Desafíos y retos de la Planificación Estratégica

El avance de las tecnologías digitales, comunicacionales y las redes sociales ha revolucionado y continúa revolucionando los mercados, y las formas de relacionarse de los seres humanos. Un alto porcentaje de las comunicaciones humanas se realizan hoy en día a través de herramientas que usan la Internet.

El uso de la internet como medio para la realización de todo tipo de transacciones comerciales, deportivas, sociales, laborales y educativas se ha popularizado al punto que no se concibe y es imposible convivir sin la internet. El mundo se encuentra interconectado y el movimiento comercial en el mundo depende de este gran invento. Hoy, quien no se anuncia a través de la internet, medios y redes sociales simplemente no existe.

Esta revolución de los mercados debido a la tecnología demanda cada vez tiempos de respuestas más rápidos, oportunos, mejor calidad de los productos y servicios, innovación y creatividad para satisfacer de manera sostenida las necesidades de los clientes actuales y nuevos.

Ante estos retos, los negocios deben continuamente adecuar su estructura, procesos y tecnologías para ajustarse y hacer frente a estos desafíos, aprovechar las oportunidades que el entorno en un momento determinado ofrece, y para mitigar o eliminar las amenazas que sobre vengan. Una decisión equivocada o inoportuna puede significar la pérdida de credibilidad afectando la imagen corporativa, pérdida de clientes, baja en las ventas y baja rentabilidad.

¿Pero cómo se pueden tomar mejores decisiones en estos mercados tan volátiles? La información es poder, las empresas deben continuamente hacer inteligencia de mercados y para ello requiere que su personal esté debidamente entrenado, capacitado y motivado, su estructura, cultura organizacional, estrategia, procesos y tecnologías estén integrados y alineados para acceder a información de calidad, oportuna y precisa que permita tomar las decisiones con el menor grado de incertidumbre.

¿Pero cuáles oportunidades aprovechar y cuáles amenazas mitigar con los escasos recursos financieros que se dispone?

¿Cuál de las oportunidades provee el mayor impacto positivo sobre el negocio?

Sin lugar a dudas que estas interrogantes representan un dolor de cabeza para muchos gerentes y directores de empresas. Los recursos son escasos, deben optimizarse y disponerse de la manera más eficiente y efectiva.

La Planificación Estratégica es una herramienta poderosa que ayuda significativamente en la planificación sistemática de todas las estrategias, iniciativas, proyectos y acciones que se deben ejecutar para lograr los objetivos del negocio, aprovechar las oportunidades, mitigar las amenazas, mejorar las competencias, el posicionamiento en los mercados y la calidad de los productos y servicios.

Pero la Planificación Estratégica para que sea efectiva y de gran ayuda requiere de buenos diagnósticos de la situación actual, de buena calidad de información sobre el comportamiento de los mercados, las necesidades y preferencias de los compradores y clientes, información sobre la competencia, sus productos y servicios, estrategias y sus posibles movimientos.

En la práctica, la Planificación Estratégica enfrenta desafíos internos que conforma la base para una buena planificación estratégica. Estos son como ya hemos mencionado:

  • Buena calidad de la información. En este sentido la información debe planificarse, debe identificarse para cada proceso de la cadena de valor las necesidades de información, quien la genera, quien es su dueño encargado de mantenerla, quien la usa y para que la usa. Esto permite a su vez, a través de un gap análisis determinar las brechas y planificar las tecnologías de información requeridas para cerrar las brechas y soportar apropiadamente las necesidades de información de los procesos.
  • Cultura organizacional orientada al Cliente. El personal debe estar entrenado y motivado para proveer un servicio de calidad, “momentos de verdad”, experiencias positivas inolvidables en los clientes. Esta cultura organizacional debe dinamizar la visión de la empresa.
  • Alineación de la Estructura, Estrategia, Procesos, Tecnología, y Cultura organizacional. Si todos estos elementos se encuentran alineados la información fluirá de manera natural en fuente y en cascada, en ambos sentidos, y a su vez el Plan se retroalimenta, los objetivos y las iniciativas estratégicas fortalecerán los distintos niveles organizativos y procesos de la cadena de valor para que cada nivel formule, mida y controle sus propios indicadores alineados con los corporativos, y defina los proyectos y acciones que contribuirán con el logro de las iniciativas y objetivos del negocio.
  • Participación de todos los niveles de la empresa en el proceso de la Planificación Estratégica En la medida que todos los niveles y organizaciones de la empresa participen en la elaboración del plan, en esa misma medida habrá mayor compromiso por lograr los objetivos del mismo.
  • Integrar los intereses individuales con los intereses colectivos y organizacionales para romper las barreras y resistencia que impiden la generación de compromiso por parte del personal.

También la Planificación Estratégica enfrenta desafíos externos como consecuencia de la dinámica de los mercados globales, su volatilidad, su constante cambio como consecuencia de la incorporación de nuevas tecnologías que afectan su comportamiento. Entre estos desafíos se mencionan:

  • Las dinámicas de los mercados obligan que la Planificación se realice para un período corto mediano plazo, se efectúen varios ciclos de planificación y requiere que el plan se revise frecuentemente en períodos más cortos.
  • Como consecuencia de lo anterior, las empresas deben disponer y almacenar grandes volúmenes de información, y deben invertir en sofisticadas tecnologías de información y automatización para procesar y generar la información precisa requerida

En la Planificación Estratégica de una ciudad, municipio, estado o país los desafíos son aún más complicados, entre ellos se pueden mencionar:

  • Los actores políticos cambian en cada periodo y muchas veces los actores políticos sucesores no le dan continuidad al plan.
  • Incorporar la participación de todos los sectores de la sociedad en la elaboración del ejercicio del plan.
  • El peso específico de las propuestas por sectores no es el mismo.
  • Los intereses de los sectores de la sociedad muchas veces son contrapuestos.
  • Los ingresos para financiar los proyectos en ocasiones provienen del gobierno central, o de endeudamiento.

La Planificación Estratégica sigue teniendo vigencia a pesar de los desafíos a los que debe enfrentar, sigue siendo una herramienta poderosa para organizar y planificar de manera sistemática el futuro de las organizaciones, proporciona sentido de dirección y objetivo a cada movimiento, acción y proyecto, y contribuye al óptimo uso de los recursos.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Chirinos Carlos. (2016, noviembre 4). Desafíos y retos de la Planificación Estratégica. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/desafios-retos-la-planificacion-estrategica/
Chirinos, Carlos. "Desafíos y retos de la Planificación Estratégica". GestioPolis. 4 noviembre 2016. Web. <http://www.gestiopolis.com/desafios-retos-la-planificacion-estrategica/>.
Chirinos, Carlos. "Desafíos y retos de la Planificación Estratégica". GestioPolis. noviembre 4, 2016. Consultado el 6 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/desafios-retos-la-planificacion-estrategica/.
Chirinos, Carlos. Desafíos y retos de la Planificación Estratégica [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/desafios-retos-la-planificacion-estrategica/> [Citado el 6 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de huhezi en Flickr