La ciencia de la policía. Roberto Von Mohl

Autor: Walter Nañez Jiménez

Otros conceptos de economía

20-02-2013

Introducción

En el presente ensayo abordaré el tema “La ciencia de la policía”, bajo las perspectivas de Roberto Van Mohl, en donde analizaremos de una manera general y clara el fenómeno político que es tema de gran interés para la administración pública.

La ciencia de la policía fue aquella disciplina cuyas enseñanzas estaban destinadas a preparar a los estadistas y los funcionarios públicos, para comprender el modo en que se podía incrementar el poder del estado y acrecentar sus fuerzas interiores.

El objetivo de este ensayo es analizar uno de los campos de conocimiento que tiene la administración pública, a saber: La ciencia de la policía.

Desarrollo del tema

Roberto Von Mohl, fue el último gran cultivador de la vieja ciencia alemana de la policey. La cultura romántica asimiló la politeía, la transformó en politia y la heredó a los idiomas europeos como policía, pólice, policey y policy, respectivamente en español, francés, alemán e ingles.

Por su parte a mediados del XVIII, Juan Enrique Von Justi, refirió que la voz policy tenía dos sentidos: uno estricto y otro lato. El estricto comprende todo lo que puede contribuir a la felicidad de los ciudadanos, y principalmente a la conservación del orden y de la disciplina, los reglamentos que miran a hacerles la vida más cómoda, a procurarles las cosas que necesitan para subsistir. El sentido lato, se comprende bajo el nombre de policía, las leyes y reglamentos que conciernen al interior de un Estado, que tiran a firmar su poder, a hacer un buen uso de sus fuerzas, a procurar la felicidad de los súbditos; en una palabra: El comercio, la hacienda, la agricultura, el descubrimiento de minas, las maderas, los bosques, etc. Atendiendo que la felicidad del Estado depende de la inteligencia con que todas estas cosas están administradas.

Carlos Juan Bonnin, explicó que: Es fácil conocer que la policía de que se trata no es aquella inquisición política obra del absolutismo, monstruo alimentado y formado con una predilección particular por las monarquías europeas. Entendía que la administración es la que forma la acción propiamente del Estado, abraza todo lo que constituye las relaciones de los administrados con el Estado, dentro del interés del orden social.

En la Edad Media, la noción de policía fue definida como "el buen orden de la sociedad civil presidida por la autoridad estatal, quedando el buen orden moral y religioso a cargo de la autoridad eclesiástica". Después, durante el siglo XIV, apareció la palabra police con la que se designó el orden de los negocios públicos en las doctrinas jurídicas de Francia.

Así, llegado el Renacimiento, el término “policía” pasó a entenderse como "el buen orden en la cosa común".

El Estado podía utilizar la coerción para buscar el bien común, bajo el total arbitrio del soberano, todo ello sin limitaciones jurídicas, por lo que esta forma de entender el derecho de policía llevó al absolutismo.

La ciencia de la Policía: Es el conjunto de conocimientos ordenados sistemática y metodológicamente que recoge la historia y cultura policial a través del tiempo, integrando principios, valores y normas sobre su rol constitucional e institucional, los fundamentos filosóficos y legales del Derecho Policial vinculado a la defensa de los derechos humanos, la ley, el orden y la seguridad, así como de su mística y vocación de servicio en la que descansa su cultura organizacional y de promoción de la paz social y el amor por la Patria, representados por sus símbolos, distintivos de mando y autoridad, costumbres y tradiciones que impulsan a la acción generadora de héroes y mártires, que amalgamados constituyen una sólida estructura de Integración e Identidad Policial. La Doctrina Policial precede y sustenta los conocimientos y conceptos teóricos prácticos sobre el Orden Interno, el Orden Público y la Seguridad Ciudadana.

Hoy en día, la policía es una fuerza de seguridad encargada de mantener el orden público y la seguridad de los ciudadanos y sometida a las órdenes de las autoridades políticas. Su administración puede ser centralizada a nivel nacional, o descentralizada, con fuerzas de policía local autónomas en gran medida.

Conclusión

En conclusión, la Policía es una ciencia de la vida, le interesa todo aquello que tiene derecho a vivir. Nada de lo que en la sociedad ocurre le es indiferente, está presente en las fibras más intimas de la sociedad. De la prosperidad de ello depende la vida óptima del Estado.

Por lo tanto, la Policía, es el Estado en acción. Su actividad se encamina a que la vida externa de los individuos sea útil y provechoso.

Bibliografía

Walter Nañez Jiménez - walter.1364arrobahotmail.com

Estudiante de Administración de la Universidad Maya. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.