Clases de cuentas en el ejercicio de la contabilidad

Desde tiempos pasados la cuenta es básica para hacer contabilidad por razones que es la manera de clasificar los movimientos financieros y así identificar que registros se deben hacer. La cuenta tiene una identidad propia, es decir, en una cuenta existen movimientos que se registran contablemente. La cuenta es donde se registran los movimientos financieros, cada empresa nombre de diferentes formas a las cuentas de acuerdo al giro de la ésta.

“La cuenta se puede definir como el instrumento de representación y medida de un elemento patrimonial. La cuenta es el instrumento que refleja la situación inicial y las variaciones que experimentan cualquier otro elemento patrimonial” (Pérez, 2010:39).

La cuenta es la base para hacer contabilidad pues esta es la que guarda la información de los movimientos de una empresa ya sea lucrativa o no lucrativa.

En relación a esto hay diferentes clases de cuentas que cada administrador o contador saben utilizar de acuerdo a los movimientos de la empresa, estas cuentas es donde se registran la información para hacer los estados financieros.

Las clases de cuentas se dividen para facilitar el entendimiento de las cuentas para saber que movimientos le corresponde a cada una.

Antes de habla de todas Las clases de cuentas, es importante saber que una cuenta se presenta en una T de mayor o ya sea en un libro de mayo, bueno ahí es donde se anotan los nombres de las diferentes cuentas, sus aumentos y disminuciones y claro sus saldos, de los movimientos que se realizan en un tiempo determinado.

“Las cuentas se llevan en un libro que se denomina mayor en el cual se dedica una hoja para cada concepto o grupo de valores iguales, dedicando un lado de ella para los aumentos y el otro para las disminuciones” (Anzures, 2000:19)

Es la estructura de la cuenta que da pie a hacerse en reglas de T o en libros de mayor por razones que la cuenta consta de aumentos y disminuciones, a lo que es conocido como él debe y el haber.

Las cuentas como en todos los tiempos siempre ha existido para controlar los movimientos desde en los tiempos de los mercaderes y los cambistas; en esta época empezaba a darse  el trueque y ya en esos momentos también ya ponían nombre a sus productos, a sus clientes, etc., ¿cómo  sería la contabilidad en esos tiempos, hablo de los comienzos del trueque? Es lógico pensar que ya tenían cuentas porque siempre en nuestro país nos hemos regido por el sistema capitalista y eso hace o ha hecho que todo se mueva económicamente de manera de obtener plusvalía y que tenga valor en moneda.

La cuenta siempre tiene un saldo ya sea deudor o acreedor de acuerdo al tipo de asientos que se hagan, es decir, que una cuenta siempre tiene un saldo aunque no tengan movimientos seguidos. El saldo es un elemento de la cuenta así como el nombre, el cargo, y el abono. Estos son los elementos con los que se integra la cuenta.

Es importante saber la clasificación de las cuentas para ubicar que tipo de movimientos se deben hacer en estas, por ejemplo sino supiéramos que la cuenta e caja es una cuenta deudora , una cuenta de activo pues no sabríamos  cuando se abonaría y cuando se cargaría, es decir, no sabríamos cuál sería su origen y su aplicación.

Esta es la razón por la cual se dan las clasificaciones; las cuantas se ordenan de acuerdo a las disminuciones y aumentos de las cuentas, esto hace una regla de abono y cargo en cada cuenta.

Reglas para cargar y abonar
Reglas para cargar y abonar

Es simple como lo muestra la regla de cargos y abonos que a toda cuenta se disminuye o aumenta de acuerdo a la clasificación que esta se encuentre.

Como se clasifica una cuenta. Unas de las clasificaciones de la cuentas es  por su saldo ya sea deudor o acreedor, también por el tipo de realización de estados financieros.

Así que la clasificación por saldos es: las cuentas deudoras son las de activo y cuentas de gasto.

Y las cuentas acreedoras son las del pasivo y cuentas de ingreso.

Como anteriormente mencionamos la regla del cargo y el abono ahí se muestra cuando se disminuye y aumenta de acuerdo a las cuentas por saldos, si él debe es mayor que el haber es una cuenta deudora como por ejemplo: caja, banco, capital social etc.

Siguiendo las cuentas de saldo acreedor es cuando él debe es menor que el haber, estas serán cuentas del pasivo y cuentas de ingreso, un ejemplo es la cuenta de proveedor, acreedores diversos y las de ingresos son las de ventas, ingresos financieros, etc.

A todo esto significa que cada cuenta tiene de naturaleza un tipo de saldo y que por esa razón se clasifican en cuentas deudoras o acreedoras, sólo hay que saber que movimientos debe tener, es decir, cuál es su movimiento en el momento de hacer un cargo si ésta disminuye o aumenta, eso es lo básico para saber como utilizar una cuenta y no tener errores al momento de registrar los movimientos financieros.

Las cuentas también se clasifican por cuentas administrativas y de resultado. Las cuentas administrativas son las cuentas que nos sirven para realizar todos los movimientos de la empresa que no solo abarca el giro de esta empresa sino también los pagos a los empleados, los gasto de mobiliario, créditos que hacen la empresa, compras de equipos, etc.

Las cuentas de resultados son las que se refieren a las cuentas de las ventas, gastos sobre ventas, gasto de operación, esta son las que se utilizan para hacer el estado financiero de resultados.

“La selección y número de las cuentas que utiliza una empresa dependiente de las partidas que generalmente aparecen en el balance general y en el estado de resultados. Los nombres de las cuales deben ser sinónimos de los títulos de las partidas en los estados. Por lo tanto, las cuentas se clasifican generalmente en dos grupos generales:

A. Cuentas del Balance General

  • Cuentas del activo
  • Cuentas del pasivo
  • Cuentas del capital

B. Cuentas de resultados

  • Cuentas de ventas
  • Cuentas de gastos” (Holmes, Maynard, Don Edwards, Meier, 1981:44).

Cada empresa utiliza sus cuentas porque depende de estas, por ejemplo no pueden tener los mismos tipos de cuentas una empresa de giro de alimentos que una constructora por razones obvias son giros totalmente diferentes, es por eso que se menciona en la cita anterior que las cuentas se manejan de acuerdo al balance general y a el estado de resultado de cada empresa.

Se puede clasificar también las cuentas de Balance general en cuentas permanentes.

“Cuentas  permanentes son aquellos cuyo saldo pasa de un ejercicio al siguiente y pueden considerarse como tales las de activo, pasivo y las de capital” (Anzures, 2000:21).

Esto significa que las cuentas no se saldan, es decir, no se cierran, quedan con saldo y que son útiles para el siguiente ejercicio.

“Cuentas transitorias son las de resultado, pues durante un periodo o ejercicio se abren para registrar los gastos y productos, al final del mismo se cierran para concentrarlos en la cuenta de capital, determinándose con ello la utilidad o perdida liquida” (Anzures, 2000:21).

Estas cuentas tienen que cancelarse al termino del ejercicio no pueden quedar abiertas se cancelan una de estas cuentas transitorias o también llamadas cuentas puentes, una de estas es la de costo de ventas.

Bueno ya hemos explicado las diferentes clasificaciones de las cuentas y las reglas del cargo y el abono. En relación a todo esto lo básico para entender que es una cuenta es saber que es un nombre genérico que se le da a los bienes, valores o los servicios que tiene el negocio.

Con las clasificaciones de las cuentas el control de un negocio es totalmente  eficiente porque con ello se sabe que tipo de movimientos se deben hacer en cada cuenta, es decir, que si cargan disminuyen o aumentan el saldo o viceversa.

Este es el objetivo de saber la clasificación de las cuentas, ¿Cómo sería si todas las cuentas tuvieran la misma estructura? Simplemente no se pudiera cumplir la regla de la partida doble.

La clasificación de las cuentas es fundamental para saber hacer los estados financieros, así en consecuencia, dar la mejor información financiera para la empresa lucrativa o no lucrativa.

Bibliografía

  • Pérez R, (2010). Técnica Contable. México: Editex.
  • Anzures, M, (2000).Contabilidad general. México: Porrua.
  • Holmes, Maynard, Don Edwards, Meier, (1981). Contabilidad Básica. México: Continental.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Lázaro Yalina Lizeth. (2013, abril 16). Clases de cuentas en el ejercicio de la contabilidad. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/clases-de-cuentas-en-el-ejercicio-de-la-contabilidad/
Lázaro, Yalina Lizeth. "Clases de cuentas en el ejercicio de la contabilidad". GestioPolis. 16 abril 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/clases-de-cuentas-en-el-ejercicio-de-la-contabilidad/>.
Lázaro, Yalina Lizeth. "Clases de cuentas en el ejercicio de la contabilidad". GestioPolis. abril 16, 2013. Consultado el 6 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/clases-de-cuentas-en-el-ejercicio-de-la-contabilidad/.
Lázaro, Yalina Lizeth. Clases de cuentas en el ejercicio de la contabilidad [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/clases-de-cuentas-en-el-ejercicio-de-la-contabilidad/> [Citado el 6 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de chennien en Flickr