Educación y mercado de trabajo, causas de su baja correlación

La separación entre los perfiles y los principios que imperan en la educación y los valores precisos para fomentar la innovación y crear mayores niveles de progreso, resulta evidente. Se precisa adecuar, a través de procesos innovadores, la oferta de la educación con las necesidades del mercado de trabajo, como apuesta a medio plazo para mejorar la competitividad y la productividad de las empresas.

Esta aparente paradoja entre lo que se enseña, en términos de conocimiento y destrezas, y lo que se necesita para fomentar la innovación, esperanza de un futuro mejor, tanto a nivel personal como empresarial, queda evidenciada en la conferencia de Fernando de la Rosa titulada Reinventing Business Education, que puedes ver a continuación.

Fernando lo expone en términos de una aparente contradicción. Resulta preocupante tener una de cada cinco personas, en edad y disposición de trabajar, en paro con perspectivas de que se conviertan en 1 de cada 4. La cuestión de fondo planteada es saber qué responsabilidad de esta situación es achacable al mundo de los negocios y en qué medida el sistema educativo y más específicamente la educación para la gestión (business), es corresponsable de la misma.

El sistema educativo está en un “limbo”: produce gente no lo suficientemente generalista como para saber un poco de todo, ni lo suficientemente especialista como para dominar una determinada tarea, disciplina,… el sistema educativo y sus productos o output está en medio. Los licenciados ni son verdaderos especialistas ni generalistas. Ni lo uno ni lo otro:

a. La generación mejor preparada de la historia no tiene correlación con el mejor nivel de vida o bienestar de la historia.

¿Quiere decir que más y mejor formación no implica mejor posición, seguridad y perspectivas de futuro?

b. Tampoco hay correlación entre lo que se pide a las empresas y el tipo de educación que se da a la gente.

Cuando acabas la carrera, si te quieres integrar en el mundo laboral has de estudiar la parte específica de tu disciplina o del contenido de tus labores.

Lo que la empresa necesita y lo que el sistema educativo ofrece son cosas distintas. No hay encaje entre lo ofrecido y lo precisado.

Así la empresa necesita:

  1. Innovación

    Hacer cosas diferentes para obtener resultados diferentes.

  2. Productividad

    Obtener el máximo rendimiento de una determinada estructura de producción de bienes o servicios.
  3. Resultados

    Caen las ventas,… hay que obtener mejores resultados para satisfacer las exigencias de los stakeholders, es decir de los intereses en torno a la empresa: propietarios, trabajadores, proveedores, clientes, sociedad,…

El sistema educativo ofrece:

1. Educación e innovación

Desde la educación no se fomenta la innovación, ni la creatividad. Si Innovar:

  • Es lo mismo que equivocarse (es decir 99% de errores y 1% de aciertos); el sistema educativo actual ofrece lo contrario, 99 % de aciertos y 1% de errores, cuando la tasa de errores supere el mínimo permitido se suspende la materia.
  • Precisa que todos pensemos diferente como un medio para poder solventar los problemas actuales-à la educación homogeneiza, empaqueta el conocimiento y fomenta la uniformidad. Por ejemplo ¿por qué se paga a todos los profesores por igual, cuando no todos aportan el mismo valor añadido a los alumnos? ¿por qué no hacerlo en función de su desempeño y de la evaluación del mismo?

2. Educación y productividad

La educación consiste en comprar tiempo: 5 años de carreras, tantas horas de master,…

Debería de ser “si tienes algo mejor que hacer, no estés aquí” , si puedes generar más valor en otro sitio, no estés aquí;…

3. Educación y resultados

Las empresas piden resultados y el resultado de la Educación es un papel: el título. En su lugar cada uno al terminar sus estudios debería de tener un plan. Tengo claro mi modelo de negocio; sé lo que quiero hacer y cómo lo voy a hacer.

Existe por tanto un GAP, un diferencial entre necesidades del mercado y productos de la educación que conducen a un cambio. La cuestión como siempre reside en la velocidad de cambio (cuán rápido se va a producir el mismo).

¿Cuál es la solución por tanto para adecuar la oferta y demanda, los perfiles derivados del sistema educativo y los principios a implantar para que las empresas sean innovadoras y exitosas?

En una entrada posterior veremos los Factores del Cambio y las posibles soluciones aplicables a esta situación.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Beristain Iñaki. (2012, marzo 30). Educación y mercado de trabajo, causas de su baja correlación. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/educacion-y-mercado-de-trabajo-causas-de-su-baja-correlacion/
Beristain, Iñaki. "Educación y mercado de trabajo, causas de su baja correlación". GestioPolis. 30 marzo 2012. Web. <http://www.gestiopolis.com/educacion-y-mercado-de-trabajo-causas-de-su-baja-correlacion/>.
Beristain, Iñaki. "Educación y mercado de trabajo, causas de su baja correlación". GestioPolis. marzo 30, 2012. Consultado el 31 de Agosto de 2015. http://www.gestiopolis.com/educacion-y-mercado-de-trabajo-causas-de-su-baja-correlacion/.
Beristain, Iñaki. Educación y mercado de trabajo, causas de su baja correlación [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/educacion-y-mercado-de-trabajo-causas-de-su-baja-correlacion/> [Citado el 31 de Agosto de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de pathenson en Flickr