Desplazamiento de la enseñanza frontal en el proceso de enseñanza y aprendizaje

  • Otros
  • 5 minutos de lectura

El desplazamiento de la enseñanza frontal en el proceso enseñanza y aprendizaje

I. Introducción

El presente ensayo pretende demostrar que la enseñanza frontal en la educación superior actualmente no es aplicable en el proceso enseñanza y aprendizaje.

II. Desarrollo

Hablar de enseñanza frontal implica referirnos a la enseñanza tradicional en la que el profesor enseña a un grupo de alumnos dando información para el alumno promedio y a veces preguntándoles aunque no sepan, dentro el esquema del paradigma transmisiva – repeticionista, la enseñanza como transmisión de información y el aprendizaje como recepción pasiva de dicha información. En la práctica en el método frontal, el elemento central es el profesor, identificamos este tipo de enseñanza, tanto en el orden de los asientos o pupitres acomodados con dirección al profesor o la pizarra, como con la distribución del tiempo en sesiones de 45 minutos y con el profesor como el punto central con poder para monopolizar la mayoría de las expresiones orales. Este método de enseñanza frontal también se conoce con otras denominaciones: Clase expositiva, enseñanza frontal, enseñanza en la sala de clases, enseñanza tradicional, classroom teaching, whole class teaching, direct instructión, expository teaching, frontal teaching, lecture method, talk and chalk, teacher directed learning, thelling method.

La enseñanza frontal tiene una larga tradición y se ha diferenciado y desarrollado permanentemente. Es útil recordar que desde el siglo XVII Kepler, Descartes y Newtón, compararon el universo con un mecanismo de relojería, expresando la fascinación de la época por el funcionamiento de las maquinas. Tomando este modelo Federico el Grande Rey de Prusia en el siglo XVIII, revoluciono el concepto de la formación militar, estableciendo criterios de estandarización uniformidad y entrenamiento en su propio ejército, convirtiendo al soldado en un autómata, semejante a una pieza reemplazable por otra idéntica. En el siglo XIX los industriales usaron este mismo referente para diseñar sus organizaciones productivas instituyendo la llamada “línea de montaje” capaz de obtener a velocidades cada vez mayores un numero igualmente creciente de objetos iguales, apoyados en trabajadores también intercambiables y preparados para ejecutar tareas respectivas. En los albores del siglo XIX tampoco resistieron la tentación de trazar un sistema escolar siguiendo el criterio de la línea de montaje. Se organizo el proceso educativo en etapas separadas llamadas grados, distribuyendo estudiantes según la edad y asumiendo que cada estamento pasaría en bloque al siguiente nivel en el mismo plazo. Las escuelas se diseñaron para funcionar a velocidades uniformes, con programas rígidos de actividades y en horarios comunes basadas en currículos estandarizados. Braslavsky señala que a fines del siglo XIX los sistemas educativos nacionales estaban organizados sobre la base de dos ejes: La secuencialidad de niveles según la edad y habilidades intelectuales.

Este sistema de enseñanza frontal concebido y organizado entro en crisis en el siglo XX por cuatro motivos: 1. La expansión del Sistema. 2. El desborde de los aprendizajes frontales. 3. Los cambios sociales de la posguerra. 4. El cambio del paradigma científico. Durante la primera mitad del siglo XX se produjo una profunda crisis de la enseñanza frontal y se empieza a cuestionar el concepto clásico de una “ciencia última” que implicaba la posibilidad de una descripción objetiva del mundo, a partir de dos tesis que representaban un giro en el pensamiento científico: Primero. Las observaciones de la realidad no son absolutas sino relativas al punto de vista del observador (Teoría de la relatividad de Einstein). Segundo. Estas observaciones afectan a lo observado hasta eliminar la esperanza de predicción del observador (Principio de incertidumbre de Heinsenberg). Las críticas al método frontal se dirigieron especialmente contra el dominio de la palabra, contra la carencia de actividades del alumno y contra el descuido de las relaciones sociales.

Por todos estos aspectos, según las investigaciones educativas sobre la educación en Chile de Ernesto Schiefelbein y Paulina Schiefelbein, en la mayoría de las instituciones de formación de profesores de Europa no emplean actualmente el método de enseñanza frontal en la preparación de futuros profesores; en el texto de la misma investigación señalan que “El 81.4 % de los profesores de la educación media del país recurren a la clase expositiva y priorizan la transferencia verbal de la información ( Método frontal de enseñanza) y la memorización pasiva a todo un grupo o curso. De esta manera se minimiza: i) El uso del conocimiento previo de los alumnos. ii). El tiempo efectivo de estudio, ya que el profesor necesita mantener en orden la sala (lo que traduce en un 30% menos el tiempo real de clases. iii).La reflexión sobre interpretaciones alternativas. iv) Las aplicaciones relacionadas con el contexto en que viven. y v) La oportunidad de expresar por escrito tanto en la clase como en la tareas para la casa”. Por tal situación, este método de la enseñanza frontal se va desplazando del sistema educativo.

Los dilemas del cambio educativo en el Perú de Luis Guerrero Ortiz, revelan el desplazamiento del sistema educativo del método frontal, señalando que “Son abundantes los indicios recogidos en las escuelas a lo largo de todos estos años que muestran la persistencia de la vieja educación frontal, repetitiva y homogenizadora, desvinculada de la vida, así como de contextos institucionales autoritarios, impersonales, rígidos y reglamentaristas, que sirven de ambiente cotidiano a los aprendizajes”. Situaciones similares ocurren en el sistema educativo y el proceso de enseñanza aprendizaje en nuestro país.

III. Conclusión

Por las críticas y cuestionamientos señalados, la enseñanza frontal no tiene una correspondencia lógica con el desarrollo científico y técnico, si comprendemos, además, que el recurso clave de la actualidad no es el capital o los recursos humanos, sino el conocimiento y la información como fuente de ideas que se constituye en lo esencial. Carlos Marx decía “ya que el acto supremo de liberación al cual llega cada ser humano, es aquel en el cual se hace consciente de que la estructura social, el conocimiento y todo lo cultural, son construcciones de él, puede reconstruir o reelaborar nuevas y distintas posibilidades”.

En consecuencia, emerge la necesidad de desplazar en la educación superior la enseñanza frontal, de manera que en sustitución se instaure entre docentes y estudiantes la cultura del debate, de la demostración y de la contrastación de las respectivas heurísticas, generando el espacio de las reconstrucciones y elaboraciones conceptuales y metodológicas a la luz de una perspectiva constructivista global que no admite superioridades. La idea de los errores conceptuales amerita una redefinición sobre todo si ya no se acepta una verdad unitaria y universal, generando un aprendizaje significativo para la aplicación en la vida cotidiana y principalmente en el ejercicio profesional.

Bibliografía

  • ESTEPA, J. y OTROS, 2002, Nuevos Horizontes en la Formación de profesores. Editorial Libros Activos S.A. España.
  • MINISTERIO DE EDUCACIÓN 1998. reforma en Marcha: Buena Educación para todos, Santiago de Chile.
  • PFFID 2000. Proyecto Formación Inicial de Profesores, Universidad de Los Lagos – Osorno, Chile.
  • IVAN NÚÑEZ PRIETO, Revista Enfoques Educacionales Vol. 2 1999. Separtamento de Educación Facultad de Ciencias Sociales Universidad de Chile.
  • ERNESTO SCHIEFELBEIN Y PAULINA SCHIEFELBEIN. Investigaciones Educativas. Evolución de la Repetición, Deserción y Calidad de la Educación en Chile, 1960 – 1997. Modelos del Catálogo de Gottingen para América Latina.
  • KARK-HEINZ FLECHSIG Y ERNESTO SCHIEFELBEIN. Enseñanza Frontal o Tradicional – Enseñanza Cara a Cara.
  • LUIS GUERRERO ORTIZ. Los Dilemas del Cambio Educativo en el Perú.2001.
  • GALLEGO – BADILLO, ROMULO. Discurso sobre el Constructivismo. RE. Rojas Eberhard Editores Ltda.. Santafé de Bogota, 1993.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Fernández Poblete Hernán. (2014, agosto 22). Desplazamiento de la enseñanza frontal en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/desplazamiento-de-la-ensenanza-frontal-en-el-proceso-ensenanza-y-aprendizaje/
Fernández Poblete, Hernán. "Desplazamiento de la enseñanza frontal en el proceso de enseñanza y aprendizaje". GestioPolis. 22 agosto 2014. Web. <http://www.gestiopolis.com/desplazamiento-de-la-ensenanza-frontal-en-el-proceso-ensenanza-y-aprendizaje/>.
Fernández Poblete, Hernán. "Desplazamiento de la enseñanza frontal en el proceso de enseñanza y aprendizaje". GestioPolis. agosto 22, 2014. Consultado el 11 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/desplazamiento-de-la-ensenanza-frontal-en-el-proceso-ensenanza-y-aprendizaje/.
Fernández Poblete, Hernán. Desplazamiento de la enseñanza frontal en el proceso de enseñanza y aprendizaje [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/desplazamiento-de-la-ensenanza-frontal-en-el-proceso-ensenanza-y-aprendizaje/> [Citado el 11 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de aremesal en Flickr