La clase dominante

Autor: Idana Beroska Rincón Soto

Pensamiento económico

09-12-2009

Análisis de fragmentos de pensamiento: Goran Therborn.

Cómo domina la clase dominante, según el autor Therborn quien prácticamente se basa en el materialismo histórico, y donde el objeto de estudio son las relaciones sociales y productivas entre las clases sociales, en la cual predomina las relaciones de propiedad donde están caracterizadas por la lucha de los intereses de quienes se benefician y los que no, un pensamiento al estilo del Leviatán de Hobbes.

Sobre el materialismo, se puede referir que dicha teoría explica cómo y por que los seres humanos cambian sus relaciones de producción, así como sus relaciones sociales, siendo que las fuerzas productivas exigen la transición de un modo de producción a otro, debido a las transformaciones continuas de los sistemas.

En ese sentido, cabe referir que los principales modos de producción serían, conceptualmente, el comunismo primitivo, el despotismo oriental, el esclavismo, el feudalismo y el capitalismo; en donde se enfatiza la concepción de Marx, siendo que el socialismo aludía la etapa que sucedería al modo de producción capitalista, para luego llegar al ideal comunismo pleno.

Se debe enfocar el estudio hacia el poder político, es decir, ¿quién tiene el poder y cuánto poder tiene? ¿Qué hace ese sujeto con ese poder? ¿Ese poder está destinado a la satisfacción de necesidades individuales o es de interés colectivo?. Todo estado tiene un carácter de clase y toda sociedad de clases una clase dominante.

Según el paradigma marxista, en la sociedad se busca identificar las clases dominantes y sus relaciones sociales, para determinar las condiciones bajo las cuales pueden ser cambiadas o abolidas. Las clases son portadoras de determinadas relaciones de producción.

Según el autor, tanto para Marx como para Weber el mercado es intrínsicamente una estructura de poder, para Weber las clases no son agentes de ningún mecanismo socioeconómico especifico sino sujetos del mercado. El poder del Estado se ejerce no de acuerdo a una armonía funcionalista preestablecida, sino a través de luchas de clases antagónicas. Dentro de una misma sociedad suelen coexistir varios modelos de producción diferentes.

No obstante, se infiere que para determinar el carácter del poder estatal e identificar a la clase dominante es necesario ver cómo se ve afectada la posición económica, política e ideológica de varias clases, y no sólo de una.

En esos términos, domina la clase dominante fundamentalmente reproduciendo las relaciones económicas, políticas e ideológicas de su dominación. Esta se ejerce a través del Estado, es decir, mediante las intervenciones o las políticas del Estado y sus correspondientes efectos en las posiciones de la clase dominante, dentro del campo de la relaciones de producción, en el aparato y en el sistema ideológico.

En síntesis, de lo expuesto por Therborn, las clases sociales no son estáticas y siempre están en constante cambio –infiere el dinamismo social, organizacional, de los sistemas-, en busca de su bienestar, y son ellas las que hacen que sus gobernantes atiendan sus demandas, esto queda demostrado al revisar la historia del mundo y en el caso de Venezuela en particular, siempre ha existido y seguirá existiendo una lucha de clases por la hegemonía, particularmente del poder y del dominio de las “masas”.

Al respecto de la eliminación de las clases sociales, se considera, según las discusiones en clase, que es un escenario no imposible, pero si poco realista, puesto que presuntamente siempre habrá una clase dominante y una clase dominada, aunque constitucionalmente todos tengamos los mismos derechos, y primordialmente se debe a la concepción jerárquica de conformar el poder y organizar la sociedad, aun con la política de inclusión y participación ciudadana, en esos niveles, también se estructuran jerarquías, lo que permite engendrar dominantes y dominados.

Con respecto a la sustitución del modo de producción capitalista por un modelo socialista para luego llegar a un ideal comunista, considero que en el caso de Venezuela esta propuesta está muy lejos de cristalizarse, debido a que el modo de producción es meramente capitalista, basado en la renta petrolera, se debe estudiar entonces tal y como lo plantea el autor un híbrido entre varios modelos que tengan como base el socialismo, por ejemplo, pero sin olvidar la necesidad de participar en el juego del mercado, ejemplo enigmático el caso de China, por ejemplo.

Idana Beroska Rincón Soto

Economista egresada de La Universidad del Zulia (2004). Especialista en Investigación Universidad Rafael Urdaneta (2007). Maestrante del programa en Gerencia Publica de La Universidad del Zulia. Diplomado en Docencia para la Educación Superior (2005). Diplomado en Educación Holística (2006). Jefe del departamento de Investigación y Post-Grado del IUPSM. Docente –dedicación exclusiva- del Instituto Universitario Politécnico “Santiago Mariño” (IUPSM). Jefe de Cátedra de Metodología, Proyecto de Investigación y Trabajo Especial de Grado. Asesora de proyectos de investigación.

beroskarsarrobahotmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.