Cómo elegir a un empleado

  • Talento
  • 2 minutos de lectura

¿A quién elegiría Freud para trabajar con nosotros?

O el dolor de cabeza de un jefe de recursos humanos.

Freud intentó buscar una solución para los neuróticos, se empecinaba en encontrar las fuentes de sus conflictos, aquellos sucesos oscuros fuertemente guardados en el inconsciente que se transformaban en “impulsos reprimidos”.

Pero un solitario jefe de recursos humanos de una empresa (solo ante tantos enigmas), tiene el gran desafío que encontrar el talento entre los prospectos de un mar de candidatos que guardan muy bien sus conflictos humanos.

Saber quién es quién se convierte en un dolor de cabeza para un especialista en gestión de talento. ¿Y si logra evadir los test? ¿Qué es mejor el filtro técnico o “el ojo del amo engorda el caballo”?

Freud, el gran siquiatra austriaco, autor del sicoanálisis, escarbó tras los sorprendentes “actos fallidos” que producían el desconcierto en sus pacientes. Un “corte circuito” momentáneo que me hace dudar de lo que quiero, de lo que me sucede, y por tanto, de lo que quiero decir.

Pero una vez visitando a un jefe de talento humano de una gran empresa, lo vi envuelto en una gran incertidumbre, su rostro expresaba su intensa agonía y miraba angustiado hacia unos papeles.

No sé, me dijo, sin que yo le preguntara sobre qué le sucedía. No sé lo que tengo delante, y encima de su escritorio reposaba nada menos que una larga hoja de vida de una chica con rostro inteligente y tez muy blanca.

¿Qué le ves?, le pregunté. No sé, el rictus de sus labios. Ufff…  le expresé, no me digas que la curva de sus rojizos belfos te hace dudar.

Me hace dudar todo, me dijo. Se trata del temor a lo que denomino el “perfecto engaño de una hoja de vida”.

Cómo saber que detrás de esa bella estampa está la persona que necesito, me manifestó, y agregó:  la hoja de vida es implacable, eso es lo que más me preocupa.

¿Qué sospechas detrás de la sugerente imagen de esa joven?

Ufffff…. exclamó, que cuando el inconsciente aflore ya es tarde, la tengo entre nosotros sentado su puesto y hay que atenderla.

¿Te refieres a Freud? Sí, a los impulsos neuróticos, explicó, los sucesos reprimidos que un día explotan y crean situaciones nada fáciles de manejar.

Lo que abordaba mi amigo era la combinación de dos personajes públicos. Uno externo y otro profundamente asociado a  determinados sucesos alojados en el inconsciente y que se reflejan en contradicciones momentáneas.

Eso mismo sucede con las personas que toman cursos de comunicación. Vienen con un personaje marcado por viejos sucesos que se han convertido en conflictos insuperados y si logramos transformarlos desplegarían una nueva energía: es decir han pasado a ser personajes públicos libres de esas viejas presiones profundas.

Un empresario norteamericano demora seis segundos en leer una hoja de vida, lo que quiere decir que no la lee, que no le cree, que no le sirve para nada. Es un trámite formal. La tengo, ahora quiero verte, dice en su interior.

Detrás llegan los test, los tamices, la mirada sospechosa, la comparación con otro que se parece a esa persona, la famosa intuición, en fin, a una cadena de incógnitas que al final nos lleva a esta crucial conclusión: no estoy seguro hasta que no esté en su puesto y dando resultados.

Cómo hallar el verdadero talento humano detrás de una sonrisa o al final de una larga cadena de filtros fríos, mecánicos, masivos, tecnológicos, coladores humanos y maquinales.

Por eso, antes de abandonar la oficina, la última frase de mi amigo jefe de recursos humanos, fue una interrogante lapidaria: ¿A quién elegiría Freud si estuviera entre nosotros?

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Garrido Jorge. (2013, julio 18). Cómo elegir a un empleado. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/como-elegir-a-un-empleado/
Garrido, Jorge. "Cómo elegir a un empleado". GestioPolis. 18 julio 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/como-elegir-a-un-empleado/>.
Garrido, Jorge. "Cómo elegir a un empleado". GestioPolis. julio 18, 2013. Consultado el 3 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/como-elegir-a-un-empleado/.
Garrido, Jorge. Cómo elegir a un empleado [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/como-elegir-a-un-empleado/> [Citado el 3 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 33925187@N00 en Flickr