El sistema financiero en España, la quiebra de una sociedad

Autor: Carolina Velasco

Entorno financiero y los mercados

08-02-2010

Son muchas las voces que se levantan hoy, transcurridos dos años y medio de la explosión de la burbuja financiera, en contra de un sistema financiero –bancos y cajas de ahorros- no es solo que se les considere los causantes y principales responsables de la recesión más profunda que se vive en España desde 1959, sino que también la especulación en su grado superlativo ha producido la escasez de financiación, núcleo fundamental –junto con el consumo- del funcionamiento del tejido empresarial.

Adicionalmente, bancos y cajas de ahorros son responsables de una de las mayores paradojas de la historia financiera; el sistema financiero traslada su deuda al gobierno y eleva al 50% del Producto interior Bruto el endeudamiento de un país como España, un país que no cuenta con un sistema productivo propio y que, la única generación de riqueza existente se centró en los años de la “Belle Epoque” en el suelo como fuente inagotable de especulación y riqueza y hoy, se traslada a los mercados donde la banca continúa especulando, trasformándose en la primera causa de inestabilidad de la bolsa y la incertidumbre de los inversores.

Ahora, a poco más de 24 meses de Maastricht y con la imperiosa necesidad de cumplir con los criterios de convergencia, el gobierno se enfrenta a un escenario en el que la búsqueda de las nuevas fuentes de ingresos y la reducción de gastos, ocupan el primer lugar en la relación de objetivos a cumplir.

En un escenario como este, la ciencia ficción como género, se transforma en una arista por explorar y, el gobierno estudia la posibilidad de implantar un impuesto a las entidades financieras que le permita minimizar el impacto de las ayudas y mejorar las cuentas públicas que, principalmente por los intereses que suponen los créditos concedidos por los bancos, están cada vez más desorbitadas. Y, si... suena completamente surrealista pero lo cierto es que la realidad del sistema financiero español es la pescadilla que se muerde la cola.

Durante los últimos dos años se han estado beneficiando de liquidez otorgada al 1% por el Banco Central Europeo, una liquidez que debía ser utilizada para reactivar el crédito de empresas y familias y que, en lugar de ello, se ha utilizado para financiar al estado que pagaba un 3% de interés. Beneficio total… hasta que se acabó la liquidez; la del estado y la del sistema financiero. Hasta que el Banco Central Europeo anunció que, con independencia de economías como Irlanda, Portugal, Grecia y España, la situación global mejora y, más allá del final del primer semestre de 2010, no se mantendrán ni las ayudas, ni los tipos oficiales al 1%.

Pero, volvamos al supuesto impuesto de la banca, nada nuevo por otra parte, tipificado como Tasa Tobin desde 1971, ya que antes de ello es conveniente evaluar los ingresos de los consejos de administración, específicamente de los bancos porque, en las cajas de ahorros se produce otro hecho vergonzoso en si mismo debido a la politización de los altos cargos.

El sistema financiero español hoy, se enfrenta a una delicada situación en la que no se pueden seguir tapando agujeros mientras la especulación máxima es el eje del negocio, la morosidad se disparará de nuevo ante el más leve repunte del Euribor y los impagos se sucederán como echan el cierre cada día la pequeña y mediana empresa ahogada por la falta de recursos y la morosidad de las administraciones públicas.

El problema… el verdadero problema, es que el estado depende de la banca, el estado está en bancarrota, el tejido empresarial en quiebra, y las familias, las más afortunadas, incrementando la capacidad de ahorro contra viento y marea.

Un país en el que la inversión en la única partida que puede generar riqueza, que puede construir un nuevo modelo productivo, la partida en I+D+i se reduce con total impunidad, un país en el que la financiación a la banca se hace sin concesiones atendiendo a criterios de beneficio propio, un país en el que la destrucción de empleo, el colapso de la producción, la ausencia del consumo, la paralización del sistema inmobiliario, el final del sistema público de pensiones y, un largo etcétera interminable, son las variables sistemáticas, no es un país susceptible de iniciar la senda de la recuperación. Sin ánimo de ser alarmista y, únicamente analizando las variables bajo el prisma económico teórico a España, le queda mucho camino que recorrer aún en recesión y, sin duda, el sistema financiero es uno de los responsables de la quiebra técnica de la sociedad.

http://www.mejorbanco.info/claves-del-mejor-banco-2010

http://www.ahorroconsejos.com/claves-del-ahorro/

http://www.mejorahorro.com/trueque-una-forma-de-ahorrar/

Carolina Velasco - santaspalabrasarrobagmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.