Concepto de tendencia en la toma de decisiones

La Tendencia como definición simple y concreta, es la inclinación natural y evolutiva de una variable.

La etimología de la palabra refiere a una lengua indoeuropea, del latín Tendentis (dirigirse a), con lo cual se establece la lógica de “propensión o dirección presupuesta” del elemento a proyectar.

Partiendo de lo expresado, la utilidad de la Tendencia es muy amplia, en Marketing por ejemplo, aplica al proceder y al futuro mediato de los estados de algunos factores constituyentes de los mercados.

En cuenta de ello, lo “Tendencial” es lo que presumimos va a suceder con mayor probabilidad, recordemos que la Tendencia siempre admite un rango de + – error, esta Dispersión se hará presente en toda la norma insertando límites a la certidumbre de ese escenario de acción probable.

Dejaremos pendiente la profundización de la Función Estadística “Tendencia” al fin de no demorar el razonamiento pretendido.

La Toma de Decisión en cuestiones organizacionales comporta al hecho de “Elegir una Línea de Acción entre varias coexistentes”. La palabra Decidir (verbo) proviene del latín, decidere (separar, cortar, romper), por lo tanto el génesis del verbo liga la Toma de Decisión a un Acto Cognitivo para luego dar paso a lo Conductual, retomando el modo organizacional sería Estrategizar y posteriormente Ejecutar lo predefinido.

Creo relevante señalar el Factor Tiempo, en parte consecuente al fenómeno de su naturaleza “No controlable”, la Toma de Decisiones es concebida hacia un corto, mediano o largo plazo. La Tendencia en este punto, nos puede brindar una orientación bajista, en alza, o amesetada.

La aclaración de estos conceptos descriptos muy sencillamente, son de vital importancia, puesto que las Organizaciones están permanentemente “tomando decisiones”, las Organizaciones se componen de personas, por ende inferimos racionalmente que las personas “toman decisiones” en frecuencia continua.

Si reducimos el concepto a las personas, veremos que el mismo aterriza en todos los ámbitos de la vida, aquí la cotidianidad se hace presente.

Para remarcar y considerar

  1. El Ejercicio de Pensamiento en la Toma de Decisión debe ser un proceso concienzudo, merituado, utilizando la información brindada por las Tendencias vinculadas a esa decisión.
  2. Lo empírico asiste positivamente a la Decisión, digamos que la experiencia se asemeja a los valores estadísticos históricos sobre lo cual decidimos, allí estamos impactando la variable tiempo pasado; a ello debemos sumar la expertiz presente, para alcanzar finalmente mayor grado de certeza futura. (Pasado, presente y futuro).
  3. El rango de dispersión presente en toda Tendencia influyente en una Toma de Decisión es relacionable con la Regla General Validada por su excepción, esto explica por qué las mejores consultoras a veces equivocan proyecciones estadísticas.
  4. Es recomendable mantener actualizada una buena base de datos, los datos cambian conforme la sucesión del tiempo, si estamos por decidir algo revisemos la base sobre la cual dispararemos nuestra línea tendencial.
  5. Precisamos la experiencia, el conocimiento, la sabiduría y nuestra impronta para separar datos en firme de los falsos.
  6. Aquí entramos en el campo de lo previsible y lo imprevisible, el mundo de lo predecible y lo impredecible, en este aspecto busquemos los extremos para que la tendencia sea lo más probable posible, las conductas de los seres humanos son observables por lo tanto medibles, “a mayor observación menor probabilidad de ocurrencia errática”.
  7. Prosiguiendo en cuestiones domésticas, podemos afirmar….. “a mayor distancia de lo contingente, mayor probabilidad de éxito”.
  8. Podemos hacer una analogía con la Ceguera y el Daltonismo, la Ceguera sería lo predecible ya que es la certeza de no ver, el Daltonismo deviene en lo impredecible, confirmando un nivel “X” de incertidumbre en el comportamiento de la variable “percepción del color”.

Extrapolando conceptos, busquemos la mayor certidumbre tendencial para una correcta Toma de Decisión, ya sabemos, que como en el Factor Meteorológico, existirá un margen de oscilación, aun así es nuestro deber procurar el mejor pronóstico de clima organizacional probable garantizando el bien colectivo y el desarrollo de la sociedad.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Papadópolos Ángel M.. (2015, febrero 3). Concepto de tendencia en la toma de decisiones. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/concepto-de-tendencia-en-la-toma-de-decisiones/
Papadópolos, Ángel M.. "Concepto de tendencia en la toma de decisiones". GestioPolis. 3 febrero 2015. Web. <http://www.gestiopolis.com/concepto-de-tendencia-en-la-toma-de-decisiones/>.
Papadópolos, Ángel M.. "Concepto de tendencia en la toma de decisiones". GestioPolis. febrero 3, 2015. Consultado el 8 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/concepto-de-tendencia-en-la-toma-de-decisiones/.
Papadópolos, Ángel M.. Concepto de tendencia en la toma de decisiones [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/concepto-de-tendencia-en-la-toma-de-decisiones/> [Citado el 8 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de alsotop en Flickr