Consejos para lograr que tus tareas de negocios sean mas productivas

¿Tienes un negocio full time pero también una vida full time y nunca tienes tiempo para nada? ¿Todavía estás en la etapa de construcción y estabilización de tu negocio y mientras tanto tienes un trabajo de medio tiempo (o hasta de tiempo completo!) que te quita muchas horas durante el día? ¿Cuándo alguien te pregunta “cuántas horas trabajas” no puedes contabilizarlas y sólo dices “todo el tiempo libre que tengo”? ¿Tienes muchas obligaciones durante el día (tal vez la crianza de tus niños, tienes a cargo a algún familiar o ayudar en el negocio de tu pareja) por lo que tus horarios son siempre cambiantes y te cuesta compaginar todo?

Sé que es posible que estés viviendo estas situaciones que no te permitan tiempo y energía para dedicarle a tu negocio. Pero sé también que puede que tengas muchas horas disponibles y aún así no logras hacer que tus tareas sean productivas. ¿Te sientes así? Este artículo te va a guiar sobre los cambios que puedes hacer para lograrlo.

Entonces, unas cuantas verdades y mis consejos, para guiar tus próximos pasos en hacer que el tiempo que dediques a tu negocio sea lo más productivo posible:

Si no puedes dedicarle el tiempo y la energía suficiente para que logres ingresos consistentes y estables (a lo mejor aún no has llegado a tu número ideal pero ya te estás dando cuenta cuando tu negocio está empezando a funcionar) no tienes un negocio, tienes un hobbie. Y con ese criterio es muy difícil que puedas prosperar.

Mi consejo: deja de pensar que “no tienes tiempo” y busca la forma en la que encuentres esos huecos o tiempos muertos que puedes aprovechar para hacer cosas en tu negocio que realmente valgan la pena. Empieza por saber exactamente qué quieres lograr en tu negocio y qué debes hacer para lograrlo. Si no tienes mucho tiempo, no imagines tantos escenarios futuros ni te pongas a armar nuevos productos para el próximo año. Enfócate en lo que hoy necesitas hacer para lograr tus objetivos.

Si tienes un problema con el tiempo (y entiendo que sabes que lo tienes si estás leyendo este artículo) tienes dos caminos ¿Te quejas o lo resuelves? Imagino que sientes que tu situación actual es bastante compleja y le has intentado dar un par de vueltas. Pero aún así, estoy segura de que puedes hacer algo. Aunque parezca un pequeño paso o aunque sientas que no es suficiente, siempre es mejor estar moviéndose hacia adelante que parado en el mismo lugar. Así que empieza con un primer paso aunque te parezca demasiado pequeño.

Mi consejo: empieza por hacer una lista de las actividades que tienes que hacer para tu negocio y calendarízalas en tu agenda. Pero asegúrate de eliminar las “eternas” tareas que te encantaría hacer pero que llevan años en tu lista de pendientes. Decide cuáles serán tus tareas realmente imprescindibles, y busca en qué momento de esta semana las harás.

Ser productivo no significa dedicar tiempo a ciertas tareas y punto. Ser productivo es sacar lo mejor, el mejor resultado posible de ciertas tareas que son estratégicas en el poco tiempo que puedas dedicarle a cada una de ellas. Entonces, si has estado 1 hora leyendo y respondiendo correos pero eso no llevó a ninguna nueva venta ni a mejorar la performance de tu negocio, ni a mejorar el resultado de uno de tus clientes actuales, entonces no ha sido productivo. Aún cuando es parte de lo que tienes que hacer.

Mi consejo: arma una lista de tus tareas habituales en el negocio y sepáralas en tres tipos: estratégicas (las que harán crecer tu negocio a mediano y largo plazo, como conversar con posibles prospectos, generar nuevas alianzas colaborativas con potenciales socios, explorar nuevos mercados o productos – sólo si estás en la fase de crecimiento, no en la de estabilización), de operación (todo lo que tienes que hacer con tus clientes actuales, tus citas con ellos, preparación y revisión de material, etc) y de mantenimiento (responder correos, a lo mejor darte una vuelta por las redes sociales para ver qué está sucediendo). En tu día a día, dale prioridad en ese orden (y no al revés como seguramente debes estar haciendo hoy día) para que puedas poner la mayor energía en las tareas que más resultados van a darte.

Organización y prioridades suelen ser dos palabras que siempre están dando vueltas, que nos convencen de que debemos prestarle atención pero en realidad pocas veces las aplicamos como es debido. Si comienzas tus jornadas sin saber qué tareas debes hacer hoy, o sistemáticamente sin cumplir las que tenías planificadas, entonces tienes un problema de organización por más que uses calendarios y agendas fantásticas. Si tu día se complica (porque pasa) o surgen imprevistos y no sabes qué cosas puedes postergar sin impacto y qué cosas deberás encontrarle la vuelta para hacerlas, entonces no sabes cómo determinar correctamente prioridades.

Mi consejo: no te compliques con enormes listas de pendientes que nunca terminas. Define cuáles serán las 3 ó 4 tareas que harás cada día, y cuáles de ellas pueden ser altamente prioritarias (es decir, las tienes que hacer ese día sí o sí) o cuáles puedes postergar a lo mejor un par de días. Esa será tu variable de ajuste si surgen imprevistos. No las prioridades.

Tú eres el motor de tu negocio. Si no te sientes bien, si no estás a gusto, si te falta energía, si no tienes tiempo ni para respirar, mucho menos para tomarte un café con un amigo y distenderte o para ir al gimnasio o para hacer lo que sea que disfrutes y funcione para ti, en algún momento vas a fallar y tu negocio fallará. No te sientas mal por esto, todo lo contrario. Es como una máquina que trabaja muchas horas por día y nunca hay suficiente tiempo para hacerle mantenimiento.

Mi consejo: planifica también en tu calendario semanal tiempo libre para ti, para descansar, recargar energía con las actividades que mejor te sientan y volver a ser tú mismo. No puedes esperar a que “todo funcione en tu negocio” para tomarte tiempo libre. Necesitas pensar al revés. Planifica (porque si esperas que surja por decantación, lamento comunicarte que nunca será posible) y tómate tiempo libre para mantenerte productivo y verás cómo los resultados son mejores que si trabajas incansablemente sin respirar.

Bonus track para pensar: ¿sabes donde hice este artículo? En el consultorio del médico. Todos tenemos obligaciones, pero si de verdad quieres hacer cambios en tu negocio para lograr cambios en tu vida, necesitas empezar a dejar atrás las excusas y hacer que tu día (el que tengas) sea más productivo. Anímate a cambiar lo que no te gusta y hacerte espacio donde no lo hay, tú eres la única persona que puede hacerlo por tu negocio independiente.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Turiano Gabriela. (2015, mayo 25). Consejos para lograr que tus tareas de negocios sean mas productivas. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/consejos-para-lograr-que-tus-tareas-de-negocios-sean-mas-productivas/
Turiano, Gabriela. "Consejos para lograr que tus tareas de negocios sean mas productivas". GestioPolis. 25 mayo 2015. Web. <http://www.gestiopolis.com/consejos-para-lograr-que-tus-tareas-de-negocios-sean-mas-productivas/>.
Turiano, Gabriela. "Consejos para lograr que tus tareas de negocios sean mas productivas". GestioPolis. mayo 25, 2015. Consultado el 8 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/consejos-para-lograr-que-tus-tareas-de-negocios-sean-mas-productivas/.
Turiano, Gabriela. Consejos para lograr que tus tareas de negocios sean mas productivas [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/consejos-para-lograr-que-tus-tareas-de-negocios-sean-mas-productivas/> [Citado el 8 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de qwrrty en Flickr