Errores en el diseño de una cultura organizacional

  • Talento
  • 1 minuto de lectura

Muchas veces oímos a los altos ejecutivos de instituciones, enarbolar una serie de valores éticos y formas de accionar que a decir de ellos, son el fundamento de la cultura organizacional de su empresa. Es por eso que cuando visitamos muchas instituciones vemos hermosos cuadros con la descripción de la misión, visión y valores éticos de dicha empresa.

Desafortunadamente en algunos casos estos cuadros son solo adornos en las paredes de las empresas pues  su cumplimiento, solo existe en la mente de los ejecutivos y en la práctica lo que se ve, es penoso.

¿Por qué pasa esto?

Sucede que, como en la sociedad, en las empresas, también hay una convergencia de seres humanos de distintas clases sociales, de distintas formas de pensar y hasta de distinto países.

El compositor Dominicano Manuel Jiménez, en una ocasión dijo “La cultura es lo que uno es”, afirmación que a mi entender es la más certera definición sobre cultura.

Bajo este concepto vemos como a la hora de estudiar la cultura de los pueblos, los sociólogos buscan los rasgos comunes de las micro-culturas que existen en una sociedad y de esa forma establecen los lineamientos generales que construyen la cultura general de dicha sociedad.

Al igual que en la sociedad como dije en principio, las empresas son órganos multiculturales, por lo que, a la hora de determinar los lineamientos de la cultura organizacional, hay que hacerlo con el involucramiento de todos los recursos humanos, desde el más pequeño puesto hasta el más alto, de manera tal que lo que se plasme en la misión, visión y valores salga de los componentes que forman la cultura organizacional como son: valores, ámbitos, normas, lenguaje y comunicación, hábitos y costumbres. Esto garantizaría que los empleados la asuman como suya.

Lamentablemente en muchas empresas, la cultura organizacional solo existe en la cabeza de quienes la dirigen, porque al momento de diseñarla no ejecutaron lo antes expuesto, trataron de imponerla, la inventaron en una oficina y no la socializaron con los demás miembros de la empresa.

De manera pues, que lo importante no es estar a la vanguardia en la teoría, lo importante es que lo que se establezca en ella sea lo que se practique.

De no ser así, lo que seguiremos viendo como parte de una cultura organizacional serán cuadros bonitos que solo sirven para adornar una pared.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
García Pichardo Mihail. (2013, mayo 14). Errores en el diseño de una cultura organizacional. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/errores-en-el-diseno-de-una-cultura-organizacional/
García Pichardo, Mihail. "Errores en el diseño de una cultura organizacional". GestioPolis. 14 mayo 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/errores-en-el-diseno-de-una-cultura-organizacional/>.
García Pichardo, Mihail. "Errores en el diseño de una cultura organizacional". GestioPolis. mayo 14, 2013. Consultado el 4 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/errores-en-el-diseno-de-una-cultura-organizacional/.
García Pichardo, Mihail. Errores en el diseño de una cultura organizacional [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/errores-en-el-diseno-de-una-cultura-organizacional/> [Citado el 4 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de emagic en Flickr