La importancia y rol del reconocimiento en el trabajador

Autor: Ing. Carlos Mora Vanegas

OTROS CONCEPTOS Y HERRAMIENTAS DE RR.HH.

07-2007

Al vencer sin obstáculos se triunfa sin gloria.
Corneille

FUNDAMENTO, ALCANCE

Todo trabajador de una empresa con la cual esta identificada y desempeñando sus funciones de acuerdo al cargo que desempeña, confía que sus autoridades le reconocerán su eficiencia y productividad, así se encontrarán a gusto en la organización y considerará que son tomados muy en cuenta.

Mayerlin Fernández participante del programa de Postgrado de la especialidad de gerencia de la Calidad y productividad del Área de Postgrado de Faces, de la Universidad de Carabobo, Valencia, Venezuela al respecto opina, que El humano es el principal recurso con el que cuenta una empresa, y el que puede llevarla al éxito o al fracaso. Aquellas compañías que lo entiendan, estarán en franca ventaja sobre aquellas que no lo hagan.

Evaluar el desempeño de los empleados es fundamental para establecer cuánto contribuye cada persona al logro de los objetivos de la empresa, y es necesario para la toma de decisiones gerenciales tales como promoción, formación, contratación, despidos, aumentos de salario, entre otras.

Evaluar el desempeño es una de las tareas más delicadas e importantes que enfrenta un gerente. Hacerlo en forma justa, basado en estudios formales y no en apreciaciones subjetivas, es clave para la carrera de los empleados y del propio gerente.

Esos países que están ubicados en el "primer mundo" están muy claros que la única vía para garantizar el desarrollo personal exitoso es por medio de los sistemas educativos de calidad, en donde la relación: "facilitador-participante" sea cada día más homogénea y apegada a las grandes transformaciones mundiales, cuya meta fundamental es: educar para un trabajo de excelencia, basada en altos principios y valores ciudadanos, que enriquezcan el desarrollo y supremacía de ellos en esta aldea.

Las personas, por medio de los procesos y sistemas educativos desarrollan y reafirman sus competencias más importantes -y están conscientes en esto- para poder ofrecer a las sociedades y organizaciones en donde actúan sus servicios tales como: trabajo, esfuerzo, compromiso, habilidades y dedican a esto el tiempo que sea necesario para garantizar contribuciones de excelencia que ayuden al éxito social y organizacional.

Mientras que estos dos entes últimos para satisfacer las necesidades fundamentales de las personas ofrecen ante todo: "el bienestar de la ciudadanía y de sus trabajadores"; garantizan escenarios donde reine la seguridad, donde existan infinitas oportunidades de empleo, donde se dispensen extraordinarios servicios de salud, con una remuneración altamente competitiva a nivel globalizado, con sistemas de educación y de capacitación de una calidad sobresaliente. Con estos componentes de los escenarios sociales y organizacionales, las personas tienen una expectativa que su participación satisfaga sus necesidades básicas.

Tendente al logro de este objetivo fundamental, un alto porcentaje de las personas, está dispuesto a incurrir en ciertos esfuerzos por cuanto esperan que la satisfacción de sus necesidades primarias sean satisfechas al máximo, evaluando constantemente el logro de las mismas, mediante sus sistemas de valores y principios, que en todo momento deberían estar alineados con su nación o con su organización.

Tanto en al ámbito social como organizacional, siempre existe una relación de intercambio entre las personas y los contextos en donde actúan; la manera como satisfacer los propósitos personales incide sobre la percepción de la relación, que podrá ser satisfactoria para los miembros de esas comunidades en la medida que las recompensas recibidas estén por encima de los niveles de exigencias. Existe un axioma en el mundo organizacional, traído de la sociedad: "las personas ingresan en las organizaciones cuando el nivel de sus expectativas individuales sea superior a sus esfuerzos".

Los procesos de frustración se deben a que las personas piensan que sus esfuerzos personales sobrepasan las satisfacciones que obtienen y, por supuesto, estarán dispuestas a dejar la organización o residenciarse en otras naciones, si le es posible. En contraposición de esta coyuntura, las organizaciones por su parte, esperan que la contribución de cada persona sobre pase los costos de tener personas en la organización; es decir, en otras palabras, la organización espera que las personas contribuyan con más de lo que ella les brinda.

Estos escenarios en los ámbitos sociales de los países industrializados es totalmente diferente, estos estados le ofrecen mucho más bienestar a su habitantes que los esfuerzos que ellos pueden dar. Mientras que en los países en vías de desarrollo el nivel de frustración es cada día más crítico, por cuanto en los últimos años, ha aumentado considerablemente la pobreza crítica y las pocas posibilidades de hémelos sanos y satisfactorios, además que la calidad de los sistemas educativos deja mucho que desear.

En el caso particular de Venezuela se necesita sin lugar a dudas, un desarrollo humano sustentable a través de un trato personal e individualizado, tanto a nivel social, como organizacional, básicamente porque hasta ahora el papel del RRHH ha sido considerado sólo como parte del proceso productivo, sin que exista una sinergia y verdadero aprovechamiento del talento.

Deyvi Rivas al respecto opina, que en la actualidad, el talento en la empresa se ha convertido en la clave para el éxito de las empresas más competitivas. Existe una escasez de recursos humanos cualificados y esta nueva realidad exige que, entre todos, se avance en soluciones que permitan atraer y retener el talento en las organizaciones. Es importante que las organizaciones comprueben que mediante la puesta en marcha de programas de reconocimiento es posible crear un nuevo escenario laboral, en donde las personas se sientan motivadas y apoyadas, generando una plantilla más comprometida, productiva y fiel.

Para usar un reconocimiento eficaz, el tiempo es oro y, por ello, requiere dedicación.

Siempre hay cualquier cosa más importante que priorizar el reconocimiento. La gente no sabe realmente cómo darlo eficazmente, por lo que tiene malas experiencias cuando lo hace.

Extienden el 'café para todos' cuando lo hacen y finalmente las empresas dudan sobre sus efectos. Para ello es necesario inculcar la cultura del reconocimiento a través de una buena formación y preparación de los mandos y directivos.

La claridad y la consistencia son fundamentales. La gente necesita ver que cada persona que hace la misma contribución recibe un mismo reconocimiento por sus esfuerzos, así como es muy importante reconocer el trabajo de todos los que contribuyeron al éxito de un proyecto.

Se recomienda a las empresas que establezcan criterios que definan claramente a la persona adecuada para recibir el reconocimiento. Decidir qué es lo que realmente desea alcanzar, a través de sus esfuerzos en reconocimiento y establezca oportunidades que enfaticen y refuercen sus objetivos. Las estadísticas demuestran que la forma más eficaz de reconocimiento tanto formal como informal para organizaciones de tamaño medio, es la que proviene del superior directo al empleado. Tiene sentido desde el punto en que el supervisor es el vínculo tangible entre el empleado y el nivel superior de la empresa.

Los beneficios de implantar una cultura de reconocimiento, si se toma en serio y se preocupa por lo que hacen y cómo lo hacen sus empleados, tomarse muy en serio el reconocimiento, ya que es la mayor herramienta de motivación para ello.

Ing. Carlos Mora Vanegas El Dr. Mora es Ingeniero - Administrador, Profesor Titular en el Área de estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo (Venezuela) cmoraarrobapostgrado.uc.edu.ve   camv12arrobahotmail.com 

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.