Competitividad empresarial en México

  • Economía
  • 9 minutos de lectura

Introducción

A continuación veremos el cómo la economía de nuestro país influye mucho en cual es nivel de competitividad empresarial ante otros países, de acuerdo con los especialistas, debido a que si no hay un buen nivel de economía no hay un mercado muy amplio al cual dirigirse.

Según un análisis realizado por el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), México se encuentra en una situación delicada y comprometedora, competitivamente hablando. Para 1999 nuestro país se lograba posicionar en el lugar número 14 de este rubro, sin embargo, para el 2003 descendió hasta la posición número 24 de un total de 30 países; y las perspectivas desgraciadamente no se vislumbran nada positivas, ya que se estima que su descenso será irremediable y continuo.

Desde hace tiempo México, señalan los especialistas del CEESP, dejó de atraer la atención de los inversionistas entre los llamados países emergentes, razón principal por la que en América Latina disipó “el estatus de la nación más atrayente de la región”, sin que nos valiera de mucho, o más bien de nada, la sombra de nuestro vecino del Norte: los Estados Unidos, los tratados de libre comercio con más de 30 naciones –entre éstos y el más reciente con Japón- y menos aún, ser la novena economía mundial.

Nada favorable parece la visión económica de nuestro país, sobre todo si consideramos que desde los últimos cuatro años hemos perdido de manera gradual competitividad, frente a países que se llegaron a ubicar en múltiples ocasiones por debajo de nuestro crecimiento económico, tal es el caso de Colombia, Corea, India y Sudáfrica.

Abstract

Then we will see how the economy of our country greatly influences which is the level of business competitiveness to other countries, according to experts, because if there is a good level of economy there is a very large market where you can go.

According to an analysis by the Center for Economic Studies of the Private Sector (CEESP), Mexico is in a delicate and embarrassing situation, competitively speaking. In 1999 our country was achieved position at No. 14 in this category, however, by 2003 the number dropped to 24 from a total of 30 countries; and prospects are unfortunately not foresee anything positive, since it is estimated that the decline will be inevitable and continuous.

Long Mexico, say specialists CEESP, ceased to attract investor attention between so-called emerging countries, the main reason that Latin America dispelled “the status of the nation’s most attractive region ‘without we were worth much, or rather nothing, the shadow of our neighbor to the north: the United States, free trade agreements with over 30 countries among them and the most recent with Japan, let alone be the ninth global economy.

Nothing seems to favor the economic vision of our country, especially considering that for the past four years we have gradually lost competitiveness against countries that came to locate multiple times below our economic growth, as in the case of Colombia, Korea, India and South Africa.

Desarrollo del tema

Competitividad: necesidad para México

El país requiere cambios relevantes para recuperar terreno en el mercado global, dicen expertos; de 1994 a 2012, el crecimiento promedio de la economía es de 2.6%, según datos del INEGI.

Según la revista expansión (2013), en México, 80 centavos de cada dólar que entra por concepto de exportaciones corresponden por las ventas dirigidas hacia Estados Unidos, lo que refleja la alta dependencia del país con su vecino del norte, lamentaron expertos.

“La economía y el sector comercio se ha orientado principalmente a lo que suceda en Estados Unidos, es por ello que México crece a tasas menores al 3% porque ese es el ritmo de crecimiento de nuestro vecino del norte. Se ha descuidado el mercado interno, las inversiones productivas no son tan alentadoras y en materia de comercio se ha perdido competitividad y participación de mercado de nuestros productos en Estados Unidos”, dijo el director del Centro de Análisis y Proyecciones de la Economía Mexicana (Capem), Antonio Castro.

Durante 2012, las ventas foráneas mostraron una clara tendencia de desaceleración, pues crecieron sólo 6.1%, cuando el alza promedio anual de los últimos 18 años había sido de 10.6%.

Entre 1994 y 2012, el crecimiento promedio anual de la economía de México fue de apenas 2.6%, además en el mismo periodo el desempleo pasó de 2.1 millones de personas a 2.6 millones a la primera mitad del año en curso, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Lo anterior revela que tanto el crecimiento económico como la generación de empleo han sido insuficientes para el crecimiento poblacional así como para generar las oportunidades de negocios de pequeñas y medianas empresas.

Al respecto, el director del Capem (Centro de Análisis y Proyecciones Económicas para México) Señaló que es urgente que el país se vuelva a posicionar en el escenario internacional y fortalezca el mercado domestico, pero sólo lo hará con productividad y competitividad.

“Las ventajas comparativas de la cercanía con Estados Unidos se están agotando, para seguir ganando mercado es necesario hacerlo con competitividad y productividad y no con tratados comerciales. Se requiere atraer inversión productiva por que la trayectoria del sector industrial de México ya se desvinculó desde el año pasado de la de Estados Unidos “, agregó Antonio Castro.

Datos del INEGI revelan que la actividad industrial del país acumula ya cuatro meses consecutivos a la baja hasta el mes de julio de 2013, en términos acumulados el indicador muestra una baja de 0.9% respecto al periodo enero-julio de 2012.

Mientras tanto en EU el mismo indicador promedia un crecimiento de 0.1%, pero en el mes de agosto tuvo un importante repunte de 0.4% a tasa mensual.

Por su parte, Julio Millán, de la firma Consultores Internacionales, destacó que el crecimiento económico aletargado de México sólo puede provocar mayor desempleo e informalidad, por lo que se requiere generar los instrumentos para impulsar mayor actividad económica.

“Los grandes temas pendientes en el país son la competitividad, la innovación y la infraestructura. No hay un proyecto de largo plazo que pueda impulsar estos conceptos, se ha frenado el gasto público y la participación de la banca de desarrollo, la corrupción es uno de los frenos principales para la inversión productiva, por lo cual la confianza en el país, en los consumidores y las empresas se encuentra deteriorada”.

Millán puntualizó que se requiere incorporar a la pequeña y mediana empresa a las cadenas productivas, porque de lo contrario el desempleo y la informalidad seguirán avanzando.

“la impunidad e inseguridad del país son el principal obstáculo para hacer negocios, no se ven incentivos o mecanismos para incorporar la informalidad a la economía estructurada, las pequeñas y medianas empresas deben incorporarse a las cadenas productivas ya que son ellas las que más empleo generan, pero mientras no se cumplan estas condiciones seguiremos en un crecimiento por debajo del potencial del país y rezagados del resto del mundo”.

¿Qué necesitan las empresas mexicanas para ser más competitivas?

A principios de septiembre pasado la Secretaria y Hacienda de Crédito Público (SHCP) envió un comunicado donde celebraba el avance que había tenido el país en el conteo de competitividad global 2011-2012 del Foro Económico Mundial (WEF).

De los 142 países analizados, Suiza resultó la economía más competitiva, mientras que en América Latina y el Caribe, México fue el que más avanzó en competitividad, subiendo ocho lugares.

Además, de los avances de estabilidad económica, inflación, tasas de interés, política fiscal, y diversificación, el WEF destacó en las empresas mexicanas un mejor clima, el amplio tamaño del mercado, así como las nuevas tecnologías e infraestructuras.

Sin embargo, tanto los empresarios mexicanos como el mismo organismo lamentaron que todavía haya elementos como “la violencia y el crimen organizado, la limitada capacidad de innovación e insuficiente gasto en investigación y desarrollo por parte de las empresas”, que no lo dejan avanzar más en este sentido.

Entonces, ¿cuáles son las acciones que deberían seguir las empresas mexicanas para incrementar su competitividad?

Obstáculos a superar

En su último informe, el WEF subrayó que las empresas mexicanas deben luchar por aumentar su grado de competencia dentro de los mercados internacionales. Para ello el país debe mejorar sus puntos más débiles, entre los que destacan:

Inseguridad

La institución remarca que el país aún debe luchar para eliminar problemas que le restan productividad, como la inseguridad generada por las altas cifras de crimen organizado que posee el país y los problemas que ello atrae. Pone junto a este punto y la mediana calidad de la educación en las áreas de ciencias y matemáticas.

Sistema laboral

Otro gran obstáculo observado por el WEF es la poca eficiencia de su sistema laboral, ya que existe un desfase importante entre salarios y nivel de productividad. Además, las instituciones nacionales deben pugnar por aumentar su transparencia y la facilitación de sus procesos.

Logística

“Hay problemas claros en las cadenas logísticas y ello impacta directamente en la competitividad de las empresas mexicanas”. El gobierno y las instituciones relacionadas con este índice deben enlazar al sector de la transportación de carga aérea, marítima, terrestre y ferroviaria con la oferta exportable de las empresas.

Las claves para mejorar

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), por su parte, considera que los factores que impiden a las ciudades mexicanas ser competitivas son los recursos y la continuidad, además de la innovación y el cambio tecnológico, que de paso son factores de impacto en el crecimiento económico.

Entonces, para que las empresas mexicanas sean más competitivas, sobre todo en un mundo globalizado, deben contar con capitales financiero y humano para estar inmersas en las nuevas tendencias.

Esto es, el empresario mexicano requiere de capacitación y de profesionalización en sus procesos administrativos para aprovechar tratados de libre comercio, establecer alianzas de negocio, realizar estudios de mercado, análisis de planeación estratégica para expandir su negocio, atender el área administrativa, entre otros. Aunado a esto, no hay conocimiento por parte del empresario si sus productos son competitivos, con las condiciones para llegar a los mercados internacionales que demandan calidad y precio.

Empresas, afectadas por el medio

Las empresas también tienen su propia visión del asunto. Alberto Fernández Garza, ex presidente de la Coparmex y actual presidente del consejo de Pyosa, indicó que si bien aquellos aspectos que caracterizan a una empresa con capacidad de igualarse a sus símiles de todo el mundo son la organización, el diseño para competir, su tecnología y su calidad, hay otros elementos que, de faltar, generan un mayor daño.

Al decir esto, se refiere al ambiente en el que se desenvuelven, “que puede ser hostil o amigable”. En esto se pueden considerar: el costo de servicios, el costo y la calidad de la mano de obra, el costo de materias primas, la fortaleza relativa de la paridad, el costo del dinero y el nivel de sobrerregulación del gobierno. “Todo esto se resume en tener o no empresas competitivas”.

Particularmente en México,-asegura Fernández- no tenemos esas ventajas en la paridad, y debemos enfrentarnos a la competencia mundial basados en nuestra propia productividad.

Conclusión

En nuestro país existe un bajo promedio de competencia en el mercado empresarial un claro ejemplo de ello es que en el 2012 el mercado externo tubo una desaceleración lo cual significa una baja productividad de la economía en el país debido a que en promedio era del 10.6% solo se obtuvo 6.1% de ventas externas, entre 1994 y 2012 el promedio del crecimiento de la economía en México fue de 2.6% y la tasa de desempleo paso de 2.1 millones a 2.6 millones.

Esto significa que ya sea el nivel económico y la generación de empleos influyen directamente para tener un marco de competitividad empresarial estable, sin un mercado de clientes a dónde dirigirse no existe un crecimiento económico estable debido a que los inversionistas solo se enfocan a donde se crea un nicho de mercado estable. Ya sea en la implementación de tecnologías o las nuevas tendencias es un factor muy indispensable que las empresas mexicanas deben considerar debido a que con ello tienen más oportunidades de competir con empresas extranjeras.

Recalca la cita que los temas más importantes a considerar en el país son la competitividad, la innovación y la infraestructura. Por otra parte la inseguridad, los salarios y la forma de administrar las empresas, juegan un papel importante para la competitividad en México ya que de ello depende que la economía crezca y por tanto el mercado empresarial también.

Fuente de información

  • Altonivel (2014).”Competitividad de las empresas”, consultado el 01 de mayo del 2014. Disponible en: http//www.altonivel.com.mx/16584-que-necesitan-las-empresas-mexicanas-para-ser-mas-competitivas.html
  • Revista expansión (2013). “Crecimiento empresarial”, consultado el 01 de mayo del 2014. Disponible en: http//www.cnnexpansion.com/…/crecimiento-bajo-la-tenencia-de-mexico
  • Uvm (2013). “competitividad de las empresas mexicanas”, consultado el 01 de mayo del 2014. Disponible en: http//www.uvmnet.edu/investigacion/episteme/…/a_competitividad

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Hernández Gómez Mario Alberto. (2014, septiembre 1). Competitividad empresarial en México. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/competitividad-empresarial-en-mexico/
Hernández Gómez, Mario Alberto. "Competitividad empresarial en México". GestioPolis. 1 septiembre 2014. Web. <http://www.gestiopolis.com/competitividad-empresarial-en-mexico/>.
Hernández Gómez, Mario Alberto. "Competitividad empresarial en México". GestioPolis. septiembre 1, 2014. Consultado el 11 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/competitividad-empresarial-en-mexico/.
Hernández Gómez, Mario Alberto. Competitividad empresarial en México [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/competitividad-empresarial-en-mexico/> [Citado el 11 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de marthax en Flickr