las personas pueden jugar a veces un papel
significativo en su vulnerabilidad ante la enfermedad y en el curso de su
recuperación, pero los cuidados médicos modernos a menudo carecen de
inteligencia emocional.
Para el paciente, cualquier encuentro con una enfermera o un
médico puede ser la oportunidad para obtener información, consuelo y
tranquilidad; y, si no se maneja adecuadamente, una invitación a la
desesperación. Pero con demasiada frecuencia, quienes se ocupan de los
cuidados médicos actúan con precipitación o son indiferentes a la aflicción del
paciente. Por supuesto, existen enfermeras y médicos compasivos que se
ocupan de tranquilizar e informar, además de administrar medicamentos. Pero
también existe una tendencia a un universo profesional en el que los
imperativos institucionales pueden hacer que el personal médico pase por alto
la vulnerabilidad del paciente, o se sienta demasiado presionado para hacer
algo por él. Una intervención emocional debería ser una parte corriente de la
atención médica de todas las enfermedades graves.
Si los descubrimientos sobre emociones y salud significan algo,
es que el cuidado médico que pasa por alto lo que la gente siente mientras
lucha con una enfermedad grave o crónica ya no es adecuado. Ha llegado el
momento de que la medicina saque un provecho más metódico de la relación
que existe entre emoción y salud.
Lo que ahora es la excepción podría y debería formar parte de la
corriente principal, de modo tal que todos tuviéramos acceso a una medicina
más cuidadosa. Al menos eso convertiría a la medicina en algo más humano. Y
para algunos podría acelerar el ritmo de la recuperación.
Tal vez el testimonio más revelador de la capacidad
curativa de los vínculos emocionales es un estudio sueco publicado en 1993.
Todos los hombres que vivían en la ciudad sueca de Göteborg y que habían
nacido en 1933 fueron sometidos a un examen médico gratuito; siete años más
tarde, los 752 hombres que se habían presentado al examen fueron
convocados nuevamente. De éstos, 41 habían muerto en los años
transcurridos. Los hombres que originalmente habían informado que se
encontraban sometidos a una intensa tensión emocional tenían un índice de
mortalidad tres veces mayor que aquellos que decían que su vida era serena y
plácida. La aflicción emocional se debía a acontecimientos tales como un grave
problema financiero, sentirse inseguro en el trabajo o quedar despedido del
empleo, ser objeto de una acción legal o divorciarse. Haber tenido tres o más
de estos problemas en el curso del año anterior al examen fue un pronosticador
más claro de muerte dentro de los siete años siguientes de lo que fueron
indicadores médicos tales como la elevada presión sanguínea, las altas
concentraciones de triglicéridos en la sangre, o los niveles elevados de serum
colesterol.
Sin embargo, entre los hombres que dijeron que tenían una red
confiable de intimidad -una esposa, amigos íntimos, etc.- no existía ningún tipo
de relación entre los niveles elevados de estrés y el índice de mortalidad. Tener
a quién recurrir y con quién hablar, alguien que podía ofrecer consuelo, ayuda y
sugerencias, los protegía del mortal impacto de los rigores y los traumas de la
vida.
En ese sentido, y refiriéndose a los mecanismos de respuesta
conductuales, los Dres. Bonet y Luchina, señalan: ‘Pensamos que la respuesta
de un individuo no se da en el vacío. Está organizada en función de la situación
dada, del contexto social, cultural, psicológico y biológico del individuo. En la
respuesta están involucradas las características del estímulo, la codificación
simbólica y cognitiva que determina las emociones del individuo, sus
posibilidades fácticas y sociales (soportes, etc.) y el estado de funcionamiento
de sus órganos y sistemas’.
(Dres. José Bonet y Carlos Luchina, el estrés, el ‘síndrome x’ y la enfermedad cardiovascular,
en psiconeuroinmunoendocrinología, edit. Biblos, 1998)
La Inteligencia Emocional en el campo Laboral
En la actualidad ha surgido una gran cantidad de información con
respecto al rol que juegan las emociones en nuestro diario vivir, y es así como
surge el concepto de inteligencia emocional para graficar lo esencial que estas
resultan ser. Hasta hace poco se valoraba a las personas en general por su
coeficiente intelectual, pero desde hace un tiempo la inteligencia emocional se
ha insertado en los diferentes aspectos de la vida diaria, como es el caso de su
influencia en las organizaciones.
Es así, como en esta época de grandes y constantes cambios en todas
las esferas de la existencia, se les exige a los individuos tener que estar
preparados para enfrentar nuevos desafíos, más rápidos y más violentos,
principalmente motivado esto por el efecto de la globalización, la cual impone
todo tipo de exigencias a las organizaciones, ocasionando riesgo a su personal.
Es indispensable recordar, que ante todo las empresas se encuentran
conformadas por seres humanos, que tienen necesidades y metas, las cuales
algunas veces aceptan, o no racionalmente. Una de las necesidades
principales es llenar ese ‘el vacío personal’ de emociones, sentimientos y
necesidades, ya que esto determina y organiza todos los procesos mentales y
comportamiento total diseccionándolo con motivación al logro y beneficio de la
organización. Últimamente se les ha dado a los factores emocionales la
importancia debida, incluyéndolos en el óptimo desempeño de las actividades
profesionales, donde las personas como individuos, líderes, gerentes ó
empleados, tienen sus diferencias en muchos aspectos y áreas, pero que como
seres humanos están dentro de los Principios de la Inteligencia Emocional.
Hoy en día, las empresas deben estar siempre evaluando las
herramientas que les puedan ofrecer la inteligencia emocional, ya que ésta
puede ayudar a controlar las actitudes del personal en la organización,
determinando así el potencial para aprender habilidades prácticas como el
autoconocimiento, motivación, autorregulación, empatía y relaciones
personales, que indudablemente les servirán a los empleados como base para
su desarrollo personal y profesional.
(http://www.gestiopolis1.com/recursos8/Docs/rrhh/importancia-de-la-inteligencia-emocional-en-
las-organizaciones.htm)
Aplicar la Inteligencia Emocional a los cuidados médicos
Para que la medicina amplíe su visión para abarcar el impacto
de las emociones, deben tenerse en cuenta dos grandes supuestos de los
descubrimientos científicos:
1.- Ayudar a la gente a manejar mejor sus sentimientos perturbadores la ira, la
ansiedad, la depresión, el pesimismo y la soledad- es una forma de prevención
de la enfermedad. Teniendo en cuenta que los datos muestran que la toxicidad
de estas emociones, cuando son crónicas, se encuentra al mismo nivel que el
hábito de fumar, ayudar a la gente a enfrentarse mejor a ellas podría
representar para la salud una recompensa tan grande como lograr que los
fumadores abandonaran el hábito. Una estrategia preventiva sería enseñar el
manejo de la emoción a personas que llegan a la edad en que deben jubilarse,
ya que el bienestar emocional es un factor que determina si una persona mayor
se debilita rápidamente o tiene buena salud. Otro grupo considerado como
objetivo podrían constituirlo las personas que viven diariamente bajo una
presión extraordinaria, y que podrían mejorar su salud si se los ayudara a
enfrentarse al costo emocional de tanta tensión.
2.- Muchos pacientes pueden beneficiarse notablemente cuando sus
necesidades psicológicas son atendidas al mismo tiempo que las puramente
médicas. Si bien el hecho de que un médico o una enfermera ofrezcan a un
paciente afligido consuelo y alivio ya es un paso importante, se pueden dar
otros. Pero la oportunidad de brindar un cuidado emocional se pierde a menudo
debido a la forma en que se practica la medicina en la actualidad; es un punto
ciego para la medicina. A pesar de los datos cada vez más numerosos sobre la
utilidad médica de atender las necesidades emocionales, además de las
pruebas con respecto a las relaciones entre el centro emocional del cerebro y
el sistema inmunológico, muchos médicos se muestran escépticos con
respecto a que las emociones de sus pacientes tengan importancia clínica y
desechan las pruebas en este sentido como triviales y anecdóticas, como algo
de margen reducido o, peor aún, como simples las exageraciones.
Finalmente, está el valor médico agregado de un médico o una
enfermera empáticos, que tienen sintonía con los pacientes, capaces de
escuchar y de ser escuchados. Esto supone fomentar el ‘cuidado basado en la
relación’, reconociendo que la relación entre el médico y paciente es en
misma un factor significativo. Tales relaciones deberían ser fomentadas más
rápidamente si la educación médica incluyera algunas herramientas básicas
para la inteligencia emocional, sobre todo la consciencia de uno mismo y las
artes de la empatía y del saber escuchar.
(HEALTH PROFESSIONS EDUCATION AND RELATIONSHIP-CENTERED CARE. Informe de
la Pew-Fetzer Task Force on Advancing Psychosocial Health Education, Pew Health
Professions Commission y el Fetzer Institute del Center Of Health Professions, Univ. de
California, en San Francisco, agosto de 1994).
E) Casos
1.- LA INTELIGENCIA EMOCIONAL Y LOS NIÑOS
En un hospital de Florida, una niña ríe mientras espera su quimioterapia
al haber sido sorprendida en medio de una batalla de pistolas de agua entre su
enfermera y un médico residente vestido como un extraño payaso.
Un padre juega a la mancha con sus tres hijos, un juego prescripto por
su asesor pedagógico. En las dos semanas que han estado jugando, las peleas
familiares han sido virtualmente eliminadas.
En los pabellones de los hospitales suele verse con regularidad payasos
arrojando cojines o pollos de gomas, porque sabemos que el humor no solo
ayuda a los niños a enfrentar mejor el estrés que supone estar en un hospital,
sino que realmente puede estimular su sistema inmunológico y acelerar su
recuperación.
Se ha demostrado que los juegos, han logrado construir cierta cohesión
familiar y disminuir significativamente la ira y la agresión entre los niños,
mejorando sus capacidades emocionales y sociales, lo que los psicólogos
llaman ahora, INTELIGENCIA EMOCIONAL o CE (coeficiente emocional).
Un coeficiente emocional (CE) elevado, es tan importante como un
coeficiente intelectual (CI) elevado.
Los niños con capacidades en el campo de la Inteligencia Emocional son
más felices, más confiados y tienen más éxito en la escuela, además de ser la
base para que nuestros hijos se vuelvan adultos responsables, atentos y
productivos.
2.- INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA EMPRESA
Con más de veinte años de experiencia laboral, el Grupo Cifra, una corporación
tradicional orientada sobre todo a la productividad, la solidez financiera, la
competencia y la administración eficaz, se asoció con el líder mundial en el
mercado detallista, Wal Mart Store, Inc. de Estados Unidos. Esta organización,
como lo plantea su filosofía, practica varios principios con sus empleados, y
tienen su fundamento en la inteligencia emocional; algunos de ellos son:
Escuchar activamente al empleado (a través de una política continua de
puertas abiertas y encuestas de opinión), con lo que se refuerza a la cuarta
habilidad de la inteligencia emocional (la Empatía).
Motivar al empleado, haciéndolo a la vez el único responsable de su
puesto y resultados, entusiasmado por los mismos, con lo que se fortalece así
la tercera habilidad de la Inteligencia Emocional (la Automotivación).
Respeto al individuo y la Regla de los Tres Metros (la cual implica
saludar a cualquier persona quien se encuentre a tres metros de uno), los
cuales refuerzan la quinta habilidad de la Inteligencia Emocional (Cómo
Relacionarse con los Demás).
Al fusionarse dos empresas, como el Grupo Cifra y Wal Mart Stores Inc., es
lógico que muchos empleados pasaran por una etapa de resistencia al cambio
y por un proceso de adaptación, en el que se pudieran experimentar emociones
tales como: enojo, resentimiento, agresión pasiva, miedo, preocupación,
ansiedad, estrés, tristeza, nostalgia, desesperanza, etc.
En la actualidad, el área de Recursos Humanos Corporativos de la
organización implementó un curso de capacitación para que los trabajadores
afectados pudieran: 1) ayudar a los empleados a reconocer y manejar sus
emociones negativas (primera y segunda habilidades de la Inteligencia
Emocional) y 2) llevar al personal mexicano el conocimiento de la tercera,
cuarta y quinta habilidad de la Inteligencia Emocional para reforzar la excelente
labor que ya venía practicando Wal-Mart Stores Inc., gracias a su filosofía de
motivación, empatía y respeto al individuo.
El plan que se siguió. El curso puso de forma práctica y sistematizada las 5
habilidades de la inteligencia emocional que David Goleman desarrolla en su
libro y en sus seminarios. Además de técnicas creadas por mi experiencia a lo
largo de los años para el manejo y canalización de las emociones "negativas"
hacia propósitos más constructivos.
Antecedentes. En septiembre de 1997 se creó en Cifra Wal Mart una nueva
dirección corporativa de Recursos Humanos, cuyo personal provenía de
distintos departamentos. El director me solicitó que integrara a este equipo, a
fin de que pudieran trabajar en armonía, y con el enfoque de metas en común.
De noviembre de 1997 a abril de 1998, se aplicaron estas herramientas a dicho
departamento (25 personas) con el objeto de: mejorar el ambiente laboral;
fomentar el trabajo en equipo y el apoyo interdepartamental; incrementar la
productividad; ayudar al personal a detectar cuál es su Postura ante el Trabajo
más habitual, y propiciar posturas más exitosas. Y sobre todo ayudar al
personal a adaptarse a la nueva empresa bicultural.
Metodología y Recursos. Se practicó un pre-test: consistió en sesiones
individuales con el personal, para detectar problemas específicos en el ámbito
laboral y evaluarlo (en una escala del 0 al 10). Se hizo una evaluación de estas
encuestas y se obtuvo un Plan de Acción.
Plan de Acción: dio como resultado un modelo de "Integración de Equipos en
10 Pasos", el cual se muestra a continuación:
1.- Reunión con el director del área para definir sus objetivos.
2.- Encuentros con el director y los gerentes del área para definir funciones y
objetivos. Reunión con el personal de línea para:
a) transmitir esta información,
b) crear un objetivo en común y
c) evaluar los avances logrados en el ámbito laboral.
3.- Establecimiento de un Programa de Motivación Personalizada, en el que se
le da reconocimiento al personal por sus logros profesionales y personales.
4.- Reunión con un Grupo Piloto (muestra representativa de 10 personas -5
mujeres y 5 hombres- de edades distintas) para probar la veracidad y eficacia
de utilizar la herramienta "Posturas ante el Trabajo" en pos de propiciar una
conducta distinta en el personal.
5.- Sesiones individuales con voluntarios para ayudarlos a canalizar sus
emociones no deseadas y mejorar su Postura ante el Trabajo.
6.- Curso inicial (motivacional, teórico y dinámico) al que asistió el 100% del
departamento para enseñar: la resistencia al cambio, el proceso de adaptación,
canalización de emociones negativas hacia propósitos más constructivos y las
Posturas ante el Trabajo.
7.- Evaluación escrita de los participantes que asistieron al curso (calificación
promedio: 9.7).
8.- Incorporación de "Canalización de Emociones" y "Posturas ante el Trabajo"
como piedras angulares de cursos posteriores, con periodicidad mensual, de
desarrollo humano, con el fin de que estas herramientas se vuelvan hábitos,
por asimilación al estarlas practicando de continuo.
9.- Post-test: de aplicación pendiente, ya que se fijó como periodo de
evaluación y seguimiento un año. En él se medirán la mejora del ámbito laboral
(en una escala del 0 al 10), mediante encuestas escritas y sesiones
individuales.
10.- Con motivo del éxito que se va logrando en este grupo de 25 personas, a
partir de mayo de 1998 se extendió el programa de Posturas ante el Trabajo a
un área de mil 300 personas (Vicepresidencia Ejecutiva de Administración),
tomando como límite un año entero para mejorar el ambiente laboral e integrar
a dos empresas de culturas y nacionalidades distintas.
Resultados y Conclusiones. En la Gerencia de Diseño Humano e Integración,
se mide cada mes el trabajo con base en tres indicadores.
En los últimos seis meses, dos de estos indicadores reflejan un incremento en
la productividad de 50%. El tercer indicador no refleja productividad, sino
horas/hombre de capacitación, las cuales están al máximo de la capacidad del
área. Según encuestas provenientes de la Dirección de Recursos Humanos,
las quejas por ambiente laboral y los conflictos interpersonales disminuyeron en
70 % los últimos seis meses.
Sin que exista un solo parámetro para medir este fenómeno, es común
escuchar entre los empleados de otras direcciones su deseo de trabajar en la
Dirección de Recursos Humanos debido al compañerismo, la energía positiva y
el buen ambiente laboral que prevalecen en ella.
3.-EL MANEJO DE LAS EMOCIONES AJENAS
Termina un largo día, húmedo y fatigoso, en Disneyworld; un autobús cargado
de niños con sus padres inicia el trayecto de veinte minutos para regresar al
hotel. Los niños están sobre estimulados y caprichosos. También los padres.
Todo el mundo se muestra quejoso. Es un viaje infernal.
De pronto, entre las voces quejosas de padres y niños, se alza un canto fino y
persistente: el conductor del autobús ha comenzado a cantar “Bajo el mar”, de
la película “LA SIRENITA”. Todo el mundo comienza a aquietarse para
escuchar. Por fin una niñita agrega su voz; después, varios niños más. Cuando
llegan a destino todo el mundo está cantando “El Círculo de la Vida”, de “EL
REY LEÓN”. El viaje infernal se ha convertido en la culminación placentera y
musical de un día pleno.
EL conductor del autobús sabía cómo actuar. De hecho, los chóferes cantantes
son parte de una estrategia intencional para mantener tranquilos a los clientes.
Aún rememoro con placer que en los años cincuenta, cuando visité
Disneylandia siendo niño, el conductor de un autobús Mickey Mouse rompió a
cantar el tema del programa televisivo, por entonces popular; sigue siendo mi
recuerdo más vívido de ese viaje.
Esa estrategia aprovecha hábilmente el contagio emocional. Cada uno es parte
del equipo emocional de los otros, para bien o para mal; estamos siempre
activándonos mutuamente distintos estados emocionales. Este hecho ofrece un
potente argumento contra la expresión desinhibida de sentimientos tóxicos en
el ambiente de trabajo: envenenan el pozo. Por el lado bueno, los sentimientos
positivos que nos inspira una empresa se basan, en gran medida, en lo que
nos haga sentir la gente que representa a esa organización.
4.- EL AFECTO Y LA MOTIVACIÓN
Hasta las plantas captan el afecto o el rechazo humanos. Dijo el gran
psicólogo William James que “El principio mas profundo del carácter
humano es el anhelo de ser apreciado”.
Por ejemplo, hace medio siglo, un niño de diez años trabajaba en una fábrica
de Nápoles. Anhelaba ser cantor, pero su primer maestro lo desalentó. Le dijo
que no podría cantar jamás, que no tenía voz, que tenía el sonido del viento en
las persianas.
Pero su madre, una pobre campesina, le abrazó y elogió y le dijo que sí,
que sabía que cantaba bien, que ya notaba sus progresos; y anduvo descalza
mucho tiempo a fin de economizar el dinero necesario para las lecciones de
música de su hijo. Los elogios de aquella campesina, sus palabras de aliento,
cambiaron la vida entera de aquel niño. Se llamaba Caruso.
Otro ejemplo, narrado por el célebre autor Stephen Covey: “Tengo un amigo
cuyo hijo desarrolló un ávido interés por el béisbol. A mi amigo no le interesaba
en absoluto. Pero un verano llevó al chico a ver jugar los principales equipos de
la liga. El viaje le llevó más de seis semanas y costó mucho dinero, pero se
convirtió en un vínculo fuerte de la relación.
Al volver, a mi amigo le preguntaron: ‘¿Tanto te gusta el béisbol?’. ‘No’,
contestó él, ‘pero me gusta mucho mi hijo’.
5.- EL FRACASO, BIEN ASIMILADO, TAMBIEN ES UN
MOTIVADOR
Aun el fracaso es un motivador. Quizás el motivador por excelencia.
Un oscuro profesor universitario tenía una esposa sorda. Su deseo más ávido
era perfeccionar un aparato auditivo para que pudiera oír su esposa, a quien
amaba tanto. Dedicó cada dólar disponible y todo momento posible a trabajar
en su sueño. Los libros de historia nos dicen que fracasó en este proyecto,
pero distó mucho de ser un completo fracaso, ya que este esfuerzo fue la
plataforma para desarrollar más tarde un aparato que revolucionaría el mundo.
Alexander Graham Bell no alcanzó su objetivo, pero la humanidad se benefició
considerablemente, debido a que se dedicó a ver una solución para el
problema de alguien más. Trató de ayudar a uno y falló. En vez de ello, ayudó a
millones con la invención del teléfono.
Pero lo que movió a Graham Bell a persistir en su intento de construir un
aparato telefónico fue su enorme motivación personal.
Varios años antes, un inventor alemán llamado Wilhelm Reiss había
perfeccionado un dispositivo para transmitir sonido por alambre. En realidad, si
Reiss hubiera acercado dos electrodos apenas 1/1000 de pulgada, de manera
que se tocaran entre sí, hubiera inventado el teléfono. Irónicamente, sin
embargo, Reiss puede no haber alcanzado la inmortalidad por el más pequeño
de los márgenes. Su fracaso por un pequeño margen, nos hace preguntarnos
qué hubiera sucedido si Reiss hubiera estado trabajando con la misma
motivación que Bell. ¿Hubiera sido posible que esos electrodos se tocaran
‘accidentalmente’ entre sí? Jamás lo sabremos.
6.- CÓMO LA EMPAA LLEVA A LA FE
La fe funciona, pero no temas dudarlo. Los científicos, entrenados como están
para ser escépticos, con frecuencia son los últimos en creer en el poder
curador de los conceptos intangibles como la fe, la esperanza, el perdón y la
empatía. Piden pruebas antes de creer.
David Spiegel, un psiquiatra de la Universidad de Stanford, estaba buscando
eso mismo cuando decidió estudiar el efecto de las intervenciones
psicosociales en mujeres con cáncer de mama metastásico. Frecuentemente
confundido con Bernard Spiegel, doctor en medicina, que sostiene en libros de
éxito como LOVE, MEDICINE AND MIRACLES que los factores sociales y
psicológicos pueden prolongar la vida, Spiegel comenzó su experimento con la
intención de refutar tales ideas.
El estudio incluía seis mujeres que tenían cáncer de mama avanzado. Las
mujeres fueron asignadas a dos grupos al azar, ambos recibieron tratamiento
de rutina contra el cáncer (radiación y quimioterapia), pero un grupo también se
reunió durante 90 minutos una vez por semana a lo largo de un año. En esas
sesiones de grupo las mujeres hablaban sobre su enfermedad y los efectos en
su vida, se ayudaban unas a otras a enfrentar la amenaza de la muerte,
compartían su dolor y la gratitud por cada momento de su vida. La fuerte
relación grupal las ayudó a aliviar el aislamiento social que experimentaban
como víctimas de cáncer.
Cinco años después de que comenzara el estudio, el doctor Spiegel recibió los
primeros gráficos impresos de las ‘curvas de asistencia’ realizadas
informáticamente; mostraban el número de mujeres que aún vivían en un
momento dado. Quedó literalmente sacudido.
Tuve que sentarme cuando vi. El primer gráfico (más tarde recibiría cientos de
ellos). Las dos curvas de supervivencia se superponían al principio, pero
pasados los veinte meses se separaban de manera acentuada. A los cuatro
años de que las mujeres comenzaran a ser objeto del experimento, resultó que
todas las que pertenecían al grupo de control habían muerto, pero un tercio
completo de las pacientes que habían recibido terapia de grupo todavía
vivían...
En otras palabras, como promedio, las pacientes que habían estado en el
programa de tratamiento experimental desde que empezó el experimento
habían vivido el doble que las del grupo de control. Esta diferencia era tan
significativa que el análisis estadístico fue casi innecesario: sólo había que
mirar las curvas de los gráficos. ¡Y yo había estado esperando que no habría
diferencia alguna!
Al final del experimento, el doctor Spiegel tuvo la prueba que necesitaba para
establecer con confianza que las relaciones estrechas en las que está presente
el amor pueden prolongar y mejorar la vida. Su fe en esta verdad no llegó
automáticamente. De hecho, tuvo que ver los datos con sus propios ojos. Pero
como había dudado y después había visto, su fe no podía ser sacudida.
(http://www.inteligencia-emocional.org/casos/index.htm).
8.1 Definiciones Operacionales
Inteligencia Emocional:
Es la capacidad de reconocer y manejar nuestros sentimientos y los de los
demás, por lo que podemos mantener adecuadamente unas relaciones
positivas con nosotros mismos y con los demás.
(http://www.gestiopolis.com/canales/derrhh/articulos/55/iesecretaria.htm)
Conciencia en si mismo:
Es el conocimiento de las propias emociones y la capacidad para reconocer el
sentimiento en el mismo momento en que aparece. Nos habla también de
autoconfianza y creencia en la propia valía o, lo que es lo mismo,
autovaloración.
(http://ca-gabinetegrafologico.com/seleccion/2006/04/10/inteligencia-emocional-y-su-reflejo-
grafologico/).
Autorregulación:
Capacidad para controlar las emociones y los impulsos, autocontrol y facilidad
para impulsarse al cambio, para avanzar hacia el futuro sin miedos ni
indecisiones. Es la habilidad para batallar contra el estrés, la angustia, las
tensiones; para saber controlar los sentimientos y adaptarlos al momento
adecuado.
(http://ca-gabinetegrafologico.com/seleccion/2006/04/10/inteligencia-emocional-y-su-reflejo-
grafologico/).
Motivación:
Creencia en la propia valía y en la posibilidad de su orientación al logro de los
objetivos proyectados. Compromiso con la empresa y capacidad de iniciativa e
innovación.
(http://ca-gabinetegrafologico.com/seleccion/2006/04/10/inteligencia-emocional-y-su-reflejo-
grafologico/)
Empatia:
Consiste en el reconocimiento de las emociones y sentimientos ajenos, en
saber detectar los problemas y las necesidades de los demás y conectar con
ellas. Esta capacidad tiene una orientación vocacional y es de gran valía en
profesionales de la docencia, asistencia sanitaria y también en lo referente al
trato con clientes y dirección de empresas.
(http://ca-gabinetegrafologico.com/seleccion/2006/04/10/inteligencia-emocional-y-su-reflejo-
grafologico/)
Habilidades Sociales:
Son una serie de comportamientos relacionados con la interrelación de
personas, como pueden ser la comunicación, el trabajo en equipo, la capacidad
de influir y motivar a los demás, la cooperación y colaboración con el grupo, la
creación de vínculos afectivos y profesionales, liderazgo, catalización de los
cambios y orientación a objetivos comunes.
(http://ca-gabinetegrafologico.com/seleccion/2006/04/10/inteligencia-emocional-y-su-reflejo-
grafologico/)
8.2 Hipótesis
Los estudiantes universitarios manifiestan en general de los mapas de
competencia emocionales un nivel medio, el cual les puede permitir un buen
desarrollo de Inteligencia Emocional.
8.3 Operacionalización de Variables:
VD: La actitud
VI: La inteligencia emocional
Metodología
Diseño: Exposfacto transversal descriptivo
Participantes: Estudiantes del Área Medica (U.A.N.L.)de ambos
sexos.
Escenario: Área Medica de la (U.A.N.L.)
Instrumentación: Se utilizo una escala Likert que consta de 50
ítems que miden la actitud sobre la inteligencia emocional, dirigidas bajo las
distintas alternativas de respuesta. Dicho instrumento se calificara de la forma
siguiente: se evaluaran las respuestas de acuerdo a su opinión acerca del tema
que se le presento.
Procedimiento: El siguiente será establecido en etapas
Etapa 1: Estructuración del proyecto de investigación (Tema, Problema,
Objetivos, Marco Teórico, etc.).
Etapa 2: Diseño del instrumento denominado Escala Likert (Elaboración de
ítems, notas aclaratorias, proceso de confiabilidad y validez).
Etapa 3: Estandarización y piloteo de la Escala Likert cuidando en si forma,
lenguaje y variables nominales y ordinales. Además de la tendencia y valencia
de los ítems (si es positivo o negativo).
Etapa 4: Aplicación de la Escala Likert bajo el método de monitoreo directo
dirigido hacia el informante clave (estar presente y orientado a la persona que
contesta el instrumento).
Etapa 5: Proceso Estadístico previo a la interpretación de los datos utilizando
recursos estadísticos como lo son: porcentajes, medidas de dispersión y T de
student.
Etapa 6: Análisis e interpretación de los resultados.
Análisis y Discusión de datos
A) Graficas Generales
En la siguiente grafica se muestra que el 93% de los encuestados obtuvo un
promedio alto en cuanto al conocimiento del tema de Inteligencia Emocional y
los mapas de competencia que se derivan de esta. Por otra parte el otro 7 % de
los encuestados obtuvo una mínima diferencia en cuanto a sus conocimientos y
sentir del tema. La grafica también reflejo que ninguno de los encuestados
obtuvo un promedio inferior, lo cual nos lleva ala conclusión que la mayoría
estaba ubicado en cuanto al tema del cual se les pidió que reflejaran su sentir.
PROMEDIO GENRAL
0%
20%
40%
60%
80%
100%
Serie1 93% 7% 0% 0%
ALTO MEDIO BAJO MUY BAJO
La siguiente grafica nos refleja que el 97% de los encuestados resulto con un
promedio alto, mientras el otro 3% con un promedio de nivel medio. Lo cual nos
hace pensar que los encuestados tienen el conocimiento de sus propias
emociones y la capacidad para reconocer el sentimiento en el mismo momento
en que aparece. Así mismo tienen una definición acerca de el concepto de
autoconfianza y creencia en la propia valía o, lo que es lo mismo,
autovaloración.
La siguiente grafica nos refleja que el 77% de los encuestados resulto con un
promedio alto, mientras el otro 23% con un promedio de nivel medio. Lo cual
nos hace pensar que los encuestados tienen la capacidad para controlar las
HABILIDAD 1: CONCIENCIA EN UNO MISMO
0%
20%
40%
60%
80%
100%
120%
Serie1 97% 3% 0% 0%
ALTO MEDIO BAJO MUY BAJO
HABILIDAD 2: AUTORREGULACION
0%
20%
40%
60%
80%
100%
Serie1 77% 23% 0% 0%
ALTO MEDIO BAJO MUY BAJO
emociones y los impulsos, así mismo autocontrol y facilidad para impulsarse al
cambio, para avanzar hacia el futuro sin miedos ni indecisiones. Y poseen la
habilidad para manejar el estrés, la angustia, las tensiones; para saber
controlar los sentimientos y adaptarlos al momento adecuado.
La siguiente grafica nos refleja que el 80% de los encuestados resulto con un
promedio alto, mientras el otro 20% con un promedio de nivel medio. Lo cual
nos hace deliberar que los encuestados tienen creencia en la propia valía y en
la posibilidad de su orientación al logro de los objetivos proyectados.
El 79% de los encuestados obtuvo un promedio alto, mientras el 21% un nivel
medio. Esta habilidad consistía en el reconocimiento de las emociones y
sentimientos ajenos, en saber detectar los problemas y las necesidades de los
HABILIDAD 3: MOTIVACION
0%
20%
40%
60%
80%
100%
Serie1 80% 20% 0% 0%
ALTO MEDIO BAJO MUY BAJO
HABILIDAD 4: EMPATIA
0%
20%
40%
60%
80%
100%
Serie1 79% 21% 0% 0%
ALTO MEDIO BAJO MUY BAJO
demás y conectar con ellas. Esta capacidad tiene una orientación vocacional y
es de gran valía en profesionales de la docencia, asistencia sanitaria y también
en lo referente al trato con clientes y dirección de empresas.
En esta grafica el 76% de los sujetos logro un nivel alto y le 24% un nivel medio
en esta habilidad lo que se evaluaba era los comportamientos relacionados con
la interrelación de personas, como pueden ser la comunicación, el trabajo en
equipo, la capacidad de influir y motivar a los demás, la cooperación y
colaboración con el grupo, la creación de vínculos afectivos y profesionales, así
mismo como el liderazgo, catalización de los cambios y orientación a objetivos
comunes.
B) Graficas ítem por ítem
1. Es fácil ser honesto conmigo mismo.
HABILIDAD 5: HABILIDADES SOCIALES
0%
10%
20%
30%
40%
50%
60%
70%
80%
Serie1 76% 24% 0% 0%
ALTO MEDIO BAJO MUY BAJO
En este ítem se observo que el 71% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo en que es fácil ser honestos consigo mismos. Mientras
el 29 % estuvieron de acuerdo.
2. El valorarme a mi mismo me da seguridad y sobre todo aceptación por parte
de la sociedad en que vivimos.
En este ítem se observo que el 88% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo en que valorarse a si mismos les da seguridad y sobre
todo una aceptación por parte de la sociedad. Mientras el 11 % estuvieron de
acuerdo y el 1% Totalmente en desacuerdo.
Totalmente de
acuerdo
71%
De acuerdo
29%
En desacuerdo
0%
Totalmente en
desacuerdo
0%
Totalmente de
acuerdo
88%
De acuerdo
11%
En desacuerdo
0% Totalmente en
desacuerdo
1%
3. El tener confianza en mi mismo me ayudara a sobresalir en mi vida
cotidiana.
En este ítem se observo que el 83% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo en que tener confianza en si mismo le ayudara a
sobresalir en su vida cotidiana. Mientras el 16 % estuvieron de acuerdo y el 1%
Totalmente en desacuerdo.
4. Es importante reconocer y entender mis estados de ánimo, emociones y el
efecto que estas tienen sobre las personas que me rodean.
Totalmente de
acuerdo
83%
De acuerdo
16%
En desacuerdo
1% Totalmente en
desacuerdo
0%
En este ítem se observo que el 76% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo en que es importante reconocer y entender sus estados
de ánimo, emociones y el efecto que estos tienen sobre las personas que los
rodean Mientras el 21 % estuvieron de acuerdo y el 3% En desacuerdo.
5. El determinar hacia donde voy y que metas puedo cumplir siendo realista es
una clara definición de autoconciencia.
En este ítem se observo que el 76% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo en que es importante reconocer y entender sus estados
de ánimo, emociones y el efecto que estos tienen sobre las personas que los
rodean Mientras el 21 % estuvieron de acuerdo y el 3% En desacuerdo.
Totalmente de
acuerdo
76%
De acuerdo
21%
En desacuerdo
3% Totalmente en
desacuerdo
0%
Totalmente de
acuerdo
60%
De acuerdo
40%
En desacuerdo
0% Totalmente en
desacuerdo
0%
6. Creo que el tener control sobre mis impulsos podría llevarme al éxito tanto
personal como laboral.
En este ítem se observo que el 66% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo que el tener control sobre sus impulsos podría llevarles
al éxito tanto personal como laboral. Mientras el 30 % estuvieron de acuerdo y
el 4% En desacuerdo.
7. Soy una persona capaz de reconocer y admitir mis errores.
Totalmente de
acuerdo
66%
De acuerdo
30%
En desacuerdo
4% Totalmente en
desacuerdo
0%
Totalmente de
acuerdo
44%
De acuerdo
47%
En desacuerdo
9%
Totalmente en
desacuerdo
0%
En este ítem se observo que el 44% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo que son capaces de reconocer y admitir sus errores.
Mientras el 47 % estuvieron de acuerdo y el 9% En desacuerdo.
8. Creo poseer una buena autoestima.
En este ítem se observo que el 50% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo que poseen una buena autoestima. Mientras el 46 %
estuvieron de acuerdo y el 3% Totalmente en desacuerdo y el 1% En
desacuerdo.
9. Para una mejor toma de decisiones es importante tener confianza en uno
mismo.
Totalmente de
acuerdo
50%
De acuerdo
46%
En desacuerdo
1%
Totalmente en
desacuerdo
3%
En este ítem se observo que el 80% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo que para una mejor toma de decisiones es importante
tener confianza en uno mismo. Mientras el 19 % estuvieron de acuerdo y el 0%
Totalmente en desacuerdo y el 1% En desacuerdo.
10. Me considero capaz de reconocer y entender mis propias fortalezas,
debilidades, estados de ánimo, emociones e impulsos.
En este ítem se observo que el 53% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo que se consideran capaces de reconocer y entender
sus propias fortalezas, debilidades, estados de ánimo, emociones e impulsos.
Totalmente de
acuerdo
80%
De acuerdo
19%
En desacuerdo
1% Totalmente en
desacuerdo
0%
Mientras el 43 % estuvieron de acuerdo y el 0% Totalmente en desacuerdo y el
4% En desacuerdo.
HABILIDAD 2: AUTORREGULACION
11. Me siento apto de controlar mis impulsos y emociones ante cualquier
situación que se me presente.
En este ítem se observo que el 30% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo de que se sienten aptos para controlar sus impulsos y
emociones ante cualquier situación que se les presente .Mientras el 53 %
estuvieron de acuerdo y el 0% Totalmente en desacuerdo y el 17% En
desacuerdo.
12. Cuando me encuentro en una situación de peligro por lo general pierdo la
calma.
En este ítem se observo que el 1% de los encuestados estuvieron Totalmente
de acuerdo de que cuando se encuentran en una situación de peligro por lo
general pierden la calma. Mientras el 23 % estuvieron de acuerdo y el 31%
Totalmente en desacuerdo y el 45% En desacuerdo.
13. Cuando me propongo una meta tengo la seguridad de que lo voy a lograr.
En este ítem se observo que el 36% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo de que cuando se proponen una meta tienen la
seguridad de que la van a lograr. Mientras el 58 % estuvieron de acuerdo y el
0% Totalmente en desacuerdo y el 6% En desacuerdo.
14. Me considero una persona en la cual puede confiar la gente que me rodea.
En este ítem se observo que el 69% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo, que se consideran una persona en la cual puede
confiar la gente que los rodea. Mientras el 31 % estuvieron de acuerdo y el 0%
Totalmente en desacuerdo y el 0% En desacuerdo.
15. El afrontar las consecuencias de mis propios actos me hace una persona
responsable.
En este ítem se observo que el 76% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo que el afrontar las consecuencias de sus propios actos
los hace una persona responsable. Mientras el 24 % estuvieron de acuerdo y el
0% Totalmente en desacuerdo y el 0% En desacuerdo.
16. Cuando se me asigna una responsabilidad trato de evitarla por que no me
siento capaz de lidiar con ella.
En este ítem se observo que el 3% de los encuestados estuvieron Totalmente
de acuerdo que cuando se les asigna una responsabilidad tratan de evitarla por
que no se sienten capaces de lidiar con ella. Mientras el 16 % estuvieron de
acuerdo y el 50% Totalmente en desacuerdo y el 31% En desacuerdo.
17. Me considero una persona lo suficientemente capaz para adaptarme a
cualquier situación que se me presente.
En este ítem se observo que el 43% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo que se consideran una persona lo suficientemente
capaz para adaptarse a cualquier situación que se les presente. Mientras el 56
% estuvieron de acuerdo y el 0% Totalmente en desacuerdo y el 1% En
desacuerdo.
18. El miedo al cambio es una característica que frecuentemente se presenta
en mí.
En este ítem se observo que el 1% de los encuestados estuvieron Totalmente
de acuerdo que el miedo al cambio es una característica que frecuentemente
se presenta en ellos. Mientras el 29 % estuvieron de acuerdo y el 23%
Totalmente en desacuerdo y el 47% En desacuerdo.
19. La reflexión y el pensamiento son cualidades que creo tener en mi persona.
En este ítem se observo que el 39% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo que la reflexión y el pensamiento son cualidades que
creen tener en su persona. Mientras el 59 % estuvieron de acuerdo y el 1%
Totalmente en desacuerdo y el 1% En desacuerdo.
20. Antes de tomar una decisión suelo pensar y reflexionar acerca de las
consecuencias que puedan surgir.
En este ítem se observo que el 44% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo que antes de tomar una decisión suelen pensar y
reflexionar acerca de las consecuencias que puedan surgirles. Mientras el 48 %
estuvieron de acuerdo y el 1% Totalmente en desacuerdo y el 7% En
desacuerdo.
HABILIDAD 3: MOTIVACION
21. Cada vez que me propongo llegar a una meta y la finalizo con éxito me
causa gran satisfacción.
En este ítem se observo que el 81% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo que el finalizar una meta con éxito les causa gran
satisfacción. Mientras el 19 % estuvieron de acuerdo y el 0% Totalmente en
desacuerdo y el 0% En desacuerdo.
22. Me considero una persona apasionada por mi trabajo y siento gran
inquietud por culminar de la mejor manera cualquier actividad que me
proponga.
En este ítem se observo que el 67% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo en considerarse personas apasionadas por su trabajo y
sentir gran inquietud por culminar de la mejor manera cualquier actividad que
se propongan. Mientras el 33 % estuvieron de acuerdo.
23. Ante un fracaso lo afronto y busco la oportunidad para ser mejor y
comprometerme más conmigo mismo cada día.
En este ítem se observo que el 63% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo en que ante un fracaso lo afrontan y buscan la
oportunidad para ser mejor y comprometerse más consigo mismos cada día.
Mientras el 36 % estuvieron de acuerdo y el 1% En desacuerdo.
24. Al proponerse alguna actividad por lo general soy yo quien toma la
iniciativa.
En este ítem se observo que el 64 % de los encuestados estuvieron de
acuerdo en ser los primeros en tomar la iniciativa al presentárseles cualquier
actividad. Mientras el23 % estuvieron de Totalmente de acuerdo y el 13 % En
desacuerdo.
Totalmente de
acuerdo
63%
De acuerdo
36%
En desacuerdo
1% Totalmente en
desacuerdo
0%
Totalmente de
acuerdo
23%
De acuerdo
64%
En desacuerdo
13%
Totalmente en
Desacuerdo
0%
25. Me muestro optimista a cualquier situación desagradable o que
comúnmente me haría sentir triste.
En este ítem se observo que el 44 % de los encuestados estuvieron De
acuerdo en mostrarse optimista ante cualquier situación desagradable o que
los haría sentir triste. Mientras el 43% estuvieron Total
Totalmente de
acuerdo
43%
De acuerdo
44%
En desacuerdo
13%
Totalmente en
desacuerdo
0%
Totalmente de
acuerdo
61%
De acuerdo
39%
En desacuerdo
0%
Totalmente en
desacuerdo
0%
mente de
acuerdo y el 13% En desacuerdo.
26. Considero que soy capaz de comprometerme con mis actos.
En este ítem se observo que el 61 % de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo ser capaces de comprometerse con sus actos
Mientras el 39 % estuvieron de acuerdo.
27. Cuando emprendo una actividad me da lo mismo si la finalizo o no.
Totalmente de
acuerdo
61%
De acuerdo
39%
En desacuerdo
0%
Totalmente en
desacuerdo
0%
En este ítem se observo que el 60 % de los encuestados estuvieron
Totalmente desacuerdo en mostrar indiferencia al dejar ala mitad o terminar
una actividad. Mientras el 27% estuvieron de En desacuerdo y el 10 % de
acuerdo y solamente un 3% estuvieron totalmente de acuerdo.
28. Cuando tengo un trabajo en equipo opto por que mis compañeros tomen la
iniciativa.
En este ítem se observo que el 41 % de los encuestados estuvieron En
desacuerdo en dejar que otros tomen la iniciativa al hacer un trabajo en
equipo. Mientras el 30% estuvieron de acuerdo y el
23% En desacuerdo y solamente el 6% Totalmente de acuerdo.
29. Soy poco optimista ante una situación de estrés.
En este ítem se observo que el 41% de los encuestados estuvieron En
desacuerdo en ser poco optimista ante una situación de estrés. Mientras el 33
% estuvieron de Totalmente desacuerdo y el
20% de acuerdo. Y únicamente el 6% Totalmente de acuerdo.
HABILIDAD 4: EMPATIA
30. Respeto la opinión de los demás aunque sea diferente a la mía.
En este ítem se observo que el 63 % de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo en respetar la opinión de los demás aunque sea
diferente a la suya. Mientras el 36% estuvieron de acuerdo y el
1 % En desacuerdo.
31. Soy una persona incapaz de considerar los sentimientos de los demás.
En este ítem se observo que el 60% de los encuestados estuvieron
Totalmente en desacuerdo en ser incapaz de considerar los sentimientos de los
demás. Mientras el 24% estuvieron en desacuerdo y el 9% totalmente de
acuerdo y el otro 7% estuvieron de acuerdo.
32. Me cuesta trabajo reconocer las emociones.
En este ítem se observo que el 68% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo en que eles cuesta trabajo reconocer las emociones.
Mientras el 29% estuvieron de acuerdo y el
3 % En desacuerdo.
33. El reconocer las emociones ajenas es el primer paso para entenderlas e
identificarlas.
En este ítem se observo que el 47 % de los encuestados estuvieron en
desacuerdo en que reconocer las emociones ajenas es el primer paso para
reconocerlas e identificarlas. Mientras el 31% estuvieron Totalmente en
desacuerdo y el 13 % de acuerdo. Y el 9% Totalmente de acuerdo.
34. Considero que la empatia es una habilidad que hace que una persona
considere los sentimientos de los demás.
En este ítem se observo que el 62 % de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo en considerar que al empatia es una habilidad que hace
que una persona crea los sentimientos de los demás. Mientras el 34 %
estuvieron de acuerdo y el 4 % En desacuerdo.
35. Me cuesta trabajo relacionarme con personas que no conozco.
En este ítem se observo que el 53 % de los encuestados estuvieron en
desacuerdo en que les cuesta trabajo relacionarse con personas que no
conocen. Mientras el 26% estuvieron de totalmente en desacuerdo y el 17% de
acuerdo. Y solo un 4 % totalmente de acuerdo.
36. Necesito de la opinión de los demás para poder sentirme bien.
En este ítem se observo que el 46% de los encuestados estuvieron En
desacuerdo en necesitar la opinión de los demás para poder sentirse bien.
Mientras el 34 % estuvieron totalmente en desacuerdo y el 19% de acuerdo. Y
únicamente un 1% totalmente de acuerdo.
37. Me siento incapaz para poder dirigir un grupo de personas.
En este ítem se observo que el 49 % de los encuestados estuvieron
totalmente en desacuerdo sentirse incapaz para poder dirigir un grupo de
personas. Mientras el 41% estuvieron en desacuerdo y el
7% de acuerdo. Y el otro 3% totalmente de acuerdo
HABILIDAD 5: HABILIDADES SOCIALES
38. No me gusta verme influenciado por los demás.
En este ítem se observo que el 47 % de los encuestados estuvieron
totalmente de acuerdo en que no les gusta verse influenciado por los demás.
Mientras el 34% estuvieron de acuerdo y el 10% en desacuerdo. Y solamente
el 9% estuvieron totalmente en desacuerdo.
39. Me gusta trabajar en equipo siempre y cuando exista la misma equidad.
En este ítem se observo que el 59% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo en trabajar en equipo siempre y cuando exista la misma
equidad. Mientras el 37% estuvieron de acuerdo y el
3% en desacuerdo y un 1% totalmente en desacuerdo.
40. Creo poseer el talento para persuadir e influenciar a los demás.
En este ítem se observo que el 46% de los encuestados estuvieron de
acuerdo en poseer el talento para persuadir e influenciar a los demás. Mientras
el 37% estuvieron totalmente de acuerdo y el
16 % en desacuerdo. Y solamente un 1% totalmente en desacuerdo.
41. Al trabajar en equipo siempre quiero llevar el liderazgo.
En este ítem se observo que el 45 % de los encuestados estuvieron de
acuerdo que al trabajar en equipo en siempre querer llevar el liderazgo.
Mientras el 39 % estuvieron en desacuerdo y el
13% totalmente de acuerdo, así mismo un 3% opto por totalmente en
desacuerdo.
42. Al momento de realizar alguna actividad me da igual quien lleve el liderazgo
del equipo.
En este ítem se observo que el 39 % de los encuestados estuvieron en
desacuerdo que al momento de realizar alguna actividad les da igual quien
lleve el liderazgo. Mientras el 27 % estuvieron totalmente en desacuerdo y el 24
% de acuerdo. Y un 10 % totalmente de acuerdo.
43. Generalmente busco la colaboración de la gente a ala hora de trabajar.
En este ítem se observo que el 49 % de los encuestados estuvieron de
acuerdo en buscar la colaboración de la gente a la hora de trabajar. Mientras el
41% estuvieron totalmente de acuerdo y el 7% en desacuerdo y únicamente un
3% estuvo totalmente en desacuerdo
44. Me gusta resolver la mayor parte de mis problemas, ya que así me siento
bien conmigo mismo.
En este ítem se observo que el 67 % de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo en resolver la mayor parte de sus problemas ya que así
se sienten mejor consigo mismos. Mientras el 33 % estuvieron de acuerdo.
45. Cuando se me presenta una situación de conflicto prefiero evadirla antes de
resolverla.
En este ítem se observo que el 52 % de los encuestados estuvieron
Totalmente en desacuerdo en que cuando se les presenta una situación de
conflicto prefieren evadirla antes que resolverla. Mientras el 34 % estuvieron en
desacuerdo y el 11% de acuerdo. Así mismo únicamente un 3% estuvieron
totalmente de acuerdo.
46. Requiero de la opinión de los demás para poder tomar una buena decisión.
En este ítem se observo que el 34% de los encuestados estuvieron en
desacuerdo en requerir de la opinión de los demás para poder tomar una
buena decisión. Mientras un 30% se inclinaron por la opción totalmente en
desacuerdo, así mismo otro 30% estuvieron de acuerdo y únicamente un 6%
estuvo totalmente de acuerdo.
47. No me gusta colaborar a la hora de hacer un trabajo grupal.
En este ítem se observo que el 57% de los encuestados estuvieron
Totalmente en desacuerdo en que a la hora de trabajar en equipo no les gusta
colaborar. Mientras el 29 % estuvieron en desacuerdo y el
10% de acuerdo y un solo 4% estuvieron totalmente de acuerdo.
48. No me siento con la seguridad para formar parte de un equipo.
En este ítem se observo que el 64 % de los encuestados estuvieron
Totalmente en desacuerdo en no sentirse con la seguridad para formar parte de
un equipo. Mientras el 27% estuvieron en desacuerdo, el 6% de acuerdo y un
3% optaron por estar totalmente de acuerdo.
49. No me considero capaz de tener buena comunicación al enfrentar un
problema.
En este ítem se observo que el 52 % de los encuestados estuvieron
Totalmente en desacuerdo en no considerarse capaz de tener una buena
comunicación a la hora de enfrentar un problema. Mientras el
31 % estuvieron en desacuerdo, el 10% de acuerdo y solamente un 7% opto
por estar totalmente de acuerdo.
50. Cuando conozco una persona busco establecer buenos vínculos.
En este ítem se observo que el 77% de los encuestados estuvieron
Totalmente de acuerdo en establecer buenos vínculos cuando conocen a una
persona. Mientras el 21% estuvieron de acuerdo y el
1% en desacuerdo. Y otro 1% estuvo totalmente en desacuerdo.
Conclusiones
En la realización de este reporte y la aplicación de las encuestas pudimos
darnos cuenta de la importancia del concepto de la Inteligencia Emocional. Así
mismo conocimos mas a fondo los mapas de competencia emocional que se
derivan del concepto de Inteligencia Emocional que normalmente los llevamos
a cabo en nuestra vida cotidiana sin darnos cuenta. En la aplicación de las
encuestas pudimos constatar que la mayor parte de los encuestados también
tenían una mínima idea sobre este tema aunque no muy bien definida
pudieron llevar a cabo la realización de la encuesta, al final de la encuesta,
algunos de los sujetos encuestados nos comentaron que estas les ayudaron
para darse cuenta de aspectos que se encontraban en su persona y por temor
al que dirán se negaban a admitir. Podemos concluir que al principio no
teníamos una clara idea del tema pero conforme fuimos investigando fueron
aclarándose todas nuestras dudas e inquietudes referentes a dicho tema.
Bibliografías
D. La Inteligencia Emocional. Por qué es más importante
que el cociente intelectual. Javier Vergara Editor, Buenos Aires, 1996. La
edición en inglés fue e 1995.
Dres. José Bonet y Carlos Luchina, el estrés, el ‘síndrome
x’ y la enfermedad cardiovascular, en psiconeuroinmunoendocrinología, edit.
Biblos, 1998.
HEALTH PROFESSIONS EDUCATION AND
RELATIONSHIP-CENTERED CARE. Informe de la Pew-Fetzer Task Force on
Advancing Psychosocial Health Education, Pew Health Professions
Commission y el Fetzer Institute del Center Of Health Professions, Univ. de
California, en San Francisco, agosto de 1994.
http://www.solomanuales.org/frame.cfm?
url_frame=http://www.monografias.com/trabajos10/inem/inem.shtml
http://www.gestiopolis.com/canales/derrhh/articulos/No
%203/InteligenciaEmocional.htm
http://www.inteligenciaemocional.org/articulos/lainteligencia
emocional.htm
http://www.haygroup.com.mx/portal/IE02.htm
http://www.gestiopolis.com/dirgp/rec/ie.htm
http://www.gestiopolis.com/canales/derrhh/articulos/No
%203/InteligenciaEmocional.htm
http://www.gestiopolis1.com/recursos8/Docs/rrhh/importanc
ia-de-la-inteligencia-emocional-en-las-organizaciones.htm
http://www.inteligencia-emocional.org/casos/index.htm
http://ca-
abinetegrafologico.com/seleccion/2006/04/10/inteligencia-emocional-y-su-
reflejo-grafologico/
Anexos
UNIVERSIDAD AUTONOMA DE NUEVO LEON
FACULTAD DE PSICOLOGIA
Fecha: _____________
Escala sobre Inteligencia Emocional
Notas aclaratorias
1.- La finalidad del presente instrumento de recolección de datos consiste en conocer tu sentir
(actitud) acerca de una serie de formulaciones dirigidas a los Mapas de Inteligencia Emocional.
2.- Con base a lo anterior es importante mencionarte que dicho instrumento esta protegido bajo
el código Nurenberg, el cual consiste en respetar tu privacidad, anonimato y confienciabilidad.
3.- Es importante recordarte que para dicha aplicación de instrumento ocupamos que seas
honesto y sincero para obtener una confiabilidad del mismo.
4.- Por ultimo en caso de sentir algún desagrado o inconformidad con el proceso de la
investigación expresándolo al responsable de la misma(es libre tu continuidad.)
I.- Datos del encuestado o participante
*Edad: ________ *Semestre: ________ *Genero:
* Carrera: ______________________________________________________________
INSTRUCCIONES
A continuación se te presentaran una serie de cuestionamientos relacionados con el tema
mencionado, inmediatamente se te presentaran 4 alternativas de respuesta. Indica o marca con
una x o la alternativa con la que mejor te identifiques. Tratando de resolver lo más pronto
posible.
Muchas gracias.
II.- Sección de Formulaciones
No. Ítem Totalmente
de acuerdo
De acuerdo En desacuerdo Totalmente
en
desacuerdo
HABILIDAD 1: CONCIENCIA EN UNO MISMO
1. Es fácil ser honesto conmigo mismo.
2. El valorarme a mi mismo me da
seguridad y sobre todo aceptación por
parte de la sociedad en que vivimos.
3. El tener confianza en mi mismo me
ayudara a sobresalir en mi vida
cotidiana.
4. Es importante reconocer y entender
mis estados de ánimo, emociones y el
efecto que estas tienen sobre las
personas que me rodean.
5. El determinar hacia donde voy y que
metas puedo cumplir siendo realista
es una clara definición de
autoconciencia.
6. Creo que el tener control sobre mis
impulsos podría llevarme al éxito tanto
personal como laboral.
7. Soy una persona capaz de reconocer
y admitir mis errores.
8. Creo poseer una buena autoestima.
9. Para una mejor toma de decisiones es
importante tener confianza en uno
mismo.
10. Me considero capaz de reconocer y
entender mis propias fortalezas,
debilidades, emociones e impulsos.
HABILIDAD 2: AUTORREGULACION
11. Me siento apto de controlar mis
impulsos y emociones ante cualquier
situación que se me presente.
12. Cuando me encuentro en una
situación de peligro por lo general
pierdo la calma.
M F
13. Cuando me propongo una meta tengo
la seguridad de que lo voy a lograr.
14. Me considero una persona en la cual
puede confiar la gente que me rodea.
No. Ítem Totalmente
de acuerdo
De acuerdo En desacuerdo Totalmente
en
desacuerdo
15. El afrontar las consecuencias de mis
propios actos me hace una persona
responsable.
16. Cuando se me asigna una
responsabilidad trato de evitarla por
que no me siento capaz de lidiar con
ella.
17. Me considero una persona lo
suficientemente capaz para
adaptarme a cualquier situación que
se me presente.
18. El miedo al cambio es una
característica que frecuentemente se
presenta en mí.
19. La reflexión y el pensamiento son
cualidades que creo tener en mi
persona.
20. Antes de tomar una decisión suelo
pensar y reflexionar acerca de las
consecuencias que puedan surgir.
HABILIDAD 3: MOTIVACION
21. Cada vez que me propongo llegar a
una meta y la finalizo con éxito me
causa gran satisfacción.
22. Me considero una persona
apasionada por mi trabajo y siento
gran inquietud por culminar de la
mejor manera cualquier actividad que
me proponga.
23. Ante un fracaso lo afronto y busco la
oportunidad para ser mejor y
comprometerme mas con migo mismo
cada día.
24. Al proponerse alguna actividad por lo
general soy yo quien toma la iniciativa.
25. Me muestro optimista a cualquier
situación desagradable o que
comúnmente me haría sentir triste.
26. Considero que soy capaz de
comprometerme con mis actos.
27. Cuando emprendo una actividad me
da lo mismo si la finalizo o no.
28. Cuando tengo un trabajo en equipo
opto por que mis compañeros tomen
la iniciativa.
29. Soy poco optimista ante una situación
de estrés.
HABILIDAD 4: EMPATIA
30. Respeto la opinión de los demás
aunque sea diferente a la mía.
31. Soy una persona incapaz de
considerar los sentimientos de los
demás.
No. Ítem Totalmente
de acuerdo
De acuerdo En desacuerdo Totalmente
en
desacuerdo
32. El reconocer las emociones ajenas es
el primer paso para entenderlas e
identificarlas.
33. Me cuesta trabajo reconocer las
emociones
34. Considero que la empatia es una
habilidad que hace que una persona
considere los sentimientos de los
demás.
35. Me cuesta trabajo relacionarme con
personas que no conozco.
36. Necesito de la opinión de los demás
para poder sentirme bien.
37. Me siento incapaz para poder dirigir
un grupo de personas.
HABILIDAD 5: HABILIDADES SOCIALES
38. No me gusta verme influenciado por
los demás.
39. Me gusta trabajar en equipo siempre y
cuando exista la misma equidad.
40. Creo poseer el talento para persuadir
e influenciar a los demás.
41. Al trabajar en equipo siempre quiero
llevar el liderazgo.
42. Al momento de realizar alguna
actividad me da igual quien lleve el
liderazgo del equipo.
43. Generalmente busco la colaboración
de la gente a ala hora de trabajar.
44. Me gusta resolver la mayor parte de
mis problemas, ya que así me siento
bien conmigo mismo.
45. Cuando se me presenta una situación
de conflicto prefiero evadirla antes de
resolverla.
46. Requiero de la opinión de los demás
para poder tomar una buena decisión.
47. No me gusta colaborara a la hora de
hacer un trabajo grupal.
48. No me siento con la seguridad para
formar parte de un equipo.
49. No me considero capaz de tener
buena comunicación al enfrentar un
problema.
50. Cuando conozco una persona busco
establecer buenos vínculos.
UNIVERSIDAD AUTONOMA DE NUEVO LEON
FACULTAD DE PSICOLOGIA
Explorando un nuevo enfoque: La presencia de indicadores
de mapas de competencias emocionales entre estudiantes
universitarios
Exploring a new approach: The presence of
indicators of maps of emotional competitions
between university students
AUTORES
Alexandra Herrera Guajardo
Veridiana Elizabeth Llanas Salazar
Ilse Marisol Martínez Castillo
Mariana Priscila Medrano López
Responsable/Facilitador
Álvaro Ascary Aguillón
Fecha de elaboración del estudio: 14 de Mayo de 2007

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Herrera Guajardo Alexandra. (2007, julio 16). Escala de Likert e inteligencia emocional en estudiantes universitarios. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/escala-de-likert-e-inteligencia-emocional-en-estudiantes-universitarios/
Herrera Guajardo, Alexandra. "Escala de Likert e inteligencia emocional en estudiantes universitarios". GestioPolis. 16 julio 2007. Web. <http://www.gestiopolis.com/escala-de-likert-e-inteligencia-emocional-en-estudiantes-universitarios/>.
Herrera Guajardo, Alexandra. "Escala de Likert e inteligencia emocional en estudiantes universitarios". GestioPolis. julio 16, 2007. Consultado el 2 de Septiembre de 2015. http://www.gestiopolis.com/escala-de-likert-e-inteligencia-emocional-en-estudiantes-universitarios/.
Herrera Guajardo, Alexandra. Escala de Likert e inteligencia emocional en estudiantes universitarios [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/escala-de-likert-e-inteligencia-emocional-en-estudiantes-universitarios/> [Citado el 2 de Septiembre de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de ekurvine en Flickr