La encrucijada de La CAN

Autor: Juan Carlos Dueñas Muñoz

Integración internacional

09-12-2007

La Comunidad Andina fue creada para consolidar objetivos económicos de integración y desarrollo, así se fue afianzando una serie de estructuras institucionales, las mismas que conforman el denominado Sistema Andino de Integración (SAI).

Ahora bien es la Comunidad Andina el escenario mas efectivo para lograr la integración subregional andina y construir el tan anhelado desarrollo económico andino?

La situación actual nos dice que países miembros como Colombia o Perú negociaron por su cuenta TLCs con Estados Unidos, además de que las divergencias entre los miembros andinos para negociar conjuntamente con la Unión Europa son evidentes, incluso el Perú amenazó con abandonar la CAN por que no puede avanzar a una menor velocidad de negociación como quieren Ecuador o Bolivia. Venezuela por su parte se separó del bloque precisamente por la virtual firma del TLC de los dos miembros andinos con Washington, Chile considera prioritario el libre comercio con Estados Unidos Asia o Europa, más que unirse al vecindario como socio pleno.

Las coyunturas y problemáticas que afronta la CAN, podrían explicarse mejor a partir de una de las principales deficiencias del organismo andino, la cual consiste en que en su interior conviven dos concepciones de regionalismo diferentes: El primero se basa en una estructura supranacional tal como se estructuró la Unión Europea (que como se sabe empezó con seis miembros en 1952 en base a acuerdos sobre el carbón y el acero), que intenta consolidar un derecho comunitario de aplicación uniforme en los países andinos, no obstante los instrumentos jurídicos andinos son muy poco conocidos (Bolivia por ejemplo envió un par de recursos de interpretación prejudicial al Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina en Quito).

El segundo se conforma en base a arreglos intergubernamentales los cuales niegan cualquier institución supranacional como el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina o el Parlamento Andino, y favorecen la relación de interdependencia entre países gradual y puntual con base a metas concretas donde los estados nacionales con sus presidentes a la cabeza serian los genuinos protagonistas políticos.

La CAN ha justificado el que sus miembros negocien por separado TLCs basada en una nueva concepción de negociación abierta, no obstante esta libertad de actuar en favor del proceder individual de cada estado miembro, parece ser mas resultado de la convivencia incómoda en su interior de las concepciones de regionalismo arriba mencionadas.

Para evitar esta dualidad que resta claridad y eficiencia a cualquier política de desarrollo que afronte la CAN, se hace imprescindible una reforma de la estructura institucional de la subregión que afiance y garantice la convivencia equilibrada de sus miembros bajo un solo esquema integrador lo que originará una mayor cohesión a la hora de negociar y competir.

http://www.nuso.org/RSS_Revista.rss.php?n=209
http://www.nuso.org/RSS_Revista.rss.php?n=209
http://www.la-razon.com/versiones/20071117_006093/nota_246_507741.htm

Juan Carlos Dueñas Muñoz

Doctor en Derecho Constitucional.

jcduenasmunozarrobahotmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.