Enseñanza de la inteligencia espiritual

  • Otros
  • 10 minutos de lectura

Desde la visión del Dr. Ramón Gallegos la inteligencia espiritual alude a la condición esencial del ser humano, es decir al hecho innegable de que somos seres espirituales viviendo una experiencia humana.

La inteligencia espiritual, dado el desarrollo del conocimiento, tiene como antecedente la racionalidad instrumental, representada por la prueba que mide el coeficiente intelectual, desarrollada por Binet, en donde la inteligencia es definida primordialmente en términos lógico-matemático-verbal y cuyo propósito es el desarrollo técnico del mundo.

Posteriormente el concepto se dimensiona y surge la teoría de las inteligencias múltiples propuesta por Gardner quien señala 8 tipos de inteligencias, igualmente valida una que otra.

En la actualidad, con las enseñanzas del Dr. Ramón Gallegos resurge la inteligencia espiritual que por primera vez permite establecer un orden holárquico en un modelo de 3 niveles de la inteligencia, por orden de importancia

El primer nivel es básico, es una visión uniforme, se trata de una inteligencia emocional subhumana que incluye a los animales, corresponde al ojo de la carne, es una inteligencia prerracional, preoperacional, instintiva y comprende los impulsos y las sensaciones.

Surge a principios de 1900 y declina en la década de los 80s, el concepto nace de la visión cientificista industrial de la época, por lo que valora prácticamente solo el aspecto racional instrumental de la consciencia, es decir, la capacidad lógico-matemática y la capacidad verbal, habilidades que la cultura de dicho periodo requería para el desarrollo de las fábricas, la industria y la tecnología, aspectos que además dominaron casi por completo el quehacer científico.

Constituyó un esquema que sostuvo y aun sostiene al modelo estandarizado de la educación

El segundo nivel de inteligencia pertenece al ojo de la razón, incluye al anterior y lo trasciende, por ende su importancia es también mayor al del básico, es exclusivo del ser humano, se basa en el pensamiento lógico-matemático-verbal, es el intelecto, lo cognitivo, es usado primordialmente para controlar y medir el mundo, es una inteligencia cultural, social. Se desarrolla en los últimos 20 años del siglo pasado

En 1967 con el proyecto Zero, académicos de la universidad de Harvard, inician el desarrollo de una visión plural de la inteligencia, cuyo representante primordial fue Howard Gardner con su “teoría de las inteligencias múltiples” quien reconoce diferentes facetas, potenciales y estilos cognitivos, esta visión plural incluía por primera vez aspectos no cognitivos y describe 8 inteligencias:

Gadner considera que la sociedad sobrevalora la inteligencia lógico-matemática y lingüística, mismas que no aseguran el éxito profesional y social pues para ello se requiere de otros tipos de inteligencia, de tal manera que es común que el estudiante más sobresaliente en el salón de clases no lo sea en el ámbito profesional, menos en la vida misma ni en lo espiritual.

Este enfoque considera que la inteligencia es una pluralidad de habilidades que trabajan en conjunto para la solución de problemas y la creación de productos que una comunidad determinada valora, sin cuestionar si dicha comunidad esta o no en lo correcto

Desde esta visión, el objetivo de las escuelas es desarrollar integralmente las ocho inteligencias, sin valorar ninguna sobre otra, considerando primordialmente que cada alumno tiene sus propios intereses y capacidades y que no es posible aprender todo lo que existe, de esta forma el quehacer del educador se enriquece pues le exige formar al alumno en una pluralidad de capacidades y con una educación personalizada

Es necesario mencionar el trabajo desarrollado por Daniel Goleman sobre inteligencia emocional, que a su decir, es importante por la tendencia mundial de las nuevas generaciones a tener mas conflictos emocionales y a la depresión, sin embargo, no deja de ser una habilidad más.

Si bien estos enfoques son importantes no nos dan una visón integral ni dan cuenta de la totalidad, todas son parcialidades que se presentan por separado sin orden, sin jerarquías, sin niveles, sin dimensiones y no favorecen el desarrollo de la consciencia

La visión holista nos dice que la verdadera inteligencia es la conciencia de honrar la vida en todas sus manifestaciones, de preservarla usando el discernimiento holista y es de aquí de donde surge la inteligencia espiritual.

El tercer nivel es la inteligencia espiritual, es la inteligencia superior de la conciencia, es el nivel más importante, la facultad de mayor valor, incluye y trasciende a los niveles anteriores; comprende las partes, las integra, las ordena, las armoniza y las ubica en el nivel y dimensión del contexto holárquico al que pertenecen.

Corresponde al ojo de la contemplación, es de uso exclusivo del ser humano, su base es la sabiduría y es nuestra capacidad de visión holista de la realidad profunda, nuestra capacidad de comprender significativamente las totalidades, de espiritualizar la vida, de vivir desde la consciencia de lo que realmente somos, con ella, nuestros problemas de sentido y significado de la vida son resueltos exitosamente, es la única que nos hace ser verdaderamente éticos con nosotros mismos, con los demás y con la vida toda.

En educación holista la inteligencia espiritual es el concepto ordenador mas importante pues nos lleva al amor universal, es una herramienta primordial en el impulso de la evolución de la conciencia; sin esta consciencia no es posible hablar de inteligencia

Hasta fines del siglo XX, el quehacer científico, la preocupación de la cultura, de la economía, de la política, de la sociedad en su conjunto, había sido el desarrollo externo y había dejado de lado el mundo interno subjetivo, se ensimismo en la necesidad de control, dominio y transformación de la naturaleza, es decir se enfoco sólo en el mundo externo, con terribles resultados que no podemos ignorar, desastres que además de exigir pronta atención, requieren no tan solo detenerlo y repararlo si no recuperar lo perdido, regresar el equilibrio, la salud la integridad al planeta y al ser humano.

Por otro lado este desastre pone totalmente al descubierto la mutación que del kosmos se ha hecho y la importancia fundamental de ese lado subjetivo, de ese aspecto intrínseco del ser humano, su condición trascendente de ser un ser fundamentalmente espiritual viviendo una experiencia humana.

Es también gracias a este lamentable estado en que la humanidad y el planeta se encuentra que mucha gente empezó a buscar a salidas, soluciones diferentes a la problemática vivida, fue así como se retomó la filosofía perenne.

Poco a poco se fue fortaleciendo el pensamiento holista, ganando adeptos cada día; en la actualidad se trata ya de un movimiento sólido, firme y muy activo que cuenta con grupos, con pequeñas células actuando al interior de los diferentes ámbitos de realidad, de los distintos países del mundo: espiritual, social, cultural, económico, político; el que nos ocupa en este momento, y que dada su importancia se le pone especial énfasis, es la educación.

Aun en la actualidad casi la totalidad de las escuelas, desde las públicas a las privadas, del mayor al menor nivel funcionan bajo un sistema tradicional, donde la relación alumno-profesor es de sujeto objeto, donde los problemas fundamentales de los alumnos no son considerados en absoluto, un lugar donde los profesores acuden por la necesidad de una fuente de ingresos económicos. El interés primordial son las calificaciones, lo administrativo, la metodología, la estandarización, el desarrollo tecnológico y material, continua parada en el nihilismo y hedonismo.

Es urgente que las escuelas se transformen en verdaderas comunidades de aprendizaje, éticas, integrales, donde sea la espiritualidad la fuente que las nutra, lugares donde impere el amor, el genuino interés por los demás, donde todos aprendan, con verdadera comunicación, con sinergia, que relacione todo con todo, un lugar que permita dar respuesta simultanea a los tres grandes dilemas de la humanidad; el problema material, el problema social y el problema espiritual.

La complejidad de la sociedad ha hecho que el concepto de educación se amplíe, que incluya la felicidad, el desarrollo: emocional, moral, humano y sobre todo el desarrollo espiritual.

Actualmente se trabaja en la construcción de una síntesis educativa que permita comprender el proceso educativo desde un estadio superior, en donde la educación establezca nexos fuertes, claros y explícitos con los diversos ámbitos de desarrollo de la sociedad.

Para el siglo que inicia, desde la visión holista se consideran 4 tipos de aprendizaje:

  • Aprender a aprender, a desarrollar la capacidad de discernimiento,
  • Aprender a hacer, a construir, a transformar su realidad
  • Aprender a vivir juntos, a ser interdependientes con respeto, paz, amor y armonía
  • Aprender a ser, este aprendizaje es el más importante porque nos remite directamente a la espiritualidad; el desarrollo espiritual de los seres humanos es la mayor, si no es que la única, labor de la verdadera educación.

En el despliegue de este maravilloso arte que es la espiritualidad, son fundamentales los cuestionamientos sobre nosotros mismos, sobre lo que somos en realidad y cual es nuestra verdadera naturaleza, así como nuestro hacer en este mundo.

La filosofía perenne es la idónea para responder dichas incógnitas, afirma que esencialmente somos pura espiritualidad, pura conciencia. Esta concepción es totalmente compatible con el estado laico pues marca la diferencia crucial entre religión y espiritualidad.

La religión esta organizada en iglesias, bajo un sistema de creencias, cuya base es la fe, el dogma, la autoridad. La espiritualidad no tiene relación con ninguna iglesia o institución, no son dogmas, creencias ni tradiciones.

Es vivencia, es experiencia directa, meditativa, contemplativa, mística, experiencia que surge en la interioridad del ser humano, que trasciende los sentidos y la mente y puede ser verificable por la filosofía perenne.

La espiritualidad es universal, va de lo egocéntrico a lo Kosmocéntrico, de lo personal a lo universal, de lo mió a lo nuestro, nos lleva a un sentimiento de pertenencia al Kosmos como un todo unificado, es confianza en la benevolencia de la vida, unidad común y compartida.

Es orden interno que nos genera, amor universal, responsabilidad, ecuanimidad, tranquilidad, humildad, prudencia, gozo, paciencia, libertad, etc.

Tiene un profundo sentido curativo, va a la raíz del sufrimiento humano para sanar el alma

Es presencia plena y creativa en la sociedad

Es respeto por la diversidad humana

Es la búsqueda de genuino dialogo, de consenso de significados comunes con que enfrentar los dilemas sociales

Tres principios fundamentales

1.- El sufrimiento puede terminar.

2.- Tienes la capacidad de hacerlo.

3.- Es tu responsabilidad.

Premisas básicas

  • El espíritu existe, el absoluto existe.
  • El espíritu está dentro de nosotros.
  • No nos percatamos porque estamos dormidos.
  • Hay una salida para este estado de inconsciencia.
  • Si seguimos una salida llegamos a un renacimiento a una iluminación.
  • Esta experiencia marca el final del sufrimiento, conduce a la compasión hacia todos los seres.

Niveles de practica espiritual

  • Religión prepersonal: regresiva, prerracional.
  • Religión personal racional: consuela, adopta, apoya, sostiene.
  • Religión transpersonal: filosofía perenne, amor universal, espiritualidad.

La espiritualidad se basa en asumir la responsabilidad de la propia iluminación, es transcultural, no tiene fronteras, es perenne, nos permite indagar en las profundidades del ser, acepta la concepción de Dios sea cual sea o la ausencia de la misma.

La inteligencia espiritual es una capacidad antiquísima con visos de modernidad, como ya se mencionó sus raíces están enclavadas en el pensamiento místico trascendental. En el budadharma del sur de Asia se le llamó vipassana o capacidad de discernir, de conocer la realidad tal cual es, mas allá del raciocinio mecanicista

La vipassana es la capacidad de conocer la realidad profunda desde la serenidad de una mente ecuánime, sin condicionamientos, es una visión cabal, integral, es una visión holista que nos introduce en el proceso de evolución de la conciencia, pues permite el fácil discernimiento de lo verdadero de lo falso, nos conduce al descondicionamiento. Es la única meditación genuinamente budista, la que Buda uso para su iluminación y que posteriormente transmitió a sus discípulos.

Dado que la inteligencia espiritual esta ligada incondicionalmente a los valores humanos e intrínsecamente actúa éticamente se le conoce también como inteligencia moral, aunque lo moral no sea precisamente espiritual. Lo importante es que tiene un sentido moral y no se presta a ser instrumento de cualquier fin, de hecho su finalidad es iluminar espiritualmente al ser humano, es el despliegue de la comprensión del valor de toda vida y todo ser humano; es la capacidad de conocernos a nosotros mismos directa y creativamente, reconociendo nuestra naturaleza espiritual.

Usamos la inteligencia espiritual para clarificar posibilidades no realizadas, para trascender el materialismo de la vida, para entender el sufrimiento humano y ponerle fin, es el acceso y uso de sentido, visión y valores para pensar y tomar decisiones responsables, es la capacidad para conducir bien la propia vida tomando el control y la responsabilidad de los pensamientos, sentimientos, acciones, y valores, decidiendo la manera de responder a los eventos de la vida, la capacidad de tener en balance los propósitos materiales y el desarrollo emocional, intelectual y espiritual de tal manera que podamos ser felices a pesar de las circunstancias y no a causa de ellas.

El desarrollo de la inteligencia espiritual requiere una práctica integral cuyo corazón ha sido, es y será la práctica meditativa, entendiéndola en sentido amplio como la práctica de la atención plena, práctica del discernimiento silencioso, de la percatación de lo que es.

El Dr. Ramón Gallegos Nava nos dice que la inteligencia espiritual es la capacidad de resolver los retos de la vida sin crear sufrimiento en los demás ni en uno mismo. Solo quien respeta la vida de todos los seres, que cuida de nuestro hogar planetario y orienta sus acciones en bien de toda la familia humana puede ser inteligente en sentido espiritual.

Bibliografía

  • Gallegos Nava Ramón (2000) El espíritu de la educación. Integridad y trascendencia en educación holista. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
  • Gallegos Nava Ramón (2001) La educación del corazón. Doce principios para las escuelas holistas. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
  • Gallegos Nava Ramón (2001) Educación holista. Pedagogía del amor universal. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
  • Gallegos Nava Ramón (2001) Una visión integral de la educación. El corazón de la educación holista. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
  • Gallegos Nava Ramón (2001) Diálogos holistas. Educación holista y filosofía perenne I. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
  • Gallegos Nava Ramón (2003) Aprender a ser. El nacimiento de una nueva conciencia espiritual. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
  • Gallegos Nava Ramón (2003) Comunidades de aprendizaje. Transformando las escuelas en comunidades que aprenden. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
  • Gallegos Nava Ramón (2003) Pedagogía del amor universal. Una visión holista del mundo. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
  • Gallegos Nava Ramón (2004) Sabiduría, amor y compasión. Educación holista y filosofía perenne II. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
  • Gallegos Nava Ramón (2004) El Camino de la filosofía perenne. Educación holista y filosofía perenne III. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
  • Gallegos Nava Ramón (2005) Educación y espiritualidad. La educación como práctica espiritual. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
  • Gallegos Nava Ramón (2007) Inteligencia espiritual. Más allá de las inteligencias múltiples y emocional. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Holista Fundación. (2014, mayo 23). Enseñanza de la inteligencia espiritual. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/ensenanza-de-la-inteligencia-espiritual/
Holista, Fundación. "Enseñanza de la inteligencia espiritual". GestioPolis. 23 mayo 2014. Web. <http://www.gestiopolis.com/ensenanza-de-la-inteligencia-espiritual/>.
Holista, Fundación. "Enseñanza de la inteligencia espiritual". GestioPolis. mayo 23, 2014. Consultado el 11 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/ensenanza-de-la-inteligencia-espiritual/.
Holista, Fundación. Enseñanza de la inteligencia espiritual [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/ensenanza-de-la-inteligencia-espiritual/> [Citado el 11 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de qthomasbower en Flickr