Consejos de liderazgo para cerrar bien el año

“Se acerca el cierre de año y el factor de la urgencia cobra una importancia relevante en los directivos y jefes de la gran mayoría de las empresas. Ahora presionan a los empleados para dar el extra a efecto de lograr un cierre de año decoroso” La pregunta aquí es: ¿Y qué hicieron durante todo el año para no verse en ésta situación?

“Hoy más que nunca el factor “anticipación” ocupa un lugar privilegiado en el actuar de los líderes de nuestro negocio, porque hacer las cosas con premura y antes de cerrar el ciclo, no garantiza más que la desmotivación de nuestros empleados” Son épocas de dificultad y complejidad, eso lo entiendo, pero también son épocas de hacer una reflexión sobre cómo vamos a cerrar el año que transcurre.

La gran mayoría de las empresas, está envuelta en realizar el balance anticipado del año y en proyectar, de acuerdo con sus datos estadísticos las dos cosas más importantes para los accionistas:

  1. Cómo cerrará financieramente el ciclo que está por terminar en un par de meses más.
  2. Cómo proyectar el año siguiente el desempeño de la empresa a partir de lo realizado en éste año y de la proyección a futuro de la actividad económica del país.

Son encuentros y reuniones a puerta cerrada, discusiones difíciles en algunos casos para encontrar la causa de no haber llegado a los planes de negocio, incluso la gran oportunidad de algunos para justificar su mal desempeño con el pretexto de moda: La reforma fiscal.

Son pocas empresas en las que he estado, que no se quejan ni buscan pretextos, han sabido salir por delante de la complejidad y han sorteado con liderazgo, se han dedicado a ser mejores que a ser inteligentes, y créalo o no, ésto es más difícil de lo que usted pudiera suponer.

Durante el año, usted quizá dedicó tiempo a re-acomodar su estructura, otros dedicaron tiempo a repetir las cosas que siempre han hecho y otros más bajaron los brazos esperando que la situación cambiara. ¿Y sabe qué amigo lector? éstos fueron el mayor número de empresas. Nuevamente se ataron a los procesos que los han llevado al éxito en el pasado y no permitieron que el cambio sucediera al interior de su negocio.

Hoy los tres pilares en los que se fundamentan los buenos resultados nada tienen que ver con herramientas técnicas o procesos de administración y control. Son cambios en la manera de ver y hacer las cosas los que aseguran el éxito en los negocios:

1. Foco en el consumidor: el coco de nuestro negocio, pues volteamos más a nuestros costos y la rentabilidad que a servirle como nadie.

2. Innovación: Mantenerse cambiando no sólo siendo inteligentes sino siendo mejores en el resultado con nuestros clientes.

3. Perseverancia: Mantenernos cambiando todo el tiempo para hacer mejor las cosas para el cliente.

“Hay empresarios todavía que están pensando en preparar a su gente porque están seguros de que ese camino los llevará a un mejor destino”. ¿Le digo algo? ¡Será en otra mejor ocasión, pues ya se le fue el año!.

Si usted ha privilegiado el proceso de pensamiento sobre la acción, permítame decirle que se ha equivocado. Ha perdido el tiempo haciendo análisis de reconversión financiera, de procesos de operación, de su estructura pero se ha olvidado de actuar frente a quien se debe.

El Cliente. Diré algo fuerte: ¿Quién cree que es, para pensar que el único que tiene buenas ideas y está preparado para manejar el negocio es Usted? ¿No se da cuenta que está rodeado de muchos cerebros que no utiliza? ¿No piensa qué éstas personas están desmotivadas porque no ponen su potencial en acción?

¿Cómo es que justifica su contratación? Sigo viendo a empresas con modelos de selección largos, hasta cierto punto cansados con tal de encontrar en el mercado a los mejores elementos para su organización, pero una vez que los encuentran, literalmente desaprovechan las capacidades y talentos que éstos traen porque usted no permite cambiar el estatus quo de su negocio, es decir, no permite que comiencen cambios a la velocidad que el mercado y sus clientes le demandan porque en apariencia representa un desorden para usted y su empresa.

De nuevo, pregúntese por un momento: ¿Cuál es el grado de confianza que tiene su gente con usted y su negocio? ¿Qué tanto aman su producto final y se sienten orgullosos de él? ¿Cuántas propuestas tiene usted de sus empleados para mejorar la calidad del producto y del servicio a los clientes?

¿Hay una cultura férrea para satisfacer como nadie a sus clientes, para ser más ágiles que nadie cuando se trata de excelencia en la ejecución y para mantenerse cambiando en medio de la incertidumbre? Éstas preguntas seguramente le sacudirán la cabeza y le harán pensar de nuevo que ¡Lo bueno lleva tiempo!.

La mayoría de las empresas están tan inmersas en el corto plazo que como todas están ocasionando un congestionamiento fantástico en el mercado logrando ofrecer lo mismo que todos a precios más o menos similares y con procesos de calidad muy parecidos. ¿El resultado?, lo mismo que todos. Son pocas las empresas que piensan en el largo plazo porque no desean invertir en el desarrollo de una cultura de eficiencia permanente, sino de acciones con efectos mediáticos.

Así, se preocupan en dar herramientas de negociación antes que fortalecer una cultura de servicio que soporte las acciones que hacemos frente al cliente y nos diferencia de nuestros competidores. Es tiempo de abrirse, de no estar herméticamente cerrados a nuevas formas y modelos de actuación.

Dedique un tiempo para observar lo que hacen otras compañías, no para copiar modelos sin para inspirarse en hacer algo distinto, algo único para sus clientes, algo que verdaderamente lo diferencie de los demás y le dé la oportunidad de salir por delante de ellos. Requiere usted hacer una estrategia de compromiso que acompañe a su proceso de Planeación, pues sus cálculos basados en datos históricos fallarán si no cuenta con el entusiasmo de los empleados para alcanzar su visión.

Requiere de tener a su gente consigo y para ello necesita allegarse o dedicar tiempo de su gestión a la formación de líderes que le ayuden a concretar ésta misión, pues sin liderazgos robustos, sólidos y competentes, no llegará muy lejos en sus proyectos. ¿Quién se cree que es para pensar que el único que 6ene buenas ideas en su negocio es usted?

¿Qué caso tiene traer gente talentosa a la empresa si no les va a permi6r ponerse en acción? “No se trata de ejercer presión por los resultados, se trata de hacer una mejor gestión de liderazgo para alcanzar un alto nivel de compromiso individual y del equipo para asegurar los resultados que ni siquiera imaginaba!

Liderazgo y trabajo de equipo

Usted debe dedicar tiempo a que toda la gente que lo rodea también aprenda a mantener una actitud y fortaleza emocional a toda prueba, a tener expectativas altas de lo que puede hacerse en equipo si se permiten cohesionarse entre todos los departamentos.

Requiere líderes que privilegien el trabajo como fuente de resultados, no es el momento de que el ejercicio de pensar recaiga exclusivamente en la Dirección de la Empresa, es tiempo de dar la oportunidad a TODOS los cerebros que tiene a su alcance de contribuir en sus decisiones, son tiempos de facultar a los demás para que sumen sus aportaciones a los resultados globales del negocio.

Confíe en su gente, pero sepa esto, ellos darán lo que sus líderes den. El resultado de las personas, como lo he dicho siempre, representan el tope del liderazgo de quien los dirige, así que ahora sabe donde tiene que actuar. Aquí algunas recomendaciones:

  1. Mantenga en entrenamiento y formación constante a su cuerpo de líderes. De su gestión dependen los resultados de la operación.
  2. Siga reclutando el buen talento, pero déle la oportunidad de ponerlo a prueba de lo contrario decaerá el compromiso individual y usted depende de eso para alcanzar un alto nivel de desempeño.
  3. Invierta y premie la innovación: Cada persona que aporte una idea necesita de reconocimiento para que pueda mantenerse en un alto nivel de desempeño y replique casos de éxito.
  4. No pretenda innovar en la empresa, si no invierte en la innovación de quienes la dirigen. El cambio surge en uno mismo e innovar en nuestra persona significa abrirse a lo nuevo, abandonar paradigmas focalizarse en hacer lo correcto.
  5. Disciplina: Sea consistente. Una vez que adopte el cambio como parte de su vida, no abandone la idea ni las acciones relacionadas con él, porque será ésto lo que le dará una ventaja competitiva.

Hoy en día, no se trata de que le formule un Plan de Carrera a las personas, pues el mundo ya no es previsible, solo se trata de prepararlos y prepararlos siempre para ejercer un liderazgo en un nivel superior en forma permanente. Como siempre, nos ponemos a sus órdenes para ayudarle en éste proceso de formación de líderes de alto desempeño.

Reflexión final

“Cuando usted presiona a los empleados para alcanzar los resultados, indirectamente está presionando a los clientes para que tome la decisión de abandonarlo, pues la calidad del producto y el servicio no pueden ser buenos cuando se patea a los miembros del equipo”.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Arias Romero Jorge Arturo. (2014, noviembre 18). Consejos de liderazgo para cerrar bien el año. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/consejos-de-liderazgo-para-cerrar-bien-el-ano/
Arias Romero, Jorge Arturo. "Consejos de liderazgo para cerrar bien el año". GestioPolis. 18 noviembre 2014. Web. <http://www.gestiopolis.com/consejos-de-liderazgo-para-cerrar-bien-el-ano/>.
Arias Romero, Jorge Arturo. "Consejos de liderazgo para cerrar bien el año". GestioPolis. noviembre 18, 2014. Consultado el 4 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/consejos-de-liderazgo-para-cerrar-bien-el-ano/.
Arias Romero, Jorge Arturo. Consejos de liderazgo para cerrar bien el año [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/consejos-de-liderazgo-para-cerrar-bien-el-ano/> [Citado el 4 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de johnduperly en Flickr