¿Qué es esa cosa llamada ciencia?. Ensayo

  • Otros
  • 4 minutos de lectura

Nota: Ensayo basado en CHALMERS, Alan, La ciencia y como se elabora. Editorial Siglo XXI. Madrid, 1992.

En la actualidad, al hablar de ciencia ya no se sabe a que realmente se está haciendo referencia, cada ser la concibe de una manera distinta; sin embargo, es importante saber que hay de especial en ella y tener un concepto propio de ésta. Es importante conocer los distintos puntos de vista sobre la naturaleza de la ciencia, ya que nosotros como individuos no construimos el conocimiento partiendo de cero, sino que partimos de alguna duda, curiosidad e inquietud; de la cual, buscamos una explicación, si bien cada afirmación que se plantee ha de ser juzgada.

Es por ello, que el filosofo Alan Francis Chalmers, en su libro, a través de un detallado análisis de la historia de la ciencia y de las modernas teorías científicas, destaca como ha ido evolucionando y da una variedad de concepciones acerca de la ciencia, que permiten a nosotros poder formular nuestro propio criterio y ser los críticos principales.

Desarrollo

Al principio, el ser humano simplemente consideraba como conocimiento, a todo lo que podía comprobar con sus sentidos, llevando a la ciencia como un conocimiento derivado de la experiencia, refiriendo que los hechos son un fundamento firme para el conocimiento científico. La ciencia se creía en un principio, era derivación de la observación atenta de los hechos, en  interpretar resultados descubriéndose así el inductivismo. La ciencia no necesita simplemente hechos pertinentes, los cuales están sujetos a cambios, según a como avanza la comprensión científica se generan los experimentos donde varios científicos y filósofos buscan llegar a una verdad.

Algo muy interesante es la existencia paradigmas, que apoya la presencia de una ciencia normal estableciendo que es y que no es ciencia; pero la misma cuestión de que exista un solo paradigma como garantía de que es ciencia produce una incógnita mayor. Popper dice que las teorías científicas son susceptibles a ser mejoradas o sustituidas postulando el término falsabilidad, entendida como posibilidad de conflicto entre las predicciones de una teoría y algún resultado observable. Dando pauta a posturas como el falsacionismo, que considera que la ciencia es un conjunto de hipótesis propuestas con el propósito de explicar de manera precisa una condición o sistema, en otras palabras busca retar a los conocimientos ya dados.

Luego un personaje importante como Lakatos, plantea que una verdad absoluta es un núcleo central, rodeado de un cinturón protector que es lo que se tiene que descifrar antes de refutar o destituir un conocimiento; ya que para él, el conocimiento científico debe compartir los métodos y normas que aseguren la buena adquisición de esta. En referencia a lo anterior John Locke, explica que es necesario examinar nuestras propias capacidades y ver a qué se puede enfrentar con nuestro entendimiento, recordando que nosotros como seres humanos somos capaces de pensar y sentir; pero con habilidades y cualidades únicas, que nos hacen percibir y adquirir los conocimientos de distintas maneras.

Otro filósofo y científico que destaca es Feyerabend, con su firme idea de que todo se vale, dejando claro que ninguna ciencia es más grande que otra o ningún método es mejor que otro; el punto es, seguir colaborando a la ciencia en base a libertad del individuo sin pensar en alguna forma metodológica para no perder el sentido, dando paso al Anarquismo.

Una corriente que enfoca de distinta manera a la ciencia es el realismo, que es una manera de manera real al mundo, permitiendo probar que las teorías científicas son verdaderas.

Es evidente que los puntos de vista acerca del valor de la ciencia son muy variados y hasta opuestos; sin embargo, la ciencia debe verse como una bondad que tiene el hombre para dar un explicación posible de los hechos, y si la ciencia los explica de manera satisfactoria para nuestra razón, entonces las teorías con la que se presenta dicha explicación deben ser válidas y compartidas.  Como pudimos darnos cuenta Chalmers al presentar su obra, nos describe una variedad de concepciones de la ciencia y sostiene como idea central que no hay ningún método que permita probar que las teorías científicas son unánimes y verdaderas; así como tampoco, hay ningún método que permita refutarlas a manera de finiquitar o tener una conclusión final.

Algunos escépticos pensarán que la ciencia es una creación del hombre y que debe ser totalmente práctica como un instrumento para dominar la realidad, pero sin duda alguna, es junto con la experimentación como la ciencia debe proporcionar fundamentos seguros a la ciencia. Sin embargo, algunos riesgos de la experimentación resultan inapropiados para una observación segura, si no son resultados apropiados y significativos se deben de rechazar y reemplazar.

Conclusión

Es indiscutible que el método o la ciencia que se utilice, sea cual sea, mientras saber  se pruebe, tenga utilidad y se haga progresar al conjunto de conocimientos; el fin último de este se estará logrando y por lo tanto la manera en que el investigador o la ciencia actuaron es correcto, debido a que el fin de una ciencia no es descubrir la verdad absoluta acerca de todos los fenómenos y sucesos de alrededor de nosotros, sino que el fin de la ciencia es romper con los paradigmas que el hombre tenga para que así, el hombre pueda conducirse hacia el conocimiento y se pueda establecer y consolidar en el hasta que venga otra manera de concebir a este, y tenga que romper con el paradigma de nuevo.

Cuando rompemos paradigmas, se adquiere y sobre todo se comparte conocimiento, sin egoísmo y con el libre albedrio de difundir lo que uno descubre y aprende; ahí es cuando, sin duda, realmente estar haciendo ciencia, eso es ciencia.

Cabe destacar, que la ciencia, particularmente es un mundo de conocimientos en busca desarrollo continuo y que es percibida por cada individuo de manera peculiar; ya que si bien, influyen distintos factores, como la cultura, sentimientos, dinero, etc.. Considero que la finalidad de la ciencia jamás será el no aportar, o formular generalizaciones científicas que no puedan ser justificadas; por el contrario, es la constante exigencia de transformar y ampliar continuamente nuestro conocimiento. La ciencia simplemente debe ser practicada de una manera que sirva, con pasión, ya que cuando algo se realiza con pasión todo fluye y se disfruta cada logro.

Finalmente me atrevo a decir que la ciencia en pocas palabras es INEFABLE y un mundo de virtudes Infinitas, que es labor de nosotros el cultivarla y cosecharla, para que siempre se aproveche todos los conocimientos que se adquieren de la propia naturaleza.

Fuente de información: CHALMERS, Alan, La ciencia y como se elabora. Editorial Siglo XXI. Madrid, 1992.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Luna Rojas Nayeli Sarai. (2016, mayo 10). ¿Qué es esa cosa llamada ciencia?. Ensayo. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/esa-cosa-llamada-ciencia-ensayo/
Luna Rojas, Nayeli Sarai. "¿Qué es esa cosa llamada ciencia?. Ensayo". GestioPolis. 10 mayo 2016. Web. <http://www.gestiopolis.com/esa-cosa-llamada-ciencia-ensayo/>.
Luna Rojas, Nayeli Sarai. "¿Qué es esa cosa llamada ciencia?. Ensayo". GestioPolis. mayo 10, 2016. Consultado el 7 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/esa-cosa-llamada-ciencia-ensayo/.
Luna Rojas, Nayeli Sarai. ¿Qué es esa cosa llamada ciencia?. Ensayo [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/esa-cosa-llamada-ciencia-ensayo/> [Citado el 7 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de snre en Flickr