_ap_ufes{"success":true,"siteUrl":"www.gestiopolis.com","urls":{"Home":"http://www.gestiopolis.com","Category":"http://www.gestiopolis.com/tema/administracion/","Archive":"http://www.gestiopolis.com/2015/05/","Post":"http://www.gestiopolis.com/el-turismo-ante-la-globalizacion-ensayo/","Page":"http://www.gestiopolis.com/archivo/","Attachment":"http://www.gestiopolis.com/costeo-por-ordenes-de-fabricacion-y-produccion/pdf-costeo-por-ordenes-de-fabricacion-y-produccion/","Wpcf7_contact_form":"http://www.gestiopolis.com/?post_type=wpcf7_contact_form&p=325591"}}_ap_ufee

Entrenamiento de personal basado en competencias laborales

  • Talento
  • 1 hora de lectura
ANÁLISIS DE NECESIDADES DE ENTRENAMIENTO BASADO EN
EL MODELO DE COMPETENCIAS
Índice
1. Introducción
2. Descripción del subsistema de entrenamiento
3. Descripción del proceso de detección de necesidades de entrenamiento
4. El modelo de gestión por competencia
5. Propuesta
6. Destacar la importancia de la detección de necesidades de entrenamiento con el
enfoque de competencias
7. Conclusiones
8. Bibliografía
9. Anexo
1. Introducción
Las organizaciones utilizan recursos humanos, materiales, financieros y tecnológicos para
la producción de bienes y servicios, generándose diferentes grados de rentabilidad. A
nivel mundial, los recursos humanos constituyen un factor clave para el logro de los
objetivos estratégicos.
Por este motivo, la importancia de la Administración de Recursos Humanos, ha ido
aumentando, debido a que las empresas requieren cada vez más de personal altamente
calificado y motivado para poder adaptarse a los constantes cambios del entorno.
Con la premisa de que las organizaciones podrán cumplir con los objetivos establecidos
en la medida que su personal se desempeñe efectivamente; de manera que su
conocimiento, destrezas, actitudes y comportamiento conduzcan al éxito corporativo,
consecuentemente deberán contar con una fuerza laboral capaz de aceptar el cambio y
motivados a desarrollarse continuamente. Siendo necesario reconocer la importancia que
tiene la capacitación y el desarrollo de los recursos humanos como parte fundamental
para el logro de las metas organizacionales.
El modelo o perfil de competencias aporta al entrenamiento una serie de métodos y
técnicas que permiten fortalecer en el individuo aquellas competencias claves para
alcanzar un excelente desempeño. La comparación entre el modelo de competencias y
las competencias que realmente posee el individuo ponen de manifiesto la brecha
resultante entre el desempeño actual y el que debería ser, logrando de esta forma
identificar las necesidades de capacitación o entrenamiento a ser cubiertas.
Conocer cuáles son esas necesidades a través de la teoría de las competencias brinda a
la empresa la oportunidad de fijar conceptos más claros sobre aspectos específicos del
conocimiento, la conducta, actitudes, habilidades, motivaciones, rasgos de carácter, y
destrezas involucradas directamente en las funciones y tareas que realiza el individuo en
su trabajo. Esto permitirá que los planes de entrenamiento que se elaboren persigan fines
más concretos obteniendo resultados a corto y mediano plazo, evitando que los objetivos
de dicho plan se desvíen hacia áreas difíciles de desarrollar, perdiendo de esta manera
recursos.
La Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela es una agrupación
gremial que asocia a los profesores y jubilados y a los miembros del personal académico
(docente e investigadores de la UCV).
Una vez creada, en funcionamiento y atendiendo a sus objetivos, la Asociación de
Profesores de la Universidad Central de Venezuela se preocupó por la protección social
del profesor universitario, su grupo familiar y sus trabajadores. A ello responde la creación
de una fundación sin fines de lucro y de carácter privado el 24 de octubre de 1958, la cual
denominaron Instituto de Previsión del Profesorado de la Universidad Central de
Venezuela.
La unidad administrativa responsable de la función de administración de personal, dentro
de ambas instituciones, se denomina Oficina de Recursos Humanos, la misma se encarga
de la planificación, coordinación, diseño, ejecución y control de las políticas, normas y
procedimientos de desarrollo y administración de los recursos humanos y es responsable
de la aplicación del Convenio Colectivo de Trabajo.
Seguidamente se detalla cómo está estructurado el presente informe:
En el primer capítulo se describirá el subsistema de entrenamiento, el cual incluye la
definición, objetivos, importancia, métodos y técnicas de entrenamiento, responsables del
entrenamiento y los tipos de formación. Asimismo el entrenamiento como sistema. En el
segundo capítulo se expondrá el proceso de detección de necesidades de entrenamiento,
en el mismo se incluye definición, los objetivos, ventajas, clasificación de la detección de
necesidades de entrenamiento, niveles de análisis, medios e importancia de la detección
de necesidades de entrenamiento. En el tercer capítulo se analizará el modelo de gestión
por competencias y comprende la evolución histórica del modelo de competencia,
definición, tipos de competencias, procedimiento para elaborar un modelo de
competencia, perfil de competencia, componentes y su aplicación en la gestión de
recursos humanos. En el cuarto capítulo se presentará la propuesta del instrumento de
detección de necesidades de entrenamiento basado en el modelo de competencias, él
cual incluye el título, síntesis descriptiva, objetivos, el diseño del mismo y metas
propuestas. En el quinto capítulo se destacará la importancia del modelo de competencia
en el proceso de la detección de necesidades de entrenamiento en una organización. En
la siguiente parte del informe se contempla las conclusiones derivadas del análisis de la
bibliografía consultada y de la propuesta, posteriormente se mencionarán una serie de
recomendaciones sugeridas luego de culminar el presente informe y por último se
menciona la bibliografía consultada para la realización del presente informe.
Objetivos
Objetivo General
Analizar el Proceso de Detección de Necesidades de Entrenamiento basado en el Modelo
de Competencias
Objetivos Específicos
- Describir el Subsistema de Entrenamiento en las Organizaciones
- Describir el Proceso de Detección de Necesidades de Entrenamiento en las
Organizaciones
- Analizar el Modelo de Gestión por Competencia
- Presentar una Propuesta de Detección de Necesidades de Entrenamiento
basado en el Modelo de Competencia para la Asociación de Profesores de la Universidad
Central de Venezuela y del Instituto de Previsión del Profesorado de la Universidad
Central de Venezuela
- Destacar la Importancia de la Detección de Necesidades de Entrenamiento con
el Enfoque de Competencia
2. Descripcion del subsistema de entrenamiento
En el presente capítulo se definen las bases conceptuales del proceso de entrenamiento
en las organizaciones, métodos y técnicas de entrenamiento y responsables del mismo.
Asimismo los tipos de formación y el entrenamiento como sistema.
El entrenamiento constituye un subsistema de gran importancia para el logro de la misión
y estrategias de cualquier empresa, pues actualmente los avances de la ciencia, los
avances tecnológicos, el crecimiento de las organizaciones y la demanda creciente de los
clientes hacen que los individuos dentro de las empresas, estén permanentemente
sometidos a procesos de aprendizaje que los conduzcan a estar actualizados o
prepararse para un futuro a corto, mediano y largo plazo. Esta preparación continua se
logra a través de un sistema de entrenamiento eficaz.
Definición de Entrenamiento
Amaro (1990), describe al entrenamiento como ¨ el proceso mediante el cual la empresa
estimula al trabajador a incrementar sus conocimientos, habilidades y destrezas para
aumentar la eficiencia en la ejecución de las tareas y así contribuir a su propio bienestar y
al de la institución ¨ (Pág. 266).
El entrenamiento también puede definirse como un proceso de enseñanza - aprendizaje
que permite al individuo adquirir y/o desarrollar conocimientos, habilidades, destrezas y
mejorar las actitudes hacia el trabajo, a fin de que logre un eficiente desempeño en su
puesto de trabajo. De esta definición puede desprenderse que el entrenamiento constituye
un aprendizaje guiado o dirigido, mediante el cual se logra la adquisición de nuevas
conductas o cambios de conducta ya observadas, por una nueva conducta deseada.
Por su parte, Chiavenato (1995) define el entrenamiento como: ¨ un proceso educacional
a corto plazo aplicado de manera sistemática y organizada, mediante el cual las personas
aprenden conocimientos, aptitudes y habilidades en función de objetivos definidos ¨(Pág.
416).
Asimismo, este autor considera que el entrenamiento constituye el acto intencional de
proporcionar los medios para hacer posible las experiencias de aprendizaje en sentido
positivo y beneficioso, completarlas y reforzarlas con una actividad planeada para que los
individuos en todos los niveles, de la empresa, puedan desarrollar más rápidamente sus
conocimientos y aquellas aptitudes y habilidades que los beneficiarán tanto a ellos como a
la misma empresa. Es así como el entrenamiento cubre una secuencia programada de
eventos, pudiendo ser visualizados, en conjunto, como un proceso.
Objetivos del Entrenamiento
Los principales objetivos que persigue el subsistema de entrenamiento y desarrollo son
los siguientes:
a. Preparar personal para la ejecución inmediata de las diversas tareas peculiares de la
organización.
b. Proporcionar al personal oportunidades para el continuo desarrollo en sus cargos
actuales, como en otras funciones para las cuales la persona puede ser considerada.
c. Cambiar la actitud de las personas, para crear un clima más satisfactorio entre
empleados, aumentar la motivación y hacerlos más receptivos a las técnicas de
supervisión y gerencia.
Importancia del Entrenamiento
El entrenamiento puede ser esencial para asegurar una ejecución satisfactoria del trabajo,
e igualmente constituye una herramienta fundamental para efectuar los planes de carrera,
transferencias, promociones y cambios originados por nuevas tecnologías.
Asimismo, el entrenamiento se orienta a lograr el desarrollo organizacional, por lo que es
necesario preparar a los individuos para que éstos sean capaces de desempeñar cargos
más elevados de los que actualmente ejercen. Por lo tanto, conforma un medio para
preparar a los empleados de bajo nivel con el objeto de ascenderlos a puestos de
supervisión, así como mejorar su nivel de competencia y capacidad para el desempeño
de sus actuales funciones.
Por lo anterior, se puede afirmar que la importancia de un sistema de entrenamiento
eficiente radica en que éste permite al personal de la empresa desempeñar sus
actividades con el nivel de eficiencia requerido por sus puestos de trabajo, lo cual
consecuentemente, contribuye a su autorrealización y al logro de los objetivos
organizacionales.
Otros beneficios que ofrece el entrenamiento son los siguientes:
a. Mejorar los sistemas y métodos de trabajo
b. Mejorar el proceso de comunicación en la empresa
c. Reducir los rechazos y desperdicios en la producción y/o servicios
d. Disminuir ausencias y rotación de personal
e. Reducir costos por mantenimiento de las maquinarias, equipos, etc.
f. Reducir el tiempo de aprendizaje
g. Aminorar la carga de trabajo de los jefes
h. Reducir los costos para trabajos extraordinarios
i. Reducir los accidentes de trabajo.
j.
Finalmente, para que el entrenamiento sea un instrumento eficaz, tiene que ser un
sistema ordenado aplicado a la solución de los problemas organizacionales y a la
consecución de los objetivos de la empresa.
Métodos y Técnicas de Entrenamiento
Existen muchas formas de impartir entrenamiento, pero según el enfoque de Sikula y
McKenna (1992), los métodos de entrenamiento más comunes son los siguientes:
a. Adiestramiento en el puesto de trabajo. Consiste en que el trabajador adquiere los
conocimientos, habilidades y/o destrezas necesarias para llevar a cabo las tareas que
conforman su puesto de trabajo. La principal ventaja de este método es que la persona
aprende con el equipo actual y en el ambiente de su trabajo.
b. Escuela vestibular. Su objetivo es enseñar rápidamente los procedimientos de una
labor específica a la que va a dedicarse el nuevo trabajador. Este método es el más
apropiado cuando se va a capacitar a muchos empleados nuevos al mismo tiempo para el
mismo tipo de trabajo.
c. Demostración y Ejemplo. Una demostración comprende una descripción del uso de
experimentos o ejemplos. En este método el supervisor realiza las tareas, explicando
paso por paso el ¨ por qué ¨ y el ¨ cómo ¨ del trabajo.
d. La simulación. Es una técnica que constituye una réplica exacta de las condiciones
reales que existen en el lugar de trabajo. Este método es utilizado cuando la práctica real
en el lugar de trabajo involucra alto riesgo o que pudiera causar derroche de material,
alguna lesión grave o daño a algún equipo.
e. El aprendizaje. Consiste en formar trabajadores especializados. Un aprendiz es un
estudiante que por medio de un acuerdo entre la institución y la empresa se establece
durante un lapso determinado a ocupar un puesto o desempeñar un oficio en la empresa
para su formación.
f. Métodos en salones de clases. Es uno de los métodos más utilizados hoy en día y
consiste en la instrucción en lugares similares a los salones de clases o auditorios. Este
método es usado cuando se van a impartir conceptos, teorías y habilidades para resolver
problemas. Es adecuado para el personal técnico, profesional y administrativo, donde se
espera que adquieran conocimientos específicos. Los métodos más comunes son la
conferencia, mesa redonda, estudios de casos, interpretación de papeles y instrucción
programada.
g. Otros métodos de capacitación. Es imposible identificar y clasificar todos los métodos
y técnicas que se emplean para capacitar a las personas.
En la figura 1 se muestra los métodos de capacitación descriptos. Las diferentes formas y
tipos de métodos de capacitación de empleados están altamente relacionadas, por lo
cual, es difícil decir que si un empleado usa un solo método o varios métodos.
Figura 1. Métodos de capacitación. Tomado de “Administración de Personal” de Sikula, A.
y McKenna, J. F., 1992, (p.158)
Después de detectar las necesidades de entrenamiento, la siguiente fases es la elección
de las técnicas a usar en el programa de entrenamiento, con el fin de obtener la mayor
utilidad del aprendizaje a impartir y con el menor costo posible para la organización.
Según Idalberto Chiavenato, (1995), las técnicas de entrenamiento se pueden clasificar
en cuanto a uso, tiempo y lugar de aplicación. ( ver cuadro 1)
Cuadro 1
Técnicas de entrenamiento
TIPOS
CLASIFICACION
FINALIDAD
MEDIOS
En cuanto
al Uso
1. Entrenamiento
orientado al
contenido
Transmitir
conocimientos o
información
Técnicas de lectura,
recursos individuales,
instrucción programada,
etc.
2. Entrenamiento
orientado al
proceso
Cambiar actitudes,
desarrollar conciencia
acerca de mismo y
desarrollo de
habilidades
Roleplaying,
entrenamiento de grupos,
entrenamiento de la
sensibilidad, etc.
3. Entrenamiento
mixto
Transmitir información,
cambiar actitudes y
Conferencias, estudios de
casos, simulaciones,
Métodos de
Capacitación
En el
trabajo
Vestibu-
lar
Métodos
de clases
Simula-
ción
Otros
Mesa
redonda
Conferencia
Interpre-
tación de
papeles
Instrucción
pro-gramada
comportamientos
juegos, rotación de cargos,
etc.
En cuanto
al Tiempo
1. Entrenamiento de
inducción o
integración en la
empresa
Adaptación y
ambientación inicial
del nuevo empleado
Programa de inducción
2. Entrenamiento
después del ingreso
del trabajador
Entrenamiento
constante, para
mejorar el desempeño
del empleado
Entrenamiento en el sitio
de trabajo y entrenamiento
fuera del sitio de trabajo
En cuanto
al Lugar de
Aplicación
1. Entrenamiento en
el sitio de trabajo
Transmitir las
enseñanzas
necesarias a los
empleados
Rotación de cargos,
entrenamiento de tareas,
etc.
2. Entrenamiento
fuera del lugar de
trabajo
Transmitir
conocimientos y
habilidades
Aulas de exposición,
estudios de casos,
simulaciones, vídeo
conferencia,
dramatización, etc.
Fuente: Elaboración propia
Responsables del Entrenamiento
El entrenamiento puede asumir una variedad de configuraciones que van desde un
modelo muy centralizado en el órgano de staff (Departamento de Personal) hasta un
modelo demasiado descentralizado en los órganos de línea. Estas dos situaciones
extremas no son satisfactorias.
Para que en realidad haya responsabilidad de línea y función de staff en el entrenamiento,
la situación preferida sería el modelo equilibrado, en que el organismo de línea asume la
responsabilidad del entrenamiento y obtiene la asesoría especializada del organismo de
staff en forma de determinación de necesidades y diagnósticos de entrenamiento y de
programación del mismo. (Chiavenato, 1995, Pág. 419).
Es así como la responsabilidad primaria del entrenamiento del personal, recae sobre la
respectiva jefatura.
Asimismo, Sikula y McKenna (1992) destacan cuatro responsables del proceso de
entrenamiento, a saber:
a. Responsabilidad de la Alta Gerencia: los ejecutivos de más alto nivel deben apoyar y
aprobar los programas de entrenamiento autorizando el presupuesto para la ejecución de
los mismos. Los ejecutivos determinan la filosofía general de la organización y establecen
en términos generales, hacia donde serán dirigidos los programas de entrenamiento. De
esta forma una vez establecidas las políticas, la responsabilidad de ejecutarlas depende
de otros niveles administrativos.
b. Responsabilidad de Recursos Humanos: el gerente de recursos humanos o el jefe de
la unidad o departamento de entrenamiento, es la persona que tiene la responsabilidad
directa de los programas de entrenamiento de la empresa.
Esta persona deberá considerar las políticas de entrenamiento formuladas por la Alta
Gerencia y llevarlas a cabo. Es el encargado de la gerencia de recursos humanos o del
entrenamiento a quien le corresponde la responsabilidad final de determinar las
necesidades y poner en marcha los programas, como también evaluar la efectividad de
los mismos.
c. Responsabilidad de los Supervisores: una vez establecidas las políticas y la
planificación, parte de la responsabilidad del entrenamiento depende de los jefes
inmediatos y supervisores. Establecido el programa, la efectividad del mismo dependerá
en gran parte de los esfuerzos de los gerentes y supervisores por ayudar a sus
subordinados. Estos gerentes deben estar conscientes de los beneficios que traerá para
la organización el programa de entrenamiento.
d. Responsabilidad del Empleado: es importante que los empleados que van a recibir el
entrenamiento estén mentalmente dispuestos y positivos. Si los trabajadores no tienen
una actitud apropiada o dispuestos a recibir el entrenamiento de una manera receptiva, el
plan fracasará. El programa será efectivo en la medida que los empleados tengan una
buena disposición hacia el mismo.
Tipos de Formación
El entrenamiento en cuanto a las finalidades que conlleva desde el punto de vista del
recurso humano como tal, se plantea proporcionar una serie de niveles de formación que
según Gómez-Mejías, L., Balkin, D.B. y Cardy, R.L. (1997) se pueden clasificar en:
a. Formación en Habilidades. Consiste en dar al individuo un conjunto de conocimientos,
habilidades y destrezas sobre las cuales ya existen basamentos fundamentales y está
destinado al reforzamiento de conductas ya adquiridas.
b. Formación de Reciclaje. Consiste en proporcionar al individuo el conjunto de
conocimientos y habilidades para el desempeño de una nueva función, tarea o conjunto
de tareas diferentes al área de trabajo que realiza.
c. Formación Interdisciplinaria. Consiste en formar a los empleados para que puedan
realizar tareas en áreas diferentes a los puestos asignados.
d. Formación en Trabajo de Equipo. Consiste en conformar equipos de trabajadores para
tener diferentes puntos de vistas.
e. Formación en Creatividad. Se basa en la suposición de que la creatividad puede
aprenderse. Existen diferentes formas de enfocar la enseñanza de la creatividad, todas
ellas intentando ayudar a las personas a resolver los problemas de nuevas formas. El más
habitual es el uso de la tormenta de ideas.
f. Curso de Alfabetización. Son programas de alfabetismo que se centran en las
habilidades básicas requeridas para llevar a cabo un trabajo adecuadamente.
El Entrenamiento como Sistema
Para que el entrenamiento sea efectivo debe funcionar como un sistema, es decir, como
un conjunto de elementos organizados e interrelacionados con un propósito común.
En general, el sistema de entrenamiento debe comprender las siguientes fases:
a. Diagnóstico de Necesidades de Entrenamiento.
b. Planificación del Entrenamiento.
c. Ejecución del Entrenamiento
d. Evaluación y Control de Resultado
Debido a que el entrenamiento es un proceso continuo, las fases anteriormente citadas se
deben cumplir en forma secuencial, lo cual significa que para poder llevar a cabo el
proceso de entrenamiento, resulta indispensable efectuar, en primer lugar, el diagnostico
de las necesidades reales de entrenamiento, una vez identificadas aquéllas susceptibles
de corrección con el entrenamiento, se diseña el Plan de Entrenamiento. Posteriormente,
se efectúa su ejecución y por último, monitorean y analizan los resultados,
retroalimentando dicha información. ( ver figura 2)
Diagnostico de la Situación
Decisión en cuanto a la
Estrategia
Implementación o Acción
Evaluación y Control
Logro de los objetivos
de la roganización
Determinación de los
requisitos básicos de la
fuerza de trabajo
Resultados de la
evaluación del desempeño
Análisis de problemas
en la producción (a priori o a
posteriori)
Análisis de problemas
de personal
Análisis de informes y
otros datos
A quién entrenar
Cómo entrenar
En qué entrenar
Dónde entrenar
Cuándo entrenar
Cuánto entrenar
Quién entrenará
Aplicación de los
programas por la asesoría,
por la línea o en
combinación
Seguimiento
Verificación o medición
Comparación de la
situación actual con la
situación anterior
Retroalimentación
Resultados Insatisfactorios
Figura 2. Proceso de entrenamiento. Tomado de Administración de Recursos Humanos”
de Idalberto Chiavenato, 1995, (p.420)
Como el proceso de detección de necesidades de entrenamiento es el punto de partida
del proceso de entrenamiento y este informe se basa en el análisis de la detección de
necesidades, en el siguiente capítulo se detallará en forma más especifica dicho proceso.
3. Descripción del proceso de detección de necesidades de entrenamiento
Inventario de
Necesidades de
Entrenamiento
Programación
de
Entrenamiento
Evaluación de los
Resultados del
Entrenamiento
Ejecución del
Entrenamiento
Retroalimentació
n
Resultados
Satisfactorios
En este capítulo se desarrollará en forma detallada el proceso de detección de
necesidades de entrenamiento en las organizaciones.
La primera fase del proceso de entrenamiento y desarrollo es la detección de necesidades
de entrenamiento porque permite obtener información referente a los individuos que
deben ser entrenados. En qué se les debe entrenar, cuándo se requiere que sean
entrenados y además cuáles necesidades organizacionales e individuales serán
satisfechas. Dicha información permitirá programar el entrenamiento de manera útil y
eficaz tanto para el individuo como para la organización.
Definición de Detección de Necesidades de Entrenamiento
Antes de precisar qes el proceso de detección de necesidades de entrenamiento es
importante señalar que una necesidad de entrenamiento, es la diferencia entre el nivel de
eficiencia actual y el deseado.
Según Mauro Rodríguez y Patricia Rodríguez (1991) la necesidad de entrenamiento es
la diferencia cuantificable entre un ser y un debe ser “; entre el rendimiento exigido
por un puesto y el de las personas que lo ocupan. “ (Pág. 63).
Por lo tanto, la detección de necesidades de entrenamiento puede definirse como el
proceso de investigación que permite establecer la diferencia entre la situación laboral
existente y la norma o patrón de desempeño establecido como requerimiento del cargo.
En el proceso de detección de necesidades de entrenamiento debe intervenir el
supervisor quien es la persona más indicada para conocer las características de su
personal y la unidad responsable del entrenamiento en calidad de asesora.
Objetivos de la Detección de Necesidades de Entrenamiento
El diagnostico de las necesidades de entrenamiento pretende alcanzar los objetivos
específicos siguientes:
a. Determinar las situaciones problemáticas de una empresa, clasificar los síntomas que
se presenten e investigar las causas que los originaron.
b. Reunir la información necesaria para precisar la situación idónea en que la institución
debe funcionar (determinar lo que debería hacerse en la empresa).
c. Determinar el potencial de recursos humanos.
d. Determinar la situación en la que la empresa y sus colaboradores realmente cumplen
sus funciones (determinar lo que en realidad se hace).
e. Realizar un análisis comparativo entre lo que, debería hacerse o suceder y lo que en
realidad se hace o sucede, precisando las diferencias.
f. Determinar si las necesidades de los recursos humanos pueden satisfacerse con
actividades de entrenamiento.
g. Definir y describir quiénes necesitan entrenamiento, en qué áreas y cuándo.
h. Establecer los planes y programas para efectuar las actividades, de acuerdo con las
prioridades asignadas.
Ventajas de la Detección de Necesidades de Entrenamiento
Entre las ventajas que se obtienen al aplicar el proceso de la detección de necesidades
de entrenamiento son las siguientes:
a. Ahorra tiempo y dinero por dirigir los esfuerzos adecuadamente
b. Permite que todas las actividades de entrenamiento se inicien sobre bases sólidas y
realistas
c. Prevé los cambios que realizarán en el futuro para que cuando éstos se presenten, no
provoquen problemas
d. Propicia el descubrimiento de las fallas del personal y sienta las bases para evitar el
problema de falta de empleados aptos para los puestos de trabajo
e. Descubre problemas en los procedimientos administrativos que estén afectando el
funcionamiento de la institución
f. Sienta las bases necesarias para la correcta evaluación de puestos de trabajo,
originando la justa retribución
g. Genera una actitud favorable en todo el personal de la empresa hacia las actividades
de entrenamiento, porque éstas van a resolver problemas reales y concretos.
Clasificación de las Necesidades de Entrenamiento
Las necesidades de entrenamiento se pueden clasificar en:
Encubiertas
Se presentan como causa directa o indirecta de problemas que se dan en la organización
por esa razón para determinarlas es necesaria una investigación minuciosa. Dicha
investigación en muchos casos descubre no sólo las necesidades de entrenamiento del
personal sino las situaciones que impiden el buen funcionamiento de la empresa. Este
tipo de necesidades se presenta en las siguientes situaciones:
En la productividad: no se logra cumplir con los programas
En la organización de la institución: ausencia total o parcial de políticas, objetivos no
claros, comunicación o defectuosa, etc.
En el comportamiento: actitudes negativas, duplicidad de responsabilidades, alto
índice de ausentismo y retardos, etc.
Manifiestas
Se presentan como causa directa del problema y no requieren investigación alguna para
determinarlas, ya que se conoce el síntoma y la causa. Este tipo de necesidades de
entrenamiento se presenta en los siguientes caso:
a. Cuando en la empresa se tienen trabajadores de nuevo ingreso
b. Cuando los trabajadores son transferidos o ascendidos
c. Cuando se sustituyen o modifican las maquinarias y/o herramientas
d. Trabajadores a punto de jubilarse
e. Cambios en procedimientos de trabajo, métodos, sistemas administrativos, políticas y
reglas
Niveles de Análisis
McGehee y Thayer (1986) señalan que la detección de necesidades de entrenamiento
debe ser efectuada en tres (3) diferentes niveles de análisis: Análisis Organizacional,
Análisis de Recursos Humanos y el Análisis de Operaciones y Tareas.
a. Análisis Organizacional. Abarca el estudio de la empresa como un todo: su misión,
objetivos, sus recursos, la distribución de esos recursos para la consecución de objetivos,
el análisis de su entorno, el cual incluye el ambiente socioeconómico y tecnológico donde
funciona la organización.
El análisis organizacional contribuye a resolver la cuestión sobre lo que debe enseñarse
en términos de un plan amplio y establece la filosofía del entrenamiento para toda la
empresa.
b. Análisis de Recursos Humanos. Este nivel de análisis busca verificar si los recursos
humanos son suficientes tanto cuantitativamente como cualitativamente para las
actividades actuales y futuras de la organización, por lo que se entiende también como el
análisis de la fuerza de trabajo.
El análisis humano enfoca al hombre, es decir, al trabajador, esto implica dos cosas: la
determinación de las habilidades, conocimientos y actitudes de la persona que ocupa el
cargo y las habilidades, conocimientos y actitudes que tiene que desarrollar para cumplir
satisfactoriamente las exigencias del cargo.
Además de los objetivos señalados, con este tipo de análisis se pretende determinar si los
empleados que ocupan altas y medianas posiciones son capaces de avanzar dentro del
sistema de puestos de la empresa a través del entrenamiento y desarrollo o en su defecto
se requerirá de la adquisición de nuevo personal.
c. El Análisis de las Operaciones y Tareas. Constituye el proceso que comprende la
descomposición de la ocupación en sus partes constituyentes, permitiendo así, determinar
las habilidades, conocimientos y cualidades personales, o responsabilidades que se
requieren de un trabajador para que realice las funciones eficientemente. Aquí el enfoque
es sobre la tarea y no sobre la personal que la realiza.
Para cualquiera de los tres (3) niveles mencionados, las necesidades investigadas deben
ser abordadas según un orden de prioridad o de urgencia para su satisfacción o solución.
(ver cuadro 2)
Cuadro 2
Niveles de análisis
Nivel de Análisis
Sistema Incluido
Información Básica
Análisis
Organizacional
Sistema
Organizacional
Objetivos organizacionales y filosofía de
entrenamiento
Análisis de los
Recursos Humanos
Sistema de
Entrenamiento
Análisis de la fuerza de trabajo (análisis
de las personas)
Análisis de
Operaciones y Tareas
Sistema de
Adquisición de
Habilidades
Análisis de habilidades, capacidades,
actitudes, comportamientos y
características personales exigidos por
los cargos (análisis de los cargos)
Tomado de Administración de Recursos Humanos de Idalberto Chiavenato, 1995, (p. 422)
Smith y Delahaye (1990) establecen otro procedimiento para la detección de necesidades
de adiestramiento el cual consta de cuatro (4) pasos:
1. Recopilación de datos: Esta etapa consiste en revisar de manera regular, los datos
esenciales de la organización, para así tener una imagen amplia y actualizada de lo que
está ocurriendo en la empresa como un todo, pudiendo observar primeramente las áreas
de problemas de desempeño. Se deben evaluar constantemente las actitudes y
comportamientos de los trabajadores, así como analizar las políticas actuales, los
objetivos y las normas relacionadas con el desempeño en el cargo.
2. Investigación: Implica realizar una investigación si se ha detectado una deficiencia en
el desempeño de los trabajadores, o si la gerencia solicita entrenamiento para sus
supervisados. El propósito de la investigación es reunir datos más específicos y
detallados en el área pertinente.
3. Análisis: Consiste en un examen riguroso de los datos de entrada para así, eliminar la
información que no es válida, luego se agrupa y resume el resto de los datos, para
elaborar las conclusiones lógicas y preparar un informe detallado de la situación.
4. Acción de entrenamiento: Por lo que se puede considerar como el primer paso para
implementar una adecuada política de desarrollo del personal en una organización para
así, poder lograr una mayor productividad dentro de la misma y el desarrollo integral de
los individuos.
Medios de Detección de Necesidades de Entrenamiento
El diagnostico de las necesidades de entrenamiento puede ser efectuado a partir de
algunas técnicas de recolección de información, destacándose las siguientes:
a. Observación. Es un instrumento que permite percibir lo que ocurre a su alrededor.
Ofrece las ventajas de obtener la información tal cual ocurre, es independiente del deseo
de informar, ya que solicita menos la cooperación activa por parte de los sujetos. Sin
embargo, se halla limitada por la duración de los sucesos y a menudo los datos de la
observación son difíciles de cuantificar.
b. Cuestionarios. Es un formulario impreso o escrito usado para reunir información sobre
las necesidades de entrenamiento. Consiste en una lista de preguntas destinadas a uno a
más sujetos. Posee las ventajas de ser anónimo, además puede ser administrado a un
grupo de individuos simultáneamente, además, asegura cierta uniformidad en la medición.
Tiene las desventajas de ser impersonal, las preguntas pueden ser interpretadas de
diferentes formas.
c. Entrevistas. Método que permite obtener información verbal del sujeto. Ofrece las
siguientes ventajas: puede ser utilizada en casi todos los sectores de la población, es
flexible (permite formular nuevamente las preguntas), y el entrevistador puede observar
no solamente lo que dice el entrevistado, sino como lo dice. Sin embargo, requiere la
forma personal, el entrevistador requiere de mucha habilidad para realizar la entrevista.
d. Evaluación del desempeño. Mediante la evaluación del desempeño es posible
descubrir no sólo a los empleados que vienen ejecutando sus tareas por debajo de un
nivel satisfactorio, sino también averiguar qué sectores de la empresa reclaman una
atención inmediata de los responsables del entrenamiento.
e. Solicitud de supervisores y gerentes. Cuando la necesidad de entrenamiento apunta a
un nivel muy alto, los propios gerentes y supervisores se hacen propensos a solicita
entrenamiento para su personal.
f. Reuniones interdepartamentales. Discusiones interdepartamentales acerca de asuntos
concernientes a objetivos empresariales, problemas operacionales, planes para
determinados objetivos y otros asuntos administrativos.
g. Análisis de cargos. Es el procedimiento que estudia el puesto de trabajo por medio de
las actividades directas del trabajador, para reflejar q hace, cómo lo hace, qué
requisitos exige la ejecución del trabajo y en qué condiciones se desarrolla.
h. Modificación del trabajo. Siempre que se introduzcan modificaciones totales o
parciales de la rutina de trabajo, se hace necesario el entrenamiento previo de los
empleados en los nuevos métodos y procesos de trabajo.
i. Entrevista de salida. Cuando el empleado va a retirarse de la empresa es el momento
más apropiado para conocer no sólo su opinión sincera acerca de la empresa, sino
también las razones que, motivaron su salida. Es posible que salgan a relucir varias
deficiencias de la organización, susceptibles de corrección.
j. Método mixto. Consiste en la combinación de los métodos anteriores para obtener
información más precisa y confiable.
Importancia de la Detección de Necesidades de Entrenamiento
La detección de necesidades de entrenamiento, es fundamental para desarrollar cualquier
acción de entrenamiento, por lo que se puede considerar como el primer paso para
implementar una adecuada política de desarrollo de personal en una organización para
así poder lograr una mayor productividad dentro de la misma, así como el desarrollo
integral de los individuos.
Asimismo, la detección de necesidades de entrenamiento permite recabar información
necesaria para programar el entrenamiento de manera útil y eficaz tanto para el individuo
como para la organización, lo cual va a permitir lograr:
a. Mayor productividad de los trabajadores al igual que, adecuarlos para progresar.
b. Definir y resolver las necesidades de crecimiento de cada trabajador, mediante una
adecuada política de desarrollo de personal.
c. Brindar oportunidad al personal para hacer un buen trabajo, deseando hacer un buen
trabajo y esto sólo es posible cuando la organización determina sistemáticamente las
necesidades del personal con el objeto de mejorar sus conocimientos, habilidades y
actitudes.
d. Racionalizar los gastos, evitando el desperdicio de dinero, tiempo y esfuerzo lo cual
ocurre cuando el entrenamiento no está basado en las necesidades actuales o futuras.
Debido a que el presente estudio trata sobre el análisis de la detección de necesidades de
entrenamiento basado en el modelo de competencia, en el siguiente capítulo se describirá
el Modelo de Gestión por Competencia y sus incidencias en la gestión de recursos
humanos.
4. El modelo de gestión por competencia
En el desarrollo de este capítulo se describirán los siguientes aspectos: los antecedentes
del modelo de competencia, definición, tipos y procedimiento para elaborar un modelo de
competencia. Asimismo la elaboración del perfil de competencia, componentes del
modelo de competencias y por último se analizará las aplicaciones del modelo de
competencia en la gestión de recursos humanos.
Contar con las personas que posean las características adecuadas se ha convertido en la
directriz de la gestión de recursos humanos. Este enfoque, deja de percibir los cargos
como unidades fijas, destinadas a cumplir con las responsabilidades funcionales
independientemente de las personas que los ocupan e intenta transformarlas en unidades
dinámicas que forman parte de los procesos importantes dirigidos a satisfacer
expectativas y necesidades tanto de clientes internos como de clientes externos, en
donde el mayor énfasis se hace en las características de la persona que ocupa el cargo.
Una de las mejores formas de averiguar q se necesita para lograr un desempeño
exitoso en un puesto de trabajo determinado, es estudiando a los individuos que tengan
un desempeño exitoso en el mismo y analizar qué hacen para lograrlo. Esto quiere decir,
realizar una evaluación no del puesto de trabajo, sino de la persona que realiza el trabajo.
Los resultados de este proceso proporcionan información que puede ser utilizado como
insumo en las diferentes áreas de recursos humanos, ya que crean un punto común de
referencia.
El modelo de competencia adopta este enfoque. Este es un modelo que busca
precisamente identificar esas características que permiten a las personas desempeñarse
exitosamente, los que se han denominado competencias. En el contexto de este capítulo
se hará énfasis en el modelo de gestión por competencia.
Antecedentes
Los movimientos abocados al estudio de las competencias se iniciaron a finales de la
década de 1960 y principios de 1970, producto de un conjunto de investigaciones
realizadas en las áreas de Psicología Industrial y Organizacional entre los que se
encuentran Ghiselli (1966), Mischel (1968), entre otros. Para ese momento los trabajos
sobre personalidad y desempeño eran poco desarrollados, ya que no se había
comprobado por los métodos tradicionales, test de aptitud y contenido de conocimiento o
títulos y méritos académicos que existiese una relación directa entre uno y otro elemento.
Este tipo de problema fue el punto de partida para buscar otros métodos a través de los
cuales se estableciera una relación causal entre personalidad y desempeño. Uno de los
primeros investigadores que buscó respuestas sobre este tema fue David McClelland
(1973), formuló un conjunto de variables a través de las cuales se pudiese predecir la
actuación del individuo en el trabajo y que no estuviesen limitados por factores de raza,
sexo o socioeconómicos, con estas variables identificó los principios en los cuales se
baso su investigación y fueron los siguientes:
a. Utilización de muestras representativas: comparar a personas que han triunfado
claramente en su trabajo o en aspectos interesantes de la vida con otras personas que no
han tenido éxito, a fin de identificar aquellas características personales asociadas con el
éxito.
b. Identificar las ideas y conductas operativas causalmente relacionadas con estos
resultados favorables. Esto es, la medición de las competencias debe entrañar
situaciones “ abiertas “, en las que el individuo debe generar una conducta; a diferencia de
las medidas de tipo “ respuestas “, tales como el autoinforme o el test de opciones
múltiples, en el que se debe elegir de entre varias respuestas alternativas para una
situación detalladamente estructurada. En la vida real y en el trabajo, rara vez se
presentan esas condiciones de test. Normalmente, el mejor medio de predicción de lo que
una persona puede y quiere hacer será lo que esa persona piense y haga
espontáneamente en una situación no estructurada, o lo que haya hecho en situaciones
similares del pasado. (Dalziel, M. M., Cubeiro, J. C. y Fernández, G., 1996, págs. 26-27).
Estos estudios se centraban en las cualidades de los individuos, su enfoque estaba
focalizado hacia la evaluación de las competencias, buscando identificar en las personas
conductas y características que le permitan mantener un desempeño exitoso en el trabajo,
en contraposición al enfoque tradicional que se centraba en los elementos del trabajo, por
ejemplo medir el tiempo que utilizaba un empleado al ejecutar una tarea.
Posteriormente se realizaron investigaciones sobre el método de evaluación de
competencias, que llevaron a definir el término de competencias.
Definición de Competencia
Para hablar de competencia es necesario hablar de aprendizaje. Aprender implica adquirir
nuevos conocimientos y esto conduce a que haya un cambio de conducta. Podría decirse
que el objetivo de ese cambio es alcanzar nuevas conductas que se orienten al logro de
metas que se propone una persona. Llevando esto al plano organizacional, la persona
podría contribuir al éxito de ésta, siempre y cuando esos logros personales, estén
efectivamente acoplados con las organizaciones. El cambio hacia una conducta más
efectiva es en realidad una competencia.
Nuñez, Jorge (1997) define a las competencias como el conjunto de conocimientos,
habilidades, destrezas y actitudes cuya aplicación en el trabajo se traduce en un
desempeño superior, que contribuye al logro de los objetivos claves del negocio (pág.
22).
Según Boyatzis, (citado por Dalziel, M.A., Cubeiro, J.C. y Fernández, G., 1996, pág. 28)
“la competencia se define como una característica subyacente en una persona, que está
causalmente relacionada con una actuación exitosa en un puesto de trabajo“.
Las competencias pueden consistir en motivos, rasgos de carácter, conceptos de uno
mismo, actitudes o valores, contenido de conocimientos, o capacidades cognoscitivas o
de conducta. Se puede asumir que se está en presencia de una competencia, cuando
existan características individuales que se puedan medir de un modo fiable y cuya
presencia se pueda demostrar de una manera significativa entre un grupo de
trabajadores.
Las competencias pueden relacionarse con el desempeño de una persona en un cargo, y
se puede representar en un modelo de flujo causal (ver figura 3) que señala que los
motivos, los rasgos de carácter, el concepto de uno mismo y los conocimientos suscitados
por una situación, sirven para predecir una conducta y un resultado final. Los modelos
causales ofrecen a los directores de empresas una forma fácil de evaluar los riesgos en la
escogencia de los candidatos para un cargo.
INTENCION ACCION RESULTADO
Motivaciones - Habilidades
Rasgos de carácter
Concepto de uno mismo
Conocimientos
HACERLO MEJOR” (Calidad, producti-
Competencias con las vidad, ventas, be-
normas de perfección nefecios, etc...)
Logros originales
Productos, servi
cios y nuevos
procedimientos
Figura 3. Modelo de flujo causal de competencias. Tomado de “Las Competencias: Clave
para una Gestión Integrada de los Recursos Humanos” por Dalziel, M. M., Cubeiro, J. C.
y Fernández, G.,1996. (p.30)
Características
personales
Motivación por el
logro
Fijación de objetivos,
Se responsabiliza
personalmente
Utilización de
información
Mejora continuada
Actuación en el
puesto de trabajo
Conducta
Asunción de riesgos
calculados
Innovación
Tipos de Competencias
Las competencias son características que dependiendo de ciertas situaciones pueden
hacerse evidentes en el individuo como representación de conocimientos, rasgos de
carácter o actitudes. Es por esta razón que cada vez que se manifiesta una conducta
positiva especifica en el individuo en el desempeño de su cargo, también estará presente
una competencia que responde tanto a exigencias del cargo como a un ambiente
organizacional especifico.
Los elementos anteriormente señalados permiten diferencias entre los dos grupos que se
toman para categorizar las competencias, estas son:
a. Competencias Umbrales o Esenciales. Este tipo de competencia se refiere a los
conocimientos, destrezas y habilidades que necesita una persona para lograr un
desempeño mediano o mínimamente adecuado.
a. Competencias Diferenciadoras. A través de estas competencias se obtiene
factores que distinguen a un trabajador con desempeño exitoso de otro con desempeño
mediano.
La unión de las competencias anteriormente descritas permiten crear un patrón y
establecer normas para llevar a cabo los procesos de selección de personal, evaluación
de desempeño, planificación de carreras entre otras áreas que conforman la unidad de
recursos humanos.
Las competencias se corresponden con las habilidades que un individuo es capaz de
desarrollar es un determinado trabajo. Se puede asumir que esta en presencia de una
competencia, cuando existen características individuales que se puedan medir de un
modo fiable y cuya presencia se pueda demostrar de una manera significativa entre un
grupo de trabajadores.
Procedimiento para elaborar un Modelo de Competencias
Como actividad previa a la elaboración del modelo o perfil de competencias, debe
realizarse el análisis del contexto estratégico el cual comprende los siguientes elementos:
visión estratégica y propósito, procesos / flujos de trabajo, sistemas / estructuras de
soporte, competencias individuales y grupales, el aprendizaje y el contexto cultural de la
organización. Considerar estos seis elementos significa adoptar el modelo de
competencias a la organización y dotarlo de las herramientas necesarias para que éste se
convierta en aprendizaje colectivo y en cambios organizacionales, es decir, una nueva
forma de hablar de rendimiento, satisfacción y eficiencia en la organización. Cada uno de
estos elementos serán explicados a continuación:
a. Visión estratégica y propósito: debe existir relación directa entre el modelo o perfil de
competencias y la visión, objetivos y metas de la organización. Esto sienta las bases del
modelo y asegura el desarrollo de las actividades que éste implica.
b. Procesos / flujos de trabajo: es la descripción detallada de los procesos, actividades,
funciones y tareas de las personas que se desempeñan exitosamente en su puesto de
trabajo. El conocimiento de las actividades realizadas en el sitio de trabajo permite
detectar las aplicaciones que pueda tener el modelo de competencias en los subsistemas
de recursos humanos.
c. Sistemas / estructuras de soporte: se refiere a los recursos humanos, financieros,
tecnológicos, materiales y gerenciales con los que cuenta los trabajadores para
desempeñarse exitosamente en su puesto de trabajo. En este aspecto también incluye
aquellos sistemas o soportes que el empleado considera que debería de existir para
mantener los altos estándares de eficiencia en el trabajo.
d. Competencias individuales y grupales: es el punto clave para conectar todo el proceso
teórico técnico que se ha llevado a cabo hasta ahora con la realidad de la empresa, y
los conocimientos, habilidades, destrezas, comportamientos, actitud y conductas que el
individuo posee y aplica para lograr un desempeño exitoso en su trabajo.
e. Aprendizaje: es la parte de un proceso cíclico, en donde los empleados aprenden y la
organización se beneficia de dicho aprendizaje.
f. Contexto cultural: es el factor que determina el ambiente de la organización generando
las condiciones socio-culturales que permitan elaborar y aplicar el modelo o perfil de
competencias.
g.
Considerar estos seis elementos permite entender en qué organización estamos, las
ventajas que ésta posee, los recursos con los que cuenta y los problemas a los que se
enfrenta, pero además esta información se convierte en el insumo para definir el método a
utilizar para diseñar un modelo o perfil de competencias.
Perfil de Competencias
Con las competencias los individuos deben reflejar las conductas que se requiere para el
éxito futuro de la organización. En la figura 4 se presenta el proceso utilizado para saber
cuáles son las conductas y competencias requeridas por las personas.
Figura 4. Proceso de definición de modelos de competencias. Tomado de “Las
Competencias: Clave para una Gestión Integrada de los Recursos Humanos” por Dalziel,
M. M., Cubeiro, J. C. y Fernández, G.,1996. (p.33)
A continuación se hará una breve explicación del proceso de elaboración del perfil de
competencias:
a. Panel de Expertos
En el panel de expertos se realiza un análisis actual de los retos que enfrenta la
organización representadas en las conductas requeridas. En este panel participan un
grupo de directores especialistas en recursos humanos que tengan conocimientos
suficientes sobre este tema y varios empleados de alta y mediana gerencia, especialistas
Panel de expertos
Identifica
Muestra representativa
Realiza entrevista de incidentes (BEI)
Analisis de datos
Validación
Planificación de aplicaciones
Informe final
en las diversas áreas de la organización y con una visión clara del futuro. Para obtener
este análisis se realiza el siguiente proceso:
1. Buscar los puntos fuertes, débiles, oportunidades, amenazas y factores claves para el
desarrollo y éxito de la organización. En este paso se fijan las metas y retos estratégicos
de la organización para el futuro inmediato.
2. Obtenido las metas y retos estratégicos se procede a crear la misión que tienen que
cumplir cada puesto de trabajo de la organización, estudiado por el panel de expertos.
3. Identificación de las competencias y conductas requeridas por las personas,
basándose en los resultados del paso anterior. Para identificar las competencias se puede
utilizar varias técnicas entre las cuales se tienen: inventario de competencias o un sistema
de expertos, entre otros.
4. Identificación de los empleados de la organización que presentan ya las competencias
y conductas requeridas que se han obtenido por el panel de expertos.
b. Entrevista de Incidentes Críticos (BEI)
La utilización de los perfiles de competencia tiene como finalidad dar a conocer las
conductas que requiere una persona para tener éxito en su desenvolvimiento en el cargo.
Para definir las competencias es necesario tomar ejemplos de conducta de la vida real.
Esto se lleva a cabo mediante una serie de entrevistas de incidentes con cierto número de
personas, que posteriormente se convertirán en una muestra representativa, y que
demuestren el tipo de actuación que el panel de expertos identificó como importantes para
el futuro éxito de la organización.
Las entrevistas de incidentes críticos proporcionan datos suficientes e información para la
identificación de las competencias, y unas descripciones precisas de las conductas
criticas de trabajo en situaciones especificas.
Entre las ventajas que ofrecen las entrevistas de incidentes críticos (BEI) son las
siguientes:
Identificación empírica de competencias superiores o diferentes de las generadas por
los paneles de expertos.
Precisión acerca de lo que son las competencias superiores y de la forma en que
están expresadas en puestos de trabajo y organizaciones concretas (por ejemplo, no sólo
la utilización de la influencia, sino también ejemplos sobre cómo se utiliza la influencia en
una situación específica en el ambiente político de una organización especifica).
Inexistencia de sesgos raciales, de sexo, o culturales: de hecho, el enfoque de
evaluación de las BEI ha sido adoptado por muchas empresas y organizaciones, debido a
que es presumiblemente válido sin presentar ningún sesgo contra candidatos
pertenecientes a minorías. (Dalziel, M.M., Cubeiro, J.C. y Fernández, G., Las
Competencias: Clave para una Gestión Integrada de los Recursos Humanos, 1996,Pág.
35)
c. Análisis de Datos
Todos los datos obtenidos de las entrevistas se analizan con el fin de obtener una clara y
precisa comprensión y descripción de las competencias que serán utilizadas como base
para las aplicaciones de recursos humanos.
d. Validación
El modelo de competencia puede ser válida a través de una segunda serie de entrevistas
de incidentes críticos, aplicado a un nuevo grupo de personas y comprobar si las
competencias identificadas se relacionan con la actuación de los trabajadores como fue
identificada por el panel de expertos
e. Planificación de las Aplicaciones
Con los resultados obtenidos de las entrevistas de incidentes críticos, el análisis de las
mismas y identificadas las competencias, se procede a crear una serie de políticas y
técnicas de recursos humanos para llevar a cabo las competencias identificadas y poder
así cumplir con los objetivos y metas estratégicas planteadas por la organización.
f. Informe Final
Como su nombre lo indica es realizar el informe final del perfil de competencias de los
cargos analizados, con todas las especificaciones. (Dalziel, M.M., Cubeiro, J.C. y
Fernández, G., 1996)
Componentes de un Modelo de Competencias
El modelo de competencias consta de cinco componentes, los cuales son los siguientes:
a. Representación gráfica: en esta se reflejan de manera gráfica y esquemática las
relaciones del modelo, los clusters o grupos de competencias y los nombres de las
competencias.
b. Clusters o grupos de competencias: es una representación sistemáticamente
ordenada del modelo de competencias. En los clusters se agrupan las competencias de
acuerdo a criterios establecidos en el desarrollo del modelo; cada competencia es
agrupada con otras según su naturaleza.
c. Nombre y definición de las competencias: para lograr la efectiva comprensión de las
competencias es importante que tanto el nombre como la definición de la competencia se
realicen de manera clara y precisa, de modo que pueda ser comprensible para todo aquel
que la lea.
d. Indicadores conductuales: los indicadores conductuales o niveles de complejidad,
hacen a las competencias observables o medibles; éstos ayudan a medir algunas de las
formas en que las competencias pueden ser demostradas. En ciertos modelos de
competencias los indicadores conductuales son genéricos, lo cual permite su aplicabilidad
a diferentes funciones dentro de una familia de cargos en particular. También pueden
identificarse indicadores conductuales para puestos específicos de trabajo. Este tipo de
indicadores conductuales permiten desarrollar grupos de trabajo, ya que son fáciles de
transformar en instrumentos de evaluación, por lo que se puede obtener información
sobre las necesidades de entrenamiento.
e. Ejemplo de comportamiento: aún cuando los indicadores conductuales son un
elemento dimensionador de la competencia, en muchos casos no son suficientes para
explicar la misma y logra que esta sea sencillamente comprensible. Cuando esto sucede,
es decir, cuando un indicador conductual no es susceptible de ser comprendido es
necesario apelar a la utilización de ejemplos, traducidos en lo posibles conductas
asociadas a ese indicador conductual.
Para una mayor explicación de los componentes de un modelo de competencias a
continuación se procede a dar un ejemplo del mismo en la figura 5.
Clutsters
Grupo de Competencias: Logro y Acción
Competencias
Indicadores Conductuales
Iniciativa. Implica el
fomento de la creatividad,
la capacidad para hacer
propuestas y crear las
condiciones adecuadas
para que las mismas
puedan llevarse a cabo.
Capacidad de actuar de forma anticipada a los demás,
en hacer, decir o proponer algo
Impulso hacia la innovación
Predisposición para emprender acciones, mejorar los
resultados o crear oportunidades.
Flexibilidad. Facilidad para
adaptarse a los cambios
que sean necesarios
dentro de la dinámica
organizacional
Capacidad de adoptar procesos de dirección que
induzcan a cambios, cuando sean necesarios para poner
en práctica la estrategia de cambios de la organización
Habilidad pata entender y ajustarse a las necesidades
de cambio requeridos por la organización, por el puesto de
trabajo y por una mismo
Nombre y Definición de Indicadores Conductuales
la Competencia
Representación Gráfica
Figura 5. Componentes de un modelo de competencias. Fuente: Elaboración propia
Aplicación del Modelo de Competencia en la Gestión de Recursos Humanos
Como se ha indicado anteriormente las competencias son aquellas que un trabajador
requiere o necesita para desempeñarse eficientemente en su puesto de trabajo.
Como los aspectos generales del modelo de competencia no son nuevos, la misma como
estilo actual de la gestión de recursos humanos provee un enfoque multifacetico
destinado a satisfacer los objetivos empresariales y a desarrollar las habilidades
individuales. Diversos factores claves han puesto de relieve el interés en este concepto
que incluye tanto la planificación estratégica como la estimulación de altos desempeños y
el análisis de resultados, así como la planificación de carreras y la aplicación de planes de
contingencias.
El modelo de competencia tiene aplicaciones en todos los subsistemas que conforman los
recursos humanos y a través de él se puede crear políticas, normas, procedimientos y
técnicas de recursos humanos. En la figura 6 se muestran los diferentes elementos de
una gestión integrada de recursos humanos en torno al modelo de competencias.
Selección y Contratación
Diseño y Evaluación del Evaluación del
Puesto de Trabajo Desempeño
Planes de Valoración del
Carrera Potencial
Planificación de Remuneración
la Sucesión
Formación y Desarrollo
Figura 6. Gestión integrada de recursos humanos en torno a una clara comprensión de
las competencias fundamentales. Tomado de “Las Competencias: Clave para una Gestión
Integrada de los Recursos Humanos” por Dalziel, M.M., Cubeiro, J. C. y Fernández, g.,
1996, (p.36)
A continuación se dará una breve explicación de las incidencias del modelo de
competencias en los distintos procesos de la gerencia de recursos humanos.
a. Selección y Contratación
Todo sistema de selección debe de poseer las siguientes características:
1. Seleccionar al personal más idóneo para desempeñar el cargo vacante
2. No tener ningún tipo de discriminación, por ejemplo: sexo, raza, religión, etc.
3. El costo y eficacia del proceso sea el justificado.
Estas tres características se pueden conseguir a través del diseño e implementación de
un sistema de selección basado en el modelo de competencias. Para llevar a cabo este
sistema, se debe de tener las competencias necesarias para que una persona se
desempeñe eficientemente en el puesto a cubrir.
Modelo de
Competencia
s
Hay Group durante sus años de estudios en las diversas organizaciones a nivel mundial,
ha seleccionado 20 competencias genéricas que deben de ser tomadas en cuenta en el
proceso de selección y están agrupadas en 6 grupos. En el cuadro 3 se detallan dichas
competencias.
Cuadro 3
Competencias genéricas
Grupo de Competencias
Competencia
a. Logro y Acción
Motivación por el logro
Interés por el orden y la calidad
Iniciativa
Búsqueda de información
b. Ayuda y Servicio
Sensibilidad interpersonal
Orientación al servicio al cliente
c. Influencia
Impacto e influencia
Conocimiento organizativo
Construcción de relaciones
d. Gerenciales
Desarrollo de personas
Dirección de personas
Trabajo en equipo y cooperación
Liderazgo
e. Cognitivas
Pensamiento analítico
Pensamiento conceptual
Conocimiento y experiencia
f. Eficacia Personal
Autocontrol
Confianza en sí mismo
Comportamiento ante fracasos
Compromiso con la organización
Fuente: Elaboración propia
b. Diseño y Evaluación de Puestos.
Se establecen los cargos que se necesitarán cubrir y cuanto costarán dichos cargos a la
organización, de tal manera obtener un flujo de trabajo que garantice los objetivos del
negocio de la organización.
c. Evaluación de Desempeño.
Los supervisores y jefes son las personas encargadas de suministrar información
referente al rendimiento de los trabajadores en sus puestos de trabajo e indicando cuáles
son sus potencialidades y sus debilidades.
d. Remuneración.
La organización analizará específicamente como les pagará a las personas de acuerdo a
sus perfiles y competencias, basándose en la equidad interna y el mercado externo, y
tomando en consideración el valor del cargo dentro de la organización, los resultados
obtenidos y la capacidad y talento profesional de los trabajadores.
e. Valoración del Potencial.
Es un estudio detallado de los trabajadores que presentan el potencial más elevado para
ocupar cargos futuros, además de dar pautas para la elaboración de los planes de
carrera, planes de sucesión, etc.
f. Planes de Carrera.
Deben de estar debidamente orientados a lograr un desarrollo efectivo de los individuos
en la organización. Según Dalziel, M.M., Cubeiro, J.C. y Fernandez, G.(1996) el plan de
carrera es un método de desarrollo de futuras aptitudes, que se basa en la colocación de
la persona en puestos de trabajo cuidadosamente estudiados para proporcionarle la
oportunidad de desarrollar las competencias necesarias para puestos más altos (pág.
54)
g. Planes de Sucesión.
Ya sean de carácter formal basados en amplios análisis de datos, o de carácter informal
en la simple percepción de las necesidades futuras, proporcionan elementos claves para
la toma de decisiones acerca del desarrollo del negocio, reorientación de la estructura
organizativa y de los planes de inversión de recursos materiales y financieros. Según
Dalziel, M.M., Cubeiro, J.C. y Fernandez, G.(1996) los planes de sucesión en base a
competencias permiten a una organización determinar las competencias actuales criticas,
necesarias para triunfar en puestos claves, así como las competencias estratégicas
necesarias para el éxito futuro”. (pág. 63)
Con los planes de sucesión se evitará que cuando un alto ejecutivo se retire de la
organización, esta cumpla con sus objetivos y metas, debido a que se cuenta con
personal capacitado para ocupar el cargo vacante, porque se ha puesto en practica los
planes de sucesión.
h. Formación y Desarrollo.
Con los programas de formación y desarrollo aseguran “ la actualización y el desarrollo de
las competencias de las personas para promover los conocimientos técnicos, así como la
conciencia y el compromiso profesional hacia los estándares fijados por la compañía”
(Dalziel, M.M., Cubeiro, J.C. y Fernandez, G., 1996, pág. 49).
Los objetivos que persigue el entrenamiento basado en el modelo de competencias, se
visualizan desde dos puntos de vistas:
a. Desde el punto de vista del individuo: el entrenamiento persigue proporcionar a las
personas la oportunidad de desarrollar aptitudes adecuadas para un óptimo desempeño
de las tareas y responsabilidades inherentes a su cargo, lo que implica:
Facilitar la adecuación del individuo a sus actividades y ambiente de trabajo en
situaciones concretas y en situaciones que ameritan adaptación a nuevas tecnologías a
través del desarrollo del grupo de competencias cognitivas y gerenciales.
Desarrollar actitudes positivas para el desempeño exitoso de los individuos en su
puesto de trabajo por medio del desarrollo de competencias como la confianza en
mismo, autocontrol y motivación al logro.
Permitir mayor movilidad del recurso humano en cuanto a ascensos y transferencias,
aplicando el perfil de entrenamiento para desarrollar competencias requeridas para
puestos de trabajo futuros o desarrollo de planes de carrera.
Satisfacer la demanda del personal en lo que atañe al autodesarrollo y formación
mediante el desarrollo de competencias como la iniciativa, conocimiento organizativo,
conocimientos técnicos, experiencia, etc.
Preparar a la persona para que participe proactiva y responsablemente en el
mejoramiento continuo de sistemas y procesos de trabajo, a través del desarrollo de
competencias relacionadas con la motivación al logro, iniciativa, compromiso con la
organización, conocimiento técnico.
b. Desde el punto de vista de la organización, el entrenamiento persigue reducir los
costos, lo que implica que:
Reducir costos laborales a través de la adecuación de las destrezas del trabajador con
el tiempo requerido para la ejecución eficaz de una tarea.
Reducir costos de materiales ya que al entrenar o capacitar utilizando un perfil de
entrenamiento elaborado sobre la base del modelo de competencias, se evita que el
individuo ejecute la tarea dos veces, pues el modelo permite ubicar aquellas deficiencias
que verdaderamente el individuo debe fortalecer.
Reducir costos generales de administración por medio de la creación de un clima
psicológico que oriente a las actividades de cada empleado hacia la consecución de
objetivos de la organización, ya que la elaboración del perfil de entrenamiento basado en
competencias, debe tomar en cuenta el ambiente organizacional, para adecuar el
entrenamiento al entorno y necesidades reales de la organización.
La gestión de recursos humanos se verá beneficiada con el modelo de competencias,
pues mejora el desarrollo de los recursos humanos, permitiendo identificar aquellos
empleados que tienen mayor potencialidad, y servir a su vez como instrumento para los
planes de carrera y sucesión en la organización. Además de producir un impacto notable
en la productividad y motivando al personal, lo cual se refleja en las utilidades de las
organizaciones.
Se espera hoy en a, que la gerencia de recursos humanos participe activamente en los
procesos de cambio y se encargue de comunicar abierta y claramente lo que está
sucediendo en la organización, ayudar a construir una organización flexible con capacidad
de adaptación y asegure las conductas necesarias para fortalecer la cultura
organizacional.
El modelo de competencia otorga a la gerencia de recursos humanos una función
directiva, un rol más activo, una eficiencia operativa, orientada a la transformación y al
cambio, dedicado a desarrollar el talento de los miembros de la organización y capaz de
facilitar la comunicación entre los diversos niveles.
De lo anteriormente mencionado se presenta en el siguiente capítulo la propuesta de un
instrumento de detección de necesidades de entrenamiento basado en el modelo de
competencias.
5. Propuesta
En este capítulo se presentará la propuesta de un instrumento de detección de
necesidades de entrenamiento basado en el modelo de competencias y el mismo está
constituido por el titulo, síntesis descriptiva, objetivos, diseño del instrumento y metas
propuestas.
Titulo
Diseño de un Instrumento de Detección de Necesidades de Entrenamiento basado en el
Modelo de Competencia para el personal que labora en la Asociación de Profesores de la
Universidad Central de Venezuela (APUCV) y del Instituto de Previsión del Profesorado
de la Universidad Central de Venezuela (IPP de la UCV).
Síntesis Descriptiva
Una organización es un sistema de acción social que satisface necesidades sociales y
está integrado por recursos tecnológicos, materiales, financieros y humanos, que
interactúan para proporcionar bienes o servicios. Los tres (3) primeros tipos de recursos
son, hasta cierto punto, fácilmente predecibles, detectables o medibles, pero no sucede lo
mismo con los recursos o factor humano.
Sería muy difícil encontrar a una persona que se ajuste exactamente a las necesidades,
los requerimientos o el perfil de un puesto de trabajo, y que tenga la experiencia, los
conocimientos, las habilidades y las actitudes que en cantidad y calidad dicho puesto
requiere.
Es justamente de esta premisa de donde surge la necesidad de adecuar o complementar,
en pequeña o gran escala, los conocimientos, las habilidades y las actitudes que una
persona posee para desarrollar de manera eficiente y productiva el puesto de trabajo que
se le asigne en una organización.
Todos los factores mencionados son de suma importancia para detectar necesidades de
entrenamiento que se efectúan en la organización, ya que nos proporcionan los indicios o
síntomas para identificar las diferencias que puedan existir entre lo que las personas en
una organización deberían realizar y lo que en realidad hacen.
Desde este punto de vista, el modelo de competencia se convierte en el medio idóneo
para enlazar los supuestos descritos con el entrenamiento. El modelo de competencia
aporta al entrenamiento una serie de métodos y técnicas que permiten fortalecer en el
individuo aquellas competencias claves para alcanzar un excelente desempeño. La
comparación entre el modelo de competencia y las competencias que realmente posee el
individuo ponen de manifiesto la brecha resultante entre el desempeño actual y el que
debería ser, logrando de esta forma identificar las necesidades de entrenamiento a ser
cubiertas.
Objetivos
El Instrumento de Detección de Necesidades de Entrenamiento basado en el Modelo de
Competencias tiene los siguientes objetivos:
a. Determinar las necesidades de entrenamiento que presenta el personal de la
Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela y del Instituto de
Previsión del Profesorado de la Universidad Central de Venezuela, para desarrollar
conocimientos y destrezas requeridos para mejorar su nivel de desempeño.
b. Consolidar esta información para diseñar un Plan Anual de Entrenamiento dirigido al
personal que labora en la Asociación de Profesores de la Universidad Central de
Venezuela y del Instituto de Previsión del Profesorado de la Universidad Central de
Venezuela.
Diseño del Instrumento
El instrumento diseñado para detectar las necesidades de entrenamiento cuenta con dos
(2) secciones; la primera sección se solicita datos del supervisor y la segunda datos del
empleado.
En La sección de Datos del Supervisor, se solicita las siguientes informaciones:
1. Compañía. Indique la compañía a la cual está adscrito
2. División o Departamento. Indique la División o Departamento a su cargo
3. Apellidos y Nombres. Señale su primer apellido e inicial del segundo y su primer
nombre e inicial del segundo
4. Cargo. Señale la denominación de su cargo
5. Frecuencia con que evalúa al trabajador. Marque con una (x) en la casilla
correspondiente: F= Frecuentemente, R= Regular, E= Esporádicamente, N= Nunca
En la sección Datos del Empleado, se solicita las siguientes informaciones:
6. Apellido y Nombre. Escriba el primer apellido y el primer nombre del empleado a
evaluar
7. Cédula de Identidad. Anote el número de la Cédula de Identidad del empleado
8. Cargo que desempeña. Indique el cargo que desempeña el empleado
9. Nivel del Cargo. Marque con una (x) en la casilla correspondiente: Adm. =
Administrativo, Asis. = Asistencial, Doc. = Docente
10. Fecha de Ingreso. Anote el día, mes y año correspondiente a la fecha de ingreso a la
institución
11. Antigüedad en el cargo. Indique el tiempo que tiene el empleado desempeñando el
cargo actual
12. Nivel Educativo. Marque con una (x) el nivel educativo finalizado, título obtenido y/o ha
obtener e indicar si está estudiando actualmente el empleado
13. Evaluación de Eficiencia. Marque con una (x) si su supervisado ha sido objeto de
evaluación de eficiencia. En caso afirmativo, indique la fecha de la última evaluación y el
resultado del mismo, E = Excelente, MB = Muy Bueno, B = Bueno, R = Regular, D =
Deficiente
14. Conocimiento sobre el Instituto de Previsión y/o Asociación de Profesores. Marque
con una (x) el grado de información que tiene el empleado sobre la estructura, políticas,
normas, procedimientos, etc., de la Institución y/o Asociación. Justifique su respuesta en
la casilla de Observaciones, en caso de que haya señalado (Poco) o (No).
15. Entrenamiento recibido desde su ingreso en la institución. Señale la denominación de
las actividades de entrenamiento recibido por el empleado en la institución, instructor y/o
institución responsable del mismo, fecha y duración de la actividad de entrenamiento
16. Principales funciones o tareas que realiza el empleado. Enumere las funciones o
tareas más importantes que realiza su supervisado y marque con una (x) el nivel de
dominio de la misma, E = Excelente, B = Bueno, R = Regular, D = Deficiente
17. Competencias. De acuerdo con las especificaciones del cargo de su supervisado,
marque con una (x) el nivel de desempeño, E = Excelente, B = Bueno, R = Regular, D =
Deficiente, NA = No Aplica
18. Necesidades de Entrenamiento Detectadas. Señale las necesidades de entrenamiento
detectadas de acuerdo con las competencias
19. Entrenamiento sugerido. Señale el entrenamiento sugerido en función de las
necesidades de entrenamiento detectadas. Marque con una (x) la prioridad 1er = Primer
Trimestre, 2do = Segundo Trimestre, 3er = Tercer Trimestre, 4to = Cuarto Trimestre.
Marque con una (x) el horario del mismo, HT = Horario de Trabajo, FT = Fuero del
Horario, M = Mixto
20. Observaciones. Señale cualquier observación
21. Firma del Empleado. Estampe su firma en señal de muestra de veracidad de los datos
suministrados e indique la fecha
22. Firma del Supervisor. Estampe su firma en señal de aprobación y indique la fecha
23. Firma de la Oficina de Recursos Humanos. Estampe su firma en señal de aprobación
y indique la fecha
Metas Propuestas
Entre las metas que se persiguen con la siguiente propuesta son las siguientes:
a. Mejorar la comunicación entre supervisor y supervisado, a través del intercambio de
información relacionadas con las necesidades detectadas.
b. Aplicar el instrumento de Detección de Necesidades de Entrenamiento basado en el
Modelo de Competencia, para obtener información precisa y veraz de las necesidades de
cada empleado, con el fin de elaborar el Plan Anual de Entrenamiento.
c. Estimular el desarrollo profesional integral del personal que conforma las instituciones.
d. Garantizar que el personal amplie su nivel de conocimientos, habilidades y destrezas
incrementándose así el nivel de productividad de las instituciones.
e. Garantizar que el personal cuente con las competencias requeridas para desempeñar
eficientemente sus funciones y cumplir con los objetivos y metas de la organización.
En el siguiente capítulo se expondrá la importancia de la detección de necesidades de
entrenamiento basada en el modelo de competencia.
6. Destacar la importancia de la detección de necesidades de entrenamiento con el
enfoque de competencias
La importancia del entrenamiento ha sido comprobada por el trabajador y por la
organización experimentando en ambos casos grandes ventajas. En el trabajador, el
entrenamiento es superación constante y para la organización adquiere un carácter
significativo cuando éste se trasforma en mejoras, crecimiento, innovación, cambios,
calidad y productividad.
Teóricamente, este proceso podría describirse como un ciclo en el que la organización
recibe estos beneficios en la medida que crea las oportunidades para que sus empleados
reciban el entrenamiento que necesitan. En realidad, factores como el desarrollo
constante de la tecnología, la globalización, la inestabilidad en el mercado mundial, en fin,
los cambios que actualmente nos muestra un agitado entorno han modificado los criterios
bajo los cuales venía desarrollando el intercambio entrenamiento trabajador,
entrenamiento organización.
Estos cambios exigen de la organización tomar como ventaja competitiva el conocimiento
y como el verdadero recurso al trabajador, transformando lo que éste piensa, sus
expectativas y necesidades en una fuente inagotables de información sobre el entorno y
el ambiente reinante en la empresa.
Por otro lado, el individuo debe adoptar un rol activo dentro de la organización dejando el
rol pasivo que había estado representando en el proceso de enseñanza aprendizaje. El
trabajador debe involucrarse en este proceso planteándose un aumento de la
responsabilidad en su trabajo para optar a mayores niveles de innovación y creación en el
mismo; todo esto en función del crecimiento personal y el alcance de posiciones de mayor
nivel en la organización.
Las necesidades de entrenamiento conforman el grupo de conocimientos, habilidades,
aptitudes y destrezas que el individuo no posee, y que deben ser aprendidos por éste con
la finalidad de lograr un desempeño de éxito en su cargo.
La detección de estas necesidades constituye la primera y más importante fase del
proceso de entrenamiento basado en competencia, ya que es en esta etapa donde se
realiza el diagnóstico, que consiste en identificar en el trabajador las deficiencias
presentes y las futuras de acuerdo a las expectativas de la organización, así como sus
potencialidades; datos esenciales para la creación y desarrollo de cualquier plan que la
organización inicie con estos fines.
Debe tenerse en cuenta que el cumplimiento y efectividad de esta fase depende
básicamente de la correlación que exista entre las necesidades individuales y las
políticas, visión, misión, objetivos y metas de la organización.
Desde este punto de vista, el modelo de competencia se convierte en el medio idóneo
para enlazar los supuestos descritos con el entrenamiento. El modelo de competencia
aporta al entrenamiento una serie de métodos y técnicas que permiten fortalecer en el
individuo aquellas competencias claves para alcanzar un excelente desempeño. La
comparación entre el modelo de competencia y las competencias que realmente posee el
individuo ponen de manifiesto la brecha resultante entre el desempeño actual y el que
debería ser, logrando de esta forma identificar las necesidades de entrenamiento a ser
cubiertas.
Conocer cuáles son esas necesidades a través de la teoría de las competencias brinda a
la empresa la oportunidad de fijar conceptos más claros sobre aspectos específicos de
conocimientos, la conducta, actitudes, habilidades, motivaciones, rasgos de carácter, y
destrezas involucradas directamente en las funciones y tareas que realiza el individuo en
su trabajo. Esto permitirá que los planes de entrenamiento que se elaboren persigan fines
más concretos obteniendo resultados a corto y mediano plazo, evitando que los objetivos
de dicho plan se desvíen hacia áreas difíciles de desarrollar, perdiendo de esta manera
recursos.
Más allá de los beneficios que para la organización pueda tener el reconocimiento de las
competencias y su aplicación en el proceso de entrenamiento, está la comprensión de las
mismas por parte del trabajador quien debe percibirlas e identificarlas como una parte de
mismo, y a relacionarlas con el desempeño y enriquecimiento de su trabajo. En este
proceso el entrenamiento funge como facilitador, orientado a la formación del individuo
hacia situaciones especificas que requieren la presencia de determinadas competencias;
cuando esto ocurre es que ambas partes - trabajador y organización se unen y se
benefician del mismo proceso.
7. Conclusiones
En función del análisis de la bibliografía consultada, se derivan las siguientes
conclusiones:
La importancia de un sistema de entrenamiento eficiente radica en que éste permite al
personal de la empresa desempeñar sus actividades con el nivel de eficiencia requerido
por sus puestos de trabajo, lo cual consecuentemente, contribuye a su autorrealización y
al logro de los objetivos organizacionales.
Antes de la elaboración y ejecución de un plan de entrenamiento, es un requisito
indispensable efectuar una eficaz detección de necesidades de entrenamiento, de tal
manera que sea posible obtener información precisa y veraz sobre quienes deben ser
entrenados y en cuáles aspectos o áreas.
El modelo de competencia, a pesar de ser un tema que se mantiene en el tapete en los
últimos años, existía ya desde 1960 una corriente interesada en este aspecto, y no fue
sino hasta 1973 con Douglas McClelland que logro concretarse. Este modelo se basa en
una serie de características que están relacionadas con un desempeño superior en un
puesto de trabajo, y así como los conocimientos, las habilidades y la experiencia son
importantes, existen también otras características como los rasgos, motivos, aptitudes que
si bien son difíciles de detectar son también necesarias para lograr dicho desempeño.
El modelo de competencias de recursos humanos es susceptible de ser aplicado en
cualquiera de las actividades de la administración de recursos humanos, y debido a la
interrelación que mantienen entre dichas actividades, los beneficios que reporta el
modelo al ser aplicado en algunos de los subsistemas de la administración de recursos
humanos, se agrega a los otros subsistemas, se forma una especie de cadena de
beneficios entre ellos.
Al aplicar el modelo de competencia en el entrenamiento del recurso humano se debe
llevar a cabo un análisis de los requerimientos de los cargos y una evaluación de la fuerza
laboral, con el propósito de saber con qué personal cuenta la organización y estar
informado sobre cuáles serán los posibles candidatos para ascensos o transferencias
futuras.
La aplicación del modelo de competencia en la detección de necesidades de
entrenamiento permite elaborar un perfil de entrenamiento adecuado a las necesidades
reales de los individuos en el desempeño de su cargo, pero además se puede detectar
potencialidades de los trabajadores con desempeño superior, lo cual puede ser
aprovechado por la organización en el desarrollo de planes.
Recomendaciones
De las conclusiones obtenidas en el presente estudio se presentan las siguientes
recomendaciones:
En toda organización resultará beneficioso, tanto para el trabajador como para la
empresa, planificar y mantener acciones destinadas al desarrollo de habilidades y
destrezas del individuo, con el propósito de incrementar la eficiencia demostrada en el
desempeño de su puesto de trabajo y por ende al cumplimiento de las metas y objetivos
de la organización.
Toda organización debe de llevar a cabo el proceso de detección, utilizando para ello un
instrumento de detección de necesidades de entrenamiento, que se adapte a las
características de la organización, esto permitirá conocer el entrenamiento que requiere
cada empleado, de una manera objetiva y adaptada a la realidad de su desempeño y
progreso dentro de la organización.
De manera muy evidente, se ha demostrado que los cambios han comenzado a tener un
impacto en las organizaciones, ante esta realidad surge la necesidad de adoptar nuevos
enfoques que contribuyan al éxito empresarial y especialmente en la gestión de la
gerencia de recursos humanos, incorporar el proceso de competencia como modelo de
transformación organizacional que permita sobrevivir a las organizaciones en este mundo
tan cambiante.
El modelo de competencia debe ser concebido dentro de las organizaciones, como una
herramienta clave que facilitará la gestión global de la gerencia de recursos humanos. La
idea es que las competencias se conviertan en vehículo de comunicación acerca de los
valores de la organización, lo cual podrá contribuir a lograr una cultura en la que se
aprecie y valore positivamente a las personas, lo cual representa el recurso más valiosos
de todas las empresas.
Las organizaciones para competir exitosamente en este mundo, se hace necesario que
ellas vean al entrenamiento de su fuerza laboral de una manera distinta, en donde el
individuo asuma una mayor responsabilidad por su propio desarrollo, convirtiéndose en
actor de su proceso de aprendizaje y de la definición de sus propias necesidades en
función de los requerimientos de su cargo dentro de las organizaciones.
Llevar a cabo el proceso de detección de necesidades de entrenamiento basado en el
modelo de competencias, con la comparación entre dicho modelo y las competencias que
realmente posee el individuo ponen de manifiesto la brecha resultante entre el
desempeño actual y el que deberá ser, logrando de esta forma identificar las necesidades
de entrenamiento a ser cubiertas y por ende tanto el trabajador como la organización se
benefician con este proceso..
8. Bibliografía
Amaro Guzmán, Raymundo (1990). Administración de Personal, Editorial Limusa,
México
Chiavenato, Idalberto (1995). Administración de Recursos Humano.Editorial
MacGraw-Hill. México
Craig, Robert y Bittel, Lester. (1989). Manual de Entrenamiento y Desarrollo de
Personal. Asociación Americana para Entrenamiento y Desarrollo (ASTD),Editorial Diana.
México
Dalziel, M. M., Cubeiro, J. C. y Fernandez, G. (1996). Las Competencias:Clave de una
Gestión Integrada de los Recursos Humanos. (2ª de.).Ediciones Deusto. España
Grados, Jaime A. (1999). Capacitación y Desarrollo de Personal. Editorial Trillas.
México
Gomez-Mejías, Luis, David B. Balkin y Robert L. Cardy. (1997). Gestión de Recursos
Humanos. Editorial Prentice Hall. España
Levy Leboyer, Claude. (1997). Gestión de las Competencias, Ediciones Gestión
2000, S.A., Barcelona, España
McGehee, William y Thayer, Paul. (1986). Capacitación, adiestramiento y
Formación profesional. Editorial Limusa. México.
Nuñez, Jorge (1997). Competencias Recursos Humanos: Aplicación de las
Competencias en los Procesos de Recursos Humanos. Calidad Empresarial, 22-25
Oficina Central de Personal de la Presidencia de la República (OCP). (1982)
Serie de Adiestramiento.( Detección de Necesidades), Documento No.3. Caracas
Reza Trosino, Jesús Carlos (1998). Cómo Diagnosticar las Necesidades De
Capacitación en las Organizaciones. Editorial Panorama, México
Rodriguez, Mauro y Patricia Rodriguez. (1991). Capacitación Efectiva.Editorial
McGraw-Hill, México
Sikula, Andrew F. Y Mckenna., Jhon F.. (1992). Administración de Recursos
Humanos. Editorial Limusa. México
Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez, Vice-rectorado
Académico, Decanato de Postgrado. (julio-1998). Componente de Sintesis:
Orientaciones para la elaboración del Informe Final.(3era. ed.).Caracas: Autor. Material
mimeografiado Universidad Pedagógica Experimental Libertador, Vicerrectorado de
Investigación y Postgrado. (1998,Julio). Manual de Trabajo de Especialización y
Maestría y Tesis Doctorales. Caracas: Autor. Material mimeografiado.
VILLEGAS, José Manuel. (1988). Administración de Personal, Editorial Texto,
S.R.L. Caracas.
9. Anexo
APUCV IPP DE LA UCV
OFICINA DE RECURSOS HUMANOS
FORMULARIO PARA LA DETECCION DE NECESIDADES
DE ENTRENAMIENTO
( FORMA A- 001)
Este instrumento tiene como objetivo:
1. Determinar las necesidades de capacitación y/o entrenamiento que presenta el
personal de la Asociación de Profesores y del Instituto de Previsión del Profesorado de la
Universidad Central de Venezuela, para desarrollar conocimientos y destrezas requeridas
para mejorar su nivel de desempeño
2. Consolidar esta información para diseñar el Plan Anual de Entrenamiento dirigido al
personal administrativo, asistencial y docente de las instituciones, de allí que se le
agradece cumplir con las instrucciones siguientes:
Lea detenidamente cada una de las preguntas antes de contestarlas
Escriba con letra de imprenta y en bolígrafo de color negro o azul
Responda todas las preguntas
Llene un instrumento de detección de necesidades de adiestramiento por cada
empleado bajo su supervisión
Al entregarle los instrumentos de detección de necesidades tiene un (1) mes para ser
devuelto a la Oficina de Recursos Humanos
Lea el Instructivo anexo, para consultar alguna duda
Gracias por su colaboración
APUCV IPP DE LA UCV
OFICINA DE RECURSOS HUMANOS
INSTRUCTIVO PARA EL LLENADO DEL FORMULARIO DE
DETECCION DE NECESIDADES DE ENTRENAMIENTO
( FORMA A- 001 )
DATOS DEL SUPERVISOR
1. Instituto. Indique la compañía a la cual esta adscrito
2. División o Departamento. Indique la División o Departamento a su cargo
3. Apellidos y Nombres. Señale su primer apellido e inicial del segundo y su primer
nombre e inicial del segundo
4. Cargo. Señale la denominación de su cargo
5. Frecuencia con que evalúa al trabajador. Marque con una (x) en la casilla
correspondiente: F=Frecuentemente, R=Regular, E=Esporádicamente, N= Nunca
Datos Del Empleado
6. Apellido y Nombre. Escriba el primer apellido y el primer nombre del empleado a
evaluar
7. Cédula de Identidad. Anote el número de la Cédula de Identidad del empleado
8. Cargo que desempeña. Indique el cargo que desempeña el empleado
9. Nivel del Cargo. Marque con una (x) en la casilla correspondiente: Adm. =
Administrativo, Asis. = Asistencial, Doc. = Docente
10. Fecha de Ingreso. Anote el día, mes y año correspondiente a la fecha de ingreso a la
institución
11. Antigüedad en el cargo. Indique el tiempo que tiene el empleado desempeñando el
cargo actual
12. Nivel Educativo. Marque con una (x) el nivel educativo finalizado, título obtenido y/o ha
obtener e indicar si esta estudiando actualmente el empleado
13. Evaluación de Eficiencia. Marque con una (x) si su supervisado ha sido objeto de
evaluación de eficiencia. En caso afirmativo, indique la fecha de la última evaluación y el
resultado del mismo, E = Excelente, MB = Muy Bueno, B = Bueno, R = Regular, D =
Deficiente
14. Conocimiento sobre el Instituto de Previsión y/o Asociación de Profesores. Marque
con una (x) el grado de información que tiene el empleado sobre la estructura, políticas,
normas, procedimientos, etc., de la Institución y/o Asociación. Justifique su respuesta en
la casilla de Observaciones, en caso de que haya señalado (Poco) o (No).
15. Entrenamiento recibido. Señale la denominación de las actividades de entrenamiento
recibido por el empleado en la institución, instructor y/o institución responsable del mismo,
fecha y duración de la actividad de adiestramiento
16. Principales funciones o tareas que realiza el empleado. Enumere las funciones o
tareas más importantes que realiza su supervisado y marque con una (x) el nivel de
dominio de la misma, E = Excelente, B = Bueno, R = Regular, D = Deficiente
17. Competencias. De acuerdo con las especificaciones del cargo de su supervisado,
marque con una (x) el nivel de desempeño, E = Excelente, B = Bueno, R = Regular, D =
Deficiente, NA = No Aplica
18. Necesidades de Entrenamiento Detectadas. Señale las necesidades de entrenamiento
detectadas de acuerdo con las competencias
19. Entrenamiento sugerido. Señale el entrenamiento sugerido en función de las
necesidades de entrenamiento detectadas. Marque con una (x) la prioridad 1er = Primer
Trimestre, 2do = Segundo Trimestre, 3er = Tercer Trimestre, 4to = Cuarto Trimestre.
Marque con una (x) el horario del mismo, HT = Horario de Trabajo, FT = Fuero del
Horario, M = Mixto
20. Observaciones. Señale cualquier observación
21. Firma del Empleado. Estampe su firma en señal de muestra de veracidad de los datos
suministrados e indique la fecha
22. Firma del Supervisor. Estampe su firma en señal de aprobación y indique la fecha
23. Firma de la Oficina de Recursos Humanos. Estampe su firma en señal de aprobación
y indique la fecha
APUCV IPP DE LA UCV
OFICINA DE RECURSOS HUMANOS
FORMULARIO DE DETECCION DE NECESIDADES DE ENTRENAMIENTO
( FORMA A-001)
DATOS DEL SUPERVISOR:
1- Institución:
2. División o Departamento:
3- Apellidos y Nombres:
4- Cargo:
5- Frecuencia con que evalúa al trabajador: F ____ R ____ E ____ N ____
DATOS DEL EMPLEADO
6- Apellido y Nombre
7- Cédula de Identidad:
8- Cargo que desempeña:
9- Nivel del cargo: Adm. ___ Asis. ___
Doc. ___
10- Fecha de Ingreso:
11- Antigüedad en el cargo actual:
12- Nivel Educativo
Nivel
Finalizó
Título Obtenido y/o ha obtener
Estudiand
o
No
No
Primaria
Secundaria
Técnico Medio
Técnico Superior
Universitario
Post Grado
13- Su supervisado ha sido objeto de Evaluación de Eficiencia:
No
Fecha de su última evaluación: / /
Resultado obtenido:
Exc
.
Mb
B.
Reg
.
Def.
14- Conocimiento sobre el Instituto de Previsión y/o Asociación de Profesores de la UCV
Aspecto
Poco
No
Observaciones
a) Estructura organizativa de la institución
b) Políticas de la institución
c) Misión, visión, metas y objetivos de la
institución
d) Normas y Procedimientos de la institución
e) Reglamentos, Leyes, Convenios de la
institución
f) Conocimiento de las Cláusulas del Convenio
Colectivo de Trabajo
g) Estructura organizativa de su departamento
h) Objetivos y metas de su departamento
i) Programas prioritarios de su departamento
15- Entrenamiento recibido desde su ingreso a la institución
Denominación de la Actividad
Instructor y/o Institución
Período
Fecha
Duració
n
16- Principales funciones o tareas que realiza el empleado
Nivel de
Dominio
E
B
R
D
17- Competencias
Competencias
Nivel de
Desempeño
E
B
R
D
NA
Orientación de Servicio al Usuario. Capacidad para prestar servicio al
público en forma cortes y diligente e informar veraz y oportunamente
sobre lo solicitud requerida por el usuario
Establecimiento de Relaciones. Capacidad de establecer relaciones, crear
y mantener contactos amistosos con personas cuya colaboración es
necesaria para el éxito de la organización
Trabajo en Equipo. Capacidad de trabajar colaborando en grupos
multidisciplinarios. Ser capaces de entender, tener expectativas positivas y
comprensión respecto a los demás, aportando y aceptando ideas de otros
que conlleven a la consecución de metas y objetivos comunes
Dirección de Personas. Capacidad de confiar a los demás lo que es
necesario hacer y lograr que esto se cumpla, teniendo siempre en mente
el cumplimiento de los objetivos y metas de la organización
Pensamiento Analitico. Capacidad de comprender las situaciones y
resolver los problemas a base de separar sus partes y meditar sobre ellas
en forma lógica y sistematica
Conocimiento y Experiencia. Capacidad para aplicar y utilizar el
conocimiento técnico adquirido a través de la educación, estudio y
experiencia correspondiente, de una manera efectiva
Motivación por el Logro. Preocupación por trabajar bien y por compartir
para superar un estándar de excelencia, vencer los obstaculos, aceptar
riesgos calculados y lograr metas establecidas por la organización
Delegar Responsabilidades. Capacidad de confiar en las habilidades y
conocimientos de los trabajadores, asigando responsabilidades
necesarias para el cumplimiento de las actividades y objetivos de
desempeño del cargo.
Desarrollo de Personal. Capacidad de reconocer las necesidades de
desarrollo de conocimientos y habilidades de las personas bajo su
supervisión y emprender acciones eficaces para mejorar el talento y las
capacidades de éstos.
18- Necesidades de Entrenamiento detectadas de acuerdo con las competencias
Necesidades Detectadas
19- Entrenamiento Sugerido
Entrenamiento Sugerido
Prioridad
Horario
1er
2do
3er
o
4to
HT
FT
M
20- Observaciones
21- Empleado 22- Supervisor 23- Oficina de
Recursos Humanos
Firma: _________________ Firma: ______________ Firma: _____________
Fecha: _________________ Fecha: ______________ Fecha: _____________
Dedicatoria
A Dios y a todos los Santos por estar siempre a mi lado
A mis padres, quienes con su esfuerzo y voluntad sembraron en mi el ánimo, deseo e
interés por superarme cada día más y lograr las metas y objetivos trazados
Agradecimientos
Por su contribución durante el desarrollo y culminación del presente estudio, expreso mi
más sincero agradecimiento:
A mi Asesor Dra. Gertrudis García quién me brindó su orientación, colaboración,
apoyo y experiencia para cumplir con los objetivos propuestos
A la Sra. Dalía Jaramillo, Jefe de la Oficina de Recursos Humanos del Instituto de
Previsión del Profesorado de la Universidad Central de Venezuela, por su colaboración y
apoyo en la realización del presente estudio
A todo el personal que labora en la Asociación de Profesores de la Universidad
Central de Venezuela y del Instituto de Previsión del Profesorado de la Universidad
Central de Venezuela por la colaboración prestada
A mi familia por su apoyo incondicional al momento de trazarme y culminar mis metas
y objetivos
A todas aquellas personas que de una u otra forma contribuyeron para cumplir con mis
objetivos y metas propuestas.
Resumen
Este estudio se inserta en la nea de investigación Gerencia de Recursos Humanos de la
Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez, en el Programa Procesos de
Recursos Humanos, Subprograma de Desarrollo y Retención, específicamente en los
estudios sobre el proceso de detección de necesidades de entrenamiento basado en el
modelo de competencia
Las organizaciones modernas deben considerar como meta prioritaria en sus planes
organizacionales, disponer de recursos humanos capacitados, con unas competencias
altamente desarrolladas que les permitan avanzar al mismo ritmo que los cambios
científicos y tecnológicos, lo cual contribuye a incrementar la productividad de la
organización. En este sentido, el modelo de competencia aporta al entrenamiento una
serie de métodos y técnicas que permiten fortalecer en el individuo aquellas competencias
claves para alcanzar un excelente desempeño. La comparación entre el modelo de
competencias y las competencias que realmente posee el individuo ponen de manifiesto
la brecha resultante entre el desempeño actual y el que debería ser logrado, de esta
forma identifica las necesidades de entrenamiento a ser cubiertas. La finalidad del
presente estudio se centra en la propuesta de un instrumento de detección de
necesidades de entrenamiento basado en el modelo de competencia. En su contenido se
revisaron definiciones de entrenamiento, objetivos, importancia y como está constituido el
Subsistema de entrenamiento. Asimismo se describió el proceso de detección de
necesidades de entrenamiento y el modelo de competencia. Posteriormente se presenta
la propuesta y la importancia de la detección de necesidades de entrenamiento basado en
competencia y finalmente las conclusiones y recomendaciones.
Descriptores: Entrenamiento, Proceso de Detección de Necesidades de Entrenamiento y
el Modelo de Competencias
Trabajo enviado por:
Lic. María C. De Sousa De R.
mdsousa@hotmail.com
Asesor:
Dra. Gertrudis García
Caracas, Mayo 2001
Republica Bolivariana De Venezuela
Universidad nacional experimental Simon Rodriguez
Vice-rectorado academico
Decanato de postgrado
ANÁLISIS DE NECESIDADES DE ENTRENAMIENTO BASADO EN EL MODELO DE
COMPETENCIAS

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
De Sousa De R María C.. (2003, octubre 31). Entrenamiento de personal basado en competencias laborales. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/entrenamiento-de-personal-basado-en-competencias-laborales/
De Sousa De R, María C.. "Entrenamiento de personal basado en competencias laborales". GestioPolis. 31 octubre 2003. Web. <http://www.gestiopolis.com/entrenamiento-de-personal-basado-en-competencias-laborales/>.
De Sousa De R, María C.. "Entrenamiento de personal basado en competencias laborales". GestioPolis. octubre 31, 2003. Consultado el 25 de Mayo de 2015. http://www.gestiopolis.com/entrenamiento-de-personal-basado-en-competencias-laborales/.
De Sousa De R, María C.. Entrenamiento de personal basado en competencias laborales [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/entrenamiento-de-personal-basado-en-competencias-laborales/> [Citado el 25 de Mayo de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de ter-burg en Flickr

También en Talento