Evolución reciente del crédito de la banca comercial en México

Autor: Ernesto Sepúlveda Villareal

Microeconomía

04-04-2008

Descargar Original

Estimado miembros del Consejo Regional de NAFIN: El Lic. Everardo Elizondo Almaguer les envía un cordial saludo y les ofrece una disculpa por no poder acompañarlos en esta ocasión, debido a que su presencia en la ciudad de México fue requerida de manera imprevista.

Como Ustedes saben mejor que yo, gran parte de la operación de la banca de desarrollo se da a través o en conjunto con la banca comercial. Por ello, él me pidió que aprovechara esta oportunidad para platicar sobre la evolución reciente del crédito de la banca comercial al sector privado y, en particular, a las empresas.

Así que sin mayor preámbulo, iniciaré mi presentación describiendo brevemente el contenido de la misma.

Al cierre de 2006 el crédito de la banca comercial al sector privado creció casi 30% anual en términos reales.

Después de la crisis de 1995 el crédito de la banca comercial al sector privado (empresas y familias) se contrajo fuertemente (cayó en más de 40% en términos reales en tan sólo un año) y se necesitaron más de cinco años para que este financiamiento comenzara a crecer nuevamente.

En los últimos cuatro años el crédito al sector privado ha crecido a tasas cada vez mayores, registrando un crecimiento real anual de casi 30% en 2006.

Aunque no es obvio a primera vista, el crédito bancario al sector privado ha guardado una relación positiva, aunque pequeña (correlación de 0.22), con el crecimiento real del PIB y es posible que en un futuro próximo esta relación se fortalezca.

En los últimos ocho años el crédito al consumo ha contribuido sensiblemente a la expansión del crédito al sector privado En la gráfica se aprecia que la contracción del crédito de la banca comercial en los cinco años posteriores a la crisis de 1995 se explica en primer lugar, por la contracción del crédito a las empresas; en segundo lugar, por la contracción del crédito a la vivienda; y, en tercer lugar, por la contracción del crédito al consumo.

Obsérvese que la recuperación del crédito a las empresas no comenzó hasta el año de 2000 (electoral).

Indiscutiblemente el reciente crecimiento del crédito de la banca comercial al sector privado ha sido impulsado en buena medida por el crecimiento del crédito al consumo. No obstante, también es cierto que el crédito a las empresas y a la vivienda también han contribuido a la expansión del crecimiento del crédito de la banca comercial en los últimos años (en ese orden de importancia).

Notas:

1.- IFNB se refiere a los intermediario financieros no bancario.
2.- La contribución al crecimiento total se calcula como la participación del rubro en cuestión en el año previo, multiplicada por la tasa de crecimiento real anual respectiva.

Si bien el crecimiento del crédito a las empresas muestra mayores fluctuaciones, su tendencia es claramente al alza Tanto el crédito al consumo como a la vivienda parecen tender a “normalizarse” en 2006, después de registrar crecimientos muy elevados en los años previos. Ello puede obedecer a que, después de mantener tasas de crecimiento muy altas, el mercado constituido por los acreditados de mayor calidad ha comenzado a saturarse.

El crecimiento del crédito a las empresas, por su parte, ha mostrado mayor volatilidad, pero su tendencia al alza es clara. Ello también refleja que conforme se saturan los mercados más rentables (e.g. tarjetas de crédito) los bancos han buscado expandir su otorgamiento de crédito a otros mercados relativamente menos rentables (e.g. financiamiento a empresas y vivienda).

Notas:

1.- Para visualizar esta gráfica mejor, se excluyó de la misma la serie correspondiente a los IFNB. En 2006 estas instituciones financieras captaron sólo el 6% del crédito vigente otorgado por la banca comercial.
Algunas cifras de interés
• Al cierre de 2006 el crédito a empresas representó 44% del crédito otorgado por la banca comercial al sector privado (vigente).
• Si bien esta cifra es menor a la registrada una década atrás (75% en 1996), el crédito a las empresas sigue siendo el componente más importante del crédito otorgado por la banca comercial al sector privado.
• Le sigue en importancia el crédito al consumo (32%), el crédito a la vivienda (18%) y, por último, el otorgado a intermediarios financieros no bancarios (IFNB) (6%).

Es relevante recalcar que no sólo el crédito a las empresas contribuye al crecimiento económico, como a menudo se asume como verdad dogmática.

El crédito al consumo y a la vivienda también pueden jugar un papel muy importante en dicho proceso, al facilitar el flujo de recursos hacia las empresas, mediante las ventas de productos y servicios.

En una economía en la que hay mayor penetración financiera, y más familias obtienen servicios de crédito, las empresas pueden mejorar sus perfil de ingresos, al potenciar sus ventas, y así obtener más recursos directamente, y también tener mayor facilidad para obtener financiamiento, para inversión,
innovación y expansión de sus negocios.

No está por demás que cuando el mercado de crédito funciona adecuadamente, los consumidores pueden suavizar su flujo de gasto a través del tiempo. Ello sin duda tiene un impacto favorable sobre el bienestar de los mismos.

El crecimiento del crédito a las empresas mostró una ligera desaceleración en el primer trimestre de 2007.

Tal desaceleración es congruente con la disminución de la actividad económica registrada en el primer trimestre de 2007.
No obstante, resulta interesante notar que la desaceleración de crédito a las empresas que se observó en el mismo periodo fue menor a la que registró el crecimiento real del PIB.
¿ Por qué? Para contestar esta pregunta, conviene en primer lugar echar un vistazo a las causas de la desaceleración del PIB.

Notas:

1/ La información de 2007 para crédito total no incluye los créditos puente a la construcción que a partir de enero de 2007 se reclasificaron de crédito a la vivienda a crédito a las empresas.

La desaceleración del PIB en el primer trimestre del 2007, en relación con el último de 2006, se explica por:

(a) la desaceleración del sector industrial (-0.75, variación anual ponderada);
(b) la contracción del sector agropecuario (-0.58), y
(c) la desaceleración (menos pronunciada) del sector servicios (-0.35).
Cabe señalar que el sector agropecuario muestra gran volatilidad de un trimestre a otro, por lo que la atención debe centrarse en la evolución del sector servicios e industrial.

La evolución del sector industrial ha reflejado el ciclo industrial norteamericano.

Es de particular importancia resaltar que la actividad del sector servicios sólo disminuyó ligeramente.

Cabe mencionar que se espera que la recuperación del crecimiento reinicie a
más tardar en el segundo trimestre del año y, con un poco de suerte,
posiblemente en este mismo trimestre.

Por el lado de la demanda, la caída del gasto público, típica del inicio sexenal, también contribuyó a la desaceleración del crecimiento del PIB.

Incluso la desaceleración del crecimiento del crédito al sector industrial fue menor a la de la actividad industrial Sector industrial.

De los cuatro componentes del PIB industrial, tres mostraron alzas en términos anuales: electricidad, agua y gas 5.3%; construcción 2.1%; y minería 0.3%. En contraste, las manufacturas mostraron una contracción de -0.1%. (Este resultado fue influido por la disminución de la producción en diversos
sectores manufactureros como el automotriz y de auto partes, aparatos y equipos eléctricos, cuero y calzado, azúcar, etc.)

No obstante, como las manufacturas representan más del 70% del PIB industrial, su contracción fue determinante en el desempeño de este sector.

(Le siguen en importancia la industrial de la construcción (16%), electricidad, agua y gas (6.5%) y minería (4.9%)).

No es difícil notar que la desaceleración del crédito al sector industrial fue significativamente menor a la del PIB industrial. Ello se debe en alguna medida a que una parte importante del crédito de la banca comercial a las empresas está asociado al sector de la construcción, que mostró una expansión mucho mayor a la de la industria manufacturera.

En los últimos años el crédito a la construcción ha contribuido sistemáticamente a la expansión del crédito al sector industrial.

Destaca la gran volatilidad del crédito al sector manufacturero, que es la variable que ha determinado las fluctuaciones del crédito de la banca comercial a las empresas.

No obstante, una buena señal es que, a pesar de la fuerte desaceleración del PIB industrial, el crédito bancario a este sector apenas disminuyó su dinamismo.

Como se mencionó previamente, parte de la explicación de esta “resistencia” estriba en la expansión sistemática del crédito a la construcción.

En los últimos tres años el crédito al sector servicios ha sido el que más ha contribuido a la expansión del financiamiento.

Lo anterior es resultado tanto de la elevada participación del crédito al sector servicios en el total del crédito otorgado por los bancos comerciales a las empresas de este sector, como de las tasas de crecimiento real elevadas que han registrado los flujos al mismo.

La participación del crédito al sector servicios pasó de alrededor de 50% en 2003 a más de 56% a inicios de 2007 Y naturalmente, la participación del crédito de la banca comercial al sector
servicios, en el total de crédito otorgado a las empresas, ha aumentado significativamente en los últimos cuatros años.

¿A qué se debe el dinamismo del crédito al sector servicios?

Parte de la explicación es que, posiblemente, algunas empresas grandes cambiaron sus créditos de la filial (mexicana) a la matriz (extranjera), de manera que su deuda aparece ahora en el balance de Nueva York o Bilbao, por ejemplo.

Otra explicación es que algunas empresas grandes se están financiando cada vez más mediante la colocación en el mercado de su propio papel.

Notas:

2/ Cifras al mes de marzo.
No obstante, dicha participación sigue siendo inferior a la que la que el sector servicios tienen en el PIB.

Ello se puede deber a que, en contraste con las empresas del sector industrial, las del sector servicios cuentan con menor acceso al financiamiento bancario y para realizar su actividad deben buscar otras fuentes de financiamiento.

La desaceleración del crecimiento del crédito al sector servicios también fue inferior a la del PIB de servicios.

Nuevamente, ello puede ser una señal de que la desaceleración actual es más bien transitoria.
El comercio y otros servicios (profesionales) son los que más han contribuido a la expansión del financiamiento a este sector. El comercio y los servicios profesionales pueden estar relacionados con la fuerte expansión del crédito bancario al consumo. Nota: 1/ Incluye servicios comunales, sociales y personales, cinematografía, agrupaciones mercantiles, profesionales y civiles y otros servicios.

Y el número de acreditados de esos préstamos millonarios es mínimo.

En cambio, el 99.7% de los acreditados en el sector servicios de la banca comercial reciben créditos menores a 10 millones de pesos y participan sólo con el 17.6% del monto otorgado.

Lo anterior muestra claramente que todavía hay una gran concentración en el otorgamiento del crédito de la banca comercial, lo cual refleja un gran potencial de desarrollo del sistema bancario mexicano.

No obstante, la buena noticia es que la tasa de crecimiento de los más pequeños es más alta.

Nota: Es probable que en esta página web no aparezcan todos los elementos del presente documento.  Para tenerlo completo y en su formato original recomendamos descargarlo desde el menú en la parte superior

Ernesto Sepúlveda Villareal

Es licenciado en economía por la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), maestro en economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y doctor en economía por la Universidad de Essex. Ha impartido cátedra en la UANL, donde se desempeñó como profesor-investigador de tiempo completo, y también ha enseñado en el ITAM por asignatura. Trabajó en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (México) cuatro años antes de iniciar sus estudios doctorales en el Reino Unido. Sus principales áreas de investigación son temas de macroeconomía internacional, economía monetaria y desarrollo económico. Actualmente se desempeña como asesor de la Junta de Gobierno en el Banco de México, y también imparte el curso Macroeconomía Abierta y Finanzas Internacionales para estudiantes de postgrado en el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE). Desde enero de 2005 es miembro del Comité Técnico del Indicador IMEF del entorno empresarial mexicano (IIEEM).

http://www.esepulveda.net/

esepulvedaarrobaesepulveda.net

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.