Relaciones económicas, productivas y técnico vocacionales en las Comunidades de Intibucá Honduras

Autor: Marvin Melgar Ceballos

Economía pública

12-09-2012

1. Presentación de la oferta técnica

Como parte de un proceso de INVESTIGACIÓN SOBRE LAS RELACIONES ECONÓMICAS, PRODUCTIVAS Y TÉCNICO VOCACIONAL EN LAS COMUNIDADES DE INTIBUCA, acción emprendida por Plan Internacional a través de su Unidad de Programa ubicada en el Departamento de Intibucá. El presente documento se enmarca en una propuesta técnica dinámica que trata de articular la diversidad de tópicos y temas que los objetivos y alcances establecidos por los términos de referencia enuncian para obtener los resultados y productos deseados.

Como producto del proceso del análisis (realizado en los numerales anteriores) de los objetivos, alcances, resultados y productos, es evidente y queda MUY CLARO que el proceso de investigación solicitado en base a los términos de referencia, es muy poco probable que pueda realizarse a través de un proceso de investigación LINEA Y UNIDMENSIONAL.

Es importante que el equipo consultor, sea integrado por un equipo multidisciplinario, donde la conjunción de conocimiento teórico y práctico, puedan utilizar una serie de herramientas de captura de información que permitan identificar cada uno de los objetivos y alcances establecidos en los términos de referencia, debiendo de reforzar que el proceso de investigación debe de ser MULTILINEAL y MULTIDIMENSIONAL, con el propósito de obtener los resultados confiables y precisos.

La lógica de intervención para el equipo de consultores se resume en los siguientes niveles:

Investigador

Conocimiento de lo territorial (económico, social y vocacional)

Transformación de lo territorial (económico, social y vocacional)

Para hablar de análisis de resultados en este tipo de investigación se debe, en primer lugar, aclarar que la investigación social utiliza como método científico el hipotético- deductivo, y trata de enmarcar la investigación en una rigurosidad metodológica, que en ocasiones limita el proceso investigativo, donde los investigadores se preocupan más por evidenciar su trabajo científico, es decir por exponer la forma como cumplen con las reglas del método, que con las características que determinan la realidad que quieren conocer.

Se dice entonces que la garantía de objetividad para captar un fenómeno social según sus propiedades y su dinámica depende de la fidelidad con que se siga la regla del método, este concepto lleva a que en la formación de los investigadores se tenga la creencia de que el método reemplaza la formación integral y la capacidad de pensar y comprender y de interpretar.

Es así como en la mayoría de los PROCESOS DE INVESTIGACIÓN TRADICONAL (LINEALES Y UNIDIMENSIONAL), se pierde de vista la idea acerca de que la realidad social, económica y vocacional se rige por leyes culturales que cambian históricamente y que ningún método garantiza que las relaciones MULTIDIMENSIONALES DEL TERRITORIO sean adecuadamente percibidas, a menos que el investigador tenga una formación integral, que le permita pensar e interpretar la realidad a partir de sus parámetros históricos y culturales.El modelo (protocolo) de investigación propuesto, no debe de centrarse en la simple colecta de información a través de boletas, encuestas y sondeos, los procesos de análisis y colecta grupal a través de micro-talleres, grupos focales, 6 reuniones con actores de interés, entrevistas semiestructuradas, etc. Deben también prevalecer sobre el modelo clásico y lineal de investigación. En particular si se desea obtener los resultados propuestos por los objetivos y alcances solicitados por los términos de referencia.

El ANALISIS CUANTITATIVO Y CUALITATIVO debe ser el centro del proceso de investigación. Dado la variabilidad de los temas de investigación y la necesidad de RELACIONARLOS el equipo de consultores debe de invertir tiempo y recursos en el análisis de los resultados, el proceso de INTERIORIZACION TECNICA (análisis) debe acompañarse por el proceso de INTERIORIZACION SOCIAL a través de procesos participativos, que consoliden la veracidad de la información colectada y procesada. De esta forma se consolida un proceso de investigación territorialista donde el enfoque antropocéntrico orientado a la relación de la calidad de vida y oportunidades de desarrollo de niños y jóvenes, puede evidenciarse de forma adecuada y en concordancia con los objetivos de Plan Internacional.

Sobre esta base se ha identificado una serie de herramientas metodológicas, que permitan obtener la información y sobre todo lograr un ANALISIS INTEGRAL de las dinámicas sociales, económicas y educativas en las comunidades, municipios y región, en base a los términos de referencia del proceso de investigación, las herramientas propuestas para el desarrollo del proceso de investigación son:

Herramienta 1: Evaluación del Estado de Información

Herramienta 2: Mapeo de Actores Clave (MAC)

Herramienta 3: Caracterización Socioeconómica Rápida

Herramienta 4: Evaluación de ventajas comparativas y competitivas territoriales

Herramienta 5: Evaluación de Capacitación y formación formal e informal

Herramienta 6: Sistema de Información Geográfica / Bases de Datos

Fuente: Elaborado por Melgar, M. / Proceso de Licitación Plan Internacional

Es importante que se resalte que a pesar de herramientas metodológicas particulares (independientes), su diseño se ha previsto para obtener los objetivos, alcances, resultados y productos solicitados en los términos de referencia, de igual forma cada una de ellas se ha diseñado para lograr un proceso de investigación cualitativa y cuantitativa, donde los procesos participativos de consulta, socialización y validación son determinantes para el ANÁLISIS y presentación de resultados confiables y precisos.

2. Objetivos de la oferta

2.1 Objetivo general

Identificar y analizar las economías prevalecientes, sus interrelaciones; cómo estas afectan la vida de la población viviendo en pobreza y extrema pobreza, principalmente la indígena lenca en los Municipios de Intibucá.

2.2 Objetivos específicos

• Clasificar y analizar los principales actores económicos que operan en la zona de estudio; describiendo la actividad económica, a que se dedican, sistema de comercialización que utilizan y mercados donde venden sus productos.

• Realizar un análisis sobre el componente productivo (autoconsumo y venta) de las familias que residen en las comunidades atendidas por plan, definiendo que producen, cuando, con que propósito y a quien le venden sus productos.

• Hacer un mapeo y análisis de los principales actores financieros y sociales que intervienen a nivel comunitario, municipal y regional y la relación que tienen con la población meta de la investigación.

• Definir y analizar el nivel de participación de los niños y jóvenes en actividades económicas especialmente en periodos de menor flujo comercial y financiero.

• Realizar un análisis comparativo de la realidad económica de las poblaciones ladinas e indígenas definiendo claramente sus diferentes y similitudes, recomendando un plan de fortalecimiento para cada uno de los grupos.

• Realizar un análisis sobre la demanda (que especialidades requiere el mercado laboral y familiar) y oferta (alternativas de formación que ofrecen a las instituciones presentes en la zona) de formación técnica vocacional para jóvenes, definiendo una estrategia de abordaje e implementación, para elevación de capacidades.

• Definir estrategia que contribuyan al fortalecimiento de la población en estudio, que les permita identificar nuevos productos y mejorar la calidad de los que ya existen, mercadeo y comercialización, así como las formas de asociatividad que permitan obtener mejores beneficios.

3. Análisis del alcance de la investigación solicitada

Los proceso de investigación social y económica, en sus diferentes niveles comunitario, municipal y regional, requieren la definición clara de las LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN, que a su vez permitirán definir las HERRAMIENTAS METODOLOGICAS que deben de utilizarse para el cumplimiento de los objetivos propuestos en los términos de referencia, compatibilizar los requerimientos de los contratistas, la realidad del territorio, con un modelo de investigación eficiente y claro, es el reto de un INVESTIGADOR.

El Alcance de la Investigación permite definir los requerimientos y contenido de los productos, el trazar la ruta, que conlleve obtenerlos es parte del proceso de análisis y comprensión de los requerimientos, para ello es necesario la definición de líneas claras de investigación, al revisar los términos de referencia los contratistas (Plan Honduras), han definido los siguientes alcances de investigación:

• Conocer sobre las organizaciones productivas y redes de comercialización existentes a nivel comunitario, regional (nivel municipal) y la contribución de estas al desarrollo.

• Estudiar los periodos de mayor y menor ingreso familiar y comunitario, de mayor flujo de mercados y el comportamiento de las microempresas en esos periodos, especialmente sus respuestas en periodos de menor flujo comercial y financiero.

• Definir estrategias de desarrollo socio económico que interrelacionan los aspectos económicos con los sociales, particularmente en el mejoramiento de la calidad de vida comunitaria.

• Conocer el involucramiento de los niños/as, jóvenes en actividades económicas en la microempresas versus su asistencia a la educación formal y los rangos de dad de estos/as.

• Establecer las similitudes y diferencias entre las técnicas de negociación y comportamiento socioeconómico que tienen los indígenas Lencas versus los ladinos y el impacto en sus economías.

• Identificar las organizaciones financieras y de formación vocacional presentes en la región, así como también las acciones de apoyo y fortalecimiento comunitario realizadas hasta el momento y la propuesta para el futuro.

• Identificar las necesidades de formación y capacitación de los habitantes de las comunidades incluyendo las fortalezas que cuentan.

• Diseñar estrategias que pueden ser utilizadas como respuesta a fortalecer y producir nuevas iniciativas para la implementación de proyectos dirigidos al mejoramiento del ingreso familiar y comunitario

• Análisis de actores económicos, detallado las organizaciones productivas, actividad económica, redes y sistemas de comercialización que utilizan a nivel comunitario y municipal y como estas se relacionan y contribuyen al desarrollo de la económica local.

• Un análisis de las economías de las comunidades, municipios detallados las implicaciones que este tiene con la económica nacional y específicamente hacer un énfasis en como los más pobres participan en la misma.

• Un análisis de la participación de las instituciones financieras con presencia local y de la cooperación nacional e internacional y el impacto de las mismas en las economías locales donde Plan tiene presencia institucional.

• Un análisis de las actividades de las niñas, niño y jóvenes estudiantes en el ahorro del dinero y la creación de pequeñas empresas, nivel de participación y acceso a los servicios financieros, y como los sistemas políticos afectan para romper el ciclo de pobreza.

• Un análisis de las expectativas de los habitantes de las comunidades, autoridades sobre las experiencias actuales y futuras en relación a nuevas iniciativas que pudieran impulsarse en conjunto con la cooperación nacional, internacional, empresarios locales y comunidades.

• Un análisis de la situación de la formación técnico vocacional y productiva y las necesidades de formación profesional, definiendo las áreas donde debe hacer énfasis en este componente.

• Un análisis de las actuales iniciativas de negocios, posibilidades de mejorar los ya existentes y las oportunidades de crear nuevas iniciativas innovadoras para mejorar el ingreso familiar.

• Un informe final que incorporará los análisis efectuados, que detalle todos los productos enumerados.

• Conclusiones y recomendaciones de cada una de los componentes de la consultoría.

• Taller de Divulgación de resultados, con actores involucrados en el proceso, donde se exponga, se discuta y se reciba la retroalimentación requerida para elaborar el documento final de la investigación.

Fotografía 1: Vista de paisaje del Municipio de Intibucá, uno de los tres municipios donde se plantea el proceso de investigación.

Es evidente que los contratistas, poseen una claridad en la definición de los requerimientos de los productos y resultados del proceso de investigación socio económica, conteniendo una serie de ARISTAS que requieren la particularización de herramientas de investigación, con el propósito de obtener datos fidedignos, de forma eficiente en el tiempo y requerimientos de calidad que permitan contribuir a la adecuada toma de decisiones de los gestores del territorio comunitario, municipal y regional.

Siguiendo un proceso coherente de construcción de la investigación de las 10 relaciones económicas, productivas y técnico vocacional en las comunidades de INTIBUCA, los alcances deben de relacionarse en base a diferentes variables que permitirán identificar las líneas y herramientas de investigación, que a continuación se analizan en base a la siguiente propuesta técnica.

3.1 Niveles geográficos de investigación

A nivel de objetivos y alcances, se han definido tres niveles de actuación (1. Regional / Departamental, 2. Municipal y 3. Comunitario) para el proceso de investigación y por ende su respectivo proceso de análisis y propuesta, estos se analizan de forma preliminar (en el numeral en el Contexto Geográfico se ampliara), en la tabla No. 1 presenta los niveles que debe afrontar las líneas y herramientas de investigación que deberán de utilizarse para lograr los alcances propuestos por los términos de referencia:

Tabla 1: Niveles territoriales de intervención en el proceso de investigación

Fuente: Elaborado para oferta técnica / Melgar, M. / 2011

Fotografía 2: Madre Lenca, al fondo vivienda típica de las comunidades indígenas del Municipio de Intibucá.

3.2 Identificación de herramientas de investigación por alcance solicitado para proceso de investigación

La segunda variable a identificar son la herramientas metodológicas a utilizar por cada uno de los alcances definidos en los términos de referencia, como una primera aproximación para construir el protocolo de investigación que formara parte de la presenta propuesta técnica de consultoría de investigación sobre las relaciones económicas, productivas y técnico vocacional en las 13 comunidades de Intibuca. es importante evidenciar que las herramientas pre – seleccionadas en el análisis de los niveles geográficos (territoriales) de intervención, forman parte de una CAJA DE HERRAMIENTAS, reconocidas y utilizadas en los procesos de investigación social, económica y territorial. Estas pueden ser adaptadas a las necesidades particulares de los procesos de investigación en los tres niveles territoriales. La siguiente tabla resumen, permite visibilizar cuales herramientas podrían utilizarse de forma efectiva para construir los objetivos, alcances y productos solicitados en los términos de referencia.

Tabla 2: Herramientas metodológicas y clave utilizada para su análisis

A: Mapeo de Actores Clave (MAC)

B: Caracterización Socioeconómica Rápida

C: Encuestas semiestructuradas

D: Grupos focales

E: Sondeo de Necesidades de Educación y Capacitación formal e Informal

F: Evaluación de ventajas comparativas y competitivas territoriales

G: Evaluación de Capacidad de Respuesta de entidades económicas y sociales

H: Evaluación de Capacitación y formación formal e informal

I: Evaluación del Estado de Información

J: Sistema de Información Geográfica / Bases de Datos

K: Análisis de resultados cuantitativos y cualitativos de encuestas, sondeos, grupos focales y mapeo de actores claves

L: Análisis por cruce de información cuantitativa y cualitativa primaria y secundaria

M: Talleres de socialización, validación y retroalimentación

Fuente: Elaborado para oferta técnica / Melgar, M. / 2011

Tabla 3: Matriz Identificación de herramientas de investigación por alcance solicitado para proceso de investigación

Fuente: Elaborado para oferta técnica / Melgar, M. / 2011

Fotografía 3: Puente la Gloria entre los municipios de Jesús de Otoro y Masaguara.

Aunque el análisis de la identificación de herramientas metodológicas factibles a utilizar en el proceso de investigación, se realizo de forma a priori, utilizando el criterio técnico y conocimiento conjunto del equipo propuesto para el abordaje de la consultoría, es importante establece que como acción inicial esta identificación, así como el protocolo de investigación, se revisara con el propósito de particularizar mas el modelo metodológico, en forma conjunta con los técnicos de Plan Honduras. A partir de la tabla anterior, se construye la matriz de frecuencia que se presenta a continuación.

Tabla 4: Matriz de frecuencia (cruce) de herramientas y alcance de investigación

Fuente: Elaborado para oferta técnica / Melgar, M. / 2011

Fotografía 4: Parque central del Municipio de Jesús de Otoro.

Con la tabla de frecuencia el equipo de consultores, puede definir las herramientas principales, para implementar los objetivos, alcances, productos y resultados de la investigación sobre la relaciones económicas, productivas y técnico vocacional en las comunidades de Intibuca, es importante resaltar que debido al abanico de temas y variables solicitadas en los objetivos y alcances de los términos de referencia, para el proceso de INVESTIGACIÓN no es factible utilizar una UNICA HERRAMIENTA METODOLOGICA, es necesario la utilización de diferentes herramientas, para diferentes niveles (regional, municipal y comunitario), para diferentes temas (social, económico, productivo y vocacional) y grupo de interés (niños, jóvenes, mujer, etnia, etc.). Esto involucra que el equipo de consultores debe de ser MULTIDISCIPLINARIO y que gran parte del trabajo de relación a la consultoría debe de enfocarse en el proceso de ANALISIS y elaboración de los productos. El grafico siguiente, permite establecer la frecuencia y prioridad para el uso de las herramientas de investigación.

Figura 1: Grafica de tipología de herramientas metodológicas

Fuente: Elaborado para oferta técnica / Melgar, M. / 2011

Al evaluar la frecuencia de las herramientas, como producto del análisis de la interrelación con los alcances establecidos en el proceso de investigación, se ha logrado identificar que las herramientas más factibles a utilizar (sin descartar el resto de ellas), son las siguientes:

A: Mapeo de Actores Clave (MAC)

B: Caracterización Socioeconómica Rápida

F: Evaluación de ventajas comparativas y competitivas territoriales

G: Evaluación de Capacidad de Respuesta de entidades económicas y sociales

I: Evaluación del Estado de Información

H: Evaluación de Capacitación y formación formal e informal

J: Sistema de Información Geográfica / Bases de Datos

K: Análisis de resultados cuantitativos y cualitativos de encuestas, sondeos, grupos focales y mapeo de actores claves

L: Análisis por cruce de información cuantitativa y cualitativa primaria y secundaria

A pesar de esta priorización en respuesta al análisis de los alcances de la investigación, es evidente y necesario aplicar dos instrumentos que son significativos en este proceso de investigación:

Fotografía 5: Iglesia católica del Municipio de Masaguara.

3.3 Líneas de investigación

Otro factor que el equipo de investigación debe de identificar y comprender como producto, del análisis de los alcances de la investigación, son las LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN. Es importante resaltar que Plan Honduras en los términos de referencia proporcionados, en los objetivos, alcances, resultados y productos, establecen un MENÚ amplio sobre TEMAS, VARIABLES Y FACTORES que deben de incluir el proceso de INVESTIGACIÓN SOBRE LAS RELACIONES ECONÓMICAS, PRODUCTIVAS Y TÉCNICO VOCACIONAL EN LAS COMUNIDADES DE INTIBUCA.

La identificación de las líneas de investigación, producto de la definición de las herramientas metodológicas, permitirá la definición de un protocolo claro, que permita la obtención de la información confiable y de calidad. Cada línea de investigación agrupa los temas, variables e indicadores que los objetivos y alcances de los términos de referencia solicita como parte del proceso de investigación, la tabla siguiente presenta las líneas de investigación.

Tabla 5: Líneas de investigación identificadas

Fuente: Elaborado para oferta técnica / Melgar, M. / 2011

4. Análisis de productos esperados de consultoría

Como producto del análisis de los objetivos y alcances de los términos de referencia de la consultoría, es evidente que se hace necesario definir de forma puntual los productos y subproductos (así como resultados), que el contratista (Plan Honduras – Intibucá), obtendrá producto de la presente propuesta técnica, definiendo de forma tangible los alcances del proceso de INVESTIGACIÓN SOBRE LAS RELACIONES ECONÓMICAS, PRODUCTIVA Y TÉCNICO VOCACIONAL EN LAS COMUNIDADES DE INTIBUCA. Los 21 productos tangibles establecidos en los términos de referencia se presentan en la siguiente tabla resumen:

Tabla 6: Resumen de productos tangibles establecidos por los términos de referencia

1: Plan de trabajo detallado que muestre fechas y actividades a desarrollar durante la implementación de la consultoría

2: Metodología e instrumentos a utilizar para realizar el levantamiento y análisis de la información de campo.

3: Primer borrador con el propósito de que se puedan observaciones preliminares sobre el trabajo realizado y principalmente sobre el documento producido.

4: Ayuda de Memoria del taller donde se especificará las observaciones sobre el documento y los cambios que se le deben realizar al mismo se debe presentar el documento final.

Fuente: Elaborado para oferta técnica / Melgar, M. / 2011

Los productos y subproductos previstos a entregar como parte de la presente oferta técnica se resume en la siguiente matriz.

Tabla 7: Resumen de productos y subproductos ofertados en la presente oferta técnica

1: Plan de trabajo detallado que muestre las fechas y actividades a desarrollar durante la implementación de la consultoría.

2: Propuesta metodológica conteniendo herramientas a utilizar en el levantamiento de campo. (Protocolo de investigación)

2.1: Manual de herramientas metodológicas utilizadas para el levantamiento de información secundaria.

2.2: Manual de herramientas metodológicas a utilizar en el proceso de investigación de objetivos y alcances de la investigación.

2.3: Herramientas de colecta de información primaria: 1) Mapeo de Actores Claves; 2) Encuestas socioeconómica; 3) Evaluación de capacitación técnico vocacional, etc.

2.4: Base de datos de procesamiento de información de herramientas: 1) Base de datos Excel; 2) Base de datos en Statistical Package for the Social Sciences (SPSS) 3) Base de datos Access (integral); y 4) Base de datos Meta Datos – Shape (SIG)

2.5: Guiones metodológicos de micro talleres, grupos focales y talleres municipales de colecta de información, verificación, socialización y retroalimentación.

3: Primer borrador de borrador de informe de consultoría con información procesada y analizada, bajo índice previamente acordado, anexando:

3.1: Documento conteniendo el informa y base de datos (digital) de la información secundaria colectada a nivel comunitario, municipal y regional.

3.2: Base de datos de información procesada en: 1) Base de datos Excel; 2) Base de datos en Statistical Package for the Social Sciences (SPSS) 3) Base de datos Access (integral); y 4) Base de datos Meta Datos – Shape (SIG)

3.3: Compendio de Ayudas de Memoria de procesos participativos (micro talleres comunitarios, grupos focales y talleres municipales) de colecta de información, verificación, socialización y retroalimentación.

3.4: Secuencia fotográfica de proceso de investigación, actividades de consulta, recolección de información y procesamiento.

3.5: Meta datos, archivos Shape y proyectos del Sistema de Información Geográfica.

3.6: Atlas de mapas temáticos (comunitario, municipal y regional) conteniendo el procesamiento de información de indicadores sociales, económicos y educativos, dispuestos territorialmente.

3.7: Sistema integrado de seguimiento y evaluación de indicadores comunitarios, municipal y regional (Base de datos enlazada)

3.8: Documentos en formato borrador del Mapeo de Actores Claves (MAC) particularizado para cada uno de los municipios (Intibucá, Jesús de Otoro y Masagura), con énfasis en el Multisector Económico y Productivo, particularizando e identificando los procesos afines a Micro – Economía.

3.9: Documento en formato borrador del Mapeo de Actores Claves Regional (Identificado en base al corredor económico y dinámica microeconómica regional), con énfasis en el Multisector Económico y Productivo, particularizando e identificando los procesos afine a Micro – Economía.

4: Informe final de consultoría, conteniendo información procesada y analizada, bajo índice previamente acordado, anexando:

4.1: Informe final en versión resumen y maquetación (editado) para su publicación

4.2: Documento conteniendo el informa y base de datos (digital) de la información secundaria colectada a nivel comunitario, municipal y regional.

4.3: Base de datos de información procesada en: 1) Base de datos Excel; 2) Base de datos en Statistical Package for the Social Sciences (SPSS) 3) Base de datos Access (integral); y 4) Base de datos Meta Datos – Shape (SIG)

4.4: Compendio de Ayudas de Memoria de procesos participativos (micro talleres comunitarios, grupos focales y talleres municipales) de colecta de información, verificación, socialización y retroalimentación.

4.5: Compendio de medios de verificación de proceso de investigación

4.6: Secuencia fotográfica de proceso de investigación, actividades de consulta, recolección de información y procesamiento.

4.7: Meta datos, archivos Shape y proyectos del Sistema de Información Geográfica.

4.8: Atlas de mapas temáticos (comunitario, municipal y regional) conteniendo el procesamiento de información de indicadores sociales, económicos y educativos, dispuestos territorialmente.

4.9: Sistema integrado de seguimiento y evaluación de indicadores comunitarios, municipal y regional (Base de datos enlazada)

4.10: Manual de manejo de Sistema Integrado de Seguimiento y Evaluación de indicadores comunitarios, municipales y regional (Base de datos enlazada)

4.11: Informe de sistematización del proceso de investigación (Cierre de Protocolo)

4.12: Documentos en formato final del Mapeo de Actores Claves (MAC) particularizado para cada uno de los municipios (Intibucá, Jesús de Otoro y Masagura), con énfasis en el Multisector Económico y Productivo, particularizando e identificando los procesos afines a Micro – Economía.

4.13: Documento en formato final del Mapeo de Actores Claves Regional (Identificado en base al corredor económico y dinámica microeconómica regional), con énfasis en el Multisector Económico y Productivo, particularizando e identificando los procesos afine a Micro – Economía.

Fuente: Elaborado para oferta técnica / Melgar, M. / 2011

5. Observaciones a los términos de referencia

Al evaluar los términos de referencia presentados para el proceso de INVESTIGACIÓN SOBRE LAS RELACIONES ECONÓMICAS, PRODUCTIVAS Y TÉCNICO VOCACIONAL EN LAS COMUNIDADES DE INTIBUCA. Es evidente que se encuentran debidamente construidos, las variables y necesidades de investigación debidamente identificadas y definidas, aunque estas amplias y aunque persiguiendo objetivos comunes, la dispersión de variables para construir el modelo de investigación y con ello obtener los 23 alcances definidos en los términos de referencia. Para comprender la dinámica y dimensión del proceso de investigación, el consultor (y el equipo asociado), necesita conocer la plataforma conceptual de los programas y proyectos que Plan Internacional ejecuta a nivel nacional y en forma particular en las comunidades y municipios (Intibucá, Jesús de Otoro y Masagura), solo de esta forma se podrá particularizar y profundizar en las herramientas de colecta y procesamiento de información. A pesar de que no se identifica claramente si el estudio se concentrara en las 75 comunidades (3,500 familias) que atiende Plan Intibucá en este momento o en la generalidad de las comunidades de los municipios.

Es importante resaltar que los términos de referencia establecen …El estudio socioeconómico aquí propuesto, permitirá conocer mejor las condiciones económicas de la población viviendo en pobreza y pobreza extrema en las áreas geográficas que interviene Plan. Este estudio facilitará el diseño e implementación de las acciones de desarrollo socioeconómico en la región con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de la niñez y juventud.

La información producto de la investigación, será utilizada para orientar las acciones operativas de los programas y proyectos de Plan en los territorios, por ende, el estudio debe de ser considerado desde un ENFOQUE TERRITORIAL, pero al mismo tiempo es evidente en toda la evolución de los términos de referencia que el ENFOQUE ANTROPOCENTRICO (Enfoque basado en derechos humanos) es prioritario, así como también la atención a grupos de población bien definidas como la niñez y la juventud. Lo anterior en respuesta al Plan adoptado en el 2003 sobre el Desarrollo comunitario Centrado en la Niñez (DCCN) como enfoque global de desarrollo.

Es importante resaltar que otro fin del proceso de investigación que establecen los términos de referencia es …contribuir al proceso de planificación y programación estratégica, a manera de posibilitar un enfoque programático claro, descrito en los Programas de País. Asimismo, le permitirá a la PU la implementación de los programas según el contexto local. Es por esta razón que se pretende a través de este estudio, definir líneas de acción orientadas al fortalecimiento de la micro- económica existente en esta región.

El segundo fin a resaltar nos permite evidenciar la MULTIFUNSIONALIDAD que persigue la información producto del proceso de investigación, al utilizar los estudios para la elaboración de los futuros Planes de Desarrollo Municipal (y comunitario), en concordancia con la Ley de Visión de País y Plan de Nación (Decreto 286 – 2009). Y como Plan Intibucá se involucra en los procesos de planificación y programación territorial, donde el desarrollo micro-económico es un factor determinante, en futuro modelo de desarrollo para incentivar el crecimiento endógeno de las comunidades, municipios y región.

El punto anterior nos lleva al tercer fin del proceso de investigación, que en los términos de referencia se enuncia en la siguiente forma …conocer con mayor precisión cómo funciona la microeconomía de las y los pequeños agricultores vendedores de las calles, mercados locales, tortillería de la montaña, frutas, verdura, granos básicos, productos de artesanos y artesanas, manufacturas en pequeña escala etc. Servirá para mejorar los programas de Plan Intibucá para facilitar recursos y medios a madres y padres de niños y niñas.

Lo anterior lleva al equipo de investigadores (e investigador principal), identificar por parte de los contratistas (Plan Intibucá) profundizar en elementos de MICRO – ECONOMÍA, que incluye la economía de subsistencia, economía informal y formal, a nivel individual, núcleo familiar y comunidad. Es importante que las herramientas de colecta y análisis de información no se concentren en el SIMPLE PROCESO DE LEVANTAMIENTO CLÁSICO DE ENCUESTAS, SONDEOS Y BOLETAS DE CAMPO, muy utilizada por los ECONOMISTAS CLÁSICOS, es importante para la comprensión de las ESTRATEGIAS DE SOBREVIVENCIA utilizar herramientas participativas en los diferentes niveles territoriales, para comprender la verdadera dinámica meso- económica, micro-económica y con ello establecer las variables que pueden fomentar en forma positiva o afectar de forma negativa, la dinámica de la económica familiar, micro y pequeña empresas. Es por ello que a pesar de que los términos de referencia no expresan con claridad el requerimiento de más de un proceso participativo, como verán los evaluadores en la propuesta metodológica y como parte del abordaje propuesto en la oferta técnica, se realizaran las siguientes acciones participativas:

• Entrevistas semi-estructuradas familiares

• Entrevistas semi-estructuradas a unidades productivas (individuales, familiares, asociativas y cooperativas)

• Micro-talleres comunitarios

• Grupo focales particularizados (emprendedurismo, grupos de mujeres, microempresas, pequeñas empresas, comerciantes, coyotes agrícolas, cooperativas, cajas rurales, prestamistas, que sean identificados por el mapeo de Actores Claves).

• Talleres de Nivel Municipal para la identificación, validación y socialización de Mapeo de Actores Claves (MAC)

• Talleres de Nivel Municipal para identificación, validación y socialización de estrategias de sobrevivencia.

• Taller de presentación de resultados (documento y solicitado por los términos de referencia).

El abanico de temas y variables que los objetivos y alcance establecen para el proceso de INVESTIGACIÓN SOBRE LAS RELACIONES ECONÓMICAS, PRODUCTIVAS Y TÉCNICO VOCACIONAL EN LAS COMUNIDADES DE INTIBUCA, hacen evidente el abordaje es TERRITORIAL, no puede ser manejado por un sociólogo o antropólogo clásico, mas aun por un economista o de los mal denominados especialistas en Desarrollo Económico Local.

El proceso de investigación debe abordarse a través de un TERRITORIALISTA y esto lleva a la conformación de un equipo multidisciplinario de especialistas que permitan abordar el abanico de temas y variables de una forma particularizada pero integral y que a su vez conozcan los diferentes herramientas metodológicas, ya que es IMPOSIBLE que los resultados y productos esperados por los términos de referencia, puedan abordarse y obtenerse por un PROCESO DE INVESTIGACIÓN LINEAL Y UNIDIMENSIONAL, por lo que a pesar de que los términos de referencia NO lo indican es necesario establecer la necesidad de que se integre un EQUIPO MULTIDISCIPLINARIO y con formación de investigación multidisciplinaria, multidimensional y participativa (la hoy denominada investigación operativa), siendo una observación a los términos la necesidad que la consultoría se realice por equipo multidisciplinario, que a razón de la siguiente propuesta debería estar integrado al menos por:

Tabla 8: Integración del equipo multidisciplinario de la consultoría

Fuente: Elaborado para oferta técnica / Melgar, M. / 2011

Es equipo de especialistas debe de ser complementado por el equipo técnico de campo integrado al menos por:

• Facilitadores en acciones participativas (entrevistas, micro-talleres, grupos focales y talleres participativos)

• Supervisores de encuesta y sondeos

• Encuestadores de campo.

Finalmente es importante visibilizar en los términos de referencia una realidad que se OCULTA en los estudios, INVESTIGACIÓNes y planes que se realizan en la región y en forma particular en el Departamento de Intibucá, siendo el abordaje desde lo ETNICO, es necesario resaltar que la investigación se realizara en un territorio donde más del 65 % de la población se identifica con la etnia Lenca.

Fotografía 6: Mujer lenca realizando actividades agrícolas en terreno de su propiedad en el Municipio de Intibucá.

Y aunque los estudios antropológicos y sociológicos, evidencia un DESGASTE en el comportamiento y conducta asociada a la etnia, como ritos, tradiciones, cultura, idioma y cosmovisión. Aun es evidente la segregación existente entre la población denominada blanca (mestizos) o ladina, con los grupos y comunidades Lencas.

Es importante que las encuestas, sondeos, entrevistas y en particular las acciones participativas, sean particularizadas para el análisis de la relación de las variables establecidas en los objetivos y alcances, con las características de la población Lenca y las relaciones comerciales con los blancos (mestizos) o ladinos ubicados en los tres municipios y la región. En cumplimiento al objetivo que establece que como resultado de la investigación es necesario:

• Realizar un análisis comparativo de la realidad económica de las poblaciones ladinas e indígenas definiendo claramente sus diferencias y similitudes, recomendando un plan de fortalecimiento para cada uno de los grupos.

Como observación y recomendación, que es asumida en la presente propuesta técnica, es necesario ampliar este ANALISIS COMPARATIVO a la dinámica y relación económica entre mujeres Lencas y Ladinas, debido a que existen en la experiencia del equipo y coordinador1 es necesario establecer con el propósito de evaluar el estado de la mujer indígena (Lenca), quien es objeto de una doble discriminación por el hecho de ser mujer e indígena. Por lo que desarrolla estrategias de sobrevivencia muy particulares y el aporte a la dinámica de la economía familiar y comunitaria es profunda y de interés para su análisis en el proceso de investigación.

Fotografia 7: Producción tradicional en telar, de tejidos típicos de la etnia Lenca, producidos en el Municipio de Intibuca.

6. Marco referencial

Con el objetivo de ubicar de forma referencial y situacional la propuesta técnica y al propio equipo que la elabora, de forma muy breve y concreta, se realizara una revisión del contexto institucional y geográfico, lo que permitirá además fortalecer la propuesta metodológica, en particular en lo que respecta al diseño estadístico de la toma de muestra a nivel comunitario y municipal.

6.1 Contexto institucional

6.1.1 Antecedentes

PLAN Internacional nació en España en 1937 impulsada por el periodista británico John London-Davies y por el voluntario inglés Eric Muggeridge, quien respondió a la llamada de Katharine Ramsay, Presidenta del “National Joint Committee for Spanish Relief”.

En origen, PLAN Internacional se denominaba “Foster Parents Plan for Children in Spain” (Plan de Familias de Acogida para Niños de España) y tenía como objetivo dar alimento, alojamiento y educación a los niños cuyas vidas habían sido arruinadas por la Guerra Civil en España.

Langdon-Davies creía que tenía que existir una relación personal entre el niño y el apadrinador, sólo de esta manera era posible que el niño recibiese la atención necesaria. Esta máxima sigue siendo uno de los pilares de PLAN Internacional. El simple hecho de pensar que los problemas a los que se enfrenta un niño se pueden reflejar en su vida, ayuda a las personas a ver la cara humana de la pobreza y, lo que es aún más importante, les enseña a poder ser de ayuda.

Desde entonces nuestro enfoque hacia la asistencia humanitaria ha evolucionado. PLAN Internacional realiza actividades de ayuda en zonas de guerra apoya a las zonas recientemente salidas de un conflicto, organiza planes de asistencia en casos de emergencia y lleva a cabo proyectos a largo plazo para ayudar a los niños, a sus familias y a sus comunidades en países en vías de desarrollo.

Durante 70 años PLAN Internacional ha trabajado con niños, familias y comunidades. Su incansable labor basada en la responsabilidad social y la transparencia ha cimentado su reputación como una agencia de ayuda humanitaria destacada por la ética, la eficacia y el compromiso puesto en cada uno de sus proyectos.

6.1.2 Cronología de Plan Internacional

Desde su nacimiento en 1937 hasta hoy Plan Internacional se ha convertido en una organización global que ayuda directamente a más de 1.500.000 niños en 49 países en vías de desarrollo.

Años 30

Plan España Internacional nace en 1937 con el nombre de 'Foster Parents Plan for Children in Spain' (Plan de Familias de Acogida para Niños de España) para ayudar a los niños cuyas vidas habían sido arruinadas por la Guerra Civil Española.

Años 40

Durante la Segunda Guerra Mundial, la organización toma el nombre de "Foster Parents Plan for War Children' (Plan de Familias de Acogida para Niños Afectados por la Guerra) y empieza a trabajar en Inglaterra ayudando a niños expatriados de toda Europa. Después de la guerra, la organización extiende su servicio también para socorrer a niños en Francia, Bélgica, Italia, Países Bajos, Alemania, Grecia y durante una breve temporada en Polonia, Checoslovaquia y China.

Años 50

Cuando Europa empieza su recuperación, PLAN abandona gradualmente estos países y empieza nuevos programas en países menos desarrollados. La organización elimina de su nombre la referencia a los niños afectados por la guerra y se convierte en ‘Foster Parents Plan' (Plan de Familias de Acogida) para reflejar su objetivo: dar un cambio duradero a las vidas de los niños más necesitados, sean cual sean sus circunstancias.

Años 60

PLAN expande su trabajo a países en América del Sur y Asia. Los proyectos están diseñados para promocionar un desarrollo sostenible y duradero de los niños y de sus familias. En 1962, la Primera Dama de EE.UU. Jacqueline Kennedy es Presidenta Honoraria del vigésimo quinto aniversario de PLAN.

Años 70

Plan empieza a expandirse por América del Sur, Asia y África; por esta razón el nombre se convierte en ‘Plan International' (Plan Internacional).

Años 80

Bélgica, Alemania, Japón, y Reino Unido se suman a EE.UU., Australia y a los Países Bajos, convirtiéndose en países donantes. El Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas reconoce PLAN Internacional.

Años 90

PLAN España Internacional alcanza su 60 aniversario de actividad en la ayuda a niños. Se abren oficinas en Francia, Noruega, Finlandia, Dinamarca, Suecia y en Corea.

Primera década del Siglo XXI

Se abren oficinas en Irlanda, España y Suiza: el número de países donantes alcanza los 17. El nombre Plan International (Plan Internacional) se convierte en “PLAN”. Se elige este nombre para que sea más fácil reconocer la organización en todo el mundo. Todos los niños apadrinados de todas las regiones donde PLAN trabaja han tenido la oportunidad de ver el nuevo logotipo. A todos les ha gustado la imagen del niño que juega y el sol caliente.

6.1.3 Áreas y enfoque de trabajo

Los niños están en el centro de todo lo que hacemos. PLAN es una ONG que trabaja activamente con niños y niñas de todo el mundo, sus familias, comunidades, organizaciones y gobiernos locales, para provocar un cambio positivo en sus vidas. La transparencia de la ONG garantiza que la ayuda llegue a los destinatarios de todos nuestros esfuerzos: los niños.

El trabajo de la organización sostiene los principios de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, la cual explica con detalle los derechos humanos de los niños, incluyendo el derecho a:

• Sobrevivir.

• Desarrollarse al máximo.

• Estar protegido de influencias perjudiciales, abuso y explotación

• Participar completamente en la vida familiar, cultural y social.

• Cuando los niños y los adultos trabajan juntos como parte del proceso de cambio es más probable que los programas tengan éxito y sean sostenibles.

Visión de Plan

Nuestra visión es la de un mundo en el que todos los niños y niñas puedan desarrollar al máximo su potencial, en sociedades que respeten los derechos y la dignidad de las personas.

La transparencia de una ONG es esencial para poder cumplir sus objetivos. PLAN se ha adherido a los principales estándares internacionales para garantizar la transparencia de una ONG como la Carta International Non-Governmental Organisations Commitmentto Accountability (INGO).

Además, el Committee on Fundraising Organisations (ICFO) ha evaluado de manera independiente nuestras operaciones para dar cuenta de la transparencia de la ONG.

Estrategia operativa de la Visión de Plan

A través de proyectos a largo plazo cuyo objetivo es mejorar de manera sostenible las condiciones de vida de los niños y niñas, sus familias y las comunidades en las que viven. Este proceso solo puede ser eficaz si trabajamos desde lo que nosotros llamamos la "raíz", es decir, en el campo, en los países donde sus donaciones marcan una diferencia y con personas que conocen y comprenden mejor nuestros retos.

En este proceso se involucra a los trabajadores de PLAN y a los voluntarios que conocen la región y sus problemas. La gente se compromete a trabajar allí durante largos períodos, normalmente entre 10 y 15 años, para alcanzar un nivel de desarrollo sostenible. Un objetivo que no podría tener éxito sin la participación activa de las personas que saldrán beneficiadas, es decir, las familias locales, los grupos comunitarios y los niños. Todo el proceso está monitoreado y controlado por organizaciones internacionales que garantizan la transparencia de la ONG.

La organización tiene más de 6.000 empleados, la mayoría trabajando en las comunidades. Además, PLAN cuenta con el apoyo de 60.000 voluntarios que trabajan ayudando a implementar los proyectos en los países en desarrollo.

Proyectos en desarrollo

La organización trabaja con el objetivo de lograr un futuro en el que los niños y niñas tengan oportunidades. Actualmente, desarrollamos alrededor de 9.000 proye ctos que mejoran las condiciones de vida de los m ás pequeños,teniendo com o base fundam ental el trabajo activo de todos los actores y la transparencia de la O N G .

Área de trabajo 1: Educación

La enseñanza es crucial para el desarrollo y es una de las herramientas más poderosas para romper el ciclo de la pobreza. Plan invierte más en educación que en ninguna otra área de programas y trabaja con el fin de asegurar que niños, jóvenes y adultos adquieren los conocimientos necesarios para llevar a cabo su potencial pleno.

El programa de mejora de las escuelas, que es una parte fundamental de nuestro trabajo en el ámbito de la educación formal, proporciona:

• Apoyo en todos los aspectos esenciales de un colegio con el fin de crear un entorno de aprendizaje óptimo para los niños.

• Participación activa de los niños y las comunidades en la gestión de la escuela.

Gestión individualizada de la escuela, haciéndose cargo de la matrícula de los niños en el colegio, asistencia al centro y aprendizaje.

• Además, Plan también se hace responsable de que concluyan sus estudios satisfactoriamente.

En 2007, Plan formó a 80.799 docentes y construyó o rehabilitó 7.533 escuelas para niños.

Comunicación

Por otra parte, nos ponemos en contacto con niños que nunca han ido a la escuela o que han dejado sus estudios y les ofrecemos la oportunidad de acceder a una educación de calidad. Trabaja para eliminar las barreras a las que se enfrentan las niñas y que les impiden acceder a la educación y hemos creado proyectos para poder ayudar a miles de ellas a acceder a la escuela.

Área de trabajo 2: Salud

Desde el apoyo a los programas de inmunización, hasta la formación de voluntarios en las estrategias de lucha contra la malaria, los programas de salud de Plan contribuyen a salvar miles de vidas infantiles cada año. Nos centramos en las condiciones de salud de los niños y las niñas. Nuestras iniciativas dirigidas a la población incluyen la inmunización y la nutrición de los niños y la promoción de la higiene. De especial relevancia a las cinco causas fundamentales de muerte entre los 0 a 5 años: malaria, diarrea, enfermedades 32 respiratorias graves, malnutrición y sarampión.

Salud materna y reproductiva

La salud maternal es otra área clave de nuestro trabajo, centrándonos especialmente en los cuidados anteriores y posteriores al parto y en la atención durante el mismo.

Área de trabajo 3: Agua y Saneamiento

Los proyectos de aguas y saneamiento se encuentran entre los programas clave de PLAN. Trabajamos con las poblaciones para mejorar el acceso al agua potable y con el fin de de concienciar sobre la importancia que cobra la gestión de los residuos. Más de 2.200.000 niños y niñas mueren anualmente a causa de problemas relacionados con aguas y saneamientos: cada minuto mueren cuatro menores como consecuencia de la diarrea provocada fruto de las pésimas condiciones de salubridad e higiene. Todos los años, los programas de aguas y saneamientos de PLAN ayuda a las poblaciones a construir 2.000 letrinas en la escuela y en los últimos cuatro años, ha ayudado a las familias y a las comunidades a construir otros 200.000 aseos, beneficiando a varios millones de personas. También proporcionamos acceso a los proyectos de aguas y saneamiento a poblaciones y escuelas, especialmente en las zonas rurales y establecemos organizaciones con su núcleo y fundamento en la propia comunidad, para asegurarnos de que se continúa con la gestión y el mantenimiento de los distintos puntos de acceso al agua.

Enfoque de trabajo

Millones de personas no poseen unas condiciones mínimas de aguas y saneamiento, como el acceso a servicios sanitarios básicos, por lo que se ven obligadas a defecar al aire libre, contaminando así los recursos alimenticios y de agua. En Asia, África austral y África oriental, Plan es pionera en una nueva iniciativa completamente radical: servicios sanitarios completos gestionados por la comunidad (CLTS en sus siglas inglesas), que tiene como fin enseñar a las poblaciones la importancia de poseer buenas condiciones en aguas y saneamientos y les ayuda a construir y mantener sus propias letrinas. Además, ello les ayuda a ganar confianza y prohibir abiertamente la defecación al aire libre.

Área de trabajo 4: Hábitat (Derecho a un hogar decente)

Los niños y niñas tienen el derecho a vivir en un entorno seguro, feliz y sano que les permita obtener el mejor provecho de la vida. Con la ayuda y la participación de los niños, Plan ayuda a las comunidades para que se proporcionen ellas mismas los recursos que necesitan para crear condiciones apropiadas de vida, tal como un suministro constante de agua potable, viviendas seguras, iluminación, carreteras y puentes.

Área de trabajo 5: Seguridad Económica

Millones de personas luchan por alcanzar sus necesidades diarias más básicas. Estas personas viven en una situación de vulnerabilidad extrema ante las crisis económicas o las distintas catástrofes. A menudo, los niños son los primeros en sufrir las consecuencias y se ven obligados a permanecer hambrientos o dejar la escuela para ganar un sueldo para la familia. Plan trabaja con niños sin recursos y con sus familias para que puedan aumentar sus ingresos y bienes, ayudándoles a estar mejor capacitados para hacer frente 33 a las situaciones más adversas. También ayudamos a los jóvenes para que adquieran los conocimientos y destrezas necesarias para asegurarse un sustento y así poder ayudar a sus familias y romper el ciclo intergeneracional de la pobreza.

Microfinanzas

Miles de personas alcanzan la estabilidad financiera, gracias a pequeños créditos y planes de ahorro facilitados por Plan mediante las organizaciones locales con las que trabaja.

Formación profesional

Los planes formativos de Plan ayudan a las personas que viven en condiciones de pobreza a adquirir las destrezas y los conocimientos necesarios para asegurarse un sustento.

Área de trabajo 6: Emergencias

PLAN proporciona ayuda a localidades en estado de emergencia para paliar las consecuencias inmediatas de la catástrofe. Además trabaja mediante proyectos recuperación para la reconstrucción a largo plazo. La organización desarrolla también proyectos de prevención del riesgo junto a los niños, niñas y sus comunidades para identificar las situaciones de amenaza y que la población afectada sepa cómo reaccionar ante un estado de emergencia.

Área de trabajo 7: Participación infantil

Los niños tienen el derecho a ser partícipes de las decisiones que afectan sus vidas pero a menudo, su participación es muy limitada o prácticamente inexistente. Los intentos de los adultos por solucionar las vidas de los más pequeños tendrán pocas posibilidades de cosechar éxito alguno si no se tiene en cuenta la experiencia de los más jóvenes. El enfoque de Plan para la mejora de comunidades en las que residan niños ayuda a que millones de pequeños conozcan sus derechos y participen activamente en el desarrollo de su comunidad. Trabajamos con niños, sus familias y comunidades para identificar los problemas e implementar las soluciones requeridas.

Plan trabaja para reforzar la capacidad de jóvenes y niños para que puedan exigir y hacer que se cumplan sus derechos en sus hogares, comunidades, en la escuela y por parte del Estado. Desde el apoyo que brindamos a los niños para que denuncien la violencia doméstica, hasta el apoyo a los delegados más jóvenes en las conferencias internacionales del SIDA, Plan les ayuda a que sean partícipes de la ciudadanía, expresando sus opiniones e influenciando a los responsables de la toma de decisiones.

6.1.4 Plan Internacional en Honduras

Plan internacional, inicia actividades en Honduras en el año de1977. En Honduras se dedica a mejorar la calidad de vida de los niños en países en vías de desarrollo con Programas sociales y educativos para la Niñez y Juventud, dándole oportunidad a su comunidad para fomentar relaciones con diferentes culturas y países. Promoción de los derechos e intereses de los niños del mundo. Desarrollo Rural, microempresas, medio ambiente, vivienda cultura, Servicios Básicos

Las zonas de intervención se ubica en los Departamentos de:

• Francisco Morazán,

• Copán,

• Lempira,

• La paz,

• Intibucá, y

• Choluteca.

Figura 2: Área geográfica de intervención de Plan Internacional en Honduras

6.1.5 Marco referencial de Plan Internacional Intibucá, en el proceso de investigación

Plan es una organización internacional sin filiación religiosa, política o gubernamental cuya visión es la creación de un mundo donde todos los niños y niñas desarrollan su pleno potencial en sociedades que respetan los derechos humanos y la dignidad de las personas. Su misión es esforzarse por lograr mejoramientos duraderos en la calidad de vida de los niños y niñas marginados en países en vías de desarrollo, a través de un 35 proceso que une a personas de distintas culturas y agrega valor y significado a sus vidas.

En el año 2003 Plan adoptó el Desarrollo Comunitario Centrado en la Niñez (DCCN) como su enfoque global de desarrollo. Este enfoque se detalla en el Marco Programático de la organización. La adopción del DCCN tiene implicaciones significativas, no solamente para la naturaleza y el contenido de los programas de desarrollo de Plan, sino también para sus procesos de planificación, monitoreo y evaluación.

DCCN es un “enfoque basado en derechos” donde los niños, niñas, jóvenes, familias y comunidades son participantes activos y principales de su propio desarrollo. Este enfoque amplia sus capacidades y oportunidades para trabajar junto a otros sobre las causas y consecuencias estructurales de la pobreza infantil en todos los niveles”

Plan tiene una división geográfica nacional que incluye seis oficinas departamentales (Unidades de Programa) con excepción de la oficina de La Paz que atiende dos departamentos (Comayagua y La Paz) las demás sedes están distribuidas en Choluteca, Intibucá, Santa Bárbara, Lempira, y Copan. Estas atienden todos los programas que la institución ejecuta. Cada una de estas oficinas cuenta con un equipo humano profesional técnico para los programas de desarrollo y las comunicaciones con países a través del desarrollo de patrocinio. El 30% de los fondos utilizados por Plan provienen de organismos internacionales para proyectos específicos.

La Unidad de Programas de Intibucá atiende 3 municipios: Intibucá, Masaguara y Jesús de Otoro incluyendo 75 caseríos y comunidades y un aproximado de 3,500 familias patrocinadas.

Plan reconoce que es necesaria una variedad de datos provenientes de diversas fuentes de información para disponer de una serie de “fotografías” continua y completa del cambio y el progreso. La dramática situación socioeconómica de las comunidades donde Plan trabaja hace necesario la formulación de estrategias que consideren las condiciones económicas; y desde ahí poder potenciar la construcción de procesos que posibiliten la transformación social y productiva de las comunidades, que procuren mejoras económicas en las comunidades donde habitan las familias de niñas y niños patrocinados.

El estudio socioeconómico aquí propuesto, permitirá conocer mejor las condiciones económicas de la población viviendo en pobreza y pobreza extrema en las áreas geográficas que interviene Plan. Este estudio facilitará el diseño e implementación de acciones de desarrollo socioeconómico en la región con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de la niñez y juventud.

Asimismo, contribuirá al proceso de planificación y programación estratégica, a manera de posibilitar un enfoque programático claro, descrito en los Programas de País. Asimismo, le permita a la PU la implementación de los programas según el contexto local.

Es por esta razón que se pretende a través de este estudio, definir líneas de acción orientadas al fortalecimiento de la micro-economía existente en esta región. No cabe duda de la flexibilidad del sistema económico predominante para adecuarse y salir de crisis económica, el punto ahora es, conocer cómo está el comportamiento actual de los mercados locales y cómo está siendo afectada o afectado el microempresario y cómo puede adecuarse a las dinámicas económicas para mejorar su nivel de vida. Los medios de comercialización aplicados en la actualidad para la venta y distribución de su producción es una de los principales factores que dificultan el incremento de sus ingresos. 36

La principal razón es la no existencia de estrategias adecuadas para mejor comercialización de los productos generados.

La macro economía de esta región está basada en la agricultura extensiva, y de subsistencia, la agroindustria de exportación incluido el café el arroz y otros rubros. Conocer con mayor precisión cómo funciona la microeconomía de las y los pequeños agricultores vendedores de las calles, mercados locales, tortillería de la montaña, frutas y verduras, granos básicos, productos de artesanos y artesanas, manufacturas en pequeña escala, etc. Servirá para mejorar los programas de Plan Intibucá para facilitar recursos y medios a madres y padres de niños y niñas.

6.2 Contexto geográfico

Aunque en forma general los términos de referencia plantean un contexto geográfico de trabajo de la Unidad de Programas de Intibucá… atiende 3 municipios: Intibucá, Masaguara y Jesús de Otoro, incluyendo 75 caseríos y comunidades y un aproximado de 3,500 familias patrocinadas. No se define con claridad si la investigación se centrara en los 75 caseríos donde la Unidad de Programas interviene en forma directa, es por ello que considerando los objetivos y alcances presentes en los términos de referencia, donde se identifican tres niveles de investigación:

• Nivel regional / departamental

• Nivel municipal

• Nivel comunitario

6.2.1 Descripción de los niveles regionales y departamental

Los municipios (y por ende las comunidades), se integran en dos regiones de planificación (en base a la Ley de Visión de País y Plan de Nación, Decreto 286 – 2009) y el Departamento de Intibucá, aunque agroecológicamente se encuentra en regiones diferentes.

6.2.1.1 Descripción de Región 2 Comayagua

Sub Región 2 Valle de Comayagua, está compuesta por 37 Municipios, distribuidos en cinco departamentos (Comayagua, Francisco Morazán, Intibucá, La Paz, Yoro. Los ríos principales son: el Humuya, Maragua y Guare. También el Sico y el Jatique. En el extenso valle de Comayagua se observan actividades pecuarias y cultivos tradicionales de tomate, arroz y chile dulce. Es líder centroamericano en la producción de pepino y vegetales orientales, principalmente berenjena china, bangaña, cundeamor, chino y pepino.

Figura 3: Mapa de Región 2 Comayagua

Fuente: SINIT / SEPLAN

6.2.1.2 Descripción de la Región 14 Rio Lempa

Aglutina municipios de cuatro departamento con particularidades históricas y culturales compartidas, sobre todo rasgos y tradiciones Lencas como la alfarería y los guancascos. Sus principales centros poblacionales son La Esperanza e Intibucá, ciudades gemelas de origen español y lenca respectivamente, ubicadas en un altiplano de bosques conservados, fuentes de agua y suelos propicios para el cultivos de papa y cereales.

En numerosos pueblos de Lempira, la económica se reduce a la producción economía se reduce a la producción para el sustento, sin embargo algunos como Piraera y Gualcinse son productores de café. El Municipio de Márcala, es reconocido internacionalmente por la calidad excepcional de café.

Figura 4: Mapa Región 14 Rio Lempa

Fuente: SINIT / SEPLAN

6.1.2.3 Descripción del Departamento de Intibucá

Ubicación y coordenadas

El Departamento de Intibucá se encuentra ubicado entre los departamentos de Lempira y La Paz, al Sur-Occidente de Honduras

Limites

Norte: Departamentos de Lempira, Santa Bárbara y Comayagua

Sur: República de El Salvador

Este: Departamentos de Comayagua y La Paz

Oeste: Departamento de Lempira

Fecha de creación

Fue creado el 16 de Abril de 1883

Decreto de creación

El 7 de marzo de 1883 se emitió el Decreto No. 10, en el que el círculo de La Esperanza solicitaba la creación de un nuevo departamento, en abril de ese mismo año se emitió el 39

Decreto de creación del departamento de Intibucá, tomando parte también de La Paz.

Historia de fundación

Los primitivos habitantes de Intibucá fueron de origen Lenca cuyo grupo fue el más numeroso y extenso en el occidente del país, enfrentaron el proceso de conquista español siendo sometidos y obligados a dejar las mejores tierras de cultivo, obligándolos a refugiarse en las tierras altas, sin embargo, lograron adaptar este tipo de tierra y clima los productos tales como: papa, uva, durazno, y fresa. La existencia como departamento se remonta al siglo XIX cuando el gobernador político José María Cacho elaboró un mapa del occidente de Honduras partiendo del mismo para dividir tan vasta región en varios departamentos, fue creado en abril de 1883 con los territorios de los departamentos de Gracias y La Paz.

Significado de su nombre

Comunidades

Los primitivos habitantes de Intibucá fueron de origen Lenca cuyo grupo fue el más numeroso y extenso en el occidente del país, enfrentaron el proceso de conquista español siendo sometidos y obligados a dejar las mejores tierras de cultivo, obligándolos a refugiarse en las tierras altas, sin embargo, lograron adaptar este tipo de tierra y clima los productos tales como: papa, uva, durazno, y fresa. La existencia como departamento se remonta al siglo XIX cuando el gobernador político José María Cacho elaboró un mapa del occidente de Honduras partiendo del mismo para dividir tan vasta región en varios departamentos, fue creado en abril de 1883 con los territorios de los departamentos de Gracias y La Paz.

La Esperanza está formada de hecho por dos ciudades hermanas, Intibucá y La Esperanza. La primera de ellas es más antigua, y comenzó como un poblado indígena Lenca. La segunda es una ciudad más “ladina” que data de finales del siglo XVIII. A diferencia de otras ciudades “hermanas” como Tegucigalpa y Comayagüela, que están claramente separadas por un río, Intibucá y La Esperanza están separadas por una línea imaginaria que serpentea por la ciudad, de tal forma que es difícil definir cuando esta uno en Intibucá y cuando en La Esperanza. Lo cierto es que con cruzar una calle se puede trasladar de una a la otra. El parque central está entre las dos ciudades. Hay dos bonitas iglesias coloniales, una en cada ciudad. Además hay un pequeño templo adicional, localizado en lo alto de la ciudad que marca la entrada a una pequeña cueva.

Extensión territorial (inicial y actual)

La extensión territorial del departamento de Intibucá es de 3123 km2

Ríos

Rio Grande de Otoro, Guarajambala, Ulúa, Torola, Lempa, San Juan.

Quebradas

Quebrada El Carrizal, Quebrada de Agua Blanca.

Lagunas

Chiligatoro, Madre Vieja, y San Juan.

Sierras

Sierra de Puca Opalaca, Montecillos

Montañas

Montaña Verde, de Sicaguara, de Palmas, del Cedral, de San Juanillo, El Portillo, Zapachogo, granadino, de Iracla, Cerro Verde, de Jagua.

Cerros

Jilinco, Palos Blancos, El Palmar, Chorrera, Lajilla, coclan, El Picacho, Santo Domingo, Grande, El Tablón, Loma Alta, Morite Largo, El Cacho, El Catedral, Puente Hondo, San Cristóbal, Piedra Parada, Guangololo, Las Crucitas, Capuquil, El Pelón, San Bartolo, Taucerique, Las Patasteras, El Zopilotero, El Borbollón, Azacualpa, Tierra Colorada, San Francisco, La Cruz de Semané, Saca de Agua, Zapotanga, Volcancito, Anonas, Potillón, Rancho Quemado, La Campana, El León Colorado, Picacho, Quetera, La Soledad, La Montaña, Quebrado, La Colmena, Masaya, Cerro de Piedra, Cacalote, El Zapote.

Datos demográficos y estadísticos

El departamento de Intibucá cuenta con una población de 238 908 Habitantes (2011)

Agricultura

Cultivo de Caña de Azúcar, Maíz, Papa, Café, Frijol, Arroz, Sorgo (Maicillo), Repollo.

Ganadería

Bovino, equino, porcino, ovino.

Industria

Derivados de papa, vinagre, conservas, jaleas, vinos, industria hotelera.

Figura 5: Mapa del Departamento de Intibucá

Fuente: Elaboración propia con datos de SINIT / DGOT / SEPLAN / 2011

Figura 6: Mapa de pobreza por municipio del Departamento de Intibucá

6.2.2 Descripción de los niveles municipal y comunitario

El proceso de investigación se concentrara en tres municipios:

• Municipio de Intibucá

• Municipio de Jesús de Otoro

• Municipio de Masaguara

6.2.2.1 Descripción general del municipio de Intibucá

El Municipio de Intibucá fue fundado en 1866. En el recuento de población de 1791 aparece como cabecera de Curato y en 1866 era un municipio de Gracias, habiendo pasado en 1883 al Departamento de Intibucá. Sobre el origen de su nombre no se tienen datos y la feria patronal es el 15 de enero de cada año, día dedicado al Señor de Esquípalas. Los primeros pobladores vinieron de San Francisco de Ojuera y otros que emigraron de los pueblos de Tenambla y Tatumbla.

Aspectos Físicos y Geográficos

El Municipio de Intibucá está situado en la parte central de la cordillera de Opalazo. Su extensión territorial es de 537 kilómetros cuadrados. Los límites geográficos del municipio, son los siguientes:

Al Norte: colinda con los municipios de San Francisco de Ojuera y San Pedro Zacapa, departamento de Santa Bárbara.

Al Sur: colinda con los Municipios de La Esperanza, departamento de Intibucá y Márcala departamento de La Páz.

Al Este: con los Municipios de Masaguara y Jesús de Otoro, Departamento de Intibucá.

Al Oeste: colinda con los Municipios de Yamaranguila San Francisco de Opalaca.

En vista de estar ubicada en una zona alta equivalente a 1.980 metros sobre el nivel del mar, tiene un clima fresco durante todo el año, con temperaturas que oscilan entre 15 y 18 grados centígrados.

Además el municipio, cuenta con 20 Aldeas y 125 Caseríos.

El clima del Municipio de Intibucá está definido por tres estaciones: lluviosos con invierno seco, muy lluviosos de barlovento semi estacional y área poco lluviosa de transición. Sobre la vocación y uso de los suelos, predominan el Coray, Ojojona y Milile. Los bosques que sobresalen son: el bosque húmedo subtropical que se localiza en terreno con pendiente de suave a moderada apto para agricultura o ganadería intensiva, en donde se encuentran árboles de roble, pino, liquidámbar, caoba y cedro; y el bosque húmedo montañoso bajo que también es apto para agricultura y ganadería, sobresaliendo entre sus especies forestales el pino y el roble. El movimiento poblacional de Intibucá durante el período 1988-2001, muestra un aumento del 62%, lo que equivale a un crecimiento medio anual de aproximadamente un 4%.

Al compararla con el crecimiento de la población total del país, la tasa de aumento muestra niveles extremadamente altos, la que, de continuar bajo este mismo patrón, permite cuantificar una población proyectada al año 2015 de 63.600 habitantes, tomando como base la población ajustada del municipio contenida en el SINIMUN 2. Los otros indicadores demográficos comúnmente utilizados, permiten derivar una densidad poblacional de 74.79 habitantes por kilómetro cuadrado, la cual resulta de considerar una superficie total de 537 kilómetros cuadrados y una población para el año 2001 de 40.144 ajustada por omisión censal. Comparada con la de los demás municipios del Paquete 3, esta densidad demográfica es la segunda más baja, después La Libertad, departamento de Comayagua, con 57.96, siendo mucho menor que El Progreso, departamento de Yoro, con 292.91, que es la más alta. Con respecto a los niveles de urbanización, el municipio sigue siendo eminentemente rural, pues cerca del 70% de su población habita en zonas rurales. A este respecto, se observa un lento proceso de urbanización, considerando que la proporción de la población urbana apenas aumento del 29% al 30% entre los años 1988 y 2001. La distribución por sexo muestra proporciones muy similares, con un moderado predominio del sexo femenino, la que ascendió en el 2001 a 51.2% de la población total.

Fotografía 8: Niño de una de las familias de la Laguna de Chiligatoro, Municipio de Intibucá (Fotografía tomada por Dr. Rubén Darío Paz)

Aspectos Económicos

Las principales actividades económicas del municipio son de tipo agrícola y, en menor proporción, la ganadería y actividades comerciales. La producción agrícola se concentra, en gran medida, en el área rural, prevaleciendo el desarrollo de actividades relativas al cultivo de maíz y fríjol, y, en menor escala, algunas hortalizas y papa. No obstante existen condiciones apropiadas para incrementar significativamente los volúmenes de producción, no se otorga el apoyo necesario en materia financiera y de comercialización, 45 ni se conceden otro tipo de incentivos que estimulen la actividad productiva general del municipio. Por ejemplo, las condiciones climáticas y de alta fertilidad de la mayoría de los suelos, permitirían producir, en condiciones ampliamente competitivas, frutales de altura, tales como durazno, pera, manzana, ciruela y uva, existiendo para tales efectos una amplia demanda potencial interna y externa, constituida, en este último caso, por el mercado salvadoreño.

Con respecto a la ganadería, predominan explotaciones de escaso desarrollo tecnológico orientadas a la producción bovina, avícola y porcina, las cuales también requerirían de un decidido apoyo para mejorar significativamente los actuales niveles productivos. De acuerdo al PEDM Bi-Municipal, en el aspecto pecuario, existen 1658 explotaciones de bovinos, 814 de equinos, 1091 de porcinos y 2.664 avícolas, siendo la mayoría empresas con niveles tecnológicos bajos y una minoría que empieza a utilizar tecnologías más avanzadas.

En lo referente a la tenencia de la tierra, existen 3.059 explotaciones con un total de 24.043 Has., en tanto que el uso de la tierra refleja que 1.349 explotaciones con 6.314 Has. son bosque y 1.669 explotaciones con 6.821 Has. son tierras en guamil. Sumando los dos cascos urbanos existen más de 1.200 entre empresas y microempresas, constituidas por tiendas comerciales, bancos, mercados talleres, hoteles empresas de transporte, restaurantes, farmacias, etc., pero todavía no se observa entre los inversionistas el empuje y convencimiento necesarios por convertir a estas empresas en un medio efectivo para acrecentar y dinamizar el desarrollo de la zona.

Aspectos Sociales

Los principales problemas sociales del Municipio de Intibucá, son los mismos que prevalecen en casi todo el país, es decir, acentuados niveles de pobreza y ausencia de servicios de salud, educación e infraestructura básica para un fuerte sector poblacional. A ello debe agregarse el problema de la seguridad ciudadana, el que ha venido acentuándose. Esta situación de alta pobreza, es el resultado de la ausencia, tanto de un proceso permanentemente dinámico de la actividad productiva que se traduzca en crecimiento económico, como de una política social integral, que se oriente a resolver los problemas básicos de educación, salud y vivienda, a través de aumentos significativos en el gasto social dirigido a esos sectores estratégicos.

Educación

En materia de educación, la tasa de analfabetismo municipal en el año 2001, de acuerdo a cifras del SINIMUN 2, es de 20.48%, la cual es inferior a la del departamento de Intibucá que asciende aproximadamente a 28.51%, pero muy superior a la de un país de mayor desarrollo que normalmente oscila entre 4% y 8%. En cuanto al nivel educativo para personas de 10 años o más, las cifras respectivas contenidas en el SINIMUN 2, revelan un mejoramiento en todos los sectores, especialmente el constituido por el grupo con ningún nivel educativo que mostró un fuerte descenso de 33.4% en 1988 a 18.6% en el 2001. El nivel educativo primario subió de 56.2% a 66.8%, en tanto que el secundario y superior mostraron progresos entre 1988 y 2001, que se tradujeron en un aumento del nivel secundario del 10% a 13% y de 0.3% a 1.2% en el nivel superior. Debe agregarse que la educación primaria básica está más extendida en la mayoría de barrios y aldeas al contar este municipio con 60 centros (oficiales y de PROHECO).

Por otro lado, las once carrereas del nivel medio, están concentradas casi totalmente en los centros educativos de la ciudad de La Esperanza restringiendo el ingreso de aquellos jóvenes del área rural que carecen de los recursos necesarios para poder vivir y estudiar en la ciudad. Además, de las carreras que se ofrecen solo una tiene relación con la producción agrícola, que es el Bachillerato Técnico en Caficultura. En educación no formal son significativas las capacitaciones que imparten instituciones gubernamentales, no gubernamentales, iglesias, organismos internacionales y organizaciones sociales gremiales, comunales y étnicas. Estas instituciones posibilitan que hombres y mujeres que en su mayoría no puedan acceder al sistema de educación formal, lo hagan para capacitarse en técnicas productivas, formación en temas de inteligencia emocional, alfabetización, sistemas financieros locales, desarrollo de micro empresas, formación de liderazgo, enfoque de género, participación ciudadana, formación de valores, formación familiar, etc. De esto último, no existe una base de datos que permita mantener una información precisa de las zonas geográficas de intervención, las áreas estratégicas, la temática desarrollada y la metodología utilizada.

Salud

Al considerar el sector salud, los indicadores de mortalidad y desnutrición infantil son elevados. De acuerdo a cifras del SINIMUN 2, la información sobre desnutrición infantil es indicativa de que la tasa del municipio equivalente a 75.1, es superior a la tasa departamental que asciende a 62.4 y es la más alta en relación a la de los demás municipios integrantes del Paquete No. 3. Esta situación reviste una alta gravedad, constituyéndose en un serio obstáculo para promover cualquier proceso de desarrollo. Las principales causas de las enfermedades son las infecciones respiratorias agudas y el parasitismo intestinal, unido a la desnutrición proteica calórica y las enfermedades diarreicas. Como es fácil derivar, ello requiere ejercitar acciones multidisciplinarias con un claro enfoque que asegure la sostenibilidad de la seguridad alimentaria, saneamiento básico, especialmente en materia de agua, letrinas, vivienda y manejo de basuras, así como un control de los estados nutricionales de la población.

Con respecto a la dotación de servicios, se encuentra operando un hospital, una clínica materno infantil, 35 CESARES y 12 CESAMOS. El municipio también ha sido beneficiado por el Gobierno de Cuba al tener presencia 17 médicos cubanos, además de 9 médicos hondureños en forma permanente y 4 por contrato. Así mismo, el sistema de salud tiene 10 programas permanentes en ejecución. Uno de los mayores problemas es el mal de chagas, por lo que, debido a la precaria situación económica y de salubridad en que viven las comunidades de San Isidro y San Nicolás, la Secretaría de Salud mantiene un programa de prevención y control. Como ya se indicó, las enfermedades más comunes son infecciones virales y bacterianas, respiratorias agudas, gastro intestinales, parasitarias, de la piel y el ya mencionado mal de chagas.

Vivienda

En materia de vivienda, la información del año 2001, señala que el material predominante en los techos es la teja de barro con el 62% de viviendas, siguiendo la lámina de zinc con un 15% y la lámina de asbesto con casi un 6%. En las paredes, los materiales mayormente utilizados son el adobe con un 56%, bahareque con 19%, y madera con el 11%. Por otra parte, el 64% de las viviendas tiene piso de tierra, seguido de ladrillo de cemento con 17%, plancha de cemento y otros.

Saneamiento Básico

Con referencia al saneamiento básico, la información obtenida del SINIMUN 2, refleja que en el año 2001 un 73% de las viviendas del municipio, se abastecían de agua a través de sistemas públicos, de la cual una proporción del 76% tenía tubería fuera de la vivienda pero dentro de la propiedad. El servicio de alcantarillado sanitario es deficiente, ya que un 27% de las viviendas no tiene y un 33% posee inodoro conectado a pozo séptico. El servicio de disposición de desechos sólidos prácticamente no se brinda, pues casi un 60% de las viviendas queman o entierran la basura, en tanto que un 10% la tiran a la calle, quebradas, etc.

Seguridad Ciudadana

La ayuda que la municipalidad ha brindado a la policía es muy poca, tomando en cuenta que su prepuesto es excesivamente bajo. Sin embargo, se le brinda apoyo en combustible, alimentación y mantenimiento al edificio de la policía.

Figura 7: Mapa de la conurbación de los Municipios de Intibucá y La Esperanza

6.2.2.2 Descripción general del Municipio de Jesús de Otoro

Antecedentes históricos y localización geográfica

En 1817. Anteriormente se llamó San Juan de Quelala, pertenecía al Departamento de Gracias, al crear el Departamento de La Paz, formó parte de él y en 1883 pasó a Intibucá, como Municipio. El Decreto No.146 le dio categoría de Villa

El municipio colinda al norte con los municipios de San José de Comayagua y San Pedro Zacapa, al sur con los municipios de Masaguara e Intibucá, al este con el municipio de Siguatepeque y al oeste con los municipios de San Isidro e Intibucá. Situado en el centro del valle de su nombre. El municipio de Jesús de Otoro, su primer nombre fue Jurla y se fundó en los años 1300-1400. En 1820 se constituye como Municipio mediante acuerdo; años más tarde llegó a Jurla “Fray de Jesús Zepeda”, quien se ganó la simpatía de los habitantes y en su honor dispusieron cambiar el nombre de “Jurla” por el de “Jesús de Otoro” “Jesús en honor al Fray y Otoro (nombre antiguo del Valle y de un riachuelo que cruza de Oeste a Este).

El primero de octubre de 1993 se le dio el título de ciudad, siendo Alcalde el Sr. Heleno Seren Mancia y Presidente Constitucional de La República el Lic. Rafael Leonardo Callejas.

Aldeas de Jesús de Otoro

• Jesús de Otoro

• Coclán

• El Junquillo

• San Antonio

• San Jerónimo

• San Rafael

Temperatura

El Valle de Jesús de Otoro tiene una temperatura media anual de 25.2C, con variaciones estacionales que van desde 23.5C en enero a 27.43C en mayo. El clima se puede definir como cálido de trópico, sin cambios térmicos estacionales. Las temperaturas medias mensuales varían a lo largo de todo el año, presentándose el mes más caluroso en abril, con una temperatura de 34.14C y el mes más fresco en enero con una temperatura mínima de 16.53C.

Agua subterránea

Según los estudios realizados en la zona se han encontrado tres pozos perforados, el nivel medio de estos mostró que pertenecen a un acuífero somero libre producto de la recarga de los aluviones en la superficie, abastecido por las aguas lluvias directas y por potenciales recargas de las crecidas de los ríos. Las fuentes subterráneas no se han explotado en la zona, representando solamente una fuente de reserva, ya que las fuentes superficiales satisfacen la demanda requerida por los habitantes del municipio.

El nivel freático se encuentra a profundidades mayores a los 2.0 metros, salvo en el área propuesta para la laguna de oxidación, donde el agua afloró a 1.50 metros en las calicatas cercanas a la quebrada.

Agua superficial

En el municipio de Jesús de Otoro se pueden identificar tres cursos de agua principales

que son:

a) Quebrada Jurla.- Cruza la ciudad en la parte norte, en una distancia de aproximadamente 1,300 metros, hasta interceptar la carretera hacia La Esperanza; de este punto sigue por una longitud de 2,500 metros, hasta desembocar en el río Grande de Otoro. Es una quebrada de curso permanente, aunque en verano su caudal disminuye considerablemente.

b) Quebrada Caracas.- Esta quebrada nace en las faldas de la montaña de San Juanillo a unos 700 metros al norte de la ciudad. La quebrada Caracas es un corredero de invierno durante el cual presenta un caudal generado en su mayoría por aguas lluvias, durante el verano recibe descargas de aguas servidas provenientes de gran cantidad de casas y negocios del municipio. Además recibe las aguas provenientes de la laguna de oxidación existente.

c) Quebrada Santa Cruz.- Esta quebrada se ubica al sur de la ciudad, constituyendo su límite sur. Es la principal corriente de agua cercana a la población, ya que tiene la mayor área tributaria. Debido a que este sector de la ciudad está menos poblado que el resto, sus aguas presentan muy poca contaminación.

d) El Río Grande de Otoro nace en el Departamento de La Paz, cerca de la montaña de Opatoro, luego entra al Departamento de Intibucá, desplazándose de sur a norte y para después formar la gran cuenca del Valle. Recibe la afluencia del Río Gualcargue, (Intibucá) y al unirse con el río Jicatuyo, forma el nombre de Río Ulúa. El Río Grande de Otoro recibe el caudal de la red hídrica que se forma en las montañas de Mixcure y Montecillo; este afluente abastece a la mayor parte de la población del municipio. La red hídrica municipal está formada por ocho ríos y 55 quebradas, de los cuales el 65% la constituyen cursos de agua permanente y el 35% son temporales o de invierno.

Cobertura y uso del suelo

En relación a la cobertura vegetal las montañas de Mixcure y Montecillos, representan el 76.5% del área total del municipio de Jesús de Otoro, con pendientes superiores al 50%, considerándola una zona de vocación forestal. Sin embargo, esta región es utilizada para la ejecución de actividades agrícolas y ganaderas, en forma tradicional.

Actividades agrícolas y ganaderas

Las zonas de valle están dedicadas a los cultivos de: Maíz, fríjol, arroz, hortalizas y actividades de ganadería; esta última desarrollándose en gran escala. La práctica continua de cultivos en forma tradicional, ha conducido al debilitamiento de los suelos, y como consecuencia, al aumento de las áreas para agricultura y disminución de los recursos naturales.

Bosque de galería

Son franjas estrechas de bosque, ubicado a lo largo de las margen del corredero principal que atraviesa el proyecto de norte a oeste, cuyos estratos son: estrato arbustivo (más cercano al agua) y un estrato arbóreo (más alejado).

La red hídrica del municipio de Otoro en su mayoría no cuentan con una faja boscosa de protección, ya que en algunos casos, se observan los cultivos y áreas de pastoreo a 50 orillas de las fuentes; lo que provoca un acelerado proceso de destrucción.

Pastos

Están ubicados sobre pendiente ondulada conformado por un pasto de porte corto (grama). Toda el área urbana de la municipalidad de Jesús de Otoro está catalogada como tierra sin bosque, con algunas zonas con bosque de coníferas ralas.

En la zona se encuentran con frecuencia pinares mezclados en parte con robles. En algunas áreas como en las riveras de los cursos de agua, se pueden apreciar otras especies, incluso liquidámbar y arbustos.

Algunas partes están destinadas al cultivo de granos como ser maíz y fríjoles, otras zonas al cultivo de café, pero en general el uso más común es para pastos naturales y gran parte de la región ha sido expuesta a la quema.

Vida silvestre

A pesar de la gran presión que se ejerce sobre los recursos naturales, en áreas cercanas al proyecto aún se encuentran algunas formas de vida animal, de los cuales es común poder observar animales como: ardilla, conejo, gato de monte, chancho de monte, zorrillo, mono, zorro, guatuza, tepezcuintle, paloma, loro. En la zona de desarrollo del proyecto se observó ganado vacuno (prácticas de ganadería) y animales domésticos (aves de corral, animales porcinos y caninos)

Algunas de las especies de flora y fauna que existen en el bosque del municipio, son utilizadas como complemento alimenticio por los habitantes, entre los más comunes están: flor de izote, pacaya, tallo de juniapa, flor de madreado,

El espacio natural más cercano es la Montaña de Montecillos que fue declarada como área protegida mediante decreto No. 87-87 del Congreso Nacional de la República a partir de 1987. La reserva tiene una extensión de12,500 Ha y está ubicada entre los departamentos de Intibucá, Comayagua y La Paz. El núcleo de la reserva se ubica a unos

6.73 Km. en dirección noroeste aproximadamente tomados desde el centro del casco urbano de la municipalidad de Jesús de Otoro y a unos 9.92 Km. de los terrenos para las obras de tratamiento.

Figura 8: Mapa del Municipio de Jesus de Otoro

Figura 9: Mapa de cobertura y uso del Municipio de Jesús de Otoro

6.2.2.3 Descripción general del municipio de Masaguara

Limites

Al Norte, Municipio de Jesús de Otoro, al Sur, Municipio de Santa María, al Este, Municipio de Santiago de Puringla y al Oeste, Municipio de Intibucá.

Fecha de creación 52

En el recuento de población de 1791, era un pueblo del curato de Chinacla. Le dieron categoría de Municipio en 1820, perteneciendo a La Paz. En 1883 formó parte de Intibucá.

Historia de fundación

En el censo eclesiástico de 1791, elaborado por Fernando de Cadiñanos, aparece como curato de la parroquia de Chinacla. En el anuario estadístico ya figura como municipio de Honduras, fundado en 1801, adscrito al círculo de Jesús de Otoro.

Significado de su nombre

Según don Alberto Membreño en “Toponimias indígenas” Masaguara significa: “lugar que tiene venados” significado de su nombre

Extensión territorial (inicial y actual)

La extensión territorial del municipio de Masaguara es de 245.9 Km2

Montañas, topografía y relieve

Montaña Chapachogo, Montaña El Portillo. Además del cerro el Tablón. La topografía de la región en irregular con un área montañosa constituida básicamente por la sierra de Opalaca, con altitudes que van 1000 a más de 2000 m.s.n.m, se encuentra parte del altiplano de La Esperanza y el valle de Azacualpa; presentando una topografía que va de plana a ligeramente ondulada, con suelos aluviales de fertilidad media a alta. Son suelos de contenido orgánico de drenaje medio a bueno y de moderada erosión. El área de laderas está conformada por tierras intermedias entre el valle y la montaña, con altitudes que van desde los 700 a 1000 m.s.n.m., caracterizado por tener pendiente más pronunciadas y suelos escasamente desarrollados, de poca y baja productividad.

Datos demográficos y estadísticos

16,090 habitantes (2009)

Agricultura

Granos básicos, café, caña de azúcar y hortalizas.

Ganadería

Vacuno, equino, porcino, además de a cría de aves de corral.

Fotografía 9: Panorámica del parque central de Masaguara, Intibucá.

Recurso hídrico del municipio

Dentro del área de las tres microcuencas, se encuentran las tres clasificaciones de la red hídrica de la nomenclatura del SINIT, las cuales son Ríos, Quebradas Permanentes y Quebradas Temporales o de invierno.

En la microcuenca La Chorrera se ubican solamente quebradas permanentes y temporales, con una extensión de 17.63 km. y 6.32 km. respectivamente, localizándose las quebradas de Agua Limpia, Quiaterique, Puente Hondo y Quebrada de Lajas o La Chorrera y es en esta última, donde se ubicará el sitio de bombeo.

La microcuenca de El Ciprés cuenta con una extensión de 2.16 km. de ríos, la cual es solamente una pequeña porción del Río Grande o Chiligatoro, también se encuentran 16.99 km. de quebradas permanentes y 6.76 km. de quebradas temporales, sobresaliendo las quebradas Manazapa, La Montaña y Quebrada. Honda.

Dentro de la microcuenca Monquecagua se localizan 8.92 km. de río, que igualmente corresponden al Río Grande o Chiligatoro y es aquí donde se ubicará uno de los tres sitios de bombeo que funcionarán dentro de la microcuenca. Las Quebradas Permanentes tienen una exención de 19.44 km y las Temporales 11.06 km, dentro de las que sobresalen El Charcón, Piedras de Afilar y Qda. Monquecagua. En estas últimas dos se ubicará los otros dos sitios de bombeo.

Recursos naturales y vida silvestre

Las principales especies vegetales de la región son liquidambar, quebracho, caulote, encino, roble, pino, laurel, manzana, durazno, melocotón. En cuanto a especies animales, los más comunes son, el ala blanca, azulona, perdis, armadillos, zorrillo, pizote, tepescuinte y mapache, en Opatoro es posible encontrar pumas.

Riesgos ambientales que afronta el municipio

Se denomina riesgo ambiental a la posibilidad de que se produzca un daño o catástrofe en el medio ambiente debido a un fenómeno natural o a una acción humana.

Incendios Forestales: Se denomina Incendio Forestal a cualquier fuego producido en áreas vegetales independientemente de sus fuentes de ignición, daños o beneficios.

Deslizamientos de Terreno: Son movimientos que se producen por diversos tipos de causas. Al superarse la resistencia al corte de un material a lo largo de una superficie de debilidad o a través de una franja estrecha de material menos resistente que el resto.

Inundaciones: Una inundación es la ocupación por parte del agua de zonas que habitualmente están libres de ésta, por desbordamiento de ríos.

Sequías: Se puede definir como una anomalía transitoria en el que la disponibilidad de agua se sitúa por debajo de los requerimientos estadísticos de un área geográfica dada. El agua no es suficiente para abastecer las necesidades de las plantas, los animales y los humanos.

Los riesgos ambientales a los que el área de las microcuencas es vulnerable, son en su mayoría incendios forestales, siendo susceptibles a dicha amenaza 7,872.25 has. En menor escala pero no con menos importancia, deslizamientos, inundaciones y sequías, con un área vulnerable de 386.8 has, 231.12 y 94.17 has. Respectivamente. Quedando un insignificante porcentaje sin riesgo alguno de 22.68 has.

Uso actual del suelo

Agricultura Tradicional: La agricultura tradicional es la que se hace con fines de subsistencia (cultivo de hortalizas, granos básicos, en especial con fríjol y maíz) y comúnmente se realiza con ciclos de producción que tienen una etapa en donde la tierra no se utiliza o sea una etapa de descanso o barbecho y es repoblada por vegetación secundaria, en la región este uso en su mayoría es definido por el cultico de hortalizas tales como la papa, apio, zanahoria, remolacha, brócoli, repollo, zapallo, tomate, lechuga, coliflor y otros.

Bosque de Pino: Son áreas de bosque dominadas por pino en diferentes estados de madurez (regeneración, joven, medio, maduro, ralo). La mayoría de estos está destinada a la producción forestal bajo los lineamientos de planes de manejo forestal.

Bosque Latifoliado: En esta categoría se consideran todas las especies arbóreas de hoja ancha, en la zona predomina la especie de Liquidámbar estiraciflua, roble, encinos etc.

Bosque Mixto: Son áreas en donde se encuentra una combinación del pino con otras especies de hoja ancha como robles, encinos, nance de montaña y en algunos casos quebracho, este último en las zonas de bosque seco.

Matorral: Vegetación de plantas leñosas de pequeño porte, en ocasiones es la vegetación climácica (climática o edáfica) y frecuentemente, son formaciones vegetales regresivas originadas de la degradación del bosque mediterráneo por tala, abandono de cultivos, pastoreo o fuego.

Tenencia de la tierra en el municipio

La tierra de acuerdo a su tenencia es privada, comunal, ejidal, por lo que es normal encontrar dominios plenos, y dominios útiles, estos documentos son los que garantizan la posesión del inmueble.

Figura 10: Mapa del Municipio de Masaguara, Intibucá

7. Marco metodológico de la consultoría

Como producto del proceso del análisis (realizado en los numerales anteriores) de los objetivos, alcances, resultados y productos, es evidente y queda MUY CLARO que el proceso de investigación solicitado en base a los términos de referencia, es muy poco probable que pueda realizarse a través de un proceso de investigación LINEA Y UNIDMENSIONAL.

Es importante que el equipo consultor, sea integrado por un equipo multidisciplinario, donde la conjunción de conocimiento teórico y práctico, puedan utilizar una serie de herramientas de captura de información que permitan identificar cada uno de los objetivos y alcances establecidos en los términos de referencia, debiendo de reforzar que el proceso de investigación debe de ser MULTILINEAL y MULTIDIMENSIONAL, con el propósito de obtener los resultados confiables y precisos.

La lógica de intervención para el equipo de consultores se resumen en los siguientes niveles:

Investigador

Conocimiento de lo territorial (económico, social y vocacional)

Transformación de lo territorial (económico, social y vocacional)

Para hablar de análisis de resultados en este tipo de investigación se debe, en primer lugar, aclarar que la investigación social utiliza como método científico el hipotético- deductivo, y trata de enmarcar la investigación en una rigurosidad metodológica, que en ocasiones limita el proceso investigativo, donde los investigadores se preocupan más por evidenciar su trabajo científico, es decir por exponer la forma como cumplen con las reglas del método, que con las características que determinan la realidad que quieren conocer.

Se dice entonces que la garantía de objetividad para captar un fenómeno social según sus propiedades y su dinámica depende de la fidelidad con que se siga la regla del método, este concepto lleva a que en la formación de los investigadores se tenga la creencia de que el método reemplaza la formación integral y la capacidad de pensar y comprender y de interpretar.

Es así como en la mayoría de los PROCESOS DE INVESTIGACIÓN TRADICONAL (LINEALES Y UNIDIMENSIONAL), se pierde de vista la idea acerca de que la realidad social, económica y vocacional se rige por leyes culturales que cambian históricamente y que ningún método garantiza que las relaciones MULTIDIMENSIONALES DEL TERRITORIO sean adecuadamente percibidas, a menos que el investigador tenga una formación integral, que le permita pensar e interpretar la realidad a partir de sus parámetros históricos y culturales.

En el proceso de investigación la solución a los problemas que se presentan requiere la articulación entre la concepción del mundo del investigador y la teoría y el método que usa.

Otro aspecto importante en el proceso investigativo, tiene que ver con el problema de cuantificar o cualificar la realidad social para conocerla, lo que implica que los métodos de conocimiento pueden ser cualitativos o cuantitativos, cada uno se sustenta en supuestos diferentes, tales como:

• No son recursos excluyentes.

• La totalidad de la realidad social no se agota con la cuantificación. 57

• Un número significativo de fenómenos sociales sólo pueden cualificarse.

• Algunos fenómenos sociales no pueden cuantificarse a menos que previamente se hayan cualificado.

¿Que son entonces los métodos cuantitativos y cualitativos?

La investigación cuantitativa en su cuerpo teórico permite formular hipótesis sobre relaciones esperadas entre las variables que hacen parte del problema que se estudia, para luego realizar la recolección de información con conceptos teóricos empíricos medibles, luego procede a analizar los datos, y presentar los resultados y así determinar el grado de significación de las relaciones estipuladas entre los datos.

Por su parte la investigación cualitativa, tiene como característica el interés por captar la realidad social a través de los ojos de la comunidad que está siendo estudiada, es decir de la percepción que tiene el sujeto de su propio contexto. El investigador social busca entonces, conceptuar sobre la realidad con base en el comportamiento, los conocimientos, las actitudes y los valores que guían el comportamiento de las personas estudiada en un contexto espacial y temporal.Tabla 9: Diferencias entre los métodos de investigación cualitativo y cuantitativo

Fuente: Elaborado por Melgar, M. / Proceso de Licitación Plan Internacional

Cada vez se insiste más en que ninguno de los métodos tiene una validez absoluta y universal para resolver satisfactoriamente los problemas de la investigación. Se considera que son las propiedades de los problemas las que deben determinar la perspectiva más conveniente.

Para resolver las limitaciones de cada método se recurre con frecuencia a una triangulación consistente en articular técnicas de investigación cualitativas y cuantitativas, con el fin de iluminar y hacer visibles los diferentes aspectos de la realidad social estudiada, tarea que no es posible si se usan de manera excluyente los métodos, puesto que cada uno privilegia algunas dimensiones de la realidad en detrimento de otras.

Esta triangulación busca fortalecer el proceso de generar conocimiento de la realidad social a partir de la experiencia acumulada de los investigadores. El presente texto más que dar una serie de reglas o métodos para analizar los datos recopilados en la investigación social muestra las posibilidades de los métodos cuantitativos y cualitativos y la necesidad de articularlos más que de excluirlos.

Sin embargo se deja en claro que al análisis de los datos está determinado por las características del problema y por las preguntas que originaron la investigación y que se adelantan durante todo el estudio.

Qué modelo de investigación se propone para el desarrollo de la INVESTIGACIÓN SOBRE LAS RELACIONES ECONÓMICAS, PRODUCTIVAS Y TÉCNICO VOCACIONAL EN LAS COMUNIDADES DE INTIBUCA.

Recordemos que la investigación MULTILINEAL y MULTIFUNSIONAL se define como un proceso de creación de conocimientos y para cumplir con dicho objetivo se apoya en funciones muy específicas como la descripción, la clasificación y la explicación.

LA DESCRIPCIÓN: en la investigación social la descripción va más allá de examinar o identificar, en este caso el concepto es más amplio porque comprende un análisis descriptivo que está especificado en los objetivos de un estudio o investigación descriptiva. Existen diferentes tipos de análisis descriptivos como por ejemplo:

• Caracterización global del objeto de estudio

• Determinación de los objetos sociales que tienen ciertas características

• Descripción del contexto en el cual se presenta cierto fenómeno

• Descripción de la magnitud el fenómeno

• Descripción de las propiedades que tiene el objeto de estudio

• Descripción de las diferencias que hay, o se presentan, entre dos o más subgrupos de la población que es objeto de estudio

• Descripción de las partes, categorías o clases que componen el objeto de estudio

• Descripción del desarrollo o la evolución del objeto de estudio

• Descripción de las relaciones del objeto de estudio con otros objetos

Dentro de una investigación los anteriores objetivos pueden ser comparados entre sí para obtener mayor información acerca del fenómeno que se desea investigar.

LA CLASIFICACIÓN: es otra función específica de la investigación social y consiste en clasificar los objetos que se estudian ya sea por grupos, estructuras, procesos, situaciones etc. Lo fundamental en esta función es categorizar, la cual se lleva a cabo con base en uno o más criterios o características que posean los objetos sociales. Vale la pena aclarar que los criterios pueden ser cualitativos o cuantitativos. Existe una forma especial de clasificar y es la que está constituida por tipologías que se definen de acuerdo a una característica esencial, por ejemplo la conducta que es determinada por la política, la economía, detectar si son sociedades abiertas o cerradas etc.

LA EXPLICACIÓN: las personas continuamente nos hacemos preguntas sobre sucesos del acontecer social como por ejemplo ¿porque ocurre el fracaso escolar? ¿Porque se da la delincuencia juvenil? etc. Las respuestas a estas preguntas constituyen explicaciones de los fenómenos aludidos y son las ciencias sociales las que se han encargado desde el siglo pasado, de dar respuestas a ciertos sucesos. Las ciencias sociales tratan de cumplir con la explicación estableciendo factores determinantes (psicológicos, económicos, climáticos, raciales etc.), hasta proposiciones de hipótesis y teorías explicativas. Las explicaciones en las ciencias sociales no son tareas fáciles, porque debe enfrentarse a conciliar entre dos enfoques diferentes: la explicación diacrónica, que consiste en la búsqueda de factores antecedentes, históricos o genéticos y, por otro lado la explicación sincrónica, la cual no contiene referencias temporales. En este último enfoque se distingue tres tipos de explicación: la funcionalista, por leyes y la causal.

El modelo (protocolo) de investigación propuesto, no debe de centrarse en la simple colecta de información a través de boletas, encuestas y sondeos, los procesos de análisis y colecta grupal a través de micro-talleres, grupos focales, reuniones con actores de interés, entrevistas semiestructuradas, etc. Deben también prevalecer sobre el modelo clásico y lineal de investigación. En particular si se desea obtener los resultados propuestos por los objetivos y alcances solicitados por los términos de referencia.

El ANALISIS CUANTITATIVO Y CUALITATIVO debe ser el centro del proceso de investigación. Dado la variabilidad de los temas de investigación y la necesidad de RELACIONARLOS el equipo de consultores debe de invertir tiempo y recursos en el análisis de los resultados, el proceso de INTERIORIZACION TECNICA (análisis) debe acompañarse por el proceso de INTERIORIZACION SOCIAL a través de procesos participativos, que consoliden la veracidad de la información colectada y procesada. De esta forma se consolida un proceso de investigación territorialista donde el enfoque antropocéntrico orientado a la relación de la calidad de vida y oportunidades de desarrollo de niños y jóvenes, puede evidenciarse de forma adecuada y en concordancia con los objetivos de Plan Internacional.

Sobre esta base se ha identificado una serie de herramientas metodológicas, que permitan obtener la información y sobre todo lograr un ANALISIS INTEGRAL de las dinámicas sociales, económicas y educativas en las comunidades, municipios y región, en base a los términos de referencia del proceso de investigación, las herramientas propuestas para el desarrollo del proceso de investigación son

Tabla 10: Herramientas propuestas para el desarrollo de la investigación

Fuente: Elaborado por Melgar, M. / Proceso de Licitación Plan Internacional

Es importante que se resalte que a pesar de herramientas metodológicas particulares (independientes), su diseño se ha previsto para obtener los objetivos, alcances, resultados y productos solicitados en los términos de referencia, de igual forma cada una de ellas se ha diseñado para lograr un proceso de INVESTIGACIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA, donde los procesos PARTICIPATIVOS DE CONSULTA, SOCIALIZACION Y VALIDACION son determinantes para el ANALISIS y presentación de resultados confiables y precisos.

El proceso metodológico de forma general se define en la siguiente secuencia de pasos y subpasos metodológicos.

Tabla 11: Secuencia general de pasos y subpasos metodológicos

Paso 1: Reunión de revisión conceptual, metodológica y operativa con la UP (Unidad de Programas) de Plan Internacional – Intibucá.

Paso 2: Elaboración y entrega de protocolo de investigación y plan de trabajo, incluyendo manuales y herramientas de colecta y procesamiento de información.

Paso 3: Taller de presentación y arranque de proceso de investigación dirigido a Alcaldes Municipales, Corporaciones Municipales, Líderes Comunitarios, Funcionarios Institucionales y Plan Internacional Intibucá, el objetivo es obtener el apoyo en el proceso de encuestas, sondeos, micro talleres, grupos focales y recolección de información secundaria.

Paso 4: Proceso de capacitación y afinación de herramientas metodológicas a encuestadores y facilitadores comunitarios - municipales.

Paso 5: Validación de herramientas de colecta de información a nivel de campo

Paso 6: Evaluación del estado de información (secundaria)

Paso 7: Mapeo de Actores Claves

Paso 7.1: Definir claramente el objetivo de la intervención y lograr un entendimiento inicial del sistema.

Paso 7.2: Identificar los actores claves

Paso 7.3: Evaluar los intereses de los actores en relación con la intervención y los impactos respecto a estos intereses.

Paso 7.4: Evaluar la influencia e importancia de los actores

Paso 7.5: Establecer una estrategia para la participación de los actores

Fuente: Elaborado por Melgar, M. / Proceso de Licitación Plan Internacional

7.1 Herramienta Metodológica para la Evaluación y organización de la información seleccionada.

Aporte de información a la línea de investigación

Herramientas de colecta de información

Herramienta de procesamiento de información

Para tener una idea de la factibilidad de estas INVESTIGACIÓNes y las decisiones que en definitiva habrá que adoptar posteriormente en función de las limitaciones de presupuesto, tiempo y recursos humanos.

a) Hacer una evaluación rápida costo/ beneficio (o costo/ eficacia) de cada tipo de información solicitada a fin de atribuirle un valor comparativo y poder ordenar las necesidades determinadas.

b) Hacer una primera selección de la información realmente necesaria, a diferencia de la deseada, clasificándola en tres categorías, según su grado de pertinencia:

• Información base

• Información secundaria

• Información de tercer orden

La evaluación y el procedimiento selectivo permiten tener una idea más pragmática de las inversiones humanas y financieras que requiere cada tipo de información. Una mala evaluación puede ocultar un costo financiero posteriormente excesivo que podría hacer fracasar el proyecto antes de concluir. Los costos de ingreso y gestión, que suelen ser considerables, son limitaciones que deben orientar la selección y evitar la iniciación de trabajos titánicos que a veces resultan inútiles y hasta impracticables. La gestión de este primer módulo puede realizarse en forma de cuadro sinóptico de doble entrada: “Cuadro I: Detalle de las necesidades en materia de información” (Ver tabla Nº 12). Este cuadro permite la visualización de la totalidad de las necesidades determinadas y representa de alguna manera una fotografía de los deseos expresados.

Tabla 11: Detalle de necesidades en materia de información

Fuente: Elaborado por Msc. Arq. Francisco Mendoza Velásquez (2000) Módulo 2: Las Fuentes de Información

Objetivo: Este módulo tiene como principal propósito conocer el mercado de la información en los ámbitos respectivos. Permitirá economizar recursos financieros y humanos que podrían asignarse por la duplicación de una información que en realidad ya existe. El objetivo es crear meta información de modo tal que puedan optimizarse las búsquedas ya realizadas al permitir que ulteriormente las aprovechen usuarios potenciales.

Paso 7: Confección de una lista

Esta lista debe abarcar, lo más exhaustivamente posible, las distintas fuentes de información, a saber, las instituciones locales, regionales, nacionales e internacionales, públicas y privadas que puedan tener datos, a fin de permitir una selección de las fuentes pertinentes. Se recomienda actualizar regularmente esta lista para conocer el mercado real de la oferta de información.

Paso 8: Emprender una investigación bibliográfica

Debe realizarse en las diversas instituciones que figuran en la lista, sobre los sectores, ámbitos y temas de la información enunciada en el módulo anterior. Esta etapa permite clasificar las instituciones según su ámbito y temas de interés y hacer un inventario de su stock de información.

Paso 9: Verificación de la accesibilidad de los datos

Para cada fuente de información habrá que hacer una clasificación que dependerá de si el acceso a los datos es:

• Gratuito

• Comercializado

• Protegido

Conocer el grado de accesibilidad de la información es una variable importante del análisis de los costos. No es raro que exista la información pero que esté protegida por órdenes de confidencialidad y resulte inaccesible para los usuarios externos.

Paso 10: Confección de la lista de convenciones 67

En esta lista de convenciones que habrá que confeccionar para tener acceso a todos los datos deseados, se trata de incluir los datos cuyo acceso esté protegido o comercializado. El establecimiento de principios de intercambio puede reducir y hasta eliminar los costos de adquisición.

Paso 11: Elaboración de un anuario de las fuentes de información

Este anuario agrupa las fuentes de información pertinentes haciendo una recapitulación de las actividades de los pasos 8 y 9 bajo los títulos:

a) Sector, ámbito, tema de la información

b) Escala y Actualización de la Información:

• Escala geográfica

• Fecha de actualización

• Nivel de agregación

c) Presentación de los datos:

• Inventario

• Informe

• Encuesta

• Fichero manual

• Base de datos (operacional o en curso de elaboración y tipo de material utilizado)

• Mapa

• Gráfico

• Foto aérea

• Imagen satelital

• Otras d) Soporte:

• Papel

• Cinta magnética

• Memoria USB

• Disco óptico

• Otros

e) Accesibilidad física de los datos:

• Gratuita

• Comercializada

• Protegida

Como para el paso 7, se recomienda poner al día regularmente este anuario a fin de 68 preservar su actualidad y por ende su interés.

Para mayor claridad y fácil manejo ulterior, se recomienda reproducir la tabla 11.- Inventario de los datos existentes para cada fuente de información”. (Ver tabla Nº

12). Estos cuadros permiten visualizar el mercado de la oferta de datos.

Tabla 11: Inventario de los datos existentes por fuente de información

Fuente: Elaborado por Msc. Arq. Francisco Mendoza Velásquez (2000) Módulo 3: La Clasificación de los Datos.

Objetivo: El esfuerzo de clasificación de los datos está basado en los resultados de los dos primeros módulos. El grado de adecuación entre las necesidades previamente definidas y los datos existentes en el módulo 1 y 2 y esta clasificación permite obtener una primera visión de conjunto y evaluar la adaptación de la oferta a la demanda en materia de datos en la esfera del medio ambiente.

Paso 12: Clasificación de los datos según las siguientes categorías: Los datos existentes, disponibles y aprovechables a los que no hay que hacer modificaciones importantes.

• Los datos existentes, disponibles pero incompletos o imperfectos, que hay que actualizar, perfeccionar o completar.

• Los datos existentes y disponibles que habría o no que actualizar o completar pero que no corresponden a prioridades (por consiguiente se dejarán de lado a partir del paso siguiente).

• Los datos existentes pero no accesibles;

• Los datos inexistentes, aun cuando hay una necesidad y una demanda, o bien los datos definidos como inadecuados y que por lo tanto hay que recolectar.

Esta clasificación es la aplicación de una selección por evaluación cualitativa respecto de los datos que se necesitan. Su ventaja es que elimina lo superfluo o difícilmente realizable.

Paso 13: Selección y agrupación de los datos pertinentes

Se refiere a los datos pertinentes señalados en las categorías a/ b/ d/ y e/, que se han de clasificar según cinco variables:

a) Las necesidades por:

• Sector

• Ámbito

• Tema

b) La escala espacio-temporal de la información:

• Escala geográfica

• Escala temporal

• Nivel de agregación de los datos

c) La selección:

• Información de base

• Información secundaria

• Información de tercer orden

d) La presentación:

• Inventario

• Informe

• Encuesta

• Fichero manual

• Base de datos

• Operacional o en curso de elaboración y tipo de material utilizado

• Mapa

• Gráfico

• Foto aérea

• Imagen satelital

• Otras

e) El nivel de procesamiento:

• Bruto

• Organizado

• Procesado

• Avanzado

Esta etapa es una reclasificación de los datos enumerados en las etapas precedentes y favorece una visualización del conjunto de los datos según sus características.

En la tabla siguiente de “Clasificación de los datos por categoría” está constituido por los datos que ya figuran en las tablas anteriores. Se recomienda hacer esta tabla para cada categoría de información y por fuente de información ya que a partir de ellos se podrá trabajar en los cuatro tipos de datos paralelamente. En lo sucesivo los dos tipos a/ y b/ se tratarán en el módulo 4 de este diagnóstico en tanto que la categoría corresponderá al módulo 6 y la categoría del módulo 5.

Tabla 13: Clasificación de datos por categoría

Fuente: Elaborado por Msc. Arq. Francisco Mendoza Velásquez (2000) Módulo 4: La Evaluación de los Datos

Objetivo: Este módulo consiste en el filtraje y la selección de los datos disponibles para evaluar su pertinencia y los costos eventuales en que se incurriría debido al tiempo empleado para hacer utilizable la información. Se trata de dos categorías a/ y b/ que se han definido en el curso del módulo precedente, es decir:

a) Los datos existentes, disponibles y aprovechables a los que no hay que hacer modificaciones importantes.

b) Les datos existentes, disponibles pero incompletos o imperfectos, que hay que actualizar, perfeccionar o completar.

Paso 14: Evaluación de los datos

Esta etapa funciona en relación a dos criterios:

a) El grado de validez y confiabilidad:

• Satisfactorio 71

• Insatisfactorio

b) El grado de cabalidad y precisión:

• Satisfactorio

• Insatisfactorio

Este procedimiento es una última evaluación cualitativa antes de dar por utilizable la información.

Paso 15: Definición de las revisiones necesarias.

A la luz de la evaluación de los datos recopilados, se trata de enumerar las revisiones que deberían realizarse a partir de los datos disponibles.

Paso 16: Evaluación de los plazos y del material que se requiere para las revisiones

Para facilitar la evaluación posterior en cuanto a costo, se trata de calcular los plazos en horas de trabajo equivalentes, horas que corresponderán al personal que se estime necesario para dirigir las revisiones. Asimismo, se deberá hacer un inventario del material que se utilizará para estas revisiones.

Paso 17: Estimación del costo de estas revisiones

Esta etapa permitirá conocer el grado de factibilidad de las revisiones enunciadas en relación a las limitaciones de presupuesto, tiempo y personal.

Paso 18: Identificación de los Datos demasiado Onerosos que se han de Revisar

Si el costo de revisión es superior ya sea al costo de una nueva recopilación o al impuesto por el hecho de trabajar con los datos sin revisar, en consecuencia esta revisión debe abandonarse o al menos aplazarse.

La tabla 14 de “Evaluación de los datos disponibles por categoría” es la visualización de la evaluación global de los datos disponibles. Es la continuación de la tabla 13.

Tabla 14: Evaluación de los datos disponibles por categoría

Fuente: Elaborado por Msc. Arq. Francisco Mendoza Velásquez (2000) Módulo 5: Las Carencias

Objetivo: El objetivo de este módulo es estimar el costo de la recopilación, es decir el costo de producción de la información. Asimismo, este costo será evaluado en relación con el costo impuesto por la ausencia de información a fin de determinar el grado de factibilidad de la recopilación

Paso 19: Recopilación de las carencias

Se identifican comparando las necesidades en materia de información del paso 5 con la clasificación de la etapa 12 y las necesidades de información que se definieron en el paso

18. Esta etapa concierne por un lado los datos inexistentes, aun cuando hay una necesidad y una demanda, o bien los datos definidos como inadecuados y aquellos cuyo costo de revisión se ha calificado de demasiado elevado y par a los cuales resulta más rentable hacer una nueva recolección.

Paso 20: Elección de los métodos de recolección de la información

a) La escala espacio-temporal de la información:

• Escala geográfica

• Escala temporal

• Nivel de agregación de los datos

b) El método empleado:

• Inventario

• Encuesta

• Entrevista de expertos

• Foto aérea

• Teledetección

• Otros

Esta selección se realiza en función de la extensión de la zona estudiada, el nivel de detalle que requieren los datos que se han de recolectar y la frecuencia con que hay que hacerlo. Las tecnologías empleadas son diversas y a menudo muchas se utilizan al mismo tiempo. Es recomendable emplear las técnicas de muestreo estadístico cuando la zona estudiada es vasta y el grado de detalle importante para reducir los plazos y los 73 costos financieros. El método de evaluación rápida en el terreno es una solución relativamente poco onerosa que suele dar prontos resultados. Puede hacerse a través de cuatro procedimientos:

• La entrevista cualitativa individual (este procedimiento se sigue principalmente cuando la información buscada es subjetiva y descriptiva pero, según cómo se realice, puede resultar eficaz y poco onerosa o bien larga y cara).

• La entrevista de grupos de personas (este método se emplea para reunir información de orden cualitativo, pero hay que asegurarse de que los grupos sean relativamente pequeños para que sea eficaz)

• Las observaciones directas (la solución de las observaciones sistemáticas también puede acompañarse con entrevistas)

• El inventario de información pero estructurado (este procedimiento concierne información cuantitativa y se basa en el aprovechamiento de cuestionarios informales).

Paso 21: Aplicación de las clasificaciones y nomenclaturas

Este procedimiento consiste en el inventario de las nomenclaturas y tipos de clasificación que se emplean generalmente a nivel:

• Nacional

• Internacional

• Otro

Esta etapa tiene por objetivo armonizar los métodos de clasificación de los datos y favorecer la compatibilidad para futuras comparaciones e intercambios.

Paso 22: Evaluación de los plazos y del material que se requiere para la recolección.

Esta etapa se refiere a la recolección de los datos según el tipo de información que se ha de recolectar. Como en el caso del paso 16, se intentará calcular los plazos en horas de trabajo equivalentes, horas que corresponderán al personal que se estime necesario para realizar las recopilaciones. Asimismo, se deberá hacer un inventario del material que se utilizará en estas recolecciones.

Paso 23: Estimación del costo de la recolección de los datos.

El grado de factibilidad de estas recolecciones quedará definido por el costo que genere en función de las limitaciones de presupuesto, tiempo y personal.

Paso 24: Identificación de los datos demasiado onerosos

Si el costo de recolección es superior al costo derivado de la ausencia de datos, luego la decisión de hacer esta recolección debe abandonarse o al menos aplazarse.

La tabal 15 de “Inventario de los datos por recolectar” proporciona una visión de conjunto de las carencias y los medios que se han de emplear para sub-sanarlas.

Tabla 15: Inventario de datos por Recolectar

Fuente: Elaborado por Msc. Arq. Francisco Mendoza Velásquez (2000) Módulo 6: Establecimiento de las Convenciones

Objetivo: Este último módulo retoma los datos que figuran en los cuadros II y III que se definieron como inaccesibles ya sea porque están protegidos o porque su costo de adquisición es excesivo. De modo que el objetivo es superar estos obstáculos estableciendo convenciones que favorezcan el intercambio, cuando sea posible.

Paso 25: Revisar e incluso completar la lista de las convenciones

Esta lista, elaborada en las etapas 11 y 12, debe dar lugar a reuniones con las instituciones interesadas para tener acceso a los datos deseados o proponer vínculos de asociación.

Paso 26: Descripción de los datos e indicadores

Es importante proponer a las instituciones futuras un intercambio de información a fin de interesarlas en la asociación. Desde esta perspectiva, es preciso conocer los datos y los indicadores susceptibles de interés.

Paso 27: Elaboración de un Proyecto Global de Implantación de un Sistema Integrado de

Información para el proceso de INVESTIGACIÓN SOBRE LAS RELACIONES ECONOMICAS, PRODUCTIVAS Y TÉCNICO VOCACIONAL EN LAS COMUNIDADES DE INTIBUCA. Este último paso propone a las instituciones interesadas en la asociación una inversión a largo plazo y se basa en el diagnóstico formulado para concebir e implantar el sistema de información mejor adaptado a la gestión ambiental.

Fotografía 10: Vista de un paisaje del Municipio de Jesús de Otoro, Intibucá.

7.2 Herramienta Metodológica para el Mapeo de Actores Claves (MAC)

Aporte de información a la línea de investigación

Herramientas de colecta de información

Herramienta de procesamiento de información

El mapeo de actores implica identificar y definir con la mayor precisión posible, a aquellos hombres y mujeres que se distinguen por su participación e involucramiento en la construcción de de mejoras de condiciones y calidad de vida en su medio circundante, para alcanzar niveles superiores de vida desde sus familias, comunidades, municipios, su región y su país. (Ver boletas en Anexo 1)

Pero además el mapeo de actores contempla a las instituciones públicas y privadas, incluyendo a las iglesias y todos los demás actores de la sociedad civil y militar. Debe ser un mapeo que visibilice a los actores, donde el hombre concreto como trabajador, como campesino, como negro, como mestizo, como blanco, como indio, en fin como pueblo, sea visto en la escena del mapa. De modo que cuando se trata de hacer un muestreo para ordenar el territorio, debe partirse de la realidad de los actores, para conocerla y para actuar a fin de transformarla en algo mejor; al tiempo que se afianza la cultura y su propia identidad.

Según Melgar, M.(2004), la participación de los “actores claves” es crucial para el éxito de cualquier tipo de modelo de crecimiento territorial, el contar con un proceso previo de identificación, clasificación y reconocimiento es necesario para el desarrollo éxito de los proceso de “ordenamiento territorial” y “planificación estratégica” y es en forma práctica lo que busca desarrollar el “Mapeo de Actores Claves” (MAC), no solo es el sacar un listado de los posibles actores de un territorio, sino conocer sus acciones y los objetivos del porque están en el territorio y sus perspectivas en un futuro inmediato.

El MAC debe ser considerando como un primer paso para lograr eficientar la convocatoria de la sociedad civil en las acciones participativas (talleres, reuniones, seminarios, etc.) con ello no solo se asegura el numero sino la representatividad de las personas o entes (asociaciones, fundaciones, organizaciones de base, instituciones gubernamentales, etc.) que se están invitando a participar.

De acuerdo a este planteamiento, Melgar, M (2010), plantea lo siguiente:

La revalorización de Mapeo de Actores Claves como un proceso de conocimiento de la interrelación social con su territorio

De manera similar a muchos instrumentos de gestión territorial, el análisis de las partes interesadas nació en el sector privado – en el concepto de responsabilidad social 77 comparativa, que comenzó a ganar terreno a comienzos de 1960-. Hoy en día las organizaciones, programas y políticas reconocen la importancia de incorporar a los “stakeholder” o actores interesados durante todo el ciclo de vida de la intervención. El “Mapeo de Actores” permite no solo identificar quienes son los actores claves de un sistema sectorial y territorial, sino también identificar y analizar su interés, y su importancia e influencia sobre los resultados de una intervención. Asimismo da los fundamentos y estrategias para fomentar la participación de los actores, para que de esta manera se tomen conjuntamente decisiones más acertadas y consensuadas en situaciones donde hay varias partes interesadas y con intereses contrapuestos. Los “stakeholders”, o actores interesados, son personas, grupo, comunidades o instituciones con derechos o intereses en un sistema, que pueden ser afectados por una propuesta de intervención (tanto de manera negativa como positiva), o son también aquellos que pueden afectar en los resultados de intervención. Están también los “Actores Claves” o “Key Stakeholders” quienes significativamente pueden influenciar en el éxito o fracaso de una de intervención. Generalmente son aquellos que tienen mayor influencia e importancia.

El poder y los roles de los actores sectoriales y territoriales, tomando en cuenta que no son estáticos sino que distintos actores toman distintos roles, y es importante que el mapeo de actores trate de mirar más allá del panorama superficial de roles de los diferentes actores: ¿quién presiona por qué? ¿Quién no puede ser “escuchado”?

¿Quiénes son los “integradores” y quiénes los “divisores”? Nunca se debe asumir que todos los actores dentro de una categoría son homogéneos en sus precepciones. Dichas percepciones dependen de muchos factores. Los cuales requieren ser explorados con análisis y cada situación debe ser considerada desde cero y no saltar a conclusiones inmediatas sobre las probables posiciones que las distintas partes interesadas tomarán. Es necesario que el mapeo sea aplicado de manera participativa, permitiendo a todos los actores involucrarse en los niveles y fases del proyecto que mas interese. De ser así, las decisiones serán consensuadas y generaran entre ellos un buen nivel de compromiso y responsabilidad sobre los cambios que logre el proyecto. En el caso de que los actores interesados, claves y estratégicos no estén de acuerdo unos con otros, una vez que se involucran con el instrumento pueden aprender sobre las perspectivas del otro, sus poderes y tácticas, y reconocer a quienes actualmente tienen mayor o menor influencia e importancia.

Esta metodología está dirigida a todas las personas y organizaciones que estén involucradas en el desarrollo de modelos de planificación territorial, sean como gestores o como beneficiarios de los mismos, permitiéndoles identificar los intereses, la importancia y la influencia de los actores involucrados en ese proceso de fortalecimiento. Asimismo, peritará identificar los actores y procesos locales y regionales relacionados con el mismo, y proveerá los fundamentos y estrategias de una adecuada participación de todos los actores sectoriales; tanto en el desarrollo del mismo como en la toma de decisiones.

Pasos metodológicos para el Mapeo de Actores Claves (MAC)

Paso 1: “Definir claramente el objetivo de la intervención y lograr un entendimiento inicial del sistema”: Consiste en tener un claro entendimiento de los objetivos de un proyecto o intervención y limites de análisis, el alcance de los temas relacionados y la identificación de los posibles logros. Asimismo es necesario crear las condiciones necesarias para un generar un buen dialogo entre los actores. En el marco del proceso de elaboración del Plan de Desarrollo Municipal con enfoque de Ordenamiento Territorial (PDM – OT), se propone que el objetivo de la intervención sea “la interacción social y territorial de los diferentes multisectores, sectores y subsectores de desarrollo”, para ello se utilizaran instrumentos metodológicos de captura de información primaria, secundaria, talleres participativos, grupos focales, giras de identificación in situ para reconocimiento y validación.

Tabla 16: Categorización de actores por multisectores, sectores y subsectores

Fuente: IAK – GOPA – GTZ – KFW / Melgar, M. / Nicaragua / 2003

Paso 2: “Identificar los actores claves”: Se hace una lista de actores, determinando los involucrados prioritarios y los posibles impactos adversos, los grupos vulnerables, existentes, los opositores y aliados, y las relaciones establecidas entre los actores. Se hace una agrupación de actores y entre ellos se seleccionan a los actores clave. Este proceso de identificación de actores puede provenir a partir de la identificación que hacen las personas particulares, de los registros y datos de la población obtenidos de diversas fuentes, de un proceso de auto selección, así como también de la identificación que hacen otros actores. Los actores claves dentro del proceso se identificaran en el marco de intervención de las regiones pre-diseñadas, con el propósito de evaluar su grado de pertenencia e identidad para su re-diseño.

A continuación se presenta un ejemplo de matriz de identificación de actor clave:

Fuente: Groot, Anne Marie. “Stakeholder Matrices – Guidelines”.

ICRA Learning Material (www.icra-edu.org), página 4.

Paso 3: “Evaluar los intereses de los actores en relación con la intervención y los impactos respecto a estos intereses”: Consiste en definir la expectativas de los actores, los beneficios que ellos esperan del proyecto, los recursos que esperan movilizar, y los conflictos de interés de cada uno con respecto a su sector de desarrollo y territorio, estableciendo además el nivel de empoderamiento, pertenencia e identidad con respecto a su multisector, sector y subsector de desarrollo y la vinculación con su región. Un instrumento fundamental para el proceso de evaluación es la “Boleta de Captura de Información Primaria” que por lo general se envía en forma previa o a través de visitas directas.

Pasó 4: “Evaluar la influencia e importancia de los actores”: La influencia, el peso o fuerza de los actores del sistema puede ser diferente. Algunos de los actores poseerán una importante influencia sobre el resto de actores (en su sector) y sobre el sistema en sí, mientras que la influencia de otros será más limitada. Hay actores dominantes (alta influencia – baja dependencia), Actores Enlace (Alta Influencia, Alta dependencia), Actores Autónomos (Baja influencia, Baja dependencia) y Actores dominados (baja influencia, alta dependencia).

La “importancia” indica la prioridad dada por el territorio para la satisfacción de intereses y necesidades de los actores. Se espera un actor sea importante cuando sus intereses respecto de un proyecto convergen de manera muy cercana con los objetivos del mismo. Se pueden utilizar las siguientes preguntas: ¿cuáles son los problemas que el proyecto busca aliviar, y a que actores afecta?, ¿a qué actores el proyecto da prioridad a sus necesidades, intereses y expectativas?, ¿cuáles son los intereses de los actores que convergen de manera más cercana con políticas y objetivos del proyecto?

Para analizar la combinación de ambos factores se puede utilizar una matriz como la siguiente:

IMPORTANCIA

A – Alta importancia / Baja influencia (Mantener satisfecho)

B – Alta importancia / alta influencia (Involucrar cercanamente)

C – Baja importancia / Baja influencia (Monitorear) D – Baja importancia / alta influencia (Mantener informado)

INFLUENCIA

Para poder evaluar ambos factores es necesario tener en cuenta también la evaluación del poder y status, los niveles de organización, el control de recursos estratégicos, la influencia informal y finalmente las relaciones de poder con otros actores.

Paso 5: “Establecer una estrategia para la participación de los actores”: Hay que definir quienes deberían participar, de manera interactiva los sectores de desarrollo, y que estos puedan contribuir de la mejor manera al diseño del territorio. Asimismo se recomienda el uso de una matriz que aclare los roles que jugarán en cada fase del ciclo de proyecto, todos los actores claves. Esta matriz puede ser elaborada para cada actor de manera individual, pero también puede ser construida como la matriz resumen:

Fuente: Gavin, T. y Pinder, C. Impact Assessment and Stakeholder Analysis.

Paso 6: “Diseño de sociograma”: Producto del mapeo y siguiendo el esquema de la investigación – acción – participación (I – A – P) que hace T. R. Villanse (1985), el sociograma representa gráficamente las relaciones sociales y sectoriales de los actores en la dinámica de interrelación y en el marco de un territorio definido (nación, región, departamento, municipio). El sociograma (lo instituyente) se confronta la estructura general de los macrosectores, sectores y subsectores de desarrollo, de manera que puede aportar a la investigación una perspectiva de lo que está pasando en el momento presente y por donde pueden decidir los implicados que han de desarrollarse las propuestas de actuación; en síntesis se trataría de dos mirada: desde arriba se aprecia lo instituido, como una foto fija, desde abajo se aprecian las potencialidades, las posibilidades de transformación. Para cada una de las regiones se diseñara un sociograma específico, que será integrado en un sociograma nacional.

Paso 7: “Desarrollo de base de datos y sistema de información geográfica de Mapeo de Actores Claves”: Como parte de la interacción del PDM - OT, se creara una base de datos dinámica que permita la generación de información a través de mapas temáticos que permitan reflejar la interacción de ACTORES – SECTORES – TERRITORIO, evaluando el grado de impacto, pertenencia, identidad y cohesión Comunidad – Municipio – Intermunicipio – Mancomunidad - Departamento.

Fotografía 11: Mujeres Lenca en cultivo de Rosas y Claveles a la orilla de la Laguna de Chiligatoro, Municipio de Intibucá, Intibucá.

7.3 Herramienta Metodológica Caracterización Socioeconómica Rápida

Aporte de información a la línea de investigación

Herramientas de colecta de información

Herramienta de procesamiento de información

Criterios de la muestra

La CSR debe de considerar un sistema de muestreo que se divide en dos niveles. (Ver boletas de encuestas y sondeos en Anexo 2)

Nivel 1: Desarrollado a través de una boleta de captura de información a nivel de comunidad, donde el encuestador deberá de seleccionar a un mínimo de cinco miembro relevantes de la comunidad, debiendo de entrevistarlos conjuntamente para obtener una secuencia de información a nivel global de la comunidad.

Nivel 2: Desarrollado a nivel del núcleo familiar (hogar o finca) el encuestador selecciona al azar un mínimo de tres hogares (o fincas) desarrollando con los miembros de la familia (preferentemente con la participación de la mujer).

Muestra por conveniencia.

A través del Mapeo de Actores Claves y entrevistas preliminares se identificaran líderes (masculinos y femeninos) comuntarios (urbanos y rurales). Considerando que las y los informantes deberían residir en las comunidades urbanas y rurales en las que Plan tuviese trabajo. La selección de estas comunidades se hará en conjunto, con gerentes de área, facilitadores y miembros del equipo responsable. Recomendamos que los informantes fuesen maestros y líderes con trayectoria no menor de dos años de trabajo.

Herramientas metodológicas

La Caracterización Socioeconómica Rápida (CSR) nace de una serie de métodos regionales que confluyen y se fortalecen dentro del proceso participativo, cogestión y concertación desarrollados en el marco del Plan de Ordenamiento Territorial y Plan Estratégico de Desarrollo Territorial. (Ver boletas de encuestas y sondeos en Anexo 2)

Entre los principales métodos y estudios que sirven de base, se pueden mencionar:

• Evaluación del programa de caminos rurales, Dirección General de Caminos, KfW, Mairich, L, Guatemala, 2001;

• Estudio Socioeconómico de las comunidades asentadas en la zona de amortiguamiento de las áreas protegidas de la Región de Conservación y Desarrollo Sostenible (RECODES) “Metapan”, Proyecto Ambiental de El Salvador (PAES), BID, 84 CATIE, Melgar, M, El Salvador, 2002;

• Desarrollo de Regiones de Conservación y Desarrollo Sostenible (RECODES), Proyecto Ambiental de El Salvador (PAES), BID, CATIE, Morales, R, Melgar, M, El Salvador, 2002;

• La planificación estratégica situacional en los proceso de planificación territorial, Proyecto Ambiental de El Salvador (PAES), BID, CATIE, Melgar, M, El Salvador, 2002;

• Identificación de topología de finca, Proyecto Suroeste, IAK/GOPA/GTZ, Mairich, L, Nicaragua 2002;

• Diagnostico Línea Base del Departamento de Rivas; Proceso de Desarrollo del Plan Estratégico de Desarrollo del Departamento de Rivas, Secretaria de Planificaron Estratetegica de Nicaragua, Proyecto Suroeste, IAK/GOPA/GTZ, Melgar, M, Nicaragua, 2003;

• Metodología para el desarrollo del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) para la Cuenca Alta del Rio Yaque del Norte y municipio de Jarabacoa, Proyecto de la Cuenca Alta del Rio Yaque del Norte (PROCARYN), GITEC/KfW, Melgar, M, Mairich, L, Republica Dominicana, 2004;

• Modelos de Investigación Socioambienta, desarrollado para las áreas protegidas de la cordillera central: Parque Nacional Armando Bermúdez, Parque Nacional José del Carmen Ramírez, Parque Nacional Juan Bautista Pérez Rancier y Reserva Científica Ébano Verde, Melgar, M, Republica Dominicana 2005-2007; y

• Caracterización Socioeconomica Rápida de la Cuenca del Rio Yaque del Sur, Fundación Sur Futuro, Melgar, M. Arias, P, Republica Dominicana 2007.

• Caracterización Socioeconomica Rápida de la Región Trifinio (Guatemala, El Salvador, Honduras), Melgar, M. Honduras, 2009.

• Caracterización Socioeconomica Rápida para hogares productores de café, Mancomunidad COLOSUCA, Melgar, M. Honduras 2010.

Combinación de entrevistas e documentación

Para obtener los datos necesarios se ha revisado la documentación disponible del territorio y de las instituciones relevantes a nivel central y local. Además, a través de visitas de campo, se ha entrevistado a los representantes de las comunidades y hogares familiares seleccionados en el territorio.

Mediante la combinación de los diferentes métodos cualitativos y cuantitativos y la aplicación de diferentes herramientas metodológicas se han logrado obtener bases de datos que han permitido hacer aproximaciones para caracterizar la situación socio económico y socio ambiental de las comunidades y algunas tendencias de su desarrollo.

Acorde a esta metodología las características son las siguientes:

• Es un instrumento de planificación de desarrollo para lograr una calidad de vida armoniosa con la naturaleza y un compromiso intergeneracional;

• Permite adecuar la organización político-administrativa y la proyección espacial de la política social, económica, ambiental y cultural;

• Es un proceso participativo, articulado, estratégicamente planificado, dinámico, interactivo cuyo objetivo es promover el aprovechamiento racional del espacio y los recursos naturales;

• Evoluciona hacia la acción territorial y de esta manera propicia cambios mediante intervenciones reales, acciones coherentes y organizadas;

• Considera la capacidad y característica del territorio y sus recursos, en tanto que espacio vital y sustento intergeneracional;

• Considera las condiciones socioeconómicas para disminuir la desigualdad y la concentración de la riqueza;

• Su fundamento teórico y operativo conduce hacia el desarrollo sostenible e integral de los recursos naturales y la reducción de la vulnerabilidad ambiental para encontrar un equilibrio que permite aprovechar los recursos naturales sin deteriorarlos ni agotarlos. (OT-CAY, GITEC/SERCITEC, 2004)

Acercamiento a las comunidades

Se solicitara apoyo de los dirigentes de todas las comunidades en el área de influencia del área protegida, para que participaran en una entrevista comunitaria que cubriría, entre otros temas, la historia de la fundación de sus comunidades, su nivel de infraestructura, acceso a mercados y servicios de salud, así como también patrones de in-migración, uso de la tierra, y fecundidad. (Ver boletas de encuestas y sondeos en Anexo 2)

La selección de comunidades para las encuestas de hogar

La selección de las comunidades se basó en las características que podrían incidir en una variabilidad en los patrones de uso de los recursos naturales del área protegida. Una variable clave es este sentido fue el año de llegada de los habitantes. Otros criterios incluyeron: distancia a la carretera, los regímenes de propiedad de la tierra, y una sencilla distribución geográfica para tomar en cuenta diferencias potenciales físicas y socio- políticas inherentes en las diferentes regiones de influencia del área protegida.

Los grupos focales.

a) Los grupos focales de madres y padres. Se realizaran grupos focales estableciendo dos tipos. Un primer grupo focal estaba constituido por adultos: madres, padres o tutor con hijas e hijas, niñas, niños y adolescentes integrados a los círculos infantiles. Cada grupo debería contar con un mínimo de 8 personas. En total, mediante esta metodología lograríamos consultar a 80 personas, entre madres y padres de familia y otro tipo de tutores de las y los niños.

b) Los grupos focales de niñas, niños y adolescentes, desagregados según género. Conformamos una segunda modalidad de grupos focales con los menores de edad de cada lugar seleccionado. Nos interesaba captar la perspectiva de género de las y los niños; por esa razón, decidimos desagregar a las y los convocados según sexo. Eso significó que en las comunidades electas realizamos dos grupos focales: uno de varones 86 y otro de mujeres. El criterio básico para seleccionar a los participantes será que estuviesen vinculados a los Proyectos que Plan promueve en la comunidad y que estuvieran en un rango de edad entre los 8 y los 17 años. Cada uno de estos grupos focales deberá tener como mínimo 6 participantes.

Selección de hogares para las encuestas de hogar

Para la selección de hogares dentro de cada comunidad, se utilizara la información recabada de los dirigentes comunitarios en las entrevistas comunitarias, la mayoría de las cuales se realizaron antes de las encuestas a nivel de hogar. Al igual que en la selección de las comunidades, para la selección de hogares se buscara una representación de hogares de diferentes años de presencia en la comunidad, con los predios agrícolas, en diferentes lugares relativo al área protegida, y de diferentes grupos étnicos. En cada comunidad se determinara que un muestreo geográficamente estratificado permitiría semejante distribución. Con la ayuda de los dirigentes de la comunidad y sus asistentes, se dividieran las casas de las comunidades dentro 03 encuestadores. A cada encuestador le tocara de tres a cuatro hogares aleatoriamente escogidos entre los hogares que saldrán en cada transepto. (Para ampliar directrices de selección ver Anexo 3)

Los objetivos de las entrevistas comunitarias

Los fines de las entrevistas comunitarias son los siguientes:

• Recabar información sobre las comunidades ubicadas en el área de influencia del Parque a través de las fuentes más conocedoras de las mismas.

• En el caso de las comunidades donde se realizaran las encuestas de hogar, proveer un contexto para estos datos. Así, se evitara la repetición una y otra vez entre las casas de preguntas sobre información que pertenece a todos los habitantes de la comunidad (por ejemplo “Cuál es la principal fuente de agua en la comunidad?”) Estas preguntas ahorraran tiempo tanto a los encuestadores como a los encuestados y permitieron una inversión de tiempo enfocada en levantar información exclusivamente pertinente a los hogares.

• Identificar la extensión de los campos agrícolas de cada comunidad en el área protegida. Con este fin, los dirigentes participantes en la entrevista comunitaria dibujaran un mapa de sus respectivas comunidades, incluyendo: el centro de la comunidad; el polígono de la comunidad (definido como el área dentro de la cual la comunidad considera que la tierra le pertenece); la distancia en kilómetros a cada brecha; la relativa ubicación de todas las comunidades que colindan con su polígono; el número de predios agroproductivos de habitantes de la comunidad que están dentro de su propio polígono; el número de trabajaderos de habitantes de la comunidad que no se encuentran dentro del polígono de la comunidad y dónde están sus trabajaderos; y el número de trabajaderos de gente ajena de la comunidad dentro del polígono y de dónde son.

• Para corroborar la calidad de los datos de las encuestas de hogar y, a su vez, que estas sirvan como respaldo de la calidad de información recabada en las entrevistas comunitarias. Por ejemplo, si se encontrara que dentro de una comunidad la cantidad promedia de tierra en bosque de un campesino se reporta 87 como 10 hectáreas menos en las encuestas de hogar que la cantidad reportada por los dirigentes de la comunidad, se cuestionaría la confiabilidad de la respuesta de los dirigentes o de los jefes de hogar, o se pondría en duda el muestreo de casas de la comunidad como una selección representativa de la aldea.

• Enriquecer el contexto de la información recabada en las encuestas más estructuradas. Con ese fin, la entrevista comunitaria, que debería demorar mucho menos de una hora, solía durar de dos a cuatro horas. Esta información generó amplios apuntes que ayudaron en contextualizar los temas del estudio dentro de las específicas condiciones de cada comunidad.

• Organizar el evento de las encuestas de hogar. Una ventaja de realizar la mayoría de las entrevistas comunitarias antes de las encuestas de hogar fue que, al ser entrevistados, los dirigentes se enteraron de primera mano sobre el contenido de las preguntas en el estudio, conocimiento que permitió que ellos expresaran con más confianza la naturaleza del estudio a los habitantes de sus comunidades.

• En cada comunidad, después de hacer la entrevista con los dirigentes, fijamos la fecha y hora precisas para comenzar las encuestas en las casas. Se solicitó a los dirigentes de que convocarán a otra reunión comunitaria para avisar por segunda vez a todos los miembros de la comunidad sobre de que se trata el estudio, el apoyo que solicitamos de ellos, el día y hora de la llegada del equipo de encuestadores, y cómo se iban a hacer las entrevistas. Se acordó con los dirigentes que ellos, juntos con sus asistentes, acompañaran a cada encuestador a las casas donde realizarían las entrevistas. Se conversó sobre la selección de las casas para asegurar un muestreo aleatorio de casas que brindara una representación fiel de las potenciales variables de patrones de población y uso de la tierra en cada comunidad.

• La petición de una segunda reunión se basó en presentar al equipo encuestador y de explicar nuevamente el propósito del estudio, solicitarles su colaboración y resolver cualquier duda. Esta reunión generó más confianza entre la población y los encuestadores que les permitiera hablar más abiertamente.

Variables medidas en la entrevista comunitaria y la encuesta de jefes de hogar

Las preguntas de la entrevista comunitaria se pueden dividir en cuatro secciones: 1). Información comunitaria, 2). Historia de los emigrantes, 3). Uso de la tierra 4). Salud y planificación familiar y 5) Técnico Vocacional. En la primera sección de las entrevistas comunitarias, se recabó información básica de la comunidad, por ejemplo: el número de familias que residen permanentemente en la comunidad, la extensión de la comunidad en tareas, su nivel de infraestructura, sus grupos socioproductivos, y sus actividades económicas. (Ver boletas de encuestas y sondeos en Anexo 2)

La segunda sección indaga sobre los “empujes” y “jalones” implicados en el proceso de la migración. Inicialmente se recaba información sobre la llegada de los primeros in- emigrantes (con el fin de medir el nivel de empoderamiento sobre el área protegida); información como: Cuántas familias fundaron la comunidad?, En qué año vinieron?, Vinieron juntas o separadas?. Estas preguntas se siguen por interrogantes acerca de cómo llegó la mayoría de los habitantes de la comunidad, por ejemplo: Qué porcentaje de los habitantes tenía parientes o amigos en la comunidad cuando llegaron? Cuáles son los motivos por los que la gente vino a vivir en su actual comunidad? También se hicieron 88 preguntas acerca de futuras migraciones a la comunidad, hacia las ciudades cercanas, Santo Domingo o el exterior del país.

La sección sobre el manejo de la tierra, levanta información sobre la ubicación y tamaño de los trabajaderos de la comunidad, y el promedio (de todas las familias) en tareas dedicadas a cada uso (por ejemplo: bosque, pasto, bosques secundario, áreas agroproductivas y pecuarias). En esta sección se incluyen también los siguientes temas: la producción agrícola, los regímenes de tierra existentes (por ejemplo propia, tierra arrendada, prestada) el uso de insumos (fertilizantes, herbicidas, pesticidas), la rotación de las cosechas, y las técnicas agrícolas implementadas por los agricultores.

La sección sobre salud tendrá preguntas sobre el nivel de acceso y la calidad de la atención médica en la comunidad y pide información detallada sobre la fecundidad de las familias, el uso de métodos anticonceptivos, y la disposición de la gente de usar las mismas. También cuantifica el número de hijos deseados de las familias, e intenta vincular conceptos de capacidad de carga, para el desarrollo futuro de proyecciones que permitan visualizar a la comunidad o municipio a 05 – 10 – 15 y 20 años.

Uno de los principales objetivos de este estudio es el de entender cambios a través del tiempo en la cobertura boscosa del municipio o comunidad. Por eso, tanto en la entrevista comunitaria como en la encuesta para jefes de hogar, muchas de las preguntas se hacen con referencia en la actualidad y hace 5 – 10 – 15 y 20 anos (por ejemplo, pero en algunos casos se considero desde la década de los 50`s del Siglo XX). Por ejemplo se indaga sobre los cambios en los usos de la tierra sobre el tiempo empezando con su anterior lugar de origen, hace 20 años como mínimo. Finalmente se pregunta sobre los deseos de los agricultores para cambiar el manejo de su tierra en el futuro al preguntarles cuántas tareas quisieran tener dentro de 5 – 10 – 15 o 20 años y cómo sería la distribución de su tierra en su parcela dentro de 5 – 10 – 15 – 20 años.

Preguntas para los jefes de hogar

La encuesta para jefes de hogar tiene una estructura semejante a la entrevista comunitaria, el cambio más notable y más obvio siendo que el enfoque es sobre el hogar como la unidad de análisis. Por ejemplo, la primera sección de la encuesta para jefes de hogar recaba información básica sobre la familia y la casa, como las edades de todas las personas que viven en la casa, nivel de educación de los miembros del hogar, idioma hablado en casa y el nivel económico de la familia. Las preguntas de la sección sobre migración profundizan más que las entrevistas comunitarias en las causas de la migración. Esta sección incluye, por lo tanto, preguntas sobre la comunidad, municipio y provincia, aunque durante en el desarrollo se agrego además el país de origen del encuestado al denotar la existencia de familias integradas en la vida comunitaria de Haitianos, su último lugar de residencia, razones por haber salido de su último lugar de residencia y razones por haber sido atraído a migrarse al lugar de destino. (Ver boletas de encuestas y sondeos en Anexo 2)

También se levanta información acerca de la opinión de la gente sobre los incendios forestales que inciden directamente sobre los recursos naturales del área protegida. Además se colecto información sobre la historia de fecundidad de cada pareja es detallada y se incluyen varias preguntas sobre el tamaño deseado de la familia, el uso de anticonceptivos, y la disponibilidad de la gente para usarlos. (Ver boletas de encuestas y 89 sondeos en Anexo 2)

Encuestas sobre la producción agrícola

Se realizaron también encuestas económicas (de forma aleatoria) por comunidad para levantar información sobre la producción agrícola de los campesinos del área. En la primera sección de la encuesta económica, se apuntan todos los gastos invertidos en la producción agrícola del encuestado para sacar una cuenta de las ganancias y pérdidas por cada cosecha según, buenas, medianas y pobres condiciones de cosecha y precios de venta. Como la mayoría de los agricultores se enfocan en los sistemas agrícolas de ciclo corto y mediano (horticultura preferentemente. Para añadir una dimensión temporal, en la segunda sección de la encuesta económica, se desglosa un historial de las actividades económicas mensuales en las cuales participó el agricultor entre los años 2002 al 2007.

Encuestas para esposas

El propósito de las encuestas de mujeres fue el de entender mejor las actividades diarias de ellas y sus opiniones sobre la agricultura, el bosque, la fecundidad y la planificación familiar, considerando la experiencia en otros procesos de planificación en el área mesoamericana y del Caribe, donde gran parte de la información efectiva fue proporcionada por las mujeres de la familia. Algunas de las interrogantes que se anhela recabaron de las encuestas para las esposas incluyen: ¿Cuál es el papel de la mujer en la producción económica del hogar?, ¿Cuáles otros trabajos desempeñan las mujeres en el hogar?, ¿Cómo difieren las opiniones de las mujeres acerca de la agricultura, el medio ambiente y ¿La cantidad de hijos ideal para el hogar?

Además se realizaran entrevistas particularizadas dirigidas a:

• Entrevistas a autoridades municipales

• Entrevistas a empresas, pequeñas empresas y microempresas

• Entrevistas a centros educativos (Ver Anexo 2, boletas de captura de información)

Pasos metodológicos

En la elaboración del estudio se han aplicado principalmente los siguientes pasos metodológicos:

Paso 1: Desarrollo conceptual de la metodología de Caracterización Socioeconómica Rápida (CSR);

Paso 2: Socialización y validación con actores locales de metodología propuesta;

Paso 3: Elaboración de boletas de encuesta a nivel comunitario y de hogar (finca);

Paso 4: Socialización y validación con miembros de equipo entrevistador (investigadores), de encuesta a nivel comunitario y de hogar (finca);

Paso 5: Involucramiento de actores locales para el desarrollo de la Caracterización Socioeconómica Rápida (CSR);

Paso 6 Talleres de capacitación para actores que contribuirán en el desarrollo de la CSR;

Paso 7: Reuniones preparatorias para levantamiento de datos;

Paso 8: Levantamiento de datos a través de boletas de encuesta a nivel de 90 comunidad y hogares familiares;

Paso 9: Reunión de retroalimentación sobre resultados de levantamiento de datos a través de boletas;

Paso 10: Procesamiento final de boletas de encuesta a nivel de comunidad y hogar;

Paso 11: Reuniones de verificación de información con boletas de encuesta; Paso 12: Elaboración de meta datos y mapas temáticos en base a información Paso 13: Presentación de resultados en documento CSR;

Análisis de datos

Cada herramienta individual de levantamiento de datos puede reflejar solamente una parte de la realidad. Por esto se ha aplicado una combinación de diferentes herramientas metodológicas y de esta manera se ha logrado obtener bases de datos que han permitido hacer aproximaciones adecuadas para realizar el diagnóstico socioeconómico rápido de las comunidades rurales del territorio e identificar las tendencias de su desarrollo. Los resultados de los entrevistas de hogares tienen solamente un carácter indicativo y no pueden ser generalizados para cada una de las zonas del territorio. Las personas entrevistadas no necesariamente son representativas de la generalidad de la comunidad. Esta caracterización es por tanto una aproximación, que debería ser profundizada mediante otros estudios específicos en el futuro especialmente sobre los niveles de ingresos familiares. Para el procesamiento de datos se realizara a través de:

• Base de datos Excel y Access

• SPSS

• Base de Meta Datos y Shape

7.4 Herramienta Metodológica para la Evaluación de Ventajas Comparativas y Competitivas a nivel comunitario, municipal y regional

Aporte de información a la línea de investigación

Herramientas de colecta de información

Herramienta de procesamiento de información

Visiones de desarrollo y competitividad territorial

La elaboración de visiones de desarrollo y de instrumentos para la competitividad no es solamente un ejercicio de aplicación de determinadas metodologías o instrumentos estándar para producir un documento o derivar unos programas y proyectos. Se trata de movilizar una sociedad diversa para que diseñe y se comprometa con la construcción de un futuro mejor, por lo cual se requiere un buen soporte técnico y una gran voluntad política. Los resultados de un proceso dirigido a construir una visión de desarrollo a introducir en los Plan de Desarrollo Municipal con enfoque de Ordenamiento Territorial (PDM – OT), sin una estructura conceptual y analítica definida que posibilite identificar elementos clave, prioridades y relaciones, se podrá ir al extremo de tratar de examinar y actuar sobre todos los elementos, así se atomizan esfuerzos sin alcanzar resultados significados. El marco analítico permite diferenciar entre lo relevante y lo irrelevante para actuar ante determinadas problemáticas. (Ver boletas de captura de información en Anexo 2)

“Una orientación para la acción que no se fundamenta en conocimiento producido críticamente, corre el riesgo de tomar apreciaciones del sentido común que orientan las acciones en la vida cotidiana, como conocimiento válida sobre los fenómenos socioeconómicos, cuando tales proposiciones pueden estar contribuyendo a ocultar esos fenómenos, confundiéndolos con sus manifestaciones inmediatamente perceptibles”. (Coraggio 1997).

La evaluación de las ventajas comparativas para su transformación en ventajas competitivas, en las medianas, pequeñas y micro empresas comunitarias y municipales

La elaboración de visiones y la movilización de actores e instituciones alrededor de objetivos de desarrollo futuro son tares complejas que pueden abordarse de varias maneras, desde ejercicios simples – limitados a conseguir un acuerdo sobre el texto de 92 declaración de una visión de desarrollo compartida -, hasta procesos de planificación estratégica prospectiva rigurosamente elaborados que demanda bastante tiempo, recurso importantes, y que tienen la ventaja de lograr promover procesos de cambio socioeconómico, y de comprometer a los diversos actores e instituciones locales en pro de la construcción mancomunada de un futuro mejor. (Ver boletas de captura de información en Anexo 2)

El concepto de visión de desarrollo que se deriva de innumerables declaraciones o textos de visión que últimamente suelen incorporarse en los planes de desarrollo de las entidades territoriales, oscila entre sintéticas frases inspiradoras sobre la posición que espera alcanzar una entidad territorial en determinadas dimensiones o sectores de actividad, en los cuales se destacan valores o principios específicos y definen un lapso – generalmente mayor o igual a 10 años-, y extensos párrafos en que se especifican múltiples aspiraciones que finalmente no permiten transmitir una imagen clara y diferenciada sobre lo que se quiere ser o hacer a futuro.

Significado de una visión de desarrollo

Elaborar una visión de desarrollo implica tanto preocuparse por el largo plazo como tomar conciencia sobre la necesidad de una planificación y gestión del desarrollo mediante la cual se logra que los actores territoriales no se limiten a ser espectadores o sólo a reaccionar ante una economía y una sociedad en continuo cambio. Concebir y construir una visión de desarrollo significa tomar conciencia sobre la necesidad de ser artífices del futuro; para tal efecto, es importante tener en cuenta que el conocimiento de la trayectoria histórica de desarrollo aporta aprendizaje, ya positivos, ya negativo, y que el presente y el diario vivir también son aleccionadores. Sin embargo, aprender de esos momentos no es suficiente para avanzar sólidamente en un mundo en continua innovación y cambio, sino que se requiere incorporar herramientas de la prospectiva que faciliten explorar los múltiples futuros posibles y seleccionar aquel que permita concentrar y aglutinar esfuerzos en direcciones comunes, para no estar al vaivén de los acontecimiento.

“Las sociedades requieren imaginar y dar forma a los anhelos colectivos y concebir las trayectorias por las cuales transitar desde el presente hacia determinados horizontes futuros, para reducir la incertidumbre y para forjar su porvenir. Construir variados escenarios –considerar sus impactos y examinar las posibilidades de que se conviertan en una realidad-, es necesario para darles sentido a la planificación y gestión también se requiere para definir oportunamente estrategias de desarrollo territorial que permiten competir en medio de un mundo en permanente cambio.

El término “visión” se refiere a imágenes colectivas estructurales sobre el futuro, con expresiones explícitas, o implícitas, sobre motivaciones y escenarios promisorios que buscan movilizar a los diversos, actores a forjar su porvenir. Se considera que una buena declaración de visión sirve para tres objetivos importantes: (Ver boletas de captura de información en Anexo 2)

• Señalar el rumbo en el sentido de clarificar la dirección hacia la cual se debe realizar el cambio e indicar en una representación, económica – espacial, la posición, que la organización desea y se propone alcanzar en un horizonte definido de tiempo.

• Constituir la idea fuerza inspiradora y motivadora que consiga aglutinar intereses y movilizar a las personas y sus organizaciones para hacer factible el cambio. 93

Las siguientes definiciones de visión muestran una serie de propiedades tanto en contenido como en efectos o sentidos del desarrollo debería contener su declaración:

• Una visión es una imagen de un futuro más deseable para una organización; no obstante, la visión óptima es una idea con tanta energía que pone en movimiento hacia el futuro apelando a los talentos y recursos para que éste se cumpla.

• La visión, en su verdadero sentido, es un tipo especial de sueño construido sobre la base de la información y el conocimiento.

• La visión empuja a las personas hacia la acción y debido a esa acción la organización evoluciona y progresa.

• Una visión es un modelo mental de un estado futuro de un proceso, de un grupo o una organización; por tanto, se ocupa de un mundo que existe tan sólo en la imaginación, construido con especulaciones plausibles, formulado con lo que suponemos son premisas razonables sobre el futuro y muy influido por nuestro propio juicio.

• La visión es una construcción mental que podemos transformar en realidad. De hecho, una visión es la única forma de modelo mental que las personas y las organizaciones pueden materializar a través de compromisos y acciones.

En materia de visiones y escenarios de desarrollo, desde el punto de vista, se articulan sueños, con imaginarios, imágenes estructuradas y compartidas, escenarios y visiones que componen diversas formas de avistar el futuro, desde l más simple –sueños e imágenes individuales- hasta la más elaboradas –escenarios de desarrollo concertados colectivamente-.

Entra las propiedades que debe poseer una declaración de visión se destacan las siguientes:

• Señalar un foco. Se puede concretar en objetivos claros para alcanzar en un determinado periodo.

• Ser compartida. Se acepta socialmente, capta los intereses mayoritarios e invita al compromiso.

• Generar identidad. Resalta propiedades culturales y valores sociales que distinguen al territorio y le dan arraigo.

• Delinear una imagen captable externamente. Genera, en el contexto externo, una imagen de reconocimiento y distinción.

• Ser retadora y posible. Se define fijar objetivos y metas transformadoras, renovadoras, posibles de alcanzar con impulsos y esfuerzos que rompan la inercia.

La visión en general es un instrumento poderoso para la comunicación y un catalizador para que personas y grupos diferentes se unan en torno a un mismo ideal; además, permite recobrar el espíritu emprendedor, el sentimiento y el compromiso con el futuro.

La visión establece una dirección que sirve para unificar propósitos, generar confianza y credibilidad en el esfuerzo compartido para alcanzar grandes transformaciones. (Ver boletas de captura de información en Anexo 2)

Sin embargo, se debe tener presentes que la visión idea fuerza por si sola “no mueve montañas”; una visión sin acción es una utopía y una acción sin visión termina en un uso poco eficaz y atomizado de los recursos. En este sentido, la visión le incorpora al plan 94 de desarrollo convencional la posibilidad de dirigir la concentración de los esfuerzos, -de los actores e instituciones, de la asignación de las inversiones y de la gestión- hacia los asuntos fundamentales para dar grandes saltos cualitativos en la calidad de vida de las entidades territoriales, orientándolas hacia la construcción de un futuro promisorio.

Concebir y concertar una visión de desarrollo, con las características esbozadas anteriormente, implica un riguroso trabajo técnico, de participación, de compromiso de los actores locales. Cuando se cuenta con una visión de desarrollo que no posee un elevado nivel de apropiación colectiva y de construcción a través de los planes gubernamentales, es importante retomarla con el propósito de seguirla consolidando y de darles continuidad a las acciones que están procurando formar el futuro deseado. El análisis de la visión, de sus objetivos, de sus estrategias y de los resultados que se han logrado obtener, dará la pauta de evaluación ajustar, complementar o redirigir los esfuerzos que sean necesarios de manera que el nuevo plan de desarrollo se constituya en la base fundamental para la implementación de esa visión.

Al no disponerse de una visión de desarrollo o encontrarse una declaración de visión sin trascendencia o que no contiene los atributos mínimos para constituirse en esa “idea fuerza” movilizadora, clara e inspiradora, es recomendable hacer un ejercicio de prospectiva territorial para llenar ese vacio.

Con el fin de concebir una visión de desarrollo adecuadamente estructurada, es recomendable tener en cuenta componentes de procesos de planificación prospectiva como los siguientes:

• La creación de unas condiciones institucionales y de compromiso de los diversos actores –públicos, privados y organizaciones sociales- con el cambio y con el futuro.

• El análisis estratégico para ponerse de acuerdo sobre los asuntos críticos para emprender la construcción de futuro.

• La selección de apuestas de desarrollo que serán la base p ara establecer los objetivos, las líneas estratégicas y las acciones.

• Los proyectos que permitirán hacer realidad el futuro deseado.

Como se podrá apreciar en la metodología referenciada, se trata de procesos de planificación que requieren tiempo de maduración, exigen recursos especializados y comprometen, simultáneamente, a los diversos actores de un territorio (públicos, privados, sociales).

Con el fin de incorporar una visión en los proceso de INVESTIGACIÓN SOBRE LAS RELACIONES ECONÓMICAS, PRODUCTIVAS Y TÉCNICO VOCACIONAL EN LAS COMUNIDADES DE INTIBUCA liderada por la administración gubernamental, que sierva de base para adelantar posteriormente un proceso amplio de planificación estratégica prospectiva que logre comprometer a la mayoría de actores de los diversos sectores de actividad de un territorio, se propone realizar un ejercicio básico que contenga:

• Una dirección a través de una persona o equipo con buenos conocimientos y experiencia en orientación prospectiva.

• La selección de un grupo de actores locales, representativos de los diversos sectores

– gubernamental, privado, organizaciones sociales, academia-, que cuenten con un 95

perfil profesional que garantice creatividad, imaginación y actualización sobre los cambios mundiales. En la escogencia es importante vincular a líderes y personas reconocidas por su conocimiento experto y actualizado, experiencia y compromiso con el desarrollo de la entidad territorial. (Ver boletas de captura de información en Anexo 2)

La realización, con el método de visualización, de un taller de prospectiva territorial que permita desarrollar las siguientes actividades:

1. Un marco de desarrollo y bases conceptuales sobre prospectiva y visión de desarrollo, mediante ejemplos prácticos.

2. Un análisis de Fortalezas y Oportunidades, Debilidades y Amenazas (FODA) para el desarrollo del territorio.

3. Un acuerdo sobre asuntos claves para el desarrollo futuro de la entidad territorial.

4. La realización en mesas de trabajo, según las dimensiones del desarrollo territorial acordadas, de un texto propuesto de visión de desarrollo que atienda los criterios y los componentes establecidos en la introducción del evento.

5. Una reunión plenaria para llegar a un cuerdo compartido sobre la visión de desarrollo deseada y viable.

6. La elaboración de un documento de presentación, difusión y ampliación del significado y de los alcances de la visión propuesta.

7. Esta visión se convertirá en parte fundamental del plan de desarrollo y en la base para establecer los objetivos, las líneas estratégicas del plan, los programas y los proyectos.

• La socialización de la visión a través de las diversas actividades programadas para la elaboración del proceso de INVESTIGACIÓN SOBRE LAS RELACIONES ECONÓMICAS, PRODUCTIVAS Y TÉCNICO VOCACIONAL EN LAS COMUNIDADES DE INTIBUCA, en el cual se efectúan los ajustes indispensables para facilitar su apropiación colectiva.

Ante la importancia de incluir en el plan una visión de desarrollo que oriente la inclusión de acciones estratégicas con perspectiva de largo plazo, cuando la entidad territorial no tiene antecedentes de ese tipo de ejercicios colectivos, se propone realizar un ejercicio sencillo y corto, teniendo en cuenta los tiempos previstos para su elaboración y aprobación del plan de desarrollo. La visión acogida y respaldada por algunas acciones estratégicas incluidas en el PMODT de desarrollo se podrá constituir en punto de partida para adelantar posteriormente un proceso de planeación estratégica más estructurada y que logre comprometer a los diversos sectores e instituciones locales.

Marco conceptual para el diseño de estrategias de desarrollo económico local

El desarrollo económico local surge en un entorno territorial favorable a la competitividad, toma forma a través de sistemas productivos territoriales y constituye en la organización más apropiada para el éxito de las entidades territoriales frente a la apertura económica y la globalización. La internacionalización de los mercados y el mejoramiento de las comunicaciones, las innovaciones, el cambio tecnológico y la movilidad de los factores productivos en busca de economías de localización, muestra que las empresas no 96 compiten aisladamente sino que requieren, además un entorno productivo e institucional que potencie y consolide las ventajas competitivas. En dicho contexto, la competitividad territorial surge como un reto de los gobiernos considerando que aquellos departamentos, municipio y/o regiones, que a través de sus líderes y dirigentes comprendan la transformaciones socioeconómicas y se preparen para posicionarse como actores protagónicos de la competitividad, serán los que podrán ofrecer mejores oportunidades de crecimiento y desarrollo a sus habitantes. (Ver boletas de captura de información en Anexo 2)

Con el fin de identificar los factores claves para el diseño de estrategias de competitividad territorial es necesario contar con una estructura conceptual adaptable a las características del desarrollo territorial del país. El análisis de la experiencia de países y regiones que han logrado sobresalientes desempeños económicos ha posibilitado la identificación de las condiciones favorecedoras o limitantes de su crecimiento y desarrollo, lo que permite elaborar esquemas teóricos de referencia sobre los factores clave para la competitividad territorial, que, al contrastarlos con la realidad locales y regionales, guían el diseño de las correspondientes estrategias. El tema de la competitividad en la teoría económica regional tradicional ha sido poco desarrollado; sin embargo, en la actualidad cobra gran importancia, porque la atención se dirige hacia la promoción del crecimiento y la sustentabilidad de desarrollo desde la regiones, y entonces, se hace indispensable el replanteamiento de las políticas públicas para la competitividad, centradas en los aspectos sectoriales.

Es necesario avanzar en la elaboración de un enfoque analítico que interrelacione los diversos conceptos que guían el diseño de estrategias de desarrollo territorial, y con el objetivo general de mantener un crecimiento económico elevado y sostenido que se exprese, simultáneamente, en un desarrollo territorial equilibrado. A continuación se reseñan los conceptos principales que se consideran básicos para estructurar un modelo analítico, y en la parte final se propone la estructura de dicho modelo.

Territorio y desarrollo económico a través de potencialidades

La productividad y la competitividad han dejado de ser un asunto exclusivamente económico y empresarial; compiten las empresas, pero si éstas no cuentan con un entorno territorial que facilite una mayor productividad y la construcción de ventajas competitivas, no será posible alcanzar una posición competitiva sustentable. Para introducir en los marcos teóricos sobre la competitividad territorial es necesario inicialmente comprender el significativo de territorio. Este, tradicionalmente, se ha sido entendido como la base físico – geográfica, como un recientemente pasivo, de la intervención de las políticas y acciones públicas, privadas y de la organización social en general. (Ver boletas de captura de información en Anexo 2)

El territorio como factor que favorece la productividad y la competitividad, es más que en un espacio geográfico con unas dotaciones naturales e infraestructuras que le dan ciertas ventajas comparativas –recursos naturales sin transformación, mano de obra no calificada, localización desaprovechada, entre otros-, que generalmente permanecen estáticos o desaprovechados. El territorio no sólo es la base física y receptora de los efectos de las actividades socioeconómicas es también el espacio para la articulación de los diversos actores e instituciones sociales y económicas alrededor de intereses diverso y, en muchos casos, contrapuestos. El territorio es un 97 sistema de fuerzas para el desarrollo, un tejido de relaciones socioeconómicas que se proyectan en un espacio determinado.

Sólo aquellos territorios organizados, es decir, equipados físico e institucionalmente y organizados en red, que logren incorporar tecnología que cuentan con actores y organizaciones innovadoras, emprendedoras y con una visión de futuro compartida, tiene la capacidad de contribuir a convertir las ventajas comparativas en competitivas, es decir, pueden agregar valor local y capitalizarlo internamente.

Competitividad territorial

En el marco de una económica globalizada –y con el fin de alcanzar mayores niveles de desarrollo- las empresas, las regiones y los países requieren ser competitivos y crear entornos favorables a la competitividad para posicionar sus productos y servicios con calidad y buenos precios en los mercados regionales, nacionales y en el mercado mundial.

La competitividad de un territorio se relaciona tanto con la especialización productiva de las empresas que posee, como con el entorno urbano y regional, que posibilita el buen desempeño económico y un desarrollo social sostenido y ambientalmente armónico. El territorio será competitivo si las empresas y las organizaciones públicas y sociales también lo son.

La competitividad territorio es la capacidad de las regiones de promover y atraer inversiones de manera sostenible, producir bienes y servicios con alto valor agregado, realizar acciones unificadas para el desarrollo del capital humano, cultural y social, cuidando el capital natural y medio ambiental; de manera que el mayor crecimiento asociado sea sostenible en el tiempo y genere mayores niveles de vida su población, en un marco de competencia internacional. (Fuente: Reunión de trabajo interregional del proyecto “Competitividad Regional, Liderazgo e Información, Inter-Regiones, Perú, 2003).

Ventajas comparativas y competitivas

En el nuevo orden económico mundial no es suficiente contar con recursos naturales y mano de obra abundante; éstos, como componentes básicos de las ventajas comparativas, no garantizan un crecimiento y desarrollo sustentables.

Según Michael Porter, la competitividad de una nación o de una industria depende de la capacidad de innovar y de mejorar permanentemente. Las empresas alcanzan ventajas competitivas al adoptar nuevas tecnologías o al incorporar prácticas innovadoras en sus negocios – diseño de productos, talento humano, cadenas productivas, etc.- (Ver boletas de captura de información en Anexo 2)

Para lograr una región competitiva se requiere articular las ventajas competitivas de las empresas y de los territorios. Esto implica agregar valor a los recursos naturales, realizar un aprovechamiento sostenible del medio ambiente, valorizar aspectos particulares como la tradición, la cultura y los conocimientos especializados, que unidos a los productos o servicios pueden otorgarles ventajas inimitables. Se necesita, además, la integración 98 entre empresas y territorios con el propósito de formar sistemas productivos, procurando reinvertir localmente y difundir los efectos del crecimiento, creando medios innovadores que “retengan” las empresas y las induzcan a ampliarse localmente.

La competitividad se ejerce cada vez más a escala de las regiones articuladas con los medios locales, donde los territorios se distinguen por alcanzar una eficiencia colectiva en términos de recurso humanos calificados, instituciones modernas, redes de empresas y centros urbanos con proyección nacional e internacional.

Un territorio –departamento, municipio, región- consigue transformar sus ventajas comparativas en competitivas, cuando sus instituciones públicas y privadas se articulan con las empresas formando “clúster” y consiguen, de común acuerdo, especializar sus bases productivas en renglones económicos que presentan demandas dinámicas en los mercados nacionales y/o internacionales, a través de constituir ventajas en términos de calidad, mejorar las condiciones del entorno en que se produce o presta el servicio, logrando posicionarse destacadamente en los mercados concurrentes y asegurar, al mismo tiempo, la sostenibilidad ambiental y la sustentabilidad económica y social.

Para la construcción de ventajas competitivas sostenibles es necesaria la articulación de estrategias empresariales y territoriales. Las entidades territoriales –departamentos, municipios- cumples dos grandes papeles para articular competitivamente las empresas con el territorio, a saber:

• Vincular e integrar en el interior y con el exterior la producción y el mercado de bienes y servicios a diversos niveles complementarios –local, regional, nacional e internacional-.

• Constituirse en medios innovadores que propicien la formación de estructuras, relaciones, asociaciones, redes de empresas, e interacciones en general, que faciliten el aprendizaje, la innovación y la creación de cadenas de valor, al corresponde a territorios organizados dentro de sus jurisdicciones y en asociación con otras entidades territoriales.

Desde el punto de vista de las estrategias de competitividad territorial –especialmente para países y regiones en procesos de desarrollo que se caracterizan por poseer destacadas ventajas comparativas naturales y abundancia de mano de obra no calificada-, el reto es depender menos creativamente para agregarles valor y colocarlos en segmentos de mercados rentables que posibiliten altos crecimientos, así como un desarrollo sustentable.

Innovación regional y medios innovadores regionales como plataforma para el desarrollo

La innovación se presenta, en una sociedad del conocimiento, como uno de los ingredientes fundamentales para el aumento constante de la productividad y la competitividad. Lo anterior implica un aprendizaje continuo y acumulativo tanto de las empresas como de las organizaciones territoriales para mejorar los productos, los proceso y el entorno tecnológicos poseídos por los actores locales y de su capacidad de ser innovadores con base en nuevas tecnologías. Las ventajas competitivas sustentables dependen de la capacidad como de la velocidad de las empresas y de sus entornos territoriales para aprender e innovar en la fabricación de productos y en el desarrollo de procesos más rápidos que la competencia internacional. Para que una región se innovadora necesita ser “inteligente”, en el sentido de poseer capacidad de aprender a través de sus interacciones internas y externas. El análisis de las regiones, como medios territoriales innovadores, posibilita explicar la dinámica económica de los sistemas productivos y de las ciudades y regiones. Según Cooke (1993), regiones inteligentes, como Emilia Romagna en Italia o Bande-Wurtermberg en Alemania, son las que disponen de buenas “antenas –observadores y monitoreo-, manejan información de calidad – selectiva y continuamente actualizada-, cuentan de autoevaluación, tienen disposición al aprendizaje y voluntad para poner en ejecución las lecciones aprendidas. Según Vásquez Barquero, el “medio innovador” o entorno innovador tiene tres características (Canzanelli, 2004):

• Es un territorio sin fronteras precisas que forma parte de una unidad que es el lugar donde los actores se organizan, utilizan los recurso materiales e inmateriales, y producen o intercambian bienes, servicios y comunicaciones.

• Los actores forman, además, una red a través de relaciones y vínculos de cooperación y comunicación.

• El medio local consigue procesos de aprendizaje colectivo que le permiten responder a los cambios en el entorno a través de la movilidad laboral; los intercambios de tecnologías, procesos organización y comercialización; la previsión de servicios especializados; los flujos de información de todo tipo, y las estrategias de los actores.

El cambio tecnológico no sólo consiste en la adquisición de nuevos bienes, maquinarias y servicios, sino que además comprende un proceso de aprendizaje colectivo, lento, sostenido, que supone un entorno institucional y de incentivos y que debe vincularse a una red social amplia que incluyo el sistema educacional, el sistema científico, el sistema productivo y el sistema territorial (Montero y Morris, 1999).

Competitividad sistémica

El desarrollo económico exitoso no depende únicamente de los factores microempresariales y del contexto macroeconómico, también del desempeño gubernamental y de las organizaciones no gubernamentales respecto a la formación de estructuras y redes para el fortalecimiento tanto de la competitividad de las empresas como de su articulación con el territorio.

La competitividad sistémica tiene que ver no solamente con los aspectos puramente económicos, sino con la manera en que se han organizado los sectores públicos, privado y la sociedad en general para desarrollar sus procesos productivos. Es decir, la competitividad de las firmas está basada en un arreglo social e institucional en el cual interactúan factores relevantes de diversa naturaleza, acotes y políticas a diferentes niveles y en una estructura de referencia sobre las cuales estos niveles pueden interactuar para lograr ventajas competitivas.

El enfoque de las relaciones sistémicas de los factores para la productividad y competitividad indica que el desempeño de una organización depende directa y/o indirectamente de las relaciones entre: empresas – sectores de actividad económica – gobierno – país – región – municipio – comunidad. Las ventajas competitivas regionales, departamentales y municipales requieren analizarse respecto a un sistema de iteraciones en varios niveles que comprenden desde lo global a lo local. Klaus Esser, Wolfang Hillebrand, Dirk Messer y Jorg Meyer – Stamer del Instituto Alemán de Desarrollo plantean cuatro dimensiones determinantes de la competitividad sistémica, a saber:

• La dimensión meta: se refiere a las condiciones básica políticas y económicas de una sociedad, el modelo de desarrollo y la condiciones institucionales generales –la cohesión nacional, la visión nacional compartida, la capacidad nacional de desarrollo científico y tecnológico, la competitividad, etc.-. Esta dimensión constituye el marco general para el desarrollo regional y local; además, expresa la capacidad política de regulación, de conducción de la economía y de integración social. En el nivel regional se refiere a la identidad y cultura regionales y a la capacidad estratégica de los actores –visión compartida de desarrollo-. En el nivel local comprende el capital social, la cooperación entre actores y el ambiente creativo. Se sustenta en el capital social y político, esto es, se basa en la formación de capital social, la estabilidad política y la definición de una visión compartida de desarrollo y otros aspectos que inciden sobre el grado de gobernabilidad y de cohesión social.

• La dimensión macro: se refiere a las condiciones que generan el grado de maniobrabilidad económica. Desde la perspectiva nacional, corresponde a las condiciones cambiarias, la inflación, las dinámicas de crecimiento de la producción y del comercio, las tasas de interés, el sistema tributario, etc. En la escala regional se refiere a las condiciones de las finan zas departamentales, el ahorro público y la capacidad de inversión. En el nivel local hace relación a las finanzas públicas municipales, la generación de recursos propios, el ahorro y las condiciones tributarias.

• La dimensión meso: se refiere a las estructuras y sistemas articuladores intersectoriales e interterritoriales, se destacan los sistemas de tecnología e innovaciones y de organización urbana regional. En el contexto nacional puede consistir en un sistema de innovación con los correspondientes sistemas regionales – polos regionales-, así como a los sistemas de infraestructuras y equipamientos – logísticos-, y las políticas ambientales y de educación. En el nivel regional hace referencia a las infraestructuras y sistemas que posibilitan alcanzar ventajas competitivas por medio de la formación de redes tecnológicas y de investigación, centros tecnológicos y promoción de sistemas productivos regionales. En el nivel local guarda relación con las políticas de desarrollo económico local, el impuso a las asociaciones empresariales, y las instituciones de formación y capacitación. La competitividad meso económica se consigue a través de la activación de tres capitales fundamentales que son de base territorial:

- Organizacional, que genera economías de aglomeración basada en la articulación productiva por medio de cadenas entre empresas de diferentes sectores que forman conglomerados productivos o clúster, y entre comunidades y ciudades para formar polos regionales y ciudades región.

- Logístico, integra redes de infraestructuras y equipamientos y servicios para la comercialización: trasporte multimodal, telecomunicaciones, energía, entre otros.

- Intelectual, además de las dotaciones para el desarrollo científico y tecnológico se necesitan sistemas de formación y sistemas de innovación que promuevan el aprendizaje y el emprendimiento.

En síntesis, la dimensión Meso es el espacio de las estructuras, sistemas y entornos que posibilitan articulaciones y complementaciones intersectoriales e interterritoriales, para así fomentar y multiplicar los potenciales empresariales y difundir el crecimiento hacia todo el territorio.

• La dimensión micro. Comprende la organización empresarial interna y la cooperación y alianza con el entorno para la formación de redes y la generación de cadenas de valor que se articula con la dimensión Meso. Para que la dimensión Micro favorezca la competitividad se requiere diseñar e implementar modelos de gestión empresarial basados en empresas competitivas y sustentables que sean inteligentes en la organización, flexibles en la producción y agiles en la comercialización. La competitividad Micro no es tarea aislada de las empresas, puesto que éstas ya no pueden competir exitosamente si operan de manera aislada y menos cuando sus tamaños y capital económico son reducidos. Las empresas deben interrelacionarse en redes de cooperación tecnológica, de logística empresarial y formar encadenamientos con abastecedores de insumos, productores, comercializadores y usuarios.

En relación con las estrategias de productividad y competitividad las dimensiones Meso y Micro son las que están en mayor grado de gobernabilidad de las entidades territoriales. Los nuevos factores para la competitividad, sobre los cuales se construyen las ventajas competitivas, se vinculan con la disponibilidad de mano de obra capacitada, la localización de centros educativos, universidades y de investigación, las infraestructuras para las instalaciones productivas, los transportes y comunicaciones; las economías de aglomeración, los servicios y el clima de negocios; los atractivos naturales y culturales.

Los anteriores aspectos constituyen atributos que son inherentes a la iniciativa de las organizaciones territoriales y corresponde a componentes de las dimensiones Meso y Micro. Por lo tanto, desde la perspectiva de la promoción del desarrollo socioeconómico, requiere especial atención para concebir estrategias que se articulen desde lo local y regional con los componentes Macro y Meta de la escala nacional. (Ver boletas de captura de información en Anexo 2)

Desarrollo endógeno

Constituir a un territorio –región, departamento o municipio- en un escenario propicio para el desarrollo con potencial competitivo, con base en sus capacidades y dotaciones internas –tanto los naturales como los construidos y los socioculturales- es el sentido del desarrollo endógeno.

El desarrollo económico se produce como consecuencia de la utilización del potencial y del excedente generado localmente y la atracción, eventualmente, de los recursos externos, así como de la incorporación de las economías externas capitalizadas en los procesos productivos. Para neutralizar las tendencias al estado estacionario es preciso activar los factores determinantes de los procesos de acumulación de capital, como son la creación y difusión de innovaciones en los sistemas productivos y sociales, la organización flexible de la producción, la generación de economías de aglomeración y de diversidad en las ciudades y el desarrollo de las instituciones. (Vásquez Barquero, 2001).

De acuerdo con lo expuesto anteriormente, un proceso de desarrollo endógeno debe caracterizarse, entre otros por los siguientes aspectos:

• La organización de la producción como uno de los principales factores de competitividad. Consiste en la organización de las empresas y la formación de redes especializadas y sistemas productivos articulados territoriales, que posibilitan la obtención de economías de escala así como la reducción de los costos de transacción. Se refiere, igualmente a la disponibilidad de los recursos humanos pertinentes. La existencia de una capacidad empresarial y organizativa fuertemente articulada a la tradición productiva de cada territorio, impulsa la rivalidad de las empresas en el mercado local y esto favorece el mejoramiento de la competitividad interna y externa de los sistemas de empresas locales.

• El desarrollo urbano regional e infraestructuras para el desarrollo territorial. Se reconoce el papel protagónico de las funciones urbanas para el desarrollo rural y regional destacando la importancia de un ordenamiento urbano y regional que facilite la productividad, la equidad y la sostenibilidad.

• El despliegue de la ciencia y la tecnología en el tejido económico y social. La disponibilidad de tecnología permite a las empresas especializarse en partes del proceso productivo y recomponer la producción, innovar y crear cadenas de valor, para conseguir así importantes ventajas competitivas. Además la accesibilidad a sistemas locales y regionales de innovación posibilita formar sociedades y entornos territoriales creativo e innovadores con gran capacidad de aprendizaje.

• La dinámica y organización institucional. Las entidades territoriales se caracterizan por poseer un tejido institucional poco denso, disperso y desarticulado que generalmente no favorece procesos integrales de desarrollo. Es importante examinar los perfiles de tejido institucional y del capital social de alta dirección, de los niveles intermedios y de base, considerando aspectos como el liderazgo, la asociatividad y el emprendedorismo, con el fin de definir estrategias que construyan una institucionalidad favorable para el despliegue de los potenciales endógenos.

Desde el enfoque de desarrollo endógeno planteado por Sergio Bosier, se señalan como factores clave para el diseño de estrategias de promoción del desarrollo regional y local los siguientes:

• La existencia de un proyecto de territorio con una visión compartida de desarrollo que les dé identidad y dirección a sus acciones con perspectiva de largo plazo.

• La agregación de valor y reinversión de los excedentes productivos, mediante la diversificación, y que le provea sustentabilidad a su economía.

• La innovación y generación de impulsos tecnológicos propios.

• La cultura e identidad y regional.

• La eficiente y eficacia de sus instituciones.

El desarrollo endógeno se logra un Estado que genere un ambiente favorable a la inversión, creando determinadas externalidades, suministrado bienes públicos y regulando las distorsiones económicas. Esto implica.

• Identificar en el territorio ciertos potenciales en sus empresas, en sus actores y en sus instituciones, y crear las condiciones apropiadas para desarrollar el núcleo creativo del territorio.

• Facilitar la constitución de entornos territoriales dotados y equipados de las infraestructuras y servicios que faciliten la innovación la incubación de nuevas empresas y la circulación oportuna de información sobre mercados.

• Incentivar la generación de valor agregado a los bienes y servicios propios de la vocación productiva del territorio y que tienen buenas perspectivas en los mercados nacional y global.

Los anteriores factores deben ser promovidos simultáneamente en el territorio alrededor de una visión compartida de desarrollo. Tales factores abordados de manera independiente, son insuficientes para movilizar las capacidades internas de desarrollo; es indispensable generar el grado de sinergias necesarias para alcanzar las grandes transformaciones exigidas por la región.

Ciudades regiones y países tiene más éxitos en sus procesos de crecimiento y cambio estructural cuando todas las fuerzas que generan desarrollo interactúan en conjunto, creando sinergias entre ellas y reforzando sus efectos sobre la productividad y el rendimiento de los factores productivos. (Vásquez, 2004)

El capital social para el desarrollo territorial

El éxito de una estrategia de desarrollo regional depende, en gran proporción, de la forma como los interese y las relaciones entre los actores han sido estructurados; tal estructuración, a su vez, depende de la habilidad colectiva para examinar la situación local y regional como para definir prioridades y concertarlas, y también tanto de la forma de unir esfuerzos para lograr mayores impactos. El medio local –donde es posible adelantar los contactos sociales, económicos, políticos y culturales- posibilita el despliegue del capital social y el aprendizaje y además crea espacios para encontrar conjuntamente alternativas competitivas para el desarrollo, al combinar aspectos e intereses sociales, económicos, políticos y ambientales.

El capital social está constituido por los “rasgos de la organización social como confianza, normas y redes que pueden mejorar la eficiencia de la sociedad, facilitado adelantar acciones coordinadas”.

Adicionalmente, el capital social está integrado por cuatro atributos principales asumidos como prácticas de las comunidades; el grado de confianza de una sociedad, su capacidad de asociatividad, los valores éticos y la cultura cívica. La perspectiva analítica del capital social se debe dirigir hacia el examen de las relaciones y prácticas sociales de los actores individuales y colectivos con el fin de calificar el stock existente del capital social. Además de evaluar la confianza entre los actores, o su adhesión a las normas, es recomendable examinar las prácticas de ellos como constructores de organizaciones y redes económicas y sociales.

Son las prácticas sociales de los individuos y sectores sociales, sobre todo las que realizan las organizaciones cuando se “asocian” con otras para obtener determinados fines, las que pueden producir cambios en la sociedad en relación, por ejemplo con la superación de la pobreza en un marco de desarrollo sostenible. (Caracciolo y Foto, 2004).

Aglomeración de empresas, arreglos productivos locales y sistemas productivos territoriales. Organizaciones claves para la competitividad municipal, elementos a considerar en el modelo de INVESTIGACIÓN SOBRE RELACIONES ECONOMICAS, PRODUCTIVAS Y TÉCNICO VOCACIONAL EN LAS COMUNIDADES DE INTIBUCA.

La aglomeración territorial de empresas estrechamente relacionadas entre sí y con su entorno es fundamental para alcanzar entidades territoriales competitivas. La constitución de conglomerados productivos permite crear entornos territoriales más favorables para las empresas, al facilitar la articulación público – privada y la irradiación de los beneficios del crecimiento. Los productores localizados en los conglomerados disponen de variados medios de comunicación y contacto que facilitan el intercambio de comunicación y contacto que facilitan el intercambio de conocimientos y aprendizaje, venden y compran colectivamente aprovechando economías de escala, aumentan sus ganancias y se reúnen frecuentemente para realizar alianzas publicas – privadas que conducen a acuerdos sobre acciones en beneficio tanto de su actividad económica como del desarrollo socioeconómico del territorio. (Cetrulo, 2005)

La literatura reciente sobre desarrollo económico territorial reconoce y destaca la importancia de los elementos territoriales locales y regionales en el crecimiento y competitividad de las nuevas formas de organización productiva. Esta respectiva ha dado lugar a identificar atributos de las relaciones virtuosas empresas – territorio con denominaciones como eficiencia colectiva, economías de aglomeración, aprendizaje colectivo, eficiencia colectiva, economías de aglomeración, aprendizaje colectivo, sinergias, etc., que se constituyen en ingredientes para comprender y promover y enfoques como los de clúster, polos industriales, distritos económicos, redes y cadenas empresariales y otros similares, están siendo utilizando para reconocer procesos productivos, y privilegian el análisis de las interacciones. Estas interacciones se efectúan a través de formas simples de asociación en grupos de empresas, cooperativas o consorcios, pasa por encadenamientos y redes de empresas y avanzan hacia estructuras más complejas y organizadas como los arreglos productivos y regionales, y los sistemas productivos territoriales.

La noción primaria que subyace en los sistemas productivos es la de relaciones en red que crean tejidos de firmas competitivas generadoras de economías de aglomeración y organizan y estructuran el territorio, dentro del cual se difunde.

En primer término, las cadenas productivas se derivan de la creciente división del trabajo y de la mayor interdependencia de los agentes económicos. Comprenden todas las operaciones que comienzan con la disponibilidad de materias primas e insumos, pasan por la transformación, el almacenamiento y la comercialización hasta la entrega del producto final al cliente. Es una red en la cual las relaciones no se limitan únicamente a una empresa o a unas región, pero si a un producto o servicio. Ahora bien, las redes son hilos que componen las cadenas productivas. Varias redes de empresas forman parte de una cadena productiva y, a su vez, las redes están incorporadas en clúster´s o sistemas productivos. Los conglomerados de empresas o clúster´s son “concentraciones geográficos de empresas e instituciones interconectadas en un especifico campo de acción” (Porter 1998). Comprenden proveedores de insumos especializados como maquinaria, equipos, servicio e infraestructura. El clúster se puede integrar con los clientes o consumidores y con productores de bienes complementarios; además, su estructura también vincula las entidades gubernamentales y otras instituciones como universidades, centros de capacitación, información, investigación y estructuras de soporte técnico. Entre los atributos básicos de los clúster se encuentran la cooperación entre los actores de las organizaciones empresariales, entre las empresas y entre éstas con las instituciones locales y regionales, en procura de objetivos de desarrollo de interés común. (Ver boletas de captura de información en Anexo 2)

Porter, en su libro “La ventaja competitiva de las naciones”, destaca el papel de las grandes empresas asociado con la formación y evolución del clúster intersectoriales y regionales, reconoce en los factores territoriales el aporte a las competitividad, como puede deducir de la interpretación del diamante de competitividad el cual está compuesto por las condiciones de los factores, las condiciones de la demanda, los sectores afines y auxiliares, la estrategia, la estructura y la competencia de la empresa. Al detenerse a examinar las señales de los elementos del diamante para el diseño de estrategias – especialmente desde el punto de vista de las condiciones de los factores productivos, que resalta la importancia de los nuevos capitales para la competitividad como la tecnología, el conocimiento, las innovaciones, el capital humano y las instituciones modernas, entre otros- se encuentra que las principales acciones sobre dichos factores pueden impulsarse a través de estrategias territoriales que se ajusten a las condiciones propias de cada región o localidad.

Los Arreglos Productivos Locales (APL) son aglomeraciones territoriales de agentes económicos, políticos y sociales –constituidos principalmente por empresas pequeñas y medianas, por lo cual pueden o no contar con presencia de grandes empresas-, localizados en un determinado espacio, especializados en un sector específico de actividad económica y que mantienen vínculos entre las unidades empresariales y con otros actores institucionales (gubernamentales, asociaciones, entidades de crédito y asistencia técnica, etc.) (Motta y Lopes, 2003).

Los APL destacan el papel central de las innovaciones y del aprendizaje interactivo – como factores de competitividad sustentable- y se constituyen en una mirada económica integral de los territorios, ya que tradicionalmente se observa sólo la perspectiva de sectores económicos y firmas individuales. En los APL se reconocen los vínculos entre las unidades productivas como el territorio, respecto a las producción, comercialización, aprovechamiento de las externalidades e interrelaciones socioeconómicas. En el concepto de APL la noción de territorio es fundamental, puesto que su definición involucra explícitamente la noción de aglomeración socioeconómica en un espacio determinado, lo cual lo diferencia de socioeconómica en un espacio determinado, lo cual lo diferencia de las nociones de clúster –aglomeraciones de empresas vinculadas a una especialización productiva- y de cadena productiva –integración vertical de las diversas fases de la producción-. Al avanzar en términos de complejidad, se llega a los Sistemas Productivos Territoriales (SPT), éstos se caracterizan porque en ellos operan empresas de una red que cooperan en el desarrollo de proyectos comunes, las cuales se complementan para resolver problemas comunes, acceder a nuevos mercados, lograr economías de escala y propósitos similares, que individualmente no alcanzarían. Esas redes pueden tomar la forma de asociaciones, alianzas, consorcios interempresas, acuerdos de outsourcing, joint venture, etc.

Un Sistema Productivo Territorial (SPT) en un espacio –que generalmente trasciende los límites políticos – administrativos municipales o departamentos- fuertemente estructurado alrededor de objetivos compartidos de productividad y competitividad, y que contiene uno o más clúster´s, con una planificación territorial caracterizada por una alta interacción pública – privada respecto a la cultura productiva y con el objetivo de asegurar la calidad de vida de sus habitantes.

Con base en lo expuesto, es posible afirmar que la evolución de la organización productiva en las entidades territoriales se puede reconocer siguiendo las diferentes fases que van desde el agrupamiento inicial espontáneo de empresas, las cuales actual individualmente –para conseguir la cercanía a los mercados y la capitalización de economías externas- hasta la integración deliberada de esfuerzos empresas –territorios organizados en red en búsqueda de un crecimiento y un desarrollado sostenidos. En las medida en que la aglomeración de empresas se amplia, los empresarios tienden a concientizarse sobre la importancia de integrarse entre sí y con el entorno territorial, en procura de ventajas competitivas que la transformen en un Arreglo Productivo Local (APL).

El APL evoluciona a SPT al aumentar los efectos multiplicadores sociales, es decir, al ser más incluyente, menos concentrador, más abierto al ingreso de nuevas empresas, al intercambio de conocimientos y tecnologías, y a la distribución equitativa de costos y beneficios. El SPT tiene la capacidad de ampliar simultáneamente la productividad y la generación de empleo, de elevar la calidad de vida y acelerar la innovación productiva (Campregher y Paiva, 2002).

Un ejemplo práctico de SPT lo constituye la propuesta que se plantea alrededor de un clúster de turismo integrado al sistema territorial del “municipio X” y cuyo polo de desarrollo se encuentra en un lago Y. En esta propuesta se plantea la estructuración de un SPT en el cual las empresas relacionadas con la cadena productiva del turismo y los atractivos turísticos –organizados en red- estén cerca de las instituciones de educación e investigación; los servicios al cliente, el marketing y los operadores turísticos. Completariamente, se debe disponer de las infraestructuras y equipamiento especializados, como centros tecnológicos e incubadoras de empresas. Los anteriores componentes del SPT requieren una estructura institucional que los gestione y planifique, mediante alternativas como agencias de desarrollo especializadas coordenadas con las instituciones públicas.

Los SPT estructuran las interrelaciones empresas – territorios, generan cadenas de valor territorial que posibilitan transformar las ventajas comparativas en competitivas, al especializar las economías y constituyen ventajas de localización y economías y constituyen ventajas de localización y economías de proximidad respecto a los insumos, las tecnologías pertinentes, las actividades de transformación del producto o servicio de líder, los servicios de apoyo –mantenimiento, comercialización, capacitación, financiamiento, transporte, información, etc.-, y la cultura productiva y capital social que propicien la solidaridad, la identidad con el territorio y la reinversión y atracción de capitales.

El SPT refleja un enfoque de desarrollo territorial integral que comprende las dimensiones económica, social, política, ambiental y cultural, permite articular espacialmente el crecimiento y el desarrollo local y regionalmente, y se constituye en una expresión de desarrollo local. (Ver boletas de captura de información en Anexo 2)

Estructura analítica, para el diseño de estrategias de desarrollo económico territorial, medio conceptual y operativo a incorporar en el proceso de INVESTIGACIÓN SOBRE LAS RELACIONES ECONOMICAS, PRODUCGTIVAS Y TÉCNICO VOCACIONAL DE COMUNIDADES DE INTIBUCA.

La reseña echa en los anteriores puntos sobre los principales conceptos relacionados con el desarrollo regional, en particular, con la competitividad territorial, ha pretendido acopiar las principales perspectivas teóricas que es necesario tener presentes para el diseño de estrategias de competitividad regional. Como se ha registrado, uno de los requisitos para introducirse regional. Como se ha registrado, uno de los requisitos para introducirse en la construcción del modelo analítico es comprender la complejidad de concepto de territorio y el reconocimiento de sus componentes como factores de desarrollo, dado que se trata de desplegar y articular internamente tales elementos y con el exterior para armar dicho modelo en función de la productividad y competitividad territorial.

Los territorios se desarrollan de acuerdo con la forma como se interrelaciona con dos contextos: el externo, que promueve el crecimiento a través de los impulsos de la globalización y la relaciones de lo nacional con lo regional y local; y el interno, cuya dinámica depende la capacidad de los actores instituciones locales y regionales que aprovechar no sólo la dotación de recursos sino, principalmente, de activar sus potenciales de desarrollo endógeno.

La experiencia de políticas de competitividad centradas exclusivamente en las inversiones en infraestructuras y los incentivos a la producción ha mostrado efectos significativos puntuales en el crecimiento, pero pocos resultados en relación con el desarrollo sustentable. Ese tipo de políticas no han incidido en procesos dinámicos de desarrollo regional. Para que se logren efectos multiplicadores más potentes, se deben concebir estrategias más integrales que combinen la perspectiva de competitividad territorial con la de competitividad empresarial. (Ver boletas de captura de información en Anexo 2)

Al pensar la estrategia de competitiva desde la perspectiva regional –y con el fin de constituir sistemas productivos territoriales- los referentes conceptuales y las experiencias conocidas recomiendan promover en los territorios factores de localización económica capaces de crear polos de desarrollo que sean jalonados a través de proyectos económicos estructurantes que permitan conformar encadenamientos territoriales asociados a la vocación regional.

La estructura analítica propuesta para el diseño de estrategias de competitividad territorial, que se presenta en el esquema siguiente, recoge los conceptos tratados a lo largo del presente instrumento metodológico y se puede leer desde su base asumiendo el territorio como un sistema físico sociocultural con capacidad de autogestión y de creación de valor. Dicho sistema territorial está influenciado por un contexto global, nacional, regional y local que posee factores particulares en sus varios niveles, considerados a través del concepto de la competitividad sistémica. Desde las perspectivas local y regional se destacan las dimensiones Meso y Micro como las más estratégicas para la definición de políticas de competitividad.

Figura 11: Estructura analítica para el desarrollo territorial

Fuente: González, Hernando. Informe de consultoría para el DNP – ODTS, Bogotá Colombia 2007.

Al seguir la secuencia de la figura anterior, ese territorio –para lograr insertarse apropiadamente en los diversos contextos espaciales, económicos y sociales que condicionan sus posibilidades de desarrollo-, requiere como principal ingrediente, para desplegar las capacidades endógenas, dotarse de capital social como elemento aglutinador y movilizador de los elementos territoriales. Así el territorio se constituye en un medio innovador que moviliza el núcleo creativo de la sociedad y activa las confianzas, la asociatividad, la unión de esfuerzos y los valores cívicos. Activar los potenciales endógenos significa alcanzar acumulación productiva junto con progreso técnico y social, mediante la acción sobre cinco factores básicos, son ellos:

• La creación y difusión de las innovaciones en el sistema productivo y social.

• La organización flexible de la producción y la generación de economías de aglomeración.

• La estructuración y ordenamiento urbano y regional.

• La modernización de las instituciones.

• La sostenibilidad ambiental.

Los factores del desarrollo endógeno tratados individualmente no consiguen los cambios que se requieren para alcanzar unas regiones competitivas y sustentables.

El potencial endógeno se optimiza con la construcción de cadenas de valor territorial para impulsar la transformación productiva por medio de la vinculación de la cultura y la identidad más la ciencia y tecnología pertinentes. Para el efecto es importante proveer, a través del ordenamiento del territorio y de arreglos institucionales, las facilidades logísticas, de infraestructuras y de servicios a la producción y a la población vinculada, y adelantar los cambios que necesitan las organizaciones para ajustarse al nuevo modelo de desarrollo.

Esa estructuración del modelo territorial y productivo conduce, finalmente, a la meta de formar un sistema productivo territorial que consiga la eficiencia colectiva de los diversos componentes del territorio articulados alrededor de los factores endógenos y en función de una visión compartida de desarrollo. Por último, es necesario destacar el valor de definir una visión compartida de competitividad regional con capacidad de articular y de dirigir los diversos esfuerzos de las organizaciones productivas, públicas y sociales en una dirección común. La visión de competitividad que establecerá concertadamente el posicionamiento competitivo pretendido por el territorio, señalará el rumbo, los sectores productivos más dinámicos y con mayores interrelaciones con el aparato económico, los actores líderes y los atributos que le darán identidad y particularidad y será la “idea fuerza” inspiradora y movilizadora que permita a los actores e instituciones comprometerse con los cambios que implicarán las estrategias de competitividad.

Planificación y gestión estratégica de largo plazo, que consiga vincular mancomunadamente a los sectores gubernamental, privado y la sociedad civil alrededor de visiones compartidas de desarrollo, en las cuales se tiene como motor un crecimiento económico incluyente y que se afiancen localmente a través de sistema productivos territoriales, se constituye en una estrategia poderosa para alcanzar un desarrollo sustentable. El nuevo contexto de desarrollo global coloca el crecimiento económico y los cambios tecnológicos como motores de la evolución de la sociedad, lo cual hace indispensable que departamentos y municipios incorporen directamente en sus instrumentos de desarrollo la planificación y la gestión del desarrollo como perspectiva de largo plazo. En el país aún prevalece un estilo productivo dominantemente sectorial e individual, dependiente de unas ventajas comparativas estáticas, soportadas en los recursos naturales. La incorporación de tecnología y la capacidad de innovación han sido limitadas y una proporción importante de las administraciones municipales y departamentales no cuentan con la institucionalidad ni la capacidad técnica dirigida específicamente a la coordinación y promoción del desarrollo económico. Ante el panorama descrito es recomendable prever la complementación de los instrumentos de planificación con procesos de planificación estratégica para el desarrollo territorial, en los cuales se establezca una visión de largo plazo en procura de que la planificación de corto y mediano plazos se realice en función de objetivos y metas de futuro. Igualmente, es importante incluir estrategias de competitividad económica local, con el fin de que dichos planes contribuyan a la transformación y mejoramiento de las condiciones sociales y territoriales.

La capacidad para crear desarrollo económico local radica en la posibilidad de formar aglomeraciones productivas en las cuales las redes de proveedores y clientes, la estructura de los servicios y los recursos humanos cooperan, en razón de relaciones de confianza y de proximidad, así se lograra una reducción de los costos de producción y de transacción. El capital social, construido a partir de tales bases, se constituye en fundamento para la formación de capital territorial, de entornos innovadores, de generación de riqueza y de empleo para sus habitantes y de prosperidad colectiva.

Ante la necesidad de incorporar estrategias eficaces de desarrollo económico en los instrumentos de planificación territorial que permitan a las entidades territoriales contar con sus propios proyectos de competitividad. Se recomienda que las administraciones de los gobiernos locales consideren un enfoque de planificación y gestión de desarrollo que tenga en cuenta los siguientes aspectos:

• Disponer de un proyecto integral de competitividad con perspectiva de largos plazo. Se trata de acordar un modelo de desarrollo con un estilo propio, ajustado a la identidad territorial, y que se reconocido nacional e internacionalmente, es decir “construir una marca territorial”.

• Privilegiar la creación de capacidades internas para el desarrollo. Basadas no solamente en las ventajas naturales y de localización, sino en el fortalecimiento de los recursos humanos y las institucionalidad pública y social. Lo anterior contribuye a cualificar las capacidades para adelantar las actividades relacionadas con la implementación de las apuestas productivas en las cuales el territorio posee las mayores ventajas, como entorno innovador, en la medida en que logre constituir la institucionalidad apropiada (público – privado – social) apropiada para el efecto.

• Promover la asociación de entidades territoriales alrededor de la formación de sistemas productivos (tipo cadenas y clúster’s). Los ámbitos territoriales donde se interrelaciona y despliegan los diversos componentes de las cadenas y clúster’s trascienden generalmente los límites de las entidades territoriales, por lo cual es recomendable actuar en espacios más amplios que las jurisdicciones de las entidades territoriales, como los subregionales y los regionales.

• Incorporar valor agregado a través de la adopción de tecnologías apropiadas y de la innovación. En este punto por medio de la organización y ordenamiento territorial, es necesario facilitar la difusión territorial de las innovaciones en la base productiva, así como en el tejido empresarial, la organización social e institucional de la localidad y de las correspondientes subregiones y regiones.

• Impulsar estrategias de fortalecimiento de tejido empresarial. Particularmente de las microempresas y de las actividades informales, las cuales constituyen la mayor parte de la organización económica de los municipios de país.

• Desde la perspectiva del proceso político de desarrollo económico. Se requiere liderar los acuerdos y los pactos estratégicos entre los actores locales para el fomente productivo mediante el impulso de instrumento como mesas de concertación o comités locales y subregionales de desarrollo productivo.

En el ámbito general es necesario que las administraciones de las entidades territoriales en sus niveles central y descentralizado, impulsen la cultura del desarrollo económico y la capacidad de emprender actuando articuladamente alrededor de planes estratégicos de competitividad con visión de largo plazo que permitan al crecimiento económico transformarse en desarrollo para beneficiar. (Ver boletas de captura de información en Anexo 2)

Tabla 17: Pasos metodológicos propuestos para el desarrollo de la evaluación micro y meso económica comunitaria, municipal y regional

Paso 1: Identificación de actores micro y meso económicos (a través del Mapeo de Actores Claves)

Paso 2: Entrevistas semiestructuradas a actores micro y meso económicos (economía formal e informal)

Paso 3: Desarrollo de micro talleres comunitarios y grupos focales dirigido a:

• Pequeños productores agrícolas y pecuarios

• Fabricantes de artesanías y textiles

• Empresas y emprendimientos de mujeres y jóvenes comunitarios

• Empresas y emprendimientos indígenas

Paso 4: Cruce de información producto de:

• Mapeo de Actores Claves

• Entrevistas semiestructuradas

• Micro – talleres comunitarios

• Grupos focales

Paso 5: Identificación de ventajas comparativas comunitarias, municipales y regionales.

Paso 6: Análisis de dinámica microeconómica y mesoeconomica

Paso 7: Análisis de impacto de corredores micro y mesoeconomicos

Paso 8: Identificación de clúster agrícolas y empresariales

Paso 9: Definición de ventajas competitivas comunitarios, municipales y regional

Paso 10: Inclusión de resultados a la Investigación sobre las relaciones Económicas, Productivas y Técnico Vocacional en las comunidades de Intibucá.

Paso 11 Traslado de resultados a meta datos y archivos shape para elaboración de mapas temáticos

Paso 12 Micro talleres comunitarios y taller de presentación y retroalimentación de resultados.

Fuente: Elaborado por Melgar, M. / Proceso de Licitación Plan Internacional

7.5 Herramienta Metodológica para la Evaluación de educación y capacitación formal e informal (Evaluación técnico vocacional)

Aporte de información a la línea de investigación

Herramientas de colecta de información

Herramienta de procesamiento de información

La base conceptual y operativa para el proceso de investigación Técnico Vocacional, respecto al modelo de colecta y análisis de información, se basara en las siguientes premisas de investigación:

• Pertenece a la modalidad de la educación formal o informal, sucede a la educación primaria o básica y precede a la educación superior.

• Ofrece formación en dos modalidades: de formación en ciclo básico, bachillerato general, con dos años de duración y técnico vocacional de tres años.

• Los centros educativos están distribuidos en todo el territorio, sector urbano y rural, diurno y nocturno, público y privado

• Los estudios de Educación Media culminarán con el grado de bachiller, el cual se acreditará con el titulo correspondiente.

• La Educación Media tiene los siguientes objetivos:

- Fortalecer la formación integral de la personalidad del educando, para que participe en forma activa y creadora en el desarrollo de la comunidad como padre de familia y ciudadano; y,

- Contribuir a la formación general del educando, en razón de sus inclinaciones vocacionales y las necesidades del desarrollo del país.

• Además de los anteriores objetivos, se considera que la educación media debe lograr las siguientes conductas:

- Adquirir una formación cultural amplia y desarrollar competencias para acceder al mundo productivo y la participación en una sociedad pluralista y democrática.

- adquirir competencias para enfrentarse a un mundo de constantes cambios:

• Aprender a aprender.

• Aprender a ser.

• Aprender hacer.

• Pensamiento sistemático.

• Trabajo en grupo.

• Acceso a la información.

• Utilización de los medios tecnológicos.

• Empleo de los medios de comunicación.

• Como co-responsable de la conservación e innovación de la cultura, la educación media debe establecer una mejor participación y articulación con sectores productivos, científicos, con la educación básica y la educación superior. Con base en lo anteriormente expuesto podemos intentar un concepto de la educación media en los siguientes términos:

Desde una perspectiva filosófica, el término criterio significa regla para distinguir lo que es verdadero, de lo que es falso; aquello que se debe hacer respecto de lo que debe ser evitado (Abbagnano, 1999). En la evaluación del aprendizaje, criterios, parámetros, patrones son términos utilizados para designar una base de referencia para emitir juicios de valor. Los criterios definen lo que se espera de algo que se evalúa. Es decir que por medio de los criterios se puede realizar la “lectura” del objeto y compararlo con un referente. Pensar en criterios es reflexionar sobre lo que es evaluar. La noción de referente viene de referirse, relacionar con algo. Para evaluar, nos referimos a alguna cosa preexistente, de modo de argumentar y validar nuestra opinión, nuestro juicio. (Ardoino in Figari, 1992). Un catálogo de colores, por ejemplo, es una referencia que indica los diversos patrones de tonalidad. Lesne (Hadji, 1997) dice que evaluar es colocar en relación, de manera explícita o implícita, un referido (el objeto de la investigación) con un referente (aquel que desempeña el papel de norma, regla, modelo, objetivos pretendidos). El evaluador siempre tiene la necesidad de un modelo referencial de lectura de la realidad. Él verifica el objeto y lo evalúa a partir de criterios. (Ver boletas de captura de información en Anexo 2).

Para comprender esa afirmación, busquemos el origen de las palabras verificación y evaluación. Evaluación es una palabra que viene del latin a-valere que quiere decir: juzgar el valor de alguna cosa, hecho o persona con el fin de tomar una decisión. Evaluar es diferente de verificar que, igualmente, viene del latin verificare y significa hacer verdadero (Luckesi, 1990).

Para que comprendamos bien esta diferencia, veamos un ejemplo: una persona verifica que su cuenta bancaria tiene déficit. A partir de ese dato, juzga sus condiciones para cubrir el déficit, tomando una decisión frente al problema. En la evaluación del aprendizaje, cuando hacemos una prueba teórica o práctica a los alumnos, el proceso y el producto obtenido son las verificaciones. Sin embargo, la evaluación solamente se produce si juzgo, a partir de criterios que me señalan el valor de las verificaciones. A partir de ese juicio es que puedo decidir y sobre el desempeño del alumno. (Ver boletas de captura de información en Anexo 2)

En un proceso de evaluación de la capacidad educativa técnico vocacional en las comunidades y municipios de Intibucá, luego de definir criterios de evaluación debemos seleccionar indicadores y evidencias, o sea, recoger indicios y señales que nos permitan decidir si los criterios establecidos fueron o no alcanzados. Utilizamos criterios, indicadores y evidencias en la vida diaria. Por ejemplo, cuando vamos a comprar zapatos, evaluamos la calidad de ese producto, a partir de algunos criterios, los cuales muchas veces cambian de persona para persona: belleza, comodidad, durabilidad y precio. ¿ Cuáles son los indicadores que utilizamos para esos criterios? Algunas personas, por ejemplo, escogen como indicadores la comodidad: que los zapatos no aprieten, principalmente en los talones, que las puntas sean más redondeadas que puntiagudas y que no tengan tacones muy altos. Las evidencias se refieren a los datos concretos de la presencia de esos indicadores permitiéndonos inferir sobre el alcance de los criterios.

En el proceso educativo también tenemos que definir criterios o sea establecer algunos indicadores para luego recoger las evidencias de su alcance. Las evidencias son importantes para que no se produzca subjetividad en la evaluación. Pero no podemos controlar todas las variables del contexto y alcanzar la total objetividad. ¿ Cómo podemos estar seguros de que no cometeremos errores, si incluso las máquinas lo hacen? ¿Acaso no somos seres humanos? (Ver boletas de captura de información en Anexo 2)

Según Hadji (1997), la coherencia entre criterios e indicadores es lo que nos posibilita equilibrar subjetividad y objetividad. Los indicadores deben develar el objeto de la evaluación. Deben también ser representativos de la realidad evaluada, con significado frente a una expectativa. No obstante, es importante afirmar que el significado no está en el indicador, sino en la interpretación que el evaluador hace de ellos.

Generalmente hacemos evaluaciones basadas en una comparación relativa o absoluta. En la primera, la comparación es hecha entre objetos o hechos de la misma naturaleza. En el ejemplo de los zapatos, la comparación sería relativa, si comparásemos el par de zapatos con otro par disponible. La comparación absoluta considera lo que deseamos como calidad. En el ejemplo de los zapatos, la comparación sería absoluta si fuera hecha con relación a criterios previamente establecidos y que ya señalamos: comodidad, precio, etc.

Cuando hablamos de evaluación cualitativa debemos pensar no sólo en la competencia técnica de los saberes sino también en la dimensión del saber, o sea en las actitudes que imprimen un comportamiento ético a la acción. La evaluación es el cuestionamiento persistente de las necesidades concretas del aprendizaje del alumno. Demo (op.cit), nos señala la diferencia entre los criterios cualitativos y cuantitativos de evaluación de una manera más amplia. Él distingue la calidad formal de la calidad política. La calidad formal de la educación se refiere a la competencia de producir y aplicar instrumentos, tecnologías, métodos y ciencia.

La calidad política se refiere a la competencia de proyectar y realizar contenidos históricos deseables. Para Demo (op.cit), la educación tiene relación con cantidad en la medida en que se debe ofrecer infraestructura adecuada: red física de escuelas, horas promedio de clase, número de matrículas y deserciones, proporción adecuada de alumnos por profesor, etc. La calidad formal de la educación está relacionada al desempeño de los alumnos, a los procesos de aprendizaje, a la competencia profesional del profesor, a la modernidad de los recursos humanos. La calidad política está relacionada con la formación para la ciudadanía, la emancipación, y con la igualdad de acceso a la educación. Los criterios en la educación deberían considerar, no sólo el conocimiento, sino que también las prácticas realizadas. Es fundamental que estos criterios sean múltiples y flexibles, de acuerdo con las situaciones.

Tabla 18: Secuencia de pasos metodológicos para desarrollo de la evaluación de educación formal e informal técnico vocacional

Fuente: Elaborado por Melgar, M. / Proceso de Licitación Plan Internacional

7.6 Herramienta Metodológica Sistema de Información Geográfica para generación de Bases de Meta – Datos, Archivos Shapes, Proyectos de Mapas y Mapas Temáticos

Aporte de información a la línea de investigación

Herramientas de colecta de información

Herramienta de procesamiento de información

Un Sistema de Información Geográfica (SIG o GIS, en su acrónimo inglés Geographic Information System) es una integración organizada de hardware, software y datos geográficos diseñada para capturar, almacenar, manipular, analizar y desplegar en todas sus formas la información geográficamente referenciada con el fin de resolver problemas complejos de planificación y gestión geográfica. También puede definirse como un modelo de una parte de la realidad referido a un sistema de coordenadas terrestre y construido para satisfacer unas necesidades concretas de información. En el sentido más estricto, es cualquier sistema de información capaz de integrar, almacenar, editar, analizar, compartir y mostrar la información geográficamente referenciada. En un sentido más genérico, los SIG son herramientas que permiten a los usuarios crear consultas interactivas, analizar la información espacial, editar datos, mapas y presentar los resultados de todas estas operaciones.

La tecnología de los Sistemas de Información Geográfica puede ser utilizada para INVESTIGACIÓNes científicas, la gestión de los recursos, gestión de activos, la arqueología, la evaluación del impacto ambiental, la planificación urbana, la cartografía, la sociología, la geografía histórica, el marketing, la logística por nombrar unos pocos. Por ejemplo, un SIG podría permitir a los grupos de emergencia calcular fácilmente los tiempos de respuesta en caso de un desastre natural, el SIG puede ser usado para encontrar los humedales que necesitan protección contra la contaminación, o pueden ser utilizados por una empresa para ubicar un nuevo negocio y aprovechar las ventajas de una zona de mercado con escasa competencia.

Funcionamiento del SIG en el proceso de INVESTIGACI´ON SOBRE LAS RELACIONES ECONOMICAS, PRODUCTIVAS Y TÉCNICO VOCACIONAL EN LAS COMUNIDADES DE INTIBUCA

El SIG funciona como una base de datos con información geográfica (datos alfanuméricos) que se encuentra asociada por un identificador común a los objetos gráficos de un mapa digital. De esta forma, señalando un objeto se conocen sus atributos e, inversamente, preguntando por un registro de la base de datos se puede saber su localización en la cartografía.

La razón fundamental para utilizar un SIG es la gestión de información espacial. El sistema permite separar la información en diferentes capas temáticas y las almacena independientemente, permitiendo trabajar con ellas de manera rápida y sencilla, facilitando al profesional la posibilidad de relacionar la información existente a través de la topología de los objetos, con el fin de generar otra nueva que no podríamos obtener de otra forma.

Las principales cuestiones que puede resolver un Sistema de Información Geográfica, ordenadas de menor a mayor complejidad, son:

• Localización: preguntar por las características de un lugar concreto.

• Condición: el cumplimiento o no de unas condiciones impuestas al sistema.

• Tendencia: comparación entre situaciones temporales o espaciales distintas de alguna característica.

• Rutas: cálculo de rutas óptimas entre dos o más puntos.

• Pautas: detección de pautas espaciales.

• Modelos: generación de modelos a partir de fenómenos o actuaciones simuladas.

Por ser tan versátiles, el campo de aplicación de los Sistemas de Información Geográfica es muy amplio, pudiendo utilizarse en la mayoría de las actividades con un componente espacial. La profunda revolución que han provocado las nuevas tecnologías ha incidido de manera decisiva en su evolución.

Figura 12: Desarrollo de modelo territorial a través de datos generados por el proceso de investigación

Técnicas SIG a utilizar en el proceso de investigación

La teledetección es una de las principales fuentes de datos para los SIG. En la imagen artística una representación de la constelación de satélites RapidEye. Las modernas tecnologías SIG trabajan con información digital, para la cual existen varios métodos utilizados en la creación de datos digitales. El método más utilizado es la digitalización, donde a partir de un mapa impreso o con información tomada en campo se transfiere a un medio digital por el empleo de un programa de Diseño Asistido por Ordenador (DAO o CAD) con capacidades de georreferenciación. Dada la amplia disponibilidad de imágenes orto-rectificadas (tanto de satélite y como aéreas), la digitalización por esta vía se está convirtiendo en la principal fuente de extracción de datos geográficos. Esta forma de digitalización implica la búsqueda de datos geográficos directamente en las imágenes aéreas en lugar del método tradicional de la localización de formas geográficas sobre un tablero de digitalización.

La representación de los datos

Los datos SIG representan los objetos del mundo real (carreteras, el uso del suelo, altitudes). Los objetos del mundo real se pueden dividir en dos abstracciones: objetos discretos (una casa) y continuos (cantidad de lluvia caída, una elevación). Existen dos formas de almacenar los datos en un SIG: raster y vectorial. Los SIG que se centran en el manejo de datos en formato vectorial son más populares en el mercado. No obstante, los SIG raster son muy utilizados en estudios que requieran la generación de capas continuas, necesarias en fenómenos no discretos; también en estudios medioambientales donde no se requiere una excesiva precisión espacial (contaminación atmosférica, distribución de temperaturas, localización de especies marinas, análisis geológicos, etc.).

Raster

Un tipo de datos raster es, en esencia, cualquier tipo de imagen digital representada en mallas. El modelo de SIG raster o de retícula se centra en las propiedades del espacio más que en la precisión de la localización. Divide el espacio en celdas regulares donde cada una de ellas representa un único valor.

Interpretación cartográfica vectorial (izquierda) y raster (derecha) de elementos geográficos.

Cualquiera que esté familiarizado con la fotografía digital reconoce el píxel como la unidad menor de información de una imagen. Una combinación de estos píxeles creará una imagen, a distinción del uso común de gráficos vectoriales escalables que son la base del modelo vectorial. Si bien una imagen digital se refiere a la salida como una representación de la realidad, en una fotografía o el arte transferidos a la computadora, el tipo de datos raster reflejará una abstracción de la realidad. Las fotografías aéreas son una forma de datos raster utilizada comúnmente con un sólo propósito: mostrar una imagen detallada de un mapa base sobre la que se realizarán labores de digitalización. Otros conjuntos de datos raster podrán contener información referente a las elevaciones del terreno (un Modelo Digital del Terreno), o de la reflexión de la luz de una particular longitud de onda (por ejemplo las obtenidas por el satélite LandSat), entre otros.

Los datos raster se compone de filas y columnas de celdas, cada celda almacena un valor único. Los datos raster pueden ser imágenes (imágenes raster), con un valor de color en cada celda (o píxel). Otros valores registrados para cada celda puede ser un valor discreto, como el uso del suelo, valores continuos, como temperaturas, o un valor nulo si no se dispone de datos. Si bien una trama de celdas almacena un valor único, estas pueden ampliarse mediante el uso de las bandas del raster para representar los colores RGB (rojo, verde, azul), o una tabla extendida de atributos con una fila para cada valor único de células. La resolución del conjunto de datos raster es el ancho de la celda en unidades sobre el terreno.

Los datos raster se almacenan en diferentes formatos, desde un archivo estándar basado en la estructura de TIFF, JPEG, etc. a grandes objetos binarios (BLOB), los datos almacenados directamente en Sistema de gestión de base de datos. El almacenamiento en bases de datos, cuando se indexan, por lo general permiten una rápida recuperación de los datos raster, pero a costa de requerir el almacenamiento de millones registros con un importante tamaño de memoria. En un modelo raster cuanto mayores sean las dimensiones de las celdas menor es la precisión o detalle (resolución) de la representación del espacio geográfico.

Vectorial

En un SIG, las características geográficas se expresan con frecuencia como vectores, manteniendo las características geométricas de las figuras. Representación de curvas de nivel sobre una superficie tridimensional generada por una malla TIN.

En los datos vectoriales, el interés de las representaciones se centra en la precisión de localización de los elementos geográficos sobre el espacio y donde los fenómenos a representar son discretos, es decir, de límites definidos. Cada una de estas geometrías está vinculada a una fila en una base de datos que describe sus atributos. Por ejemplo, una base de datos que describe los lagos puede contener datos sobre la batimetría de estos, la calidad del agua o el nivel de contaminación. Esta información puede ser utilizada para crear un mapa que describa un atributo particular contenido en la base de datos. Los lagos pueden tener un rango de colores en función del nivel de contaminación. Además, las diferentes geometrías de los elementos también pueden ser comparados. Así, por ejemplo, el SIG puede ser usado para identificar aquellos pozos (geometría de puntos) que están en torno a 2 kilómetros de un lago (geometría de polígonos) y que tienen un alto nivel de contaminación.

Dimensión espacial de los datos en un SIG.

Los elementos vectoriales pueden crearse respetando una integridad territorial a través de la aplicación de unas normas topológicas tales como que "los polígonos no deben superponerse". Los datos vectoriales se pueden utilizar para representar variaciones continuas de fenómenos. Las líneas de contorno y las redes irregulares de triángulos (TIN) se utilizan para representar la altitud u otros valores en continua evolución. Los TIN son registros de valores en un punto localizado, que están conectados por líneas para formar una malla irregular de triángulos. La cara de los triángulos representan, por ejemplo, la superficie del terreno. Para modelar digitalmente las entidades del mundo real se utilizan tres elementos geométricos: el punto, la línea y el polígono.

Puntos

Los puntos se utilizan para las entidades geográficas que mejor pueden ser expresadas por un único punto de referencia. En otras palabras: la simple ubicación. Por ejemplo, las ubicaciones de los pozos, picos de elevaciones o puntos de interés. Los puntos transmiten la menor cantidad de información de estos tipos de archivo y no son posibles las mediciones. También se pueden utilizar para representar zonas a una escala pequeña. Por ejemplo, las ciudades en un mapa del mundo estarán representadas por puntos en lugar de polígonos.

Líneas o polilíneas

Las líneas unidimensionales o polilíneas son usadas para rasgos lineales como ríos, caminos, ferrocarriles, rastros, líneas topográficas o curvas de nivel. De igual forma que en las entidades puntuales, en pequeñas escalas pueden ser utilizados para representar polígonos. En los elementos lineales puede medirse la distancia.

Polígonos

Los polígonos bidimensionales se utilizan para representar elementos geográficos que cubren un área particular de la superficie de la tierra. Estas entidades pueden representar lagos, límites de parques naturales, edificios, provincias, o los usos del suelo, por ejemplo. Los polígonos transmiten la mayor cantidad de información en archivos con datos vectoriales y en ellos se pueden medir el perímetro y el área.

Datos no espaciales

Los datos no espaciales también pueden ser almacenados junto con los datos espaciales, aquellos representados por las coordenadas de la geometría de un vector o por la posición de una celda raster. En los datos vectoriales, los datos adicionales contiene atributos de la entidad geográfica. Por ejemplo, un polígono de un inventario forestal también puede tener un valor que funcione como identificador e información sobre especies de árboles. En los datos raster el valor de la celda puede almacenar la información de atributo, pero también puede ser utilizado como un identificador referido a los registros de una tabla.

La captura de los datos

Con un par de fotografías aéreas tomadas en dos puntos desplazados, como las de la imagen, se consigue realizar la estereoscopía. Mediante este paralaje se crea una ilusión de profundidad que permite al observador reconocer información visual tridimensional como las elevaciones y pendientes del área fotografiada. La captura de datos y la introducción de información en el sistema consume la mayor parte del tiempo de los profesionales de los SIG. Hay una amplia variedad de métodos utilizados para introducir datos en un SIG almacenados en un formato digital. Los datos impresos en papel o mapas en película PET pueden ser digitalizados o escaneados para producir datos digitales.

Con la digitalización de cartografía en soporte analógico se producen datos vectoriales a través de trazas de puntos, líneas, y límites de polígonos. Este trabajo puede ser desarrollado por una persona de forma manual o a través de programas de vectorización que automatizan la labor sobre un mapa escaneado. No obstante, en este último caso siempre será necesario su revisión y edición manual, dependiendo del nivel de calidad que se desea obtener.

Los datos obtenidos de mediciones topográficas pueden ser introducidos directamente en un SIG a través de instrumentos de captura de datos digitales mediante una técnica llamada geometría analítica . Además, las coordenadas de posición tomadas a través un Sistema de Posicionamiento Global (GPS) también pueden ser introducidas directamente en un SIG.

Los sensores remotos también juegan un papel importante en la recolección de datos. Son sensores, como cámaras, escáneres o LIDAR acoplados a plataformas móviles como aviones o satélites.

Actualmente, la mayoría de datos digitales provienen de la interpretación de fotografías aéreas. Para ello se utilizan estaciones de trabajo que digitalizan directamente elementos geográficos a través de pares estereoscópicos de fotografías digitales. Estos sistemas permiten capturar datos en dos y tres dimensiones, con elevaciones medidas directamente de un par estereoscópico de acuerdo a los principios de la fotogrametría.

Análisis espacial mediante SIG

Ejemplo de un proceso llevado a cabo en un SIG vectorial para la obtención de ejes de calles mediante el uso de polígonos de Thiessen. Dada la amplia gama de técnicas de análisis espacial que se han desarrollado durante el último medio siglo, cualquier resumen o revisión sólo puede cubrir el tema a una profundidad limitada. Este es un campo que cambia rápidamente y los paquetes de software SIG incluyen cada vez más herramientas de análisis, ya sea en las versiones estándar o como extensiones opcionales de este. En muchos casos tales herramientas son proporcionadas por los proveedores del software original, mientras que en otros casos las implementaciones de estas nuevas funcionalidades se han desarrollado y son proporcionados por terceros. Además, muchos productos ofrecen kits de desarrollo de software (SDK), lenguajes de programación, lenguajes de scripting, etc. para el desarrollo de herramientas propias de análisis u otras funciones.

Modelo topológico

Un SIG puede reconocer y analizar las relaciones espaciales que existen en la información geográfica almacenada. Estas relaciones topológicas permiten realizar modelizaciones y análisis espaciales complejos. Así, por ejemplo, el SIG puede discernir la parcela o parcelas catastrales que son atravesadas por una línea de alta tensión, o bien saber qué agrupación de líneas forman una determinada carretera.

En suma podemos decir que en el ámbito de los Sistemas de Información Geográfica se entiende como topología a las relaciones espaciales entre los diferentes elementos gráficos (topología de nodo/punto, topología de red/arco/línea, topología de polígono) y su posición en el mapa (proximidad, inclusión, conectividad y vecindad). Estas relaciones, que para el ser humano pueden ser obvias a simple vista, el software las debe establecer mediante un lenguaje y unas reglas de geometría matemática.

Para llevar a cabo análisis en los que es necesario que exista consistencia topológica de los elementos de la base de datos suele ser necesario realizar previamente una validación y corrección topológica de la información gráfica. Para ello existen herramientas en los SIG que facilitan la rectificación de errores comunes de manera automática o semiautomática.

Superposición de mapas

La combinación de varios conjuntos de datos espaciales (puntos, líneas o polígonos) puede crear otro nuevo conjunto de datos vectoriales. Visualmente sería similar al apilamiento de varios mapas de una misma región. Estas superposiciones son similares a las superposiciones matemáticas del diagrama de Venn . Una unión de capas superpuestas combina las características geográficas y las tablas de atributos de todas ellas en una nueva capa. En el caso de realizar una intersección de capas esta definiría la zona en las que ambas se superponen, y el resultado mantiene el conjunto de atributos para cada una de las regiones. En el caso de una superposición de diferencia simétrica se define un área resultante que incluye la superficie total de ambas capas a excepción de la zona de intersección.

En el análisis de datos raster, la superposición de conjunto de datos se lleva a cabo mediante un proceso conocido como "álgebra de mapas", a través de una función que combina los valores de cada matriz raster. En el álgebra de mapas es posible ponderar en mayor o menor medida determinadas coberturas mediante un "modelo índice" que refleje el grado de influencia de diversos factores en un fenómeno geográfico.

Cartografía automatizada

Precisión y generalización de un mapa en función de su escala. Tanto la cartografía digital como los Sistemas de Información Geográfica codifican relaciones espaciales en representaciones formales estructuradas. Los SIG son usados en la creación de cartografía digital como herramientas que permiten realizar un proceso automatizado o semiautomatizado de elaboración de mapas denominado cartografía automatizada. En la práctica esto sería un subconjunto de los SIG que equivaldría a la fase de composición final del mapa, dado que en la mayoría de los casos no todos los software de Sistemas de Información Geográfica poseen esta funcionalidad.

El producto cartográfico final resultante puede estar tanto en formato digital como impreso. El uso conjunto que en determinados SIG se da de potentes técnicas de análisis espacial junto con una representación cartográfica profesional de los datos, hace que se puedan crear mapas de alta calidad en un corto período. La principal dificultad en cartografía automatizada es el utilizar un único conjunto de datos para producir varios productos según diferentes tipos de escalas, una técnica conocida como generalización.

Geoestadística

Modelo de relieve sombreado generado por interpolación a partir de un Modelo Digital de Elevaciones (MDE) de una zona de los Apeninos (Italia) La geoestadística analiza patrones espaciales con el fin de conseguir predicciones a partir de datos espaciales concretos. Es una forma de ver las propiedades estadísticas de los datos espaciales. A diferencia de las aplicaciones estadísticas comunes, en la geoestadística se emplea el uso de la teoría de grafos y de matrices algebraicas para reducir el número de parámetros en los datos. Tras ello, el análisis de los datos asociados a entidad geográfica se llevaría a cabo en segundo lugar.

Cuando se miden los fenómenos, los métodos de observación dictan la exactitud de cualquier análisis posterior. Debido a la naturaleza de los datos (por ejemplo, los patrones de tráfico en un entorno urbano, las pautas meteorológicas en el océano, etc.), grado de precisión constante o dinámico se pierde siempre en la medición. Esta pérdida de precisión se determina a partir de la escala y la distribución de los datos recogidos. Los SIG disponen de herramientas que ayudan a realizar estos análisis, destacando la generación de modelos de interpolación espacial.

Geocodificación

Geocodificación mediante SIG. Por un lado existen unos números de policía conocidos y por otro líneas discontinuas entre esos números de portal presupuestos, las cuales representan los tramos en los cuales se aplica el método de interpolación.

Geocodificación es el proceso de asignar coordenadas geográficas (latitud-longitud) a puntos del mapa (direcciones, puntos de interés, etc.). Uno de los usos más comunes es la georreferenciación de direcciones postales. Para ello se requiere una cartografía base sobre la que referenciar los códigos geográficos. Esta capa base puede ser, por ejemplo, un tramero de ejes de calles con nombres de calles y números de policía. Las direcciones concretas que se desean georreferenciar en el mapa, que suelen proceder de tablas tabuladas, se posicionan mediante interpolación o estimación. El SIG a continuación localiza en la capa de ejes de calles el punto en el lugar más aproximado a la realidad según los algoritmos de geocodificación que utiliza.

La geocodificación puede realizarse también con datos reales más precisos (por ejemplo, cartografía catastral). En este caso el resultado de la codificación geográfica se ajustará en mayor medida a la realizada, prevaleciendo sobre el método de interpolación.

En el caso de la geocodificación inversa el proceso sería al revés. Se asignaría una dirección de calle estimada con su número de portal a unas coordenadas x,y determinadas. Por ejemplo, un usuario podría hacer clic sobre una capa que representa los ejes de vía de una ciudad y obtendría la información sobre la dirección postal con el número de policía de un edificio. Este número de portal es calculado de forma estimada por el SIG mediante interpolación a partir de unos números ya presupuestos. Si el usuario hace clic en el punto medio de un segmento que comienza en el portal 1 y termina con el 100, el valor devuelto para el lugar seleccionado será próximo al 50. Hay que tener en cuenta que la geocodificación inversa no devuelve las direcciones reales, sino sólo estimaciones de lo que debería existir basándose en datos ya conocidos.

Tabla 19: Secuencia de pasos metodológicos para el Sistema de Información Geográfica del proceso de investigación

Paso 1: Creación de base de Meta Datos y Archivos Shape a nivel comunitario, municipal y regional

Paso 2: Integración de resultados estadísticos, cuantitativos y cualitativos de las diferentes herramientas metodológicas

Paso 3: Elaboración de proyectos de mapas de resultados:

• Sociales comunitarios, municipales y regionales

• Económicos comunitarios, municipales y regionales

• Educación técnico vocacional a nivel comunitario, municipal y regional

Paso 4: Verificación a través de microtalleres comunitarios, grupos focales y entrevistas de resultados visuales por medio de Mapas Temáticos sociales, económicos y educación técnico vocacional

Paso 5: Elaboración de mapas finales para integración de informe intermedio y final de consultoría

Paso 6: Preparación de mapas para sistema de seguimiento y evaluación a través de GEOCODIGOS comunitarios, municipales y regionales

Paso 7: Elaboración de atlas de mapas temáticos comunitarios, municipales y regionales

Fuente: Elaborado por Melgar, M. / Proceso de Licitación Plan Internacional

8. Organización y logística para la ejecución del consultor

Para el desarrollo de la presente propuesta de consultoría, el consultor se compromete a utilizar la siguiente logística y equipo de consultores de apoyo:

8. 1 Oficinas de consultor

Aunque el consultor no posee oficina en los municipios que integran el Consejo Intermunicipal Higuito, su logística a nivel nacional y regional permite atender de forma eficiente y eficaz los trabajos encomendados en la Mancomunidad:

• Oficina 1 (Central): Ubicada en Condominios de Oficinas Lomas del Contry, Local No. 10, Comayagüela, MDC. Tel: 3241-0710

• Oficina 2 (Regional): Ubicada en Avenida Principal Dr. Juan Lindo, Casa 30, 4 Calle, Monte La Merced, Gracias Lempira. Tel 26561416

• Oficina 3 (Regional): Ubicada a Dos cuadras Este de Iglesia Católica del Municipio de Ocotepeque, Ocotepeque.

8.2 Vehículos a disposición de la consultoría

El consultor cuenta con la siguiente logística para la movilización de los especialistas, encuestadores y facilitadores:

• Camioneta Mitsubishi Montero Sport, año 2005 (Placa: PDC2980-M)

• Sedan Toyota Camry, año 2005 (Placa: PBW8135-T)

• Pick Up Toyota HiLux, año 1990. (Placa: PKT1239-T)

• 2 Motocicleta Génesis 200, año 2011.

8.3 Equipo tecnológico de apoyo

• 5 Computadoras de escritorio, actualizadas en hardware y software

• 6 Computadoras portátiles, actualizadas en hardware y software, sistema operativo Windos Seven y OS Lion.

• 5 Impresoras de tinta

• 2 Impresoras láser

• 1 Data Show

• 1 fotocopiadora

• 2 GPS

8.4 Equipo técnico de apoyo

El equipo de consultoría que se propone acompañar al consultor responsable de la consultoría (D.Sc. Marvin Melgar), está compuesto de la siguiente forma (Ver CVs del equipo en el Anexo 5):

Tabla 20: Composición del equipo de consultoría de investigación

Fuente: Elaborado por Melgar, M. / Proceso de Licitación Plan Internacional

De forma conjunto se contratara un mínimo de seis (6) encuestadores de campo, de nivel técnico, con el propósito de realizar el levantamiento de campo a nivel comunitario y municipal.

Los especialistas acompañaran al consultor principal (D.Sc. Marvin Melgar Ceballos), en la obtención de los productos de cada huna de las herramientas que se han especificado en la propuesta metodológica.

9. Cronograma de trabajo general

En base al marco metodológico y herramientas dispuestas para su desarrollo, se ha previsto un tiempo de cuatro meses calendario, o su equivalente a 12 semanas, el cronograma de trabajo está sujeto a revisión y particularización de fechas hitos en base a la fecha de inicio de contrato de consultoría:

10. Bibliografía

• CATIE. Memorias del Taller Internacional de Gestión Integral para el manejo de cuencas, Turrialba, Costa Rica, 1998.

• CEPAL, El programa 21 en el manejo integral de los recursos hídricos de América Latina y el Caribe, Santiago de Chile, 1994.

• Diagnostico de Áreas Críticas, Proyecto MAG-PAES/CATIE, M. Melgar, El Salvador, 2002.

• Diagnostico y Evaluación Rápida Participativa, Proyecto MAG-PAES/CATIE, M. Melgar, El Salvador, 2002.

• Dirección General de Ordenamiento Territorial. 2001. Mapa de isoyetas de la República Dominicana. Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Santo Domingo, Rep. Dom.

• Faustino, J. Gestión y manejo de microcuencas, Manual básico para un curso corto de CATIE, Documento Preliminar, Turrialba, Costa Rica, 2000.

• Fundación Falconbridge, UNPHU: Evaluación Rápida de la Población y los Recursos Ambientales en la Subcuenca de Los Dajaos. Jarabacoa, 1994.

• Franco, F; Mairich, L; Melgar, M; Informe sobre la Caracterización Socioeconomica de la Cuenca Alta del Rio Yaque del Norte, KfW-GITEC-PROCARYN, 2004.

• GFA / GWB. Protección y Manejo de los Recursos Naturales en la Cuenca Alta del Río Yaque del Norte. Estudio de Factibilidad Parte 1: Informe Principal. Parte 2: Anexos al Informe Principal. GFA / KFW, 1997.

• GITEC: Proyecto “Manejo y Conservación de los Recursos Naturales de la Cuenca Alta del Río Yaque del Norte. PROCARYN. Oferta Técnica, Enero 2003.

• Hernández, H; Fernández, C. y Batista, P. 2000. Metodología de la Investigación. Editora Mc Graw Hill. Iztapalapa, México.

• Mairich, L.: Evaluación del Programa de Construcción de Caminos en Alta Vera Paz. Dirección General de Caminos / KfW, Guatemala, 2002

• Mairich, L.: Estudio de Tipología de Fincas y Manejo Integral de Fincas. Proyecto Suroeste / IAK, Nicaragua, 2002.

• Melgar, M. Propuesta de Proyecto Binacional Guatemala – Belice, para el Manejo de la Cuenca de la Subcuenca Rio Mopan (PROMOPAN), AECI, Guatemala-Belice, Proyectos INAB, 2000.

• Melgar, M.: Estudio Socioeconómico de las Comunidades Asentadas en la Zona de Amortiguamiento de las Áreas Protegidas de la Región de Conservación y Desarrollo Sostenible (RECODES) “Metapan”. Proyecto Ambiental de El Salvador (PAES), BID, CATIE, , El Salvador, 2002;

• Melgar, M.: La Planificación Estratégica Situacional en los Proceso de Planificación Territorial, Proyecto Ambiental de El Salvador (PAES), BID, CATIE, El Salvador, 2002;

• Melgar, M.: Diagnostico Línea Base del Departamento de Rivas; Proceso de Desarrollo del Plan Estratégico de Desarrollo del Departamento de Rivas, Secretaria.

11. Anexos

Descargar Original

Descargar Original

Marvin Melgar Ceballos - lomax.visionarrobagmail.com

Consultor / Asesor. Gestor y Planificador Territorial. Escuela de Planificación Orgánica Evolutiva -EPOE-.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.