Consumo responsable para el desarrollo sostenible

Resumen

El uso desmedido de los recursos naturales y el incremento del consumo de productos de fábrica, están generando como consecuencia la degradación del medio ambiente. El consumo responsable permitirá a las empresas y sociedad en general adoptar una adecuada forma de consumir productos, servicios y recursos naturales con base a sus necesidades reales, así mismo, propone utilizar acciones que permitan disminuir los problemas ambientales a través de reducir, reutilizar y reciclar materiales, las cuales mantendrán un desarrollo sustentable.

Palabras claves: Consumo responsable, desarrollo sostenible

Introducción

Estos dos conceptos (consumo responsable y desarrollo sostenible) pretenden evitar el colapso de los recursos y concientizar a la humanidad de que debe cambiar de hábitos para que la biosfera no acabe desapareciendo, al menos tal como la conocemos ahora.

El objetivo de este ensayo es abordar el tema desde una perspectiva social, que permita concientizar a las empresas y al ser humano en lograr un desarrollo sostenible y una mayor calidad de vida a través de un consumo responsable, ya que las empresas deben asumir un comportamiento y desarrollo en el ámbito sostenible, sin la necesidad de que la sociedad o las instituciones gubernamentales lo demanden o exijan; cada empresa debe ser altamente responsable en el respeto al medio ambiente durante el desarrollo de su proceso como en su producto terminado, sin embargo, el consumidor influye en un % de participación considerable, ya que hoy en día únicamente demanda productos que satisfagan sus necesidades a un pecio accesible y que cumplan con los estándares de calidad requeridos, sin considerar el proceso de elaboración del producto, los recursos que se utilizan para satisfacer esa necesidad, los efectos que dichos productos tienen sobre la calidad de vida humana o sobre todo que repercusiones ambientales conllevan al desarrollar la gama de productos con los que hoy en día se cuentan.

Cabe hacer mención que el consumo responsable no solo está dirigido a los productos que pasan por un proceso de fabricación, sino que también se consideran aquellos recursos (servicios) a los cuales de forma personal tenemos acceso como son: El agua o la energía eléctrica.

Planteamiento

Primeramente abarcaremos una serie de conceptos que permitan comprender el desarrollo del tema, para posteriormente concientizar y profundizar de qué manera contribuir con el consumo responsable y finalmente enfatizar como esas contribuciones favorecen en el resultado del desarrollo sostenible.

¿Qué es consumo responsable?

Es un concepto defendido por organizaciones ecológicas, sociales y políticas que consideran que los seres humanos harían bien en cambiar sus hábitos de consumo ajustándolos a sus necesidades reales y optando en el mercado por opciones que favorezcan la conservación del medio ambiente y la igualdad social.

Según Elkington y Hailes (1989), es aquel que evita  “productos que ponen en riesgo la salud del consumidor o de otro; causan daño significativo al medio ambiente durante la manufactura, su uso o desperdicio; consumen una cantidad desproporcionada de energía; causan un desperdicio innecesario; usan materiales derivados de especies o ambientes amenazados; así como aquellos que implican un maltrato innecesario de animales o que de manera adversa afectan a otros países”.

Tipos de consumo responsable: 

  • Consumo Crítico o Social: Es una actitud diaria que consiste en elegir de manera meticulosa lo que compramos sobre la base de dos criterios: la historia del producto y la conducta de la empresa productora, señalándole al sistema los métodos productivos que aprobamos y los que condenamos. 
  • Consumo Ético: Se ejerce cuando se valoran las opciones como más justas, solidaria o ecológica y se consume de acuerdo con esos valores y no sólo en función de beneficio personal. 
  • Consumo Ecológico: El desarrollo de actitudes críticas en los consumidores, crea ciudadanos informados y concienciados. Con el desarrollo de la conciencia del consumidor se llega a un consumo racional, y esta racionalización nos llevará a una toma de decisiones positivas con el Medio Ambiente.

¿Qué es el desarrollo sostenible?

Es una serie de principios basados en criterios sociales, económicos y ecológicos que pretenden mantener un desarrollo económico y social basado en el respeto al medio ambiente.

El concepto de desarrollo sostenible fue descrito por el Informe de la Comisión Bruntland de 1987 como “el desarrollo que satisface las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones de satisfacer sus propias necesidades”.

La sostenibilidad es un paradigma para pensar en un futuro en el cual las consideraciones ambientales, sociales y económicas se equilibran en la búsqueda del desarrollo y de una mejor calidad de vida. Estos tres ámbitos  – la sociedad, el medio ambiente y la economía- están entrelazados.

Esta visión implica el respeto a la diversidad étnica y cultural, así como el fortalecimiento de la plena participación ciudadana en el equilibrio ecológico, a través del crecimiento económico, equidad social, transformación de los métodos de producción y de los patrones de consumo, generando cambios que beneficien al ser humano quien finalmente es la parte primordial del desarrollo.

Desde nuestro punto de vista podemos decir que los objetivos del consumo responsable y del desarrollo sostenible están inmersos en el cuidado del medio ambiente y la calidad de vida humana; ambos aspectos pretenden hacer conciencia al ser humano de su forma de actuar y ver las cosas, ya que hoy en día el consumo de la naturaleza, es decir, el uso de materia prima como los árboles, agua o los recursos energéticos no renovables siguen creciendo como si las capacidades de la tierra fueran infinitas; en los últimos años algunos países han consumido una gran cantidad de estos recursos más que a lo largo de la historia. La tarea no es fácil, con lleva un trabajo exhaustivo en un cambio de conducta más responsable tanto de las empresas como de la sociedad en el respeto y cuidado del medio ambiente, esto no significa que todas las empresas y personas se encuentren bajo estas circunstancias, a lo que nos referimos más bien, es al hecho de que un porcentaje de estos no es el 100%, y la participación y responsabilidad es de todos.

¿De qué manera contribuimos con el consumo responsable?

Propuestas de acciones para un consumo responsable:

Reducir:

  1. El consumo del agua: cierra la llave cuando te laves los dientes y utiliza un vaso, considera el uso de cubetas en lugar de la manguera para regar, regar a primeras y últimas horas del día.
  2. El consumo de energía eléctrica y aparatos eléctricos o electrónicos: apagar las luces innecesarias y aprovechar al máximo la luz natural, colocar focos ahorradores en lugar de los focos comunes, desconectar todos los aparatos electrónicos y electrodomésticos que no necesitemos tener enchufados, disminuir el consumo de pilas o utilizar pilas recargables.
  3. El consumo de energía en transporte: Incrementar el uso del transporte público y reducir el uso de los vehículos particulares, desplazar a varias personas en un mismo vehículo.
  4. El uso del papel: Aprovechar ambos lados de las hojas al utilizar cuadernos o papel en blanco, evitar imprimir documentos que puedan leerse en la pantalla de nuestras computadoras, no tirar el papel sino reciclarlo después de utilizar ambas caras, utilizar papel reciclado.
  5. El uso de platicos, latas, objetos con pilas, materiales con sustancias toxicas, etc.: Disminuir el uso de plásticos y en particular de PVC (Juguetes, calzados, productos de limpieza), comprar juguetes de madera o material reciclado, llevar una bolsa de tela al mercado o supermercado, disminuir el uso de productos desechables utilizando o reutilizando vaso o envases de vidrio respectivamente.
  6. El volumen de nuestras compras: Comprar únicamente los productos que sean necesarios y que en su fabricación hayan cumplido una serie de requisitos para no generar una degradación al medio ambiente, discriminar productos que en su fabricación generan un mayor consumo de recursos naturales.

Reutilizar:

  1. El papel: Imprimir en el reverso de hojas usadas, crear una libreta o block de notas.
  2. El agua: Recoger el agua de la lluvia, recoger el agua del lavabo o ducha para el WC.
  3. Utilizar productos reciclados: papel, tóner y productos reciclables (frascos de vidrios, envases, latas, etc.).

Reciclar:

  1. Latas de aluminio, cartón, vidrio, revistas, metal, papel, botellas de plástico, etc.
  2. Clasificar la basura correctamente: orgánica e inorgánica, contar con contenedores para desechos orgánicos, para metal y vidrio, para plásticos y empaques y para papel y cartón.
  3. Llevar en “puntos estratégicos” lo que no puede ir a los depósitos ordinarios como las pilas, móviles, bombillas que contengan mercurio o productos toxico.

Resultado del desarrollo sostenible a través de un consumo responsable

Las acciones de consumo responsable descritas anteriormente favorecen en gran medida el impacto en el medio ambiente y en la economía de las empresas y hogares de nuestro país. Por ejemplo, al existir un ahorro de energía o de agua a través de un consumo responsable de estos recursos, el costo o gasto disminuirá en una proporción considerable también. Es impresionante analizar que tan solo con estas pequeñas acciones podemos obtener grandes beneficios, por ejemplo:

El uso del transporte público supone un ahorro del 75% de energía al transportar la misma cantidad de personas a la misma distancia[1], es decir, un colectivo o autobús pueden transportar alrededor de 15 a 20 personas, mientras que los coches por lo regular siempre están ocupados por una o dos personas, esto sin considerar que un vehículo propio consume tres veces más energía y que produce tres veces más emisiones de gas de efecto invernadero que el transporte público.

No discutimos el hecho de que transportase en un vehículo particular puede ser mucho más cómodo que el uso de un transporte público, sin embargo, como se ha mencionado anteriormente las repercusiones pueden ser grandes, esto sin considerar que en los últimos años se ha incrementado su comercialización, es por ello que recomendamos que su uso sea moderado y eficiente.

¿Qué ahorro suponen los electrodomésticos y las bombillas de bajo consumo?

Los electrodomésticos de nivel energético consumen entre un 80 y un 65% menos de energía que los menos eficientes, las bombillas de bajo consumo permiten un ahorro energético de hasta el 75%[2].

Es importante al momento de realizar una compra de electrodomésticos conocer cuanta energía consume, ya que esto nos permitirá seguir conservando los recursos de la naturaleza y a su vez suplir nuestras necesidades.

¿Qué ahorro supone el consumo de energía eléctrica al desconectar los aparatos electrónicos o electrodomésticos?

El desconectar la mayoría de los electrodomésticos y aparatos electrónicos de una casa cuando no se están utilizando, supone un ahorro de hasta un 75% del consumo eléctrico habitual[3]; para las empresas se considera un ahorro del 20 al 40% esto depende de su infraestructura: instalaciones, equipos y capital humano con el que cuente.

La eficiencia energética trae mejoras para la industria, pues mejora su rentabilidad,  productividad y competitividad a través de la disminución de sus costos y a su vez disminuye los impactos que causan cambios climáticos. La importancia de la eficiencia energética no solo se basa en la reducción de costos de producción, sino también en el uso racional de la energía, pues la falta de ella junto con otros recursos, puede detener la producción y afectar la rentabilidad de la empresa.

La energía es un recurso natural imprescindible para las empresas y la sociedad, sin embargo, no hemos sabido apreciar el valor que este recurso tiene en nuestra vida cotidiana y más aún en las industrias y empresas, su uso indiscriminado produce impactos negativos sobre el medio ambiente, es por ello que debemos generar un ahorro de energía, a través del uso eficiente de este recurso.

¿Qué ahorro supone el consumo de agua al ser reutilizada en las empresas?

Numerosas empresas utilizan grandes cantidades de agua en sus procesos productivos, esto representa un 22%, el 8% es para uso doméstico y el 70% está enfocado en el uso de la agricultura[4], sin embargo, con solo el hecho de tratar el agua para ser reutilizada en estos campos o aspectos de cada una de ellos, esta acción puede alcanzar el 35 o 40% de disminución en su uso.

Es por ello, que las empresas deben encaminar sus estrategias corporativas en establecer acciones que permitan controlar el uso del agua en su sector, así como invertir en tecnología que permita incrementar el uso del agua dentro de la misma, quizá no necesariamente dentro de su proceso producto pero si generar un buen uso de este recurso, de este modo al contribuir con la estabilidad del medio ambiente, las empresas también serán beneficiadas ya que sus gastos disminuirán, ya que a menor consumo menor costo.

¿Qué beneficios obtenemos al reciclar?

El aprovechar los materiales o componentes de desechos o residuos para tratarlos y volverlos a utilizar consigue los siguientes beneficios: reducir la cantidad de residuos y obtener materia prima para nuevos materiales de forma más económica que si se fabricasen de nuevo[5]. Por ejemplo:

  • Si se recicla el vidrio se ahorra un 90% de energía y por cada tonelada reciclada se ahorran 1,2 toneladas de materia prima.
  • Recuperar dos toneladas de plástico equivale a ahorrar una tonelada de petróleo.
  • Al reciclar una tonelada de papel se salvan 17 árboles.

Como estos ejemplos podríamos seguir enumerando muchos más, sin embargo, la finalidad de este ensayo no es explicar o exponer todos los beneficios que se obtienen al realizar una acción de consumo responsable, sino más bien, es el hecho de crear un pensamiento de responsabilidad ambiental y social en el ser humano, si bien es cierto que estos resultados son importantes y considerables, al final solo son un efecto de las acciones que el ser humano y las empresas tomen en cuenta y consideren para realizar el cambio; actualmente ese es el principal problema, la sociedad y las empresas no sean enfocado en analizar lo que sucede hoy en día en relación al deterioro de nuestro medio ambiente.

Es probable que muchos piensen y crean que las acciones “pequeñas” del uso del consumo responsable descritas anteriormente, para los productos, recursos renovables y no renovables del medio ambiente es mínimo e insignificantico, pero quisiéramos decir que no importa lo mínimo que esto pueda significar, cada gota de ahorro cuenta y cada persona puede marcar la diferencia.

Conclusiones

Los modelos de consumo actual no sólo están produciendo un grave deterioro del medio ambiente como consecuencia de la superproducción provocada por la puesta en el mercado de los diferentes productos que hoy en día tenemos, sino que también se está sufriendo un proceso de degradación de la salud como consecuencia de los nuevos patrones alimentarios o sociales, es por ello la importancia de considerar y tomar en cuenta la cantidad de productos y recursos naturales que consumimos y tomar acciones responsables que permitan y logren un incremento paulatino de la conservación del medio ambiente a través del desarrollo sostenible.

La aplicación de las acciones para un consumo responsable son de gran importancia, ya que al ponerlas en la práctica estaremos contribuyendo en gran medida al desarrollo sostenible para una mejor calidad de vida de nuestras futuras generaciones, considerando que toda acción efectuada el día de hoy generara una repercusión en el futuro y a través de buenos hábitos de consumo lograremos un efecto positivo.

Bibliografía

  1. 5000 respuestas para aprender. Océano. Ecología. Páginas 108,109
  1. Leer más en: http://www.abc.es/tecnologia/redes/20140131/abci-ahorrar-dinero-factura-201401310842.html
  1. Leer más en: https://www.koshland-science-museum.org/water/html/es/Overview/Lack-of-Knowledge-and-Expertise-at-the-Local-Level.html
  1. Leer más en: http://www.monografias.com/trabajos82/medioambiente-reciclaje/medioambiente-reciclaje.shtml#ixzz3ok6N3aT9
  1. Leer más en: http://consumoyconsumismo.blogspot.mx/
  1. Leer más en: http://www.oei.es/decada/ciudadanas.pdf
  1. Organización de las Naciones Unidades para la educación. Educación para el desarrollo sostenible, publicado en 2012, México.

Escritores:

Méndez Gómez Bella Laurys. Estudiante de la maestría en Calidad, de la escuela Universidad Maya (Campus Tuxtla Gutiérrez, Chiapas).

Pedro Cueto Miranda. Estudiante de la maestría en Calidad, de la escuela Universidad Maya (Campus Tuxtla Gutiérrez, Chiapas).

Víctor Rafael Pérez Valencia. Estudiante de la maestría en Calidad, de la escuela Universidad Maya (Campus Tuxtla Gutiérrez, Chiapas).

____

[1] 500 respuestas para aprender. Océano. Ecología.

[2] 5000 respuestas para aprender. Océano. Ecología

[3] http://www.abc.es/tecnologia/redes/20140131/abci-ahorrar-dinero-factura-201401310842.html

[4] https://www.koshland-science-museum.org/water/html/es/Overview/Lack-of-Knowledge-and-Expertise-at-the-Local-Level.html

[5] http://www.monografias.com/trabajos82/medioambiente-reciclaje/medioambiente-reciclaje.shtml#ixzz3ok6N3aT9

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Méndez Gómez Bella Laurys. (2015, octubre 21). Consumo responsable para el desarrollo sostenible. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/consumo-responsable-para-el-desarrollo-sostenible/
Méndez Gómez, Bella Laurys. "Consumo responsable para el desarrollo sostenible". GestioPolis. 21 octubre 2015. Web. <http://www.gestiopolis.com/consumo-responsable-para-el-desarrollo-sostenible/>.
Méndez Gómez, Bella Laurys. "Consumo responsable para el desarrollo sostenible". GestioPolis. octubre 21, 2015. Consultado el 9 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/consumo-responsable-para-el-desarrollo-sostenible/.
Méndez Gómez, Bella Laurys. Consumo responsable para el desarrollo sostenible [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/consumo-responsable-para-el-desarrollo-sostenible/> [Citado el 9 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de emagic en Flickr