Epistemología en el pensamiento científico y gerencial y su relación con Venezuela

El predominio que la epistemología como el mecanismo por excelencia para promover, fomentar y generar conocimiento en el marco de aportar al desarrollo social, económico, cultural, político, ambiental e intelectual del pensamiento científico; es concebida como la ciencia que se ocupa de la génesis y su justificación para comprender los prodigios que versan sobre el comportamiento de la humanidad en un entorno de incertidumbre y de constantes transformaciones en las sociedades.

En ese sentido, esta ciencia que origina la creación de conocimiento a través de observar fenómenos en el mundo industrial, empresarial, comercial-organizacional, en un espacio con altos niveles de incertidumbre y volatilidad, impactado por el incesante y férreamente discutido, debatido e implacable proceso de globalización, como lo afirmara la Doctora Madera en la tertulia sobre la complejidad un paradigma para el cambio en el 2008 “…somos hijos de la globalización”, causa fraguada a finales del Siglo XX producto de caída del Muro de Berlín, lo cual mostró la implosión de la Unión Soviética en 1991; siendo perfeccionada y debatida hasta nuestros días; donde los factores de desorden, caos y dilema son situaciones que requieren de la epistemología para dar respuestas.

En ese contexto, encontramos un nuevo modelo de ciencia, la complejidad que muestra el principio de la auto-organización y auto-regulación de los sectores empresariales, lo cual manifiesta situaciones caóticas y desordenadas y como epicentro para atacarla tenemos el orden como un ápice emergente para superar los conflictos de tipo organizacional.

La complejidad representa la realidad del conocimiento, con capacidad para indagar, explicar y describir los sujetos y fenómenos objeto de estudio para materializar su compresión, que fomente soluciones verificables y comprobables, dando respuestas oportunas a la sociedad y en consecuencia generar un aporte significativo al desempeño del pensamiento científico moderno.

Para Navarro 1996, citado por Velilla (2002), expresa que “la complejidad que observamos en el mundo real es resultado de la acción de mecanismos que pueden describirse por medio de teorías formales”. (p.11). En otras palabras, la ciencia desde su concepción es inacabable e inagotable como las ideas que rodean al ser humano con la habilidad histriónica para pensar, crear, conocer, observar, escribir y concluir sobre hallazgos reales.

Gráfico N° 1. Pioneros del Pensamiento Complejo

Pioneros del Pensamiento Complejo

Nota: graficado por el Autor. Datos tomados de Velilla (2002).

En el gráfico anterior, se observa el comportamiento a través de la historia de investigadores que abordaron el pensamiento complejo desde diferentes perspectivas, donde estos autores sentaron las bases de las propuestas actuales de lo complejo, sus posturas abordaron la tarea de la complejización de las ciencias, de las tendencias y del conocimiento en un contexto global, a los efectos de vincularlo con el orden, lo universal y lo regular, como el desorden, lo particular y el acontecer.

Por su parte, Morín 1983, citado por Velilla (2002), expresó que:

Lo único sustantivamente complejo es la realidad misma, que desborda el pensamiento y de la cual no podemos tener ningún conocimiento directo, sino fenoménico. Propone un “método”, como camino articulador o de autoconstrucción de conocimiento hacia el “pensamiento complejo”. Una autoorganización de conocimiento que vincule lo desvinculado, llamada “pensamiento complejo” no porque realmente sea compleja, sino porque está orientada hacia lo complejo y nunca lo intenta reducir. O en otras palabras “un anti-método en el que la ignorancia, la incertidumbre, y la confusión se conviertan en virtudes”, en signos precursores de la complejidad. (p.19).

Sobre la base de lo descrito por Morín, el fundamento esencial de la complejidad sostiene que el mundo real es donde se deben aplicar los métodos que sean necesarios para afrontar circunstancias con características confusas, complicadas y convulsionadas dentro de ese escenario de incertidumbre, con el firme propósito de dar soluciones efectivas y serias.

Ahora bien, cuando vinculamos las corrientes epistemológicas y del pensamiento científico en el área gerencial, observamos una gama infinita de enfoques desarrollados desde el siglo XVII hasta nuestros tiempos, que han marcado la conducción de las organizaciones públicas y privadas, influenciado por las sociedades de tipos: industriales, capitalistas, de segunda Ola, burocráticas o disciplinarias, las cuales registraron sin lugar a dudas las bases de la evolución del pensamiento administrativo. Por ejemplo, Foirtune y López (1994) manifestaron que “… Si la entendemos como la hegemonía de la institución militar, que logró imponer – en disputa con otras instituciones como la institución partidista- su propia morfología organizativa…” (p.1).

El planteamiento anterior, permite relacionarlo con el funcionamiento de la gran mayoría de las instituciones del sector público venezolano durante la primera década del Siglo XXI hasta nuestro tiempo, con una fuerte influencia directa del militarismo en organismos de tipo Ministerial tales como: Comercio, Energía Eléctrica, Alimentación, Banca Pública entre otros, lo cual refleja de forma clara que los militares están controlando un veinticinco por ciento (25%) del gabinete ejecutivo con un pronunciado poder predomínate.

Esta influencia mezclada entre civiles y castrenses, tuvo su origen en el ocaso del siglo XX, cuando una rebelión cívico-militar comandada por el Ex-presidente Chávez con un conjunto de militares, intentaron dar un golpe de estado al gobierno constitucionalmente electo de la República de Venezuela en 1992, el cual no tuvo éxito. Sin embargo, estos personajes unos años después alcanzaron el poder a través del voto popular directo y secreto, delineando un tipo de gobierno de corte militarista, que ha tenido fuerte presencia en la estructura burocrática del estado, demostrando como lo describiera Rusell Robb en una conferencia sobre las organizaciones industriales, dictada en Harvard Business School, señalaría “la influencia de la institución militar sobre los modelos de organización que Smith y Taylor habían observado”.

Asimismo, la concepción y uso del término estado mayor; en las instituciones públicas del país, se ha acuñado de forma progresiva para crear y aupar el acrecentamiento de la estructura burocrática de la administración estatal, en un contexto de incertidumbre y convulsión económica y social, por ejemplo: Estado Mayor de la Gran Misión Vivienda, Estado Mayor para la Salud contra el Dengue y el Chikungunya; Estado Mayor de Vialidad Agrícola, Estado Mayor de Comunicación entre otros; lo que promueve un modelo de estructura organizativa jerárquico de mando y control de corte castrense; expresado por Romero 1986, citado por Velilla (2002) como:

La institución partidista sucumbió al proceso de militarización, cuando en 1902-bajo el imperativo del proceso de burocratización de occidente- Lenin, tomando las ideas de Clausewitz y obligado por la fuerza de los hechos, terminó imponiéndole al partido una estructura militar: centralizada, jerárquica-piramidal, disciplinaria. (p.3).

En efecto, estamos en presencia de aplicación de mecanismos y estructuras de control utilizadas por los más férreos gobiernos totalitarios y autoritarios del siglo XX, ubicando en esta sociedad como practicas retrógradas y ortodoxas. No obstante, estas prácticas tienen su piso epistemológico bajo la modalidad de un orden de poder de las organizaciones del sector militares sobre los otros poderes que coexisten en el estado-nación.

Otro ejemplo, de esta influencia fue lo suscitado en 1938 en la España del Generalísimo Francisco Franco militar y dictador, donde encarnó no solo al poder militar sino también al poder de la institución eclesiástica, mezclando la religión con la ideología política, llevando a ejercer su hegemonía y mandato durante treinta y cinco (35) años con el apoyo de la iglesia católica.

Finalmente, estas apreciaciones y posturas de carácter individualistas busca enlazar lo que ha transcurrido durante muchas décadas en diferentes épocas cargas de diversos eventos que han abierto la ventana para fomentar el conocimiento; más recientemente Morín citado por Rodríguez y Aguirre (2011), define que “…el pensamiento complejo consiste en un replanteo epistemológico que lleva a una nueva organización del conocimiento, tanto a nivel personal como social o institucional”. (p.11).

En consecuencia, la esencia del pensamiento complejo, es la búsqueda del hombre por relacionarlos con los sistemas abiertos de carácter social, personal y ambiental, para comprender las concepciones que tiene consigo el ser humano sobre su interior y lo que le rodea, es un tarea apoteósica, si lo observamos desde la génesis de su existencia, allí las bondades de las teorías de la complejidades nos ofrecen algunos caminos para investigarlo en un ámbito organizacional, gerencial, institucional y social; contribuyendo así a crear nuevos enfoques orientados a evolucionar.

Referencias

  • Foirtune, W y López, F. (1994). Los problemas del Pensamiento Gerencial en las Sociedades Post-modernas o de cómo se “evapora” el mundo físico (notas para desestabilizar los sistemas de pensamientos modernos).
  • Madera, I. (2008). Tertulia sobre la Complejidad un Paradigma para el Cambio. Disponible: https://www.youtube.com. Consulta: 2014, Octubre 6.
  • Rodríguez, L y Aguirre, J. (2011). Teorías de la Complejidad y Ciencias Sociales: Nuevas Estrategias Epistemológicas y Metodológicas. Nómadas, Revista Científica de Ciencias Sociales y Jurídicas. Universidad Complutense de Madrid. España.
  • Universidad Yacambú, Vice-Rectorado de Investigación y Postgrado (2007). Normas para la Elaboración y presentación de los Trabajos Especiales de Grado, Trabajos de Grado y Tesis Doctorales de la UNY. Barquisimeto.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Arévalo Molina Derkis Enrique. (2015, junio 23). Epistemología en el pensamiento científico y gerencial y su relación con Venezuela. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/epistemologia-en-el-pensamiento-cientifico-y-gerencial-y-su-relacion-con-venezuela/
Arévalo Molina, Derkis Enrique. "Epistemología en el pensamiento científico y gerencial y su relación con Venezuela". GestioPolis. 23 junio 2015. Web. <http://www.gestiopolis.com/epistemologia-en-el-pensamiento-cientifico-y-gerencial-y-su-relacion-con-venezuela/>.
Arévalo Molina, Derkis Enrique. "Epistemología en el pensamiento científico y gerencial y su relación con Venezuela". GestioPolis. junio 23, 2015. Consultado el 4 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/epistemologia-en-el-pensamiento-cientifico-y-gerencial-y-su-relacion-con-venezuela/.
Arévalo Molina, Derkis Enrique. Epistemología en el pensamiento científico y gerencial y su relación con Venezuela [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/epistemologia-en-el-pensamiento-cientifico-y-gerencial-y-su-relacion-con-venezuela/> [Citado el 4 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de darkage187 en Flickr