Concepción de política y estado del llamado socialismo del siglo XXI

Autor: Idana Beroska Rincón Soto

Economía política

26-11-2009

Primero que todo, antes de dar una opinión al respecto voy a exponer las definiciones de política y Estado, y su conjunción que para mi sería el poder político.

Al respecto, según Weber, la política es el conjunto de acciones realizadas por un individuo o colectividad destinada para el ejercicio de determinadas funciones hacia el colectivo, con la finalidad de lograr objetivos específicos para la satisfacción de la mayor cantidad de necesidades posibles. La política alude a la actividad que tiene que ver con el convivir diario de los seres humanos y no necesariamente está ligada a los roles del ámbito estatal, la política tiene perspectivas que se observan en todos los casos del ámbito social de los individuos, una de ellas es la interacción basada en negociaciones, consensos, alianzas, pactos y acuerdos que permitan proyectar las aspiraciones colectivas hacia propósitos con un espacio temporal definido.

Ahora bien, según Sartori, 1999, el Estado es el conjunto de instituciones estructuralmente interrelacionadas que interviene en el orden jurídico, político, social y económico de un territorio determinado, la cual esta dotado de un poder supremo, que tiene el monopolio del poder físico coactivo y asegurar la unidad de decisión y acción para hacer respetar y garantizar la estructura pluralista de la sociedad, manteniendo el orden social y promoviendo el bienestar general de todo su entorno de dominio. Igualmente, el autor plantea que el Estado por medio de reglas y normas impuestas por su misma autonomía y autoridad, regula las interacciones entre los actores sociales, acordando a su vez los mecanismos establecidos para la expresión y defensa de sus intereses.

Por ultimo, la conjunción de ambos, que yo llamaría el Poder político estatal, es el recurso fundamental y especifico que detentan los sistemas políticos de cada sociedad; éste se refleja de acuerdo al factor de dominio que ejerza el sistema de gobierno que impere en dicha sociedad, donde éste tiene la capacidad de intervenir en la regulación coactiva del conflicto social, la cual se fundamenta en la posibilidad de dominar los principales recursos de importancia para la sociedad promoviendo una situación de interacción relativa hacia los demás actores sociales en la que se espera que ambas partes se beneficien. Partiendo de este corto preámbulo, me remito pues a dar mi apreciación acerca de la concepción que hay bajo el modelo denominado socialismo del siglo XXI, utilizando esas tres variables previamente definidas.

“El poder es la capacidad de controlar la conducta de otra gente”, y esta relación que se establece posee al menos dos dimensiones el grado de poder, es decir hasta que punto la conducta de un individuo es controlado por otro y la amplitud o campo de poder, que son los tipos de conducta en que logra influir otro individuo o grupo. (Huntington, 1964, p. 124).

Visualizando el poder en el ámbito del Estado, se lo puede concebir como la energía o potencia que desenvuelve la entidad estatal para la realización de su fin propio. El poder estatal para su realización requiere de una determinación específica, de una fuerza humana que lo concrete, que lo impulse, para lo cual, se establecen órganos cuyos actos legítimos se atribuyen, precisamente, al Estado.

Los gobiernos socialistas o comunistas, tienen marcada una tendencia hacia el poder coercitivo, de tipo militar, y utiliza éste poder para mantener su política de Estado bajo la concepción socialista. Así pues, la política para el actual gobierno es un medio y un mecanismo de acción para ejercer la fuerza e imponer a través de su poder una ideología de estado, centralizado, autoritario, totalitario y represivo. Afirmo ello, a través del análisis que hago del discurso dialéctico y que constantemente se abordan, elementos como: imperio, enemigo, guerra, y el lema ”socialismo, patria o muerte”, me sugieren pensar que el modelo de gobierno tiene nociones basadas en concepciones de milicia y hasta maquiavélicas.

Para lograr este poder perpetuo o “continum” el gobierno establece mecanismo de alianza con las fuerzas armadas, ya que es la única vía de “poder armado” que tiene para ejercer el control definitivo, coadyuvado a través del control que ejerce por medio de los poderes públicos. Me parece además, que la política externa que lleva se lleva a cabo, no sólo está encaminada a una armoniosa “integración” de pueblos, no es la integración social, económica y cultural, me parece más bien una especie de negociación estratégica de carácter geopolítico, con el fin de crear vínculos bélicos para implantar su objetivo ultimo “la permanencia en el poder”.

Podría afirmar, que mi idea coincide con la de Schmitt, ya que sus definiciones clásicas apuntan a definir la política como el "ejercicio del poder" en relación a un conflicto de intereses. Son famosas sus definiciones fatalistas, ya que Carl Schmitt visualiza la política como juego o dialéctica amigo-enemigo, que tiene en la guerra su máxima expresión, o de Maurice Duverger, como lucha o combate de individuos y grupos para conquistar el poder que los vencedores usarían en su provecho.

Esta siempre ha sido mi opinión desde hace unos años atrás, y ahora me queda mas afirmada sobre la base de estas teorías, y mucho mas cuando estamos viendo una propuesta de reforma constitucional del Presidente es una reforma que esta diseñada a los intereses particulares de un hombre que maneja el poder y subordina las instituciones y ministerios. En dicha reforma constitucional, no bastándole una ley habilitante, se ha propuesto un sin fin de cambios que van a modificar sin duda alguna el orden político, económico, social y “MILITAR” en el país, mi tesis es correcta, supongo, al ver que se va a controlar la FAN como medio de coerción y fuerza para “imponer” una ideología constituida sobre teorías socialistas de índole marxista.

El problema? No que sea un socialismo, comunismo o marxismo, el problema es que son modelos que fueron pensados en otras épocas, en otras condiciones económicas y sociales, en otros contextos; no pretendamos operar un humano del corazón sin anestesia, así pues, cabe muy bien la idea de Beck, de reinventar lo político, incluso la de Arendt cuando habla de que la política “es la pluralidad de los hombres”. La situación del país es delicada, grave diría yo, no por el modelo en si, mas bien por las intenciones ideológicas y pragmáticas de quien dirige y tiene diseñado en su mente el modelo y el proceso: el presidente. El resto, solo marionetas que ocupan un rango pues no puede estar vacio, y se prestan a cumplir los mandatos del máximo líder. Tal lo vemos en la afirmación del ministro de la defensa al decir “...mas que una propuesta, es una orden”, con respecto a l reforma militar.

No obstante, el poder militar en su definición exacta, es la fuerza física y la posibilidad de poder imponer la voluntad mediante ella, no solo a elementos externos sino dentro de su mismo Estado. El tener a su disposición todo el armamento bélico y la tecnología de guerra, bajo la premisa de ser el instrumento del Estado que ejecuta la violencia de una forma legal e institucionalmente establecida, hace del poder militar un arma muy peligrosa, que requiere necesariamente algún tipo de control para que este no se convierta en la autoridad única del Estado, sino que sea solo su instrumento.

El mayor o menor poder que pueda tener la institución militar depende del control político que se le imponga, es decir, cuanto se puede reducir y hasta que límite puede llegar el poder militar. Este control es ejercido por el poder civil conformado por el liderazgo político legal y legítimamente establecido dentro del Estado.

Sin embargo, se ve una crisis dentro de la institución militar, al estar subyugado por el gobierno, y por ejemplo el pasado 13 de abril, donde los militares gritaban y cantaban tal cual “FAN” enamorada en un concierto, alabando y demostrándole su apego ideológico con el “patria, socialismo o muerte”, cosa que evidencia que ya no contamos con una Fuerza Armada Profesional que se rige por la constitución y leyes de un país serio, y no se trata ni siquiera de una “guardia pretoriana“, ahora vemos una montonera bien armada que no defiende a un Estado-Nación, sino que defiende a un hombre y a una ideología.

Para ir de la mano de la concepción política de Hegel, el totalitarismo tenía que predicarse sobre lo social, insuperable fórmula para hundir en el abismo lo liberal como medida y forma de la política. Por eso, el nazismo es nacional-socialismo; el fascismo, el socialismo de los fascios y el comunismo, simplemente el socialismo, en la nomenclatura de Lenin. (Cita)
Simplificando, se tiene que el socialismo es el totalitarismo de Estado que pregona la eliminación de la propiedad privada, engendro burgués que soporta el sistema democrático y liberal, para sustituirla por la propiedad estatal de todos los medios de producción. El socialismo es incompatible, absolutamente, con propietarios y empresarios privados. Y tal como pregono Mussolini todo en el Estado, nada contra el Estado, nada fuera del Estado.

Por otro lado, según la Revista Liderazgo y visión, el pensamiento político del Presidente de la República es totalmente opuesto a la idea de la diversidad y el pluralismo. Para Chávez, desde el punto de vista político, hay un centro, cual cabeza que dirige al cuerpo, y que le da a éste la libertad para tomar decisiones, pero dentro de unos límites ya definidos desde arriba, desde el poder. Es una libertad determinada ex ante. El eje es el control de la sociedad para hacer realidad el proyecto político nacional.” [el subrayado y negrita es mía].

Con estas aseveraciones, es lógico y simple concebir y comprender el trasfondo de la propuesta político, social, económico y militar del socialismo del siglo XXI. Un Estado que ejerce el control sobre los poderes, toma las decisiones sobre el sistema productivo y establece el régimen ideológico por el cual se regirá la sociedad en general.

A modo de complemento, el Socialismo del siglo XXI es un concepto ideado por Heinz Dieterich Steffan, a partir de 19961, y muy difundido desde el 30 de enero de 2005, por el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez en ese entonces desde el V Foro Social Mundial. En el marco de la revolución bolivariana, Chávez ha señalado que para llegar a este socialismo habrá una etapa de transición que denomina como Democracia Revolucionaria.

Hugo Chávez expresó “Hemos asumido el compromiso de dirigir la Revolución Bolivariana hacia el socialismo y contribuir a la senda del socialismo, un socialismo del siglo XXI que se basa en la solidaridad, en la fraternidad, en el amor, en la libertad y en la igualdad” en un discurso a mediados de 2006.

Además, este socialismo no está predefinido dijo que había que construirlo. Expresando “debemos transformar el modo de capital y avanzar hacia un nuevo socialismo que se debe construir cada día. Aunando a todo ello, actualmente en el país existe un problema de gobernabilidad general, así, según las definiciones que vimos en clases la ingobernabilidad están asociadas con la falta de capacidad del gobierno o con la sobrecarga de demandas que realiza a sociedad.

La ingobernabilidad es el producto de una sobrecarga de demandas que hace que el Estado amplíe sus intervenciones, lo que generará una crisis fiscal: el estado no puede satisfacer las demandas, es decir, se ve incapaz de alcanzar sus objetivos, lo que generará una falta de eficacia, y a esa falta de eficacia le sigue una falta de apoyo político al gobierno de turno (hay falta de legitimidad), no hay consenso. Por lo tanto, un gobierno será plenamente legítimo cuando se sustente en la eficacia y en el consenso.

Así mismo, la ingobernabilidad es un problema de naturaleza política, y por tanto tiene que ver con le funcionamiento de la democracia y de las instituciones democráticas: la ingobernabilidad puede producirse por una disminución de la autoridad política, lo que generará la espiral de la ingobernabilidad: cuando no se resuelve la sobrecarga de demanda, la gente disminuye su apoyo a la autoridad, esta se ve con poco margen para llevar a cabo la resolución de la mayoría de estas demandas, por lo que perderá apoyo popular. Finalmente cuando existen problemas de gobernabilidad se presentan las crisis políticas, económicas y sociales.

Por ultimo quisiera expresar que mi opinión con respecto a la actuación del gobierno es simplemente ejercer el control de la sociedad, mediado a través de la política como instrumento de poder, para finalmente imponer su ideología política e instaurar su modelo de Estado.

Al Poder lo veo como la capacidad o autoridad de dominio, freno y control a los seres humanos, con objeto de limitar su libertad y reglamentar su actividad.

“Este poder puede ser por uso de la fuerza, la coerción, voluntaria, o por diversas causas, pero en toda relación social, el poder presupone la existencia de una subordinación de orden jerárquico de competencias o cooperación reglamentadas”. Toda sociedad, no puede existir sin un poder, absolutamente necesario para alcanzar todos sus fines propuestos.

El elemento de dominio al que llamamos Pueblo "comprende el compuesto social de los procesos de asociación en el emplazamiento cultural y superficial, o el factor básico de la sociedad, o una constante universal en el mundo que se caracteriza por las variables históricas. El principal valor del pueblo está en su universalidad. No habrá Estado si no existe el pueblo y viceversa.

Idana Beroska Rincón Soto

Economista egresada de La Universidad del Zulia (2004). Especialista en Investigación Universidad Rafael Urdaneta (2007). Maestrante del programa en Gerencia Publica de La Universidad del Zulia. Diplomado en Docencia para la Educación Superior (2005). Diplomado en Educación Holística (2006). Jefe del departamento de Investigación y Post-Grado del IUPSM. Docente –dedicación exclusiva- del Instituto Universitario Politécnico “Santiago Mariño” (IUPSM). Jefe de Cátedra de Metodología, Proyecto de Investigación y Trabajo Especial de Grado. Asesora de proyectos de investigación.

beroskarsarrobahotmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.