El amero. ¿Vía para seguir con la supremacía norteamericana y sobrevivir a la crisis financiera internacional?

Autor: Ernesché Rodríguez Asien

Macroeconomía

09-09-2008

La hegemonía norteamericana, consiste, en esencia, en mantener el poder económico, político y social de los Estados Unidos sobre el resto del mundo.

Ya no se puede hablar de competencia económica y comercial entre países, sino de competencia entre regiones. La Triada del Poder Económico, que la protagoniza, Estados Unidos, Japón y Unión Europea, se sostiene sobre todo a partir de la competencia tecnológica y comercial, sin contar además con que son los líderes en los mercados financieros internacionales.

La interdependencia es cada vez mayor entre los bloques regionales y por ende una afectación en uno de ellos se hace notar de inmediato en el resto, un ejemplo de ello lo tenemos en la crisis financiera internacional actual.

Las características del mercado internacional de hoy difieren en algunos aspectos del de hace algunos años, ya que existe un mayor desarrollo en la fuerzas productivas y un incremento de la concentración del capital cada vez más creciente en manos de unos pocos. Karlos Marx no se equivocaba cuando decía que la contradicción fundamental del capitalismo es el carácter cada vez más privado de la apropiación y el carácter cada vez más social de la producción. Una vez más se comprueba que la teoría económica de Marx mantiene su vigencia y resurge como el ave fénix para muchos que lo habían olvidado.

La internacionalización de capital en la actualidad abarca varias dimensiones, como son la producción, el comercio, las comunicaciones, la cultura, las finanzas, los servicios, la sociedad, la política y la ideología.

El acelerado crecimiento de la globalización tiene varias causantes fundamentales. Las más destacadas son:

• El crecimiento de la exportación del capital
• El aumento de la anarquía del capital financiero en los mercados
• Gran salto tecnológico a nivel mundial
• Incremento de los vínculos en el comercio internacional
• Predominio de la ideología neoliberal.

Han sucedido también varias crisis simultáneas, de características diversas pero que forman parte de una sola crisis o gran crisis sistémica del mundo globalizado.

Los problemas globales contemporáneos, lejos de desaparecer se acrecientan y en todo ello los polos del poder juegan un poder importante.

En la desesperación de ser los primeros y los mejores, Estados Unidos hace todo lo posible por mantenerse en el poder mediante infinidad de formas, pero hay una que apenas se conoce y que está a la sombra para salir cuando tenga alguna oportunidad, estamos hablando de una moneda común para América del Norte, el llamado AMERO.

De cómo surgió la idea de crear una moneda común del norte.

A pesar de que se habla muy poco de ello y que se tiende a pensar que solamente es una conspiración del gobierno de los EE.UU., la creación de una moneda única para América del Norte llamada AMERO, es un plan que viene gestándose desde hace mucho tiempo atrás. La idea para una unión monetaria en Norteamérica fue propuesta por primera vez en 1999 por el economista canadiense Herbert Grubel, fundador del Instituto Fraser de ciencia económica.

Entre quienes propusieron la idea del Amero figuran el C.D. Howe Institute y el Fraser Institute de Canadá, además del Centro de Investigación para el Desarrollo A.C. (CIDAC) de México. En marzo de 2005 se realizó una reunión en la Universidad de Baylor, en Wako, Texas (EEUU), entre los presidentes George Bush (USA), Vicente Fox (México) y el primer ministro canadiense Paul Martin para acordar llevar a cabo este plan, a escondidas de los Parlamentos de sus respectivos países. El ex candidato republicano Jonn McCain lo aprobó.

A este plan algunos expertos lo han llamado el TLC- Ultra, otros lo denominan el Súper-Nafta, siendo la idea de crear una versión americana de la Unión Europea. La moneda circularía inicialmente en los países del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El Amero sustituiría al dólar americano, al dólar canadiense y al peso mexicano. Bajo el plan propuesto, los billetes y monedas en circulación de la nueva unidad monetaria, llamada tentativamente “AMERO”, llevará sus símbolos propios en un lado y los emblemas nacionales de cada país en otro, para conservar así símbolos importantes de la entidad nacional.

La estrategia para instaurar esta moneda común, es inducir o aprovechar una crisis del sistema económico americano, para tener el pretexto ante la opinión pública estadounidense de su instauración. Lo curioso de todo esto es que el documento en el cual se firmó para llevar a cabo esta moneda, fue de forma secreta entre los tres países.

El plan para arrancar con esta Unión Monetaria de América del Norte está previsto para el 1 de enero del 2010.

Estructura para el funcionamiento del amero.

La conversión de las respectivas monedas nacionales a amero se determinará a un tipo de cambio que deje inalterado el ingreso real de cada país, su riqueza y su competitividad internacional prevalecientes en el momento de la conversión.

La creación de un Banco Central de América del Norte, al igual que el Banco Central Europeo, tendrá una constitución que sólo lo hará responsable del mantenimiento de la estabilidad de los precios y no del pleno empleo de la mano de obra. Los tres países en la unión tendrán representantes en los cuerpos directivos del Banco en proporción a su tamaño relativo, en términos de algún promedio ponderado de población e ingreso nacional, con ponderadores que se determinaría mediante negociación entre las partes.

Los Bancos Centrales de los países miembros serán sustituidos por el Banco Central de América del Norte. Las operaciones de este banco serán regidas por un similar a la del Banco Central Europeo haciéndolo responsable de la estabilidad de los precios.

La Junta de Gobierno del Banco Central América del Norte se integrará por ciudadanos de Canadá, los Estados Unidos y México postulados por sus respectivos gobiernos en una proporción que refleje su importancia económica relativa así como su población. Tal como en Europa, la membresía en la Unión Monetaria requiere que los países no incurran en déficit presupuéstales persistentes.

Los billetes y monedas del amero tendrán en común diseños abstractos en el anverso, que serán los mismos en los tres países. Se imprimirían y acuñarían en cada uno de ellos según su propia demanda y mostrarán los símbolos nacionales que elija cada país en el reverso.

Más dependientes de Estados Unidos los países integrantes

Ejemplos hay más que suficientes para saber que cualquier unión económica, comercial y monetaria con EEUU, implica un sometimiento a las trasnacionales y perder la soberanía nacional. ¿Se beneficiaría México de esta unión monetaria? ¿Cuales serían las intenciones de fondo con el Amero?

Estas preguntas se contestan por sí mismas, vale acordarse del famoso Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCN) puesto en marcha en 1994, entre Estados Unidos, Canadá y México, que en vez de mejorar las condiciones de vida de México la empeoraron. Hoy, casi quince años después, en este país se ha ensanchado la brecha entre ricos y pobres, y los salarios reales están por debajo del nivel que tenían en 1994. También han empeorado los sectores de educación y salud, así como creció el desempleo.

Venderle la idea a México de que con el Tratado se beneficiaría era lo que se sabía de antemano que no se iba lograr. La promesa en aquellos años del TLCN fue que para ese país iban a incrementarse las exportaciones, aumento de los niveles de empleo, mayor inversión, disminución de la pobreza y aumento de los beneficios del trabajador rural.

Pero nada de esto se ha cumplido y con el TLCN, México acabó de perder su soberanía alimenticia, incrementando entre el año 1994 y el 2000 en casi 125% sus importaciones de granos, oleaginosas y otros tipos de alimentos, pues entre los años 2000 y 2006, gastó aproximadamente entre 60 mil millones de dólares al importar alimentos.

Muestra de lo contradictorio de esta situación es que el maíz ha sido desde hace muchísimos años el principal producto del campo azteca, ocupando el 60 % de toda la producción agrícola, constituyendo el alimento fundamental de una gran parte de familias mexicanas. Sin embrago el maíz de Estados Unidos es más barato que el mexicano, no solo por la tecnología y otros factores, sino fundamentalmente por los subsidios que otorga el gobierno de los EE.UU. a sus productores de maíz, comprobándose que la competencia no es leal y dando como resultado que muchos productores mexicanos se encuentran en la miseria.

Con el Amero circulando se afianzaría aun más las fortaleza de las empresas trasnacionales y sería unos de los obstáculos externos para los países subdesarrollados que entrarían en la unión monetaria. Sin duda alguna el imperialismo con su política rapaz, ha tratado de absorber todos los mercados y mantener atrasados a los países latinoamericanos a su conveniencia.

El antecedente más cercano al ALCA es el Tratado de Libre Comercio del Norte (TLCAN) originado en 1989 entre Estados Unidos y Canadá, ampliado a México a partir del 1ro. de enero de 1994. México se ha visto muy afectado sobre todo por la abolición de aranceles sobre los productos estadounidenses, apertura al sector petrolero mexicano a los inversores extranjeros, entre otros perjuicios.

Emblema oficial del TLCAN

La expansión del TLCAN que sería el ALCA, abarcaría a todos los países de Centroamérica, Sudamérica y el Caribe, excepto Cuba. El ALCA se basa en las reglas del TLC como guía para las negociaciones, pretendiendo imponer el fracasado modelo de libre comercio, privatización y desregulación del TLC en todo el hemisferio. Los nueve grupos de negociación corresponden de forma parecida a los capítulos del TLC que cubren los temas de: agricultura, política de competencia, resolución de controversias, compras del sector público, derechos de propiedad intelectual, inversión, acceso al mercado, servicios, subsidios y anti-dumping.

Hay muchas razones para no aceptar el Amero en el contexto de los TLC-Ultra, entre ellas están:

1- Extiende a todo el continente un tratado que ya probó sus terribles consecuencias sociales. ( El TLC o NAFTA)
2- Fue elaborado a escondidas.
3- Degrada, más todavía, los derechos laborales y las condiciones de trabajo.
4- Aumenta la destrucción del medio ambiente.
5- Pone en riesgo la vida y salud de los pueblos.
6- Convalida y profundiza la privatización de los servicios sociales.
7- Acelera la quiebra de las pequeñas y medianas empresas y destruye la industria del país.
8- Limita aun más los derechos democráticos de la sociedad. Se refiere al gran recorte de atribuciones que acepta el país que ingresa.
9- Incrementa la pobreza y la desigualdad.
10- Elimina las demás integraciones de la región.

Los aparentes beneficios del Amero y sus razones para su funcionamiento.

Según autoridades norteamericanas el Amero aplacaría la inmigración ilegal desde México y Centroamérica hacia Estados Unidos, hecho este muy difícil de concretarse pues al crecer la economía estadounidense a costa de Canadá y México, una gran parte del beneficio de las inversiones se quedaría en tierra yanqui, manteniendo atractiva la inmigración de México y otros países.

Con el Amero en circulación no arreglaría los problemas de desempleo que existen en la región, más bien los agudizaría, también para los mas débiles económicamente obtener esta moneda y tener nivel de acceso a los productos con sus respectivos precios, se le harían muy difícil.

Estudios econométricos independientes hechos por analistas europeos han pronosticado que para Canadá y Estados Unidos, sus economías crecerían por encima de un 6% anual si el Amero entra en marcha, mientras en México el crecimiento de su economía y sobre todo los primeros diez años estaría por debajo del 3%, puesto que no tendría una estructura tecnológica e industrial altamente desarrollada como los otros dos países.

A pesar de ello se trata de justificar por parte de los que defienden esta estrategia, de que después de pasado un período largo de aplicación de la moneda única, México obtendría un crecimiento nada despreciable muy superior al de su actualidad, pero por supuesto inferior a sus socios del norte.

Lo anterior hace recordar la “Teoría de la U invertida” de Kuznets, cuando habla del “efecto derrame” que los beneficios futuros deben derramarse hacia los desposeídos, lo mas necesitados como el fruto que cae por su propio peso. Justificándose que la desigualdad en la distribución de los ingresos es un sacrificio necesario en una primera etapa y que había que esperar por el efecto derrame. No hay nada más cínico y demagogo que esta teoría, todavía México desde el TLCN, esta esperando por la efectividad de esta teoría.

Una de las razones de los norteamericanos para funcionar con al Amero es la crisis por la que atraviesa el dólar, pues Estados Unidos se han convertido en el país con mayor deuda del mundo. En estos momentos la deuda pública representa el 65,5% de su PIB. Es bueno señalar que China y Japón poseen en sus reservas internacionales un valor considerable en bonos del tesoro de Estados Unidos.

Uno de los sustos que ha tenido la economía de Norteamérica es que algunos países productores de petróleo decidieron cambiar gran parte de sus reservas internacionales a euros y realizar sus principales transacciones con esa misma moneda.

Con un dólar cada vez más débil e inestable, se pone en riesgo la supervivencia del patrón dólar en el mercado internacional, pues desde antes de la crisis hipotecaria subprime la moneda norteamericana ha sido devaluada frente al euro en el mercado monetario y al mismo tiempo amenazado por otras monedas de países con crecimientos acelerados en su economía.

Algunos criterios finales

Hasta el momento, existe muy poca información sobre la salida a circulación del Amero, pues apenas se conoce de su posible existencia, llegándose a pensar que es un mito, una ficción o de alguien que lo ha inventado para crear confusión o ganar fama con el sensacionalismo.

Pero la creación de una moneda común para América del Norte, es algo que va más allá de cualquier especulación periodística, es un plan, una estrategia bien pensada, por los gobiernos de estos tres países, para posteriormente sumar al resto de los países de la región, liderado por la primera potencia económica.

Según analistas de los tres países antes de lanzar el Amero es necesario primero colapsar el dólar y al parecer ya esa estrategia está siendo ejecutada, hay quienes dicen también que la crisis de los mercados son para hacer caer al dólar por completo y aplicar el Plan B, que sería sacar a la luz la nueva moneda.

Según informaciones de diferentes fuentes, la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) dejó de publicar la medición más amplía del dinero, el M3 , lo cual hace ver el interés de no dar a conocer la cantidad de dinero que está siendo inyectada en el mercado, relacionado esto con la recesión que existe en la actualidad en Estados Unidos.

Canadá y sobre todo México perderían la soberanía con esta unión monetaria donde como sucede en otras organizaciones a nivel mundial, predomina la voluntad de los Estados Unidos por encima del consenso y votación de los demás.

Este plan si se llega a ejecutar tendrá bastante oposición en todos estos países porque una unión monetaria de este tipo es una oportunidad más para que las empresas estadounidenses tengan acceso a los extensos recursos naturales canadienses y mexicanos.

Diferente por completo a los intereses de Estados Unidos con el Amero, es la propuesta de creación de una zona monetaria común en el contesto de la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA), impulsada esta idea por el presidente de Venezuela Hugo Chávez y el presidente de Ecuador, Rafael Correa. La idea consiste en crear una moneda común para los países del ALBA, esta moneda se llamaría SUCRE (Sistema Unificado de Compensación Regional) y su nombre es dado en honor al héroe de la independencia americana Antonio José de Sucre. Esta moneda serviría para independizarse del dólar y protegerse de los efectos de la crisis financiera internacional por la que estamos atravesando.

Con el SUCRE, los principios básicos serian la cooperación, complementación, solidaridad y respeto a la soberanía de los países integrantes.

Con la nueva administración estadounidense al poder esperemos cual será su estrategia financiera con respecto al Amero. De todas formas si es verdad o es mentira lo de esta conspiración, habría que estar alertas a cualquier cambio o indicio sobre este fenómeno. Veremos que es lo que pasa para el 1 de enero del 2010.

Bibliografía

• Grubel G. Herbert “El amero. Una moneda común para América del Norte” Adaptado para México y Actualización. Manuel Suárez Mier

• Muñoz Alejandro Arturo: “El Amero, ¿nueva forma de dominación?” http://www.kaosenlared.net/noticia/amero

• Castro, Soto Gustavo: “Los efectos del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCN) sobre el desarrollo rural.”

• Cuesta J: “Acuerdo de libre comercio Estados Unidos-Centroamérica: Preludio de la batalla por las Américas”. http://www.realinstitutoelcano.org.

• ¿Sabes lo que es el “Amero”? Un Virtual Golpe de Estado. http://www.blogotitla.com

• “Muerto el dólar, ¿Que viva “el amero”? http://www.lostiempos.com

• El Amero, ¿fantasía norteamericana o la resurrección de un gigante? http://www.laterminalrosario.wordpress.com.

Ernesché Rodríguez Asien

Profesor-Investigador.

Universidad de la Habana

rodriguezasienarrobayahoo.es

ernesche.rodriguezarrobabc.gov.cu

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.