La economía de Japón en el 2008. Avanza o retrocede?

Autor: Ernesché Rodríguez Asien

Macroeconomía

28-08-2008

Descargar Original

Como es conocido, desde hace más de una década la economía nipona atraviesa por un difícil camino de recuperación económica, años de incertidumbre, de altas y bajas en sus indicadores macros, y cambios drásticos en su eje político, hacen llamar la atención hacia este interesante país.

Desde las diferentes reformas económicas y financieras llevadas a cabo por los diferentes gobiernos, se estima que los cambios para mejorar no han sido del todo alentadores.

Bajas tasas de interés de lo Bancos, política fiscal expansiva y fluctuación del yen en el tipo de cambio, han sido medidas tomadas en cuenta para el despegue del tránsito tortuoso de la reanimación. Pero hasta la fecha este país no ha logrado salir del todo del largo túnel del estancamiento.

El gobierno de Japón ha anunciado el fin de la fase de crecimiento económico más larga que tuvo el país desde la Segunda Guerra Mundial y anunció incluso la posibilidad de una recesión. Según analistas la recesión se caracteriza por al menos dos trimestres consecutivos de retroceso del PIB.

Por primera vez desde febrero de 2002, el gobierno se abstuvo de mencionar la palabra “recuperación” en su informe mensual sobre el estado de la segunda economía mundial y consideró por el contrario que la economía se ha debilitado recientemente.


La expansión cuyo fin acaban de anunciar los analistas, sobrepasó ampliamente en duración los 57 meses de crecimiento del famoso “boom Izanagui”, bautizado tras el nombre de uno de los dioses tras la creación de Japón, según la religión sintoísta y que elevó al país al segundo lugar del ranking de la economía mundial partir de 1968.

Por supuesto que el vigor del crecimiento que acaba de terminar no se puede comparar con aquel “boom”. Entre 1965 y 1970, la economía japonesa progresó a un ritmo promedio de 11, 5% anual gracias a las comparas de automóviles, televisores en color y aparatos de aire acondicionado para hogares, mientras el crecimiento de 2007 fue de sólo 2,1%.

Japón se enfrenta actualmente a una desaceleración de la demanda de Estados Unidos, principal cliente de sus exportaciones. El archipiélago, casi totalmente desprovisto de recursos naturales, sufre además el gran incremento de los precios del petróleo y otras materias primas.

En junio del 2008, las exportaciones japonesas retrocedieron por primera vez desde noviembre de 2003 (-17% anual). La producción industrial y la inversión de las empresas también están en fase descendente.

Sector Externo

Superávit Comercial mensual
(miles de millones de dólares)

Fuente: Banco de Japón.

Al ver caer sus beneficios, las empresas japonesas se abstienen además de aumentar los salarios. El consumo de los hogares está en retroceso constante desde hace cuatro meses (-1,8% en junio), un fenómeno acentuado por la inflación.

La confianza del consumidor de Japón cayó a un mínimo récord de 31,4 en julio debido a la creciente preocupación sobre el debilitamiento de la economía, las condiciones de empleo y salariales y el aumento de los precios del consumo. (El dato más bajo desde que se comenzó a hacer este estudio de forma comparativa en junio de 1982)

Esta conjunción de factores negativos condujo a varios economistas a pensar que la segunda economía mundial se encamina hacia una recesión temporal.

El sector externo uno de los factores importantes de este país para su crecimiento, se ha visto afectado en gran medida por el declive de las importaciones en Asia. Las exportaciones a Asia crecieron al ritmo más lento en tres años. La demanda China, el mayor cliente de Japón, creció la menos de la mitad del ritmo en mayo del 2008.

Europa y Norteamérica, principales mercados de exportación de Asia, sufren los efectos de las caídas bancarias y el racionamiento del crédito, afectando a las economías asiáticas.

La disminución de las exportaciones, combinada con un alza de las importaciones, recortó el superávit comercial japonés en junio a 138 600 millones de yenes (1 280 millones de dólares), una caída anual de 88,9 por ciento.

Comportamiento de las Exportaciones e Importaciones
(mensual, en miles de millones de dólares)

Fuente: Banco de Japón.

La economía japonesa se contrajo un 2,4% en términos reales en el segundo trimestre (abril - junio), respecto a igual período del año anterior (la primera reducción en cuatro trimestres) y un 0,6% en relación al primer trimestre.

Producto Interno Bruto.
Tasas de variación con respecto al período anterior.

Fuente: Banco de Japón.

Hay cinco causas fundamentales que influyeron en la caída del PIB nipón:

1- El efecto de las crisis global sobre todo la de EEUU en las exportaciones japonesas.
2- El encarecimiento del yen
3- La inflación
4- Caída del consumo
5- Crisis del sector inmobiliario japonés

Pero de forma más directa han incidido en la caída del PIB nipón, el desplome de las exportaciones y el consumo interno. El consumo de hogares, segundo pilar sobre el que se sustenta la economía nipona, representando más de la mitad del PIB, disminuyó un 0,5% en comparación al trimestre anterior por la escalada de los precios de los combustibles de las materias primas y de los alimentos de primera necesidad (productos lácteos, cereales y pastas). Tras varios años en los que Japón flirteó con la deflación, los salarios reales están ahora estancados en Japón debido a la inflación.
Situación de los precios
Comportamiento Índice de Precios al Consumidor (IPC)

(variación porcentual con respecto al mismo período del año anterior)

Fuente: Ministerio de Asuntos Internos y Comunicaciones

El tercer pilar de la economía japonesa, la inversión pública, fue menor por el déficit presupuestario y el elevado endeudamiento. También cayó la inversión empresarial y el mercado inmobiliario experimentó un recorte inesperado del 3,4%.

La contracción de la segunda economía mundial se debe principalmente a la pérdida de empuje de los principales motores de crecimiento que son las:

• exportaciones
• Consumo privado
• Inversiones de capital

Por todos los riesgos y dificultades que acontecen en la economía nipona, el primer ministro japonés, Yasuo Fukuda, ha remodelado recientemente la mayor parte de su Gobierno y en especial el área económica, cuyos responsables se enfrentan ahora a una tarea complicada.

Estrategia de los Bancos nipones

Mientras muchos bancos rivales estadounidenses y europeos sufren las consecuencias de la crisis hipotecaria, los mayores bancos japoneses se han mantenido lo suficientemente saludables para expandirse en el extranjero.

Muchos de los principales bancos japoneses han comprado pequeñas participaciones en grandes compañías occidentales que estaban en busca de capital después de verse obligadas a asumir grandes rebajas contables.

La Bolsa
Cotización del Nikkei 225.

Fuente: Invertia.com

Los analistas opinan que los grandes bancos japoneses podrían hacer más inversiones en los alicaídos sectores financieros de EEUU y Europa o en los mercados emergentes de Asia.

Durante el mes de julio el yen, se depreció en un 1,6% al pasar a cotizarse de 106,05 a 107,73 yenes por dólar en el mes. Esta devaluación tiene su origen fundamentalmente al debilitamiento de la economía nipona.

Por otra parte el Comité de Política Monetaria de Japón decidió, por unanimidad, mantener el tipo de interés de referencia sin cambios en el 0,50%, nivel al que se encuentra desde febrero del 2007, debido a la rebaja de sus previsiones de crecimiento para los próximos años y la incertidumbre económica existente a nivel mundial.

El crédito bancario de Japón creció en mayo a su ritmo anual más veloz en más de un año, pero las firmas incrementaron su endeudamiento para cubrir los altos precios de la energía y de los materiales.

El aumento de los precios de las materias primas desató el mayor incremento anual en la demanda de fondos desde enero del 2007. Los mayores bancos del país, que habían estado disminuyendo los préstamos durante más de un año, incrementaron sus créditos a los sectores fuertes como las industrias automotrices y navieras. Todo lo anterior ha influido también en el nivel de ocupación japonesa.

Tasa de desempleo (por ciento)

Fuente: Ministerio de Asuntos Internos y Comunicaciones

En junio, la tasa de desempleo se mantuvo estable en el 4,1% con respecto a igual período del año anterior. El número de personas desempleadas fue 2,65 millones, un crecimiento de 10,0% con respecto al año previo

Paquetes de medidas del gobierno japonés a finales de Agosto

El 25 de agosto del año en curso, el gobernador del Banco de Japón, Massaki Shirakawa, anunció que Japón deberá introducir reformas económicas para afrontar los crecientes costes del crudo y suavizar así el impacto negativo global.

Entre las medidas que planea el gobierno nipón para estimular la economía está, la de la inyección de 8 billones de yenes (73 000 millones de dólares). Este paquete comprenderá ayudas a pequeñas y medianas empresas, así como iniciativas de ahorro de energía y asistencia financiera para aquellas industrias afectadas por el aumento del precio del combustible, como la pesca o la agricultura.

Riesgos que podrían afectar a la economía japonesa en los próximos años:

A corto plazo:

- Que vuelva aparecer nuevamente la deflación tras varios meses consecutivos con una variación de los precios igual o superior a cero.
- Que se produzca una fuerte apreciación del yen, lo que pondrá en dificultades a las empresas exportadoras.
- Una desaceleración del consumo en EEUU mayor de la esperada.
- El continúo aumento de los precios del petróleo y de otras materias primas.
- Convulsiones Bursátiles

A mediano y largo plazo:

- El envejecimiento de la población
- La delicada situación presupuestaria
- La inestabilidad política.

Consideraciones Finales

El escenario que se espera de Japón es que mantendrá su estatus de segunda economía global y primera regional. Se espera una tendencia de expansión económica moderada en el mediano plazo y en el periodo inmediato 2008-2009, el crecimiento de la segundad economía mundial se desacelerará, todo ello debido a varios factores, entre los que se destacan los fuertes costos de energía y materias primas, así como la desaceleración de la construcción de vivienda y la subida de los precios del petróleo.

La economía nipona ha entrado en una fase de contracción, por lo que ha terminado su período más largo de expansión, que había comenzado en febrero de 2002. Sin embargo, el Banco nipón prevé que la economía volverá gradualmente a un crecimiento moderado cuando el precio de las materias primas se equilibre y las economías extranjeras salgan de su fase de desaceleración.

Referencias

• Sitios oficiales en Internet
www.fxstreet.es
www.boj.or.jp
www.invertia.com
www.stat.go.jp
www.mof.go.jp
www.meti.go.jp.

Nota: Es probable que en esta página web no aparezcan todos los elementos del presente documento.  Para tenerlo completo y en su formato original recomendamos descargarlo desde el menú en la parte superior

Ernesché Rodríguez Asien

Profesor-Investigador

Universidad de la Habana

rodriguezasienarrobayahoo.es

ernesche.rodriguezarrobabc.gov.cu

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.