Cómo enfrentar los procesos de cambio organizacional

“Cambiar el rumbo es de sabios, pero accionar para alcanzarlo es una cuestión de liderazgo”

No importa si ha invertido años en hacer las cosas de la misma manera, siempre es un buen momento para cambiarlas y hacerlas diferentes.

¡Apáñese del talento que le rodea e invierta en ellos, pues ahí está la solución a sus problemas!.

La única ventaja sostenible en el futuro, es la rapidez para reinventarse y esto sólo es posible hacerlo, a través de la exposición del talento de su gente. ¡De ahí la importancia de la forma en cómo los lidera!

He podido constatar que las posibilidades de cambio siempre se presentan en el transcurso del tiempo. Sea de manera obligada o no, pero siempre la vida nos lleva al momento de tomar decisiones que actualizarán el contexto en el que nos movemos.

La situación que prevalece en nuestro país, no es fácil y para muchas empresas es ya un tema delicado, de ahí que necesitemos de cuantas reformas sean necesarias para volver a generar la credibilidad de las fuentes de inversión, pero sobre todo de quienes tenemos puestas nuestras esperanzas en que podemos hacer más y mejores cosas en nuestra área de influencia. Pero, ¿Cómo podemos transitar en un proceso de cambio sin lastimarnos demasiado?. Aquí le doy algunos consejos que pueden serle útiles:

  1. Recupere su imagen ante la gente que trabaja con usted: Comience por ganarse de nuevo a su gente. Cambie su manera de liderar y muestre congruencia entre lo que dice y lo que hace. Ellos necesitan de creer en la persona que los dirige. Usted, es el responsable de darles rumbo y esperanza en el futuro, usted debe inspirarlos a darlo todo y más. ¡Este es su papel!
  2. Antes de liderar a otros, diríjase a usted mismo, excepcionalmente bien: Debe estar consciente que para liderar a otros, usted debe comenzar en su interior y hacerlo con usted mismo. Se trata de un asunto de ¡congruencia!.
  3. Tiene el talento tan cerca de usted y no lo utiliza, ¿por qué no hacerlo?: Usted debe confiar en el potencial de su gente, de lo contrario, ¿Cómo justifica su contratación y adhesión a sus planes y proyectos?. Denles la oportunidad de hacer cosas diferentes y de aportar ideas. Finalmente la contratación es sangre nueva que puede renovar y oxigenar su organización.
  4. Cercanía, cercanía y más cercanía: Entre más se distancie de su gente, menor es el grado de compromiso que éstos tendrán con usted y sus planes. No se puede pensar en un ejercicio de liderazgo superior, sin grandes relaciones de confianza con su gente. Muestre interés en cada miembro de su equipo si lo que desea es exponer al máximo su potencial.
  5. La innovación comienza en uno mismo: O cambia y hace cosas diferentes o pierde, ¡punto!.

“Entre más se distancie de su gente, menor es el grado de compromiso que éstos tendrán con usted y sus planes”

Si el futuro lo rebasó, usted tiene la obligación de reinventarse. Está frente a la posibilidad de reconvertirse desde lo más profundo de su ser para tener la posibilidad de mantenerse en el juego de la vida. Así en la Organización, usted tiene que cambiar cuantas cosas (procesos, manera de hacer las cosas, etc.) sean necesarias para poder salir adelante en medio de un futuro difícil que se le viene encima.

Veamos lo siguiente: Si el momento que está viviendo le exige realizar cambios tecnológicos, cambios en sus procesos e incluso, cambiar de dirección, necesitará de personas que junto a usted puedan hacer posible que ésto suceda. Es decir, usted ya debe estar rodeado de líderes (no necesariamente personas afines a usted), que tengan un alto grado de influencia y que sigan comprometidamente su visión para poder lograr que el resto de la organización los siga.

Usted necesita estar cerca de toda la gente que le rodea para conocer sus alcances, para conocer sus áreas de oportunidad y trabajar en ello hasta alcanzar su exposición magistral en el día a día. Concéntrese en las habilidades y capacidades personales que le hacen grande a cada persona que le rodea, deje de estar viendo únicamente sus defectos o los momentos de verdad en que no pasan la prueba. Aprenda a multiplicar los casos de éxito y use el reconocimiento para ello. ¡Invierta en ellos!.

Recuerde siempre: “El costo de la ignorancia es mucho mayor que cualquier monto que utilice para entrenar a su gente”. Hoy día, uno debe aprender a “accionar mejor y más rápido que los demás”, pues el mercado se está moviendo a una velocidad increíblemente fuerte. Así que, entre más pronto avancemos en nuestro ejercicio de liderazgo, más pronto tendremos la posibilidad de hacer los cambios que sean necesarios con nuestra gente para alcanzar un desempeño por encima del nivel proyectado en nuestros planes de negocio.

“La calidad la reconocemos cuando la vemos y cuando la experimentamos, no hay otra manera de hacerla patente en los clientes”

Accionar más y mejor implica, ponernos a trabajar cuanto entonces antes en desarrollar una mejor forma de dirigir a nuestra gente, de hacerles sentir que la visión de nuestro negocio es un asunto de vivirse y practicarse y no de una mera redacción que adorna las paredes de nuestro edificio corporativo.

El Cliente debe percibir que lo que le damos, va más allá que el simple producto o servicio al que en algún momento nos comprometimos dar. Siempre he pensado que “La calidad se reconoce cuando la vemos y la experimentamos”.

No es un tema de imagen solamente, es la experiencia misma que el Cliente tiene con todo aquello que le proporcionamos, sean productos o servicios. Es el valor percibido que el Cliente da a lo que hacemos, es lo que le mostramos desde el corazón de nuestro negocio y él aprueba o desaprueba respecto de nosotros.

He venido recomendando trabajar mucho hacia el interior de nuestra organización si queremos que el Cliente perciba lo mejor de nosotros. Es importante hacer escuchar en cada persona de la empresa, la voz y necesidades de aquellos a quienes nos debemos para hacer posible un proceso de Alineación Integral en nuestro negocio.

La reconversión es un proceso intencional de cambios profundos, de desaprender para volver a fijar nuevos puntos de referencia y como consecuencia de ello, ganar una posición decorosa en el mercado. “La mejor forma de realizar la reconversión de nuestro negocio es entrenándose para hacerlo en grande”.

Visualice un futuro a partir de hacer lo que jamás ha intentado. ¡Su tiempo ha llegado!

Cambiar y cambiar

Jamás podré predecir un buen futuro para ninguna empresa o persona, si éstos no se mantienen en constante aprendizaje. Hoy en día, los verdaderos líderes se aventuran a experimentar las nuevas formas de obtener éxito.

Están apostando a la innovación. Los países tienen un peso específico en su crecimiento, basándose en los montos que destinan para éste campo. Pero no puede haber innovación sin liderazgo, pues van de la mano. Depende uno del otro para coexistir, para darle vida a las ideas y para abandonar las críticas de los detractores. Son momentos de poner a prueba el talento de las personas que nos rodean y no nada más tener claro que hemos contratado a buenas personas que encontramos en el mercado laboral.

Su obligación como líder, es empujar a cada persona a ser y a dar mejores cosas cada vez. Es tiempo de facilitar el accionar de la gente en términos de pensamiento y acciones. Ha llegado el momento de ¡Pensar diferente! como decía Steve Jobs., no hay cabida para aquellos que piensan en hacer y dar lo mismo por lo que se les paga. Son tiempos de abandonar terrenos conocidos y de salir de nuestra “zona de confort”.

Debemos tener el valor de arriesgar incluso la silla en la que nos sentamos habitualmente para recorrernos las mangas al codo y ponernos a hacer aquello que no nos hemos atrevido a hacer. Para entrar en un proceso de reconversión completa y de innovación permanente, se requiere de su liderazgo y el de su gente. Ha llegado la hora de morir para los Jefes tradicionales, apegados a las antiguas reglas y modelos del pasado.

Entienda que la única regla que hay en el mercado es el cambio, y usted va por delante de él o llegará muy tarde a posicionarse como líder frente a sus competidores, y si ésto sucede, seguramente pronto sus clientes le tendrán menos aprecio a lo que hace, y su marca, servicio y producto podrían pasar al olvido, con las consecuencias económicas que ésto significa.

Sigo pensando que el liderazgo es el motor de nuestro éxito, así que aférrese a él y haga del mismo una práctica en todos los rincones de su negocio. Si requiere ayuda de profesionales, búsquela donde se encuentre, si necesita la mejor, siempre podrá encontrarnos disponibles para ayudarlo en éste sentido.

Reflexión final

“Su responsabilidad, ciertamente es tener a los mejores de su lado, pero motivados a dar el máximo de su potencial en favor de aquellas personas a quienes la organización sirve: ¡Sus Clientes!.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Arias Romero Jorge Arturo. (2014, agosto 8). Cómo enfrentar los procesos de cambio organizacional. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/como-enfrentar-los-procesos-de-cambio-organizacional/
Arias Romero, Jorge Arturo. "Cómo enfrentar los procesos de cambio organizacional". GestioPolis. 8 agosto 2014. Web. <http://www.gestiopolis.com/como-enfrentar-los-procesos-de-cambio-organizacional/>.
Arias Romero, Jorge Arturo. "Cómo enfrentar los procesos de cambio organizacional". GestioPolis. agosto 8, 2014. Consultado el 2 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/como-enfrentar-los-procesos-de-cambio-organizacional/.
Arias Romero, Jorge Arturo. Cómo enfrentar los procesos de cambio organizacional [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/como-enfrentar-los-procesos-de-cambio-organizacional/> [Citado el 2 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de idletype en Flickr