Cómo mantener una actitud positiva a pesar de las adversidades

  • Autoayuda
  • 4 minutos de lectura

¿Te quedaste sin empleo?, ¿terminaste con tu pareja?, ¿perdiste a un ser querido?, ¿te diagnosticaron alguna enfermedad que no te la esperabas?, estás triste, desesperada, desolada, todo ves de color gris; pero tienes deseos de salir adelante, solo que en este momento se te hace difícil. En el artículo de hoy te doy varias estrategias para que logres recuperar la alegría y mantener una actitud positiva a pesar de las circunstancias.

Entiendo perfectamente como debes sentirte, sé por experiencia propia que después de una situación así, no es nada fácil levantarte y continuar. Toma su tiempo.

De hecho hace pocas semanas pasé por una situación bastante desagradable que me mantuvo por varios días triste, asustada y preocupada, pero como nada sacaba permaneciendo así, después de llorar y hacer todos los dramas que quise, me sequé las lágrimas, me quite el miedo y decidí afrontar la situación.

Y hoy te digo lo mismo a ti: llora todo lo que quieras, desahógate, pero luego levántate y empieza a buscar soluciones. Entiende que todo lo que te pasa, te pasa para bien. Cada problema por más difícil que parezca nos trae una bendición, una enseñanza, algo que necesitamos aprender.

Convierte tu problema en una oportunidad

Ante un problema, tienes dos opciones: quedarte eternamente lamentando, buscando culpables, preguntándote por qué, o levantarte y buscar soluciones, preguntarte el “para qué” de esta situación, que no es lo mismo que “el por qué”.

Quizá ese despido sea la oportunidad PARA QUÉ que empieces a crear tu propio negocio. O la ruptura de tu relación sirva PARA dedicar más tiempo a ti, para aprender a estar más tiempo contigo misma.

En mi caso, el nuevo desafío que estoy viviendo me está sirviendo para abrir mi mente a nuevas ideas, para conocer un mundo que antes desconocía, para entender conceptos que no comprendía.

Ahora mismo estoy leyendo un libro que si hace meses atrás me lo hubieran dado, no le habría puesto asunto, o en las primeras hojas ya me habría aburrido. Sin embargo ahora con esta situación de por medio, estoy muy entusiasmada leyéndolo y reflexionando con cada una de ellas.

He empezado a apreciar la vida aún más, a entender mejor a otras personas, a ser más humilde. Lo que me sucedió me sacudió por completo, y hoy a pesar de todo eso, agradezco que me esté sucediendo porque eso era lo que necesitaba PARA tener la conciencia y madurez que hoy estoy adquiriendo.

Entonces, en lugar de seguirte lamentando, pregúntate PARA QUÉ te está pasando ésta situación. Qué es lo que necesitas aprender y encuentra la oportunidad que hay detrás de todo esto.

Sal de la negatividad que te genera ese problema

Para de quejarte porque si lo sigues haciendo seguirás creando más momentos difíciles. Pero si en su lugar te enfocas en las soluciones, pronto todo este mal momento habrá pasado. Eso te lo aseguro.

Como dice el Dr. David Hawkins en su libro “Dejar ir: El camino de la Entrega”, una de las leyes de la conciencia es: “solo estamos sujetos a un pensamiento negativo o creencia si conscientemente decimos que nos aplica.  Somos libres de elegir no adquirir un sistema de creencias negativo”.

“Para que la negatividad aplique en nuestra vida, primero debemos suscribirnos a ella, y en segundo lugar, darle la energía de la creencia. Si tenemos el poder para manifestar la negatividad en nuestra vida, obviamente nuestra mente también tiene el poder de hacer realidad su contrario”.

Tomando el mismo ejemplo que pone el autor en este libro, esto quiere decir que, si en el noticiero anuncian que la tasa de desempleo se encuentra en su máximo histórico y escuchas la frase donde el comentarista afirma “No hay trabajo”, es ahí, donde tú tienes la libertad de elegir si crees o no en esa afirmación, si aplica o no aplica para ti, si le das o no poder a lo que acabas de escuchar.

Así como tienes el poder para darle autoridad y energía a esa creencia negativa, también tienes poder y energía para hacer realidad lo contrario, ¿cómo?, negándote a aceptar esa creencia negativa como una realidad para ti, y en su lugar, elegir enfocarte en los resultados positivos que deseas ver, buscando ejemplos de personas que estando en tu misma situación han logrado lo que tu deseas, y teniendo fe (la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve) de que así será.

Busca ayuda, deja de luchar sola

Si la situación que estás viviendo es más grande que ti, busca ayuda, no luches sola. Es verdad que para muchas de nosotras se nos hace difícil pedir ayuda, mas si estamos acostumbradas a ser nosotras las que solucionamos los problemas de los demás, pero en momentos como estos, déjate ayudar. Es lo mejor que puedes hacer por ti.

Busca a esas personas positivas, que te animan, te escuchan y te apoyan, quizá un consejo de ellas sea todo lo que necesites para levantarte y continuar. A mí lo que más me ha animado en estos momentos ha sido sentir el apoyo de las personas que más me quieren, y sobre todo haber descubierto el libro que ahora estoy leyendo, que llego a mí justamente pidiendo ayuda a otras personas.

Agradece todo lo que tienes en este momento

Quizá este instante sea la ocasión perfecta para detener tu marcha, tomar una hoja de papel y agradecer todo lo que tienes en este momento.

Haz una lista de por lo menos 20 cosas maravillosas que ya tienes en tu vida y agradece profundamente por ello. Estas pueden ser las cualidades que posees como persona, las cosas que tienes, el agua con el que te bañas, el sol que te brinda abrigo, los hijos que tienes, agradece todo por más pequeño que te parezca.

También puedes agradecer por todo lo que está por venir como si ya estuvieran en tu vida.

Si del agradecer haces un hábito diario, pronto tendrás más de lo que estás agradeciendo, además de que cada día estarás cargada de energía positiva que te ayudará a mantener tu actitud positiva ante la vida.

Aplica estas cuatro estrategias efectivas para devolverte la alegría y las ganas de continuar, y pronto estarás viendo tus problemas y adversidades desde otra perspectiva.

¿Espero que me cuentes cómo te fue?, y si te puedo ayudar en algo más, estaré encantada de poder hacerlo, solo házmelo saber.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Villa Vicky. (2015, noviembre 13). Cómo mantener una actitud positiva a pesar de las adversidades. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/como-mantener-una-actitud-positiva-a-pesar-de-las-adversidades/
Villa, Vicky. "Cómo mantener una actitud positiva a pesar de las adversidades". GestioPolis. 13 noviembre 2015. Web. <http://www.gestiopolis.com/como-mantener-una-actitud-positiva-a-pesar-de-las-adversidades/>.
Villa, Vicky. "Cómo mantener una actitud positiva a pesar de las adversidades". GestioPolis. noviembre 13, 2015. Consultado el 8 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/como-mantener-una-actitud-positiva-a-pesar-de-las-adversidades/.
Villa, Vicky. Cómo mantener una actitud positiva a pesar de las adversidades [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/como-mantener-una-actitud-positiva-a-pesar-de-las-adversidades/> [Citado el 8 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de nathanmac87 en Flickr