Objetivos y propósitos en la investigación: una dialéctica en las ciencias sociales

Autor: Dra. Mary Guanipa Pérez

Otros conceptos de economía

05-06-2008

Esta reflexión tuvo como propósito iniciar una discusión respecto a las contradicciones suscitadas en los ambientes académicos universitarios en torno a la dialéctica de los objetivos y propósitos en la investigación. En las consideraciones finales se concluyo, que una investigación para adquiera el carácter de cientificidad requiere de una finalidad, propósito o meta que se expresa a través de unos objetivos considerados como un aspecto naturalmente sencillo sin embargo, en la práctica se traduce en uno de los problemas más complejos que está afectando significativamente el proceso investigativo.

These reflections must like intention initiate a discussion with respect to the contradictions provoked in university academic atmospheres around dialectic of the objectives and the intentions in the investigation.. I conclude, so that an investigation acquires the cientificidad character requires of a purpose, intention or goal that is expressed nevertheless through objectives considered like a naturally simple aspect, actually is translated in one of the problems more complex than it is affecting the investigative process significantly.


INTRODUCCIÓN

La dialéctica es un método de razonamiento, cuestionamiento e interpretación que ha recibido distintos significados en las escuelas filosóficas. Algunos de estos significados son: arte del diálogo y la discusión, técnica de razonamiento que procede a través del despliegue de una tesis y su antítesis, resolviendo la contradicción a través de la formulación de una síntesis final.

Fue llamada dialéctica por Hegel por ser el principio motor del concepto que disuelve, pero también produce, las particularidades de lo universal. La más elevada dialéctica del concepto consiste en no considerar la determinación meramente como límite y opuesto, sino en producir a partir de ella el contenido positivo y el resultado, único procedimiento mediante el cual la dialéctica es desarrollo y progreso inmanente.

Ese arte del diálogo y discusión fue utilizado como técnica de razonamiento en esta investigación, pues se consideró pertinente reflexionar sobre la dialéctica entre objetivos y propósitos de la investigación en los estudios de postgrado. Atendiendo lo expresado, se da inicio a una serie de interpretaciones en torno a los objetivos de la investigación conceptualizándolo como el dato de comprobación enunciado en forma precisa y clara de las metas que persigue el investigador.

Estos objetivos, se formulan luego de haber seleccionado un tema centrado en las ideas que tiene el investigador. Se debe señalar, que el tema seleccionado puede fortalecer la idea, basándose en la lectura, interpretación y comprensión de las teorías en concordancia con las inquietudes del investigador, lo cual permitirá tomar decisiones adecuadas a las necesidades del entorno. De allí el significado que tiene la elección de los métodos y paradigmas de investigación cónsonos con los objetivos, puesto que al finalizar la investigación será evaluada a través del logro sistemático de los mismos.

Para realizar dicha evaluación, se necesita examinar desde el principio el proyecto investigativo, la claridad como están redactados los objetivos, este aspecto de la investigación no puede ser descuidado pues probablemente fallaría su orientación hacia el núcleo de interés. Los proyectos de investigación pueden fracasar principalmente por falta de objetivos claramente definidos.

Metodología

Debido a la experiencia y al lenguaje natural como docente y la que poseen los participantes del Doctorado Ciencias de la Educación se pudo investigar puesto que estos dos elementos son la fuente de todos los acuerdos, lo cual no puede ser sustituido por ningún otro procedimiento científico. Se consideró pertinente, realizar este estudio bajo el método comprensivo apoyado en el acontecer humano, contextualizado en interacción permanente con el horizonte de sentido de los demás de cada uno de los participantes. Aquí se trató de elaborar un significado a propósito de la perspicacia y sensibilidad de los investigadores, de su capacidad para captar los acontecimientos estudiados lo cual da como resultado un significado inacabado dependiente de su horizonte conceptual presente.

Para el tipo de investigación la recolección de la información se centró en una observación bibliográfica, pues se analizaron los criterios de varios autores que versan sus reflexiones en temas relacionados con el proceso de elaboración de los objetivos y el propósito de la investigación. La observación documental y metódica, se basó, en el establecimiento previo de las categorías sobre las que necesitan recoger información. Posteriormente, se examinaron sistemáticamente durante clases presénciales las reflexiones individuales sobre las bibliografías consultadas, con el objeto de encontrar los datos contenidos en ellos referentes a los objetivos y propósitos de la investigación en las ciencias sociales.

Referentes teóricos

Al tener en consideración la planificación sistemática de los objetivos, en esa misma medida se podrían seleccionar las estrategias válidas para poder alcanzarlos, ya que durante todo el desarrollo de la investigación, en cada una de sus fases, éstos deben ser controlados. Tales acciones, validan el estudio en razón de dichos objetivos. No obstante, se tiende a confundir en la mayoría de los casos los objetivos con los propósitos. Es preciso aclarar, que los objetivos de investigación se refieren a lo que se pretenden alcanzar en razón de describir, crear nuevos conocimientos, satisfacer una necesidad, resolver una problemática, proponer un plan o evaluar un programa según el caso.

Por consiguiente, los objetivos de investigación son considerados por ciertos autores que más adelante se analizarán como las metas, propósitos o fines trazados por el investigador en concordancia con los aspectos que desea verificar y descubrir, se caracteriza, por ser los datos de comprobación o descubrimiento por parte del investigador, son:

- Logros sucesivos en un proceso sistemático de la investigación.
- Deben redactarse con claridad para evitar confusiones en el desarrollo investigativo.
- Poseer una sola acción evitando la inclusión de más de un verbo en infinito.
- En cada una de las fases deben ser controlados, a fin de ajustarlos o cambiarlos.
- No confundirlos con los objetivos instruccionales.
- Son las metas que se persiguen para dar solución a un problema mediante la aplicación del método científico.
- Comprender los resultados concretos de la investigación.
- Su alcance debe estar dentro de las posibilidades del investigador.
- Deben ir centrados en la toma de decisiones y una teoría que permita generalizar para resolver problemas de la misma naturaleza.

Se ha considerado, que para llevar a cabo el proceso investigativo, la atención se debe centrar en los objetivos por constituirse en logros sucesivos de manera sistemática, más que un resultado final. Al tener adecuadamente definidos los objetivos tanto los métodos como las técnicas a utilizar serán seleccionados de manera pertinente y cónsona con la naturaleza de la investigación no obstante, los niveles de profundidad del conocimiento científico deben estar ceñidos a la profundidad de los objetivos.

Objetivos y propósitos de la investigación

Los autores estudiados, plantean que los propósitos y los objetivos de investigación pueden ser confundidos, en ese sentido, Cerda (2005) considera que el propósito de los objetivos de la investigación es dar respuestas a las interrogantes. Hurtado (2005:132) difiere de algunos autores al decir que “los objetivos de investigación son los que se alcanzan al término de la actividad; los propósitos son las aspiraciones mayores que trascienden la actividad y muchas veces se manifiestan en los posibles aportes que de ella se derivan.

En ese orden de ideas, Tamayo y Tamayo (2005) expresa que el objetivo de la investigación es el enunciado claro y preciso de los propósitos por los cuales se lleva a cabo la investigación. De igual manera Arias, (2006) afirma que existen diferentes tipos de objetivos pero los propósitos son acciones que pueden escapar del alcance de la investigación.

En los estudios cualitativos, los objetivos están íntimamente relacionados con las diversas metodologías de investigación. Existen algunas clasificaciones que se han propuesto referentes a los objetivos de la investigación cualitativa y a su potencialidad en relación a la generación de teorías. Martínez (2004) dice, que en la investigación cualitativa se fijan unos objetivos que desean lograrse.

Todos los objetivos (generales o específicos) son relevantes para las personas interesadas en la investigación. A veces, es preferible fijar sólo objetivos generales, y determinar los específicos durante la marcha, para no buscar metas que resulten triviales o imposibles.

En ese sentido Bartolomé citado por Sandin (2003), recuerda la importancia de contemplar el objetivo de transformación, más cuando pensamos que el ámbito educativo es nuestro principal objeto de conocimiento: Intervención e investigación. Es así que el objetivo de comprender en profundidad los fenómenos educativos puede ser el primer paso hacia una transformación real, desde las necesidades sentidas por las propias personas protagonistas en ese contexto educativo y para esa realidad.

Sin embargo, muchos autores se centran en el objetivo general de comprensión en profundidad, que perfila globalmente la mayoría de métodos cualitativos de investigación, olvidando su potencialidad, para desarrollar estudios cuya finalidad es la optimización e innovación educativa. En torno a ello, Buendía, Colas y Hernández (2005) realizaron una investigación bibliométrica de los estudios educativos fundamentados en la metodología cualitativa para identificar los objetivos científicos que se cubre desde este enfoque:

Descriptivos: descripción de procesos, contextos, instituciones, sistemas y políticas, Interpretativos: desarrollar nuevos conceptos, reelaborar conceptos existentes, identificar políticas, refinar conocimientos, explicar y crear generalidades clasificar y comprender la complejidad, contrastación teórica: Evaluar, contrastar o verificar postulados, generalidades y teorías .y evaluativos: Evaluar políticas e innovaciones.

En ese marco referencial Tesch citado por Sandin (2003) realizó una interesante ordenación de los diversos tipos de investigación cualitativa en función de si los intereses de la investigación (objetivos analíticos) están relacionados con los siguientes aspectos: (a) características del lenguaje; (b) descubrimiento de las regularidades; (c) comprensión del significado de un texto / una acción y (d) la reflexión.

Estas dimensiones se presentan en un continium, en el que a medida que se avanza de izquierda a derecha, los diversos tipos de investigación cualitativa se caracterizan por una menor estructuración y un carácter más holístico, profundizando en lo que constituye el objeto de investigación cualitativa del estudio es la comprensión en profundidad, bien sea de conductas naturales, situaciones sociales, significados, procesos, patrones.

El objetivo tal como se ha evidenciado, ha sido definido de forma muy diferente, pero la más generalizada es aquella que lo enuncia como meta, propósitos claros y precisos. Para unos autores es el ¿para qué? para otros es ¿el qué? o ambos, caracterizan los objetivos de una investigación convirtiéndose en el medio que, permite tomar decisiones y constituir una teoría para solucionar y generalizar los problemas.

En concordancia con las teorías estudiadas anteriormente se puede resumir que un objetivo puede ser según:
 

Tamayo y Tamayo (2005)

Flórez y Tobón (2003)

 

Hurtado de Barrera (2000)

Nava de Villalobos (2002)

Chávez (2004)   

 

Arias (2006)               

-    Una meta.

-    Tipo de conocimiento que se pretende alcanzar.

-    Finalidad de la investigación.

-    Metas, propósitos y logros.

-    Constituye el factor decisivo de la Investigación.

 

-    Son metas que se traza el investigador en relación con los aspectos que desea  estudiar

Fuente: Guanipa (2007)

Se ha podido constatar, que el propósito del objetivo general es descubrir las respuestas de la interrogante que formula el problema a través de las técnicas y procedimiento de investigación. Particularmente considero que en el objetivo general o fundamental están implícitos la relevancia científica, social, personal, profesional e institucional, (hacia qué, dónde, para qué, porqué, cuándo, con quienes y para quién).

Cada uno de estos aspectos deben derivarse de los objetivos empíricos planteados al inicio del estudio pues ellos permiten evaluar todo el proceso a medida que se va avanzando, se revisan, se reformulan antes de llegar al resultado final. Ellos permiten delimitar la metodología a utilizar, pueden surgir objetivos adicionales, modificar los ya planteados e incluso ser sustituidos por unos nuevos, según la dirección que vaya tomando la investigación.

Tipos de objetivos de investigación

En el desarrollo de la investigación científica se suelen categorizar diferentes tipos de objetivos entre los cuales se pueden citar los intrínsecos, extrínsecos, fundamentales, derivados, de comprensión profunda, generales, específicos, clasificatorios o explicativos; cualitativos y cuantitativos sea cual fuese su categorización lo importante es el grado de profundidad del conocimiento para alcanzar el propósito así como el tipo de investigación a realizar.

Para lograr la concreción de un objetivo, en primer lugar debe ser definido clara y precisamente para que sean comprendidos por una comunidad científica lo cual redundaría en la eficacia de las fases de la investigación. En segundo lugar, se debe garantizar la factibilidad del estudio previendo la aceptación, limitaciones para su elaboración, delimitación teórica, geográfica, temporal, financiera y las perspectivas de los objetivos en relación con la capacidad de su ejecución. En tercer lugar, para tomar la decisión de la manera de abordar la recolección de la información debe determinar el enfoque epistemológico cuantitativo, cualitativo u otro.

Objetivos generales

Sobre la base de las ideas expuestas, se deduce que un objetivo general o fundamental consta de un conjunto de palabras con varias combinaciones posibilitando la expresión del propósito de la investigación. Por tal motivo, este debe responder a la interrogante que pretende indagar el investigador. En dicha redacción, se deben seleccionar las palabras que más se adecuen con exactitud al propósito investigativo.

De acuerdo con Arias, (2006) el objetivo general expresa el fin concreto de la investigación en correspondencia directa con la formulación del problema. Éste se puede descomponer, al menos en dos objetivos específicos. En tanto para Tamayo y Tamayo, (2005) un objetivo general puede enunciar varios resultados a lograr o bien pueden formularse varios objetivos generales presentando cada uno de ellos un resultado a lograr. Es importante tener en cuenta que para cada resultado hay que plantear una gama de objetivos específicos que aseguren su logro.

Dice Cerda (2005) que los objetivos generales engloban todo el conjunto de metas, logros y fines de una investigación, y para que se exprese en el enunciado de los objetivos, éstos deben abarcar una amplia gama de contenidos, conceptos e información. Mientras que Martínez (2004) considera que son relevantes. Se prefiere fijar inicialmente sólo objetivos generales.

En cuanto a la cantidad de objetivos generales o fundamentales que debe tener una investigación, se surgiere la utilización de uno sólo pues, seria un error formular varios, porque en él se plasma lo que se investiga. Abarca la totalidad de las variables contenidas en el título “el objetivo general debe tener completa correspondencia con el título del trabajo, con la pregunta que se formula el problema o tópico de investigación, lo que cambia es la forma de redactarlo.

Otros investigadores sugieren que se pueden utilizar dos objetivos generales o fundamentales sin los específicos o derivados ya que estos pueden surgir durante la investigación (Martínez, 2002). Dice Hurtado de Barrera (2005) que para alcanzar un objetivo de mayor complejidad se requiere antes haber logrado los objetivos respectivos de menor profundidad o complejidad.

Se debe significar que, si bien es cierto, aunque se detecta en el objetivo general el propósito de la investigación, Nava de Villalobos (2002) también considera adecuado que en una investigación de campo puedan existir más de un objetivo general porque todo depende de la extensión del objeto de estudio y de los propósitos de la investigación con lo cual estamos totalmente en desacuerdo dado que, el objetivo general como se ha expresado en párrafos anteriores encierra el propósito de la misma.

En torno al diseño de los objetivos se consideró como uno de los grandes conflictos que debe enfrentar el investigador lo cual, puede afectar seriamente el éxito de esta actividad. No obstante, los docentes dedicados a la enseñanza de la investigación han subestimado el diseño de los objetivos considerándolos como un requisito formal con poca o escasa relevancia operativa o metodológica. En la mayoría de los casos, se presentan discusiones estériles sobre la manera de formular o plantear tanto objetivos específicos como generales por la disparidad de criterios que existen entre los académicos de esta área del conocimiento.

Al reflexionar sobre estas definiciones, me doy cuenta que los objetivos son catalogados como meta porque se está afirmando que se trata de un fin hacia donde se dirigen las acciones o deseos de una persona. Es un propósito porque implican una situación y para ello se requiere que se convierta en un punto central de referencia para entender la naturaleza específica de las acciones por realizar. El objetivo alcanzado es un producto que se convierte en un logro.

Los objetivos generales o fundamentales entonces, engloban todo un conjunto de metas, logros, fines de una investigación para que se exprese en el enunciado de los objetivos, estos deben abarcar una amplia gama de contenidos, conceptos e información. Por consiguiente, me niego a aceptar que en laS investigaciones con carácter cualitativo se pretenda sustituir el objetivo general o fundamental de la investigación por el propósito de la investigación. Los objetivos generales deben entonces garantizar sus resultados amplios. Para redactarlos se comienza con el verbo en infinitivo (ar - er - ir) más la (s) variables o categorías, más el objeto o evento en estudio.

Objetivos específicos

De acuerdo con la experiencia adquirida asesorando, orientando a los participantes de especialidades, maestrías y doctorados he podido constatar que no existen fórmulas preestablecidas para redactar los objetivos específicos, los cuales derivan las acciones concretas que debe cumplir el investigador para alcanzar el objetivo general es decir, son las consecuencias de los objetivos generales.

Los objetivos específicos no son indispensables en las investigaciones cualitativas sin embargo, son los requerimientos de la investigación de la investigación cuantitativa o, de acuerdo a su naturaleza teniendo como eje fundamental el objetivo general ellos representan la operatividad sistemática del objetivo general en la acción investigativa propiciando el cumplimiento de las expectativas originadas en las interrogantes y la sistematización del problema.

A través de ellos, se desglosa de manera concreta y delimitada las acciones necesarias para cumplir el propósito de la investigación mediante la determinación de etapas o la precisión y cumplimiento de los aspectos necesarios del proceso científico. Es importante aclarar que, en el proceso investigativo algunos autores tienen opiniones encontradas en torno a la manera de redactar los objetivos específicos, dada la diversidad de paradigmas epistemológicos investigativos existentes.

No obstante, si se toma en cuenta la opinión de Cerda (2001, p. 223) los define como las metas, propósitos, fines, logros precisos y concretos del estudio. Son el por qué y el para qué de las acciones que se llevará a cabo durante el desarrollo de la investigación. Entonces así, se propone tomar en cuenta el planteamiento de Sabino (2002: 59) quien considera que los fines de una investigación deben también especificarse en cuanto al tipo de conocimiento que el científico espera obtener al finalizar el trabajo refiriéndose en este caso a los objetivos internos de la investigación o sea el tipo de hallazgo que se pretende alcanzar.

- Para ello reflexiona sobre los tipos de investigación que más se plantean los científicos desde el punto de vista de los objetivos internos, los cuales son respuestas generalizadas a las preguntas formuladas. Ellas se clasifican en exploratoria, descriptivas y explicativas. Cada uno de estos niveles deben ser considerados en su autonomía plena respetando su continuidad con los otros niveles.

Fase exploratoria

La fase exploratoria, es el nivel más elemental de la investigación científica. Es una fase obligatoria en la indagación teórica y empírica. Cada uno de estos niveles deben ser considerados en su autonomía plena respetando su continuidad con los otros niveles. En ese sentido, los objetivos del nivel exploratorio darán una visión general aproximada respecto al objeto de estudio como por ejemplo:

- Indagar los principios de......................... o
- Explorar los elementos de - - - - -- - - - - - -
- Conocer los argumentos - -- - - - - - - - - - -

Se exploran los principios, elementos, enunciados, particularidades o argumentos de la variable X para elegir las alternativas de solución de problemas originados o en relación a Y. Los cuales significan averiguar acerca de algo y descubrir la existencia de algo no evidente. Estos objetivos son de carácter general que pueden facilitar una primera aproximación del problema a investigar ya que permite percibir algún aspecto del objeto estudiado. Coincido con el criterio de Arias (2001, p. 91) pues el propone los siguientes verbos para facilitar la redacción de objetivos en este primer nivel de complejidad: conocer, detectar, explorar, indagar, sondear.

Fase descriptiva

El segundo nivel de complejidad de conocimiento científico, es el descriptivo cuyo propósito se centra en la descripción o en mencionar detalladamente las características fundamentales, las relaciones, la pertinencia, evidencias, partes, defectos, causas o ideas del conjunto de fenómenos utilizando procedimientos sistemáticos que permiten poner de manifiesto su estructura o comportamiento.

Los objetivos específicos de esta fase descriptiva permitirán al investigador emitir un juicio sobre una situación, profundizar en el estudio de algún hecho o variable. Al respecto Arias (2001) propone los siguientes verbos para redactar los objetivos: analizar, calcular, caracterizar, describir, diagnosticar, examinar, identificar coincidiendo con Sabino (2002, p. 60) quién señala que los diagnósticos que realizan los planificadores parten de una descripción organizada lo más completa posible de cierta situación para luego ofrecer recomendaciones o trazar proyecciones acerca de su desenvolvimiento futuro. Se describen las relaciones, evidencias, pertinencia, partes, ideas, causas, efectos, veracidad, defectos.

Fase explicativa

El tercer nivel de complejidad del conocimiento que sustentan la redacción de objetivos que recomendamos ampliamente, tiene como propósito fundamental determinar el origen o causa de un fenómeno, es el carácter final de la investigación en el sentido de satisfacer el origen de las situaciones, ellos permiten dejar demostrado o fijar los términos de una idea o situación.

En esta fase el investigador puede descubrir y conocer las causas y el origen de los problemas. Para este nivel Arias (2001) propone la utilización de los siguientes verbos para redactar objetivos: comprobar, demostrar, determinar, establecer, explicar, relacionar y verificar. Se explican los fines, medios, eficiencia, utilidad, alternativas, planes de acción, soluciones, hechos, especificaciones, comportamientos y conductas. Conocedores de la confusión que confrontan los investigadores noveles, se debe considerar pertinente reflexionar sobre la investigación descriptiva y explicativa referidas por Cerda Gutiérrez (2005), quién interpretando la importancia de la investigación descriptiva señala que existe confusión sobre el término porque generalmente se define la palabra describir como el acto de representar o figurar a personas, animales o cosas por medio del lenguaje destacando los aspectos más característicos y particulares de tales elementos.

Sin embargo, debo advertir que el nivel de complejidad aquí asumido para redactar los objetivos específicos (exploratorio, descriptivo y explicativo) no debe ser confundido con los tipos de investigación, ya que la recomendación se centra en conducir el desarrollo e la investigación desde un estadio simple hasta llegar al más complejo. En cuanto a la investigación explicativa se asocia con el diseño y el método explicativo, pero también constituye uno de los niveles de complejidad del conocimiento científico.

Esta categorización, se ha utilizado en las interrelaciones durante el proceso de investigación con los alumnos como niveles de complejidad del conocimiento que se pretende alcanzar. Se trata de establecer con estos niveles a través de los objetivos específicos hasta donde se va a llegar en la escala del conocimiento científico. En consecuencia, para redactar los objetivos específicos se propone, pasar por cada uno de estos niveles iniciando en el más sencillo que es el exploratorio, pasando por el descriptivo hasta llegar al más complejo que es el explicativo.

Reflexiones

En torno a las condiciones requeridas por un objetivo para considerarse bien formulado, existen diferentes opiniones coincidentes y contradictorias entre las que se destacan la de Chávez (2004), quien considera que al redactar un objetivo general se debe incluir la totalidad de las variables, el término identificará el tipo de investigación a ejecutar y el logro pretendido.

Ejemplo: “Determinar la incidencia que producen las estrategias administrativas sobre el rendimiento laboral de las autoridades universitarias con el objeto de establecer en que medida se genera tal incidencia” (Posee dos verbos en infinitivo). Coincide con esta autora Hurtado de Barrera (2000) al considerar que los objetivos además de una acción deben expresar un logro. Ejemplo: “Estudiar la relación entre el estilo de liderazgo del gerente y el desempeño laboral de los trabajadores a fin de determinar los aspectos que inciden en la aparición de las conductas sumisas o rebeldes.

Esta manera de redactar los objetivos posee dos aspectos criticados por otros autores. En primer lugar Arias (2001), considera un error agregar a un objetivos de investigación frases como: “con el propósito de...” y “con el fin de” (p.59). En tanto Nava de Villalobos (2002) plantea que los objetivos deben contener una sola acción, es decir, debe evitar incluir en un solo objetivo varios verbos (que implican varios objetivos en uno), por cuanto esto ocasiona confusión descontrol en el trabajo investigativo (p. 55).

En consecuencia, debe evitarse confundir “el conocer” con el “hacer” ya que primero se refiere a indagar, detectar: es investigar en tanto que “hacer” se refiere a las actividades o procedimientos para alcanzar el propósito de la investigación por consiguiente aplicar un programa, diseñar un plan, proponer lineamientos o formular políticas no podrían considerarse objetivos de investigación, ya que estos son la traducción de las interrogantes en forma afirmativa.

Sin embargo, ambos elementos son inseparables por lo que las actividades (aplicar un programa) permiten alcanzar el objetivo (obtener conocimiento – conocer los efectos de...). Un objetivo bien formulado sería:

- Determinar las bases epistemológicas en la formación del docente Proactivo en el contexto de la globalización.
- Analizar las alternativas a la prosecución del proceso penal en el marco jurídico venezolano.

En ese amplio espectro, Hurtado de Barrera (2000: 139), señala que el tipo de investigación está dado por el objetivo general, si está dirigido hacia la configuración de estrategias, actividades y planes concretos por medio de los cuales podrían generarse cambios en el evento o producir uno que no exista, entonces se redacta el objetivo general de la siguiente manera: “Diseñar un programa dirigido a mejorar la aplicación de estrategias instruccionales creativas en el aula por parte de un grupo de docentes de educación media”(p. 331).

Surge así el tipo de investigación proyectiva denominado también proyecto factible por algunas universidades venezolanas, el cual será discutido ampliamente en fases posteriores por cuanto ha producido opiniones contradictorias en los diferentes autores de textos sobre metodología de investigación. De igual manera, Chávez (2004, p. 88), redacta los objetivos de una variable para elaborar un modelo, programa o plan operativo como sigue:
“Diseñar un modelo de supervisión de actividades administrativas, que les permita a las autoridades universitarias realizar tal función de acuerdo con los principios técnico – específicos, con el objeto de lograr mayor efectividad laboral”.

Este objetivo lo complementa la autora con objetivos específicos tales como:

- Ejecutar un proceso de revisión bibliográfica.....
- Seleccionar los elementos y sub-elementos que integran el modelo.
- Elaborar el modelo de .....
- Aplicar el modelo de ......

En la opinión de Arias (2001) estos no son objetivos sino acciones implícitas en el proceso de investigación que coadyuva al logro de los objetivos (p. 58). Lo cual son actividades obvias de la investigación y no tiene porque confundirse con los objetivos de la investigación.

En líneas generales, dicen Flórez y Tobón (2003), los objetivos se refieren a los tipos de conocimientos que se pretenden alcanzar en relación con las preguntas que constituyen el problema de investigación. La relación entre los objetivos y el problema es tratado de manera diversa; para algunos autores es preferible establecer primero los objetivos y a continuación formular los problemas, otros parten del marco de teorías y luego formulan los objetivos porque ya han ampliado el conocimiento en torno a la idea inicial.

En consecuencia, al momento de redactar los objetivos el investigador debe asumirse el criterio del autor con el que mejor se identifique argumentando su adecuación a la investigación, para lo cual debe tener cierta flexibilidad optando de la lectura teórica a los objetivos, de estos a la pregunta y de ella al planteamiento del problema con un amplio espectro de la situación objeto de estudio.

Si bien es cierto, que en las fases posteriores se requiere de una reformulación tanto del problema como de los objetivos. en este caso, lo que menos importa es el orden en que se va a desarrollar la fase de la investigación, lo más significativo es que el investigador se sienta satisfecho del trabajo realizado y tenga conciencia de lo que esta haciendo, como lo esta haciendo y argumentar científicamente el procedimiento a seguir.

Consideraciones finales

Después de haber analizado bibliografías enmarcadas en diferentes paradigmas se concluyó, que existe confusión entre investigadores noveles en torno a los objetivos y propósitos de la investigación, saben que los propósitos son aspiraciones a largo plazo que trascienden la investigación; sin embargo las consecuencias y aportes derivados del estudio que contribuirán de una u otra manera con sus aspiraciones están más distantes de ellas porque les cuesta cubrir las metas que se proponen.

También tienen conocimiento sobre los propósitos están referidos a la relevancia científica, social, personal, profesional e institucional no obstante, cuando se les solicitó que identificaran por escrito estos aspectos lo hicieron de manera confusa. Los propósitos relatados por la mayoría de los participantes no responden ni al porqué ni al para qué de la investigación mientras que los objetivos no dejan en claro, la finalidad de la investigación. El objetivo general no orienta la investigación ni permite mantener una constante referencia en el trabajo a ejecutarse pese a que los participantes obtuvieron un título de Magíster donde presentaron un trabajo de grado.

Pese a estas reflexiones, la redacción de los objetivos de investigación en los proyectos presentados al finalizar 64 horas de actividades académicas incluyendo tutorías y asesoráis individualizadas, se detectó que esta fase de la investigación sigue constituyendo una tarea con un camino infructuoso para el investigador novel dada su complejidad. De allí la necesidad de insistir en calificar los objetivos como el eje central de la investigación, pues orientan sistemáticamente las interrogantes (formulación y sistematización del problema, el sistema de variables, la matriz de categorías de análisis, las dimensiones o subcategoría, recolección de la información, el enfoque hermenéutico, las bases epistemológicas, conclusiones y recomendaciones).

Se consideró, que el diseño de los objetivos es uno de los grandes conflictos que debe enfrentar el investigador lo cual, puede afectar seriamente el éxito de esta actividad. No obstante, los docentes dedicados a la enseñanza de la investigación han subestimado el diseño de los objetivos considerándolos como un requisito formal con poca o escasa relevancia operativa o metodológica. En la mayoría de los casos, se presentan discusiones estériles sobre la manera de formular o plantear tanto objetivos específicos como generales por la disparidad de criterios que existen entre los académicos de esta área del conocimiento.

El objetivo tal como se ha evidenciado, ha sido definido de forma muy diferente, pero la más generalizada es aquella que lo enuncia como meta, propósitos claros y precisos. En este sentido, el objetivo general de la investigación se define en términos más globales, tiene relación con el área temática que se pretende estudiar y con el título de la investigación. Visto de esta forma, este objetivo está prácticamente ligado al título de la investigación, el cual se supone, identifica, sin entrar en detalles de lo que se desee indagar o analizar. Los objetivos específicos, si bien es cierto que están relacionados con el objetivo general o los objetivos generales, se definen en términos más opciones. Cumplen el propósito de vincular el nivel de abstracción presente en los objetivos generales, con la realidad inmediata a estudiar.

En este tipo de objetivos, se debe proyectar qué componentes o elementos se consideran alcanzar en la investigación. Se trata de desagregar a través de una conclusión de conocimientos, los elementos o dimensiones del problema presentes en o los objetivos generales, al mismo tiempo, limitar y precisar lo que deseamos estudiar. Al formular los objetivos específicos, también se debe tener presente que en cuanto a su presentación y organización en el proyecto es necesario jerarquizar los componentes de la acción cognoscitiva demarcados en este tipo de objetivos.

Para la correcta relación de los objetivos se recomienda utilizar varios verbos descriptivos, pues ello facilita la claridad y precisión de los mismos, Los objetivos específicos se elaboran de acuerdo con lo que se desea alcanzar con el objetivo general, porque se derivan de éste, si el estudio es descriptivo se puede redactar un objetivo específico relacionado con la emisión de conclusiones y recomendaciones.

Se recomienda formular un solo objetivo general global, coherente con el problema planteado, y más objetivos específicos que conducirán a lograr el objetivo general y que son alcanzables con la metodología propuesta, debe redactarse con un verbo en infinitivo al principio que denote la búsqueda de un conocimiento. De acuerdo a la complejidad de la investigación se determinará el número de objetivos generales y sus correspondientes logros, cuando la investigación se realiza por etapas no se deben englobar todos los objetivos de la investigación en un solo enunciado, pues conviene en este caso enunciar un objetivo general para cada etapa; en el caso contrario es recomendable un solo enunciado general que contemple varios resultados.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

- ARIAS, F. (2001) Mitos y Errores en la Elaboración de Tesis & Proyectos de Investigación. Caracas. Editorial Episteme. Segunda Edición.

- ARIAS, F. (2006) El Proyecto de Investigación. Introducción a la metodología científica. Caracas. Editorial Episteme. Quinta Edición.

- BUENDÍA, L., COLÁS, P. Y HERNÁNDEZ, F. (2005) Métodos de investigación psicopedagógica. Madrid. España. Editorial MC GRAW HILL

- CERDA. H. (2005) Los elementos de la investigación. Santa Fe de Bogotá. Editorial Búho/LTDA.

- CERDA GUTIÉRREZ, H. (2001) La investigación total. La unidad metodológica. Colombia. Editorial Magisterio.

- CHÁVEZ, N. (2004) introducción A la investigación Educativa. Maracaibo. Zulia Editorial ARS GRAFICS.

- FLÓREZ, R. Y TOBÓN, A. (2003) Investigación Educativa y Pedagógica. Bogotá Colombia. MC GRAW HILL.

- HURTADO DE BARRERA, J. (2000) Retos y Alternativas en la Formación de Investigadores. Caracas. Editorial SYPAL. Segunda edición.

- HURTADO DE BARRERA, J. (2005) Metodología DE la investigación holistica. Caracas. Editorial SYPAL.

- HURTADO DE BARRERA, J. (2000) Como formular objetivos de investigación holistica. Caracas. Fundación SYPAL. Ediciones Quiron.

- MARTINEZ, M. (2002) Comportamiento Humano. Nuevos Métodos de Investigación. México. Editorial Trillas. Cuarta Reimpresión.

- MARTINEZ, M. (2004) Ciencia y Arte en la Metodología Cualitativa. México. Editorial Trillas. Primera edición.

- NAVA DE VILLALOBOS, H. (2002). La Investigación Jurídica. Maracaibo. Venezuela. Editorial de la Universidad del Zulia. P. 3 – 168.
- SABINO A., CARLOS. (2002) Cómo hacer una tesis y elaborar todo tipo de escritos. Editorial Panamericana. Santa fe de Bogotá, Colombia.

- SANDIN, M. (2003) Investigación cualitativa en educación. Fundamentos y tradiciones. Barcelona España. MC GRW HILL.

- TAMAYO y TAMAYO, M. (2005). El Proceso de la investigación Científica. México. LIMUSA. Noriega Editores. Cuarta edición.

Dra. Mary Guanipa Pérez

Postdoctorado en Gerencia de las Organizaciones Dra. en Ciencias de la Educación. Magíster en Ciencias de la Educación área Planificación y Administración Educativa. Lcda. Ciencias Pedagógicas área Tecnología Instruccional. Maestra Normalista. Psicopedagoga Terapeuta. Directora del Centro de Investigación de Humanidades y Educación CIHE Directora de la Revista Electrónica REDHECS en Venezuela. Universidad Rafael Belloso Chacín. Miembro del Programa de Promoción a la Investigación (PPI Nº 7977).

mjgp05arrobayahoo.com

maria.guanipaarrobaead.urbe.edu

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.