Decidofobia y el desarrollo sostenible. Ensayo

DECIDOFOBIA Y EL DESARROLLO SOSTENIBLE

Resumen

“Nuestras dudas son nuestros traidores, y nos hacen perder el bien que con frecuencia podríamos ganar mediante el temor a intentarlo”

William Shakespeare

Se entiende bien que el desarrollo sostenible es la capacidad que tiene una sociedad de mantener indefinidamente sus actividades sin agotar antes los recursos que utiliza para el desarrollo de las mismas y sin comprometer a las futuras generaciones. Una definición sencilla, entendible, ¿pero es realmente fácil decidir practicar o implementar el desarrollo sustentable en nuestra sociedad, en nuestro hogar, en nuestro lugar de trabajo, uno mismo?, existe algo llamado decidofobia es una de los factores que limitan a una persona para implementar el desarrollo sostenible.

En el trabajo se piensa que no será bien visto, y se teme de una represaría, o bien la poca probabilidad de éxito da temor a tomar una decisión y se vive mejor en él hubiera.

El argumento

La decidofobia es el temor de tomar una decisión, este, un claro ejemplo es el reciclaje cuanto de los empresarios tienen la visión para exigir el cumplimiento de la separación de desechos dentro de la empresa.

La mayoría de las personas, desafortunadamente sufren decidofobia. Se pasan la vida dando tumbos de una idea a otra, quisieran saber con certeza la mejor opción que los conduzca al éxito, pero no es posible, se tiene que correr el riesgo, es imperativo para el éxito tomar decisiones con eficacia,  es decir de forma rápida pero analizada en un tiempo relativamente corto. Un amigo muy cercano experimento la consecuencia de la desidofobia.

Al director, en la reunión mensual con los socios, se le establecen objetivos, de los cuales ninguno trata o hare referencia si quiera, al desarrollo sostenible,  preocupado por el impacto ambiental, que causan los contaminantes que produce la organización, se encuentra en una encrucijada. Por una parte hacer caso omiso y apegarse a los objetivos establecidos por los jefes o tener la iniciativa y emprender planes de acción que minoren los impactos ambientales, lo cual generara un costo del presupuesto asignado.

El director decide apegarse absolutamente a los objetivos, pasaron dos meses y surgió una contingencia ya que subterráneamente se estaba filtrando residuos peligros a una casa a 200 metros de la fábrica, el director fue despedido.

¿Mala suerte?, definitivamente no, es tan solo una de las posibles consecuencias que tuvo por el temor a tomar una decisión propia. El elegir implementar desarrollo sostenible conlleva muchas ventajas, más significativas que el costo de realizarlas.

Teoría

¿Quién no tiene miedo a tomar decisiones?

La mayoría de nosotros alguna vez hemos temido a tomar decisiones, pero para perder el miedo hay que creer en nosotros, en nuestros valores y principios. Sobre todo a valorarnos y darnos la importancia necesaria.

Cuando uno va a tomar una decisión siempre hay temor a perder por lo general se piensa que una pérdida nos hará estar muy mal, pero se ha analizado que cuando una persona toma una decisión y por cualquier motivo le va mal, esa pérdida no lo hace estar tan mal como se suponía, al contrario se piensa que se hace una mejor persona por que acepta sus errores y a la vez toma decisiones importantes para la próxima propuesta.

¿Qué es la decidofobia?

Joyce Meyer en el 2014 comenta que muchas personas batallan con un potente temor a tomar una mala decisión o elegir erróneamente, y por eso no toman ninguna decisión en absoluto se quedan en la indecisión. Mentalmente revisan una y otra vez sus opciones; sin embargo, nunca encuentran una con la que poder conformarse. Quieren una garantía de perfección antes de estar dispuestos a emprender la acción, pero tristemente, a menos que corramos riesgos, nunca decidiremos nada en absoluto.

Como la mayoría de los temores, el temor a cometer errores tiene un nombre. Y se denomina “decidofobia”. Es un abrumador e irracional temor a tomar decisiones. Las personas que tiene fobia no toman decisiones. La buena noticia es que hay una cura la para este temor y se llama “hacerlo aunque sea con miedo”, sienta el temor y hágalo de todos modos.

El tiempo perdido, o incluso una vida perdida, en cierto modo no le da tanto miedo a la persona indecisa como cometer un error. Los individuos con una vena “perfeccionista” pueden ser especialmente propensos a este temor. En el fundamento de su temperamento existe un deseo de ser perfectos, y con frecuencia pasan muchos años de sufrimiento hasta llegar a manejar la realidad de que todos comentemos errores. Un error es un acontecimiento, no una persona. Puede que comentamos errores, pero nosotros no somos errores.

¿Miedo a la toma de decisiones?

Es un nuevo tipo de temor, denominado decidofobia, revelado por Walter Kaufmann en 1973, quien utiliza el neologismo para sustituir “el miedo a la autonomía”.

Las decisiones dilatadas incrementan el compromiso para implementarlas. Hay una gran diferencia entre tomar una decisión e implementarla.

Una decisión por lo general consta de tres etapas:

1.- El reconocimiento de una necesidad: sensación de insatisfacción con uno mismo; sensación de vacío o necesidad.

2.-La decisión de cambiar, para llenar el vacío o la necesidad;

3.- La dedicación consciente para implementar la decisión.

El desarrollo sostenible

Karel Mulder en el 2010 menciona que es un desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades.

El peligro de agotamiento de algunos de los recursos utilizados de forma masiva en la actual sociedad se empieza a considerar posible, debido al enorme crecimiento demográfico y al incremento general de consumo per cápita que caracteriza lo que usualmente se entiende por desarrollo.

José Luis Ángel Vega en el 2009 interpreta que la aceptación de la que gozan en la actualidad los conceptos de sostenibilidad y desarrollo sostenible los ha convertido en casi un paradigma bajo el que se trata de encauzar la actividad económica dentro  delos limites medioambientales y la justicia social.

Este paradigma  parece haber absorbido otros conceptos como el RSE, hasta el punto de que no quede claro en los programas de organismos institucionales o privados si la RSE es una parte de desarrollo sostenible, una etapa menos evolucionada o una estrategia para alcanzarlo.

El concepto de desarrollo sostenible nación con una fuerte orientación ecológica. El  informe del club de roma los límites del crecimiento (1972) genero un extensa polémica sobre el modelo de crecimiento que la humanidad podía permitirse a la vista de los efectos ambientales que causa el modelo vigente y las consecuencias que sus mantenimiento hacían prever. Surgió entonces la propuesta del crecimiento cero, basada en la idea de que cuanto menor sea la tasa de crecimiento menor será el consumo de recursos naturales, los vertidos o la contaminación es el impacto ambiental.

Desarrollo sostenible aquel tipo de desarrollo que atiende a las necesidades del presente si comprometer la capacidad de las generaciones futuras de atender a sus propias necesidades (informe Brundtland, 1987)

Conclusión

La decidofobia es una barrera que las personas creamos, una justificante para no implementar sostenibilidad, temor que tarde o temprano enfrentas o aprendes a vivir con ese miedo al fracaso, es mejor vivir con la verdad que vivir humillado en la incertidumbre,  la sostenibilidad por otra parte algunos los integran ya como un requisito, como un medio comercial, pero realmente es la oportunidad y tal vez la única para evitar la autodestrucción de la humanidad, todo estamos invitados, todos sabemos que pasa con el planeta pero nadie  hace nada.

Steve Maraboli dijo “el propósito del miedo es mejorar tu conciencia pero no detener tu progreso”.  El temor es parte de cada ser humano, nunca se ira pero si puedes decidir y vivir con él, puedes continuar con el progreso pero cuidando el medio ambiente, recordemos que para avanzar no hay que destruir la naturaleza.

Humano sostenible, es aquel que rompe el paradigma de sí mismo y en sus decisiones encuentra el perfecto equilibrio entre la economía, lo social y lo ecológico.

Bibliografía

  • Viva valientemente, enfrente lo que sea, aunque sea con miedo. Autor Joyce Meyer, Existo de ventas del New York Times. 2014.
  • Decidofobia: Miedo a la toma de decisiones Decidofobia: Miedo a la toma de decisiones, María Cruz Chacón Hernández.
  • Desarrollo sostenible para ingenieros, Karel Mulder, 2010, Univ. Politèc. de Catalunya.
  • Responsabilidad social y los principios del desarrollo sostenible como fundamentos teóricos de la información social de la empresa, José Luis Ángel Vega, 2009, ESIC Editorial

Autores:

Jorge Humberto Espinosa De Los Santos

Mara Ilibeth Molina Trejo

Isabel Montejo Gómez

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Espinosa De Los Santos Jorge Humberto. (2015, octubre 21). Decidofobia y el desarrollo sostenible. Ensayo. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/decidofobia-y-el-desarrollo-sostenible-ensayo/
Espinosa De Los Santos, Jorge Humberto. "Decidofobia y el desarrollo sostenible. Ensayo". GestioPolis. 21 octubre 2015. Web. <http://www.gestiopolis.com/decidofobia-y-el-desarrollo-sostenible-ensayo/>.
Espinosa De Los Santos, Jorge Humberto. "Decidofobia y el desarrollo sostenible. Ensayo". GestioPolis. octubre 21, 2015. Consultado el 4 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/decidofobia-y-el-desarrollo-sostenible-ensayo/.
Espinosa De Los Santos, Jorge Humberto. Decidofobia y el desarrollo sostenible. Ensayo [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/decidofobia-y-el-desarrollo-sostenible-ensayo/> [Citado el 4 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de wonderlane en Flickr