Educación de la sexualidad en la secundaria básica de Cuba. Una vía para potenciar la formación integral de los estudiantes

LA EDUCACIÓN DE LA SEXUALIDAD EN LA
SECUNDARIA BÁSICA: UNA VÍA PARA
POTENCIAR LA FORMACIÓN INTEGRAL DE
LOS ESTUDIANTES
AUTOR: JOSÉ RAÚL HERNÁNDEZ GONZÁLEZ
INTRODUCCIÓN
La educación cubana, fundamentada en la misión histórica y en los intereses de la clase
obrera, tiene como fin formar a las nuevas generaciones y a todo el pueblo en la
concepción científica del mundo, es decir, la del materialismo dialéctico e histórico,
desarrollar plenamente las capacidades intelectuales, físicas y espirituales del individuo
y fomentar en él, elevados sentimientos humanos y gustos estéticos, convertir los
principios ideológicos, políticos y de la moral comunista en convicciones personales y
hábitos de conducta diaria, formar en resumen, un hombre libre y culto, apto para vivir
y participar activa y concientemente en la edificación del socialismo y del comunismo.
En los centros educacionales se desarrolla y fortalece el trabajo de Educación para la
Salud con el objetivo de lograr comportamientos y estilos de vida saludables,
contribuyendo a una sexualidad responsable y a la prevención de la infección por el
Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y otras infecciones de transmisión sexual
(ITS), sustentando cada tarea que se realiza en el respeto de las diferencias, diversidad
de género y en el estímulo a la participación y compromiso de educadores y estudiantes.
Proteger la salud de los adolescentes mediante la prevención, es una forma de lograr la
eficiencia en la calidad de la enseñanza; aunque la sexualidad no ocupa, ni debe ocupar,
el primer lugar en la vida del hombre, sí ocupa un importante papel, no sólo en lo
referente a lo reproductivo y a la conservación de la especie, sino, como fuente de
placer, de realización personal y con la felicidad, también puede ser fuente de tensiones,
causante de enfermedades y de un gran sufrimiento, si no es bien orientada.
A criterio de autores como Ruiz, X. (1995); Gibert, W. (1997); Rabelo, A. (1999);
Ortega, F. (2004); entre otros, han abordado la necesidad de utilizar procedimientos
desarrolladores para un aprendizaje consciente, que facilite la creatividad y aflore la
riqueza imaginativa que identifica a los adolescentes, coincidiendo en que la sexualidad
es una compleja y rica manifestación vital, que se construye, se vivencia, crece, se
comparte, se proyecta y expresa en todas las dimensiones existenciales: el individuo, la
pareja, la familia y la sociedad.
Actualmente la escuela como institución, y la Secundaria Básica en particular, cuentan
con una concepción científica metodológica para trabajar en función de la educación de
la sexualidad de los adolescentes, sin embargo, se aprecian dificultades en este proceso,
pues ésta aún no resulta lo suficientemente integradora en sus acciones, para promover
una adecuada formación y desarrollo de esta esfera de la personalidad, a través de todo
el sistema de actividades docentes y extradocentes que forman parte del proceso docente
educativo.
Las investigaciones realizadas en este campo: Castro, P L. (2002); González, A. y
Castellanos, B. (2003); Ramírez, G. (2007); entre otros, proponen alternativas para
enfocar la sexualidad, desde su preparación y desarrollo, con un carácter instructivo y
educativo, con el empleo frecuente de métodos que propicien la participación activa y
protagónica de los adolescentes, tanto en actividades docentes como extradocentes.
A partir del estudio realizado en la profundización del Proceso de Educación Sexual en
la Secundaria Básica actual y teniendo como aspectos significativos para el mismo; el
diagnóstico realizado, se pudo arribar a las siguientes insuficiencias: dificultades en el
dominio de conceptos básicos relacionados con la Educación Sexual por parte de los
estudiantes; inadecuados modos de actuación en los que se ven reflejados los
estudiantes ante la protección de las ITS/VIH/SIDA; pobre trabajo de la escuela como
centro de promoción de estilos de vida sanos; carencia de una estrategia educativa
definida para el trabajo de la Educación Sexual en la escuela; insuficientes actividades
que se desarrollan relacionadas con la Educación Sexual y para la salud e insuficiente
preparación de los profesores para el tratamiento de los temas de Educación Sexual.
En correspondencia con lo anteriormente planteado se define como objetivo de
investigación: fundamentar la importancia del desarrollo de los conocimientos sobre las
ITS/VIH/SIDA en los estudiantes de 9no grado de Secundaria Básica.
La importancia de esta investigación radica en se fundamenta la importancia del
desarrollo de los conocimientos sobre las ITS/VIH/SIDA; en tanto condiciona el
perfeccionamiento de su proceso formativo, que resulta eficaz en la promoción del
desarrollo humano.
DESARROLLO.
El proceso de desarrollo de la Educación Sexual es una representación simplificada de
la realidad que se manifiesta en torno a este proceso; la misma facilita considerar solo
algunas de sus aspectos esenciales y hacer un análisis de ellos desde el punto de vista
formativo y pedagógico en el contexto de la Secundaria Básica. El análisis realizado
permitió revelar las siguientes características:
El tratamiento a la educación de la sexualidad en la Secundaria Básica, siempre se ha
sustentado en el principio de la interdisciplinariedad, con tránsito por diferentes
enfoques, en un momento inicial marcadamente biologicista, en otro, se combina lo
biológico con aspectos psicológicos de la personalidad, hasta llegar a un enfoque más
integral, un enfoque personológico, humanista crítico de la sexualidad.
Se trabajó la Educación Sexual sin tener en cuenta el carácter diferenciado de la
escuela como institución que promueve desde la propia concepción del currículo y las
potencialidades de los diferentes contextos (familia, escuela, comunidad y
organizaciones políticas y de masas) un trabajo sostenible y diferenciador en el
tratamiento a la Educación Sexual de las nuevas generaciones.
Se incorporan estrategias de integración cada vez más eficaces aunque resulta
insuficientemente logrado el nivel al que se aspira a partir de considerar la Educación
Sexual como un recurso esencial en la formación general.
El tratamiento a Educación Sexual estuvo centrado desde lo curricular, sin aprovechar
suficientemente las potencialidades de las actividades extradocentes y extraescolares.
Desde una perspectiva filosófica se asume que para el conocimiento, la práctica juega
un papel esencial como base de este, donde el hombre adquiere toda su experiencia; en
la misma medida en que conoce y transforma la realidad, se estimula su pensamiento y
le permite penetrar en la esencia de los fenómenos.
Desde el punto de vista psicológico: el Enfoque Socio- Histórico- Cultural, de L. S.
Vigotsky, permite analizar que la Educación Sexual se sustenta por su condicn social,
ya que la misma no nace, sino se hace. En lo correspondiente a la Zona de Desarrollo
Próximo se asume además, la unidad de lo afectivo, lo cognitivo y lo conductual en el
proceso de formación y desarrollo de la personalidad, manifestándose esta cuando el
alumno al valorar el contenido que emerge de la actividad propuesta a partir del
enunciado y su contenido, ve la importancia de insertarse en ella para explicar un
hecho, un fenómeno de la vida y poder actuar de manera práctica en correspondencia
con lo que se pretende realizar.
A partir del punto de vista sociológico se asume la necesidad de establecer la
especificidad de colocar a las y los adolescentes como grupo social heterogéneo y los
educadores como grupo socio-profesional y la integración de la escuela, la familia, la
comunidad y los demás factores educativos.
Desde lo pedagógico se asumen los principios, categoría, leyes y tendencia de esta, y la
contextualiza al Proceso de Educación Sexual desde la aplicación del Enfoque
Alternativo y Participativo y la concepción de la actividad extradocente.
Las actividades extradocentes elaboradas están dirigidas al desarrollo de los
conocimientos, intereses de los estudiantes y a propiciar el incentivo por el trabajo
investigativo donde se evidencia la búsqueda activa del conocimiento por parte de
estos.
Se cumple la unidad de lo instructivo, lo educativo y desarrollador, el carácter científico
e ideológico, el carácter colectivo e individual de la educación, etc. (Pedagogía, 1984:
49).
La Concepción sobre la Educación Sexual de Chacón, N. (2000) propicia comprender
a la Educación Sexual con un carácter instructivo de todos los elementos y factores que
intervienen, como mecanismo de significación social positiva, que permite al individuo
su desarrollo personal a partir de las relaciones que establece este con otros sujetos en
un contexto social históricamente determinado y los valores morales como expresión
suprema de los sentimientos de amor más puros y profundos, así como de merecimiento
mutuo de la pareja.
La Teoría General de los Sistemas partiendo del hecho de que cada acción o actividad
es un eslabón de la cadena del sistema, las actividades tienen que reunir un sistema de
criterios científicos, ideológicos y metodológicos, es decir, tiene que hacer un todo
armónico desde el punto de vista de los objetivos, del contenido, de los métodos y de las
medidas organizativas necesarias para la enseñanza (Pedagogía. Colectivo de autores:
285).
Según Carlos Álvarez de Zayas (1999), un sistema: es un conjunto de componentes
interrelacionados entre sí desde el punto de vista estático y dinámico, cuyo
fundamento está dirigido al logro de determinados objetivos”. Definición
comprendida y asumida dado los aspectos que revela en para poder comprender la
propuesta orientada al desarrollo de la Educación Sexual en los estudiantes,
particularizando en el conocimiento sobre las ITS/VIH/SIDA.
CONCLUSIONES.
El Proceso de Educación Sexual en la Secundaria Básica; a pesar de que
encuentra en la teoría los aspectos que propician la comprensión y explicación del
fenómeno objeto de estudio, aún persiste una fragmentación entre el contenido de la
Educación Sexual y las potencialidades que brindan las actividades extradocentes para
el desarrollo de los conocimientos en los estudiantes.
BIBLIOGRAFÍA
Álvarez de Zayas, Carlos M. Didáctica de la escuela en la vida. __Ciudad de la Habana. Ed.
Pueblo y Educación, 1999.
Castillo Suárez, S. (1997). Hacia una sexualidad responsable y feliz para la familia… [et.al]. La
Habana. Pueblo y Educación.
Castro Alegret, Pedro L. (2006). Preparar a la familia para la Educación Sexual y la prevención
del VIH/SIDA.__ La Habana. Ed: Pueblo y Educación.
Castro Alegret, Pedro L. (2007). Educación en la Prevención del VIH/SIDA en el Sistema
Nacional Escolar. __La Habana. Ed: Pueblo y Educación.
Castro Espín, Mariela. (2002). El Programa Nacional de Educación Sexual en la estrategia
cubana de desarrollo humano. En revista Sexología y Sociedad. Centro Nacional de Educación
Sexual (CENESEX). La Habana No. 20. 2002.
González Hernández, Alicia y Castellanos Beatriz. (1993). La educación sexual alternativa
frente a la educación sexista. Publicaciones CESOFTE. La Habana.
González Hernández, Alicia. (1998). Hacia una sexualidad responsable y feliz: para maestros de
Secundaria Básica. Parte I y II. La Habana. Pueblo y Educación.
González Hernández, Alicia. (2002). La educación de la sexualidad en tiempos de cambio: una
mirada al contexto escolar. En Revista Sexología y Sociedad. Centro Nacional de
Gibert, W. Aprender enseñar y vivir es la clave. __La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 1997.
Educación Sexual (CENESEX). La Habana. No. 20.
Programa Director de Promoción y Educación para la Salud en el Sistema Nacional de
Educación. (1999). La Habana. Pueblo y Educación.
Ramírez, G. Estrategia metodológica para la Educación Sexual en la formación de los
estudiantes de la Carrera de Ciencias Humanística en la Facultad de Media Superior. Tesis en
opción al Título Académico de Máster en Investigación Educativa. Instituto Pedagógico
Latinoamericano y Caribeño, 2007.
Torres, B. (2008). La sexualidad en la adolescencia. ¿Amiga o enemiga?. La Habana. Científico
Técnico.
Torres, María y López, Ana B. (2006). ¿Quieres saber sobre ITS/VIH/SIDA? 100 preguntas y
respuestas. Ministerio de Educación.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Hernández González José Raúl. (2017, Enero 17). Educación de la sexualidad en la secundaria básica de Cuba. Una vía para potenciar la formación integral de los estudiantes. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/educacion-la-sexualidad-la-secundaria-basica-cuba-una-via-potenciar-la-formacion-integral-los-estudiantes/
Hernández González, José Raúl. "Educación de la sexualidad en la secundaria básica de Cuba. Una vía para potenciar la formación integral de los estudiantes". GestioPolis. 17 Enero 2017. Web. <http://www.gestiopolis.com/educacion-la-sexualidad-la-secundaria-basica-cuba-una-via-potenciar-la-formacion-integral-los-estudiantes/>.
Hernández González, José Raúl. "Educación de la sexualidad en la secundaria básica de Cuba. Una vía para potenciar la formación integral de los estudiantes". GestioPolis. Enero 17, 2017. Consultado el 22 de Febrero de 2017. http://www.gestiopolis.com/educacion-la-sexualidad-la-secundaria-basica-cuba-una-via-potenciar-la-formacion-integral-los-estudiantes/.
Hernández González, José Raúl. Educación de la sexualidad en la secundaria básica de Cuba. Una vía para potenciar la formación integral de los estudiantes [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/educacion-la-sexualidad-la-secundaria-basica-cuba-una-via-potenciar-la-formacion-integral-los-estudiantes/> [Citado el 22 de Febrero de 2017].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de wolfsavard en Flickr